Hoja del Coleccionista

Hoja del Sep embre  2014  Coleccionista coleccionismo Se buscan tesoros olvidados: la pasión del coleccionista Conocer la historia detrás de ca...
1 downloads 2 Views 7MB Size
Hoja

del

Sep embre  2014 

Coleccionista

coleccionismo

Se buscan tesoros olvidados: la pasión del coleccionista

Conocer la historia detrás de cada  objeto es una de las mo vaciones  de los amantes de esta afición  En el mercado de la plaza Real de  Barcelona cada domingo por la mañana todos los asistentes buscan  algo. Una moneda especial, un sello exó co de un país lejano o el  trasto más extraña que nunca hayan visto antes. Buscan enseres  olvidados con historias detrás,  utensilios abandonados, pequeños  tesoros. Son coleccionistas. Gente  que se dedica a reunir objetos de  un interés histórico o ar s co, o  simplemente raros. "El coleccionista no sólo acumula materiales,  también los estudia, es alguien que 

ene interés por  conocer los objetos que guarda",  dice Pere Mar   Guasch, un coleccionista de sellos  desde hace 49  años. "Empecé  con sólo 7 años.  Primero tenía los  sellos en una cajita pequeña, hasta  que empecé a  comprarme catálogos y profesionalizar la colección ", explica Guasch. Y añade:  "Para mí es importante cada uno  de los sellos que tengo, desde el  primero al úl mo, desde el sello  que me ha costado un euro hasta  lo que me ha costado 1.000. Lo interesante es saber de dónde proviene cada uno, conocer la historia  que  ene detrás y que lo hace especial ".  Ser quien  ene más sellos   Guasch también es el coordinador  del Círculo Catalán de Coleccionismo de Sant Feliu de Llobregat, una  asociación creada en 1999 y que  actualmente cuenta con unos 30  socios. Y es que el obje vo de coleccionar no es sólo tener un nú-

mero determinado de piezas, sino  generar conocimiento y compar r  la pasión sobre el objeto coleccionado con otras personas. "Se establecen muchos vínculos humanos y  se hacen encuentros de intercambio para compar r opiniones y conocimientos sobre el objeto que te  interesa", dice Guasch. Y añade: "A  diferencia de lo se cree, el obje vo  no es ser quien  ene más sellos".   Además de sellos, hoy en día una  gran variedad de objetos se convierten en preciados los ojos de los  coleccionistas. "Hay cosas que  enen una larga tradición en el mundo del coleccionismo, como las  monedas, las obras de arte y los  libros, que son objetos que hace  un  empo daban pres gio, que  pueden significar capacidad adquisi va y que se engloban en lo que  se conoce como coleccionismo clá-

coleccionismo

sico. Y más recientemente  se han empezado a coleccionar objetos más actuales, lo que se conoce como coleccionismo moderno, en el que los objetos son más alcanzables,  como las chapas de cava,  los pinos, sobres de azúcar o cajas de cerillas ",  ilustra Guasch.   Lo que la mayoría de gen-

te  ra a la basura despreocupadamente después de haber puesto un  poco de azúcar al café, es un objeto  de lo más valorado para algunos  coleccionistas, como para Josep  Vilabrú, de Verges. "Colecciono sobres de azúcar desde hace 16 años.  Siempre había tenido unos cuantos  de guardados, pero un día conocí a  un hombre que hacía colección y  tenía muchos y me dieron ganas de  hacerlo yo también ", recuerda Josep. Y añade: "Creo que es un objeto en el que la gente no se fija mucho. A mí me gusta mucho el diseño de algunos sobres de azúcar,  están trabajados y son bonitos. En  Italia, por ejemplo, hay sobres muy  originales, con formas diferentes:  desde un corazón hasta alguna pasta, y también muchas series temá cas ". El José colecciona sobres de  azúcar de todo el mundo y actual-

mente ya  ene unos 140.000, que  clasifica en álbumes por países,  temá cas, fabricantes ... "No busco  terminar la colección, es imposible  porque constantemente aparecen  azúcares nuevos. Por ejemplo, del  Restaurante 7 Portes de Barcelona  ya tengo 8 diseños diferentes ".  Otro ejemplo de coleccionista moderno es Eduard Casas, de Barcelona. Tiene varias colecciones pero la  más preciada es la de chapas de  cerveza, que después de 16 años,  ya supera las 11.000 piezas: "Un  día vinieron unos amigos a cenar a  casa y llevaron varias cervezas diferentes para hacer una cata; encontré que eran bonitas y, a par r de  entonces, me guardaba todas las  botellas de cerveza hasta que,  cuando me tuve que cambiar de  piso, decidí sólo llevarme las cha-

coleccionismo

pas para que las botellas ocupaban  demasiado espacio ".   Aunque el objeto coleccionado varía, el espíritu es el mismo: conocer  y compar r. "Me interesa la cerveza en sí, cada una  ene un sabor  diferente y especial. Intento aprender cada vez más sobre este tema,  visito fábricas de cerveza y hago  encuentros con gente que comparte esta pasión ", dice Eduard. Aparte de coleccionar objetos de un  tema concreto, para él es una manera de vivir, de conocer gente con  la misma afición. "Es lo mismo que  la gente que va a un concierto porque aparte de la música le gusta el  ambiente y encontrarse gente con  la que comparte esta afición", comenta Casas. No sabe describir  exactamente cuál es el mo vo que  hace que alguien empiece a coleccionar algo, pero cree que es imprescindible para la cultura, la his-

coleccionismo

toria y la tradición:  "Muchos de los museos se  han creado gracias a coleccionistas que han dado  importancia a una serie  de objetos, los han guardado, clasificado y cuidado. Creo que el coleccionismo actúa como una  expresión cultural. Las  colecciones siempre  enen un valor sen mental,  histórico, documental y  económico ".  

Aunque algunos objetos necesitan  más gasto económico y más espacio que otros, todo puede ser coleccionado. La prueba es que se  encuentran colecciones de objetos  extrañísimos. Desde juguetes de  Play Mobil hasta habas de Reyes,  pasando por arenas de diferentes  países del mundo o incluso objetos  relacionados con novelas o películas. Juguetes, carteles, autógrafos  de los actores y todo de objetos  relacionados con la película La guerra de las galaxias forman la colección de Joan Casadevall, de Corbe-

ra de Llobregat. "Cuando tenía 5  años, mi abuelo me llevó al cine a  ver el film y me gustó tanto que  empecé a coleccionar sus cromos y  otros objetos, pero luego quedó en  el armario hasta que hace 18 años  la recuperé y ampliar. Ahora ya  tengo más de 3.000 piezas ", afirma Joan.  Encontrar objetos para la colección  no le representa un problema porque desde que se estrenó la primera película, en 1977, ha habido mucha gente que se ha dedicado a  guardar objetos relacionados con  el filme y se hacen varios encuentros que permiten el intercambio.  "También ayuda mucho internet,  ya que se pueden comprar piezas  de todo el mundo", comenta Joan.  Y añade: "Si te conformes con una 

coleccionismo

reproducción de la espada que  aparece en el filme, es más fácil y  te sale más a cuenta, pero si quieres el original la cosa se complica".   El coleccionismo es una prác ca  que existe desde la Prehistoria,  cuando los curiosos ya guardaban  los objetos que los sorprendían por  sus colores y formas. Pero durante  mucho  empo, casi en toda su historia, el coleccionismo ha sido una  prác ca que sólo se han podido  permi r las clases altas. Hoy, en  cambio, el coleccionismo está al  alcance de todos: ya no se coleccionan sólo objetos valiosos y cualquier tema puede interesar. La pasión y el encanto se encuentran en  la singularidad de cada elemento. Y  aunque en algunos momentos pueda parecer una prác ca de una mi-

coleccionismo

noría, en realidad es bastante común, aunque sea  a nivel amateur, quien  más quien menos guarda  en un cajón algunos objetos que le gustan, ya sean  libros, lápices o entradas de cine.  Para los coleccionistas más pequeños   Quizá ya no lo recordamos, pero muchos  de nosotros también  hemos sido coleccionistas alguna vez en  nuestra vida. Quién  no ha coleccionado  pega nas o cromos  cuando era pequeño? Paseando por el  mercado dominical 

de Sant Antoni destaca  la presencia de un puñado de niños y jóvenes que van de parada  en parada removiendo  curiosidad entre los  objetos que se disponen. Cansados ??de  comprarse las bolsas  de cromos en el quiosco y que les salgan repe dos, escapan al  mercado a buscar los  pocos que les faltan para completar el álbum. Y es que los domingos  el mercado es una cita imprescindible para todos los coleccionistas,  pero sobre todo para los más pequeños, ya que, aunque hay para-

das de varios objetos, predominan  las que venden cromos e incluso n  'hay algunas que se dedican exclusivamente. Niños y niñas desde los  dos hasta los doce años pueden  encontrar exactamente lo que buscan, desde cromos de la Peppa Pig  o de películas de Disney hasta cromos de series de Disney Channel,  de las Monster High o de cualquier  equipo de fútbol , entre otros. Pero  además de las paradas, también  hay espacios donde los niños se  pueden encontrar con otros niños  e intercambiar cromos que les falten, sin necesidad de comprarlos.  BERTA VILANOVA ara.cat

compro - vendo

Medalla del Salón Náutico Medalla Subirachs  

Sr. Lluis Bonamusa    Tel: 932.033.289 

Ferias - mercados - desembalajes - mercados de trueque

agenda

septiembre

agenda

septiembre

agenda

septiembre

septiembre

agenda

octubre

agenda

octubre

agenda

octubre

agenda

octubre

agenda

exposiciones

Enciclopedia del reloj de bolsillo  

libro

José Daniel  Barquero es  diplomado,  licenciado y  Doctor Honoris Causa por  varias universidades; es  experto en  historiograa, catalogación e inversión en relojes de bolsillo. Ha catalogado y auten ficado relojes para museos  y colecciones internacionales.  En esta enciclopedia de relojes de bolsillo  descubrimos más de 500 fichas completas  de relojes seleccionados entre diferentes  colecciones del mundo, que incluyen todo  po de es los, épocas, diseños y tendencias que tratan ampliamente de la historiogra a y técnica del reloj de bolsillo en 

el mundo y a lo largo de los años. Este  libro es una contribución a la divulgación  de algo tan apasionante  y desconocido  popularmente en nuestro país como el  reloj de bolsillo en su faceta de obra ar sca y objeto de clara dimensión cultural.  El libro está dividido en capítulos ordenados cronológicamente para facilitar al lector la comprensión de la evolución de los  relojes de bolsillo. Se van recorriendo los  diferentes movimientos ar s cos, culturales y sociales que influyeron en la creación  ar s ca de los relojes, entre los que destacan bellos ejemplares representa vos del  es lo Modernista, Art-Decó, Masónicos,  picarescos, alegórico y Misteriosos entre  otros muchos. También se pueden observar relojes creados con diferentes materiales, como oro, plata, hierro, caparazón  de tortuga de carey, esmaltes y piedras  preciosas. El lector también podrá encontrar bonitos ejemplares procedentes de  países como España, Francia, Suiza, Inglaterra, Turquía, Canadá, China, EEUU, etc.,  esto nos permi rá conocer en la profundidad, importancia y seriedad que merece el  tema la evolución del reloj y en especial de  bolsillo, en el mundo, de la mano de los  maestros y talleres que más han hecho  por la relojería.   También nos hace una interesante aportación sobre la metodología para la catalogación y valoración de las piezas, así como  para poder iniciar al lector en el coleccio-

nismo o conocer los precios de mercado  para comprar o vender un reloj de bolsillo.  Biblioteca Sant Antoni‐Joan Oliver C/Comte Borrell, 44‐46 08015 Barcelona Tel. 933 297 216 Fax. 933 296 728 h p://www.bcn.cat/bibjoanoliver DATOS DEL LIBRO Nº de páginas: 584 págs. Encuadernación: Tapa dura Editoral: AMAT EDITORIAL Lengua: CASTELLANO ISBN: 9788497351898

El Troc ‐ La hoja del Coleccionista, es una nueva publicación inicia va promovida por El Troc—Bole n de coleccionismo Par mos del trabajo previo realizado por EL TROC, en los úl mos años y recupe‐ ramos la cabecera de una publicación que se hizo, hace varios, por el promotor de encuentros, ferias y exposiciones, Julián Arteaga de Madrid. “La hoja del Coleccionista”. Esta nueva publicación nace con la idea de dar a conocer el máximo de actos de Coleccionismo que se realizan en el país y presentar inicia vas de coleccionismo (Museos, exposiciones, colecciones, WEBS, …) Este bole n se distribuirá por Internet mediante lista de distribución creada por El TROC. Más información: [email protected] www.eltroc.org Si quieres colaborar en la difusión del bole n puedes hacerlo ayudando a sufra‐ gar los gastos de la WEB. 1/4 de página 10 Euros, 1/2 página 15 Euros, página portada 25 Euros.

El TROC Bole n de coleccionismo—c/Elkano 24 bajos 08004—Barcelona    Correo electrónico [email protected]  h p://www.eltroc.org