historiasde emprendedores

Proyecto apoyado por historiasde emprendedores NÚMERO 1 - MARZO DE 2013 MI LADO VERDE “Esperamos crecer en conjunto, replicar esta idea y enseñarle...
1 downloads 2 Views 1MB Size
Proyecto apoyado por

historiasde emprendedores NÚMERO 1 - MARZO DE 2013

MI LADO VERDE

“Esperamos crecer en conjunto, replicar esta idea y enseñarle a la gente” WILUG

LUIS CARMONA AMENÁBAR

MIO CAPRICCIO GOURMET

Un sueño familiar que se basa en la perseverancia

Visión de futuro y convicción a toda prueba

Exaltando los sentidos a través de nuevos sabores y texturas

visite www.historiasdeemprendedores.cl

02

historiasdeemprendedores

Marzo de 2013

Editorial COMENZANDO A EMPRENDER Emprender en la sociedad actual suele parecer una idea interesante e incluso entretenida, comenzar con algo nuevo que nos brinde independencia y la satisfacción de tener algo propio es algo muy tentador, pero para materializar estos sueños es necesario dedicar tiempo y hoy en día el tiempo es escaso. Perseverancia y dedicación parecen ser los requisitos para hacer realidad los sueños y convertirse en un emprendedor exitoso. Hay que estudiar el mercado, identificar y analizar los diversos factores que influirán en el proceso de concretar nuestro proyecto empresarial. Por este motivo, necesitamos acercar el mundo de los negocios y dar a conocer los pasos a seguir para concretar nuestras ideas de emprendimiento a través de historias de personas comunes que han superado los obstáculos y han logrado sacar adelante su propia empresa. Les damos la bienvenida al mundo de las oportunidades en esta primera edición de Historias de Emprendedores, proyecto de apoyo al emprendimiento regional que busca ser una guía para quienes sueñan con materializar y posicionar su negocio.

historiasde emprendedores PROYECTO “DIFUSIÓN DE HISTORIAS DE EMPRENDIMIENTO A TRAVES DEUNA MULTIPLATAFORMA INFORMATIVA EN PRENSA, RADIO Y WEB, CON BASE EN DIARIO EL DIA” PRENSA DEL LIMARÍ LTDA. Brasil 431 - La Serena Región de Coquimbo JAVIER ROJAS DÍAZ COORDINADOR de PROYECTO

DANIELA GUAJARDO A. EDITORA de CONTENIDOS

SARA NÚÑEZ NETTLE PERIODISTA

JUAN PABLO OLIVARES O. DISEÑADOR MULTIMEDIA

De la venta de huevos al reconocimiento internacional

Un sueño familiar que se basa en la perseverancia “Mi mayor mérito, mi mayor triunfo y alegría es estar junto a mi familia en este proyecto en las buenas y en las malas”, cuenta Luis González, Gerente General de Wilug, empresa coquimbana que destaca por la innovación y el esfuerzo familiar.

T

rabajo en equipo y perseverancia es lo que mantiene el éxito de Luis González Alquinta, quien hoy es considerado uno de los casos más emblemáticos del emprendimiento regional gracias a su empresa Wilug, dedicada al rubro de prevención y control de incendios. Este empresario estudió prevención de riesgos en la Universidad Tecnológica de aquellos tiempos y comenzó a trabajar en los extinto-

res el año 1989 cuando le comentó sobre este sueño de formar una gran empresa a su señora, Rosa Tamsec, quien hoy sustenta el cargo de Gerente de control de gestión en la empresa que tanto los enorgullece. “Yo he sido perseverante desde siempre”, recuerda González y agrega que desde su juventud ha sabido enfrentarse a las dificultades, como cuando conoció a su mujer, “cuan-

do yo estaba en Calama llegó una mujer muy linda y yo era el patito feo y tenía que luchar con los ojos azules que había allá y ganó el patito feo con persistencia, con perseverancia, con hacer las cosas diferentes, para mí ese es mi primer emprendimiento”. La historia Mucho antes de comenzar con Wilug, Luis González partió como vendedor de huevos. “Aprovechamos la

oportunidad con mi esposa de que la señora que vivía cerca nuestro se fue y ella vendía huevos y como siempre tocaban la puerta preguntándonos si vendíamos huevos, decidimos vender y traer de la Recova, así empezamos a venderle a la gente que golpeaba”, cuenta. Poco a poco comenzaron a crecer con el negocio de los huevos y aumentaron las ventas, lo que dio paso a su más querido emprendimiento, “el regalón”, un quiosco que empezó a funcionar con tres frascos de confites, una cajetilla de cigarros y un teléfono que les abrió las puertas del mercado. Hoy “el regalón” tiene más de 30 años y no tienen ninguna intención de cerrarlo, “a pesar que en algún momento tuvimos muchos contratos mineros, decidimos no ce-

rrarlo, es nuestra cábala y lo queremos mucho”, se emociona al recordar. La historia de la familia González no ha estado ajena a las dificultades, la primera de ellas fue la crisis que sufrieron en los años 80, que dejó a Luis sin trabajo y con muchas cuentas que pagar, motivo por el cual se vieron forzados a ingeniárselas y dentro de ese ingenio llenaban bolsas de plástico con jugo y las congelaban para venderlas como helados en la playa. Se dedicaron a la venta de dulces, canapés y empanadas, todo para solventar los gastos que se presentaban día a día. “Esa crisis fue terrible. Ahí me quedé sin trabajo y coloqué este quiosquito y un día un señor de Guayacán me dice que le venda un cigarrito suelto. Como me vio hablando por

historiasdeemprendedores

Marzo de 2013 teléfono, me contó que en Guayacán no había dónde llamar así que me dijo: le voy a decir a la gente que usted tiene teléfono y los voy a mandar para acá. Así esta gente empezó a hacer el negocio”, cuenta. Después de estar nueve meses sin trabajo, Luis entró a trabajar a la pesquera San José como jefe de prevención de riesgos, pero nunca quisieron cerrar el minimarket porque ya habían vivido lo que era estar sin trabajo y para ellos era importante contar con un respaldo, algo que los ayudara en caso de otra crisis. ¿Cómo empezó a trabajar en el tema de los extintores? Se me ocurrió porque yo había trabajado de prevencionista y ahí habíamos tenido muchos problemas con los servicios de extintores, tal es así que no hice ningún trabajo acá, mandamos a hacer la recarga a Santiago, aprovechando los camiones. Una vez que entré a la pesquera San José me hacía cargo de los extintores, pero ahí no podía mandarlos a Santiago porque no lo permitían, entonces decidí enseñarle a un señor a trabajar como yo quería que se hiciera el negocio. Ese fue el primer atisbo de este gran sueño. Después un colega amigo me contó que tenía problemas con la recarga de extintores y empecé a contarle que yo quería hacer este negocio y él fue mi primer cliente, así empezó la cosa. ¿Por qué se decidió por este rubro? El tema de los extintores en ese tiempo era muy mal atendido, muy mal mirado, era como un tallerucho de tercera clase y como yo soy prevencionista y conozco del tema dije esto hay que hacerlo bien y se lo conté a mi familia y empezamos a buscarle un nombre, que nació con la inicial de mi hijo menor, Wilson; mi hijo mayor, Luiggi y la G de González, así se creó Wilug, un sueño cimentado en Dios y mi familia. Primeros pasos Este sueño no ha estado exento de obstáculos, como los que se vivieron en los comienzos con los temas administrativos. “Era muy lenta la tramitación con impuestos internos, no conocíamos el tema de la iniciación de actividades, los bancos no le prestaban plata a cual-

quiera, era todo lento, burocrático”, recuerda y añade “era todo un cuento para poder lograr una entrevista, para poder lograr que lo escucharan y con mayor razón lograr que nos ofrecieran la ayuda que buscábamos”. Para el empresario regional, siempre los más golpeados con las crisis financieras son los más pequeños, pero es ahí donde está la oportunidad de ver la fortaleza de sus propios trabajadores, “en estas crisis tuve la oportunidad de ver la fortaleza de mi gente y de la forma en que ellos estaban cohesionados conmigo en este objetivo porque cuando las cosas son bonitas todo el mundo baila, pero cuando se ponen feas la mayoría se va o abandona”, sentencia. Wilug partió con ayuda del Banco del Estado, con la que fue posible comprar una máquina que trajeron desde Alemania y que fue su gran adquisición. “De a poco fuimos financiando nuestro proyecto, esta casa estaba a la venta y la compramos a largo plazo, de esa manera fuimos entrando en el tema de los bancos para que nos ayudaran a crecer. Nosotros queríamos las cosas más rápidas, pero el banco era

muy lento y ahí entramos a los bancos comerciales”. Para Luis González y su familia, estas ayudas financieras fueron muy útiles para partir y de a poco le fueron dando un plus diferente a la empresa, implementando una infraestructura de mayor nivel, con oficinas, bodegas, equipos y talleres. “Una vez que la infraestructura estaba hecha había que pensar un poco en la parte administrativa, como podíamos visionar y mejorar la empresa, como podíamos profesionalizar nuestros procesos y ver nuestras debilidades. Ahí aparece Corfo, que se convierte en nuestro gran aliado”. Premio Pyme gestión competitiva Chile Calidad 2008 y Premio Plata FUNDIBEQ 2012, Wilug es hoy una empresa consolidada del rubro de la prevención y control de incendios, servicios de seguridad industrial, asesorías y mantenciones. La innovación y marcar la diferencia es lo que los motiva a ser siempre mejores y estar por sobre la competencia, “acá la competencia es muy conservadora, no les gusta hacer cosas nuevas”, asegura. Como una forma de diferenciarse, implementaron

charlas sin costo para enseñar a utilizar los productos y una planilla para la mantención de extintores. “Nosotros creamos una planilla y como la mantención de los extintores se hace una vez al año, en esa planilla anotábamos las fechas en que le hacíamos el servicio a los clientes y cuando llegábamos al onceavo mes le avisábamos al cliente que en un mes más vencían sus extintores”. Trabajo en familia Luis González manifiesta que una de las características de su empresa es el trabajo en familia y la perseverancia, “la gente debe saber que los que sustentamos un nivel un poquito diferente de los demás es porque hemos trabajado bastante antes de esto y porque hemos visto en cada oportunidad que se presenta la posibilidad de hacer un negocio”. Orgulloso de sus logros, González se emociona al hablar de su empresa y de lo que ha logrado hasta hoy junto a su familia y reconoce que trabajar en el rubro de los extintores le ha dado grandes satisfacciones, pero que ha sido siempre insistente porque “hay que estar siempre atento a lo que

pasa en el trabajo y algunas veces dejar los descansos de lado”. ¿Cuáles son los próximos desafíos de Luis González y la empresa Wilug? Nosotros siempre nos proponemos nuevos retos, nuestro más próximo desafío y último proyecto es Wilug forever, el Wilug por siempre. Yo tengo la convicción de que si hacemos

03

las cosas bien como las estamos haciendo somos capaces de permanecer en el tiempo y ahí quisiera que mis nietos trabajaran acá, que los hijos de mis trabajadores trabajaran acá y esto se proyectara en el tiempo. Ahí queremos ver si podemos incorporar a nuestros nietos para que ellos sigan en la senda de Wilug.

Nuevos emprendedores Luis González es un hombre que logra lo que se propone y que ha sabido vencer los obstáculos, por eso se considera un convencido de que todos los sueños y las ideas es posible aterrizarlos y ponerlos en el camino del emprendimiento. “Los sueños y las ideas deben ponerse en el carril del emprendimiento, solo se necesita amor por lo que uno quiere hacer, perseverancia, pasión, en ese camino hay piedras y hay también buenos momentos, satisfacciones y malos momentos, allí es donde se necesita para tener la fuerza de seguir adelante”, manifiesta. “Hoy en día tenemos mucha ayuda en las políticas que existen, está Corfo, Fosis, Sercotec y muchas empresas privadas que ayudan a los emprendedores, por lo tanto es más fácil bajar los sueños. El éxito permite tener la satisfacción de haber logrado algo, permite tener algunos gustos que no pensabas, como viajar al extranjero, conocer gente de otros países o ser reconocido por las autoridades como persona de trabajo. Esas son las satisfacciones, pero el camino es largo, lo único que se requiere es perseverancia, pasión y muchas ganas de salir adelante, por eso yo le digo a los emprendedores ¡vamos que se puede, se puede y sabemos que tu puedes!”.

MAYOR TRIUNFO Este emprendedor cuenta que uno de sus mayores triunfos ha sido mantener a su familia unida. “Mi satisfacción más grande es mantener a mi gente junta. Empezamos los cuatro hace 23 años, seguimos juntos y hemos tenido buenas y malas como en todos los negocios, pero seguimos con toda la fuerza”. Premio Iberoamericano a la calidad FUNDIBEQ 2012

Empresas atendidas por Wilug

1.200

Empresas Nacionales

Empresas Regionales

40%

60%

El año 2012 fue un buen año para la empresa Wilug, que se adjudicó el Premio Plata FUNDIBEQ 2012, premio iberoamericano a la calidad con el cual obtuvieron un gran reconocimiento internacional con el que esperan desarrollarse y ser una de las empresas más reconocidas y valoradas del rubro. “Cuando nos ganamos el premio nacional quisimos ir más allá y sacar el internacional porque nos sentíamos capaces. No llegamos primeros pero llegamos. Esa satisfacción nos da que somos la primera Pyme en Iberoamérica en sacarse este premio”, relata orgulloso.

son las empresas a las que Wilug ha prestado servicio a lo largo de su trayectoria.

historiasde emprendedores

04

historiasdeemprendedores

Marzo de 2013

Mi lado verde

“Esperamos crecer en conjunto, replicar esta idea y enseñarle a la gente”

De profesión técnico agrícola y traductora inglés-español, Marcela Escobar y Luz Marina Gómez se han hecho un lugar en el mercado regional con su microempresa Mi Lado Verde

E

n el centro de Coquimbo, en un entorno urbano y al lado de la carretera se encuentra el hogar de la familia de Luz Marina Gómez, donde junto a Marcela Escobar comenzaron a sembrar lo que sería “Mi Lado Verde”, un huerto orgánico que contrasta con el ruido del mundo exterior y se convierte en un lugar de relajo donde es posible estar en contacto con la naturaleza. Como un “vivero útil con servicio personalizado” definen su emprendimiento estas microempresarias de Coquimbo que unieron sus conocimientos de negocios y vida sustentable para crear un invernadero con producción de vegetales libres de pesticidas y químicos. Con el lema “calidad más que cantidad”, estas profesionales se han hecho un lugar en el mercado regio-

nal, creando una red de contactos y clientes que hoy alcanza a las dos mil personas, fieles al sistema de cultivos ecológicos. Mi Lado Verde se preocupa del cuidado y el respeto por el medio ambiente y entre sus servicios se encuentra jardinería sustentable, regalos ecológicos, control de plagas y pesticidas naturales, hierbas aromáticas y medicinales, conchuela, tierra de hoja, lombricultura, compost, stevia y mini huertas. ¿Cómo nace la idea de este negocio? (LM) Yo venía de un negocio distinto y quería cambiar de rubro, buscaba algo más tranquilo y me cambie a la parte ecológica. Antes tenía un bar en el Barrio Inglés, lo vendí y empecé a buscar. Me demoré un año en investigar las tendencias, que en ese

tiempo era principalmente la stevia y por ahí partí, después invite a Marcela a trabajar en esto porque ella es técnico agrícola. Por otro lado, mi familia ha tenido este huerto por más de cincuenta años y siempre han tenido árboles frutales, hierbas y quise aprovechar lo que ya tenía y rescatar la tradición. ¿Cuándo comenzaron a trabajar en este proyecto? (LM) Hace como 3 años empecé investigando y el año pasado recién empezamos a ampliar las variedades y a consolidad el negocio. ¿Cómo aprendieron a realizar esta actividad? (M) Investigando, aprendiendo de otros y mirando, porque es distinto el conocer a practicar. El manejo ecológico es el que complica y hay que estudiar

porque si no usas pesticidas químicos tienes que estar más pendiente de este proceso. ¿Han tenido algún tipo de apoyo o financiamiento? (LM) Hemos tenido la ayuda de Sence, Corfo, Sercotec que nos ha ayudado con la imagen corpo-

rativa y con mucha capacitación gratis. ProChile también nos ha ayudado con el manejo de marca y logramos hacernos una red de contactos con la ayuda de Sercotec y el municipio de Coquimbo, nos fuimos asociando y tenemos una pequeña red de comercio justo.

La clave para nuestra red de contactos fue conocer gente indicada en el momento correcto, ya que hace dos años se armó una red de comercio justo y ahí fueron muchos ecologistas y ello nos permitió ampliar nuestra red de contactos que finalmente son nuestros clientes.

¿Qué rol cumple la familia en este proceso? (LM) La familia es un apoyo incondicional. Nos regalan algunas plantas, traen clientes, nos ayudan con los contactos. En nuestras familias casi todos son empresarios independientes así que conocen el tema y mientras a uno le guste se hace mucho más agradable.

historiasdeemprendedores

Marzo de 2013

Consumo de productos orgánicos Consume este tipo de productos por su salud.

Lo hace por un motivo medioambiental.

49%

39%

05

Columna deopinión UNA CORFO EN TERRENO Y JUNTO A LAS EMPRESAS Cristián Morales Letzkus Director Corfo Región de Coquimbo

¿Cuáles han sido las mayores dificultades que han tenido? (M) Darse a conocer, no tener un punto más central para que la gente llegue fácil, que sólo con el hecho de pasar y ver lo que nosotros ofrecemos se acerquen, eso nos hace falta. Sin embargo, el tema de la plata no es barrera para nosotras porque sabemos que las microempresas son así y que todos parten de a poco, además nuestra red de contactos nos permite trabajar bien en esto. ¿Qué les aconsejarían a quienes desean empren-

der? (LM) Yo les aconsejaría que lo pensaran muy bien, que vieran la idea, que investigaran harto porque a veces uno se enamora de las ideas y después puede perder el tiempo y ahí viene la decepción. Les diría que se pusieran de acuerdo con gente, que conocieran la realidad y preguntaran qué les parece a los demás el negocio. Es importante hacer un estudio de mercado, eso te va dando indicadores de cómo va el asunto, pero cuando ya lo tienes decidido hay que seguir y perseverar.

(M) Que crean en sus ideas y que perseveren en eso, hay que trabajar todo el día y pensar y el hacer las cosas, no dejarse estar. Hay que estar siempre en contacto, vía internet o p re g u n t a n d o p o r q u e Sercotec, Corfo y el municipio siempre lanzan proyectos o financiamiento, algunos compartidos u otros que te dan capacitaciones. Además, te pueden ayudar a aclarar la idea de tu negocio. Hay que informarse bien porque nada llega fácil a las manos, hay que salir a buscar e investigar, eso es tarea de uno.

ESPECIES EXÓTICAS CULTIVADAS Macacuyá: Es un fruto originario de Brasil, es llamada la fruta de la pasión debe recolectarse en su estado maduro. De la pulpa incluyendo las semillas se preparan jugos, refrescos, postres, helados, etc. Pepino africano: es una planta anual de origen tropical de la familia de los melones, pepinos y sandías, pero más cercano al melón. Crece bien la zona central de Chile. Stevia: La stevia es una planta sudamericana sustituto de la azúcar. Puede usarse como edulcorante de mesa, en pastelería, dulces, yogures, etc. y en diferentes formas, como infusión o cristales solubles. Papas topinambur: Es un tubérculo parecido a un jengibre, con piel delgada y una forma nudosa. Conviene cocinarlo con cáscara y se puede usar como reemplazo de la papa.

LOS SUEÑOS... “Queremos tener un furgón que se pueda desplazar, un punto de venta móvil donde nosotros podamos ir a enseñarle a la gente y venderle lo que necesite. Esperamos crecer en conjunto y una de las ideas que tenemos es que otras dueñas de casa puedan ayudarnos a tener más volumen, replicar esto en sus hogares”. “A futuro queremos aumentar nuestros puntos de venta, capacitar gente, subir la cantidad de producción y seguir participando en las ferias porque nos ayudan con la difusión, es un lugar donde hay contactos, la gente participa, les gusta, llega y compra. También tenemos que incorporar en la página web un punto de venta online, lo ideal es que la página tenga todo para que nosotros podamos vender”.

historiasde emprendedores Marcela Escobar y Luz Marina Gómez.

Tres son los ejes estratégicos que guían el accionar de la Corfo: La orientación al usuario, el impacto de los programas y la eficiencia en la gestión. En este marco, esta Dirección Regional ha primado por los tres, pero sin duda el que más ha destacado es la orientación hacia el usuario final. Esto último plantea algunos desafíos, como es la forma de hacer llegar los instrumentos del Estado a todas las comunas de nuestra región, lo que se ha superado con la aplicación de un programa de terreno intenso que ha sido muy bien entendido por nuestros socios estratégicos, como son los agentes operadores y de innovación, además de los municipios. Gracias a esta labor hemos sido capaces de activar la demanda y explicar que innovar no tiene nada del otro mundo, también entendemos que emprender es difícil y, en ese sentido, como gobierno estamos dispuestos a ayudar, a darles un empujoncito a los emprendedores y a estar a su lado. Durante el último tiempo nos hemos acercado con más fuerza a los empresarios de menor tamaño y a los emprendedores, lo que sin duda ha significado una ejecución presupuestaria mayor a la que teníamos al comenzar el año, lo que también es muestra del compromiso de nuestro gran equipo regional con el desarrollo de la región. Es así que podemos mostrar avances, como es el incremento en un 26% por ciento en el presupuesto inicial en la Gerencia de Competitividad. En esta línea, destaca la labor efectuada para ejecutar Programas de Emprendimiento Local (PEL) que han beneficiado a 555 empresarios de menor tamaño distribuidos tanto en ciudades como en localidades rurales, con un presupuesto que bordea los 851 millones de pesos, un 200 por ciento más que lo ejecutado en 2010. Por su parte en la Gerencia de Innovación y Emprendimiento, el aumento presupuestario este año ha sido de un 47 por ciento, dinero que ha permitido ejecutar, entre otros, 6 Programas de Apoyo al Entorno Emprendedor (PAE) destinados exclusivamente a potenciar las habilidades emprendedoras entre miles de estudiantes distribuidos en distintos colegios de La Serena, Ovalle, Coquimbo y Los Vilos. El fomento al emprendimiento femenino tampoco ha sido dejado de lado en la región, prueba de ello es que este año Corfo está desarrollando tres iniciativas importantes que están enfocadas a estimular la aparición y desarrollo de nuevas empresas con alto potencial de crecimiento y que sean lideradas por mujeres. El trabajo en terreno, acercándonos a las empresas y a los emprendedores, ha sido el sello que como Dirección Regional le hemos puesto al Año del Emprendimiento y que seguirá presente durante 2013, el Año de la Innovación.

06

historiasdeemprendedores

Marzo de 2013

Luis Carmona Amenábar

Visión de futuro y convicción a toda prueba Nacido y criado en la ciudad de La Serena, Luis Carmona Amenábar se ha convertido en uno de los empresarios automotrices más reconocidos de la Región de Coquimbo y ha hecho de su apellido una marca registrada.

P

untual y dispuesto a contar su historia, Luis Carmona nos recibe en West su empresa de arriendo de vehículos, en una cálida oficina rodeado de autos de colección y mucho papeleo. Dueño y socio de dos grandes empresas del rubro automotriz, nos cuenta que actualmente tiene cerca de 120 trabajadores que lo acompañan en la

labor de dar un servicio personalizado y de calidad a todos sus clientes. Sus inicios se remontan al año 1978 cuando comenzó a trabajar como empresario agricultor, hasta que la crisis de los ochenta lo dejó sin trabajo y se vio obligado a buscar hasta entrar a trabajar como empleado en Hertz rent a car, donde se mantuvo hasta el año 1985. “Trabajé como

empleado en Hertz hasta ese año y cuando ellos decidieron cerrar las oficinas, tomé la decisión y me dieron la oportunidad de poder comprar dos autos y arrendarlos, así partió mi empresa”, cuenta. Con esta decisión, Carmona pasó a tener la franquicia de Hertz durante 29 años hasta que en marzo de 2012 tras un acuerdo se dio término a este con-

trato. Así nace lo que hoy conocemos como West rent a car, reconocida marca del área de arriendo de vehículos que trabaja con grandes compañías mineras y empresas de servicios. Carmona y Cia. Este empresario de 56 años es conocido en la región por ser socio, junto a su hermano Rodrigo, de Automotriz Carmona y Cia., empresa representante de Toyota y distribuidora de camiones y vehículos Honda, Volkswagen, Citroën y Audi, entre otros y que además, cuenta con servicio técnico autorizado y venta de neumáticos y repuestos. En un principio, la idea de

ambos era tener una marca y las ganas y el conocimiento del rubro fueron los que finalmente los impulsó a dar el primer paso. Estos hermanos formaron automotriz Carmona y Cia. entre el año 1993 y 1994 porque se dieron cuenta de que era un negocio rentable; Luis trabajaba en Hertz y le compraba autos y camionetas a su hermano Rodrigo, quien recibía los autos usados en forma de pago. “Como vi que era un buen negocio, lo invite a formar una automotriz para que nos vendiéramos los vehículos”, recuerda. Orgulloso de su oficio, Luis ha sabido llevar los negocios con inteligencia y asegura que con convicción y

un trabajo arduo es posible triunfar y llegar lejos. “Nosotros partimos muy chiquititos y empezamos con esto porque había mucha demanda”, cuenta el empresario, quien, junto a su hermano, partió con un crédito del banco y gracias a la confianza de Toyota, que les permitió distribuir la reconocida marca en la región, han crecido y hoy cuentan con cerca de 14 nuevas marcas. Crisis En el año 2009, la crisis financiera afectó fuertemente al rubro automotriz y como resultado las ventas de Carmona y Cia. sufrieron una notable baja. Para el empresario, estas

historiasdeemprendedores

Marzo de 2013 situaciones demuestran que la vida del emprendedor nunca es fácil, siempre hay altos y bajos que enseñan a estar preparado y a tener vías de escape. “Es imposible que todo sea siempre color de rosas”, afirma y agrega “con estas crisis se vienen abajo las ventas y la confianza del banco hacia el rubro disminuye, te cierran los créditos, los flujos disminuyen y ahí es donde se ve cuando has tenido una buena planificación, has hecho las cosas bien y se puede de alguna manera sortear estas crisis que vienen cada ciertos tiempos”. Luis Carmona sostiene que ser emprendedor requiere de mucho entusiasmo y de tener sueños. “Cuando uno es empresario o emprendedor no ve cuál es la meta, uno tiene sueños y trata de hacerlos realidad y para hacerlos realidad tiene que ir cumpliendo metas que uno mismo se tiene que ir proponiendo”. Este serenense de “tomo y lomo” como él mismo se

define, cuenta que la mayor dificultad, además del financiamiento ha sido “la confianza que depositan en ti como emprendedor, encontrar gente que sea leal y que te apoye”.

posible ser más flexible a la hora de decidir ciertos temas o cuando las necesidades de la empresa lo ameritan. “Para mí, esto me da la capacidad de cre-

cer y entender mejor los negocios de la región. Además, he estado toda mi vida acá y conozco la zona mucho mejor que mi competencia”, señala.

Competencia Carmona se enorgullece de lo que ha logrado y de sus fieles clientes y recalca que la diferencia entre sus negocios y la competencia está en la atención personalizada que ellos ofrecen. Sus competidores son empresas nacionales que dependen de un directorio centralizado y por lo tanto, las decisiones son más lentas. “Son empresas rígidas por el porte que tienen, pero necesitan de esa rigidez para tener el control”. Para este hombre que ha pasado gran parte de su vida dedicado al tema empresarial, el hecho de ser gerente general y dueño a la misma vez, le permite tomar decisiones en forma rápida. Gracias a que la empresa se encuentra en la región, afirma que es

07

sueñosporcumplir...

Esculturas en lana “El rincón de la telaraña” Hace diez años que Claudia Rodríguez se dedica al arte de las esculturas en lana en su taller “El rincón de la telaraña”. Su principal atractivo, son las texturas y el volumen que incorpora a esta práctica, lo que la hace distinta al resto de las tejedoras. Después de trabajar en un banco, Claudia quiso cambiar el ritmo de su vida y se fue al Valle de Elqui, donde comenzó a hacer clases y postuló a algunos proyectos que le permitieron comprar maquinarias. “Mi sueño es poder sustentar a mis hijos y poder crecer en mi proyecto de hacer clases a adolescentes en la cárcel. Esto es muy terapéutico, es estar aquí y ahora, es un viaje maravilloso”. Los trabajos de Claudia se pueden encontrar en su taller entrando a Pisco Elqui y es posible contactarla a través del mail [email protected]

“Estamos preparándonos para exportar abejas reinas a Canadá, ese es nuestro proyecto más ambicioso” Colmenares Isanor es el nombre del emprendimiento de Nora Rojas, de Monte Patria, quien se dedica a la polinización y todos los subproductos dentro de las colmenas y sus principales productos son la miel, jaleas, propóleo, cremas y arrope. Nora lleva 9 años dedicándose a las abejas y ha participado en capacitaciones para conocer más de cerca el tema de la exportación. Actualmente, se encuentra postulando a un proyecto que le permitirá estudiar el mercado. “Ahora estamos con la crianza de reinas y tenemos un proyecto muy ambicioso, que es exportar reinas a Canadá. Estamos con los cajones chicos porque tenemos que tener el material especial para mantener reinas para llegar a exportarlas entre marzo y mayo de este año”.

historiasde emprendedores

CLAVES PARA TRIUNFAR Para este reconocido empresario, hay que ser cuidadoso en los gastos cuando se tiene un negocio. “A veces las cifras que uno ve pueden marear y a la larga no es que sea utilidad, es el flujo, se ponen a gastar y a veces gastan más de lo que entra y con eso quiebran y no llegan a buen puerto”, declara y agrega que lo principal es siempre tener el criterio suficiente para tener el control de la empresa. Luis Carmona Amenábar se considera un hombre exitoso y por lo mismo, cree que la clave para triunfar en un emprendimiento y mantenerse en el tiempo está en atreverse. “Hay que tener fuerza, tener fe en uno mismo, si uno cree y tiene la convicción de que conocemos un tema del rubro que sea, hay que atreverse. Nada es fácil, pero cuando se actúa bien se llega lejos y se triunfa”. Los próximos desafíos para este hombre que ha confiado en sus conocimientos a la hora de manejar sus empresas, apuntan a crecer en otras regiones. Por el lado de West rent a car próximamente tendrán una sucursal en la Región de Atacama y con la empresa que maneja junto a su hermano Rodrigo, Carmona y Cia. están creciendo fuertemente en Copiapó, donde cuentan con una sucursal que les permite entregar la mejor tecnología y calidad. “Nuestra idea es seguir teniendo una buena participación dentro del mercado automotriz regional, entregar una atención personalizada y tratar de dar el mejor servicio, esas son nuestras metas”.

“Para mi es importante que esto se conozca porque es algo 100% natural y novedoso” Ana Pereira de la Torre es de Illapel y produce licores artesanales de frutas y hierbas desde hace siete años. El sueño de esta emprendedora apunta principalmente a darles una mejor calidad de vida a sus hijos y luchar para que su negocio crezca y se dé a conocer a nivel nacional. Sus productos se pueden encontrar en Illapel en la Avenida Ignacio Silva y en un local al lado de la costanera en Los Vilos donde se encarga de vender sus licores 100% naturales que no contienen ningún aditivo y que cuentan con 20 variedades de sabores.

08

historiasdeemprendedores

Marzo de 2013 mermeladas de entretenidos sabores y se dedicaron a investigar y hacer sus propios envases. “Partimos con el Departamento de Fomento de la Municipalidad de Coquimbo. Luego se sumó Fosis, al igual que Sercotec y esto empezó como una cadena gigantesca, se sumó ProChile y ahora estamos con Corfo”.

Columna deopinión ¿CUÁL ES EL MEJOR EQUIPO PARA EMPRENDER? Benjamín Faivovich Director ejecutivo Emprendejoven Cuando la gente comienza a hacerse esta pregunta no trivial, se comienza a experimentar la adrenalina propia del emprendimiento, esa que rompe con la inercia y que nos invita a romper el status quo. Si bien no existe una edad, sexo o etnia específica para emprender, quisiera compartir mi experiencia y visiones en torno al debate de qué características hacen de un equipo apto para emprender. Alrededor del mundo existe un estudio de perfiles emprendedores llamado GEM (global entrepreneurship monitor), este establece que el 80% de la actitud emprendedora proviene de personas mayores a 35 años, lo que de alguna manera nos insta a reflexionar sobre el peso de la experiencia dentro del rubro emprendedor. Por otro lado debemos analizar que una edad atractiva para emprender es la etapa universitaria o escolar ya que es un momento en que la vida se abre a realizar otro tipo de actividades dado que el tiempo no escasea y el costo de equivocarse en muy bajo, a su vez se gana en experiencia y si se logra superar el miedo al fracaso ya se habrá avanzado la mitad del trecho. De esto se puede desprender que una gran combinación es la experiencia con las ganas de atreverse y fallar. No existen edades para emprender ni contextos específicos Cuando uno comienza a indagar en contextos de edad nos podemos dar cuenta de que no hay una edad específica; mientras los creadores de Facebook y Twitter comenzaron la aventura a muy temprana edad, el creador de Mc Donalds lo realizó pasado los 50 años, lo que nos hace dar cuenta de que un emprendimiento con potencial no tiene edad. Aunque el emprendimiento tampoco requiere un título universitario o profesional considero que estos casos son excepciones a la regla y los emprendedores de hoy necesitan haber desarrollado habilidades como la persistencia y el auto control durante la etapa universitaria o anterior. Lo importante no es el título sino la experiencia de la etapa universitaria y las habilidades que se desarrollarán en esta etapa. La combinación perfecta Dado todo lo expuesto anteriormente y entendiendo que la vida laboral a partir de los 50 años de edad se complejiza, es muy probable que la combinación perfecta para emprender sea el minuto donde se cruza la experiencia con la energía, es decir, cuando se pueda juntar la experiencia de un hombre mayor a 50 años de edad con un universitario que, con ambición, esté dispuesto a darlo todo para generar un emprendimiento exitoso.

Mio Capriccio Gourmet

Exaltando los sentidos a través de nuevos sabores y texturas “A todos nos gustaría transformarnos en chef en nuestra casa para poder sorprender a nuestras amistades y dejar una huella”. De esta forma, César Briceño invita a conocer y disfrutar los entretenidos sabores de la cocina molecular.

A

l entrar a la casa de César Briceño y Ana Marambio, no nos imaginamos que podemos encontrar una infinidad de productos gourmet elaborados por ellos mismos. Desde mermeladas hasta caviares, esta pareja le ha dado un toque único a todas sus creaciones culinarias y su empresa Mio Capriccio Gourmet es hoy por hoy uno de los emprendimientos innovado-

res más reconocidos de la zona. De profesión diseñador y chef, César se encuentra dedicado a la cocina molecular desde hace siete años, lo que le permite experimentar, ya que se considera muy inquieto para conformarse con la cocina tradicional y reconoce “nunca me he quedado con lo que me enseñan, para mí son bases y el resto es cómo volcar lo que

tú eres en eso”. Mio Capriccio nace como una manera de innovar en el rubro gastronómico y parte de las tradiciones familiares, como cuenta César, “mi abuela italiana cocinaba como los dioses y esto tiene relación a las mezclas de sabores, texturas y aromas que nosotros hacemos, que para algunos suele transformarse en algo caprichoso”. Esta pareja comenzó con

El sabor es saber “La gastronomía es cultura, por lo tanto no debe ser sectorial, sino universal”, es la premisa de César y Ana, quienes consolidaron su empresa de productos gourmet hace un año y cuentan con una línea de productos para diabéticos y celiacos. Una de las dificultades que han tenido en este proceso de dar a conocer su marca ha sido la estandarización de productos a través de los proveedores. Para César, el problema es que en el país existe una crisis de todo lo que es envase y quienes tienen un buen producto tienen un mal packaging y eso es lo que consolida a los productos en el mercado exterior. Por su parte, Ana asegura que “los productos tienen que estar a través de la imagen concordante con el contenido. La primera impresión que uno tiene es por la vista, por lo tanto a veces te vas por la parte atractiva y dejas de lado un producto que puede ser bueno, pero si el envase es feo o tiene mal etiquetado no lo compras”. Tecno emoción Cuando César Briceño llegó desde Santiago, su propósito era levantar el nivel gastronómico de la región de Coquimbo, “aquí hay buenos chef, hay gente muy buena, pero a mí me gusta la investigación y probar cosas nuevas”. Este chef decidió llevar la ciencia a la cocina e incursionar en la cocina molecular para conocer el comportamiento de los productos, manipularlos y alterar su forma y textura, pero respetando su forma y sabor. La cocina molecular también es conocida como tecno emoción porque se dedica a provocar los sentidos. “Lo entretenido que tiene es que te sorprende, creo que la mejor instancia de convivencia es cuando están comiendo, esta dinámica no se da en otras circunstancias”. Para estos emprendedores, lo principal es poder

exaltar los sentidos. “La comida no siempre tiene un aire de solemnidad sino de provocación, de diversión y eso es lo que logra la cocina molecular”. La familia Para César y su mujer la familia es fundamental. Como él mismo señala, “los emprendimientos cuando llevan una carga emotiva en términos de colocarse una meta, un desarrollo familiar son mucho más potentes porque hay crecimiento en cada uno de los integrantes”. Para Ana, no hay que dejarse influenciar. “Mucha gente te dice que te olvides de la familia, que no involucres a los amigos, pero nosotros tenemos que sentirnos agradecidos de la vida por la familia que nos tocó y que tanto los hijos, los hermanos, nuestros amigos, todos han sido súper importantes y colaboradores”, sostiene. Uno de los sueños de esta familia es desarrollar este modelo de negocio y llevarlo a cabo con responsabilidad social incluyendo a las personas con capacidades diferentes. “Ese es nuestro sueño. Tú no contratas a una persona para que desarrolle una labor determinada, tú integras a uno más a tu familia para que se desarrolle dentro de este proyecto”, señala el chef. A quienes están empezando con su negocio, César les aconseja validar sus productos. “Dentro de todos los cursos en los que estuvimos había uno que se llamaba validación de producto. Tú puedes tener una buena idea, pero a lo mejor no pega, por eso muéstrasela a tus amigos, pide la opinión, ábrete al mundo, capacítate”.

historiasde emprendedores