INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

IX CONGRESO ANUAL DE LA ACADEMIA DE CIENCIAS ADMINISTRATIVAS A.C. Mérida, Yucatán, 18, 19 y 20 de mayo de 2005 INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPE...
0 downloads 0 Views 301KB Size
IX CONGRESO ANUAL DE LA ACADEMIA DE CIENCIAS ADMINISTRATIVAS A.C. Mérida, Yucatán, 18, 19 y 20 de mayo de 2005

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

Enrique Cuevas Rodríguez1 ACADÉMICO

MESA: ADMINISTRACIÓN DEL DESARROLLO REGIONAL Y SUSTENTABILIDAD

1

Maestro en Ciencias Económicas. Profesor e Investigador del Departamento de Métodos Cuantitativos en el Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) de la Universidad de Guadalajara. Domicilio: Periférico Norte 799. Módulo “M”, Piso Intermedio. Núcleo Universitario “Los Belenes”. Zapopan, Jalisco, C.P. 45100. Tel.: 3770-3300, ext. 5223 ó 5292. Fax: ext. 5227. E-mail: [email protected]

1

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE CATEGORÍA: ACADÉMICO

Resumen En este trabajo se argumenta a favor de la creación y apoyo de organizaciones cooperativas para impulsar el desarrollo regional de tipo sustentable, siempre y cuando éstas se integren en clusters y en planes estratégicos de desarrollo. La mayoría de las agrupaciones cooperativas cumplen con una función fundamental dentro de la economía de cualquier país, debido no solo a su incuestionable contribución al fomento a la inversión, al movimiento de los recursos que son capaces de generar, y a la creación de empleos productivos, sino también a que su propia naturaleza y características las convierten en piezas clave en los nuevos modelos de promoción del desarrollo sostenible, basados en el reconocimiento del mayor dinamismo de economías de pequeña escala, en la importancia de los espacios locales e interlocales y, por último, el planteamiento de que el desarrollo no comienza con las mercancías, sino con las personas: su educación, organización, disciplina y creatividad. De aquí que pueda destacarse el papel que una economía de pequeña escala y de tipo solidario, como lo es la organización cooperativa, pude jugar en la construcción de espacios de desarrollo.

2

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

I.- INTRODUCCIÓN Los cambios en los modelos de desarrollo basados en la gran empresa y economías de aglutinamiento (clusters) han propiciado la aparición de economías de diversidad, que han tornado relevante la movilización de recursos locales para promover el desarrollo. Estas transformaciones han hecho posible la diversidad de modalidades de desarrollo y la complementariedad de economías regionales a distintas escalas, así como de intervenciones públicas capaces de propiciar el desarrollo local, regional e institucional, con un impacto más que positivo sobre el empleo, la igualdad social y el medio ambiente. Cada vez son más los que opinan que el desarrollo hay que construirlo sobre la base de tres evidencias empíricas relevantes: a) el mayor dinamismo de economías de pequeña escala; b) la importancia del espacio local e interlocal, y c) el reconocimiento de que el desarrollo no comienza con las mercancías, sino con las personas: su educación, organización, disciplina y creatividad. De esto último es en donde se destaca el papel que la economía solidaria, es decir, cooperativa, pude jugar en la construcción de espacios de desarrollo. En efecto, a fin de que la organización cooperativa impulse el desarrollo regional, nosotros sostenemos la hipótesis de que deben de integrarse en un plan estratégico para impulsar el desarrollo regional, bajo una perspectiva moderna de sustentabilidad y de integración en clusters. El objetivo de este trabajo es proponer, a partir de algunas evidencias empíricas relevantes, un conjunto de lineamientos estratégicos de política para convertir a la organización cooperativa en un instrumento de promoción de la inversión, movimiento de los recursos, y creación de empleos. El trabajo se estructura en tres partes fundamentales: en la primera se plantea la base conceptual que sustenta la teoría moderna del desarrollo regional, la sustentabilidad y el cluster; en la segunda, se exponen algunos estudios de caso considerados relevantes para la argumentación de la hipótesis de este 3

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

trabajo, y en la tercera, se enumeran algunas líneas estratégicas de política de promoción y consolidación de la organización cooperativa. II.- DESARROLLO REGIONAL, SUSTENTABILIDAD Y CLUSTER Aún las visiones más convencionales de las teorías del desarrollo regional, parten del hecho evidente de que los mecanismos intrínsecos a la economía de mercado, aunados a las políticas económicas implementadas bajo la estrategia desarrollista adoptada por el propio Estado durante las cuatro décadas anteriores a los ochenta, trajo como consecuencia no solo una distribución desigual del ingreso entre los diferentes estratos sociales, sino entre las regiones del país. Estos factores, por consiguiente, han propiciado agudos desequilibrios en los ritmos de crecimiento y niveles de bienestar entre las regiones geográficas y entidades políticas del país. La promoción del desarrollo regional, por lo tanto, constituye uno de los ámbitos particulares (junto con otros como el desarrollo científico tecnológico y educativo, las pequeñas y medianas empresas, la sustentabilidad medioambiental, y la generación de empleo) donde existe una generalizada aceptación de que el mercado no cumple una labor satisfactoria como señalador de la asignación de recursos y se hace necesaria la iniciativa y la acción del Estado, pero no de la forma en que tradicionalmente, antes de los ochenta, se venía haciendo.2 En efecto, actualmente se está ante una revalorización del papel de las políticas locales y regionales a nivel nacional debido al nuevo contexto de las tendencias a la descentralización, favorecidas por el cambio tecnológico. Esta revalorización es congruente con y complementa a: i) los regímenes de apoyo a las pequeñas y medianas empresas, y ii) la promoción de incrementos en la eficiencia por medio de la especialización.

2

Ver a Mauricio de María y Campos y Francisco Sercovich, 1998, ambos funcionarios de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI).

4

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

La idea motriz subyacente de este enfoque es que, en la medida en que las regiones van ganando en importancia como actores en la movilización de recursos, se hace necesario replantear la política de desarrollo regional y sus respectivos regímenes regulatorios y de incentivos financieros y fiscales. Éstos han sido administrados con efectos frecuentemente precarios e incluso, a veces, contraproducentes en el pasado y deben ser puestos ahora al servicio de una capacidad competitiva sostenible. La ejecución centralizada ciertamente no se cuenta entre los atributos que habilitan a la política pública para corregir fallas de mercado. Gran parte de la actividad económica pública tanto en países desarrollados como en desarrollo tiene lugar a nivel estatal y local (o municipal), lo cual facilita cotejos de desempeño (benchmarking) en la provisión de servicios, la atracción de actividad económica, la generación de fuentes de empleo y la capacidad de adaptación a cambios en la demanda y en la tecnología. En muchos países desarrollados en donde no se habla de política industrial (Estados Unidos y Gran Bretaña) los incentivos estatales y locales para atraer inversiones industriales, particularmente de alta tecnología y con elevados efectos multiplicadores regionales sobre el empleo, han sustituido a las medidas nacionales. Por su propia naturaleza, esos incentivos han estado hasta ahora fuera de las discusiones y negociaciones internacionales. Ellas se refieren no solamente a disponibilidad de terrenos e infraestructura gratuitos, sino también a entrenamiento gratuito o subsidiado, acceso a tecnología e incentivos fiscales.3 Aunada a esta nueva perspectiva de la promoción del desarrollo regional, están las consideraciones más elementales de impulso al desarrollo integral de las regiones tomando como base la problemática relacionada con las actividades productivas, su relación con el territorio donde se ubican, los elementos de infraestructura que las soportan, y las condiciones de vida de la población que, en

3

Ibídem.

5

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

última instancia, constituyen el objeto de las acciones que emprende el sector público. La capacidad competitiva sostenible y los cluster Hubert Schmitz (2000)4 hace una convincente explicación de cuales son los determinantes de la competitividad. Plantea que, al agruparse las empresas, además de aprovechar las economías externas, deben prestar atención a las relaciones externas para entender por qué unos cluster triunfan y otros no, sin descuidar las relaciones locales. Inclusive, sugiere que esta acción conjunta es de particular importancia cuando los conglomerados se enfrentan a puntos de inflexión relevantes. Afirma que una cooperación más estrecha resulta esencial para responder de manera exitosa ante una crisis u oportunidades. Con base en el análisis de cuatro clusters en Pakistán, India, México y Brasil, prueba que las empresas agrupadas en clusters han intensificado la cooperación local en respuesta a la nueva presión competitiva, y que las empresas que han incrementado su cooperación obtienen mejores resultados que aquéllas que no lo han hecho. Vayamos por partes y definamos las ventajas que las empresas adquieren al agruparse en clusters: los productores logran especializarse con mayor facilidad en diferentes etapas complementarias del proceso de producción, consiguen atraer proveedores de insumos especializados, así como compradores para sus productos; se crean grupos de trabajadores especializados, y las ideas y prácticas novedosas se difunden con rapidez. Para demostrar la forma en que la posición competitiva de las empresas mejora cuando éstas se integran en clusters, Schmitz cita diversas evidencias en diferentes países:

4

Hubert Schmitz es Professorial Fellow del Institute of Development Studies (IDS) en la Universidad de Sussex, Inglaterra.

6

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE



La experiencia de fabricantes de losetas en Italia demostró que la integración en cluster se tradujo en el establecimiento de un nuevo centro tecnológico en materia de cerámica, financiado parcialmente por el gobierno.



En Bangkok, un cluster dedicado a piedras preciosas y joyería, movilizó recursos sustanciales para crear una infraestructura de servicios

de

apoyo,

que

incluyeron

desde

programas

de

entrenamiento y capacitación, hasta el marketing a nivel internacional y la participación de empresas proveedoras de información. •

Otro caso italiano mostró que las industrias situadas en localidades que cuentan con asociaciones suficientemente desarrolladas y con grupos de interés capaces de aglutinar los intereses particulares, de actuar como mediadores en los conflictos industriales, y de difundir información, se adaptaron con mayor facilidad a los cambios en los mercados mundiales.



En Tiruppur, al sur de la India, un cluster dedicado a producir prendas tejidas de algodón, promovió la creación de la Asociación de Exportadores de Tiruppur, la cual desempeñó un papel fundamental en la ayuda a los productores locales para competir en los mercados internacionales, y en el impulso para mejorar la deficiente infraestructura local.

El caso de los cuatro cluster estudiados por Schmitz, se puede esquematizar en el siguiente cuadro, en el que se muestra la problemática (crisis) que enfrentaron a inicios de la década de los noventa, y la respuesta derivada de su integración en clusters, misma que demostró ser un efectivo instrumento para evitar la crisis por la que atravesó la industria en cuestión: aumentos de calidad, flexibilidad y rapidez en las entregas, sin aumentar en forma simultánea los precios.

7

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

La forma en que lograron superar la crisis se logró debido a que su integración en cluster favoreció un incremento en la capacitación laboral, obtención de insumos o de marketing. En Sialkot, la asociación local decidió tomar acciones estratégicas ante la repentina imposición de nuevas normas de calidad.

CLUSTER Guadalajara, México

RAMA Calzado

Liberación

PROBLEMÁTICA de las importaciones

que

condujo al cierre de muchas empresas y a la reorganización de las sobrevivientes. Sinos Valley, Brasil

Calzado

Penetración masiva de China en sus dos principales

mercados

de

exportación:

Estados Unidos y Europa. Agra, India

Calzado

Repentina

desaparición

del

antiguo

mercado soviético y liberación gradual de las importaciones. Sialkot, Pakistán

Producción

Repentina imposición de nuevas normas de

de

calidad, como consecuencia de problemas

instrumentos drásticos en remesas anteriores hacia quirúrgicos

Estados Unidos.

El punto clave para que las empresas integradas en clusters eleven su competitividad es la forma en que interactúan las relaciones internas y externas. Estas formas pueden clasificarse de cuatro maneras distintas: a) Horizontal – bilateral. b) Horizontal – multilateral. c) Vertical – bilateral. d) Vertical – multilateral Las características de cada una se pueden resumir en el siguiente cuadro:

8

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

COOPERACIÓN Horizontal Vertical

BILATERAL MULTILATERAL Se comparte el equipo Asociación sectorial Mejoras en los Alianza en torno a una componentes por parte cadena de valor local. del productor y del usuario.

En esta materia, el hallazgo más relevante encontrado en los estudios citados, es que la cooperación vertical bilateral se incrementó mucho más que cualquier otra forma de cooperación. La cooperación horizontal resultó ser más débil de lo esperado. La razón para incrementar la cooperación vertical es bastante evidente. Las exigencias de la nueva competencia global sólo pueden ser atendidas si la cadena productiva en su conjunto responde. En el caso de la industria del calzado en Brasil, la cadena se conformó de cinco asociaciones: manufactureros de calzado, curtidores, productores de componentes, fabricantes de equipos y agentes exportadores. De manera individual, las empresas no pueden lograr una mejor calidad del producto y una mayor rapidez en las entregas. Lo anterior no significa que la cooperación horizontal sea irrelevante, más bien, los hallazgos demostraron que los efectos sobre el desempeño fueron menores porque solo se presentó en un caso: Sialkot, en el que ya se mencionó que la respuesta de los fabricantes a la necesidad de asegurar la calidad se organizó en el seno de su asociación local. El desarrollo sustentable La visión moderna del desarrollo es la de sustentabilidad, entendida ésta como un patrón de transformaciones sociales y estructuras económicas, las cuales optimizan los beneficios económicos y sociales en el presente, sin poner en peligro el potencial probable de beneficios similares en el futuro. O bien, en otras palabras, el desarrollo sustentable puede entenderse como el conjunto de todas 9

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

aquellas estrategias que lleva a mejorar la calidad de vida sin rebasar la capacidad de carga de los ecosistemas que la sostienen, y mantener, al mismo tiempo, la productividad, la adaptabilidad y la capacidad de renovación del recurso. El modelo de desarrollo sustentable ha penetrado con gran fuerza en el ámbito académico y gubernamental debido al reconocimiento de que la expansión del modelo de producción tradicional, basado en la producción a gran escala y uso intensivo de tecnología depredadora, ha originado un gran cúmulo de problemas ambientales que enfrentan los países. Es así como la concentración de residuos en océanos y ríos; el deterioro de los suelos por la inadecuada explotación agrícola y forestal; la contaminación del aire; la inadecuada explotación de los recursos naturales, tales como peces, bosques y minerales, entre otros; la desaparición de especies vegetales y animales, portadoras de información genética de gran valor; y la pobreza en que vive parte de la población son algunas de las principales amenazas, que constituyen una preocupación creciente de los gobiernos y la comunidad latinoamericana, y que a la postre, ha implicado un enorme costo social. A fin de subrayar el grado de penetración del enfoque de sustentabilidad a los nuevos paradigmas del desarrollo, algunos investigadores destacan que la idea del desarrollo sustentable no surgió de grupos opositores tradicionales, como lo fue el socialismo durante casi todo el siglo XX, sino de expertos que trabajaban para o con los principales organismos internacionales, especialmente con las Naciones Unidas.5 Al respecto, citan la intervención de la ONU en 1983, a través del secretario general, quien encomienda a la ex ministro del Medio Ambiente y ex primer ministro de Suecia, Gro Harlem Brundtland, que organizara una comisión de expertos para que dieran una respuesta definitiva a la larga polémica que se inició en los setenta sobre el desarrollo y el “otro” modelo alternativo. En el año de 1987 la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo, la cual era presidida por 5

Ver a Alfredo César Dachary y Stella Maris Arnaiz Burne, 2002.

10

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

la política sueca, presentó el Informe Brundtland o técnicamente conocido como Nuestro Futuro Común, en la 42ava. Asamblea de la ONU. En este informe se plantea en forma definitiva el modelo alternativo, discutido una década atrás, el cual se denominará Desarrollo Sustentable, definido como “el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad para que las futuras generaciones puedan satisfacer sus propias necesidades”. Lo interesante de este informe –de acuerdo con Dachary- es que encuentra en la pobreza, causada por un modelo basado en el crecimiento, el centro de la problemática a abordar por un modelo alternativo. No se trata de crecimiento poblacional incontrolado, sino de grandes masas de población marginada que sin educación ni servicios se reproducen sin control, es por ello que la causa del crecimiento incontrolado está en la pobreza. Lo anterior implica buscar un desarrollo que permita reducir las asimetrías sociales, que reduzca la desigual relación entre los países ricos y pobres, motor que profundiza las asimetrías. Todo esto dentro de una economía dominada por el mercado. ¿Cuál es ese alto costo social – ambiental del que se hablaba al final del segundo párrafo de este apartado? Aquí lo tenemos: el informe mundial de los recursos que elabora la ONU (World Ressources 2000-2001) cita que en el siglo XX se han perdido 50% de las tierras fértiles del planeta y la mitad de los bosques; la deforestación tropical excede los 130 mil Km2 por año; las flotas pesqueras son 40% más grandes que lo que los mares pueden soportar, y 20% de los peces de agua dulce están en peligro de extinción. Estos problemas, aunados a otros que nos plantean el cambio climático y el surgimiento de nuevas formas de enfermedades hoy desconocidas, son indicadores por lo demás realistas para repensar al desarrollo sostenible como una necesidad.

11

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

La nueva visión de la sustentabilidad replantea la relación hombrenaturaleza, que deja de ser el eje del problema para pasar a ser sólo un elemento importante, puesto que el centro del debate es el hombre y más específicamente los grandes grupos de marginados. Por ello, el desarrollo humano se transforma en un elemento central en el paradigma de la sustentabilidad. No se trata de conservar ecosistemas para relegar al hombre a zonas menos frágiles. La idea es generar planes de reducción de la pobreza y disminuir todas las consecuencias sociales y ambientales que ella genera para hacer sustentable una región o un país. Hoy se concibe a la sustentabilidad, pues, como un espacio de realización del desarrollo humano, tal y como se planteó en la propia Declaración de la ONU sobre Medio Ambiente y Desarrollo, cuando se señala que “los seres humanos constituyen el centro de las preocupaciones relacionadas con el desarrollo sostenible...”. Esta adaptabilidad que se da por parte de los organismos e instituciones que lo promueven y de los estados que lo plantean, permite sostener que este modelo es una propuesta de solución que no está orientada a la transformación radical de las estructuras actuales, sino que se trata de lograr modificaciones sustanciales en la manera de asumir los grandes problemas, como el de la pobreza, para conseguir una verdadera recomposición del paradigma dominante. III.- EL PAPEL DEL COOPERATIVISMO EN EL DESARROLLO REGIONAL Puede estarse de acuerdo con investigadores que proponen que la sustentabilidad implica una estrategia dual moderna: por una parte, debe facilitar a las personas el fortalecimiento de sus propias organizaciones o la creación de nuevas, utilizando sus recursos relativamente “magros” en la búsqueda de una alternativa y de una resolución autónoma de sus problemas. Por otra parte, una estrategia de desarrollo sostenible debe contribuir al surgimiento de un nuevo pacto social, cimentado en el reconocimiento de que son esenciales la erradicación de la pobreza y la incorporación democrática de los grupos sociales menos favorecidos dentro de una estructura productiva más diversificada. 12

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

El punto de acuerdo de ese planteamiento con nuestra propuesta es, evidentemente, la organización cooperativa, ya que ésta consiste en una asociación autónoma de personas, unidas voluntariamente para satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales en común, a través de una empresa de propiedad conjunta y de gestión democrática para la solución de problemas comunes al grupo social y el impulso de actividades no solo de tipo productivo, sino también de aquellas relacionadas con la salud –compra de medicamentos en común-, la educación –cooperativas escolares-, la vivienda, el trabajo –huertas o granjas comunitarias- y las artesanías, el campo, el río y el mar, el crédito, el consumo, la producción e industrialización, la minería, la organización juvenil, el transporte, y los servicios (OIT, 2002). Basta con revisar la experiencia del cooperativismo en México: se trata de organizaciones diversas que van desde aquellas ligadas fuertemente al medio ambiente y los recursos naturales: productores de café orgánico en Chiapas; productores de mezcal en Oaxaca; pescadores en las costas y riberas laguneras; actividades ganaderas en todos los órdenes; artesanos; y productores que aprovechan la explotación silvícola, entre otros muchos ejemplos. Todas estas actividades –incluyendo las que una cooperativa desarrolla- no están solas ni aisladas, sino que están ancladas en una región o forman parte de una ciudad, lo cual amplía aún más los requerimientos de estas actividades para poderlas definir como sustentables. Por ende, es de vital importancia para el diseño de políticas públicas que promuevan el desarrollo regional sustentable, reconocer a las cooperativas como unidades económicas que por sus características, adopten la forma de cluster. En efecto, existen casos en México que brindan excelentes ejemplos de cómo la organización cooperativa promueve el desarrollo regional sustentable, siempre y cuando se inserten en casos exitosos de clusters.

13

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

El caso de productores de café orgánico en Chiapas Las Cooperativas Cholon B’ala (nosotros los choles) y Tzotzilotic-Tzobolotic (la fuerza de los tzotziles) son dos Cooperativas Agropecuarias de 1,200 indígenas mayas que hablan las lenguas chol, tzeltal y tzotzil. Habitan en los municipios de Tila, Sabanilla, Tumbalá y El Bosque, dentro de la región montañosa del norte del estado de Chiapas. Se constituyeron legalmente en 1992 y su objetivo es aumentar sus ingresos para elevar su calidad y nivel de vida. El modelo que desarrollan se basa en la apropiación del conjunto del proceso productivo del café que es su principal actividad y fuente central de ingresos. En la producción, las cooperativas promueven procesos de transferencia tecnológica para el establecimiento de un sistema de producción de café orgánico, basado en el principio de sustentabilidad, de aprovechamiento y de conservación de los recursos naturales. Para ello cuentan con un equipo de técnicos surgidos de las mismas comunidades y con asesoría de algunos técnicos profesionistas, aprovechando también las experiencias que ofrecen otros productores que ya han establecido dicho sistema. Con respecto a la comercialización, la realizan en conjunto, lo que posibilita ser un regulador de precios en el campo frente a los intermediarios, lo cual les ha brindado la posibilidad de beneficiarse del valor agregado que produce el café oro. En lo que se refiere a la industrialización, están iniciando la venta de café tostado y molido. Otro eje importante de trabajo es la diversificación de la producción, promoviendo el impulso de un proyecto de ganadería bovina de doble propósito, un proyecto de apicultura y la masificación en el uso del sistema de labranza de conservación en los cultivos del maíz y el frijol, además de desarrollar un proyecto de mejoramiento para la vivienda, y cotidianamente, gestionar proyectos de

14

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

infraestructura e impacto social tales como: agua potable, caminos, abasto, salud, educación, energía eléctrica. También han iniciado un trabajo con las mujeres, en particular con las esposas de los socios con el fin de que ellas también tengan un espacio de trabajo dentro de las cooperativas. Con la finalidad de coordinar esfuerzos, intercambiar experiencias y apoyarse mutuamente las cooperativas han establecido relaciones con otras organizaciones de pequeños productores de café que también se esfuerzan en construir día a día un modelo de desarrollo: la Coordinadora de Pequeños Productores de Café de Chiapas (COOPCAFE) y la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras.6 El caso de los productores de mezcal en Oaxaca7 En Oaxaca existen organizaciones campesinas e indígenas de los Valles Centrales con características semejantes a las de tipo cooperativo, nos referimos al caso de las asociaciones rurales de interés colectivo, ARIC’s, específicamente de la ARIC-Mezcaleros de Oaxaca, organización conformada por productores de maguey y destiladores de mezcal, fundada en 1989 con el propósito de agrupar a microproductores de maguey independientes, con la idea de aglutinar a magueyeros y mezcaleros y proponer soluciones a sus problemas de producción y comercialización. La ARIC se encuentra distribuida en 30 comunidades y 20 municipios localizados en los Valles Centrales y Sierra Sur de Oaxaca. El cluster conformado por la ARIC abarca desde el cultivo del maguey, la destilación del mezcal en micro fábricas artesanales, propiedad del destilador, llamada

“palenque”,

y

su

redestilación,

en

la

planta

destiladora

y

homogeneizadora, para obtener diferentes variedades, el envasado y la 6

La información de esta cooperativa fue obtenida de www.oneworld.org/recepac/chiapas/cholon.htm, octubre de 2002. 7 El estudio referido en este apartado fue realizado por el autor de este trabajo y un grupo de consultores de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en 1996-1997, con fondos del Banco Mundial, ver STPS, 1997.

15

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

distribución del producto tanto al mercado interno como para la exportación a Estados Unidos. En la conformación del cluster mezcalero, jugó un papel fundamental los cursos de capacitación llevados por la Secretaría del Trabajo con fondos del Banco Mundial y el BID en el llamado Programa de Becas de Capacitación para Desempleados, PROBECAT. Los socios de la ARIC recibieron tres tipos de cursos diferentes: a) control de plagas a los agricultores del maguey, en la que destacó la utilización de técnicas sustentables, descubiertas e introducidas por investigadores de alto nivel del Instituto Tecnológico de Oaxaca, ITO; b) destilación y fermentación, impartido por los mismos capacitadores a los “palenqueros”, en el que también destacaron la utilización de métodos para el ahorro de energía, re utilización de productos residuales en el control de plagas, y reducir el contenido de metanol en el mezcal ya destilado, lo cual aumentó significativamente su calidad, y c) administración y contabilidad, dirigida a los socios que desarrollan las funciones administrativas en la planta homogeneizadora y comercializadora del mezcal. La conformación de la ARIC ha sido un instrumento clave para la concientización de los socios, ya que por medio de la organización, los productores agrícolas e industriales (“palenqueros”) se sienten integrados a un proceso seguro de compra-venta de insumos y productos finales. Asimismo, el convencimiento por parte de los socios para conseguir la Norma Oficial Mexicana de calidad (NOM) y el reconocimiento de la denominación de origen (ya otorgado) son muestras concretas de competitividad en la producción del mezcal. La experiencia del Centro de Información y Comunicación Ambiental de Norteamérica, CICEANA, en México La Dra. Tiahoga Ruge, directora del Centro de Información y Comunicación Ambiental de Norteamérica (CICEANA) presentó recientemente, ante la Cámara de Diputados de México, con motivo de un foro de proyectos y estrategias de Ecoturismo y desarrollo sustentable, el estrecho vínculo que tienen información y capacitación, en el área del Ecoturismo, exponiendo como caso sus experiencias en comunidades de la selva Lacandona. 16

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

Propone, primero, integrar a la población en todo este proceso, informándole desde la importancia de conservar los recursos naturales y de conocer las alternativas existentes, hasta la capacitación para hacerlo, logrando pues que la población coparticipe del proceso. Al involucrar a la comunidad en un proyecto ecoturístico, el capacitar resulta clave para ofrecer un buen servicio, y se le involucra de una manera activa, para que ellos perciban el beneficio y estén mejor dispuestos a capacitarse. Habló de cuestiones tan prácticas como de que el video es un instrumento muy útil para la capacitación y la disposición de una videoteca con más de 3 mil programas referentes a cuestiones ambientales. Son parte del apoyo que se tiene para lograr un flujo de información amplio y oportuno. Segundo, a la comunidad circundante que no participa directamente en el proyecto, también se les informa y se les ofrecen opciones productivas que están ligadas a la preservación del medio ambiente. Un ejemplo de ello es lo que hicieron en Masunte, en la costa de Oaxaca, donde se han logrado avances muy significativos. De acuerdo con ella, se están elaborando desde productos de belleza hasta plantaciones de ajonjolí, de cacahuate orgánico, con el propósito de conservar los humedales de la costa, sin usar agroquímicos que los dañan y contaminan. A través de este ejemplo podemos percibir cómo la información y la capacitación contribuyen de manera directa, a ofrecer vías alternas para desarrollar una agricultura orgánica. En el CICEANA, plantea su directora, se está elaborando un catálogo virtual, que incluso se puede difundir por Internet, en apoyo a estas comunidades para el comercio de sus productos. En este sentido, actualmente se cuenta con tecnologías de comunicación que, si se usan en favor del desarrollo sustentable y en la promoción de este tipo de proyectos, pueden ser exitosos siempre y cuando logren que la comunidad participe activamente y tenga deseos de capacitarse. Los efectos son múltiples:

17

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

sus miembros no tendrán que emigrar a otra parte para sobrevivir y, al contar con opciones económicas que les permitan quedarse, hacer una vida digna, serán los más entusiastas en mostrar la belleza de sus lugares al ecoturista. Por ello es perfectamente claro que cuando las organizaciones involucran a la comunidad en algún proyecto productivo, si éste cumple con las normas legales y cuida el medio ambiente, tal como sucedió en Masunte –o en las costas de Jalisco- su población aprovechó las opciones ajenas a la explotación de la tortuga que ya colabora con la preservación de esta especie. En resumen, si hay tecnologías modernas, si hay métodos distintos para comunicar y capacitar, si se está dispuesto a utilizarlas y aplicarlas, se puede fomentar la coordinación de instituciones, de organizaciones y de comunidades para poner en práctica proyectos exitosos que cumplan con los objetivos del desarrollo sustentable, de ofrecer alternativas económicas, el México rural, y sobre todo el medio ambiente serán los beneficiarios de sus logros. Un caso de cooperativa de ahorro y crédito popular: la Caja Popular Santa María de Guadalupe en el Sur de Jalisco8 Otro tipo de organización cooperativa con arraigo y tradición en México lo constituyen las Cajas Populares, las cuales, a pesar de la severa crisis que enfrentaron durante 1999 y 2000, siguen constituyendo una opción para la promoción y el desarrollo en las regiones.9 Las Cajas Populares fungen como intermediarias financieras en sectores de bajos recursos. Sus integrantes se ayudan mutuamente por medio del ahorro y préstamo mutuos, y su organización está basada en una asamblea general, conformada por ahorradores de las cajas populares, que a diferencia de los bancos, son socios de la cooperativa.

8

Para la realización de esta sección agradezco la información y apoyo de Armando Curiel Moreno, Gerente de la Cooperativa Santa María de Guadalupe con sede en El Grullo, Jalisco, y de Adán Michel Aréchiga, profesor del Centro Universitario de la Costa Sur de la Universidad de Guadalajara con sede en Autlán de Navarro, Jalisco. 9 En México existen alrededor de 650 cajas populares de ahorro, 85 de ellas en Jalisco, a las cuales acuden alrededor de 400 mil personas a solicitar créditos. En la zona metropolitana de Guadalajara existen cerca de 40 (UdeG, 2002).

18

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

En la Costa Sur de Jalisco, es evidente el papel de las cooperativas de ahorro y crédito como eje en el que se apoyan muchos microempresarios para constituir y consolidar sus negocios. Éstas promueven el crecimiento y fortalecimiento de las micro y pequeñas empresas, así como también, dan créditos agropecuarios a ejidatarios y campesinos que los solicitan para la compra de fertilizantes y semillas. En efecto, en esta región de Jalisco destaca el hecho de que a pesar de la escasa actividad industrial, es relativamente alta su productividad, ya que con solo 17% de la población ocupada genera 32% del valor agregado regional, en tanto la actividad comercial, que representa 34% del valor agregado regional, la realiza el 36% de la población ocupada (ITESO-SEPROE, 2001). La actividad industrial está absolutamente concentrada en solo una rama, la producción de azúcar, llevada a cabo por dos ingenios azucareros: el Melchor Ocampo de Autlán, y el José María Morelos, en el municipio de Casimiro Castillo. Estos dos ingenios forman un conglomerado perfectamente definido, ya que se integran, a otros dos grupos de actividades económicas relevantes en la región, la producción de caña por una parte, y la intermediación financiera por otra, representada por las cajas populares de Autlán y El Grullo, lugares en donde se localizan las cooperativas de ahorro y crédito más grandes en el estado de Jalisco después de las ubicadas en la ciudad de Guadalajara. En efecto, la producción cañera en la región ha sido fuertemente impulsada con el apoyo financiero de las cajas de ahorro y crédito desde hace 40 años (en el caso de la Caja Popular Santa María de Guadalupe, de El Grullo), mismas que han promovido, junto con la organización sindical de los ingenios azucareros, las dos tiendas comerciales departamentales más importantes de la región, aunque ubicadas –como ya se mencionó- en la cabecera municipal de El Grullo. De acuerdo con datos del año 2001, del monto total de créditos proporcionados por la Caja Popular Santa María de Guadalupe, 135.5 millones de pesos, prácticamente la mitad, 67.33 millones (48%) fueron destinados al sector

19

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

productivo, en importancia le siguieron los créditos para vivienda, con apenas 28 millones de pesos. La distribución de estos créditos hacia el sector productivo fue de la siguiente manera: para el sector agrícola se destinaron 26.2 millones de pesos, para la actividad ganadera 5.8 millones, para el comercio 18.1, para la industria 8.4, y para la adquisición o mantenimiento de vehículos para la producción, la cantidad de 8.8 millones de pesos. La efectividad de estas cooperativas de ahorro y crédito está garantizada por el bajo costo de sus tasas de interés, inferiores por mucho a la bancaria. Inclusive, en los períodos recesivos de 1995, el pequeño productor en la Costa Sur de Jalisco pudo enfrentar sus afectos severos gracias, en parte, al bajo costo del capital de la caja de ahorro (ver gráfica). PROMEDIO DE TASA ANUAL GLOBAL EN PRESTAMOS Tasa Anual % 35% 30% 25% 20% 15% 10% 5% 0% 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001

AÑO

Es importante resaltar que las cooperativas como éstas, fincan sus objetivos más allá de los estrictamente financieros. En efecto, proporcionan sistemas de apoyo a sus socios tales como pases medico, dental y clínico, descuentos en comercios afiliados, biblioteca, centro de capacitación cooperativa, auditorio para eventos culturales, servicio de protección al ahorro, servicio de protección al préstamo y servicio funerario, entre otros.

20

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

Algunos proyectos cooperativistas de tipo financiero, al entrar al juego de la regulación jurídica y fiscal, podrían sentirse amenazados. Un caso concreto es la nueva Ley de Ahorro y Crédito Popular, cuyo objetivo básico general es el de regulación de las cooperativas de ahorro y crédito popular. El problema de la ley no es, como muchas organizaciones cooperativas lo han señalado, la elevación de los costos de operación de las cooperativas, o el cobro de IVA para los ahorradores, sino más bien, el riesgo de no aplicar tratos diferenciados a organizaciones desiguales, ejemplo, las Sociedades Cooperativas versus, las cajas solidarias. La alternativa, entonces, es la aplicación de marcos legales a la medida de las mismas y en los que se apliquen leyes claras y equitativas. El cobro de IVA al pequeño ahorrador es un pseudo problema, ya que si el gobierno acepta negociar una parte de la devolución del impuesto a la aplicación de proyectos de impacto productivo, social o ambiental, visibles a la comunidad o socios que integran las organizaciones, el asunto de la deserción y pérdida de confianza por parte de los cooperativistas estaría resuelto. Por supuesto, esto aplicaría solo a aquellos casos de sociedades cooperativas consolidadas y plenamente arraigadas en sus comunidades. La conclusión derivada del comportamiento cooperativo en el desarrollo regional En todos estos casos citados, así como en las tantas experiencias de clusterscooperativos existentes en nuestro país y en otras latitudes, la constante es la evidencia empírica de que las cooperativas son una fuerza promotora para la creación de empleos, la movilización de recursos y la generación de inversiones, contribuyendo así al desarrollo local – regional y al de toda la economía en su conjunto. Por supuesto, siempre y cuando se inscriban, las cooperativas, en alguna forma de cluster, asociado al concepto de planeación estratégica, lo cual debe ser el punto de partida teórico para de allí pasar a los casos concretos que se dan en el país.

21

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

La experiencia de organización cooperativa en México ha sido vasta, y su desempeño ha sido reconocido a nivel mundial por la Organización de las Naciones Unidas, lo cual es otra prueba más para impulsar su crecimiento y desarrollo.10 IV.-

PROPUESTAS

DE

POLÍTICA

PARA

EL

FOMENTO

DE

LAS

COOPERATIVAS Fomento al desarrollo de las cooperativas en un marco de clusters Tal como fue expresado en párrafos previos, los cluster son entramados complejos, ya que integran recursos, infraestructura, equipamiento y servicios diversos en un conglomerado altamente dinámico. Visto así, el éxito de una cooperativa estaría basado en la capacidad para integrarse en un cluster, cuya magnitud dependerá del grado de madurez de su organización, y las características regionales de su entorno. Bajo este reconocimiento, el gobierno debe promover la realización de estudios estratégicos para medir el grado de integración de las cooperativas en clusters. Dichos estudios, llevados a cabo preferentemente por empresas consultoras especializadas, deberán observar y sintetizar tres grandes etapas: a)

Identificación de los clusters;

b)

Evaluación de la competitividad de los clusters, y

c)

Desarrollo de la estrategia de los clusters y plan estratégico de acción.

Ahora bien, la competitividad de un cluster, depende de la capacidad de su industria para innovar y mejorar permanentemente su calidad. Las fuentes de competitividad en los cluster, es decir, las condiciones que se armonizan en un

10

Véase el anexo, en donde se expone la nota sobre el Premio Ecuador de la ONU dado a cooperativa mexicana del café.

22

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

clima de negocios para hacer de éste un grupo altamente competitivo pueden resumirse en cuatro grandes apartados: a)

La condición de los factores, esto referido a su especialización, calidad más que a su cantidad y al costo de los mismos;

b)

Reglas existentes que regulan la estrategia de las empresas – cooperativas en cuanto a la inversión y competencia;

c)

Condiciones de la demanda local, y

d)

La existencia de industrias y servicios afines con capacidad de proveer en forma eficaz para mejorar la competitividad.

Construcción de indicadores de evaluación de la sustentabilidad Es fundamental que el gobierno promueva la realización de estudios que, a partir de la construcción de un conjunto de indicadores de sustentabilidad en espacios regionales caracterizados por la presencia de clusters – cooperativos, evalúe la viabilidad del desarrollo sustentable en regiones específicas. La Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección del Ambiente, nos ofrece una serie de instrumentos de la política ambiental que sirven tanto para planear como para evaluar y sancionar las relaciones entre los hombres vinculados con el ambiente. Promoción de instrumentos de apoyo al desarrollo de empresas cooperativas Sin olvidar la naturaleza en la que se concibe la figura de las cooperativas, que destaca sus valores de autoayuda, democracia, igualdad, y responsabilidad social, entre otras, es importante revalorar el potencial que poseen cada una de estas organizaciones para ser consideradas con criterios similares a las PyMES, las cuales cumplen, al igual que aquellas –las cooperativas- con el reto y la

23

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

responsabilidad de ser eficientes, producir, generar empleos y participar en el desarrollo regional. En este sentido, la problemática que enfrentan las cooperativas en México, debe de ser vista al igual que la problemática que enfrentan las PyMES: falta de apoyo crediticio, son las menos asistidas para desarrollar proyectos a bajo costo tanto por su tecnología como en el asesoramiento externo recibido, o en la capacitación adecuada de su personal. Todo ello sumado a las restricciones crediticias, en las que las entidades financieras no se destacan por desarrollar técnicas de evaluación de riesgo crediticio adecuadas y a la medida de las cooperativas - PyMES. Asimismo, se debe reconocer el papel que han jugado las cooperativas en la transformación de muchas actividades informales en verdaderas fuentes de ingreso y se le fortalezca su viabilidad empresarial mediante una adecuada legislación y estructuración tanto de tipo legal como fiscal. Otro eje importante a considerarse en las políticas de fomento a las empresas - cooperativas, es la promoción de la diversificación de su producción, aprovechando las economías de escala que generan las actividades productivas eslabonadas y la flexibilización de las tecnologías utilizadas. Con respecto a la comercialización, la cooperativa puede transformarse en un efectivo mecanismo para la regulación de precios en el campo frente a los intermediarios, además de beneficiarse directamente del valor agregado de la producción con mayor atractivo de mercado. Capacitación adecuada a la necesidad de fortalecer el cluster - cooperativo El asunto de la capacitación es una cuestión que debe de ser vista con detenimiento por una razón elemental: la capacitación, además de contribuir al crecimiento económico y elevar la productividad de los trabajadores, facilitan la adopción y el uso de nuevas tecnologías.

24

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

Visto así, el gobierno debe convertirse en promotor y facilitador de la capacitación, como actualmente lo hace a través de importantes programas operados por la STPS, la SEDESOL y la SE, algunos inclusive con fondos del Banco Mundial y del BID, solo que, en la nueva lógica que se propone, la capacitación

debe

ser

el

elemento

clave

para

fomentar

el

desarrollo

autosustentado de las PyMES - Cooperativas, enfocando el apoyo técnico y los limitados recursos para capacitación donde más se necesiten. A través de la reducción de los costos asociados a la inversión en capacitación, y la disminución de la incertidumbre generada por los costos de adopción y desarrollo de nuevas tecnologías, el gobierno puede aumentar el beneficio de estas inversiones, y con base en ello inducir poco a poco a que se lleven a cabo por las propias instancias beneficiadas, las PyMES-Cooperativas. El papel del sector público puede irse reduciendo a medida de que crezcan las PyMES-Cooperativas, mejoren su organización y se hagan más conscientes de los beneficios de la inversión en capacitación, y desarrollen directamente la formación de sus recursos humanos. La capacitación debe darse en cada uno de los diferentes niveles que integran las cadenas productivas de tipo vertical, es decir, desde la fase de producción hasta la distribución, privilegiando la difusión de métodos y técnicas productivas sustentables. La capacitación deberá proponerse también en áreas técnico-administrativas, con el objetivo de hacer eficientes los procesos administrativos al interior de las cooperativas y en áreas para la comercialización y estrategias para la captura de nuevos mercados. La capacitación debe promoverse como instrumento para desarrollar las competencias técnicas y profesionales, las capacidades empresariales y de gestión, el conocimiento del potencial económico, y las competencias generales en materia de política económica y social de los socios, de los trabajadores y de los administradores, y mejorar su acceso a las tecnologías de la información y la comunicación.

25

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

Desarrollo tecnológico sustentable El asunto del desarrollo tecnológico en las cooperativas puede ser visto de una manera diferente a la que tradicionalmente se enfoca para las PyMES. Si sostenemos el enfoque de sustentabilidad, el problema tecnológico de las cooperativas no debe de ser visto como una simple “dotación de paquetes tecnológicos”, sino más bien, apoyar aquellas iniciativas que desarrollen sus propios procesos tecnológicos basados en aprovechamiento y conservación de los recursos naturales, muchos de los cuales podrían estar vinculados con organizaciones capacitadoras y educativas, entre las que destacan las universidades, institutos tecnológicos, y ONG´s. Así, son bien conocidos un buen número de casos exitosos de explotación agrícola, ganadera y forestal que aplican tecnologías bajo este principio de sustentabilidad;

inclusive,

sectores

industriales

modernos,

pero

ligados

nuevamente a universidades o institutos, como los ingenios azucareros en la costa sur de Jalisco, que incorporan cada vez más técnicas de protección del medio. El sector turismo está siendo un brillante ejemplo de sustentabilidad, ya que son bien conocidos casos en los cuales las comunidades ejidales o rurales se transforman en promotores de proyectos de turismo alternativo, en los que destaca el ecoturismo y el turismo rural, organizados en figuras que van desde la asociación civil o cualquier otra forma de organización cooperativa. Dentro de los desafíos que deben enfrentar las cooperativas dentro del modelo de clusters, con el fin de lograr incrementar su competitividad, reducir costos de producción, aumentar y profundizar la inserción en la economía nacional, y poder disminuir las incertidumbres estratégicas del nuevo escenario son las siguientes: a) incorporar, adaptar y desarrollar nuevas tecnologías, y b) efectuar mejoras en las tecnologías utilizadas.

26

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

Apoyo a las cooperativas que generen proyectos sociales En ocasiones, las acciones de las cooperativas están encaminadas a desarrollar proyectos de mejoramiento de las condiciones de vida de sus socios, y por ésta vía, de las comunidades en que se desenvuelven. Algunas cooperativas en México promueven o facilitan en forma cotidiana la gestión de proyectos de infraestructura de impacto social, tales como: agua potable, caminos, abasto, salud, educación, energía eléctrica, aspectos que deben considerarse al momento de apoyar por cualquier vía, a las empresas cooperativas. En otras palabras, es fundamental privilegiar los apoyos a solo aquellas cooperativas que promuevan estos proyectos sociales en sus comunidades o ámbito regional. Favorecer los procesos de innovación en las cooperativas La exigencia de potenciar cuanto favorezca el desarrollo de la actividad empresarial de las cooperativas torna preciso: 1) perfeccionar o crear los sistemas que estimulen en las cooperativas el incremento de recursos financieros propios; 2) fortalecer las garantías de los terceros en sus relaciones con las cooperativas; 3) amplias los mecanismos de control sobre la gestión; 4) aceptar con pragmatismo las realidades del mercado, abriendo las posibilidades al asociativismo para determinadas clases de cooperativas, las de realizar operaciones con terceros no socios ( agrícolas, de trabajo, etc.), y 5) integraciones o sinergias con otras empresas, asociaciones, municipios, ONG’s. El aprovechamiento de estas posibilidades es un camino adecuado para que las cooperativas en su doble vertiente: social (“asociación”) y económica (“empresa”) puedan cumplir su función en el marco dinámico y competitivo en el que desarrollan su actividad y que no peligre la estabilidad y se asegure su supervivencia. Para eso, nuestras empresas cooperativas tienen que estar abiertas a las nuevas evoluciones en el campo de los productos, de los procedimientos de acopios, fabricación, de los métodos de venta o de financiación y deben

27

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

permanecer flexibles para poder adaptarse a los desarrollos supranacionales, a la legislación y a las actuaciones de la competencia. Y porque la adaptación al nuevo entorno está en constante cambio y ejerce influencias diversas en el comportamiento de la empresa cooperativa, requiere una evolución tecnológica del personal y la aplicación de un sistema participativo que favorezca la comunicación y permita el trabajo en equipo, el desarrollo de la creatividad y una mejora de la eficacia. En esa perspectiva, la empresa cooperativa debe operar sobre la base de una flexibilidad productiva, que va de los principios del sistema de innovación, creatividad,

desarrollo,

tayloriano

y

principios

de

sistemas

flexibles,

descentralizados o de islas productivas para adaptarse a los nuevos paradigmas y a los cambios de todo tipo, de modo tal de extender su zona de influencia. Promoción de la competitividad de las cooperativas Con base en las experiencias de clusters y los diferentes tipos de cooperación (vertical versus horizontal, bilateral versus multilateral) es factible promover organismos públicos, preferentemente, que actúen como “consejería técnica", la cual no deberá confundirse con la consultoría. La consejería es un servicio específico, que requiere ser provisto de manera eficiente y productiva, al menor costo posible y debe ser muy útil para la cooperativa que la recibe. Así lo entienden las agencias de diferentes países que han implementado este tipo de política de apoyo, ya que el éxito de este servicio determina en buena medida el éxito del resto del sistema de apoyo. Las actividades de estas “consejerías” deberán estar circunscritas a las siguientes: •

Sensibilizar al socio cooperativista sobre las cuestiones tecnológicas y competitivas de la empresa cooperativa;



Colaborar con las empresas – cooperativas en la realización de diagnósticos tecnológicos permanentes, identificar los problemas claves y determinar los posibles caminos y alternativas de solución; 28

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE



Atender y/o derivar las consultas de las cooperativas a expertos profesionales e instituciones técnicas;



Acercar a los oferentes de servicios tecnológicos a las cooperativas;



Cooperar en el análisis y en la evaluación de los desarrollos tecnológicos futuros de las cooperativas y en la elaboración, junto con los socios, de estrategias técnico-productivas viables técnica y financieramente;



Brindar información sobre diversos aspectos técnicos que sean requeridos por las cooperativas, utilizando las diferentes redes y fuentes de información disponibles en el sector público y privado;



Asesorar y brindar información sobre el sistema de apoyo tecnológico disponible para la empresa, tanto público como privado y facilitar que la cooperativa acceda a dichos servicios técnicos;



Identificar dónde conseguir las competencias tangibles e intangibles que necesitan;



Ayudar a las cooperativas a plantear la consultoría necesaria de modo que no sólo constituya una compra de servicios sino una transferencia de las competencias necesarias;



Explicitar las demandas tecnológicas de las cooperativas y hacerlas más precisas para los oferentes de servicios técnicos;



Ayudar a las cooperativas a precisar los estándares mínimos necesarios de la consultoría requerida en asuntos tan importantes como la promoción de normas de calidad estandarizadas;



Introducir requisitos mínimos de calidad en la oferta y por lo tanto contribuir a depurar el mercado;

29

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE



Establecer junto con los socios un programa para atender las demandas de capacitación técnica de la cooperativa (presidente, operarios, etcétera.).

Mejorar las estadísticas nacionales sobre las cooperativas En efecto, actualmente el único instrumento estadístico nacional del que se dispone, es la Encuesta Nacional de Empleo (ENE), mediante la cual se capta solamente al total de la población ocupada según posición en el trabajo, rubro en el cual se detecta el número de ocupados miembros de una cooperativa. No se contabiliza, por ningún medio, el total de cooperativas, ni mucho menos su grado de contribución al producto nacional. Tampoco son conocidos los instrumentos estadísticos que sobre-muestren las cooperativas con el fin de evaluar su desempeño y, mediante ello, permita formular y aplicar políticas de desarrollo regional y fomento al cooperativismo. El objetivo de sobre muestrear la población ocupada en cooperativas, adquiere una relevancia mayor cuando se revisan los resultados del levantamiento realizado por el INEGI a través de la ENE. Por ejemplo, en 1999, los resultados de la encuesta arrojaron un total de 9 mil 948 cooperativistas. A primera vista esto parece incongruente, cuando se considera que solo en uno de los casos mostrados en este trabajo, el de los cafetaleros de Chiapas, registran un total de 1 mil 200 socios.

30

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

BIBLIOGRAFÍA Barkin, David (1998); en “El Desarrollo Sostenible: La construcción de alternativas autónomas frente al ajuste estructural”, ponencia presentada en el Congreso Nacional de la Red de Estudios Rurales, Políticas de Ajuste Estructural en el Campo Mexicano: Efectos y Respuestas", 1 a 4 de marzo, Querétaro, México. Bertossi, Roberto Fermín (2003); El Cooperativismo y la realidad económico-social Argentina, en http://www.bioetica.org/colab13.htm, noviembre. Dachary, Alfredo César y Arnaiz Burne, Stella Maris (2002); Globalización, turismo y sustentabilidad, Centro Universitario de la Costa, Universidad de Guadalajara, México. De María y Campos, Mauricio y Sercovich, Francisco (1998); “Hacia una Nueva Visión de la Política de Desarrollo Industrial y Competitividad”, El Mercado de Valores, enero, México. Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y Secretaría de Promoción Económica del Estado de Jalisco, SEPROE (2001); Estudio de Posicionamiento Económico de los Municipios del Estado de Jalisco, Guadalajara, Jalisco, México, mimeo. Organización Internacional del Trabajo, OIT (2002); “Texto de la recomendación sobre la promoción de las cooperativas”, en Acta Provisional 23ª, Nonagésima reunión, Ginebra, Suiza. Ruge, Tiahoga (2001), http:/www.cddhcu.gob.mx/camdip/comlvii/comeco/foro/#1 Schmitz, Hubert (2000) “¿Tiene importancia la cooperación local? Experiencias de clusters industriales en el sur de Asia y América Latina”. El Mercado de Valores, septiembre, México.

31

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

Secretaría del Trabajo y Previsión Social, STPS (1997); Primer Estudio de Evaluación del Programa de Iniciativas Locales de Empleo y Ocupación Temporal (PILEOT), documento mimeografiado, febrero, México. Universidad de Guadalajara (2002); “Las Cajas Populares en Peligro de Desaparecer”, en Gaceta Universitaria, Nueva Época II, año 2, número 270, 7 de Octubre, Guadalajara, Jalisco, México.

32

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

ANEXO Cooperativa mexicana de café recibe premio de ONU SAN CRISTOBAL DE LAS CASAS, México, Copyright 2002, The Associated Press. All rights reserved. - La Cooperativa Café La Selva del sureño estado de Chiapas fue galardonada con el premio Ecuador por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). "Café La Selva constituye un ejemplo para el mundo, de una alianza innovadora que genera empleos con el fin de erradicar la pobreza y proteger el medio ambiente", expresó Sean Southey, director de la Iniciativa Ecuador. Explicó que el premio Ecuador, de 30.000 dólares, se otorga a organizaciones indígenas que trabajan para combatir la pobreza y para conservar la biodiversidad. "Lo hemos logrado con mucho esfuerzo los indígenas que producimos café orgánico", declaro a la AP Antonio Hernández Velasco, secretario de la Unión de Ejidos de la Selva a la que pertenece la cooperativa. Comentó que la organización indígena, con presencia en siete municipios de la región selvática del sureño estado de Chiapas, nació hace 20 años por el abandono gubernamental en el que se encontraban y por la estrepitosa caída del precio del grano. Añadió que en 23 años han logrado sostener una producción anual de 25.000 quintales del aromático que es exportado a Holanda, Bélgica, Japón, Alemania y a los Estado Unidos. Expuso que además cuentan con una cadena de 18 cafeterías con presencia en España, Estados Unidos y varios estados México Por su parte David Velasco, gerente de Café La Selva, dijo que para ser galardonados, tuvieron que competir con más de 400 organizaciones de 77 países. Refirió que el mérito del premio a que se hicieron acreedores, es porque

33

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES COOPERATIVAS EN EL DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE

las 1200 familias que integran la Unión de Ejidos de la Selva Lacandona, han logrado producir el café orgánico, con un manejo sustentable, evitando la erosión de la tierra y la contaminación del medio ambiente.

34

Suggest Documents