LA CUENTA REGRESIVA DEL PROYECTO INSIGNIA

ZoomSalud LA CUENTA REGRESIVA DEL PROYECTO INSIGNIA Con un nivel de avance del 64%, las obras de la futura Clínica Bupa Santiago en la comuna de La...
52 downloads 1 Views 2MB Size
ZoomSalud

LA CUENTA REGRESIVA DEL

PROYECTO INSIGNIA

Con un nivel de avance del 64%, las obras de la futura Clínica Bupa Santiago en la comuna de La Florida ya ofrecen una clara imagen de lo que serán sus dimensiones como el cuarto establecimiento privado de mayor capacidad a nivel nacional y el principal de la zona suroriente de la capital, una vez que abra sus puertas hacia la primera mitad de 2017. Por Jorge Isla / Fotos Rodolfo Jara

46

PortafolioSALUD Marzo, 2016

46 a 51 BUPA.indd 46

21-03-2016 19:00:04

Imagen de la fachada principal del proyecto.

US$ 161

MILLONES ES LA INVERSIÓN GLOBAL DEL PROYECTO

105 mil M2 SUMARÁ LA INFRAESTRUCTURA TOTAL DE LA CLÍNICA

Futuras instalaciones de la Clínica Bupa Santiago.

Marzo, 2016 PortafolioSALUD

46 a 51 BUPA.indd 47

47

21-03-2016 19:00:22

ZoomSalud

Clínica de alta complejidad en la zona sur de Santiago Tras décadas de sufrir una deficiente capacidad de atención tanto pública como privada, la infraestructura de salud en la populosa comuna de La Florida cambió radicalmente en los últimos años. Mientras en el ámbito fiscal se puso en marcha el Hospital Clínico Metropolitano La Florida Dra. Eloísa Díaz, en el sector privado la tónica la marcó Empresas Banmédica con su decisión de ampliar la Clínica Vespucio, con la construcción de un nuevo edificio de 45 mil metros cuadrados. Y la consolidación de este cambio de escenario vino de la mano de la Clínica Bupa Santiago, que con su emplazamiento frente a la avenida Departamental en un punto equidistante entre los ejes Américo Vespucio y Vicuña Mackenna, se perfila con una conectividad que amplía su radio de influencia a todo el sector suroriente de Santiago. “La Clínica Bupa Santiago será un real aporte a la calidad de vida de más de 1.195.600 personas, ya que se convertirá en la primera clínica de alta complejidad de la zona sur de Santiago, de modo que los habitantes de comunas como La Florida, Macul, Peñalolén y Puente Alto, y la comunidad en general, podrán contar con un prestador clínico de la más alta calidad”, asevera el gerente general, Cristián de la Fuente. Junto con su infraestructura, equipamiento y dotación que la convertirán en el establecimiento de salud privado más grande de esa zona, enfatiza que la futura clínica “recibirá a los usuarios de Fonasa e Isapres, y será capaz de abordar todos los requerimientos que se derivan por CAEC o GES, gracias a que tendrá médicos de todas las especialidades”. Asimismo, la propuesta de Bupa busca generar una contribución más allá de las atenciones médicas, “incorporando iniciativas de prevención con la realización de actividades centradas en la promoción de hábitos de vida saludables y aportar a la calidad de vida de las personas”, y también en un polo de desarrollo para su entorno y comunidad. En los aprontes de la apertura de la Clínica Bupa Santiago en 2017, De la Fuente extiende la invitación a los habitantes de la comuna y alrededores que hoy deben desplazarse destinando gran parte de su tiempo a “acceder a más de 600 puestos de trabajo que ofrecerá el establecimiento”.

48

M

ucho trabajo y etapas han pasado desde que en noviembre de 2014 se puso la primera piedra de la Clínica Bupa Santiago en un amplio terreno emplazado entre la avenida Departamental y la calle Mirador Azul, en una zona de ubicación estratégica pero hasta ahora poco desarrollada al norte de la comuna de La Florida. Tras completar los espacios en subsuelo y el desarrollo alcanzado por los trabajos sobre el nivel del suelo, las obras totalizan un 64% de avance y ofrecen a la vista un anticipo de sus dimensiones e impacto una vez que estén terminadas: será uno de los cuatro establecimientos de salud privados con mayor capacidad de camas a nivel nacional, y además será la clínica más grande a nivel mundial de propiedad de su controlador, el grupo Bupa (British United Provident Association), una compañía global presente en 190 países. “Esto evidencia nuestro compromiso de hacer de esta clínica una institución de nivel mundial, que entregará a sus pacientes y usuarios todo el conocimiento y desarrollos en materia de salud más avanzados”, enfatiza en medio del ajetreo de la construcción, el gerente general de Clínica Bupa Santiago, Cristián de la Fuente. Un objetivo para el cual está prevista una inversión total en torno a los

PortafolioSALUD Marzo, 2016

46 a 51 BUPA.indd 48

21-03-2016 19:00:38

CRISTIÁN DE LA FUENTE,

GERENTE GENERAL DE CLÍNICA BUPA SANTIAGO.

US$ 161 millones comprometidos en la infraestructura total de 105.000 metros cuadrados (m2) y su posterior habilitación y equipamiento, de los cuales ya se habían ejecutado del orden de US$ 69,3 millones a enero recién pasado. A más de un año de iniciada la construcción, los gestores de este proyecto han ido actualizando el cronograma original, previendo ahora el término definitivo de los trabajos y la realización de la marcha blanca previa a la recepción de los primeros pacientes durante el primer semestre de 2017. A esas alturas, indica el ejecutivo, “se espera recibir a los primeros pacientes, inicialmente en su centro médico, para luego ir implementando las demás áreas de atención hasta finalizar con la Urgencia, ya que requiere que todas las demás áreas estén operando en su totalidad”. El programa de construcción de esta clínica establece el término de la infraestructura de una sola vez, por lo cual las sucesivas etapas previstas estarán determinadas por sus respectivas habilitaciones y equipamientos. Y los esfuerzos de Bupa en este proyecto no se limitan a la dimensión constructiva, sino que además están sentando las bases de la que será la futura dotación de profesionales de la clínica. “Ya está en proceso la minuciosa y

cuidadosa selección de más de 700 médicos y más de 200 enfermeras para que se incorporen al proyecto y ayuden a guiar, cuidar y acompañar a los pacientes, aportando a su calidad de vida”, señala De la Fuente.

LAS CLAVES DE LA CAPACIDAD DE ATENCIÓN

Dentro de los 105.000 m2 totales construidos– de los cuales 42 mil m2 corresponden a estacionamientos–, el principal hito en materia de infraestructura de atención de salud será el edificio clínico que sumará 54.300 m2. Distribuido en siete pisos –además de tres subterráneos, los que contemplan unos 1.150 estacionamientos– esta unidad albergará unidades de cuidados críticos; trece pabellones centrales, tres ginecoobstétricos y dos endovasculares. “Será un establecimiento de alta complejidad, capaz de responder y abordar todos los requerimientos que hoy se derivan por CAEC o GES, gracias a que tendrá médicos de todas las especialidades, y contará con la última tecnología a nivel mundial y con la que esperamos dar tranquilidad y confianza a nuestros pacientes”, enfatiza De la Fuente. Marzo, 2016 PortafolioSALUD

46 a 51 BUPA.indd 49

49

21-03-2016 19:00:51

ZoomSalud

Vistas generales del proyecto, cuyo principal recinto será un edificio clínico de siete pisos y 54.300 metros cuadrados.

En este marco, el área de hospitalización prevé una primera fase en la que se habilitarán 314 camas, que se extenderán a un total de 460 en la etapa siguiente, que se activará en función de la operación y demanda. Por su parte, el centro médico tendrá un área de 8.500 m2 con cuatro pisos de servicios ambulatorios, incorporando 122 salas de consultas, 24 de procedimientos, cuatro de endoscopía, 13 salas para tomas de muestras y 10 salas de kinesiología. Asimismo, el recinto estará dotado con tres niveles de estacionamientos en subsuelo. Una de las principales fortalezas de esta área será la operación en ella del Laboratorio Clínico de Integramédica, que el grupo define como uno de los más avanzados del país y el primero en Chile en contar con la certificación de calidad de la Superintendencia de Salud, claves en la propuesta del grupo de generar una experiencia de servicio en la red Bupa que se constituya en un “sello diferenciador respecto al resto de los prestadores”. “La relación que tendrá la clínica con Integramédica será muy cercana, ya que en conjunto ofrecerán un modelo de atención tipo Campus con una cartera de servicios integral para los usuarios, operando de manera coordinada con siete centros de Integramédica del sector suroriente de Santiago”, explica el gerente

50

general de Clínica Bupa Santiago. Destaca que el objetivo de generar un “servicio más eficiente, cómodo y cercano a los pacientes” operará sobre la base de una estructura operativa que permitirá, por ejemplo, tener los historiales médicos y exámenes en línea entre los centros, a fin de facilitar la realización de los controles médicos o controles postquirúrgicos en cualquiera de ellos.

EL ATERRIZAJE DEL ESTILO BUPA

“Es el paradigma de la entrada de Bupa en Chile a través de Cruz Blanca, y tiene todo el simbolismo de empezar un proyecto desde cero”, definió Iñaki Ereño a la futura clínica Bupa Santiago, con motivo de la colocación de la primera piedra hace más de un año. Un significado que el gerente general de este proyecto amplía, señalando que este “representa y tangibiliza nuestro compromiso por acercar la salud de calidad a más personas, brindando atenciones de salud y una calidad de servicio de estándar mundial , y el propósito de Bupa de que las personas tengan vidas más largas, sanas y felices”. Para cumplir este mandato, De la Fuente explica que el foco del proyecto no

PortafolioSALUD Marzo, 2016

46 a 51 BUPA.indd 50

21-03-2016 19:01:12

sólo está puesto en establecer altos estándares técnicos y médicos, sino también en materializar la propuesta de atención al paciente y sus familias propia del grupo Bupa como conglomerado internacional. En este objetivo juega un rol determinante el diseño de la arquitectura, entre cuyas claves está la disposición de los elementos estructurales para permitir una mayor luminosidad natural, entendida como un factor probado de apoyo a la rcuperación de los pacientes.. “El proyecto incorpora una atractiva propuesta arquitectónica y de diseño, que crea ambientes sanadores para el paciente y muy gratos para los colaboradores, a partir de espacios luminosos y amplios, donde prevalece la luz natural, junto con amplias áreas verdes y espacios comunes”, resume el ejecutivo. El mandato se extiende a aspectos como la seguridad, incluyendo estándares de infraestructura como los aisladores sísmicos, para asegurar una continuidad operacional de la clínica en caso de un sismo fuerte o terremoto. La propuesta de valor de Clínica Bupa Santiago incorpora altos estándares de eficiencia energética a partir de un programa que tomó en cuenta aspectos como la ubicación geográfica del terreno, soleamiento, dirección del viento y las temperaturas en las distintas estaciones del año. Los desafíos que se impuso el grupo también se extienden al plano de la atención y la relación de largo plazo con los pacientes, y que validarán a través de distintas certificaciones. Para este fin, están trabajando para contar con el certificado “Chile Inclusivo”, que otorga el Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis); y se incorporará a la Iniciativa Hospital Amigo del Niño (IHAN), iniciada en 1991 por la OMS y la Unicef, la cual tiene como objetivo que las maternidades y hospitales de todo el mundo faciliten y promuevan la lactancia materna. Además, en el marco de su participación en el Programa de Atención de Salud Amigable para Niños (CFHI), desarrollado por la Defensa Internacional de la Salud Infantil (CAI), la Unicef, el Departamento de Salud y Desarrollo Infantil y Adolescente de la OMS, el Colegio Real de Pediatría del Reino Unido y el Colegio Real de Enfermería del Reino Unido, Clínica Bupa Santiago proporcionará una atención de salud de alta calidad técnica centrada en el niño enfermo y su familia, lo que significará un cambio desde un modelo de atención de salud biomédico a un modelo biopsicosocial.

Los compromisos

sustentables

Dentro de su compromiso de tener una salud sin daño, la clínica se adscribirá a la Agenda Global de Hospitales Verdes y Saludables, marco integral de salud ambiental para hospitales y sistemas de salud lanzado en octubre de 2011, que tiene como meta apoyar los esfuerzos existentes en todo el mundo para promover una mayor sostenibilidad y salud ambiental en el sector de la salud, el cual se funda en diez objetivos: 1. Priorizar la salud ambiental. 2. Reemplazar las sustancias químicas nocivas con alternativas más seguras. 3. Reducir, tratar y disponer de manera segura los residuos de establecimientos de salud. 4. Implementar la eficiencia energética y la generación de energías limpias renovables. 5. Reducir el consumo de agua de los hospitales y suministrar agua potable. 6. Mejorar las estrategias de transporte para pacientes y empleados. 7. Comprar y proporcionar alimentos saludables cultivados de manera sustentable. 8. Gestionar y disponer los productos farmacéuticos en forma segura. 9. Apoyar el diseño y la construcción de hospitales verdes y saludables. 10. Comprar productos y materiales más seguros y sustentables.

Marzo, 2016 PortafolioSALUD

46 a 51 BUPA.indd 51

51

21-03-2016 19:01:25