1

UN NUEVO ESTADO DE CONCIENCIA

UN NUEVO CAMINO POR RECORRER

Yolanda del Pilar Lira

2

INDICE

-

Introducción

-

Principio de la transformación

-

La respiración en mis emociones

-

Reflexiones durante el curso

-

La respiración consciente en mi trabajo

-

Viaje hacia un nuevo estado de conciencia

3

Introducción

Desde el comienzo del curso hasta este momento, todo ha cambiado sorprendentemente. Me dedico a trabajar con la voz y siempre he dado mucha importancia a la respiración aunque no al hecho de ser consciente de la misma. La práctica de mindfulness me ha abierto una puerta hacia un nuevo camino por descubrir, un camino hacia un nuevo estado de conciencia y apertura del corazón hasta el punto de pararme a pensar en plantearme una pregunta que creía que ya había contestado.” ¿Qué es lo que quiero hacer realmente en mi vida? ”. Esta nueva programación me ha fundido completamente los fusibles y me ha hecho sentir en lo más profundo de mi interior que algo no funcionaba, que no estaba satisfecha realmente con lo que hacía, que no me atrevía a ser como quería ser, que tenía unas creencias que me paralizaban y no me dejaban expresarme como en realidad quería aunque me equivocara o cambiara mi realidad hacia lo desconocido. Tenía miedo y ahora lo sigo teniendo pero de otra forma. Sé que todo lo puedo cambiar, sé que puedo cambiar mi realidad y hacer todo lo que quiera. Para ello, he descubierto durante las prácticas que mis creencias limitadoras son las que me lo impiden. También durante este curso he descubierto que tengo miedo a la muerte,” y yo creía que no”, ja,ja,ja!!!!. Toda esta trayectoria ha sido algo clave en el camino de mi vida, me ha ayudado a dar un giro de ciento ochenta grados y ver mi realidad de forma diferente. Gracias a esta experiencia ha cambiado todo a mi alrededor. Ha habido personas que han desaparecido de mi vida y han surgido otras nuevas totalmente diferentes a las que había, he dado un giro a mi trabajo, estoy realizando sueños que estaban dentro de mis anhelos y que creía que solo estaban de adorno. Ahora está naciendo en mí otra programación diferente, otro camino por vivir y disfrutar y lo más gratificante ha sido la reacción de mis seres queridos, el cambio que han dado creo que ha sido producto de mi cambio. Por todo esto, he decidido hacer este trabajo final y desde mi punto de vista y desde mi nuevo estado de conciencia, quiero compartir con todos vosotros esta enriquecedora experiencia.

Este trabajo ha sido escrito con diferentes estados de conciencia

4

Gracias a todos, Gracias a los tutores, Gracias a la escuela.

5

Principio de la transformación

Seguía buscando fuera y no me daba cuenta de que las respuestas estaban en mi interior. No estaba satisfecha conmigo misma y por eso seguía buscando. No sabía escuchar ni escucharme, huyendo de mi realidad y refugiándome en salvavidas temporales que me hacían sentirme segura y protegida, lejos de mis interpretaciones, lejos de mis creencias limitadoras. No sabía cómo comprender y poder enfrentarme al dolor emocional que me hacía polvo cada vez que se me ponía enfrente. Cuando comencé con las prácticas de mindfulness, recuerdo que el primer ejercicio que me hizo sentir que algo cambiaba a mi alrededor fue el de las cuarenta respiraciones. Desde el primer momento, comenzó a cambiar mi estado de conciencia. Siempre he tenido muchas ganas de aprender y descubrir y por eso, al sentir algo nuevo en mi interior, puse todo mi empeño en seguir día a día con las prácticas de la respiración consciente. Todo comenzaba a cambiar poco a poco, sabía que todo el proceso dependía de mi fuerza de voluntad y constancia.

6

Al principio me lo tomé muy en serio y más adelante empezaron las dificultades para seguir con el proceso de transformación. Aparecía la pereza, surgían nuevos trabajos y falta de tiempo para poder practicar, situaciones que emergían de la nada y que sin darme cuenta me atrapaban y me paraban en el desarrollo del curso y en las prácticas. Tuve un parón, quizás me hizo falta para digerir el tremendo cambio, luego, después de la tormenta llegó la calma y el proceso de transformación se volvió a reanudar con mucha más fuerza e ilusión que antes. Sin darme cuenta, la práctica de la respiración consciente, estaba cambiando mi entorno. Tenía tanta ilusión y deseos de aprender que en todo momento trataba de ser consciente de mi respiración, desde que me levantaba hasta que me acostaba. Era tan importante para mí que había veces que cuando estaba hablando con otras personas, al estar consciente del momento, de mi respiración y de mis emociones, experimentaba una sensación como si estuviera en otra dimensión y no tuviera nada que ver con lo que ocurría, yo solo era un espectador. Esto llegó a preocuparme ya que me sentía rara, me sentía en un estado diferente al de antes, para mí era algo nuevo que me hacía preguntarme, que me hacía sentir de una forma nunca antes sentida. Algunas veces, me sentía tan relajada que las personas de mi entorno, por arte de magia, dejaban de hablar y de comportarse como lo hacían antes de mis prácticas, sentía que se alejaban de mi presencia, no sé porqué, el caso es que esas personas han desaparecido de mi vida. Creo que ya no las necesito. Lo mismo me ha ocurrido con situaciones y trabajos, todo ha cambiado. Mientras tanto, yo sigo respirando de forma consciente todo lo que me pueda dar cuenta, sigo aprendiendo y sobre todo, comienzo a abrir el cerebro del corazón hacia un nuevo aprendizaje, hacia una nueva experiencia.

7

LA RESPIRACIÓN EN MIS EMOCIONES

Me observo en el día a día para cambiar mis viejas interpretaciones, las que me hacían sufrir y a veces retorcerme de dolor, las que me alegraban y a veces me volvían dependiente.

Me he dado cuenta que mi dolor y mi alegría es producto de mi interpretación. He aprendido a respirar mis emociones sintiéndolas más conscientemente, el dolor es dolor, duele y a veces es insoportable, me hace sentir estados de ira, de tristeza, de impotencia, de rabia, de sensaciones desconocidas con las que me cuesta observar sin identificarme. En otras ocasiones surgen emociones alegres, eufóricas, pasionales, locas, emociones a las que estoy más acostumbrada y las conozco más, son las que más me gustan aunque siento que me crean apegos al placer. Cuando siento estos estados y los respiro, hay veces que desaparecen por arte de magia y surge el estado de observación, de plenitud, de calma, pero en otras ocasiones, esas emociones siguen estando ahí, me cuesta dejar de identificarme con ellas aunque las esté observando, por instantes no logro todavía mantener la concentración y seguir en atención plena. Todavía necesito sufrir y sentir placer, identificarme con las emociones y con mis personajes, creo que forma parte del juego de mi vida y mi experiencia. Puedo entrar por momentos en la no dualidad, solo por momentos porque todavía me hace falta sentir la dualidad y vivir con ella para seguir experimentando lo que tenga que ser. Todo es y hasta ahora, he llegado a sentir que aunque disfrute, sufra, tenga miedo, sienta placer, todo lo que me ocurre es lo que tiene que ocurrir, ahora practico el aceptar lo que me va llegando y dejarme fluir sin hacer nada, solo vivir sin ofrecer resistencia.

8

Lo consigo cuando estoy sola y todo fluye pero en la relación con los demás cambia todo, ahí comienza la práctica de verdad, trato de no resistirme y aceptar todo como es, lo consigo cada vez más pero la práctica es dura, me estoy programando de nuevo y cambiando mi forma de pensar y de interpretar. Hay veces que me encuentro con personas que nunca me habían caído bien y no las soportaba, al cambiar mi estado de conciencia cambia todo aunque sigue estando la vieja interpretación pero ya no le hago caso. Es increíble!, ahora siento cariño por algunas de las personas que no soportaba y las que van apareciendo con el perfil que antes rechazaba, voy aceptándolas y comprendiéndolas, todo está cambiando con la práctica de la atención plena y la respiración de las emociones. Todavía queda camino por andar y creo que según siga el camino de la experiencia, irá cambiando mi conocimiento y mi punto de vista, lo que ahora pienso, mañana será otro pensar.

9

Reflexiones durante el curso

Reflexión nº1

MI CREENCIA ES LA BASE DE MI EXPERIENCIA

Desde la infancia, comencé a tener experiencias de acuerdo a las creencias que fui introduciendo en mi mente. Mis antiguas creencias me inducían a juzgar, a tener conceptos, prejuicios, etc…., son las que me ayudaban y me ayudan a experimentar el juego de la vida, ellas me hacen creer que camino, que avanzo, que evoluciono. Desde mi punto de vista, nada es real, y es real al mismo tiempo. Las creencias son verdades para algunos momentos de mi vida y mentiras para cuando comienzo a vivir otra experiencia que me hace creer de otra forma, que me hace sentir que cambio, que evoluciono. Entonces, necesito creencias nuevas, que me renueven, que me hagan sentir diferente, que me hagan sentir algo nuevo que me hace creer que aprendo y puedo cambiar. Creo que mi vida son mis creencias, mi mundo exterior en el que suceden cosas, cosas que me hacen sentir emociones con diferentes grados de intensidad, de acuerdo a mis interpretaciones. Me gusta jugar creyendo que soy una guerrera buscando información para conseguir armas

10

que me ayuden a defenderme en el juego, que me hagan creer que soy más consciente para darme cuenta de mis creencias, de todo lo que arrastran, y así creer que gozo del libre albedrío. Me dejo fluir porque creo que soy una gota del océano en donde todo tiene su justa medida y ocurre lo que tiene que ocurrir a cada instante. Creo que lo único que tengo es el ahora.

11

Reflexión nº2

VIVIR DESDE EL CORAZÓN

Cuando encontré mi casa, cuando aprendí a vivir desde el corazón, mi vida comenzó a fluir y en ese instante me dejé de preocupar por los acontecimientos. La práctica de Mindfulness es el pasaje hacia mi hogar. Mi entrenamiento diario en la atención plena, en la respiración, en la observación. He llegado hasta aquí, hasta el hogar del corazón. Un nuevo destino, una nueva vida, una forma diferente de sentir……, y aun queda camino por andar, destinos por conquistar, porque cuanto más creo que avanzo, más se aleja el horizonte. Siento que todo es lo que tiene que ser para equilibrar la balanza de la vida. Sintiendo la respiración en el corazón, soy, siento, estoy. Una nueva forma de vida que no conocía, que nunca me habían enseñado. Otro mundo diferente del que conocía, otras sensaciones, otras interpretaciones, otras emociones, otro sufrimiento, más consciente. ¿Existe el sufrimiento?, ¿será producto de la interpretación?, y si es así, entonces no existe, solo existe cuando yo lo interpreto.

12

Acepto, Fluyo, Soy. Ahora comprendo desde el corazón, desarrollando una compasión infinita hacia mí y mis semejantes. Soy amor incondicional.

Me siento en una silla del jardín florido, donde cantan los pájaros y los gatos toman el sol. Me siento al calor, y la energía solar que me inunda, me carga de vida solar, ¡de fuerza vital! Vibro al cantar de las aves y al sonido de los coches que pasan por la casa, ¡siento plenitud! , mi cuerpo se expande desde el corazón cuando recojo el prana de vida donado por el sol. ¡ Qué inmensidad!, ¡ Qué emoción amorosa en mi corazón!. Escucho la gente pasar hablando, los perros ladrando, gritos alocados, la hormigonera de la obra de al lado girando, y me siento plena. Siento la música callejera dentro de mí, y me siento en plenitud, y sigo sintiendo el calor y el amor del sol que me inunda, me relaja, me relaja, me relaja………… Nunca pensé que fuera tan sencillo vivir, dejarse fluir desde el corazón, nunca lo pensé. Creía que la vida era sufrimiento y lucha por sobrevivir, identificándome con los personajes, en el mundo de la dualidad. Juzgaba y sufría, me identificaba y sufría, era otra vida, era perfecta en ese momento, era lo que necesitaba para llegar hasta aquí, hasta mi Casa.

13

Reflexión nº3

EL RECUERDO DE LAS GOMINOLAS

¿Qué ocurre cuando siento el deseo de comer golosinas? De repente un pensamiento de deseo de tomar golosinas, chocolate, algún estimulante dulce que me haga sentir la emoción que necesito. Comienzo a preguntarme: ¿porqué me apetece comer dulces?, ¿ qué me ocurre?, ¿ tengo alguna carencia que quiero sustituir por la sensación de comer golosinas?, ¿ tengo miedo a enfrentarme a algo?, ¿ quiero recordar algo relacionado con comer golosinas porque me hace sentir bien?, ¿ cuáles son esos recuerdos relacionados con el dulce?....., sé que no son adecuados para mi salud y sin embargo los necesito en determinados momentos, son como una droga que me estimula y me hace sentir una emoción que me provoca un estado de protección, despreocupación, confianza, ¿me aleja de la realidad a la que no me quiero enfrentar?..........?????? Repito una y otra vez un hábito basado en una creencia de un momento de la infancia en el que comer golosinas era símbolo de premio, alegría, amor, confianza,

14

despreocupación, protección, comienzo del apego a un sabor que crea emociones que me hacen sentir placer y me evaden de algo. Observo que cuando siento ira en alguna situación, tristeza, rabia, me baja la autoestima, me provoca un pensamiento que me invita a buscar placer con un estimulante alimenticio, material, que me ayude a evadirme de esa emoción. Así mismo, cuando ocurre lo contrario, una situación de alegría, de bienestar, alguna celebración, surge el mismo pensamiento de buscar un placer alimenticio, material, pero en este caso, que me cause una sensación de premio, de placer, evasión o recuerdo de antiguas creencias en las que celebraba una situación alegre con dulces y pasteles. Mi observación ante este hecho, me ha revelado una asociación de carencias con estimulantes alimenticios en mi caso. Hace más de veinte años, utilizaba el tabaco como estimulante de mis carencias emocionales, al dejarlo lo sustituí por los dulces. Al darme cuenta de mis impulsos, soy consciente de mis actos y responsable de las consecuencias. La voluntad y la salud integral me guían en las decisiones. Yo siempre elijo lo que quiero hacer y soy responsable de ello.

15

Reflexión nº 4

YO ME ACEPTO COMO SOY EN CADA MOMENTO

Soy como soy, no lo puedo evitar. A veces me cuesta aceptarlo por instantes aunque cada vez me acepto más como soy, me acepto con el corazón verdadero aunque duela, cueste y haya inconsciencia. Siempre he tenido una imagen de mí de acuerdo a mi programación, esta imagen se está desmoronando. Ahora veo y siento de forma diferente por lo tanto mi imagen está cambiando. Me encuentro aceptando facetas de mi personaje que nunca antes habría llegado a aceptar.

16

Soy de otra forma, de otra manera, de otra realidad. Soy como soy, con lo que conozco y lo que no conozco.

Todo me sirve aunque me contradiga. Todo lo que me ocurre es perfecto, es lo que necesito y cuando practico el no hacer todo encaja perfectamente. El vivir en un constante cambio me hace ser a veces inconsecuente con lo que digo y lo que hago pero me he dado cuenta de que forma parte de mi vida, unas veces soy de una forma y otras de otra ¡qué más da!, en el fondo SOY.

17

La respiración consciente en mi trabajo

Me gano la vida como cantante y profesora de técnica vocal. La respiración siempre ha jugado un papel muy importante en mi profesión, para mí es el motor de la voz, y si respiro con consciencia y atención plena, consigo una perspectiva diferente en la manera de utilizar la voz, me hace sentir más segura de lo que quiero cantar, ofrecer y decir al oyente, por lo tanto, me siento súper satisfecha cuando canto o quiero transmitir mis palabras. Antes de conocer midfulness, cantaba y hablaba sintiendo en todo momento el aire chocar en mi paladar, dientes, lengua, labios, me hacía sentir consciente de lo que hacía y muy segura sobre todo a la hora de cantar. Al sentir el aire en diferentes lugares de mi aparato fonador, soy más consciente del sonido de mi voz y de los efectos que creo al colocar el aire en esas zonas. En todo momento sé lo que quiero hacer y si mis posibilidades y tesitura me lo permiten, lo hago con total seguridad y convencimiento. Desde que comencé con la práctica de los ejercicios de mindfulness, ha aumentado mi percepción y mi consciencia a la hora de cantar y de hablar. Ahora me siento más segura y siento otras sensaciones diferentes que antes no llegaba a sentir. Este cambio que estoy experimentando a diario, me ha hecho todavía más consciente a la hora de cantar. Mi rítmica es más libre y mi creatividad me da mucho más juego que

18

antes, me dejo llevar y siento en el corazón la música que quiero transmitir y no lo pienso, lo canto directamente desde el sentir. Antes de conocer mindfulness, cuando vivía momentos de dudas, me afectaban en mis emociones a la hora de cantar, aunque estaba muy segura de lo que quería hacer con la voz, las emociones se descontrolaban y a veces surgían miedos y baja autoestima, sentimientos de falta de confianza y tristeza. Me juzgaba y por eso pensaba en que los demás me iban a juzgar y aunque era consciente de mis sensaciones, no sabía estar en atención plena ni en estado de observador, no sabía analizarme como lo hago ahora para darme cuenta de lo que me ocurre en algunas ocasiones y de los sentimientos que surgen con algunas emociones. No se me había pasado por la cabeza que sentir mi respiración fuera la respuesta a mis preguntas, el final de mi búsqueda. Gracias a este aprendizaje, he creado un curso para el desarrollo de la voz consciente en donde enseño técnica vocal unida a la práctica de mindfulness, enriquecido con algunas de las prácticas aprendidas en el primer curso de terapeuta transpersonal y meditaciones con sonidos grabados en plena naturaleza. Ya lo estoy impartiendo en mi estudio y para mí es algo que agradeceré eternamente.

19

Viaje hacia un nuevo estado de conciencia

Quiero compartir contigo que me lees, esta pequeña muestra de mi creación. Te propongo un viaje con destino a un nuevo estado de conciencia, con nuevas sensaciones y experiencias de algo nuevo que conduce a conseguir todo lo que uno se proponga. Te voy a contar lo más relevante de mis experimentos con las prácticas y cómo fui cambiando mi programación. En primer lugar, cuando comencé con la práctica de la respiración consciente, sentía mensajes de mi cuerpo, sentía sensaciones que me avisaban de que tenía que cambiar comportamientos y hábitos que ya no me funcionaban. Tenía la sensación de que mi mente funcionaba de diferente manera de acuerdo al clima, cuando hacía nublado, tiempo frío y lluvioso, me encontraba triste, sin ganas de hacer nada, de lo contrario cuando salía el sol y hacía más calor, me sentía mucho más animada y con muchas

20

ganas de crear y moverme. Pues nada más lejos de la realidad. Al seguir con la práctica de la respiración consciente, los sentidos se me iban agudizando cada vez más y los mensajes del cuerpo eran cada vez más conscientes, los entendía cada vez mejor, así que me di cuenta de que el tiempo no era el causante de mis cambios de humor, descubrí que mi alimentación y mi creencia ante la vida eran los causantes de mis cambios. Mi alimentación era prácticamente vegetariana, sin carne ni pescado, tomaba muchos dulces, lácteos e hidratos de carbono y la preparación de las comidas era bastante elaborada, tomaba ensaladas y frutas aunque no les daba el lugar que se merecían. Observé que apenas bebía agua, la cantidad diaria apenas llegaba a litro y medio, por eso y por los mensajes que recibía, decidí lo primero de todo, hacer una limpieza y purificación de mi cuerpo ya que sentía que mi mente por momentos estaba confusa y bloqueada. Me puse manos a la obra y lo primero que hice fue un ayuno de cuatro días a zumos de fruta y agua. Comencé a expulsar toxinas, a experimentar bastante malestar y a partir del tercer día mi mente era más clara y mis pensamientos diferentes, frescos. Actualmente ayuno un día a la semana en el que no cómo ni bebo absolutamente nada, ese día lo dedico exclusivamente a mí, a meditar con la respiración y a sentir todo lo que me rodea. Cambié mi alimentación a una dieta de frutas, verduras crudas, aceite de oliva y frutos secos, combinada con dos litros diarios de agua. He eliminado totalmente el azúcar de mi dieta, sentía que no me iba bien y me ensuciaba la mente aunque ahora muy de vez en cuando, en alguna celebración, me doy un pequeño homenaje. Desde que llevo otro tipo de alimentación y he abandonado determinados comportamientos, me encuentro mejor y aunque llueva, haga frío o esté nublado, me siento totalmente indiferente al clima. Otra de las sensaciones que he tenido ha sido con la televisión, los móviles y algunos aparatos eléctricos, siento que me alteran. El móvil me hace sentir una vibración muy rápida en mi cuerpo, una sensación de alerta, de aviso, de algo antinatural. La televisión no me deja concentrarme y mis ojos experimentan una alimentación nociva y artificial. Sé que tengo que convivir con ellos, trato de no ver mucha tele y utilizar el móvil lo menos posible. Desde mi punto de vista, todo es necesario en su justa medida. Desde que practico la respiración consciente, he cambiado mi alimentación y algunos de mis hábitos. Han cambiado mis pensamientos, mi mente es más clara y me siento como una niña, con pensamiento puro, limpio y natural. Todo esto con la práctica de mindfulness me ha regalado un pasaje hacia un nuevo estado de conciencia. Sigo viajando día a día hacia nuevos descubrimientos, nuevos estados de conciencia que me vayan nutriendo y abriendo el camino de mi Ser. Cuando comencé mi viaje, el requisito fundamental fue la respiración consciente, en un principio comencé sentada en una silla con la espalda recta, en posición de meditación y con los ojos cerrados. Me concentraba en la entrada y salida del aire, solamente, entrada y salida del aire.

21

A medida que seguía con la práctica, me empecé a fijar en cómo respiraba, trataba de llevar el aire hacia la parte baja de los pulmones, ensanchando el diafragma y terminando de llevar el aire a la parte superior de los pulmones. Comprobé que de esta forma se oxigenaba mi sangre, en un minuto conseguía hacer tres respiraciones completas y llegaba a un grado de concentración total. Se experimenta una calma y una plenitud infinita en donde es natural el estado de atención plena. Este ejercicio lo practico todos los días, a cualquier hora del día, según me lo pida el cuerpo. Al seguir avanzando en el camino me puse con el ejercicio de la respiración cuadrada que leí muy atentamente en el librito de mindfulness y que consiste en respirar, retener, espirar, retener. Este ejercicio me ha obsequiado con unos beneficios increíbles a la hora de estar en situaciones dolorosas, de temor o situaciones incómodas, también me ayuda mucho cuando voy a meditar y cuando por los acontecimientos, me cuesta concentrarme en el estado de quietud mental. Creo que para la práctica de la respiración, sea el ejercicio que sea, es conveniente saber respirar adecuadamente, oxigenando todas nuestras células por completo. Por lógica, si tenemos unos pulmones de un determinado tamaño, lo razonable sería llenarlos por completo para su total aprovechamiento. He comprobado, sobre todo con mis alumnos que vienen por primera vez a mi estudio, que muchos de ellos no respiran adecuadamente, no están acostumbrados a llenar los pulmones de aire desde abajo, desplazando las costillas hacia afuera para tensar el diafragma, su respiración es pobre y superficial y esto no les ayuda nada para cantar. Respirar de una forma natural y completa, logrando oxigenar nuestra sangre y nuestras células sería: tomando aire por la nariz, sintiendo como se hincha nuestro abdomen, (eso quiere decir que estamos llenando los pulmones desde la parte de abajo y según se van llenando de aire, van creciendo y desplazando las vísceras hacia la pelvis, lo que provoca que se hinche nuestro abdomen). Seguidamente, colocándonos las manos en las costillas, debemos sentir como se desplazan hacia afuera, esto significa que se está tensando el diafragma que nos está ayudando a aumentar nuestra capacidad respiratoria y llenado total de los pulmones. Así debería ser la respiración completa y regeneradora de la salud.

Aquí te dejo un enlace a you tube donde se explica muy detalladamente la respiración completa.

http://youtu.be/9drWL2BdiNQ

22

Otro ejercicio que práctico durante el día, depende de la situación el cuerpo me lo pide, es la respiración en el corazón. Este ejercicio, lo practico durante el día y cuando hago la práctica de sungazing en la que miro al sol durante 15 minutos antes de que se ponga, me concentro en el astro solar, respiro y siento en la zona del corazón, para mí es una meditación de 15 minutos muy reveladores, despertadores, iluminadores.

También esta práctica de respirar en el corazón la practico durante el día cuando estoy estudiando, limpiando, dando clases, caminando o practicando otra actividad, me está abriendo la percepción con el corazón y me está despertando sensaciones dormidas.

23

En principio, esta es mi experiencia como neófita del mindfulness. Sigo con la práctica de la respiración consciente y con la investigación, atenta escucha a los mensajes y señales de mi cuerpo. Estoy totalmente centrada en la respiración con todo mi ser, es la llave a la puerta de lo diferente, lo sorprendente, lo desconocido. Creo que simplemente respirando de forma consciente en el corazón, voy despertando y avanzando en la escuela de la vida.

LO QUE AHORA ES, AHORA NO ES