2015

La Primera Guerra mundial La “inutile strage” Los unos contra los otros. Los principales pueblos europeos, para la extensión de sus territorios coloniales, se enfrentan. Ninguna explicación política, social, económica permite comprender lo que pasó. Sin embargo, sabemos qué pasó: diez millones de muertos, enorme destrucción, sumas incontables devoradas por la “inutile strage” (como la definió Benedicto XV en su “Carta a los jefes de los pueblos beligerantes” del 1 de agosto de 1917); pero que fueron, al mismo tiempo, el momento de una verdadera transformación del mundo. Los cuatros imperios europeos (Alemania, Rusia, Austria-Hungría y Otomano) desaparecen. Irrumpen en el panorama internacional los Estados Unidos señalando el inicio de un liderazgo diferente. Se pretende una diplomacia que se juegue no en el secreto de los salones de palacio, sino en la nueva Sociedad de Naciones, como servicio de arbitraje entre los pueblos. La gran transformación llevada a cabo por las revoluciones rusas establece un sistema político, económico y social fundamentalmente diferente de los que existían. La I Guerra mundial fue el máximo de la expresión nacionalista y la aparición (para quedarse) de la “guerra total”: toda la economía se pone al servicio de las enormes necesidades de equipamiento militar; se movilizan millones de varones; sacrificios inenarrables por sentido del deber; y, sobre todo, los efectos directos sobre las poblaciones civiles (la masacre armena, serbia, polaca, así como los abusos en Bélgica y el norte de Francia son ejemplos). Pero, como siempre, la guerra también avanzar la ciencia y la técnica, el dominio industrial, la aviación y el automóvil, la industria química… que se nutren de personal femenino (otra novedad), llamado (provisionalmente en principio) para sustituir a los varones marchados al frente. La Gran guerra supuso igualmente la puesta en jaque de los valores morales hasta entonces vigentes.

1

2015

Las consecuencias de la conflagración son bastante conocidas, sea desde el punto de vista económico que demográfico (9.272.000 fallecidos; 6.5000.000 inválidos; 4.250.000 viudas; 8.000.000 huérfanos; a los que debemos añadir el importante número de víctimas civiles; la mayor parte de las pérdidas se produjeron entre jóvenes varones, dando lugar a una relativa superpoblación femenina, y el subsiguiente descenso de la natalidad y el envejecimiento de la población). La destrucción material fue extrema: campos de cultivo, red de ferrocarriles, puentes, carreteras, puertos y demás infraestructuras fueron devastados; se perdieron barcos, fábricas, maquinaria; ciudades y pueblos totalmente arrasados. La riqueza de los estados sufrió un dramático descenso, siendo necesario reconvertir las industrias destinadas a la guerra en un lento proceso, entorpecido por una crisis que se alargó hasta 1924. Fundamentalmente, la guerra consolidó el crecimiento de dos grandes potencias: Estados Unidos y Japón. La incorporación de la mujer al sistema productivo, así como el empobrecimiento de las clases medias y de las masas obreras son consecuencias sociales que tendrán su reflejo en la vida política que tiene su elemento más visible en los cambios que se producen en el mapa europeo y colonial, en el que se va a desarrollar una sociedad de posguerra presa de una profunda crisis de conciencia en la que se cuestionarán los modelos políticos, sociales y económicos imperantes. Surgen también nostálgicos de la guerra, movimientos nacionalistas revanchistas y radicales, a la par que muchos excombatientes (excluidos de la vida laboral) padecen un profundo desánimo y resentimiento al considerar que la sociedad les excluye y no reconoce ni su esfuerzo ni su sacrificio. Toda una serie de pérdidas en los valores humanos, reflejados en el arte, la literatura y la música, que serán prefacio de otra historia, aún más terrible, que debía llegar.

2

2015

El desarrollo de la primera guerra mundial en la zona de Saint-Quentin

Este es un esquema general donde se muestran los planes de intervención originales desarrollados durante la primera fase de la guerra: una rápida operación envolvente del ejército alemán. Fue conocido como Plan Schlieffen. El fracaso de la operación trajo consigo la guerra de desgaste, de trincheras, y una guerra total hasta entonces nunca conocida. La ciudad de Saint-Quentin está en plena zona de operaciones durante toda la guerra. Ofrecemos en los siguientes mapas la (lenta) evolución de las líneas del frente en la zona de nuestro estudio: Saint-Quentin.

3

2015

El frente en 1914.

El frente en 1915.

4

2015

El frente en 1917.

El frente en 1918.

5

2015

Fin de la guerra en 1918.

6