Los Residuos Urbanos y Asimilables

Los Residuos Urbanos y Asimilables Consejería de Medio Ambiente Junta de Andalucía COMUNIDAD EUROPEA Fondo Europeo de Cohesión EDITA: Consejería ...
15 downloads 0 Views 175KB Size
Los Residuos Urbanos y Asimilables

Consejería de Medio Ambiente Junta de Andalucía

COMUNIDAD EUROPEA Fondo Europeo de Cohesión

EDITA: Consejería de Medio Ambiente Junta de Andalucía DIRECCIÓN TÉCNICA: José Manuel Llamas Labella Consejería de Medio Ambiente Junta de Andalucía COORDINACIÓN: Jorge M. Soria Tonda EGMASA AUTORES: Juan Manuel Avanzini de Rojas (Capítulo I) Ingeniero Industrial Jefe de Servicio de Protección Ambiental Delegación de Córdoba Consejería de Medio Ambiente- Junta de Andalucía José Manuel Llamas Labella (Capítulos II y XIV) Licenciado en Ciencias Químicas y Graduado Social Jefe de Servicio de Residuos Consejería de Medio Ambiente- Junta de Andalucía Inmaculada Casero (Capítulo III) Doctora en Ciencias Químicas Jefa de Departamento de Calidad Ambiental Delegación de Córdoba Consejería de Medio Ambiente- Junta de Andalucía Felisa Otero León (Capítulo IV) Licenciada en Geografía Consejería de Medio Ambiente- Junta de Andalucía Juan Antonio Fuentes Romero (Capítulo V) Ingeniero Técnico Industrial Asesor técnico Consejería de Justicia y Administración PúblicaJunta de Andalucía

Juan Soria Carreras (Capítulo XVI) Licenciado en Ciencias Geológicas EGMASA José María Romero Tornero (Capítulos VII y VIII) Ingeniero Técnico Agrícola Asesor técnico de Residuos Lorenzo Hervás Ramírez (Capítulo IX) Licenciado en Ciencias Químicas Jefe de Departamento de Residuos Especiales y Suelos Contaminados Consejería de Medio Ambiente- Junta de Andalucía María de los Ángeles Blázquez (Capítulos X y XV) Ingeniero Agrónomo Delegación de Cádiz Consejería de Agricultura y PescaJunta de Andalucía Ángela Ranea Palma (Capítulo XI) Ingeniero Técnico Industrial Asesor técnico de Residuos Fernando Martínez Escriche (Capítulo XII) Ingeniero de Organización Industrial Asesor Técnico del Departamento de Residuos Delegación de Sevilla Consejería de Medio Ambiente- Junta de Andalucía

Jorge M. Soria Tonda (Capítulo VI) Ingeniero Industrial Responsable de la Unidad de Residuos y Suelos Contaminados Línea de Evaluación Ambiental- EGMASA

Francisco Javier Bernal Márquez (Capítulo XIII) Ingeniero Industrial Jefe de Línea de Evaluación Ambiental EGMASA

Francisco Moreno Cayuela (Capítulo VII) Licenciado en Ciencias Geológicas Jefe de Departamento de Estudios Ambientales Delegación de Granada Consejería de Medio Ambiente- Junta de Andalucía

José Hierro Guilmain (Capítulo XVII) Ingeniero Técnico Industrial Jefe de Departamento de Residuos Delegación de Huelva Consejería de Medio Ambiente- Junta de Andalucía

I.S.B.N.: 84-95785-83-8 DEPÓSITO LEGAL: SE-4060-2003 MAQUETACIÓN, IMPRESIÓN Y ENCUADERNACIÓN:

ÍNDICE DE CONTENIDO

PRÓLOGO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .21 INTRODUCCIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .23

Capítulo I Concepto y clasificación de los Residuos Urbanos y Asimilables . . . . . . .25 1

Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .27

2

Definición de residuo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .27

3

Generación de residuos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .35

4

Clasificación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .40

5

Composición y tipología de los residuos urbanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .44

Capítulo II Legislación sobre los Residuos Urbanos y Asimilables . . . . . . . . . . . . . . . .55 1

Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .57

2

La Ley 10/1998, de 21 de abril, de residuos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .58 2.1 Generalidades. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .58 2.2 Definiciones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .59 2.3 De las obligaciones nacidas de la puesta en el mercado de productos generadores de residuos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .61 2.4 Suelos contaminados. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .62

3

La Ley 11/1.997, de 24 de abril, de Envases y Residuos de Envases. . . . .63 3.1 Generalidades. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .63 3.2 Definiciones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .64 3.3 Los sistemas de depósito, devolución y retorno y sistemas integrales de gestión de residuos de envases y envases usados. . . . .64 LOS RESIDUOS URBANOS Y ASIMILABLES

6

3.4 La Disposición Adicional Primera. Excepciones a la aplicación de las obligaciones establecidas en el artículo 6 de la Ley 11/1.997. . . . .65 4

Real Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero. . . . . . . . . . . . . . .66 4.1 Generalidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .66 4.2 Definiciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .68 4.3 Ambito de aplicación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .68 4.4 Clasificación de vertederos y admisión de residuos . . . . . . . . . . . . . . .69 4.5 Autorizaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .70 4.6 Vertederos existentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .70

Capítulo III Planes de gestión de los Residuos Urbanos y Asimilables . . . . . . . . . . . . .73 1

Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .75 1.1 ¿Qué es un plan director? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .75 1.2 Contenido de un plan director . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .75

2 Redacción y aprobación de los planes directores de gestión de residuos urbanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .76 2.1 Los planes directores en la normativa comunitaria . . . . . . . . . . . . . . . .76 2.2 Los planes directores en la normativa nacional . . . . . . . . . . . . . . . . . .78 2.3 Los planes directores en la normativa autonómica . . . . . . . . . . . . . . . .80 3

Los planes directores de residuos urbanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .83 3.1 El Plan Director Territorial de Gestión de Residuos Urbanos de Andalucía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .83 3.1.1 Ambito de aplicación y vigencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .83 3.1.2 Análisis de la situación inicial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .84 3.1.3 Objetivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .88 3.1.4 Modelos de gestión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .89 3.1.5 Propuestas de actuación, medios necesarios e inversiones .93 3.2 El Plan Nacional de Residuos Urbanos 2000-2006 . . . . . . . . . . . . . . .95 3.2.1 Ambito de aplicación y vigencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .95 3.2.2 Diagnóstico de la situación inicial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .97 3.2.3 Objetivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .100 3.2.4 Desarrollo del Plan . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .102 3.3 El Plan Nacional de Lodos de Depuradoras de Aguas Residuales 2001-2006 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .105 3.3.1 Ambito de aplicación y vigencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .105 3.3.2 Análisis de la situación inicial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .105 3.3.3 Objetivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .106 3.3.4 Instrumentos para la ejecución del Plan e inversiones . . . . .107 LOS RESIDUOS URBANOS Y ASIMILABLES

INDICE

DE

7

CONTENIDO

3.4 El Plan Nacional de Residuos de Construcción y Demolición 2001-2006 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .109 3.4.1 Ambito de aplicación y vigencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .109 3.4.2 Diagnóstico de la situación inicial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .110 3.4.3 Objetivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .111 3.4.4 Medios necesarios e inversiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .112 3.5 El Plan Nacional de Vehículos al final de su vida útil 2001-2006. . . .113 3.5.1 Análisis de la situación inicial, ámbito de aplicación y vigencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .113 3.5.2 Objetivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .115 3.5.3 Instrumentos e inversiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .116 3.6 El Plan Nacional de Neumáticos fuera de uso 2001-2006 . . . . . . . . .117 3.6.1 Ambito de aplicación y vigencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .117 3.6.2 Análisis de la situación actual . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .117 3.6.3 Objetivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .119 3.6.4 Instrumentos para la ejecución del Plan e inversiones . . . . .120 4

Análisis de la situación actual . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .121

Capítulo IV Los residuos de origen doméstico, sistemas para la gestión . . . . . . . . . .125 1

Conceptos

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .127

2

Fases de la Gestión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .129 2.1 Prerrecogida. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .129 2.2 Recogida. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .130

3

Transporte y estaciones de transferencia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .134 3.1 Planta de transferencia sin sistema de compactación. . . . . . . . . . . . .136 3.2 Planta de transferencia con equipos móviles de compactación. . . . .136 3.3 Planta de transferencia con sistema fijo de compactación. . . . . . . . .136

4

Eliminación y Gestión Final. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .137 4.1 Reciclaje y compostaje. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .137 4.2 Incineración. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .140 4.3 Vertedero controlado. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .140 4.4 Procesos actuales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .141

5

Conclusiones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .143

LOS RESIDUOS URBANOS Y ASIMILABLES

8

Capítulo V El compostaje y el compost . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .145 1

Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .147

2

Legislación aplicable . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .148 2.1 Especificaciones para el Compost . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .148 2.2 Directiva de Residuos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .149 2.3 Planes Nacionales y Territoriales de Residuos . . . . . . . . . . . . . . . . . .150

3

Producción de residuos orgánicos en Andalucía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .150

4

Composición de los residuos urbanos en Andalucía . . . . . . . . . . . . . . . . .151

5

Compostaje . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .153 5.1 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .153 5.2 Objetivos del compostaje . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .154

6

Sistemas de Compostaje . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .154 6.1 Sistemas abiertos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .154 6.2 Sistemas cerrados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .157

7

Proceso de Compostaje de los Residuos Urbanos . . . . . . . . . . . . . . . . . .157

8

Parámetros que influyen en los procesos de compostaje . . . . . . . . . . . . .160

9

Compost . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .162 9.1 Definición de Compost . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .162 9.2 Clasificación del Compost . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .163 9.3 Propiedades del Compost . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .163

10 Métodos para determinar la madurez del compost . . . . . . . . . . . . . . . . . .165 11 Plantas de Compostaje en Andalucía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .166 12 Aplicaciones del compost . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .167

Capítulo VI La valorización energética de residuos urbanos y asimilables . . . . . . . . .175 1

Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .177

2

Normativa de referencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .178 LOS RESIDUOS URBANOS Y ASIMILABLES

INDICE

DE

9

CONTENIDO

3

Estado actual de la valorización energética de ruas en la unión europea .178

4

Aspectos generales y tecnológicos de la incineración convencional de RUAs . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .179 4.1 Tipos de hornos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .189 4.2 Recuperación de energía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .191 4.3 Incidencia ambiental . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .192 4.3.1 Emisión de gases a la atmósfera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .192 4.3.1.1 Sistema de depuración de gases . . . . . . . . . . . . . . . . . . .192 4.3.1.2 Estimación de la emisión de dioxinas y furanos . . . . . . .196 4.3.2 Vertidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .198 4.3.3 Residuos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .198 4.4 Sistema de medición en continuo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .199

5

Otras alternativas de valorización energética . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .200 5.1 Co-incineración . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .200 5.1.1 Valorización energética en horno de clínker . . . . . . . . . . . . .200 5.2 Pirólisis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .202 5.3 Termólisis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .202 5.4 Biometanización . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .202

Capítulo VII Parte I Vertederos, vertidos y sellado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .203 1 Aspectos generales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .205 1.1 El problema de los residuos sólidos urbanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . .205 1.2 Composición de los residuos urbanos. Posibilidad de reciclaje . . . . .205 1.3 El tratamiento de residuos urbanos en andalucía . . . . . . . . . . . . . . . .207 1.4 Los vertederos de residuos sólidos urbanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .208 2 Los residuos urbanos y asimilables . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .210 3 Efectos ambientales de los vertederos de residuos urbanos . . . . . . . . . . . .213 4 Ubicación de vertederos de residuos urbanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .215 5 Controles ambientales en vertederos. Frecuencia, modo de operar y parámetros a controlar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .217 6 Legislación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .229 7 Conclusiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .230 LOS RESIDUOS URBANOS Y ASIMILABLES

10

Parte II Sellado de vertederos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .233 1 Antecedentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .233 2 Legislación

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .233

3 Evolución de los vertidos controlados. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .235 3.1 Tablas de evolución de los vertidos controlados. . . . . . . . . . . . . . . . .235 3.2 Vertederos clausurados 1994-2001. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .237 3.3 Características de los vertederos en función del número de habitantes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .238 4

Problemas ocasionados por los vertederos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .239

5 Proyecto para el sellado de vertederos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .239 6 Operaciones a realizar en el sellado de vertederos . . . . . . . . . . . . . . . . . . .240 6.1 Tratamiento de ratas e insectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .240 6.2 Configuración final del vertedero . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .241 6.3 Recubrimiento final . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .242 6.4 Permeabilidad final. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .242 6.5 Saneamiento del terreno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .243 6.6 Cubierta vegetal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .245 7 Control y vigilancia de vertederos controlados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .246 8 Seguimiento del sellado del vertedero: fichas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .248

Capítulo VIII Los residuos inertes procedentes de obras. Escombros

. . . . . . . . . . . . .255

1 Generalidades. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .257 2 Marco legal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .258 2.1 Legislación comunitaria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .258 2.1.1 Directiva 91/156/CE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .258 2.1.2 Directiva 96/91/CE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .258 2.1.3 Directiva 31/99 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .258 2.2 Legislación Nacional. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .258 2.2.1 Ley 10/98 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .258 2.2.2 Ley 11/97 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .259 LOS RESIDUOS URBANOS Y ASIMILABLES

INDICE

DE

2.3

3

11

CONTENIDO

2.2.3 Resolución de 13 de enero de 2000 . . . . . . . . . . . . . . . . . . .259 2.2.4 Resolución de 14 de junio de 2001 . . . . . . . . . . . . . . . . . . .259 2.2.5 Real Decreto 1.481/2001 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .260 2.2.6 Decreto 201/1994 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .260 2.2.7 Ley 16/2002 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .260 Legislación Autonómica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .260 2.3.1 Ley 7/94 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .260 2.3.3 Decreto 218/1999 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .260 2.3.4 Orden 104/2000 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .261

Naturaleza y procedencia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .261 3.1 Naturaleza. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .261 3.2 Procedencia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .262 3.2.1 Residuos de derribos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .262 3.2.2 Residuos de nueva construcción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .263 3.2.3 Residuos de obras de rehabilitación. . . . . . . . . . . . . . . . . . .263 3.2.4 Residuos de Obras Públicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .263

4 Composición. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .264 5 Recuperación de materiales y reutilización. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .265 6 Instalaciones de tratamiento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .267 6.1 Planta de tratamiento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .267 6.2 Estaciones de transferencia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .268 6.3 Punto Limpio. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .268 6.4 Vertedro Controlado. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .268 7 Datos Planes de escombros. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .269 7.1 Plan Nacional de Residuos de Demolición y Construcción. . . . . . . . .269 7.2 Plan Director Territorial Gestión de Residuos de Andalucía. . . . . . . .272 Anexos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .277

Capítulo IX Los neumáticos fuera de uso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .279 1 Introducción

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .281

2 Neumáticos, elaboración y producción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .283 3 Residuos procedentes de neumáticos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .286 4 Neumáticos usados en Andalucía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .288 LOS RESIDUOS URBANOS Y ASIMILABLES

12

5 Alternativas de recuperación de neumáticos usados . . . . . . . . . . . . . . . . . .289 6 Valorización de neumáticos usados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .290 7 Aplicaciones y mercado de productos reciclados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .297 8 Soluciones y normativa adoptadas por la Consejeria de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .302

Capítulo X Los residuos plásticos agrícolas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .305 1 Introducción

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .307

2 Materiales plásticos utilizados en la agricultura

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .308

3 Áreas de mayor uso de plásticos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .310 4 Consumo de materiales plásticos en agricultura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .310 5 Generación de residuos plásticos en agricultura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .312 6 Tratamiento de plásticos: aspectos técnicos del reciclado de plásticos agrícolas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .313 6.1 Reciclado mecánico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .315 6.2 Valorización energética . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .318 6.3 Reciclado químico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .319 7 Gestión de residuos plásticos: desarrollo normativo . . . . . . . . . . . . . . . . . .321

Capítulo XI Los Envases y los sistemas de gestión. Vidrio-Papel y Cartón. Otros materiales en los envases . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .327 I

Gestión de envases y sus residuos: 5 años desde la entrada en vigor de la ley 11/97 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .329

1 Introducción

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .329

2 Punto de partida en la gestión de envases . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .329 LOS RESIDUOS URBANOS Y ASIMILABLES

INDICE

DE

2.1 2.2

13

CONTENIDO

Directiva 94/62 y sus implicaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .329 Situación de la gestión de residuos en Andalucía previa a la entrada en vigor de la Ley 11/97 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .330

3 Futuro en la gestión de envases . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .331 3.1 Propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se modifica la Directiva 94/62/CE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .331 3.2 Objetivos del PDTGRU de Andalucía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .332 3.3 Plan Autonómico de envases (1999-2006) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .333 3.3.1 Objetivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .333 3.3.2 Fomento de material reciclado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .334 4 Presente de la gestión de envases: Cinco años de aplicación de la Ley 11/97, de 24 de abril, de Envases y Residuos de Envases. . . . . . . .334 4.1 La gestión de los residuos de envases en Andalucía . . . . . . . . . . . . .334 4.2 Planes Empresariales de Prevención . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .340 4.3 Evolución de la gesitión de envases desde 1997 a 2001. . . . . . . . . .344 4.3.1 Envases de vidrio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .344 4.3.2 Envases ligeros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .347 4.4 Cumplimiento de resultados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .349 II Materiales de envasado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .350 1 Consideraciones previas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .350 2 Papel . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .352 2.1 Usos. Propiedades. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .352 2.2 Proceso de reciclado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .352 2.3 Ventajas e inconvenientes de los envases de papel . . . . . . . . . . . . .352 3

Brick . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .353 3.1 Usos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .353 3.2 Proceso de reciclado de bricks . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .353

4 Plástico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .353 4.1 Introducción. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .353 4.2 Tipos, características y usos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .354 4.3 Proceso de reciclado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .354 4.4 Ventajas e inconvenientes de los envases de plástico. . . . . . . . . . . .355 5 Vidrio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .355 5.1 Tipos y usos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .355 5.2 Reutilización de envases de vidrio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .356 5.3 Proceso de reciclado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .356 6 Metales

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .356 LOS RESIDUOS URBANOS Y ASIMILABLES

14

6.1 6.2

Envases férricos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .356 6.1.1 Proceso de reciclado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .357 Envases no férricos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .357 6.2.1 Proceso de reciclado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .357 6.2.2 Ventajas e inconvenientes de los envases de alumino . . . .358

7 Madera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .358 7.1 Reciclado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .358 7.2 Ventajas e inconvenientes de los envases de madera . . . . . . . . . . . .358 8 Conclusiones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .358

Capítulo XII Los Residuos de Origen Industrial asimilables a urbanos . . . . . . . . . . . . .361 1 Introducción

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .363

2 ¿Dónde se incluyen? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .363 3 Régimen de autorizaciones administrativas para la gestión de residuos industriales no peligrosos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .364 4 Producción de residuos industriales no peligrosos . . . . . . . . . . . . . . . . . . .365 4.1 Generalidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .365 4.2 Actividades generadoras de residuos industriales no peligrosos . . . .366 4.3 Residuos generados, por sectores de actividad . . . . . . . . . . . . . . . . .374 5 Minimización

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .377

6 Gestión de residuos industriales no peligrosos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .379

Capítulo XIII Los inventarios de residuos urbanos y asimilables . . . . . . . . . . . . . . . . . .387 1 Introducción

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .389

2 Metodología general . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .390 2.1 Etapa de recopilación de datos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .390 2.1.1 Información de Gabinete . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .391 2.1.2 Información de campo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .394 2.2 Etapa de tratamiento y análisis de la información conseguida . . . . . .397 2.3 Exposición de conclusiones y proposición de acciones correctoras .398 LOS RESIDUOS URBANOS Y ASIMILABLES

INDICE

DE

15

CONTENIDO

3 Cronograma básico de ejecución . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .399 4 Equipo profesional necesario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .401 5 La situación en Andalucía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .403 5.1 Criterios de trabajo seguidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .404 5.2 Trabajo realmente efectuado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .404 5.3 Análisis de los resultados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .415 5.4 Estimaciones de producción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .417

Capítulo XIV Los residuos con regulación y administraciones responsables específicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .421 1 Introducción

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .423

2 Los residuos con regulación específica en la ley 10/1998, de 21 de abril, de residuos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .423 2.1 Los vertidos desde buques, regulados por los tratados internacionales de los que España sea parte. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .424 2.2 Los residuos radiactivos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .425 2.3 La eliminación y transformación de animales muertos y desperdicios de origen animal. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .427 2.4 Los lodos procedentes de las plantas depuradoras de aguas residuales urbanas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .428 2.5 Residuos mineros. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .429 2.6 Explosivos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .430 2.7 Residuos de actividades agrícolas, ganaderas e industrias agroalimentarias. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .432 3 Situación actual. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .433

Capítulo XV Los residuos agrícolas y de origen animal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .435 1 La agricultura como actividad generadora de residuos . . . . . . . . . . . . . . . .437 2 Características y riesgos de los residuos agrícolas y ganaderos . . . . . . . .439 3 Residuos vegetales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .439 3.1 Tratamiento y eliminación de los residuos vegetales . . . . . . . . . . . . .440 LOS RESIDUOS URBANOS Y ASIMILABLES

16

3.2

Gestión de los residuos vegetales: normativa . . . . . . . . . . . . . . . . . .443

4 Residuos ganaderos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .445 4.1 La Actividad Ganadera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .445 4.2 Incidencia en el Medio ambiente. Impactos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .446 4.3 Tipos de Residuos Ganaderos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .447 4.4 Principales sistemas de tratamiento y eliminación . . . . . . . . . . . . . . .449 4.5 Gestión de Residuos Ganaderos: Normativa . . . . . . . . . . . . . . . . . . .453

Capítulo XVI Los Residuos Mineros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .459 1

Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .461

2

Generalidades sobre explotaciones mineras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .461 2.1 Minería a cielo abierto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .462 2.2 Minería subterránea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .465

3

Tipos fundamentales de residuos generados en las explotaciones mineras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .466 3.1 Escombreras y balsas de lodos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .467

4

Principales efectos de la minería sobre el medio ambiente . . . . . . . . . . . .470

5

Generación de aguas ácidas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .471 5.1 Control y prevención de la contaminación de aguas . . . . . . . . . . . . .472 5.2 Tratamiento de efluentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .474

6

Legislación aplicable . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .475

7

Principales áreas mineras en Andalucía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .483

8

Actuaciones de la Consejería de Medio Ambiente para la regeneración de zonas degradadas por actividades mineras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .485 8.1 Inventarios, actuaciones y programas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .486

Capítulo XVII Los lodos de depuración de aguas residuales urbanas

. . . . . . . . . . . . . .493

1 Origen de los lodos de depuración: aguas residuales urbanas. . . . . . . . . .495 1.1 Consideraciones Generales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .495 1.2 Caudales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .496 LOS RESIDUOS URBANOS Y ASIMILABLES

INDICE

DE

1.3

1.4 1.5

1.6

17

CONTENIDO

Características de las Aguas Residuales Urbanas. . . . . . . . . . . . . . .496 1.3.1 Características Físicas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .496 1.3.2 Características Químicas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .496 1.3.2.1 Materia Orgánica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .496 1.3.2.2 Materia Inorgánica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .496 1.3.2.3 Gases. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .497 1.3.3 Características Biológicas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .497 Composición de las Aguas Residuales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .497 Tratamiento de las Aguas Residuales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .497 1.5.1 Tratamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .497 1.5.1.1 Pretratamiento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .498 1.5.1.2 Tratamiento Primario. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .499 1.5.1.3 Tratamiento Secundario Convencional. . . . . . . . . . . . . . .499 1.5.1.4 Tratamiento Terciario o Avanzado. . . . . . . . . . . . . . . . . . .499 1.5.2 Tratamientos específicos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .499 1.5.3 Tratamientos de fangos o lodos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .500 Operaciones y procesos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .501 1.6.1 Operaciones físicas unitarias. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .501 1.6.2 Procesos químicos unitarios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .501 1.6.3 Procesos biológicos unitarios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .502

2 Lodos generados en el tratamiento de aguas residuales urbanas. . . . . . . .502 2.1 Consideraciones Generales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .502 2.2 Procedencia de los fangos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .503 2.3 Características de los fangos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .503 2.3.1 Composición general. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .503 2.3.2 Constituyentes específicos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .504 2.4 Cantidades producidas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .504 2.5 Tratamientos de los fangos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .504 2.5.1 Diagrama de procesos generales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .504 2.5.2 Operaciones de Tratamiento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .506 2.5.2.1 Pretratamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .506 2.5.2.2 Concentración o espesamiento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .506 2.5.2.3 Estabilización. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .507 2.5.2.4 Acondicionamiento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .508 2.5.2.5 Desinfección. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .508 2.5.2.6 Deshidratación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .508 2.5.2.7 Secado térmico. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .509 2.5.3 Almacenamiento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .509 3 Gestión de lodos de depuración de aguas residuales urbanas. . . . . . . . . .509 3.1 Consideraciones generales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .509 3.2 Tipos de gestión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .510 3.2.1 Reciclado: Aplicación al suelo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .510 3.2.1.1 Consideraciones Generales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .510 3.2.1.2 Factores a tener en cuenta en la aplicación. . . . . . . . . . .511 LOS RESIDUOS URBANOS Y ASIMILABLES

18

3.2.1.3 Fijación Química: Inertización. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .513 3.2.2 Valorización: Obtención de Compost. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .514 3.2.2.1 Consideraciones Generales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .514 3.2.2.2 Etapas del proceso. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .514 3.2.2.3 Sistemas utilizados. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .515 3.2.2.4 Compostaje conjunto con los RSU. . . . . . . . . . . . . . . . . .515 3.2.3 Eliminación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .516 3.2.3.1 Reducción Térmica. Consideraciones Generales . . . . . .516 3.2.3.2 Evacuación de Fangos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .518 4 Regulación legal de los lodos de depuración de aguas residuales urbanas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .519 4.1 Regulacion general . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .519 4.1.1 De aplicación conjunta. Ley 7/1994 Protección Ambiental en Andalucía. 18 Mayo Decreto Reglamento de Residuos en Andalucía. 283/1995 21 Nov. Ley 10/1998 Residuos. 21 Abril. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .519 4.1.2 De aplicación individual. Decreto Plan Director Territorial de Gestión de los 218/99 Residuos Sólidos Urbanos en Andalucía. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .520 4.2 Regulación específica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .526 4.2.1 Reciclado: Aplicación en suelos agrícolas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .526 4.2.2 Valorización. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .531 4.2.3 Eliminación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .532 4.2.3.1 Reducción Térmica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .532 4.2.3.2 Depósitos en Vertederos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .538

Referencias Bibliográficas Referencias Bibliográficas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .551

LOS RESIDUOS URBANOS Y ASIMILABLES

Prólogo e Introducción

INDICE

DE

21

CONTENIDO

Prólogo Las sociedades industriales y de servicios generan gran cantidad de residuos de características y de procedencia muy variada, el porcentaje más alto de éstos lo constituyen los residuos urbanos y asimilables que deberán someterse a los procesos de valorización y gestión más adecuado para cada tipo. La aplicación de tales medidas requieren la colaboración de los ciudadanos y la implicación de las Administraciones Públicas. La prevención para lograr disminuir la producción de residuos, la valorización de todos aquellos que sus características lo permitan y la gestión adecuada, en cualquier caso, son objetivos permanentes en relación con los residuos urbanos y asimilables. Para ayudar a conseguir tales fines es imprescindible contar con que los entes implicados tengan la información adecuada, a lo que colaborará esta publicación. La aprobación del Plan Director Territorial de Gestión de Residuos Urbanos de Andalucía, por el Decreto 218/1999, permitió dar un paso definitivo en la Comunidad Autónoma para llegar al objetivo de prestar a los ciudadanos el mejor servicio que las tecnologías permitan. No obstante cuando se progresa en la gestión se detectan problemas nuevos, consecuencia de los avances de la sociedad. Con esta publicación se pretende recorrer los diferentes tipos de residuos dentro de los urbanos y asimilables para trasmitir los conocimientos más recientes sobre los mismos, lo que será del interés de todos los ciudadanos y en especial de los entes locales, responsables de gestionar este tipo de residuos.

La Consejera de Medio Ambiente

LOS RESIDUOS URBANOS Y ASIMILABLES

INDICE

DE

23

CONTENIDO

Introducción Antes de los años 90 se encontraban pocas publicaciones en español, tanto de carácter científico como técnico, sobre la gestión de los residuos en nuestro país, en especial de los residuos urbanos y asimilables. Tampoco se elaboraron y aprobaron hasta tales fechas las disposiciones legales pertinentes para facilitar una gestión efectiva de este tipo de residuos. Los sectores implicados en temas tan importantes, en una sociedad desarrollada, deben tener información actualizada para propiciar que la gestión de tantos y tan variados residuos, sea la apropiada. La Dirección General de Prevención y Calidad Ambiental procura comunicar, a través de publicaciones, los conocimientos que sus trabajadores tienen, y que actualizan y contrastan al cumplir con sus obligaciones profesionales. En este volumen sobre "LOS RESIDUOS URBANOS Y ASIMILABLES", se recogen conceptos actualizados sobre la materia, así como las clasificaciones posibles que se pueden hacer de los residuos mencionados. Las técnicas mas utilizadas para su gestión también evolucionan, por lo que se hace mención en sus aspectos más significativos. Se destaca el hecho de que al progresar la gestión es imprescindible fijar con mayor claridad todas las variedades posibles de estos tipos de residuos, así como asignar las responsabilidades relacionadas con ellos, para lograr una gestión adecuada de todos al concretar las diferentes Administraciones Públicas con competencias. El desarrollo legislativo ha sido importante en los últimos años, por lo que se requiere, además de conocerlo, comentar algunos de los contenidos que se pueden prestar más a interpretación, con incidencia directa en la gestión, sin olvidar que aún quedan muchos residuos con regulación específica y Administraciones Públicas competentes, pero que no cuentan con el respaldo legal adecuado para su gestión correcta. Se trata pues de un texto con un contenido que ayudará a los sectores implicados a mejorar la labor que desarrollan.

El Director General de Prevención y Calidad Ambiental

LOS RESIDUOS URBANOS Y ASIMILABLES