JUNIO 2013

Revista Nº 33 / JUNIO 2013 Editorial EDITORIAL Ing. Agr. MSc., PhD., Álvaro Roel Presidente Junta Directiva de INIA Es grato saludarlos y poder h...
15 downloads 0 Views 3MB Size
Revista Nº 33 / JUNIO 2013

Editorial

EDITORIAL Ing. Agr. MSc., PhD., Álvaro Roel Presidente Junta Directiva de INIA

Es grato saludarlos y poder hacer una puesta a punto de los avances en las metas planteadas para este año, las cuales se suman a la intensa agenda anual de la institución. Este nuevo número de la revista nos encuentra en pleno proceso de análisis y renovación institucional. INIA se encuentra repensándose, contribuyendo en la idenWL¿FDFLyQGHGHVDItRV\DFFLRQHVSDUDUHIRU]DUHOFRPpromiso y sentido de pertenencia de los colaboradores GH ,1,$ FRQ VX PLVLyQ \ FRPHWLGRV LQVWLWXFLRQDOHV DVt FRPRSDUDIRUWDOHFHUDVSHFWRVGHVXHVWUXFWXUDRUJDQL]DFLRQDOTXHIDFLOLWHQODLPSOHPHQWDFLyQGHODVHVWUDWHJLDVGH¿QLGDV (QHVWHVHQWLGRVHKDQFRQIRUPDGR&RPLVLRQHV\*UXpos de Trabajo en cada Estación Experimental y Dirección Nacional, los cuales se encuentran abocados a WUDEDMDUHQORVGLIHUHQWHVSURFHVRVTXHHVWiOOHYDQGRD cabo la institución: preparación del IV Encuentro de ProIHVLRQDOHV,1,$UHYLVLyQGHODHVWUXFWXUDRUJDQL]DFLRQDO DVtFRPRODRUJDQL]DFLyQGHO(QFXHQWUR1DFLRQDOGHORV GLIHUHQWHV&RQVHMRV$VHVRUHV5HJLRQDOHV ,17(5&$5  Además, este año hemos apostado a generar un nuevo canal de comunicación, más amplio y con mayor llegada al sector agropecuario, el ciclo de jornadas “Destacados INIA - Agenda 2013”. Entre los meses de agosto \ QRYLHPEUH ,1,$ RIUHFHUi XQ FLFOR GH DFWLYLGDGHV HQ ODVGLIHUHQWHV(VWDFLRQHV([SHULPHQWDOHVFRQHOREMHWLvo de dar a conocer, desde una perspectiva global, las DFFLRQHVTXHGHVGH,1,$VHKDFHQHQFRODERUDFLyQFRQ otros, para el desarrollo del sector agropecuario. (QHVWHFLFORVHDERUGDUiQHQIRUPDVLVWHPDWL]DGDWHPDV GH OD DJHQGD GH LQYHVWLJDFLyQ SULRUL]DGRV GHVGH las Regionales, con aportes no sólo de los técnicos de ,1,$VLQRWDPELpQGHUHIHUHQWHVQDFLRQDOHV\H[WUDQMHros en cada uno de ellos. Las temáticas para este año LQFOX\HQHOFXOWLYRGHVRMDODVURWDFLRQHVDJUtFRODJDQDGHUDV OD KRUWLFXOWXUD OD IUXWLFXOWXUD \ OD JDQDGHUtD 6H pueden encontrar detalles ampliatorios de cada una de ellas en esta misma publicación. Por otra parte, como todos los años INIA vuelve a estar presente en la 108º edición de la Expo Prado con el objetivo de acercar el campo a la ciudad con creativiGDGEXVFDQGRVHQVLELOL]DU\FRQFLHQWL]DUDOS~EOLFRXUbano sobre la importancia de la temática agropecuaria \DOJXQDVGHODVSUiFWLFDVTXHHOLQVWLWXWRUHFRPLHQGDDO sector productivo.

)LQDOPHQWHTXHUHPRVGHVWDFDUTXHGHVGHODFUHDFLyQ GH,1,$ODFRRSHUDFLyQ\HOGHVDUUROORGHDOLDQ]DVFLHQWt¿FRWHFQROyJLFDV D QLYHO UHJLRQDO H LQWHUQDFLRQDO KDQ FRQVWLWXLGR LQVWUXPHQWRV HVWUDWpJLFRV SDUD HO HIHFWLYR cumplimiento de la misión y objetivos institucionales. Nuestro instituto, comprometido con el desarrollo sustentable del sector agropecuario nacional en los planos HFRQyPLFRVRFLDO\DPELHQWDOQRGHVFRQRFHTXHGHVDrrolla su actividad en un escenario internacional caracteUL]DGRSRUODHVFDVH]GHDOLPHQWRVODDPHQD]DGHFULVLV HQHUJpWLFDPXQGLDO\ORVGHVDItRVGHOFDPELRFOLPiWLFR (Q HVWH FRPSOHMR PDUFR JHRSROtWLFR \ JHRHFRQyPLFR LQWHUQDFLRQDO HQ HO TXH HPHUJHQ QXHYRV \ SRWHQWHV actores, la cooperación interinstitucional, el trabajo en UHG\ODFRQIRUPDFLyQGHSODWDIRUPDVGHFRQRFLPLHQWR son instrumentos clave para propiciar verdaderos saltos tecnológicos. (VSRUORWDQWRXQRGHORVHMHVGHODSROtWLFDGHFRRSHración internacional del INIA el reconocer la importancia HVWUDWpJLFDGHGHVDUUROODU\PDQWHQHUXQDIXHUWH\DFWLYD vinculación con los actores regionales e internacionales GH&LHQFLD7HFQRORJtDH,QQRYDFLyQGHPD\RUUHOHYDQcia a nivel mundial. Es un año intenso, sin lugar a dudas, pero tenemos plena FRQ¿DQ]DHQTXHHOFXPSOLPLHQWRGHHVWRVSURFHVRVUHGXQdará en un INIA mejor posicionado para dar cumplimiento FRQVXPDQGDWRLQVWLWXFLRQDO³*HQHUDU\DGDSWDUFRQRFLPLHQWRV\WHFQRORJtDVSDUDFRQWULEXLUDOGHVDUUROORVRVWHQLEOHGHOVHFWRUDJURSHFXDULR\GHOSDtVWHQLHQGRHQFXHQWD ODVSROtWLFDVGH(VWDGRODLQFOXVLyQVRFLDO\ODVGHPDQGDV de los mercados y de los consumidores”. Junio 2013 - Revista INIA

1

INIA por dentro

/$$*(1'$'(,19(67,*$&,21(1 SUSTENTABILIDAD AMBIENTAL DE LOS 6,67(0$6352'8&7,926

,QJ$JU 3K' -RVp7HUUD Programa Nacional de Producción y Sustentabilidad Ambiental

8QRGHORVPD\RUHVGHVDItRVGHOVHFWRUDJURSHFXDULRHV FRPSDWLELOL]DUODQHFHVLGDGGHDXPHQWDUORVQLYHOHVGH SURGXFWLYLGDG\UHQWDELOLGDGDVtFRPRDVHJXUDUODFDOLdad e inocuidad de sus productos exportables, al tiempo de conservar los recursos naturales y mitigar el impacto ambiental de los procesos productivos. /RVUHFXUVRVQDWXUDOHV VXHORDJXDELRGLYHUVLGDG VRQ HVWUDWpJLFRV SDUD HO GHVDUUROOR DJURSHFXDULR GHO SDtV La mayor parte de las actividades productivas tienen LPSDFWRV VREUH ORV UHFXUVRV QDWXUDOHV TXH VL QR VRQ JHVWLRQDGRV \ PDQHMDGRV HQ WLHPSR \ IRUPD JHQHUDQ costos ecosistémicos, económicos y sociales. En la última década, luego de la crisis de 2000-2003, el DJURXUXJXD\RKDH[SHULPHQWDGRXQDJUDQWUDQVIRUPDFLyQ donde destacan el incremento de la productividad, el PBI VHFWRULDOODLQYHUVLyQODDGRSFLyQGHWHFQRORJtDHOSUHFLR GHODWLHUUDHOWUDEDMR\ODVH[SRUWDFLRQHVHQXQFtUFXORYLUtuoso retroalimentado por la alta demanda y generalmente buenos precios de nuestros productos en los mercados. En este periodo, la agropecuaria en su conjunto ha paVDGRSRUXQSURFHVRGHLQWHQVL¿FDFLyQ\HVSHFLDOL]DFLyQ de los procesos productivos, en un marco de aumento 2

Revista INIA - Nº 33

de los costos de producción, deterioro de la competitividad externa, alta competencia por el acceso a la tierra y cambios relevantes en su tenencia, en los modelos de producción y en el uso del suelo. 6LQHPEDUJRSDUDTXHHVWHFUHFLPLHQWRVHDVRVWHQLGR los sistemas productivos deben diseñarse y manejarse FRQODSUHPLVDGHFRQVHUYDUORVUHFXUVRVQDWXUDOHVTXH VRQ OD EDVH VREUH OD TXH VH VXVWHQWDQ \ TXH DGHPiV hacen a la calidad de vida y salud de la población. A lo DQWHULRUVHGHEHQDJUHJDUODVSROtWLFDVGHHVWDGRQRUmativas legales y la creciente demanda de la sociedad, los consumidores y los mercados por procesos productivos ambientalmente sustentables y por productos tra]DEOHVVHJXURVHLQRFXRV (QHOSODQHVWUDWpJLFRHQFXUVR  ,1,$FDQDOL]y las demandas de investigación de los sectores públicos y privados representados en la institución, en base a los sisWHPDVSURGXFWLYRVSUHGRPLQDQWHVHQHOSDtV(QHVWDVFRQVXOWDVDFWXDOL]DGDVSHULyGLFDPHQWHVXUJHFODUDPHQWHTXH GHORVJUDQGHVWHPDVSULRUL]DGRVHQ,1,$HODXPHQWR sostenido de la productividad y la conservación de los recursos naturales aparecen como los más demandados en ODPD\RUtDGHORVVLVWHPDVSURGXFWLYRV7DPELpQVHPHQcionan en algunos sistemas, la adaptación y mitigación del cambio climático, el impacto ambiental y el riego. /DLQYHVWLJDFLyQ\JHQHUDFLyQGHWHFQRORJtDHQ,1,$HQ HVWRVWHPDVVHHQIRFDWDQWRHQHOXVR\PDQHMRHVWUDWpJL-

INIA por dentro FRGHORVUHFXUVRVQDWXUDOHVFRQ¿QHVSURGXFWLYRVFRPR en la conservación y protección de los mismos en los diIHUHQWHVVLVWHPDVGHSURGXFFLyQ(OREMHWLYRGHO3URJUDma de Producción y Sustentabilidad Ambiental de INIA, HVGHVDUUROODURDGDSWDUWHFQRORJtDSDUDHOPDQHMRGHORV VLVWHPDVGHSURGXFFLyQTXHPDQWHQJDQVXSURGXFWLYLGDG \FRPSHWLWLYLGDGHQHOODUJRSOD]RSURPRYLHQGR\YDORUL]DQGRODFRQVHUYDFLyQGHORVUHFXUVRVQDWXUDOHVXWLOL]DGRVTXHFXHQWHQFRQODDSUREDFLyQGHODVRFLHGDG AGRICULTURA (QODDJULFXOWXUDODDGRSFLyQJHQHUDOL]DGDGHODVLHPEUD GLUHFWD\ORVFXOWLYRVWUDQVJpQLFRVKDQIDFLOLWDGRODJHQHración de sistemas de agricultura continua, altamente HVSHFLDOL]DGRV\EDVDGRVHQODURWDFLyQVRMDWULJRFRQ SHTXHxDVYDULDQWHV(OLQFUHPHQWRGHOiUHDDJUtFRODHQ más de 4 veces en una década, se ha cimentado en la LQWHQVL¿FDFLyQGHOXVRGHOVXHORHQODViUHDVDJUtFRODV WUDGLFLRQDOHV GREOHFXOWLYRDQXDO\HOLPLQDFLyQGHSDVWXUDV \HQODH[SDQVLyQDQXHYDVUHJLRQHVTXHDQWHV eran consideradas marginales. No obstante, los niveles de productividad y rentabilidad de los cultivos, el estado de la calidad de los suelos y DJXDVHQODV]RQDVDJUtFRODVODH[SDQVLyQDVXHORVIUigiles, el predominio de la soja en la rotación, el aumento GHO XVR GH DJURTXtPLFRV OD QRUPDWLYD OHJDO YLQFXODGD DOPHGLRDPELHQWHODSUHVLyQVRFLDO\ODVSROtWLFDVGHO 0*$3FRQODLPSOHPHQWDFLyQGHORVSODQHVGHXVRGH VXHORVSODQWHDQFUHFLHQWHVGHVDItRVDOVHFWRUSDUDHOGLseño de las rotaciones para estos sistemas productivos. El predominio de soja en la rotación, con los niveles actuales de productividad, determina balances negativos GH&\1GHOVXHOR\VXUDVWURMRSRFRDEXQGDQWH\GH EDMDUHODFLyQ&1QREULQGDFREHUWXUDH¿FLHQWH\GXUDGHUDSDUDPDQWHQHUODHURVLyQKtGULFDGHQWURGHYDORUHV WROHUDEOHVHQPXFKRVVXHORVDJUtFRODV

agua y estrategias de manejo. Por último, se participa en proyectos vinculados al desarrollo de alternativas WHFQROyJLFDVSDUDOHYDQWDUODVUHVWULFFLRQHVItVLFDVQXWULFLRQDOHVHKtGULFDVGHOFXOWLYRGHVRMDSDUDDXPHQWDU VXSURGXFWLYLGDGHQIRUPDVRVWHQLGD /RVH[SHULPHQWRVGHURWDFLRQHVGHODUJRSOD]RH[LVWHQWHVHQ,1,$VRQXQJUDQDFWLYRLQVWLWXFLRQDOTXHVLUYHQ FRPR SODWDIRUPDV GH WUDEDMR LQWHUGLVFLSOLQDULR LQYHVWLgación y modelación para dar respuesta a muchas de estas demandas. GANADERÍA INTENSIVA Y LECHERÍA (QODJDQDGHUtDLQWHQVLYD\ODOHFKHUtDGHVSOD]DGDV\FRQcentradas en suelos de menor aptitud de uso, son notorios ORVSURFHVRVGHLQWHQVL¿FDFLyQ\HVSHFLDOL]DFLyQFRQDOWD DGRSFLyQGHWHFQRORJtD\XVRGHLQVXPRV(QHVWRVVLVWHPDVVHKDJHQHUDOL]DGRODDOLPHQWDFLyQFRQVXSOHPHQWRV \FRQFHQWUDGRVHQFRPELQDFLyQFRQURWDFLRQHVIRUUDMHUDV de alta intensidad, basadas en cultivos anuales y verdeos con pasturas de corta duración. Simultáneamente, se han incrementado los emprendimientos productivos en régimen de estabulación o semiestabulación. Esto ha permitido aumentar la productividad y los niveles de producción sectorial a pesar de la reducción de área por la menor capacidad de competencia por tierra de estos sectores relativos a la agricultura. Sin embargo, es notoria la preocupación sobre ORVHIHFWRVGHHVWDVDFWLYLGDGHVVREUHODFDOLGDGGHODJXD ORVSURFHVRVHURVLYRV\HOPDQHMRGHHÀXHQWHVSDUWLFXODUmente de las grandes concentraciones de animales con¿QDGRV Entre los proyectos se encuentran el desarrollo de heUUDPLHQWDV \ PRGHORV SDUD HO GLVHxR GH VHFXHQFLDV IRrrajeras de mayor estabilidad productiva, la evaluación

Por tanto, la inclusión de cultivos de cobertura o cultivos JUDQtIHURVFRQUDVWURMRVYROXPLQRVRVGHDOWDUHODFLyQ&1 HMVRUJRPDt]RWULJR \VXXELFDFLyQHVWUDWpJLFDHQODURtación, son claves para la conservación del recurso suelo. ([LVWHQYDULRVSUR\HFWRVHQHMHFXFLyQRIRUPXODFLyQSDUD atender las demandas vinculadas a este tema. Por un lado, el desarrollo de herramientas para el diseño de seFXHQFLDVDJUtFRODVVXVWHQWDEOHVHOGHVDUUROOR\PDQHMR de nuevos cultivos de cobertura, la evaluación y modelaFLyQGHOLPSDFWRItVLFR\DPELHQWDOGHURWDFLRQHVDJUtFRODVGHLQWHQVL¿FDFLyQYDULDEOHHOXVRGHLQGLFDGRUHVGH calidad de suelos y su correlación con la productividad y, el manejo por ambientes de suelos y cultivos. Por otro lado, hay proyectos sobre estrategias tecnológicas para reducir vulnerabilidades a la variabilidad climática, el maQHMR\FRQWUROGHPDOH]DVUHVLVWHQWHVHOGLVHxR\HYDOXDFLyQItVLFD\DPELHQWDOGHURWDFLRQHVDJUtFRODVEDMRULHJR ODPD[LPL]DFLyQGHOD¿MDFLyQELROyJLFDGH1HQVRMDHO GHVDUUROORGHELRLQVXPRVGHXVRDJUtFRODHQEDVHDPLcroorganismos y, evaluación de impacto sobre calidad de Junio 2013 - Revista INIA

3

INIA por dentro y mitigación de los impactos ambientales en rotaciones DJUtFRODIRUUDMHUDVHOPDQHMRGHHÀXHQWHVODHYDOXDFLyQ y gestión de la calidad de aguas en cuencas, la determiQDFLyQGHODVKXHOODVHFROyJLFDV FDUERQR\DJXD ODV RSRUWXQLGDGHVGHPLWLJDFLyQGHJDVHVGHHIHFWRLQYHUnadero, y el desarrollo del riego suplementario en las URWDFLRQHV IRUUDMHUDV FRPR HVWUDWHJLD GH DGDSWDFLyQ D la variabilidad climática. GANADERÍA EXTENSIVA /RV VLVWHPDV JDQDGHURV H[WHQVLYRV GHGLFDGRV SUHIHUHQWHPHQWH D OD FUtD \ UHFUtD YDFXQD \ RYLQD VH KDQ concentrado principalmente sobre suelos de baja aptitud de uso desarrollados sobre el basalto y en las sierras y colinas del este. En estos suelos, el uso, manejo, conservación y mejoramiento del campo natral, es estratégico para la sustentabilidad productiva y ambiental de los sistemas. El uso de pasturas mejoradas y mejoramientos de campo en áreas estratégicas de los esWDEOHFLPLHQWRVDVtFRPRODVXSOHPHQWDFLyQHVWUDWpJLFD HQSHULRGRVFUtWLFRVHVWiDPSOLDPHQWHGLIXQGLGR 3RURWURODGRSDUWHGHOiUHDSHUGLGDDQWHODIRUHVWDFLyQ es recuperada en sistemas silvopastoriles con ventajas y sinergias tanto para los árboles como los animales. 3RURWURODGRSUHRFXSDQORVHIHFWRVVREUHHOFRPHUFLR TXHSRGUtDQWHQHUODHPLVLyQGHJDVHVGHHIHFWRLQYHUnadero. En este sistema las demandas de investigación están relacionadas al uso y manejo sostenible del campo natural, la recuperación del campo natural degradado, la determinación de la huella del carbono y mitigación de JDVHVGHHIHFWRLQYHUQDGHURODVRSRUWXQLGDGHVGHVHFXHVWURGH&GHOFDPSRQDWXUDOHOGLVHxR\PDQHMRGH sistemas silvopastoriles, y el uso estratégico del riego.

ARROZ-GANADERÍA El sector arrocero ha sido pionero en estudios de impacto ambiental sobre los recursos naturales y el grano, adePiVDSOLFDEXHQDVSUiFWLFDVDJUtFRODVUHFRSLODGDVHQXQ PDQXDOSDUDGLIHUHQFLDUVHHQORVPHUFDGRVLQWHUQDFLRQDOHVFRQXQDOLPHQWRFRQYDORUDJUHJDGR$XQTXHODURWDFLyQDUUR]SDVWXUDVKDEULQGDGRKLVWyULFDPHQWHYHQWDMDV productivas, económicas y ambientales a estos sistemas; la escasa brecha productiva, el incremento de los costos \ ORV SUHFLRV GHSULPLGRV GHO DUUR] KDQ GHWHUPLQDGR XQ deterioro de la rentabilidad del cultivo en los últimos años. 3RURWURODGRHQODIDVHIRUUDMHUDVHSODQWHDQSUREOHPDV en cuanto a la errática productividad y persistencia de las pasturas en la rotación. Este escenario plantea la oportunidad de incorporar y adaptar otros cultivos como la soja a la rotación arrocera aprovechando sus buenos precios LQWHUQDFLRQDOHV \ VXV VLQHUJLDV FRQ HO DUUR] SDUD EDMDU los costos. Sin embargo, existen interrogantes sobre la sustentabilidad económica y ambiental de alternativas de LQWHQVL¿FDFLyQFRQRWURVFXOWLYRV (QWUHODVSULQFLSDOHVGHPDQGDVTXHVHHVWiQDWHQGLHQdo se incluyen la evaluación productiva y ambiental GH GLIHUHQWHV DOWHUQDWLYDV GH URWDFLRQHV OD YDOLGDFLyQ agronómica y productiva del cultivo de soja en suelos arroceros, el desarrollo de sistemas de riego y manejo GHODJXDH¿FLHQWHVUHVLGXDOLGDGGHDJURTXtPLFRVHQHO HFRVLVWHPDGHWHUPLQDFLyQGHODKXHOODGHO&\RSRUWXQLGDGHVGHPLWLJDFLyQGHJDVHVGHHIHFWRLQYHUQDGHUR FORESTACIÓN /DIRUHVWDFLyQFRQVROLGDGDSRUODLQVWDODFLyQGHJUDQdes emprendimientos industriales de pulpa de celulosa \PDGHUDDVHUUDGDTXHDVHJXUDQODGHPDQGDFRQVWDQWH GHPDWHULDSULPDSDUDDEDVWHFHUODVKDFRORQL]DGRORV VXHORVGHDSWLWXGIRUHVWDOPiVSURGXFWLYRV\RPHMRUORFDOL]DGRVGHVSOD]DQGRRWUDVDFWLYLGDGHV /DVGHPDQGDVIRUHVWDOHVVHFDQDOL]DQHQSUR\HFWRVVREUHLQFLGHQFLDGHODVFDUDFWHUtVWLFDVGHOVLWLR\PDQHMR VREUHODSURGXFWLYLGDGIRUHVWDOXWLOL]DFLyQGHODELRPDVD FRQ¿QHVHQHUJpWLFRVEDODQFHHQHUJpWLFRHOGHVDUUROOR de herramientas para la producción y sustentabilidad DPELHQWDOGHFXHQFDVIRUHVWDOHVHOLPSDFWRDPELHQWDO de sistemas silvopastoriles, la determinación de la hueOODGH&\RSRUWXQLGDGHVGHVHFXHVWURGH&FRQWUROGH plagas con bioinsecticidas. (O GHVDItR GHO ,1,$ DO ¿QDO GH OD HMHFXFLyQ GHO SODQ HVWUDWpJLFR HV KDEHU SRGLGR GDU UHVSXHVWD LQIRUPDFLyQ \ SURGXFWRV WHFQROyJLFRV FRQFUHWRV D OD PD\RUtD GH ODV demandas de investigación planteadas sobre estos granGHVWHPDVGXUDQWHHOSHULRGR3DUDHVWRVHWUDEDMDHQIRUPDFRRUGLQDGDFRQORVPDQGDQWHV JRELHUQR\JUHPLDOHV  DVtFRPRFRQRWUDVLQVWLWXFLRQHV\RUJDQLVPRVS~EOLFRV\ SULYDGRV QDFLRQDOHV H LQWHUQDFLRQDOHV XWLOL]DQGR WRGDV ODV KHUUDPLHQWDV GH ¿QDQFLDFLyQ UHFXUVRV KXPDQRV H LQIUDHVWUXFWXUDGLVSRQLEOHSRUHOLQVWLWXWR

4

Revista INIA - Nº 33

INIA por dentro

/$&$3$&,7$&,Ï1&202+(55$0,(17$ (675$7e*,&$ INIA tiene entre sus directrices estratégicas la de “incentivar el desarrollo integral de los colaboradores, para gesWLRQDUODHVWUDWHJLDGHODRUJDQL]DFLyQ\DGDSWDUVHDORVFDPELRVGHOHQWRUQR´3DUDFRQVHJXLUORWLHQHFRPRHMHVHO IRPHQWRGHODFDSDFLWDFLyQLQGLYLGXDO\FROHFWLYDPHGLDQWHODDUWLFXODFLyQFRQFHQWURVGHH[FHOHQFLDDQLYHOLQWHUQDFLRQDO\ODSURIXQGL]DFLyQGHSODQHVGHFDSDFLWDFLyQ\PHMRUDFRQWLQXDSURPRYLHQGRHOGHVDUUROORGHPDVDVFUtWLFDV en áreas prioritarias. (OLQVWUXPHQWRSDUDORJUDUHVWRVREMHWLYRVHVHOSODQGHFDSDFLWDFLyQGHODUJRSOD]RHOTXHSHUPLWHDGPLQLVWUDUOD SODQL¿FDFLyQ\DFWXDOL]DUDORVSURIHVLRQDOHVXQLYHUVLWDULRV3DUDHOORVHKDFUHDGRXQIRQGRHVSHFLDOSDUDHOSHUtRGR FRQHO¿QGH¿QDQFLDUODVFDSDFLWDFLRQHVGHSRVJUDGR\DFWXDOL]DFLRQHVWpFQLFDVSDUDHVWRVSURIHVLRQDOHV6HKDSODQWHDGRFRPRPHWDTXHSDUDHOWRGRVORVLQYHVWLJDGRUHVPHQRUHVGHDxRVKD\DQFXOPLQDGR RHVWpQHQSURFHVRGHFXOPLQDUVXFDSDFLWDFLyQGHODUJRSOD]R (QEDVHDHVWDSROtWLFDLQVWLWXFLRQDOORV/LFHQFLDGRV'LHJR7RUUHV\)HGHULFR5LYDVFRPHQ]DUiQHQEUHYHVXVHVtudios de Doctorado.

',(*27255(6

$FWXDOPHQWH 8UXJXD\ RFXSD HO TXLQWR OXJDU PXQGLDO HQVXSHUILFLHIRUHVWDGDFRQ(XFDO\SWXV\HVWiSUHYLVWRTXHODSURGXFFLyQIRUHVWDOVHFRQYLHUWDHQHOSULQFLSDOUXEURSURGXFWLYRGHQXHVWURSDtV6LQHPEDUJR la alta tasa de crecimiento de este sector no ha sido DFRPSDxDGDSRUODIRUPDFLyQGHSURIHVLRQDOHVHQHO área. 3DUDDERUGDUHVWDGHPDQGDTXHVXUJHFRPRUHVXOWDGRGHOFUHFLPLHQWRGHODIRUHVWDFLyQHVLPSUHVFLQGLEOHJHQHUDUPDVDVFUtWLFDVSURIHVLRQDOHVFDSDFHVGH HQFDUDUORVGHVDItRVHPHUJHQWHV En tal sentido, la apuesta del Programa Forestal de ,1,$ VH KD GLULJLGR D JHQHUDU HTXLSRV PXOWLGLVFLSOLnarios aumentando considerablemente su masa de recursos humanos desde el año 2007. Siguiendo con estos lineamientos estratégicos, Diego 7RUUHV 'LQL IXH LQFRUSRUDGR DO 3URJUDPD )RUHVWDO GXrante ese periodo, en rol de responsable del Laboratorio GH*HQpWLFD)RUHVWDO Desde entonces se impulsaron diversos proyectos cu\RV UHVXOWDGRV KR\ VH YLDELOL]DQ FRPR VHUYLFLRV D WUDYpVGHODFUHDFLyQGHO&HQWURGH%LRVHUYLFLRV)RUHVWDOHV &(%,2) DVtFRPRWDPELpQYDULDVSXEOLFDFLRQHVVREUH JHQpWLFDIRUHVWDO

&RPRVHJXQGDIDVHGHHVWDHVWUDWHJLD,1,$KDGHFLGLGR SRWHQFLDUODVFDSDFLGDGHVDFWXDOHVPHGLDQWHODUHDOL]DFLyQ GH HVWXGLRV GH SRVJUDGR D QLYHO GRFWRUDO IRFDOL]DQGR ORV HVIXHU]RV HQ FHQWURV GH UHIHUHQFLD LQWHUQDFLRQDOHVFRQORVFXDOHVFRQVHUYDUVyOLGRVOD]RVXQDYH] WHUPLQDGDODHWDSDIRUPDWLYD Junio 2013 - Revista INIA



INIA por dentro (OSUR\HFWRIRUPDWLYRGHO/LF06F'LHJR7RUUHV'LQL SURFXUDDERUGDUODJHQpWLFDIRUHVWDOGHVGHXQDySWLFD integrada, contemplando sus tres componentes principales: molecular, cuantitativa y poblacional. El mismo se desarrollará en la Universidade Estadual GH6mR3DXOR 81(63 HQHOWHPDPHMRUDPLHQWRJHnético asistido por marcadores moleculares, bajo la RULHQWDFLyQGHORVSURIHVRUHV0DULR/XL]7HL[HLUDGH 0RUDHV HQ HO iUHD JHQpWLFD FXDQWLWDWLYD \ GHO SURIHsor Alexandre Magno Sebbenn en el área genética SREODFLRQDOTXLHQHVUHSUHVHQWDQXQRGHORVJUXSRV

más sólidos de Brasil en mejora genética de Eucalyptus. $ VX YH] OD 81(63 VH FDUDFWHUL]D SRU WUDEDMDU HVWUHFKDPHQWH YLQFXODGD FRQ HPSUHVDV IRUHVWDOHV GHO estado de Sao Paulo. /D SRVLELOLGDG GH LQWHULRUL]DUVH HQ XQ PRGHOR DFDGpPLFR IXHUWHPHQWH OLJDGR D OD FDGHQD SURGXFWLYD IRUHVWDOFRQVWLWX\HXQDH[FHOHQWHRSRUWXQLGDGIRUPDtiva, no solo desde lo académico sino también en la JHVWLyQ\WUDQVIHUHQFLDGH&\7KDFLDODSURGXFFLyQ

)('(5,&25,9$6

'HVGH)HGHULFR5LYDV/LFHQFLDGRHQ%LRTXtPLFD \ 0DJtVWHU HQ 0LFURELRORJtD SRU HO 3('(&,%$ 8'(/$5 GHVHPSHxDDFWLYLGDGHVUHODFLRQDGDVFRQHOGHsarrollo de agentes de control biológico en el marco del Programa de Producción y Sustentabilidad Ambiental de INIA. Desde el año 2011 es responsable del Laboratorio de %LRSURGXFFLyQGH,1,$/DV%UXMDVFRQIRFRHQODVHOHFFLyQ\FDUDFWHUL]DFLyQGHPLFURRUJDQLVPRVGHSRWHQFLDO uso como biocontroladores. Los trabajos actuales de investigación se centran en la SURGXFFLyQ\IRUPXODFLyQGHKRQJRVHQWRPRSDWyJHQRV FRPRELRLQVHFWLFLGDVSDUDODSURWHFFLyQGHFXOWLYRVDJUtFRODVFRQWUDLQVHFWRVGHIROODMH\VXHOR El establecimiento de acuerdos de colaboración entre ,1,$\$J5HVHDUFK /LQFROQ1XHYD=HODQGD OHSHUPLtió su vinculación con el Dr. Trevor Jackson, reconocido investigador con más de 20 años en el desarrollo de agentes de control biológico. A consecuencia de esta vinculación logró capacitarse en las instalaciones de AgResearch en este tema estraWpJLFR\HVWDEOHFHUXQDOtQHDGHLQYHVWLJDFLyQFRQMXQWD HQWUH,1,$\$J5HVHDUFKSDUDODIRUPXODFLyQGHOKRQJR Lecanicillium attenuatumHQIRUPDGHJUiQXORVGLVSHUVDEOHVHQDJXDSDUDVXDSOLFDFLyQIROLDU

/DOtQHDGHLQYHVWLJDFLyQSURSXHVWDSDUDVXGRFWRUDGR es el desarrollo de una cobertura para semillas en base DKRQJRVHQWRPRSDWyJHQRVTXHQRVyOREULQGHSURWHFción a los cultivos contra insectos, sino además contra HQIHUPHGDGHVSURGXFLGDVSRURWURVKRQJRV\EDFWHULDV

5HFLHQWHPHQWH)HGHULFR5LYDVIXHDFHSWDGRSRUOD8QLYHUVLGDG GH /LQFROQ 1XHYD =HODQGD  SDUD LQLFLDU VXV estudios de Doctorado bajo la supervisión del Dr. Travis *ODUH &HQWURGHLQYHVWLJDFLyQHQ%LRSURWHFFLyQ8QLYHUVLGDGGH/LQFROQ \GHO'U7UHYRU-DFNVRQ %LRFRQWURO\ %LRVHJXULGDG$JUHVHDUFK 

El éxito de esta propuesta permitirá a INIA contar con XQDWHFQRORJtDLQQRYDGRUDHQHOGHVDUUROORGHLQRFXODQWHV GH VHPLOODV TXH UHGXFLUi HO XVR GH DJURTXtPLFRV posicionando estratégicamente a nuestros productos DJUtFRODVGHVGHHOSXQWRGHYLVWDFRPHUFLDOGHODVDOXG y ambiental.

6

Revista INIA - Nº 33

Producción Animal

(/2%-(7,92(6352'8&,50È6&25'(526 &RQVLGHUDFLRQHVDWHQHUHQFXHQWDSDUDXQ FRUUHFWRPDQHMRSUH\SRVSDUWRGHRYHMDVSUROt¿FDV

'UD*HRUJJHW%DQFKHUR,QJ$JU$QGUpV9i]TXH] ,QJ$JU*UDFLHOD4XLQWDQV 3URJUDPD1DFLRQDOGH3URGXFFLyQGH&DUQH\/DQD

L/DRYHMDPHOOLFHUDQRSXHGHFRPHUVX¿FLHQWHIRUUDMH FRPRSDUDFXEULUVXVUHTXHULPLHQWRVGHJHVWDFLyQHQOD última etapa por presión del útero sobre el rumen. LL  /RV UHTXHULPLHQWRV QXWULFLRQDOHV GH ORV FRUGHURV PHOOL]RVVRQHQWUH\VXSHULRUHVTXHORVGHXQ FRUGHUR~QLFR WDQWRHQODJHVWDFLyQFRPROXHJRGHQDFLGRV  DVRFLDGR D OD GHPDQGD LQFUHPHQWDO SRU OD SURducción de calostro y leche.

El incremento de ovinos con genética proveniente de ELRWLSRVSUROt¿FRVDVtFRPRHODXPHQWRGHODWDVDPHllicera de majadas generales, resulta en un consistente aumento en el número de corderos nacidos como meOOL]RVDxRDDxR (QHVWDQXHYDUHDOLGDGKHPRVLGRDSUHQGLHQGRTXHGHO punto de vista productivo y de manejo, la oveja melliFHUD HV XQ DQLPDO WRWDOPHQWH GLIHUHQWH D OD RYHMD FRQ cordero único, lo cual también ocurre cuando se comSDUDQORVFRUGHURVPHOOL]RVFRQFRUGHURV~QLFRV$KRUDWHQHPRVPiVFRQRFLPLHQWRVVREUHOD¿VLRORJtD\ORV UHTXHULPLHQWRVGHpVWRVEDMRQXHVWUDVFRQGLFLRQHVDPbientales como para manejarlos más apropiadamente y aumentar la productividad y el bienestar de la unidad oveja-corderos. 'RVGHORVSULQFLSLRVPiVLPSRUWDQWHVTXHULJHQHVWDV GLIHUHQFLDVHQWUHHVWRVDQLPDOHVVRQ

$PHGLGDTXHDYDQ]DODJHVWDFLyQVHLQFUHPHQWDHOWDPDxRGHORVIHWRV(VWHLQFUHPHQWRHVLPSRUWDQWHGHVGHHOGtD GHJHVWDFLyQKDVWDHOGtDGHOSDUWR DSUR[LPDGDPHQWH  GtDV GH JHVWDFLyQ  (Q HVWDV ~OWLPDV  VHPDQDV GH JHVWDFLyQHO~WHURFRQORVIHWRVGLVWLHQGHHODEGRPHQGHOD RYHMD\GLVPLQX\HHOYROXPHQGHOUHWtFXOR\U~PHQ (VWRTXHGDFODURHQOD)LJXUDTXHUHSUHVHQWDXQWUDEDMR UHDOL]DGR SRU )RUEHV   FRPSDUDQGR OD UHODFLyQHQWUHORVGLIHUHQWHVyUJDQRV(QHOGtDGHJHVtación de una oveja mellicera, el útero sólo representa ODPLWDGGHOUHWtFXORU~PHQ(QHOGtDHVWDUHODFLyQ HVGHD\SDUDHOGtDHO~WHURGHXQDRYHMDFRQ PHOOL]RVHVFDVLGRVYHFHVHOGHOU~PHQ\UHWtFXOR Las consecuencias de este crecimiento exponencial del útero en ovejas en condiciones de restricción alimenticia TXHQRUPDOPHQWHSDVWRUHDQVyORFDPSRQDWXUDORSDVWXras de baja calidad nutricional, son corderos de bajo peso DOQDFLPLHQWR\DOWtVLPDPXHUWHQHRQDWDO Junio 2013 - Revista INIA

7

Producción Animal

Figura 1 - 5HODFLyQHQWUHHOUXPHQ\HO~WHURHQWUHVHGDGHVJHVWDFLRQDOHV $ GtDV% GtDV\& GtDV GH RYHMDVJHVWDQGRFRUGHURV~QLFRV $GDSWDGRGH)RUEHV 

La mortalidad puede ser consecuencia del bajo peso de ORVFRUGHURVIDOWDGHFDORVWURGHODVRYHMDVRODFRPELnación de ambos. Para evitar estas pérdidas, la oveja debe consumir una dieWDGHDOWDFDOLGDGDSDUWLUGHOGtDGHJHVWDFLyQ(O REMHWLYRHVORJUDUTXHODVRYHMDVOOHJXHQDOSDUWRFRQXQD FRQGLFLyQFRUSRUDO && UHFRPHQGDGD DXQLGDGHV  Para cumplir con este objetivo, del punto de vista de la EDVHIRUUDMHUDVHSXHGHQXWLOL]DUYHUGHRVLQYHUQDOHVFDPpos mejorados o praderas como alimentos de alta calidad. /DGHQVLGDGHQHUJpWLFD\SURWHLFDGHHVWRVDOLPHQWRVIUHQWH DOFDPSRQDWXUDOKDFHTXHODRYHMDFRQVXPDPHQRVFDQWLGDGGHIRUUDMHGLDULRHYLWDQGRODFRPSHWHQFLDIHWRVUXPHQ por espacio en la cavidad abdominal. Otra alternativa a las pasturas mejoradas es el pastoreo de campo natural pero con el uso de una suplemenWDFLyQ HQ EDMRV QLYHOHV (O VXSOHPHQWR D XWLOL]DU GHEH contemplar las necesidades proteicas y energéticas de la oveja. Los granos como sorgo y cebada son alimentos muy seguros para la oveja y se pueden asignar en QLYHOHVGHDGHOSHVRYLYR&XDQGRORVFDPSRV VRQPX\GH¿FLHQWHVHQSURWHtQDpVWDVHGHEHFRUUHJLU con algún alimento proteico.

tos en la producción de calostro entre 2 y 3 veces con respecto a ovejas no suplementadas. $VXYH]ODVRYHMDVVXSOHPHQWDGDVSDUHQHQPHMRUHVWDGRItVLFRQXWULFLRQDOORTXHHYLWDSpUGLGDGHFRUGHURV SRUSDUWRVGLItFLOHVRSURORQJDGRV )LJXUD  /RV JUDQRV SXHGHQ GDUVH HQWHURV \D TXH OD RYHMD ORV mastica bien y los puede digerir sin problemas. Deben VHUDOLPHQWRVVDOXGDEOHVOLEUHVGHKRQJRVPLFRWR[LQDV \VHUHFRPLHQGDUHDOL]DUXQDFRVWXPEUDPLHQWRGHD GtDVSUHYLRDRIUHFHUODGRVLVWRWDOGHGHOSHVRYLYR /RVVXSOHPHQWRVVHSXHGHQGDUHQHOSLVR iUHDV¿UPHV \VLQKXPHGDG RHQFRPHGHURVFRQWHPSODQGRTXHWRdos los animales tengan acceso al mismo tiempo. Luego TXHFRPLHQ]DODSDULFLyQVHSXHGHVHJXLUFRQODVXSOHPHQWDFLyQSHURKD\TXHFXLGDUTXHODVRYHMDVQRGHMHQ a sus corderos para ir en busca del suplemento. En este VHQWLGR FRQ PDMDGDV SHTXHxDV \ DFRVWXPEUDGDV D OD suplementación, no se han detectado problemas.

&XDQGRODVRYHMDVSUROt¿FDVOOHJDQDOGtDGHJHVtación, la suplementación preparto es una medida de manejo imprescindible para aumentar la productividad GHPDGUHHKLMRV&RPRYLPRVDQWHVHOUXPHQQRWLHQH VX¿FLHQWHHVSDFLRSDUDTXHHODQLPDOVHDOLPHQWHELHQ DSDUWLUVyORGHIRUUDMH\PHQRVD~QVLpVWHHVGHEDMD FDOLGDG3RURWURODGRHQHVRVGtDVDORVUHTXHULPLHQWRV GHJHVWDFLyQVHOHVVXPDQORVGHVtQWHVLVGHFDORVWUR OR TXH LPSOLFD HQWUH  \  GH LQFUHPHQWR HQ ORV UHTXHULPLHQWRV GH HQHUJtD SDUD PHOOLFHUDV \ WULOOLFHUDV UHVSHFWLYDPHQWH )LJXUD  Los suplementos ricos en almidón suministrados en el RUGHQGHOGHOSHVRYLYRGLDULR HMJUDQRVGHVRUJR FHEDGDPDt]EORTXHVHQHUJpWLFRV SHUPLWHQLQFUHPHQ8

Revista INIA - Nº 33

Figura 2 -5HTXHULPLHQWRVHQHUJpWLFRV 0HJDMRXOHVGH(QHUJLD0HWDEROL]DEOH0-(0 GHODRYHMDGXUDQWHODJHVWDFLyQGH FRUGHURV~QLFRVRPHOOL]RV $GDSWDGRGH*UD]IHG 

Producción Animal

A

importante en la sanidad es la vacunación de las ovejas SUHYLR DO SDUWR FRQWUD FORVWULGLRVLV LQFOXLGR WpWDQR  /D YDFXQDFLyQGHEHKDFHUVHSDUDDVHJXUDUTXHHOFDORVWUR de las ovejas proveerá con los anticuerpos necesarios al cordero recién nacido, el cual nace sin protección inmunitaria y no desarrolla sus propios anticuerpos hasta RGtDVGHQDFLGRPRPHQWRHQHOFXDO\DVHSXHGH vacunar. La esquila preparto es otra herramienta LPSUHVFLQGLEOHHQRYHMDVSUROt¿FDV

B

Figura 3 - Sección longitudinal del cuello de dos corderos OXHJRGHOSDUWR$ FRUGHURQRUPDOVLQOHVLRQHVDQLYHOFHUYLFDO\% FRUGHURPXHUWRDOSDUWRFRQHGHPD\KHPRUUDJLD HQFDQDOYHUWHEUDO\HQODPpGXOD 'XWUD\FRO 

En majadas más grandes se recomienda el uso de bloTXHV\DTXHpVWRVHVWiQGLVSRQLEOHVWRGRHOWLHPSRHQ HOFDPSR/DIRUPDFLyQGHVXEORWHVPHQRUHVVHSDUDGRV SRU HVWDGR FRUSRUDO R FDWHJRUtD RYHMDV YV ERUUHJDV IDYRUHFHHOPDQHMR\HOFXLGDGRDQLPDO

4XHGyGHPRVWUDGRSDUDQXHVWUDVFRQGLFLRQHVSURGXFWLYDVTXHODHVTXLODSUHSDUWRLQFUHPHQWDHOYLJRUGHORV corderos principalmente reduciendo el tiempo en acceder a la ubre y mamar. Pero además del vigor para PDPDUHOSURSLRDFFHVRItVLFRDODXEUHHVGHYLWDOLPSRUWDQFLD )LJXUD /RVFRUGHURVP~OWLSOHVQDFHQFRQ menor peso y deben mamar obligatoriamente dentro de ODSULPHUDKRUDGHYLGDSRUORTXHQRVHSXHGHQGDUHO lujo de pasar más de media hora buscando la ubre entre la lana de la madre. (QODHVTXLODSUHSDUWRVHGHEHXVDUSHLQHDOWRHQEXHQ HVWDGR FRYHU5RVLPLODU SDUDGHMDUXQUHPDQHQWH GHODQDDODRYHMDTXHR¿FLDGHDEULJRIUHQWHDODVFRQGLFLRQHV FOLPiWLFDV DGYHUVDV TXH QRUPDOPHQWH VH GDQ durante el invierno. Otra práctica recomendable es enFHUUDUORVDQLPDOHVLQPHGLDWDPHQWHDQWHVGHHVTXLODU\ ODUJDUORVHQVHJXLGDTXHVH¿QDOLFHODHVTXLODSDUDTXH puedan comer. Elección del potrero, uso de abrigo y densidad de ovejas por hectárea La elección del potrero, uso de abrigo y densidad de RYHMDV SRU KHFWiUHD VRQ KHUUDPLHQWDV IXQGDPHQWDOHV SDUDVDOYDUFRUGHURVHQELRWLSRVSUROt¿FRV'HSHQGLHQdo de la escala de cada productor y de los biotipos utili]DGRVVHSXHGHQUHDOL]DUGLIHUHQWHVPDQHMRV

Otros aspectos importantes a tener en cuenta en el maQHMRGHODRYHMDSUROt¿FDVRQ El diagnóstico de gestación, carga fetal y edad de los fetos /DHFRJUDItDHVXQDKHUUDPLHQWDPX\YDOLRVDSDUDLGHQWL¿car las ovejas y borregas preñadas, pero sobre todo para LGHQWL¿FDUODVPHOOLFHUDVWULOOLFHUDV\FRQRFHUODIHFKDSUREDEOHGHSDUWR&RQRFLHQGRODFDUJDIHWDO\HOPRPHQWRGHO SDUWRVHSXHGHQPDQHMDUWRGDVODVWHFQRORJtDVSURSXHVWDV HQHVWHDUWtFXORGHPDQHUDPiVH¿FLHQWH Sanidad /D GRVL¿FDFLyQ SUHSDUWR GH ODV RYHMDV FRQ XQD GURJD HIHFWLYDHVYLWDOSDUDTXHpVWDVVHPDQWHQJDQVDOXGDEOHV GXUDQWH HO SDUWR \ OXHJR GHO PLVPR \ SURGX]FDQ una cantidad adecuada de calostro y leche. Otro punto

Figura 4 - 2YHMDHVTXLODGDDORVGtDVGHJHVWDFLyQFRQ FRUGHURVPHOOL]RVDOSLH6HDSUHFLDODIDFLOLGDGGHDFFHVR a la ubre por parte de los corderos.

Junio 2013 - Revista INIA



Producción Animal /DVRYHMDV)ULVRQD0LOFKVFKDI\RVXVFUX]DVSHUPLWHQXQ PDQHMRPiVLQWHQVLYRORTXHLQFOX\HHQFLHUURQRFWXUQRGH los animales aún recién paridos. Majadas de hasta 100 RYHMDVTXHQRKDQVLGRVLQFURQL]DGDVVHSXHGHQHQFHUUDU HQODQRFKHSDUDTXHSDUDQHQFRQGLFLRQHVPiVDEULJDGDV \ ODUJDUODV HQ OD PDxDQD VLJXLHQWH VLQ SUREOHPDV H[SHULHQFLDGHFDPSR (ODEULJRVHSXHGHSURYHHUFRQWHFKR \GRVSDUHGHVHQIRUPDGH³/´TXH³DWDMHQ´ORVYLHQWRVGHO VXU\HVWH*HQHUDOPHQWHODVRYHMDVSDUWXULHQWDVEXVFDQ UHIXJLRHQHOJDOSyQTXHGDQGRODVRWUDVDIXHUD Otras alternativas menos intensivas son cortinas de arbustos en “L”, siempre evitando los vientos del sur y este. También sirven para este objetivo cortinas de arpillera sujetas a DODPEUDGRVGHOH\XQD¿ODGHIDUGRVUHGRQGRV\FRVWDQHras de madera al momento de hacer un abrigo para los corderos recién nacidos. Para los productores más grandes, las cortinas de árboles bien hechas junto a pasturas de FLHUWDDOWXUD )LJXUD FRQWULEX\HQDUHGXFLUODPRUWDOLGDG SRUIDFWRUYLHQWR(VFRJHUHOOXJDUGHSDULFLyQHVFODYH3DUD DTXHOORVSURGXFWRUHVTXHPDQHMHQELRWLSRVQRDFRVWXPEUDdos a manejo intensivo, la suplementación “amansa” a los DQLPDOHV\IDFLOLWDVXPDQHMR$~QDVtHVLPSRUWDQWHFXLGDU la cantidad de ovejas con corderos múltiples por hectárea. 1RVHGHEHUtDQSRQHUPiVGHDQLPDOHVKDVLHVWRVQR HVWiQDFRVWXPEUDGRVDXQPDQHMRLQWHQVLYRTXHLQFOX\HHO WUDVODGRGLDULR\DTXHHVWRVDQLPDOHVSXHGHQSHUGHUPXchos corderos por abandono.

Figura 5 - 8QFXOWLYRIRUUDMHURRSDVWXUDPHMRUDGDGH FPGHDOWXUDHVXQEXHQOXJDUSDUDTXHODVRYHMDVSUROt¿FDVSDUDQ\DTXHVHFUHDXQPLFURDPELHQWHSDUDODVFUtDV muy abrigado.

GHPONJSHVRYLYR\VHORFRORFDHQXQOXJDUFRQXQD IXHQWHGHFDORUTXHQRGHEHLUGLUHFWRDOFRUGHURVLQRFDOHQWDUHODPELHQWHDƒ&KDVWDTXHHOFRUGHURUHFXSHUHVX WHPSHUDWXUDQRUPDOGHDƒ&/XHJRGHUHFXSHUDGR se lo alimenta con mamadera o sonda y se lo devuelve a su madre. Es adecuado tener la oveja cerca del cordero SDUDTXHpVWDQRSLHUGDLQWHUpVSRUVXFUtD&XDQGRODRYHMD tiene dos corderos, se debe sacar el sano y ponerlo junto DORWURSDUDHYLWDUTXHODPDGUHDEDQGRQHDOHQIHUPR(O asesor técnico debe supervisar y enseñar estas prácticas DOSURGXFWRUSRUSULPHUDYH]XWLOL]DQGRFRUGHURVYLWDOHV

Supervisión y asistencia al parto Personal entrenado 6HGHEHUtDVXSHUYLVDUODSDULFLyQVLQLQWHUIHULUHQORVSDUWRV DPHQRVTXHODRYHMDQHFHVLWHD\XGD(VLPSRUWDQWHYLJLODU TXHODRYHMDDFHSWHORVGRVRWUHVFRUGHURV&XDQGRKD\ DOJ~QSUREOHPDGHDFHSWDFLyQRGLIHUHQFLDHQYLJRUGHORV FRUGHURVFRQYLHQHHQFHUUDUDODRYHMDFRQVXVFUtDVHQXQ EUHWHTXHVHFRQVWUX\HHQHOPLVPRSRWUHUR\GHMDUODFRQ VXVFRUGHURVYDULDVKRUDVKDVWDTXHVHHVWDEOH]FDHOYtQFXORHQWUHHOORV(VLPSRUWDQWHYLJLODUTXHHVHFRUGHURKD\D PDPDGR \ VL QR D\XGDUOR SDUD TXH REWHQJD VX SULPHUD FXRWDGHHQHUJtDDWUDYpVGHOFDORVWUR Cuidados más intensivos de corderos con complicaciones en sus primeras horas de vida En esta situación generalmente tenemos dos tipos de FRUGHURV/RVFRUGHURVTXHQRKDQPDPDGRSHURD~Q WLHQHQXQDEXHQDWHPSHUDWXUDUHFWDO PD\RUDƒ&  (Q HVWH FDVR VH OHV SXHGH GDU FDORVWUR WLELR VyOR VH calienta apenas para no destruir sus propiedades nutriWLYDVHLQPXQROyJLFDV HQWRPDVTXHQRVXSHUHQORV POSRUYH]6LHOFRUGHUR\DQRTXLHUHPDPDUQRVHOH debe obligar, simplemente se lo alimenta con una sonda JiVWULFD (VWD FRQVLVWH GH XQD PDQJXHULWD ¿QD TXH VH SDVDDWUDYpVGHOHVyIDJRDOHVWyPDJRGHOFRUGHUR

Para todas las tareas descriptas previamente, se recomienda el uso de personal entrenado y motivado para UHDOL]DUODVPLVPDV\DTXHVRQFODYHVSDUDSURPRYHU ODVXSHUYLYHQFLD\ELHQHVWDUGHORVFRUGHURVPHOOL]RV\ de sus madres. COMENTARIOS FINALES 8QDRYLQRFXOWXUDLQWHQVLYDTXHIDYRUH]FDODSURGXFFLyQGH FDUQHVHIRUWDOHFHFRQHOXVRGHPDWHULDOHVJHQpWLFRVSUROt¿FRVFRQDOWRSRWHQFLDOSURGXFWLYRORTXHUHGXQGDHQXQ mayor ingreso al productor, como lo han demostrado los WUDEDMRVGH,1,$\SUHGLRVGHSURGXFWRUHVGHUHIHUHQFLD(Q HVWRVVLVWHPDVHOPDQHMRGHODRYHMDSUROt¿FD\VXVSURJHnies son la clave del éxito del negocio. La importancia individual de cada una de las alternativas tecnológicas mencionadas puede ser mayor o menor sobre la reducción de la mortalidad de corderos, dependiendo de cada sistema de producción y cada predio en particular, pero el éxito de la aplicación de las mismas GHSHQGHGHODXWLOL]DFLyQGHHOODVHQIRUPDLQWHJUDO MATERIAL DE CONSULTA

Otra situación más extrema, es cuando la temperatura rectal del cordero ha bajado demasiado, donde es conveniente calentar el cordero lo antes posible. Se le administra una LQ\HFFLyQLQWUDSHULWRQHDOWLELDGHJOXFRVDDODUD]yQ 10

Revista INIA - Nº 33

*DQ]iEDO \ FRO %LRWLSRV PDWHUQDOHV \ WHUPLQDOHV SDUD HQIUHQWDU ORVQXHYRVGHVDItRVGHODSURGXFFLyQRYLQDPRGHUQD5HYLVWD,1,$ 1žMXQLRSS

Producción Animal

/$3(5&(3&,Ï1'(/26&21680,'25(6 (8523(2662%5(/$6&$51(629,1$6