LA CORTEZA TERRESTRE

LA CORTEZA TERRESTRE La corteza es la capa superficial sólida de la geosfera, es una capa muy delgada, pues su espesor oscila entre los 60 km en los c...
7 downloads 1 Views 414KB Size
LA CORTEZA TERRESTRE La corteza es la capa superficial sólida de la geosfera, es una capa muy delgada, pues su espesor oscila entre los 60 km en los continentes y los 7 km en los fondos oceánicos.

Tipos de corteza • La corteza continental, es una capa con un espesor medio de 35 km, pero que puede alcanzar los 60 km en las zonas montañosas, como por ejemplo el Himalaya, y espesores más delgados en zonas bajas próximas al nivel del mar. Está formada básicamente por la roca granito, aunque superficialmente se halla cubierta de rocas sedimentarias y metamórficas. • La corteza oceánica, es una capa delgada que puede alcanzar espesores máximos de 10 km y se encuentra formando los fondos oceánicos. Está constituida por la roca basalto.

Composición química de la corteza Casi todos los elementos químicos conocidos pueden ser encontrados en los minerales y rocas que forman la corteza terrestre. Algunos son más abundantes que otros. Por ejemplo, el silicio (Si) representa el 27,5 % de la corteza terrestre, mientras que el oro (Au) apenas representa el 0,000007 % de la corteza.

El 98,5 % de la corteza terrestre está formada por solo ocho elementos químicos, que por orden de abundancia son: oxígeno (O), silicio (Si), aluminio (Al), hierro (Fe), calcio (Ca), sodio (Na), potasio (K) y magnesia (Mg). Los elementos restantes, casi un centenar, apenas llegan a constituir el 1,5 % de la corteza.

Los minerales Los minerales son sustancias naturales, inorgánicas, sólidas, cristalinas y químicamente puras. • Natural. Una materia se denomina natural cuando se ha originado en la naturaleza. Se denomina artificial cuando el ser humano ha intervenido en su fabricación. • Inorgánica. Una materia es inorgánica cuando no está constituida básicamente por carbono (e) e hidrógeno (H). Estos son los dos elementos indispensables para formar la materia orgánica, que es la que constituye los organismos y sus derivados, como son el carbón y el petróleo. • Sólida. Una materia se denomina sólida cuando sus átomos se encuentran tan fuertemente unidos que ocupan posiciones fijas. Los sólidos poseen una forma estable. Las sustancias líquidas y las gaseosas no se consideran minerales. • Cristalina. Una materia sólida es cristalina cuando los átomos que la componen se encuentran ordenados siguiendo un modelo geométrico, como por ejemplo cubos, pirámides, etc. Las sustancias sólidas que no presentan sus átomos ordenados reciben el nombre de materia amorfa. El vidrio de las

ventanas es un sólido amorfo. Las sustancias sólidas amorfas que se encuentran en la naturaleza, como la bauxita, la limonita y la obsidiana, no son consideradas auténticos minerales, sino mineraloides (falsos minerales).

Propiedades químicas Las propiedades químicas dependen de la composición química del mineral. Sabor. Algunos minerales, al ser puestos en contacto con la lengua, tienen un sabor característico. Por ejemplo, el sabor salado de la sal gema. Olor. Algunos minerales, al ser calentados, emiten olores determinados. Por ejemplo, cuando echamos el aliento a los minerales de arcilla, éstos huelen a tierra húmeda. Reacción química. Es la capacidad de algunos minerales para reaccionar con determinados reactivos. Por ejemplo, al añadir ácido clorhídrico a la calcita se produce efervescencia, debido a la formación de burbujas de dióxido de carbono.

Propiedades físicas Las propiedades físicas dependen de la estructura cristalina del mineral. Color. El color depende de la luz que absorbe o refleja el mineral. Raya. Es el color del mineral pulverizado. El polvo generalmente se obtiene frotando el mineral contra una placa de porcelana porosa (haciendo una raya). Brillo. El brillo es la luz que refleja un objeto. Los tipos de brillo son:     

Brillo metálico: si brilla como un objeto metálico. Brillo vítreo: si brilla como un objeto de cristal. Brillo nacarado: si brilla como el botón de una camisa. Brillo graso: si brilla como una vela de cera. Mate: si no tiene brillo

Dureza. Es la resistencia de un mineral a ser rayado. Existen diez grados de dureza según la escala de Mohs:

Exfoliación. Es la capacidad que tienen algunos minerales para romperse en fragmentos que muestran caras planas.

Magnetismo. Es la capacidad que tienen algunos minerales para atraer objetos de hierro o, al menos, para desviar la aguja de la brújula. Por ejemplo, la magnetita atrae clavos de hierro. Transparencia. Es la cantidad de luz que un mineral deja pasar a través de él. Un mineral es transparente si podemos ver objetos con toda claridad a través de él, y es translúcido si solo vemos sombras. Un mineral es opaco si no se ve luz alguna a través de él.

La clasificación de los minerales La mayoría de los minerales contienen los dos elementos más abundantes en la corteza: oxígeno y silicio, y se conocen como silicatos. El resto de los minerales, que no contienen silicio en su composición, se conocen como no silicatos.

Silicatos Los silicatos son un grupo de minerales que contienen principalmente silicio y oxígeno en su composición. Algunos silicatos abundantes en la corteza terrestre y que forman parte de muchas rocas son: • Cuarzo. Es el mineral más característico de las rocas graníticas. Es muy duro y no se altera con el agua, por lo que es también muy abundante en los sedimentos arenosos de los ríos. • Feldespatos. Forman parte de muchas rocas de la corteza terrestre, como el granito y el basalto. El más conocido es el feldespato ortosa. • Micas. Son abundantes en rocas como el granito y los esquistos. Se alteran con el agua, convirtiéndose en minerales de arcilla. Las más conocidas son la mica blanca o moscovita y la mica negra o biotita. • Minerales de arcilla. Son los más variados y abundantes en la superficie terrestre, ya que muchos otros silicatos, al alterarse, se transforman en estos minerales. Tienen muchos usos industriales, como la caolinita que es blanca y se emplea para hacer lozas, y la montmorillonita, de colores rojizos y se usa para tejas y ladrillos. • Olivino. Su nombre se debe a su color verde oliva. Abunda en el manto terrestre. En la corteza se encuentra en rocas volcánicas. Los silicatos son los minerales más abundantes tanto en la Tierra como en todos los planetas y satélites conocidos. Son además los componentes de las dos principales rocas de la corteza terrestre: el granito y el basalto.

No silicatos Aunque los silicatos son los minerales más abundantes, hay también muchos minerales en cuya composición no hay silicio. Los no silicatos son un grupo de minerales que no contienen silicio en su composición. En este grupo se incluyen, entre otros: • Elementos nativos. En su composición hay únicamente un solo elemento. El oro, la plata, el cobre y el azufre se encuentran en la naturaleza en estado puro como minerales. • Óxidos. Están compuestos por oxígeno combinado con otro elemento. La hematites o el oligisto son óxidos de hierro de los que se extrae este metal. • Sulfuros Están formados por azufre combinado con un metal. La blenda es sulfuro de cinc; el cinabrio, sulfuro de mercurio, y la galena, sulfuro de plomo, y de ellos se obtienen estos metales. • Sulfatos. Su fórmula contiene azufre, oxígeno y un metal. La epsomita es un sulfato de magnesia que se utiliza como laxante para los niños. • Carbonatos. Contienen carbono, oxígeno y un metal. La magnesita es un carbonato de magnesia. La calcita es carbonato de calcio. • Haluros. Compuestos por un metal combinado con cloro o con flúor. La halita o sal gema es cloruro de sodio. La fluorita es fluoruro de calcio.

Obtención de los minerales La sociedad actual necesita de un aporte constante de recursos minerales, pues sin ellos muchas industrias dejarían de funcionar. Estos se obtienen en los yacimientos, que son acumulaciones de minerales lo suficientemente ricas como para que su explotación sea económicamente rentable. Los minerales pueden encontrarse como constituyentes de rocas, concentrados en filones o vetas, o formando parte del suelo. En un yacimiento, el mineral que se explota recibe el nombre de mena, mientras que los minerales acompañantes y que no se aprovechan se denominan ganga. Se pueden distinguir dos tipos de menas: • Menas metálicas. Son minerales o mineraloides explotados para obtener metales. Por ejemplo, de la bauxita se obtiene el aluminio; de la magnetita y el oligisto, el hierro; de la galena, el plomo; del cinabrio, el mercurio; de la casiterita, el estaño, y de la blenda, el cinc.

• Menas no metálicas. Son minerales de cuya explotación no se obtienen metales. Por ejemplo, de la sal gema se obtienen el gas cloro y el sodio, de la pirita se obtiene azufre, con el cuarzo se fabrica el vidrio, del talco se obtienen los polvos de talco, del yeso mineral se saca el yeso en polvo, que es utilizado en la construcción, de la fluorita se obtiene el flúor, etc. La minería es la actividad humana de localización, extracción y separación de minerales de interés económico. • Las minas subterráneas se realizan para extraer minerales de yacimientos profundos. Se lleva a cabo mediante pozos verticales hasta alcanzar el mineral y galerías horizontales para su extracción. • Las explotaciones a cielo abierto se realizan para aprovechar yacimientos próximos a la superficie. Mediante voladuras con dinamita se rompe la roca superficial, que es retirada mediante excavadoras y es transportada a plantas de tratamiento, en donde se extrae el mineral.