Liderazgo en la Iglesia de Dios

Una Mirada al Presbiterio: Cualificaciones y Rasgos de Carácter Liderazgo en la Iglesia de Dios Una Mirada al Modelo del Nuevo Testamento Lección 3: ...
12 downloads 2 Views 502KB Size
Una Mirada al Presbiterio: Cualificaciones y Rasgos de Carácter

Liderazgo en la Iglesia de Dios Una Mirada al Modelo del Nuevo Testamento Lección 3: Una Mirada al Presbiterio: Cualificaciones y Rasgos de Carácter Entender la necesidad de los ancianos en la iglesia local es solamente el primer paso. Ahora empezaremos a examinar quien puede cumplir con este papel de liderazgo y responsabilidad. Dios ha sido muy específico acerca del tipo de persona que puede servir. ¿Cuáles son los rasgos de carácter que hacen a un hombre adecuado para este trabajo santo? Pablo escribió extensivamente acerca de este oficio. Sus instrucciones a Timoteo y a Tito detallan este papel de liderazgo.

Requisitos: Liderazgo Masculino

“Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea” (1 Timoteo 3:1). “SE HA DICHO que el hombre que aspira a dirigir una iglesia, tiene aspiración noble. Es cierto” (NT BAD). “Esa declaración es fiel. Si algún hombre está procurando alcanzar un puesto de superintendente, desea una obra excelente” (TNM). El hecho de que Pablo (bajo la inspiración del Espíritu) escogiera la terminología que es específica masculina es significativo. • 1 Timoteo 3:2 -- Marido • Tito 1:6 -- Marido Obispo, supervisor, pastor, presbítero y aún anciano todos son usados en la Biblia hablando directamente acerca de esta posición de liderazgo. Estas palabras también ayudan a identificar cómo el anciano debe ser un hombre. A medida que examinemos los términos en 1 Timoteo 3:1, Pablo usa la palabra Episkopos. Dependiendo de la traducción, la palabra usualmente es comunicada como “obispo” o “supervisor”. Por ejemplo: • “Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre” (Hch. 20:28). • “Pablo y Timoteo, siervos de Jesucristo, a todos los santos en Cristo Jesús que están en Filipos, con los obispos y diáconos” (Fil. 1:1). • “Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas” (Tito 1:7). • “Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea” (1 Tim. 3:1). Cada uno de estos pasajes usa el término episkopos, que es masculino específico. En vista de que la palabra significa, “un supervisor,” está implicado que el presbiterio es una posición de autoridad. “12 Y os instamos, hermanos, a que respetéis a los que

11

Anotaciones

12

Anotaciones

Una Mirada al Presbiterio: Cualificaciones y Rasgos de Carácter trabajan entre vosotros, y tienen cuidado de vosotros en el Señor, y os amonestan; 13 que los tengáis en alta y amorosa estima a causa de su obra. Tened paz los unos con los otros” (1 Tes. 5:12-13, BTX). Entendiendo el período de tiempo, las mujeres no serían colocadas en tal papel de autoridad en la Iglesia del Señor. Lo tal sería inconsistente con otras enseñanzas. Pablo también dijo, “11 La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. 12 Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio” (1 Tim. 2:10-11).

Un Deseo del Trabajo

“Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea” (1 Tim. 3:1). Cuando alguien desea algo, hay un anhelo emocional. Se trata de ser impulsado por uno mismo para obtener o lograr. Ahora, aplique esto al presbiterio. Nadie puede ser anciano a menos que desee o quiera ser anciano. Esta persona no necesita ser convencida de que sería ideal para el papel. Una vez que comprenda que reúne los estándares bíblicos, buscará una oportunidad para servir. Aunque el deseo es importante, no es suficiente para uno asumir el presbiterio. El deseo de una persona debe estar acompañado por el carácter moral y el enfoque espiritual identificado en la palabra de Dios.

Irreprensible

“Pero es necesario que el obispo sea irreprensible ...” (1 Tim. 3:2). “Porque es necesario que el obispo sea irreprensible ...” (Tito 1:7). Esta distinción identifica a una persona de carácter moral bueno y de fortaleza espiritual. Aunque todos los humanos pecan (Rom. 3:23), un anciano no debe ser conocido por algún pecado en curso o acto inmoral que pueda perjudicar a la Iglesia Jesucristo por la que murió para salvar. El carácter de un hombre debe reflejar la luz de Cristo. Si su identidad está marcada por algo que pudiera traer vergüenza sobre el Señor, él podría ser útil en la iglesia del Señor, pero simplemente no califica para este oficio. Un hombre involucrado en un pasado escandaloso puede arrepentirse pero aún llevar las marcas de sus malas decisiones anteriores. La iglesia del Señor no solo necesita líderes sino líderes efectivos conocidos por sus ejemplos fuertes. Un hombre que no sea “irreprensible” no demuestra el ejemplo de defenderse con firmeza cuando está colocado bajo aflicción; sino que puede haber perdido su efectividad para influenciar a las personas. Debemos ser cuidadosos de no implicar que ser irreprensible signifique sin pecado. Impartir tal cualidad sobrehumana haría imposible para siempre tener ancianos y Dios nunca nos ha dado una tarea que seamos incapaces de cumplir. Alguien irreprensible no es uno que tema acusaciones legítimas de acciones indebidas siendo hechas contra él. Más bien, significa que vive una vida piadosa digna de imitación.

Marido de Una Sola Mujer

“Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, ...” (1 Tim. 3:2). “El que fuere irreprensible, marido de una sola mujer, ...” (Tito 1:6). El anciano es una persona casada. Además, la Biblia identifica que están correctamente casados con “una mujer.” Esto implica que su matrimonio es acorde al modelo bíblico. Cuando Jesús estaba hablando con la mujer samaritana, le señaló que tenía cinco maridos (Jn. 4:18). Se estaba dirigiendo al hecho de que su matrimonio no era correcto a los ojos de Dios. Dios estableció la institución del matrimonio tal como estableció la iglesia. El anciano es un ejemplo en todos los aspectos de la vida incluyendo su matrimonio. Si

Una Mirada al Presbiterio: Cualificaciones y Rasgos de Carácter un hombre no tiene respeto por su matrimonio, ¿cómo podrá respetar la iglesia de Dios? Un matrimonio que esté prohibido, que no sea bíblico, que sea vergonzoso, o enraizado en el dolor, muestra falta de respeto a Dios y no puede estar asociado con un hombre deseando el presbiterio.

Prudente

“Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, ...” (1 Tim. 3:2). “7 Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, 8 sino hospedador, amante de lo bueno, sobrio, justo, santo, dueño de sí mismo” (Tito 1:7-8). El anciano, firme por la verdad y dirigiendo al pueblo de Dios con la Biblia, con toda seguridad encontrará oposición. Un anciano no responde a la oposición con ira y agresión. Más bien, ejerce control sobre sus emociones por medio de recordar que el enemigo es Satanás, no la persona engañada. La prudencia está asociada con ser moderado y vigilante con respecto a sí mismo. Describe a la persona que está enfocada, que vigila, observa, que está atenta, y que no es distraída fácilmente. Esta es la persona que es capaz de refrenar sus propias acciones y sentimientos. Los ancianos se mantienen enfocados en la prioridad de la obra de Dios. La supervisión del pueblo de Dios es protectora. Cuando esto es llevado a cabo correctamente, previene la pérdida de almas en las trampas de Satanás. Un pastor que no esté alerta a cualquier peligro que acecha, ciertamente perderá algo de su rebaño ante una bestia que caza. De igual manera, un pastor sobre el rebaño de Dios debe actuar para prevenir que Satanás se alimente del pueblo de Dios. Piense en la imagen comunicada en 1 Pedro 5:8 - “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar.” Los ancianos permanecen calmados con son provocados. Un hombre que puede ejercer el autocontrol (prudencia) es uno que ante un desafío no reaccionará a la situación. Cada acción de un anciano deber ser una acción de fe, acompañada con sabiduría y oración. La carencia de autocontrol (prudencia) demuestra la impulsividad y la falta de previsión adecuada. Finalmente, un aspecto más de autocontrol (prudencia) es visto en Tito 1:6 - “El que fuere irreprensible, marido de una sola mujer, y tenga hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldía.” Una persona que es disoluta (libertina) se entrega a los placeres físicos (sexuales) y es distraída fácilmente de la virtud. Demuestra carencia de autocontrol (prudencia) y de falta de sobriedad. El anciano de la iglesia de Dios encuentra placer en seguir las prioridades espirituales.

Sobrio

“Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar” (1 Tim. 3:2). “Sino hospedador, amante de lo bueno, sobrio, justo, santo, dueño de sí mismo” (Tito 1:8). Sobrio, justo y dueño de sí mismo llevan el mismo significado. Esta es una persona que es seria, sensible, justa, y racional. Sobrio implica claro de mente. Estos términos también comparten el pensamiento de autocontrol como se mencionó previamente. Un anciano no debe ser alguien que vive la vida de un bromista, llena de drama, de graves problemas. Si su vida ya está saturada, ¿cómo puede mantener la mente clara para la obra del Señor?

13

Anotaciones

14

Anotaciones

Una Mirada al Presbiterio: Cualificaciones y Rasgos de Carácter El anciano es accesible y justo cuando se trata de conflictos. Si alguien no puede ser tomada en serio, o es duro hacia los que yerran, no es un buen candidato para ser un anciano. De igual manera, una persona cuya mente está afectada por los medicamentos, las drogas, el alcohol, o enfermedades mentales, no puede servir como anciano. La persona en una niebla de la aflicción podría traducirse incapaz de ser racional, serio, auto controlado, y de mente clara para el ministerio espiritual de un anciano.

Decoroso

“Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, ...” (1 Tim. 3:2). “El que fuere irreprensible, marido de una sola mujer, y tenga hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldía” (Tito 1:6). Por el uso de Timoteo y Tito, vemos que este carácter se aplica tanto dentro como fuera de la iglesia. Por ejemplo, las personas que no pueden seguir las autoridades gubernamentales o el trabajo colocado por sus líderes son rebeldes (insubordinados). También, el anciano es uno que respeta a aquellos a cargo (de autoridad) en una manera admirada y respetada por los observadores. Si un hombre no puede seguir a los mayores con una conducta decorosa (LBLA), [decorosa], respetuosamente, esto también demuestra que no podría dirigir como anciano.

Hospedador

“Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar” (1 Tim. 3:2). “7 Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, 8 sino hospedador, amante de lo bueno, sobrio, justo, santo, dueño de sí mismo” (Tito 1:7-8). La hospitalidad se define como aquellos que muestran amigable recepción de los demás de una manera cálida y generosa. Un anciano mantiene una política de “casa abierta”. Por eso, su casa es acogedora y atractiva para aquellos que necesitan consejo y orientación. Una persona que se conduce espiritualmente (como un anciano) considera que la posesión de una casa es un regalo de Dios y que debería ser utilizada de una manera que traiga gloria a El. La casa de un anciano es un entorno que manifiesta sus prioridades espirituales.

Apto Para Enseñar

“Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar” (1 Tim. 3:2). “Reteniendo la palabra fiel que es conforme a la enseñanza, para que sea capaz también de exhortar con sana doctrina y refutar a los que contradicen” (Tito 1:9, LBLA). Los ancianos no solo muestran su confianza en la palabra de Dios por medio de ser un ejemplo viviente, son capaces de enseñar a otros las instrucciones contenidas en ella. Por el uso del término capaz, el Espíritu Santo específica que ellos no son meramente un maestro, sino también uno que es calificado y efectivo. Esto involucra preparación y práctica. Confrontar la falsa doctrina nunca llega en un momento conveniente. Un anciano está dispuesto y es capaz de asumir la tarea cada vez que se presenta.

No Dado a la Bebida

“No dado a la bebida, no pendenciero, sino amable, no contencioso, no avaricioso”

Una Mirada al Presbiterio: Cualificaciones y Rasgos de Carácter (1 Tim. 3:3, LBLA). “Porque el obispo debe ser irreprensible como administrador de Dios, no obstinado, no iracundo, no dado a la bebida, no pendenciero, no amante de ganancias deshonestas” (Tito 1:7, LBLA). Como se mostró previamente, un anciano ejerce completo control de sí mismo. Debe gobernar su temperamento, obediencia y dominio propio. Si un anciano fuera a colocarse a sí mismo en una condición vulnerable e inhibida por el alcohol, sería contradictorio a las expectativas de Dios para el liderazgo. Es sabido claramente que el alcohol (la bebida) ha destruido muchas vidas, familias y ejemplos personales. Las personas dadas a la bebida no son respetadas en la comunidad, pero un anciano lo debe ser. La clase de líder de Dios usa la sabiduría y el juicio para guiar sus decisiones. El anciano encuentra felicidad en servir al Señor y a Su pueblo, no a través de la satisfacción física. Él refleja la sabiduría de Dios cuando se compromete a evitar conductas de riesgo con productos químicos que alteran la mente, como el alcohol.

No Pendenciero

“No dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro” (1 Tim. 3:3). “Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas” (Tito 1:7). Una persona pendenciera es una que no controla bien sus respuestas. Los enfrentamientos precipitados a menudo incitan a la violencia. El lenguaje original implica un “peleador” o “buscapleitos.” No hay duda de que la iglesia del Señor está enfrentando una gran batalla espiritual. Solucionar los problemas espirituales de una manera físicamente violenta no es la forma de Cristo (Mat. 26:52). Los líderes de Dios entienden que sus campos de batalla son espirituales y nunca permitirán que las cosas se desintegren al nivel de la violencia.

No Codicioso de Ganancias Deshonestas

“No dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro” (1 Tim. 3:3). “Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas” (Tito 1:7). Los ancianos están dedicados totalmente al Señor. El consejo santo de las Escrituras gobierna su hogar, tiempo, posesiones, e interacciones. Las cosas materiales no están prohibidas en un enfoque apropiado. Una persona codiciosa está deseando hacer dinero por cualquier medio, sea bueno o malo. Un anciano no debe hacer de su enfoque el ganar dinero; ni podría buscar obtener dinero o posesiones a través de medios despiadados. A través del tiempo, los líderes de Dios han sacrificado sus propias posesiones y comodidades para la mayor ganancia de la obra de Dios. ¿Qué enseñó Jesús? • “... Las zorras tienen guaridas, y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza” (Luc. 9:58). • “19 No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; 20 sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla

15

Anotaciones

16

Anotaciones

Una Mirada al Presbiterio: Cualificaciones y Rasgos de Carácter ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan” (Mat. 6:19-20). • “Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee” (Luc. 12:15).

Amable y Apacible

“No dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro” (1 Tim. 3:3). Podemos asociar el amable y apacible con ser tolerante. Esto describe a una persona de modales suaves que interactúa bien con los miembros de su rebaño, así como personas en el mundo. Demostrar paciencia se ve moviéndose con paciencia hacia aquellos en error - incluso si ha causado una gran consternación. Esto no implica el comprometer de la palabra de Dios para evitar el conflicto; sino que incluye la enseñanza con ternura y compasión.

No contencioso

“No dado a la bebida, no pendenciero, sino amable, no contencioso, no avaricioso.” (1 Tim. 3:3, LBLA). Los ancianos tienen éxito en la promoción de la paz y el gozo que trae la salvación a través de la enseñanza de la palabra de Dios. Una persona contenciosa es polémica, argumentativo, y hace un problema de todo. Esta persona también podría ser descrita como “alborotadora,” que es el tipo de carácter que está siempre listo para pelear. Esta no es la forma de Dios. El enemigo es Satanás, no aquellos a quienes engaña.

Un Buen Administrador de Su Casa

“Que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad” (1 Tim. 3:4). Piense nuevamente en los términos usados para describir a un anciano. (Obispo, Pastor, y Anciano). Estas palabras definen la obra de uno que supervisa, vigila y pastorea. Por mera terminología, el anciano es un hombre que maneja sus asuntos de una forma correcta, de manera organizada. El verdadero testimonio de sus capacidades de liderazgo es demostrado por la manera como su familia funciona bajo su vigilancia. La presencia de crisis financiera, el irrespeto de los hijos, una esposa irreverente, o hijos no siguiendo los caminos del Señor podrían demostrar patrones de liderazgo pobre. “Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador” (Efe. 5:23). ¿Qué aprendemos aquí? El marido debe tratar a su familia con la misma importancia, prioridad, amor y ejemplo como Cristo lo hizo con la iglesia al morir por ella. Si un hombre no ha hecho esto, ha demostrado una incapacidad para dirigir la iglesia del Señor. “Pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?” (1 Tim. 3:5). El hombre que gobierna bien su casa tiene hijos en sujeción a su liderazgo. Que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad (1 Tim. 3:4). Un pastor no puede pastorear ovejas como lo hace con el ganado. Las ovejas deben aprender a confiar y seguir al pastor por donde las dirige. “3 ... y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca. 4 Y cuando ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. 5 Mas al extraño no seguirán, sino huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños” (Jn. 10:3-5). Los hijos tienen sus propias voluntades y toman sus propias decisiones. Sin embargo, un líder fuerte en el hogar emula el tipo de vida que desean seguir aquellos bajo su sujeción. Los hijos de un buen líder del hogar se comportan a sí mismos con dignidad. Serán hijos con la etiqueta de que viven la vida respetuosamente con seriedad y moralidad. 1 Timoteo 3:4 presenta un panorama de os hijos que están bien arraiga-

Una Mirada al Presbiterio: Cualificaciones y Rasgos de Carácter dos, viviendo sobre el fundamento sólido establecido por sus padres.

No un Recién Convertido

“No un recién convertido, no sea que se envanezca y caiga en la condenación en que cayó el diablo” (1 Tim. 3:6, LBLA). Un recién convertido, un neófito, o novato es alguien que es indocto, sin experiencia, e incapaz de enseñar a otros puesto que ellos mismos aún están aprendiendo. Piense en cómo es vista la sabiduría de Dios a través de requerir personas experimentadas y maduras para que sirvan. La palabra “anciano” implica un individuo mayor de edad y más sabio. Dirigir al pueblo de Dios no es un trabajo para principiantes, independiente de cuán sinceros sean. Este pasaje también es dado como una advertencia por medio de explicar una de las razones por las que un recién convertido no puede ser un anciano. Colocarlos en el presbiterio no sólo podría poner en riesgo a aquellos a quienes dirige, sino también a él. La historia está llena de aquellos que se llenaron de orgullo y vanagloria que han sido derribados. (Considere a Saúl, 1 Sam. 13-15). Los ancianos saben confiar en Dios, no en sí mismos.

Buen Testimonio de los de Afuera

“También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo” (1 Tim. 3:7). Dios ciertamente debe encontrar gozo cuando un reporte de Su pueblo ha sido testificado y compartido. Se entiende que aquellos de la iglesia local pensarán bien de un hombre que defiende lo que es correcto. Pero, cuando alguien de afuera de la iglesia piensa altamente de un hombre, ¡ese testimonio es importante! Esto demuestra la capacidad de una persona para vivir en armonía con sus compañeros humanos. Entiende el efecto de su ejemplo hacia aquellos dentro y fuera de la iglesia. Sabe que sólo puede influenciar a aquellos con quienes se conecta y a quienes incluye antes que excluirlos. De adentro y de afuera, es conocido como un Cristiano. Su conducta constante y humilde se ve fácilmente. La humildad brilla y abre. La arrogancia oscurece y cierra.

Amante de lo Bueno, Santo

“Sino hospedador, amante de lo bueno, sobrio, justo, santo, dueño de sí mismo,” (Tito 1:8). La búsqueda de la vida de un anciano es seguir todas las enseñanzas de la palabra de Dios e instruir a aquellos alrededor de él a que hagan lo mismo. Respeta la idea de que el oficio es santo porque este refleja el mismo ser de Dios. “15 Sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; 16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo” (1 Ped. 1:15-16). Es clave entender que el trabajo no es simplemente un buen trabajo sino un trabajo santo porque Dios lo puso en su lugar. Un anciano no sólo lleva a cabo el servicio de nuestro Señor, sino que se deleita en hacerlo así. Se convierte en un amante de lo bueno. “1 Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. 2 Servid a Jehová con alegría; venid ante su presencia con regocijo. 3 Reconoced que Jehová es Dios; El nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; pueblo suyo somos, y ovejas de su prado. 4 Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza; alabadle, bendecid su nombre. 5 Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, y su verdad por todas las generaciones” (Salmo 100:1-5).

Los Requisitos Resumidos: • Debe ser un hombre

17

Anotaciones

18

Anotaciones

Una Mirada al Presbiterio: Cualificaciones y Rasgos de Carácter • • • • • • • • • • • • • • • • •

Este hombre debe desear el trabajo. Este hombre debe ser sin reproche. Este hombre debe ser marido de una mujer. Este hombre debe ser prudente. Este hombre debe ser sobrio. Este hombre debe ser decoroso Este hombre debe ser hospitalario Este hombre debe ser apto para enseñar Este hombre no debe ser dado a la bebida Este hombre no debe ser pendenciero Este hombre no debe ser codicioso de ganancias deshonestas Este hombre debe ser amable y apacible Este hombre no debe ser contencioso Este hombre de gobernar bien su casa. Este hombre no debe ser un recién convertido. Este hombre debe tener buen testimonio de los demás. Este hombre debe ser amante de lo bueno y santo.

Rasgos de Carácter

Los líderes de Dios comparten muchos rasgos de carácter común a lo largo de la Biblia. Nótese cómo el carácter de un anciano ya había sido declarado o implicado en los requisitos a través de 1 Timoteo 3 y Tito 1. • Son hombres con un corazón para Dios: poseyendo el deseo, amantes de lo bueno, y santos. • Son hombres que ya están haciendo el trabajo: sin reproche, disciplinados, aptos para enseñar, y hospitalarios. • Su conducta piadosa se refleja en su familia: gobiernan bien su casa y están casados con una mujer. • Dirigen por medio del ejemplo: tienen dominio propio, son vigilantes, sujetos, no son borrachos, ni peleadores, ni violentos, ni busca pleitos. • Son hombres de una visión clara: sobrios, disciplinados, e íntegros. • Están fundamentos en la verdad, firmes para Dios: no un recién convertido, respetuosos, no un borracho, y apto para enseñar. • Son humildes: pacientes y amables.

Conclusión

Cuando se estudia 1 Timoteo 3 y Tito 1, es visto como la sabiduría de Dios en cuanto al carácter y requisitos de un anciano están definidos y detallados. Esto es más que simplemente una lista de quién puede ser anciano. Eso es lo que define al anciano y demuestra quién es él.

Para Pensar y Reflexionar 1. ¿Por qué cree que es importante aclarar la especificación de Dios de varones para el presbiterio?

2. ¿Por qué el anhelar es un requerimiento importante para el oficio de anciano?

3. ¿Qué significa irreprensible? ¿El pasado de una persona lo descalifica para el servicio de anciano?

Una Mirada al Presbiterio: Cualificaciones y Rasgos de Carácter

19

Anotaciones 4. ¿Qué clase de matrimonio necesita un anciano?

5. ¿Cómo define prudente?

6. ¿Por qué es tan importante la sobriedad y el requisito de no pendenciero?

7. ¿Qué significa hospedador?

8. Defina apto para enseñar.

9. ¿Puede beber un anciano? Explique.

10. ¿Por la violencia no es una cualidad de un buen líder?

11. ¿Cuál debe ser la actitud de un anciano hacia el dinero?

12. Defina amable y apacible.

13. ¿Qué significa gobernar bien su casa?

14. ¿Por qué un recién convertido no es un buen candidato para ser como anciano?

15. ¿Por qué es importante tener un buen testimonio con aquellos fuera de la iglesia?

16. ¿Qué significa ser amante de lo bueno?

17. ¿Cuál de estos rasgos de carácter desafía más su comprensión? Esté preparado para discutir.

20

Anotaciones

Una Mirada al Presbiterio: Cualificaciones y Rasgos de Carácter ________________________

Anotaciones al Pie

Vine, W. E.. (2005) Vine’s concise dictionary of the Bible. Nashville: Thomas-Nelson. 111. See word #’s : 1985, 4850, 4166. i

___________________________ NT BAD TNM BTX LBLA

Abreviaciones

- Nuevo Testamento Biblia al Día - Traducción del Nuevo Mundo - Biblia Textual - La Biblia de las Américas