Proyecto de Fortalecimiento Institucional del CONSEP

Consejo Nacional de Control de Sustancias CONSEP / LIBRE DEDROO.4S CECAFEG Cerdeo Ecuatoriano de Capacitación y Fornorióe de Educadores de Lr Calle...
0 downloads 0 Views 24MB Size
Consejo Nacional de Control de Sustancias CONSEP / LIBRE DEDROO.4S

CECAFEG

Cerdeo Ecuatoriano de Capacitación y Fornorióe de Educadores de Lr Calle

Proyecto de Fortalecimiento Institucional del CONSEP

A D

FUNDACIÓN DE AYUDA CONTRA LA DROGADICCIÓN

ídos

Comunidad de Madrid

Amigas y amigos.

Proyecto de Fortalecimiento Institucional del CONSEP Hablar sobre sexualidad en familia Cuaderno para familias ,,'CECAFEC, 2008

ly

Obra desarrollada con la colaboración y autorización de la FAD a partir de los textos originales del Programa Integral de Desarrollo Educativo PIDE Edita y distribuye CECAFEC Centro Ecuatoriano de Capacitación y Formación de Educadores de la Calle Lizardo García 121 y '12 de Octubre Quito, Ecuador Teléfonos: 2 239 791 / 2 239 792 Fax: 2 239 790 E-mail: [email protected] Dirección Técnica Domingo Paredes Gonzalo Barreno Eusebio Megías Gerardo Lerma

Secretario Ejecutivo del CONSEP Director Ejecutivo del CECAFEC Director Técnico de la FAD Jefe del Departamento de Cooperación al Desarrollo de la FAD

Coordinación Director de Control de Demanda de Drogas del CONSEP Jofre Jiménez Miguel A. Fernández Técnico del Departamento de Cooperación al Desarrollo de la FAD Autora Ana Cordero Colaboraciones Gonzalo Barreno Diego Pólit Elvira Martínez Rodrigo Muñoz Walker Vizcarra Fotografías Archivo CECAFEC Ilustraciones Ricardo de Arce Diseño y diagramación Fabrizio Moreno Salas Impresión Togo, Diseño & Impresión 2 461 193 / 098711142 Depósito legal En trámite

hora nos toca hablar de la sexualidad, sí amigos de la sexualidad, y ¿por qué e no? Si es una parte importante de nosotros: de padres y madres, de hombres y mujeres, de jóvenes, de adolescentes e inclusive de niños y niñas. Es un aspecto tan importante como otros y además es parte de la comunicación, de la convivencia ¿le parece? Sin la sexualidad ni siquiera existiera la familia... ¿verdad? Cuando hablamos de sexualidad escuchamos murmullos, risas, chistes y también miramos cambios en los colores, sí es verdad, nos ponemos pálidos, verdes y rosados y en ocasiones hasta nos volvemos tartamudos. Este... hijo pre-gun-tatale me-mejor a tutu mamama co-co-mo se hacen los los bebés.

¿Le ha pasado algo así a usted? Recordemos la última vez que un hijo, hija, o sobrino o cualquier otra persona de nuestra familia nos preguntó algo como: ¿Cómo entro mi hermanito a la barriga de mi mamá? ¿Cuál fue nuestra reacción? ¿Por qué?

¿Por qué tenemos dificultades de hablar de un tema tan cercano en nuestras vidas? La sexualidad es parte de nosotros y principalmente tiene tres funciones: Expresar, comunicar sentimientos y sensaciones ligadas al afecto. Es un camino de expresión a nuestra necesidad de dar y recibir placer.

3. Sirve -en algunos casos- para la reproducción es decir para tener hijos o hijas. Y entonces ¿por qué cree que tenemos tanta dificultad para hablar de un tema tan cercano y necesario? Ah! Es un tema delicado, dirán algunos. Mis padres nunca me hablaron a mí, en ese tiempo no se hablaban de esas cosas. Es un tabú hablar sobre sexualidad. Hemos oído también decir que es mejor no conversar sobre sexualidad ¿usted lo ha escuchado? ¿En su comunidad o barrio dicen también esto? Dicen algunos que hablar sobre el tema les abre los ojos a los niños ¿lo ha escuchado? Madre, padre, tío, tía, abuelita ¿usted prefiere que su hijo o hija tenga los ojos cerrados? Recuerde que con los ojos cerrados es más fácil caerse, chocarse, resbalarse, lastimarse.

AM Primero nuestra sexualidad Para adentrarnos de mejor manera en este tema vamos a pensar y a sentir nuestra sexualidad. Pensemos en las cosas bellas, ricas, sabrosas que están ligadas con la sexualidad. Recordemos que dentro de la sexualidad están los besos ¡qué ricos! los abrazos, las caricias, las toqueteadas, las palabras de amor, los bailes, las miradas, los murmullos, los deseos, las relaciones sexuales. Todas estas son formas de relacionarnos y comunicarnos; dar y recibir cariño y placer entre parejas. Pero no solo entre parejas, porque también nos damos a nosotros mismos caricias y otras formas de sentir placer desde nuestras mismas manos. ¿Ya pensó, ya recordó, ya tiene una amplia sonrisa en su rostro? Entonces ya sabe que este cuadernillo vamos a hablar de las cosas buenas de la sexualidad, pero también de algunos riesgos y cómo prevenirlos para ayudar a nuestros hijos a vivir la sexualidad de una manera responsable, sana y placentera, también vamos a reflexionar y a hablar sobre nuestra propia sexualidad y cómo vivirla de mejor manera. Suena raro, cuando hablamos de sexualidad casi siempre pensamos solo en los riesgos y no en el placer, pero ahora vamos a conversar de ambas cosas ¿está de acuerdo? Sí, claro y quien le dijo a usted que el placer es algo malo ¿cree usted que es un pecado? ¿En su barrio, en su comunidad se analiza solamente la parte "mala" de la sexualidad? ¿Por qué cree usted que sucede esto? Preguntémonos las razones que pueden haber para haber abordado el tema de la sexualidad únicamente desde los peligros, desde los riesgos, desde las partes oscuras. Y esto es cuando se trata el tema, porque en las mayoría de familias es una cuestión no tratada y nos quedamos mudos y paralizados frente a las preguntas y nos hacemos los tontos cuando tenemos que enfrentar temas como: nacimiento de los bebés, enamoramiento, cambios en los cuerpos de chicos y chicas, cuerpo y placer, masturbación, relaciones sexuales, embarazo, vida en parejas, homosexualidad, género: que es las formas en las que la sociedad pide que nos comportemos los hombres y las mujeres, anticoncepción, Infecciones de Transmisión Sexual, SIDA. ¿Tenemos dificultades de tratar estos temas? ¿Cómo es en su casa? ¿Se conversa sobre esto? ¿Cuándo se habla? ¿En que tono? Porque Don Ramón nos cuenta "al mocoso le ortigué las manos por andarse tocando y le dije que si le vuelvo a ver con las menos dentro del pantalón le corto"

¿Cuándo le hablo Don Ramón a su niño sobre sexualidad? ¿En que circunstancias lo hizo? ¿En que tono? ¿Qué cree usted que pensará el niño? ¿Qué consecuencias puede tener esta reacción del padre en la vida sexual del hijo?

Le parecen cercanos algunos de los siguientes testimonios de padres y madres ecuatorianos: "Una vez le pegué a mi hija para que no se toque la vulva". "Me sentí muy mal cuando un sobrino estaba tocando sus partes íntimas". "Yo sentí miedo cuando mi hijo me preguntó para que sirve el pene". "Sentí rabia cuando mi muchacha de 15 años se besaba con su enamorado".

Todos hemos tenido alguno de estos sentimientos y no hemos sabido como reaccionar, verdad...? debido quizás a causas, que ya fueron nombradas pero que siempre están presentes: Nunca nos hablaron nuestros padres a nosotros. No sabemos como hablar de estos temas. Hasta hace poco tiempo hablar de sexualidad era un atrevimiento. La sexualidad es considerada como algo malo y no se debe hablar. Si hablo de esto en mi familia me pueden perder el respeto. ¿Le parece que estas son algunas de las causas o creencias por las que nos es tan difícil hablar y actuar sin miedos, sin violencia, sin vergüenza? Entonces ante las preguntas mejor nos callamos. Ante los hechos nos hacemos los "de la vista gorda". No sabemos que hacer frente a un niño que se toca los genitales, o cuando encontra mos jugando desnudos a los niños y niñas; nos hacemos los bobos cuando calculamos que nuestros hijos jóvenes ya están teniendo relaciones sexuales. Entonces callamos, nos enojamos, recurrimos a la violencia, les prohibimos sin explicaciones les decimos frases a medias como ¡cuídate! Pero no le decimos ni de que, ni como, ni por qué. Leonardo Romero, un educador sexual de Colombia, nos dice que: "mentimos, engañamos, disfrazamos para ocultar y esconder la verdad porque creemos que la sexualidad es algo malo, y pensamos que las expresiones sexuales infantiles son dañinas y perjudiciales, pero al castigar, al reprimir la sexualidad en nuestros hijos lo que causamos es que los niños y adolescentes se crían con un sentimiento malicioso de la sexualidad y la viven a escondidas con sentimientos de culpa, estas sensaciones y aprendizajes no les permiten responsabilizarse de sus actuaciones".

ACTIVIDAD: Algunas personas nos sentimos incómodos para tratar ciertos temas más que otros. Clasifique de la siguiente lista los temas en: muy complicados, más o Henos complicados y fáciles de ser tratados, y en la última columna de la derecha escriba un o dos palabritas sobre la razón principal para clasificarlos así. TEMÁTICAS

MUY COMPLICADAS

MÁS O MENOS COMPLICADAS

FÁCILES DE SER TRATADAS

1

RAZON

Nacimiento de los bebés Enamoramiento

Para comunicarnos en las familias sobre estos temas debemos ponernos de acuerdo en algunas cosas. La información que le damos a continuación puede ayudarle.

Cambios en los cuerpos de chicos y chicas

Toda clase de familias #

Cuerpo y placer Masturbación

Las familias son tan distintas, y en todas le proponemos hablar de la sexualidad.

Relaciones sexuales

Hay familias ampliadas, grandes donde viven a veces los abuelos, los tíos, los primos, tal vez algún entenado, en fin familias grandes (propongo unos dibujos similares a los de sexo..que es?)

Embarazo Vida en parejas

Existen otras familias más pequeñas, a veces con los dos padres, a veces solo con la mamá y los hijos; otras veces, esto es menos común pero existe, solo el papá y los hijos.

Homosexualidad Anticoncepción

En otras ocasiones los padres no están pero algunos adultos como tíos, abuelos, vecinos, compadres y comadres hacen de padres y madres es decir cumplen el papel de estos que han migrado, se han muerto, se han ido, están enfermos, o cualquier otra razón.

Infecciones de transmisión sexual SIDA

Empiece a comunicarse en su familia iniciando por los temas que usted clasificó en el cuadro anterior como las más fáciles de hablar. Al hablar trate de que el tono de voz sea cálido, dulce, tranquilo; así los hijos o allegados sabrán que la sexualidad no es mala. No espero encontrarse con una "acción ligada a la sexualidad" para conversar sobre el tema. Es decir hablar sobre prevención de embarazos cuando una hija nos comunique que está embarazada podría ser un poco tarde... verdad? Si no sabe cómo abordar algunos temas, infórmese con alguien que sepa, o en el Centro de Salud o en otra institución que le pueda prestar ayuda.

..)

Algunos papás y mamás nos han dicho cuando hablado con ellos que sienten mayor vergüenza cuando tienen que conversar sobre relaciones sexuales, sobre masturbación, sobre homosexualidad ¿coincide con su tabla de clasificación? ¿Por qué cree que esto se da? ¿Entonces qué hacer? Si su realidad es parecida a la que estamos describiendo, y usted cree que es necesario e importante tratar temas de sexualidad en su familia, entonces le proponemos algunos pasos para hacerlo de la mejor manera: Reconozca los sentimientos y las sensaciones que le causa hablar de sexualidad con sus hijos. Esto es importante. Enfrentarme a lo que siento es un primer paso para superar estas sensaciones de miedo, de vergüenza, de confusión, etc. Piense en los motivos de su recelo, de su incomodidad, de sus temores, analice por qué los tiene, este es un segundo paso para irse librando de ellos poco a poco. 3. Hable de sus sentimientos y pensamientos sobre sexualidad con su pareja o con alguien de mucha confianza. por ejemplo una amigo o amiga, así nos vamos entrenando para luego poder hablar en la familia.

No hay familias mejores o peores por como están formadas, antes se hablaban de familias completas o incompletas ¡ahora ya no! Una familia con papá y mamá puede no tener un buen funcionamiento y una de solo uno de los padres puede apoyar y proteger de mejor manera a los niños y adolescentes ¿Conoce familias como las descritas? Cualquiera sea la estructura de la familia, lo que debe brindar es cariño, protección, apoyo, y a medida de las posibilidades cubrir las necesidádes básicas como alimentación, cobijo. Los adolescentes dicen que entre sus necesidades principales está el tratamiento de la sexualidad y reclaman mucho la comunicación con sus padres. ¡Manos a la obra!

Toda clase de cuerpos Todos somos, todos tenemos, somos y tenemos un cuerpo y podemos ser: bajitos o altos blancos, negros o amarillos flacos o gordos jóvenes o viejos tener necesidades especiales o no ser fuertes o débiles. En cualquier tipo de cuerpos sentimos placer, dolor, frío, calor, miedo, felicidad. Qué importante es nuestro cuerpo y que fundamental para la comunicación sexual, los cuerpos hablan y ríen de distintas maneras cuando somos niños, cuando somos adolescentes y cuando somos adultos. Pero en todas las edades nuestros cuerpos piden caricias, abrazos, manifestaciones de afecto. Comunicarnos en las familias sobre sexualidad significa: aceptarnos con las distintas clases de cuerpo que tengamos. conocer nuestro cuerpo incluyendo los órganos sexuales conocer las respuestas de nuestro cuerpo frente a los estímulos sexuales saber en que partes del cuerpo sentimos mayor placer y cuándo. aceptar nuestro cuerpo sea de cualquier tipo saber que el cuerpo es una fuente de placer y de goce. responsabilizarnos de nuestro cuerpo cuidarlo para que no sufra enfermedades entre ellas, las de transmisión sexual. ACTIVIDAD: Dibuje en un papel su cuerpo desnudo, pinte con color azul las partes del mismo en las que siente mayor placer, dibuje con rojo aquellas partes en las que no siente ningún placer, aquellas partes que no le gusta que le toquen. Si usted quiere y solo si usted quiere comparta este dibujo con su pareja y comuníquese sobre las partes de su cuerpo en las que siente mayor placer. El reconocimiento de su cuerpo le ayudará a entender que otras personas incluyendo los miembros de su familia también sienten mayor placer en ciertas partes del cuerpo.

¿La masturbación es normal? Recordemos: "Al mocoso le ortigué las manos por andarse tocando y le dije que si le vuelvo a ver con las menos dentro del pantalón le corto". "Una vez le pegué a mi hija para que no se toque la vulva". "Me sentí muy mal cuando un sobrino estaba tocando sus partes íntimas".

Tal como nos muestran los testimonios las personas de todas las edades se masturban: bebés, sí aún que usted no lo crea existen fotos de bebé en la barriga de la mamá, tocándose el pene o la vulva. ¿Y quién les enseñó? Nadie ellos recorrieron su pequeño cuerpo y supieron por sus propias manos que habían unos lugares que producían mayor satisfacción que otros. Así de simple, sin ninguna malicia, parece que la malicia lo ponemos nosotros. Niños y niñas también tocan, acarician, frotan sus órganos genitales. Esto es totalmente normal, quienes nos ponemos incómodos, nerviosos y a veces hasta furiosos como Don Ramón somos nosotros los adultos. Es importante enseñar a los niños y niñas que esta es una actividad que debe hacerse en privado, es como ir al baño, no porque sea algo malo sino porque es personal e íntimo. La masturbación es más frecuente en los adolescentes. También los adolescentes tanto chicos como chicas pueden tener sueños sexuales, y a veces tienen un orgasmo durante el sueño a esto se les llama sueños húmedos ya que amanecen mojados con semen los hombres o secreciones vaginales las mujeres. Algunos creen que la masturbación está mal y es dañina y algunas religiones lo consideran un pecado, pero la masturbación no puede hacer daño ¿Usted ha escuchado que masturbarse produce esterilidad es decir que no se puede tener hijos, o ceguera, locura o pelos en las manos? Esto no es verdad, es uno de los mitos ligados a la sexualidad. La masturbación no produce ningún daño y es normal. Muchas personas se masturban y otras no, que lo hagan o no lo hagan depende de cada persona. Se ha comprobado científicamente que la masturbación no produce ni esterilidad, ni locura, ni ceguera, ni nada: es totalmente normal. ¿Y cuando los niños juegan a desvestirse, a los doctorcitos o al papá y a la mamá? Son juegos como los otros y es una forma de "entrar" en el mundo. Los niños lo hacen de una manera natural, inocente; otra vez ¿somos nosotros los adultos los que pensamos mal, ponemos la malicia? Estos juegos ayudan a los niños a conocer las diferencias entre hombres y mujeres, les ayudan a conocer de mejor manera su cuerpo sobre todo aquellas zonas "tapadas". Estos juegos no son dañinos, son juegos como otros, juegos nada más. Siempre que sean entre niños. Cuando una persona adulta "juega" sexualmente con un niño o niña este es un abuso ya no un juego y el abuso sexual sí es grave y el abusador debe ser castigado. Padres y madres de familia debemos hablar del abuso sexual, con nuestros hijos. Pedirles que si un adulto —que inclusive puede ser un familiar— les hace caricias incómodas, le toca sus genitales, le obliga a que le toque los órganos genitales a él o le obliga a mantener relaciones sexuales, los niños o niñas deben contar lo sucedido a la persona que le tengan mayor confianza, especialmente a un adulto para que le pueda ayudar, y que esto no vuelva ocurrir.

Relaciones sexuales a temprana edad IIII ¿Sabe usted a que edad inician los chicos y chicas su vida sexual en la provincia de Esmeraldas? A los 12, a los 15. depende si en el área rural o en la ciudad, depende de la familia, a los 13. Estas son entre otras las respuestas que los padres dan a esta pregunta. Según un estudio realizado en todo el país, se afirma que los adolescentes en Esmeraldas en un promedio inician su vida sexual a los 14 años los chicos y a los 15 las chicas mujeres. ¿Temprano verdad? Más aún cuando la mayor parte de estos adolescentes no reciben educación sexual en sus escuelas ni colegios, cuando no conversa sobre sexualidad en su familia, cuando no tiene la posibilidad de asistir a servicios de salud para que les apoyen en la prevención. Apenas 5 de cada 100 adolescentes que tienen relaciones sexuales utilizan preservativos en su primera relación sexual. De cada 10 partos que se dan en nuestro país entre 2 y 3 son de adolescentes menores de 18 años. De cada 10 nuevos casos de VIH/SIDA, 4 son adolescentes y jóvenes entre 15 y 25 años.



Cuidado en la salud sexual y repéoductiva Sabe usted que mientras más cuidados con nuestro cuerpo tengamos, mientras más nos cuidemos de los riesgos como embarazarnos sin planificar, de las infecciones de transmisión sexual que son los llamados enfermedades venéreas, del vih/sida, entonces estamos más dispuestos a gozar, ya sin miedos, ya sin riesgos innecesarios, ya sin temores. Bethsabé la vecina del lado de la tienda le decía a su comadre: Ay comadre, desde que me ligaron en el hospital, después de la cuarta criatura, gozo más con el negro, es que oiga ya no estoy preocupada por quedarme "preñada". Julio le dice también a un amigo: El domingo después del fútbol, oiga compa, desde que uso el condón con mi morena, me parece que nos va mejor, ya no tenemos miedos ni de los embarazos, ni del sida y si viera compa, es más gozoso sin tanta preocupación. Y usted amigo, amiga no cree que para vivir de mejor manera la sexualidad debemos cuidarnos mejor? De lo contrario siempre estamos entre el salto y el miedo, cada vez al final del período cruzando los dedos para que venga la regla, pidiendo a todos los santos: ¡ay mamita linda que no sea lo que estoy pensando parece que ya me tocaba menstruar y nada, Y ahora, ¿qué hago?

¿Qué piensa usted de estos datos?

¿Nos ha pasado algo así?, ¿conoce a algunos vecinos o parientes a los que les sucede?

Hablar con nuestros hijos adolescentes, reflexionar con ellos sobre estos datos y otros que conozcamos en nuestra comunidad o barrio ayuda mucho, mucho más de lo que creemos.

¿Por que cree usted que nos cuesta tanto asumir nuestra propia sexualidad?

Los padres y madres quisiéramos que nuestros hijos no inicien su vida sexual tan temprano, pero...estarnos conversando con ellos, ¿o estamos tratando de esconder la realidad metiendo la cabeza bajo la tierra como avestruz?

¿A dónde puedo ir para protegerme de un embarazo no deseado, para que me revisen porque tengo dolor al orinar, o porque estoy con unas secreciones feas, o porque me han salido unos granos en el pene, o porque... quiero saber más de mi cuerpo y mi sexualidad, quiero protegerme y cuidarme porque teniendo una mejor salud sexual y reproductiva y sabiendo cuidarme... entonces podré comunicarme de mejor manera sobre la sexualidad con mi familia. Vaya pasito a pasito, no crea que las cosas cambian de la mañana a la noche.

Y ¿si ya han iniciado sus relaciones sexuales? ¿No será mejor que se protejan, que utilicen anticonceptivos para evitar embarazos no deseados o que usen condones para que no sean un número más de los jóvenes que se infectan con el virus del SIDA en nuestro país?

Haga un plan como padre o madre o como responsable de la familia, para que en unos tres meses ya estemos conversando de sexualidad en familia. Al comienzo será difícil, es probable que siga cambiando de colores o que se transforme en tartamudo, pero cada vez se irá soltando y verá que luego se convierte en un tema más en la comunicación de la familia.

¿Qué piensa usted?

Manos a la obra y ¡! mucha suerte!!

Suggest Documents