NACIMIENTO EN LAS CALLES DE CALCUTA

( Esta semana recordaremos a [email protected] [email protected] que pronto se celebrará en el colegio la campaña de recogida de alimentos para Cáritas. Para los cristia...
2 downloads 2 Views 834KB Size
( Esta semana recordaremos a [email protected] [email protected] que pronto se celebrará en el colegio la campaña de recogida de alimentos para Cáritas. Para los cristianos la solidaridad es sencillamente la caridad con la que Jesús nos pidió que viviésemos).

With you…

Comenzamos una nueva semana y tenemos muy cerca de nosotros un gran acontecimiento, la fiesta del nacimiento de Jesús, la Navidad. Ayer en misa Juan el Bautista nos recordaba que tenemos que prepararnos bien, para que cuando nazca Jesús podamos celebrarlo con alegría. El tiempo de Adviento nos invita a la alegría. A ser felices porque creemos en Jesús, porque ya estamos a las puertas de la Navidad y la alegría por la llegada del Niño Dios es desbordante. Hay que estar alegres. El ambiente que se respira en estas fechas trasmite emoción y alegría. Adornamos nuestras clases, nuestras casas y ya hemos puesto el belén, estamos pensando en los regalos para quienes queremos, en juntarnos en familia en Nochebuena y Navidad y todo esto nos trasmite una sensación de alegría. Adviento es hacer las cosas con alegría. Debemos estar atentos a las necesidades que tienen los demás; mis compañeros de clase, mis padres, mis amigos. Es tiempo de compartir y dar ayuda aquellos que menos tienen. Disfrutar de las pequeñas cosas que se nos ofrecen cada día, será sin duda la forma más efectiva de sentir alegría. Decía un sabio profesor: Para contagiar de optimismo a sus alumnos que para ser felices en la vida debemos mirar la realidad con unos lentes de color de rosa. Una alumna le pidió la palabra y dirigiéndose al profesor dijo: Profesor, ¿no sería mejor recomendarnos que miráramos lo que tienen de rosa las cosas?. El profesor quedó atónito. ¡Qué lección de verdadero optimismo le acababa de dar aquella muchacha!.

Estamos en Adviento, piensa qué puedes mejorar con tus amigos, con tus padres…, para que puedas ofrecérselo como regalo a Jesús el día de Navidad. No pierdas el tiempo y piénsalo ya.

Colegio Joaquín Alonso. Equipo de Pastoral.

1

ORACIÓN: Para que todas las personas tengan paz: VEN, SEÑOR, JESÚS Para que los cristianos repartamos alegría a nuestro alrededor: VEN, SEÑOR, JESÚS Para que los que están tristes encuentren alegría y esperanza: VEN, SEÑOR, JESÚS Para que los pobres, los pequeños y marginados se alegren con tu venida: VEN, SEÑOR, JESÚS Para que sepamos ayudarnos y animarnos mutuamente los que te esperamos: VEN, SEÑOR, JESÚS

Una frase realmente inquietante. Es posible que “haya alguien en medio de nosotros y que no le conozcamos”. A veces, enseguida, ponemos etiquetas a la gente, y no dejamos que sea ellos mismos, que se den a conocer como son realmente. La moda, el grupo, el qué dirán, el miedo o la vergüenza nos impiden actuar y ser auténticos. Imitamos conductas para que nos acepten. Con mis padres soy de una forma, con los profes de otra y con mis amigos de otra manera distinta. Hoy os quiero presentar a una persona que supo ser auténtica y que no tenía pelos en la lengua. “Hubo un hombre llamado Juan, a quien Dios envió como testigo, para que diera testimonio de la luz y para que todos creyesen por medio de él. Juan no era la luz, sino uno enviado a dar testimonio de la luz.” Sus contemporáneos le apreciaban mucho y creían que él era el número uno, el mesías. Se podía haber subido al carro de los triunfadores pero optó por seguir haciendo lo hacía. Gritar, avisar a la gente que Dios se acercaba. Quedarse en un segundo plano para que sus conciudadanos pudieran estar listos para recibir a Dios. El Señor se acerca, ¿puedes ver los detalles que lo anuncian?, ¿cómo vas a preparar su venida? Ser amigos de Jesús, nos hace ser más auténticos, nos quiera tal y como somos. Te invito hoy a recordar, a rezar, por esas personas que están en un segundo plano para que tú puedas disfrutar de la vida, que te cuidan y te permiten ser como eres. Y no olvides de que tú también puedes ser ese testigo humilde y voluntarioso que prepara a otros la llegada de uno al que nunca acabamos de conocer plenamente. Tu padre Dios misericordioso y lleno de amor por ti.

NACIMIENTO EN LAS CALLES DE CALCUTA ¡Queridos amigos! Ahora que nos preparamos para la Navidad, para celebrar el nacimiento de Jesús, yo os voy a contar el nacimiento de "otro Jesús". Este no ocurre en Belén, sino en Calcuta. No en un pesebre, sino en la calle. Pero tienen mucho en común. Ambos son muy pobres. Para Jesús no había sitio en la posada, para nuestro niño, no hay sitio en ninguna casa. No tiene padre. Su madre, casi una niña, hace tiempo que vive en la calle.

Colegio Joaquín Alonso. Equipo de Pastoral.

2

A Jesús le esperaba un montón de paja, que le hacía de cuna. A nuestro niño, el puro suelo, duro y húmedo. Y de compañía, también animales, pero no un buey y una mula, como nosotros ponemos en nuestros belenes, sino las ratas. Este es nuestro "Belén viviente". Y en medio de una noche fría y húmeda, nace Sabina, una niña prematura, casi te cabe en la palma de la mano. Su madre no tiene nada para taparla, nada para darle de comer, sólo agua. Los días van pasando, y la niña empeora. Está deshidratada. Al principio lloraba mucho. Luego no tenía ya fuerzas para llorar. En lugar de aumentar, cada vez estaba más pequeña, pesaba menos. Yo la veía todos los días y pensaba: no le queda mucho tiempo de vida. No me resigno a verla morir. Me paro y trato de hablar con la madre. Tiene otra niña de 3 años, que duerme con ellas en la calle. Tratamos de buscar alguna ayuda. Igual que en Belén, son los más pobres, los pastores, los que vienen a ofrecer lo que tienen al niño. Un hindú le ofrece leche todos los días. Nosotras hemos recogido alguna ropita de bebé, para las dos niñas. Entre todos, gracias a la solidaridad, logramos que Sabina salga adelante. Parece un milagro. Su cara ha cambiado. Sigue siendo muy pequeña, pero ya tiene un mes. Ahora la miras y una sonrisa aparece en su cara. Estoy convencida, Jesús ha nacido en esta niña. Cuando pongáis el belén en vuestras casas, o en el colegio, acordaros de Sabina. Pensar que Jesús nace cada minuto, en cada rincón de la tierra y nosotros podemos acogerle. No es algo que ocurrió hace más de 2000 años en Belén, sino que ocurre cada instante en cualquier lugar. Junto con Sabina, quiero desearos a todos una Felices Navidades. Preparemos nuestro corazón para acoger a Jesús que nace en cada uno de nosotros y démosle lo mejor de nosotros mismos.

… our confidence

PRONTO SERÁ NAVIDAD Pronto celebramos el nacimiento de Jesús Él viene a vivir con nosotros para enseñarnos a amar la verdad. Que vivamos estas fiestas con mucha alegría con las personas que amamos Que la venida de Jesús nos inunde de ganas de ser como Él. Que sepamos ser sencillos que sepamos compartir lo que tenemos que sepamos ayudar a los demás, que sepamos buscar el bien de todos,y no solo nuestro bien.

ORACIÓN: Jesús, ya ves cómo soy. Solo pienso en tener. Me lleno de cosas sin darme cuenta de que así, en mi corazón, Colegio Joaquín Alonso. Equipo de Pastoral.

3

ya no hay cabida para los demás. Estoy lleno, pero en el fondo me siento vacío. Pensaba que tener muchas cosas me ayudaría a estar más a gusto; pero me he dado cuenta de que cuanto más tengo, más solo me siento. Te pido, Jesús, que me des valor para ser una persona generosa, que da lo que tiene, que quiere de corazón a las personas.

Navidad es tiempo de regalos. Con frecuencia nos rompemos los sesos para buscar regalos originales. Y a veces tan sólo conseguimos gastar dinero en cosas extravagantes. Existe otra forma de hacer regalos, menos costosa en lo económico; más interesante en lo humano. Aquí te presento algunos regalos que puedes hacer estas Navidades y que, además de no costar nada, son extraordinarios y te los van a agradecer más. - El regalo de escuchar. Pero realmente escuchar, sin interrumpir, bostezar o criticar. Sólo escuchar. Y si te pones en el lugar de la persona que te cuenta sus problemas o preocupaciones, lo estarás haciendo de forma genial. - El regalo del cariño. Ser generoso con besos, abrazos, una palabra amable, un apretón de manos. Con estas pequeñas acciones demuestras el cariño por tu familia y amigos. - El regalo de la sonrisa. Llena tu vida de imágenes con sonrisas, dibujos, caricaturas, y tu regalo dirá «me gusta reír contigo» - El regalo de una nota escrita. Puede ser un simple «gracias por ayudarme». Un detalle así puede ser recordado toda una vida, inclusive cambiarla. - El regalo del reconocimiento. Un simple, pero sincero «estás guapísima con ese vestido»; «has hecho un gran trabajo»; «sin tu ayuda nunca hubiera terminado esta tarea»; «fue una cena estupenda»... pueden convertir en especial un día ordinario. - El regalo del favor. Todos los días procura hacer un favor. Y pedir las cosas «por favor». El regalo de la gratitud. Una manera de hacer sentir bien a los demás es decir cosas como: «muchas gracias»; «qué suerte tenerte cerca».

¡FELIZ NAVIDAD! Después de estos buenos días hablando de la Navidad, solo nos queda decir: Feliz Navidad. Desearos que paséis unos buenos días, recordando que la alegría es el motor de la vida, que en Navidad celebramos la venida de Jesucristo a nuestra vida, a nuestra casa, a nuestro corazón. ¡Que está con nosotros! Dios te ama, como nadie lo ha hecho ni lo hará nadie en este mundo, él te ha creado, te ha dado la vida, no importa que tú lo creas o no, el mando a su Hijo por puro amor a ti, a cada uno de nosotros, para que realmente seamos FELICES. Para que descubramos que la vida es vivirla con otras personas de manera plena. Este niño que nació en Belén; este Jesús, tierno e indefenso es también el Jesús que murió en una cruz y que resucitó para que tú seas FELIZ, para darte la salvación.

Colegio Joaquín Alonso. Equipo de Pastoral.

4

Tercer Misterio de Gozo: El Nacimiento del Hijo de Dios en Belén. (Lc.2, 1-20) “Mientras estaban en Belén le llegó a María el tiempo del parto, y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había sitio para ellos en la posada”. Comentario. María da a luz al Salvador. Los hombres le cierran las puertas al Hijo de Dios, que va a nacer en un portal, en pobreza extrema. María no se queja, sabe que lleva en sus entrañas la salvación del mundo, y acepta con gozo, humildemente, la voluntad de Dios. Y en una noche fría se deja calentar por el cariño de José y el calor de unos animales. Intención: Madre del Salvador, te pedimos que Jesús también nazca en nuestros corazones en esta Navidad y se lo mostremos a todos los que nos rodean, como Tú se lo mostraste a los pastores y a todos los que se acercaron al Portal.

Lectura del evangelio de Lucas

is greater.

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María. El ángel, entrando en su presencia, dijo: – «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo» Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél. El ángel le dijo: – «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.» Y María dijo al ángel – «¿Cómo será eso pues no conozco a varón?» El ángel le contestó: – «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.» María contestó: – «Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y la dejó el ángel. Llegamos al último domingo de adviento, tiempo de preparación para recibir a Cristo en esta Navidad. Ahora es María quien en este pasaje del Evangelio nos guía al Colegio Joaquín Alonso. Equipo de Pastoral.

5

encuentro con Cristo. Cuando el ángel Gabriel le anuncia que de ella nacerá Jesús, María se sorprende y también se preocupa, pues no sabe cómo ocurrirá esto. Pero, mujer de fe y de esperanza, acepta el mandato de Dios enviado a través del ángel, y con humildad, abre su corazón diciendo: “ cúmplase en mí lo que me has dicho”. Para que María tuviera que tomar esta actitud de aceptación ante el gran reto de ser la Madre del Hijo de Dios, tuvo que prepararse, no fue obra de la casualidad. Dios la eligió por esa gran fe que María cultivaba desde su infancia y juventud. María es en este domingo un punto de referencia de nuestra actitud expectante. María es el modelo de todo creyente que espera a su Señor. Somos invitados a contemplar y asumir su actitud y su obrar en la preparación que la Virgen María realizó ante la llegada del Mesías. La actitud de María, su absoluta disponibilidad al plan de Dios, es la actitud a la cual debe aspirar todo cristiano: “Cúmplase en mí lo que me has dicho”. Estas palabras de la Virgen expresan su gran confianza en el Dios de Israel. Una confianza no exenta de penumbra: “¿Cómo podrá ser esto, puesto que yo permanezco virgen?”, pero plenamente abierta al Espíritu a quien permite actuar en ella sin obstáculo alguno. Dios es así, alguien que pide permiso para entrar en nuestra vida, alguien a quien si lo dejamos, como María, puede hacer obras grandes en nosotros por la acción de su Espíritu Santo. Tomando el ejemplo de María, cultivemos nuestra fe y nuestro amor a Dios con buenas obras, oración, lectura de su Palabra y comulgando. Analicemos en qué hemos fallado y arrepentidos, busquemos ser mejores cada día. Así le estaremos diciendo “sí” a Dios en nuestra vida. Una vez que dejes entrar a Dios en tu vida nada volverá a ser igual. Como le ocurrió a María: si bien tuvo que enfrentar problemas y preocupaciones, las supo superar gracias a que Dios estuvo siempre a su lado para enfrentarlas con valor y esperanza. ¡Sigamos el ejemplo de María! Pidámosle en nuestras oraciones que interceda ante Dios para que siempre sepamos abrirle nuestro corazón. ¿Cómo voy en la preparación de mi alma para la Navidad? ¿Ya me confesé? ¿Le estoy diciendo “sí” a Dios en mi vida?

Colegio Joaquín Alonso. Equipo de Pastoral.

6