Pararrayos Radiactivos

Pararrayos Radiactivos por Dra. Olga González Gándara - Mario Di/ocio V / uso de materiales radiactivos y sus consecuencias, en cualquier actividad,...
15 downloads 0 Views 2MB Size
Pararrayos Radiactivos por Dra. Olga González Gándara - Mario Di/ocio

V

/ uso de materiales radiactivos y sus consecuencias, en cualquier actividad, son aceptados en cuanto se valora que el beneficio obtenido en su utilización prevalezca respecto a los riesgos inherentes a su manejo y gestión. Y-* I rayo podría definirse como un intercambio rápido de descargas eléctricas entre una nube y el suelo. Se presento, en el momento de producirse, como una chispa eléctrica que avanzo en la mayoría de los casos, desde la nube hacia la tierra,con velocidad, carga eléctrica y tensión muy variables, dependiendo de las condiciones internas de la nube en que se genera y de las variadas combinaciones de parámetros eléctricos de ella y el aire ambiente.AI acercarse a tierra, antes de llegar el «trazador», (flujo de electrones que desciende hacia la superficie de la tierra dejando una estela luminosa en el espacio) sale a su encuentro,desde el punto más favorable para ello, la «corriente de retorno», que recorriendo con la velocidad de la luz, el camino preparado por 179

el «trazador» va o neutralizar la cargo de la nube. Este proceso repetido varias veces forma, en conjunto, lo que se llama rayo y el lugar del que surge la «corriente de retorno» es el «punto de caída del rayo». La defensa contra los estragos producidos por el rayo consiste en colocar sobre la zona a proteger un elemento que resulta el « punto más favorable « de todos los de esa zona para la salida de la corriente de retorno y su conexión con la tierra, proveedora de la masa de iones que la componen.

- La DEf ENSA = PARARRAYOS

yos

Las parfes que conforman un pararrayos son las siguientes: cabezal, mástil, torre de soporte, conductor

180

iradidonal

- PARARRAYOS RADIACTIVOS. La idea es básicamente la de un pararrayos Franklin a cuyo cabezal se le han agregado fuentes radiactivas, las que producirían un aumento artificial de la ionización mejorando así su conductividad. • Quien la concibió fue el físico húngaro Leo Szilard (1 91 4) y fue patentada, en la década del 30 por el belga Capart, con la utilización de distintas fuentes radiactivas: 1 4 C (carbono 1 4), 90 Sr (estroncio 90), 226 Ra (radio 226) y 241 Am (americio 241).

/ pararratradicional,

idea original de Benjamín Fronklin, (1760] al determinar la naturaleza eléctrica del rayo, logra ese punto más favorable aprovechando el «poder de las puntas». Los techos de edificios, construcciones, mástiles y otras elevaciones abruptas son para a concentración de cargas en tierra, el punto ideal.

Partes de un Pararrayos

de bajada,sistema de tierra y elementos conexos que facilitan anclajes, evitan corrosiones y ayudan a la inspección del equipo.

Foto 4.-Medición

de 'a actividad de las fuentes

La elección

de sustancias

radiactivas para ser usadas en los pararrayos es debida a su inestabilidad, en el sentido que pueden emitir en forma espontánea partículas o radiación, modificando el estado de los núcleos del átomo. Este proceso es la desintegración radiactiva y responde a leyes estadísticas.

Sus propiedades son independientes de cualquier influencia del entorno, como presión, temperatura, campos eléctricos o magnéticos y reacciones químicas.

Este tiempo tan prolongado de actividad, obliga a considerar los problemas que podría acarrear la destrucción del pararrayos, por incendio o demolición del edificio donde está instalado, depósito en lugares inapropiados, con la consiguiente pérdida del control de las fuentes radiactivas.

El tiempo en que uno susLo mayor efectividad del pararratancia radiactiva yos con el agregado de fuentes radiactivas se desintegra, es no es tal, ya que la ionización adicional particular para así producida es, de varios órdenes de cada uno de ellas magnitud inferior a la producida por la y se llama períoionización natural en presencia de tempodo. Este se define ral (Normas Alemanas-! 963]. como el tiempo que debe transcurrir para que Foto 2. - Descensa del el número de cabezo! con mósfrl. núcleos de una sustancia en una muestra, se reduzca a la milad de su valor inicia . Para el caso del 22ó Ro y el 241 Am, que fueron las utilizadas con más frecuencia, el período es de 1 Ó00 y 432 años respectivamente. Esto significa que para el 226 Ra, por ejemplo, partiendo de uno base 1 00 luego que pasen 1 Ó00 años se va a tener 50 y en un nuevo período de 1 600 años, 25 y así sucesivamente. Del mismo modo para el 241 Am, se necesitarían 432 años para pasar de 100 a 50.

foto 5.- Confrol decontaminación.

Según estudios de Seguridad en Inglaterra, no se conocen medios artificiales con los cuoles aumentar el campo de atracción de un pararrayos.

Fenómeno Rayo

181

En los años 70, la Comisión Electrónica Internacional señaló que la presencia de material radiactivo en un pararrayos no au^ menta la • efectividad del mismo.

Foto 3.- Acercamiento al área de trabajo.

~*

A esto debe añadirse el riesgo inherente al uso y manejo de todo material radiactivo.

Los riesgos a los que la manipulación del mismo puede llevar son : la exposición externa, por un tiempo prolongado en contacto y la exposición interna por ingestión, inhalación o contacto con heridas , si hay dispersión de material por deterioro de la fuente. Una vez retirado el cabezal del pararrayos, las fuentes radiactivas que lo conforman no pueden ser destinadas a otro uso, por lo que se convierten en un desecho radiactivo, el que debe ser gestionado. La gestión exige su inmovilización en cemento, en tanques de acero inoxidable realizada por técnicos con capacitación adecuada y su posterior almacenamiento en un local que cuente con la habilitación otorgada por la autoridad competente. Foto 6.Cabezal radiactiva tipo.

La legislación internocional, al no poder probarse la mayor eficacia del pararrayos radiactivo sobre el convencional, los riesgos y el costo que implica su gestión, ha considerado que ello configura un caso típico de riesgo indebidoLas medidas adoptadas han variado, desde no recomendar su utilización a la prohibición de su fabricación e instalación y aun procediendo mediante campañas nacionales al retiro de los cabezales radiactivos. Políticas restrictivas de este tipo han realizado países como España ( retirando 1 4.000 cabezales en un período de 2 años), Suecia, Noruega, Dinamarca, Holanda, Bélgica, Alemania, Italia, Luxemburgo, Irlanda, Canadá, Francia, Brasil y Argentina.

- PARARRAYOS RADIACTIVOS EN URUGUAY. Lo introducción en el mercado uruguayo se provoca en la década del 50 y se han encontrado cabezales con 226 Ra y 241 Am destacándose :

Hetita

AMM3

Francia

Helita

AMH2

Francia

Helita

AMH2

Inglaterra

Tecor

-

Argentina

Amerion

R25

Brasil

Amerion

R50

Brasil

Amerion

R75

Brasil

f La locaiización y cantidad de los mismos cubre un amplio espectro: establecimientos de campo; ins182

tituciones médicas públicas y privadas; bancos oficiales y privados; representaciones diplomáticas; hoteles; establecimientos educacionales; entes públicos y servicios descentralizados; emisoras de radio y televisión; distintos industrias, instituciones religiosas, etc.. En cuanto a la cantidad, no se puede precisar en forma fehaciente, ya que no existen registros completos a la fecha. La autoridad competente respecto a las radiaciones ionizantes en general y de todas las actividades relacionadas con las mismas (instalaciones, desarrollo, producción venta, importación, transporte, registro,etc) es la Dirección Nacional de Tecnología Nuclear, Unidad Ejecutora dependiente del Ministerio de Industria Energía y Minería. Es en este marco legal que se han realizado varias campañas específicas destacándose la gestión del 226 Ra (1997) y rexportación del combustible nuclear del reactor RU-1 (1998) abocándose a partir del 15 de octubre del mismo año al «RELEVAMIENTO NACIONAL DE FUENTES RADIACTIVAS PARA O EN PARARRAYOS* . Falo 1.- Ascenso del lorñsla.

Este retevamiento, está dirigido a establecer la existencia a nivel nacional, de fuentes radiactivas para pararrayos incorporadas o no a ellos, determinando ubicación precisa por departamento, ciudad, pueblo y dirección, además de identificar marcas, modelos, tipo de fuente radiactiva, empresa instaladora y de mantenimiento. El objetivo buscodo es el de gestionarlos o incorporarlos al registro que se elaborará, para su posterior control. Las tareas que se realizan podrían resumirse en comunicados epistolares o fax, de formularios tipo y notas explicativas del tema, tanto en el ámbito público como privado. Las respuestas obtenidas al 1/08/99 son de disímil calid a d : desde e desconocimiento de las características y estado del pararrayos así como los nombres de las emp r e s a s instaladoras o de mantenimiento (algunas de ellas no existen o 183

^

cambiaron de giro) hasta detalles muy exactos acerca del punto que nos ocupa. Lo realizado desde el 15/10/98 al 1 / 0 8 / 9 9 ha permitido además apreciar un muy elevado interés en el tema, manifestándose en: el retiro de aquellos que son radiactivos, en la solicitud de información acerca del procedimiento para su almacenamiento y gestión, la forma de mantenimiento, etc. Como consecuencia de la cantidad, calidad e inquietudes planteadas en las respuestas voluntariamente enviadas se realiza el seguimiento telefónico o personal de aquellas que son incompletas o inexistentes. Al mismo tiempo se realizan inspecciones de pararrayos radiactivos o que se presume que lo son. A título de ejemplo se describen las tareas realizadas en la Administración Nacional de Puertos en julio de 1 999: - bajada de cabezales de torres - medición de actividad de las fuentes - control de contaminación - traslado a DNTN de un cabezal a efectos de investigar el radioisótopo presente.

INtORMACIÓN. I) Disposiciones normativas internacionales. a) Organismo internacional de Energía Atómica(OtEA). - Normativa de Seguridad. - Comisión Internacional de Protección Radiológico (ICRP). 6) Nacionales de países de relevancia en el tema nuclear. - Alemania. - Inglaterra. - Italia. 2) Legislación nuclear uruguaya. -Decreto

519/84.

3) Antecedentes en la DNTN en relación al tema. 4) Informes léemeos aportados por las empresas importadoras e insfa/adoras.

CONCLVSIONtS. Reafirmando el principio enunciado al inicio, se puede determinar que el pararrayos radiactivo, expone al peligro del uso de toda sustancia radiactiva, sin el beneficio de una mayor eficacia.

TAREAS REALIZADAS EN LA ADMINISTPACIÓN NACIONAL DE PUERTOS (ANP). _Uo de í 999.

184

BANCO DE SEGUROS DEL ESTADO

... .-*

i •4f