Tratado de Seguridad y Desarrollo del Espacio Exterior

Tratado de Seguridad y Desarrollo del Espacio Exterior - 2011 El Tratado de Seguridad y Desarrollo del Espacio Exterior - 2011 establece un esquema de...
0 downloads 0 Views 238KB Size
Tratado de Seguridad y Desarrollo del Espacio Exterior - 2011 El Tratado de Seguridad y Desarrollo del Espacio Exterior - 2011 establece un esquema de trabajo y procedimientos para asegurar que el espacio sea una región neutral desde la cual toda clase de armas sea prohibida y en la cual ninguna acción hostil tenga lugar en contra del planeta Tierra o del Cosmos. Este Tratado invita a los Estados miembros de la ONU para que sean los firmantes del mismo e invita a todas las partes, incluyendo a los Estados del Mundo, las Naciones Indígenas y las Culturas Cósmicas, con el fin de que se comprometan a planificar y ayudar con el desarrollo ordenado y con la implementación de un esquema de trabajo y procedimientos que asegurarán y verificarán que el espacio sea y permanezca como una región neutral desde la cual toda clase de armas con base en el espacio sean prohibidas definitivamente.

Firmamos este Tratado con el fin de: Reafirmar la urgencia de evitar una desestabilizante, amenazadora y costosa carrera armamentista en el espacio, Reconocer que un acuerdo a través de un Tratado, para crear un dominio espacial libre de armas que nos asegure la cooperación universal en el espacio, nos ahorrará grandes costos que de lo contrario se expandirían hacia una peligrosa y provocadora carrera armamentista en el espacio, Reconocer que la eliminación de las armas con base en el espacio es más fácil de lograr a través de un acuerdo antes que el hacer cualquier inversión para su ubicación, Confirmar que es una obligación de los líderes de todos los Estados el prohibir todas las armas con base en el espacio incluyendo la intención de armar el espacio, la luna o cualquier otro cuerpo celeste, o el utilizar cualquier tecnología con base en el espacio a manera de una arma espacial, Reafirmar la urgente necesidad de establecer acuerdos para propósitos concretos y proyectos que se deriven de la confianza para el desarrollo, acuerdos de cooperación mundial espacial que nos prevendrán de una carrera armamentista en el espacio exterior, Reconocer que la información y los datos obtenidos del desarrollo y la exploración cooperativa del espacio nos ofrecerán oportunidades y beneficios ilimitados para toda la humanidad en las áreas de la salud, educación, economía, seguridad mutua, energía y del medio ambiente,

1

Hacer conocer que no estamos solos en el universo, que existen Culturas Cósmicas que serían importantes aliadas para nuestra seguridad y desarrollo, y que nuestras políticas nacionales e internacionales deben reflejar esta realidad, Reconocer que desde el comienzo de las pruebas nucleares, la tecnología extraterrestre ha demostrado la capacidad de desactivar las comunicaciones de forma selectiva y/o el poder de participación de las unidades operativas, y han aparecido sobre los campos ICBM en algunos países causando la falla no destructora de docenas de ICBMs – poniéndolos fuera de operación por días, Dar cuenta de que la capacidad demostrada por las culturas extraterrestres del universo para neutralizar cualquier misil o capacidad nuclear no es en sí un mensaje de amenaza, sino que es para hacernos notar cuál es nuestra limitada capacidad de entendimiento de la física y de las claras consecuencias peligrosas de continuar con el uso de tecnologías de destrucción, Afirmar que la posibilidad de reclamar un futuro de paz para la humanidad y un ambiente seguro sobre la Tierra está íntimamente ligada a la reducción de nuestra violencia hacia los demás y hacia la Tierra, y con la preparación para sobrevivir mientras el Planeta se sana a sí mismo, y que el consejo y la ayuda de las Civilizaciones Cósmicas que nos llevan miles de años de adelanto serían de una gran ayuda, Hacer notar que toda clase de armas ubicadas en el espacio, incluyendo las armas de destrucción masiva o de precisión, es un símbolo de temor ante todo lo cual la violencia derivada no nos ofrece ninguna solución, Reconocer que el espacio debe estar siempre libre de los peligros creados por los seres humanos, y que debe ser un camino hacia los secretos de nuestro pasado y a los desafíos de nuestro futuro, Estar inspirados por el gran porvenir de la Tierra, que tome el lugar que le corresponde en el Cosmos y con los ciudadanos de las regiones de fuera de la Tierra que comparten los frutos de sus culturas con la humanidad, Reafirmar que el prevenir la ubicación de armas en el espacio nos prevendrá de las consecuencias, riesgos y peligros para la paz en la Tierra y para la paz en el espacio, Creer que la cooperación mundial en el espacio contribuirá a desarrollar un entendimiento mutuo y a fortalecer la seguridad basada en una nueva forma de verificación y reforzamiento que aplique las últimas herramientas de la tecnología para la observación y para compartir la información, ya que las relaciones cooperativas generan más confianza y transparencia,

2

Comprender que este Tratado del espacio es hoy verificable y susceptible de reforzarse con la aplicación del monitoreo, la observación y la compartición de técnicas de información tanto actuales como futuras, Encontrarnos inspirados por el gran porvenir, por los beneficios y oportunidades para estimular las economías, los empleos, beneficios, productos y servicios para resolver los urgentes y potenciales problemas de los seres humanos y del resto de la biósfera, Reconocer que las posesiones de nuestro espacio pueden ser protegidas solamente por una cooperación mutua y la verificación, y que este Tratado cumplirá con su objetivo, Ser conscientes de que somos una especie humana interconectada e interdependiente y que estamos determinados a vivir en paz con todos nuestros vecinos de la Tierra y del universo, Afirmar que esta es la política de todas las Partes firmantes de este Tratado para que se prohíba permanentemente todas las armas ubicadas en el espacio y para proceder a favor del espacio en forma cooperativa, Estamos convencidos de que este Tratado sobrepasará los propósitos y principios de la Carta declaratoria de las Naciones Unidas. Todos los Estados y Partes Signatarias de este Tratado acuerdan los siguientes Artículos:

ARTÍCULO I 1. Cada Estado y Parte firmante y ratificador de este Tratado de Seguridad y Desarrollo del Espacio Exterior 2011 se comprometerá a: (a) Implementar una prohibición sobre la investigación, desarrollo, pruebas, manufacturación y despliegue de todas las armas ubicadas en el espacio. (b) Implementar una prohibición sobre el uso de armas ubicadas en el espacio cuyo propósito es destruir o dañar objetos o seres localizados en el espacio o en la Tierra. (c) Dar por terminada cualquier investigación, desarrollo, prueba, producción, manufacturación y despliegue actual de todas las armas ubicadas en el espacio. (d) Cada una de las Partes y Estados Signatarios de este Tratado brindará su ayuda y estimulará a otros Estados del Mundo para que firmen, ratifiquen e implementen el Tratado de Seguridad y Desarrollo del Espacio Exterior 2011. 2. Después de que los nueve (9) primeros Estados miembros de la ONU hayan firmado el Tratado de Seguridad y Desarrollo del Espacio Exterior 2011, el Secretario General de las Naciones Unidas pondrá a consideración de la Asamblea General de las Naciones Unidas el reconocimiento oficial de este Tratado a partir del momento en que sea ratificado legalmente.

3

3. Nada referente a este Tratado prohibirá las siguientes actividades que no están relacionadas con la colocación de armas en el espacio: (a) Exploración del espacio (b) Investigación y desarrollo del espacio (c) Pruebas, fabricación, producción o desarrollo de sistemas no bélicos. 4. No están prohibidas las actividades comerciales, civiles, empresariales o militares con base en el espacio y que sean confirmadas por la Oficina de la Paz en el Espacio, siempre que no sean parte de ningún sistema de colocación de armas en el espacio o que tengan la intención de servir como apoyo a algún sistema de colocación de armas en el espacio. 5. Se estimula las actividades cooperativas con base en el espacio entre cualquiera de las personas de la Tierra o con los miembros de cualquier Cultura Cósmica.

ARTÍCULO II 1. Cada Estado Signatario de este Tratado no podrá colocar ninguna arma sobre ningún objeto o cuerpo celeste localizado en el espacio. Se permite el establecimiento de bases en el espacio relacionadas con actividades u operaciones militares, incluso para la comunicación, navegación, reconocimiento, alerta, sensor remoto y vigilancia que no interfiera con las operaciones de ningún otro satélite, con la vida y el trabajo en el espacio o con empresas espaciales, siempre y cuando pueda ser verificado de que no existe la intención de utilizar ninguna tecnología espacial o sistema de armas colocadas en el espacio, por parte la Oficina de la Paz en el Espacio. 2. No está prohibido el uso de tecnología militar o de personal para propósitos pacíficos en el espacio, siempre que no se use ningún equipamiento o instalación espacial relacionados con la investigación y el desarrollo, pruebas, fabricación, producción, despliegue o aplicación de armas espaciales.

ARTÍCULO III 1. Las Naciones Signatarias de este Tratado acuerdan el establecimiento, equipamiento y organización de la Oficina de la Paz en el Espacio de las Naciones Unidas. 2. Esta Oficina de la Paz en el Espacio estará conformada por los representantes de diversas áreas tales como la comercial, civil, empresarial y los sectores militares que controlarán el registro de las actividades espaciales y determinarán los métodos de monitorear el cumplimiento, incluyendo la verificación y las medidas de reforzamiento que mantendrán el compromiso permanente de todas las Naciones Signatarias de este Tratado. 3. La Oficina para la Paz en el Espacio tiene como misión el monitoreo del espacio exterior para verificar y reforzar este Tratado a través del uso de las más avanzadas herramientas tecnológicas y la coparticipación de la información.

4

4. La Oficina para la Paz en el Espacio identificará cualquier entidad o programa que se comprometa con actividades contrarias a las previstas en este Tratado y trabajará con todos los signatarios para corregir esta situación por la vía de la cooperación, no de la confrontación.

ARTÍCULO IV 1. Los términos “espacio” y “espacio exterior” se definen como el espacio existente fuera del planeta Tierra a una altitud de 100 kilómetros sobre el nivel del mar. Las armas prohibidas por este tratado están consideradas como espaciales si están colocadas en o por sobre los 100 kilómetros sobre el nivel del mar. 2. Las armas espaciales se definen como todo aquello que está colocado en el espacio y que puede ser usado para causar daño o destrucción de objetos o seres vivos en el espacio o en la Tierra desde un lugar ubicado en el espacio. 3. Este Tratado prohíbe todas las armas espaciales, incluyendo el doble uso de cualquier objeto o tecnología espacial al ser colocada en el espacio con la intención de ser usada como una arma para hacer daño o destruir cualquier objeto o ser vivo en la Tierra o en el espacio. 4. Las armas lanzadas desde la Tierra y que atraviesan el espacio pero que no están ubicadas en el espacio, no están prohibidas por este tratado. 5. Los términos “armas espaciales” y “sistemas de armas espaciales” se definen para el propósito de este Tratado con la finalidad de identificar las armas, dispositivos o sistemas ubicados en cualquier lugar del espacio para propósitos de daño o destrucción, desde el espacio, de cualquier objeto o sujeto que esté localizado en el espacio o en la Tierra. 6. Este tratado prohíbe: (a) El lanzamiento de una o más armas ubicadas en el espacio y que tiendan a colisionar con cualquier objeto o sujeto en el espacio. (b) La detonación de cualquier artefacto explosivo ubicado en el espacio con proximidad a cualquier objeto o sujeto en el espacio. (c) El direccionar ofensivamente cualquier fuente de energía ubicada en el espacio en contra de algún objeto o sujeto del espacio o de la Tierra. (d) Ubicar controles o sistemas de cualquier arma espacial que pueda tender a colisionar con o a infligir daño a objetos o sujetos en cualquier lugar del espacio, incluyendo la luna, cualquier cuerpo celeste, un satélite, equipo, estación o sobre cualquier nave de algún Visitante de fuera del Planeta.

5

ARTÍCULO V 1. La Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos de la Paz en el Espacio será la responsable de coordinar las primeras reuniones entre los miembros de las Culturas Cósmicas con las unidades de las Naciones Unidas, los representantes de las Naciones Signatarias y las primeras Naciones Indígenas. 2. Se dispondrá de una Coordinación de Cultura Cósmica para el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para dar respuesta a las preguntas y para proveer de asesoramiento en asuntos de seguridad y desarrollo del Planeta. 3. La Coordinadora de Cultura Cósmica prestará ayuda en la identificación y neutralización de cualquier intento por desplegar o usar armas espaciales.

ARTÍCULO VI 1. Las provisiones de este Tratado que prohíbe toda clase de armas espaciales se aplicarán a todas las Naciones del Mundo, sean o no signatarias de este Tratado. 2. Este Tratado entrará en vigencia al momento de su aprobación y ratificación por parte de las primeras nueve (9) Naciones Signatarias.

ARTÍCULO VII 1. Este Tratado estará abierto a todas las Naciones para su firma. Cualquier Nación que no firme este Tratado antes de su entrada en vigencia podrá acceder al mismo posteriormente. 2. Este Tratado será sujeto de ratificación por las Naciones Signatarias. Los instrumentos de ratificación o aprobación serán entregados al Secretario General de las Naciones Unidas. 3. Este Tratado entrará en vigencia al momento de entregar los instrumentos de ratificación de (9) de los Gobiernos firmantes. Para cualquier Nación cuyos instrumentos de ratificación o aprobación sean depositados con posterioridad a la entrada en vigencia de este Tratado, su ratificación entrará en vigencia en la fecha de entrega de sus instrumentos de ratificación o aprobación. 4. Los Gobiernos Depositarios informarán inmediatamente a todas las Naciones Signatarias y adherentes de la fecha de cada firma, la fecha del depósito de cada instrumento de ratificación y de aceptación de este Tratado, y la fecha de su entrada en vigencia y de otras disposiciones. 5. Este Tratado será registrado por los Gobiernos Depositarios según el Artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas. 6. Este Tratado tendrá una duración indefinida.

ARTÍCULO VIII

6

1. Cualquier Nación Signataria del Tratado puede proponer enmiendas a este Tratado. 2. Las enmiendas al Tratado entrarán en vigencia luego de la aceptación por mayoría de votos de las Naciones Signatarias. 3. El texto de cualquier propuesta de enmienda será puesto a consideración del Depositario de las Naciones Unidas quien notificará de inmediato a todas las Naciones Signatarias.

ARTÍCULO IX De este Tratado, cuyas versiones en inglés, árabe, ruso, francés, español y chino son igualmente auténticas, serán entregadas para los archivos de los Gobiernos Depositarios. Las copias certificadas de este Tratado serán transmitidas por los Gobiernos Depositarios para los Gobiernos de las Naciones Signatarias y las que los acepten. TESTIFICO QUE el abajo firmante, debidamente autorizado por su respectivo Gobierno, ha Firmado este Tratado ______________________________________________ En la ciudad de ___________________________________________________ Con fecha de _____________________________________________________.

_____________________________________________________________________ ___________________________________________________________________

Puntos de Aclaración Tratado de Seguridad y Desarrollo del Espacio Exterior - 2011

7

1. Este Tratado no prohíbe las armas ubicadas en la Tierra. 2. Este Tratado prohíbe el “armamentismo” espacial. La “militarización” del espacio, lo cual ya ha ocurrido, requiere de una nueva definición para los propósitos de este Tratado. La milicia ya está provista de comunicación e inteligencia mejorada, de observación e intercambio de datos, y puede ayudar a construir una vía segura para que los seres humanos accedan al universo y a los miembros de las Culturas Cósmicas para que entren a la esfera de la Tierra en forma segura. 3. La estrategia de este Tratado incorpora la realidad de que los seres humanos han evolucionado hacia una condición de conciencia más elevada que la de aquella del pasado, y que estaremos trabajando con las Culturas Cósmicas cuya situación y voluntad de cooperar con las culturas de la Tierra se basa en una conciencia superior. Los Signatarios de este Tratado reconocen este punto de vista porque es necesario trabajar dentro del contexto de la verdad suprema en nuestro tiempo, y porque esta es la única forma de acercamiento que conseguirá la ayuda necesaria para decretar este Tratado.

8