MI ESPOSA Y AMADA, ALMA ESCOGIDA

MI ESPOSA Y AMADA, ALMA ESCOGIDA 18-11-2016 Oh Santa y Bendita locura es la cruz del Salvador para el alma que la vive y se abraza al Bendito y Santo ...
1 downloads 2 Views 329KB Size
MI ESPOSA Y AMADA, ALMA ESCOGIDA 18-11-2016 Oh Santa y Bendita locura es la cruz del Salvador para el alma que la vive y se abraza al Bendito y Santo madero de Mi Salvador y Señor. Todo ha sido Santa Voluntad de mi Dios, un acto de Fe para los que creemos en El y aceptamos vivir en Su Santa Voluntad que significa renuncia total de la propia voluntad humana. Muchas cosas me has hecho comprender Tu mi Jesús, y solamente el alma unida a Ti puede experimentar tan alto grado de amor, un amor puro y Divino sin mancha ni pecado. Todo esto es la obra de Dios en el alma pues nada es el hombre sin Su Dios. De blanco se viste mi cuerpo y mi alma para mi Señor y mi Dios que hoy en este día quiso El sellar conmigo una nueva alianza y nuestro amor para Gloria suya. Para purificación de mi alma y gracia y bendición para su amada Iglesia, principalmente sus almas sacerdotales. El esposo en nupcias celestiales con sus amados sacerdotes, los predilectos de Su corazón hace con cada uno de ellos por obra Divina, revelándome el gran dolor de Su Sacratísimo corazón porque sus amados han roto y manchado esas nupcias con El amado esposo, cayendo en infidelidad y traición. Oh dolor para el alma el ser abandonado, despreciado y traicionado en tan Santo Sacramento, cuanto más será el dolor de Mi amado Jesús por sus amados sacerdotes al romper con El Tan Alto y Santo sacramento en la orden Sacerdotal. Mi luto y mi tristeza El, la ha cambiado en gozo y alegría al haber sido llamada por el amor primero, por el amor Mas Santo y Puro al ser desposada con lo Divino. Bendigo a mi Dios por su unión conmigo, por estas nupcias que hoy ha renovado conmigo su amada esposa. No hay mayor amor que el que se une y se da en el monte calvario del Altar, desposorio místico que en cada Santo Sacrificio de la Santa Misa se renueva su amor y su entrega cada vez que ahí se entrega el amado Salvador. Esta Santa Eucaristía, Cristo mismo baja del Altar y me lleva con El, como dos amados esposos. Me ofrece con él en el Altar, El que es El santo de los Santos, El santo de Dios, Me ofrece a la Voluntad del Padre, ahí me hace comprender que unida siempre estaré a Él, ofreciéndome en el Calvario, unida a El esposo mío para ofrendar a Dios mi vida. Primero por mi amado esposo Jesús y después por sus predilectos que antes se ofrecían con El por El y en El más entrando la profanación en el templo Santo, habiendo sido contaminado el Altar, lugar del Santo Sacrificio como lo fue aquel monte Calvario ya no hay ofrenda unida a Cristo que agrade al Eterno Padre, Amargo es el Cáliz que me da a beber y a la vez es dulce como la miel pues ES SANGRE DE CRISTO, la Sangre que Me ha Salvado y cada vez que bebo Su sangre me hace UNA CON EL. Esta es la Bendita locura de la cruz, dar la vida para que otros tengan vida y vida Eterna. Amar hasta el externo, saber que el madero de la Cruz es dolor y sufrimiento a fin de que otros tengan gozo eterno. Esta es la sed de almas que Cristo ha puesto en mi alma, esto es el fruto de la obra Divina, aprender a dar la vida por otros, por los que se ama y pedir perdón por los que nos odian y te llevan a la cruz. Esta gracia es obra Divina Que Dios concede a toda alma unida con Cristo en el calvario, a fin de que todo seamos Uno con El. En este estado de alma se comprende como Dios nos ama, ahí en la locura de la cruz, tan poco amada, deseada y comprendida.

Así como El amado Jesús cuanto ansiaba comer esa pascua con sus apóstoles, por ser la Verdadera pascua donde se consuma todo, así poco a poco mi Fiel amado, fue llevando mi alma a sus mismos deseos, ya el alma desea sufrir con Cristo, pero que alma quiere subir al Madero de la cruz, pocos muy pocos, Solo Dios que concede al alma una gracia especial y El ama lo desea. Benditas tribulaciones las de mi alma, Benditos los sufrimientos y padecimientos vividos, pues ellos han sido los escalones para alcanzar estas gracias, gracias celestiales que hacen del alma una unión mayor y más íntima con Cristo. Sola en mi habitación, lugar de mis encuentros místicos con Dios, morada Santa del Santísimo Sacramento, Mi Fiel esposo, Mi Fiel compañero. Sola corporalmente y El Espíritu de Dios me hizo saber que La Santísima Virgen primer testigo de esta alianza con Su Hijo Jesús, Ella María la invitada principal a estas nupcias y con Ella estaba toda la corte celestial de todas las jerarquías de ángeles, también santos y mis santos patronos que Dios me puso al comienzo de mi misión y encuentro con El, ser profeta, mensajera y testigo de Dios Altísimo. San Francisco de Asís, Santa María Magdalena y otros santos como San Martin obispo, San Jorge Mártir, San Alfonso María Ligorio, Santa Teresita del niño Jesús, Félix de Jesús, José Sanchez del rio y todos los santos mártires mexicanos estaban presentes. También en Espíritu estaba Benedicto XVI, Vicario de Cristo, Juan de Dios ungido del Señor y fuertemente Sentí Atrás del Altar la presencia del padre Joseph, sacerdote elegido por Dios para esta hora, en quien está en él, el espíritu de Enoc. Todos testigos de este desposorio místico de Su Dios y Señor con su profeta y elegida, alma escogida, quien El mismo dio ese nombre al padre Joseph por inspiración Divina. Amen

-----

Amada Mia, si vuestro corazón ardía en deseos por este desposorio y nueva alianza Conmigo, vuestro amado Salvador, mayor era el deseo de Mi Sagrado Corazón por haceros cada vez más Mía. Sois Mi amada mensajera, alma elegida como os llama el mundo por inspiración Divina, pues Yo elegí el alma más olvidada y más desconocida de entre los profetas de estos últimos tiempos, para de la nada, de lo olvidado y lo despreciado, de lo que estaba oculto, Yo mismo levantar y hacer una obra Divina, que la mano Divina levantara, elevando así Mis Revelaciones Divinas en Mi alma escogida, alma elegida para este final de los tiempos, para haceros pilar de Mi Iglesia, testigo de la Verdad y Mi Fiel Esposa. Os he probado por nueve años en el fuego del crisol, para probar vuestra alma y vuestra fidelidad, habiéndoos también llevado, desde pequeña, por varios sufrimientos y padecimientos, recibiendo ya el primer ataque de muerte del infernal enemigo desde vuestro nacimiento. Un día 18, hace 29 años, os disteis en matrimonio terrenal y mi Voluntad, viendo las voluntades humanas, permití en un plan Divino el término de ese matrimonio, a través del cual os fui preparando, purificándoos

y dándoos toda clase de sufrimientos y padecimientos, para que fueseis ya siguiendo Mis huellas. Hoy, un día 18, por tercera vez renuevo vuestro desposorio Conmigo, siendo el primero el día 18 de junio del 2007 cuando os llamé a servirme, habiendo ya tiempo atrás sido abandonada por el adulterio de vuestro esposo terrenal; así, pues, yo os llamé y os permití contemplarme también solo y abandonado en el Sagrario, y os llamé a seguirme, dándoos la primera experiencia y encuentro místico Conmigo. Mas el alma va elevándose en las alturas de lo Divino y mayores gracias y uniones místicas vive Conmigo, pues el alma se va fusionando en Mí, siendo una Conmigo, se hace así capaz de vivir y sentir en lo Divino, sufrir Conmigo, gozar Conmigo, así se mueve el alma más en lo Divino, ya no tanto en lo humano. Así, pues, después de este desposorio os he dado visión de los tres estados del alma: cielo, purgatorio e infierno. El cielo lo habéis vivido en este desposorio místico, un pedazo de cielo en la tierra, el cielo en Mi Calvario, el cielo en Mi Santo Cuerpo y Mi preciosa Sangre, Mi Cuerpo Glorificado en la Santa Eucaristía. El cielo se vive en esta unión mística del alma con Dios, la Voluntad humana sometida gustosa a la Voluntad Divina. El cielo se vive en la Santa presencia de María, Reina de cielos y tierra; el cielo está en toda alma fusionada Conmigo, en el despojo del alma, reconociéndose nada, sometida a su dador de vida, a su Creador y Señor. El cielo se vive cada vez que el alma se extasía en cada Santa Eucaristía, cada vez que el alma come Mi Sagrado Cuerpo y bebe Mi Sangre Redentora, cada vez que se postra y se rinde el alma ante Mi Santa presencia Eucarística. Esto es vivir el cielo en la tierra, en la santidad de cada día, amándome y Glorificándome. Es un estado de alma de amor, de paz y de gozo; el alma toda para Su Señor, lugar destino y Santa morada de los santos, el premio de los justos, los que amaron la Voluntad de Mi Padre. ¡Oh, morada Santa! Cuántas almas te desprecian y nunca te conocerán.

Pocas almas entran de la tierra al cielo, pues antes deben conocer el lugar de purificación, estado del alma para los tibios, necios y duros de corazón. Todas las almas que visteis en aquel lugar frio, gris, sombrío, vacío, carente de la luz celestial y de la obscuridad y tinieblas del infierno, pues es un lugar intermedio. Ahí el alma está vacía, errante en sus propias penas, para encontrarse sólo frente a sí mismo y sus faltas, faltas de amor, de caridad, porque en vida se amó más a si mismo que a Mí, su Dios, y al prójimo. El alma se duele en este estado, pues en vida y en su tiempo despreció toda la gracia que le ofrecí para evitar entrar en ese lugar de pena y dolor para el alma. Indiferencia visteis entre las almas, unas penando con mayor dolor y otras con menor sufrimiento, nada pueden hacer unas por otras, pues en vida no lo hicieron. Dichoso el hombre de esta generación que en corto tiempo podrá ser purificado por los acontecimientos venideros, catástrofes de la naturaleza y por el gran aviso; solo las almas dóciles y agradecidas podrán hacer su purgatorio aquí en la tierra, si son agradecidas con lo que Yo les permita vivir, y permitiré para esta generación, a fin de que se corrija en vida. Vienen diversos males para esta generación, y muchos serán los que en su dolor y sufrimiento me maldecirán. Así os digo: mas os vale llorar en esta tierra y pagar las deudas, que en la otra vida en donde el dolor y las penas os pueden parecer eternas. La mayoría de las almas que mueren en gracia sin pecado mortal, pero sin haber alcanzado una total purificación de sus almas, van a este lugar al salir de esta tierra, y los niveles de dolor y purificación son en mayor o menor grado de acuerdo al estado del alma. El lugar que os causó pena y tristeza es el lugar de tormento eterno, el lugar de castigo, donde el fuego nunca se apaga y las penas son eternas. Oh, dolor tan grande de Mi Sagrado Corazón por las almas que van a este lugar por decisión propia, aquellas que prefirieron el odio al amor, la mentira en lugar de la Verdad, las tinieblas en lugar de la Luz.

Ahora visteis cómo las almas de los que están ahí condenados por toda la eternidad no se arrepienten, ni Me piden perdón, pues no Me aman. Todo es odio en ese lugar, abismo profundo e interminable, lugar lleno de demonios, las almas de los condenados y de todos los espíritus infernales, ángeles caídos que entran y salen de ese lugar, pues van en busca de almas, recorren la tierra entera para engañar a los hombres y arrastrarlos con ellos a este lugar de tormento y odio. Lugar profundo y obscuro, como una cueva húmeda y nauseabunda, mal oliente, guarida de demonios. A todos los habéis visto llenos de odio, rencores, envidias, mal olientes, sucios en sus cuerpos como sus almas, unos atados, encadenados, aprisionados porque aun entre ellos mismos están llenos de odio. No visteis el fondo de este lugar, solamente la superficie, así como la tierra tiene capaz de profundidad, así es este lugar, distintos grados, escalones y habitaciones, pero todo lleno de demonios. Todos parecían quemados, unos casi calcinados, consumidos en gran parte de sus cuerpos por el fuego. Dolor, crujir y rechinar de dientes de los que entran aquí. Cuánto dolor y pena padeció solo por unos instantes vuestra alma al ver semejante dolor y sufrimiento de aquellas almas, cuanto más se duele Mi Sagrado Corazón al ver el destino de tantas almas, que Yo amé y quise salvar, pero ellos en su libertad Me odiaron y buscaron para sus almas ese lugar como su morada eterna. Tormentos sin fin según sus pecados. Sólo os permití mirar desde lo Alto, porque si no vuestro corazón se rompiera de dolor al sólo escuchar los lamentos de aquellas almas que sufren día y noche sin fin, pues el alma es eterna, eterna para su Salvación o eterna para su condenación. Los abortistas, los adúlteros los homosexuales, los hipócritas, los idólatras, avaros, homicidas y mentirosos, van a ese lugar porque no aman la Verdad ni la Luz, prefieren la obscuridad y la mentira. Su odio los condena y los priva de la Vida Eterna dándose a sí mismos muerte eterna. Esas almas ya nunca saldrán de ahí: los habéis visto llenos de odio hacia Mí, gritan y maldicen, blasfeman contra Mi.

Decidles a los hombres que el lugar de fuego y azufre existe, que hoy en día los mismos teólogos y científicos niegan y hacen de ese lugar un simbolismo, una metáfora, negando así la real existencia del infierno, lugar y morada de los demonios y ángeles caídos, de todo aquel que se revela contra Su Dios y Señor. Las puertas del infierno ya están abiertas y están sobre Mi Iglesia. ES DOGMA DE FE la existencia del infierno y satanás, rey de ese lugar y su Reino. Yo vine a vencer la muerte y el pecado al mismo satanás, ángel caído, que se rebeló contra Su DIOS Y SEÑOR. Él sabe que le queda poco tiempo y por eso, en este final de los tiempos, anda como león rugiente sólo viendo a quién devorar. Disfrazado de ángel de Luz rodea e invade la tierra entera y envía a sus ministros para seducir a los hombres y arrastrarlos con él al mismo lugar de castigo que él mismo ha ganado para él y sus demonios. Poco tiempo le queda al príncipe de este mundo para ser arrojado al lago de azufre y ser encadenado. Advertid a las almas que ya llega EL REINADO VISIBLE DEL ANTICRISTO, porque él reina ya en esta tierra presente y en sus moradores, reina invisible en medio de tantos pecados, lujuria, avaricia, infidelidad, aborto, homosexualidad, idolatría, falsos dioses, apostasía, herejía; son muchas las trampas y engaños que el enemigo ha utilizado para confundir a las almas, confundiéndolas para así poder obrar en ellas y llevarlas a la perdición. La astucia del enemigo está oculta. Hablad a las almas de esta revelación para que cada quien con su libre albedrío comience a juzgarse y forjar la morada para su propia alma. Cuántos dones y regalos Yo he querido dar a las almas, pero ellos en cambio se cierran a la gracia, endurecen sus corazones y desprecian Mi Palabra, que es Vida, salva y santifica el alma. Os hago participe, mi amada, de lo que hay en este Sagrado Corazón y todos desprecian. Grande juicio viene para Mi Iglesia porque grandes son sus pecados. La Iglesia que se prostituyó y Me es ahora Infiel; grandes juicios vienen para los moradores de esta tierra.

Purificación y dolor para que el hombre me busque y vuelva a Mí antes de que se instale el anticristo, que ya comienza a hacer públicas sus apariciones pero queda oculto al mundo, que vendrá como dios y salvador del mundo, como el mesías esperado para los judíos. Os doy tres clavos como símbolo de Mi amor y desposorio con vuestra alma que ya es Mia, Me pertenece, y vos os habéis dado a Mi libremente: los clavos en Mis heridas, de Mis Santas manos y una para vuestros pies, para que quedéis unida al Santo de Dios y en Mi encontréis la santidad, una lanza que herirá vuestro costado dejándolo abierto a la Gracia Divina, para que de ahí broten gracias y bendiciones para Mi Iglesia y salvad conmigo almas sacerdotales. Esta última gracia os será dada y visible según un acontecimiento muy fuerte y significativo dentro de Mi Iglesia, servirá también de consuelo para otros. Habéis recibido Mis santas heridas místicamente y por ahora invisibles, hasta el día en que os indique de dar comienzo a una misión específica por mis sacerdotes, vuestros hijos espirituales y Mi Santa Iglesia. Cada vez serán más intensos los dolores de Mis Santas heridas hasta llegar a ser visibles y sangrantes, más nada temáis, amada esposa, estáis con el esposo. Esta es la unión mística símbolo de un matrimonio Divino, de MI DIVINIDAD EN vuestra humanidad, a fin de acompañarme en esta pasión dolorosa de la Iglesia, donde después del calvario la resucitaré para su Gloria y Triunfo sobre el mal. Vuestra vida en unión conmigo, os purificará más y más, para que elevándoos más en pureza de cuerpo, alma, corazón y espíritu, avanzando en santidad, lleguéis a ganar en esta pasión dolorosa de la Iglesia, muchas almas sacerdotales para Mi. Sois Mía amada, Mi alma escogida, SOIS MIA, AHORA Y POR LA ETERNIDAD. 6.24 PM

---BENDITO MI DIOS Y SEÑOR, SOY TUYA POR AHORA Y POR LA ETERNIDAD. Amen, Amen, Amen