Historias de Vida: Marcia Alanoca

Historias de Vida: Marcia Alanoca 2 Historias de Vida Marcia Alanoca EN CASA DE ALPAQUEROS, NO TODOS SON ARTESANOS. Coordinación: Rita Borquez E...
4 downloads 0 Views 1MB Size
Historias de Vida: Marcia Alanoca

2

Historias de Vida

Marcia Alanoca

EN CASA DE ALPAQUEROS, NO TODOS SON ARTESANOS. Coordinación: Rita Borquez Elaborador Por: Angela Cortés Imágenes: Angela Cortés Diseño y Diagramación: Corporación PROCASUR 3

Marcia Alanoca es la mayor de siete hermanos que se criaron en una familia en condiciones de pobreza en la comunidad de Alpacolio ubicada a pocos kilómetros de Ilave –distrito de la provincia de El Collao en el departamento de Puno-, cuyos padres se dedicaban exclusivamente a la ganadería y agricultura orientadas al consumo familiar. Fueron padres estrictos con la disciplina de sus hijos, los enviaron a estudiar a una escuela en Ilave y ese era el único permiso que tenían para salir de la casa, y al regresar debían ayudarlos en las labores del campo diariamente.

sus padres- pero su madre le prohibió todas esas iniciativas. Sin embargo, estaba decidida a convertirse en una artesana porque siempre escuchó que los productos tejidos con fibra de alpaca se exportaban y eran bien cotizados, de aquí en adelante tuvo el sueño de vender productos tejidos por ella, una mujer que provenía de una familia de alpaqueros.

Como soy alpaquera ¿no? Porque mi mamá siempre tenía alpacas entonces mucha gente hablaba de prendas de alpaca, tejidos de alpaca, que exportan y que hacen bonitas prendas. Y yo soñaba siempre ¿no? Que estas, que la fibra convertir en un producto y vender. Era mi sueño siempre de vender prendas de alpaca desde niña, inclusive mi mamá no sabía ni comprarme un palillo de tejer, no quería comprarme, ¿sabes qué hacía? Yo me conseguía unas pajas gruesas y lo hacía de ahí mi tejido. Luego abandonar a su familia al irse de su casa, conoció a su actual esposo Rubén, con quien durante los primeros años viajaron a Puno, Juliaca y Cusco en búsqueda de ingresos económicos a partir de productos artesanales, específicamente los bordados que sabía hacer Rubén y le enseñaba a Marcia, y la venta de banderines de distintos países que les encargaban y compraban los hoteles.

Debido al control que ejercían sus padres sobre Marcia, mientras vivió con ellos no tuvo la oportunidad de conocer otros lugares que no fueran su casa y su escuela, tampoco le permitieron aprender labores distintas a las que ellos realizaban en su parcela, porque pretendían que todos sus hijos se quedasen allí trabajando como ellos lo habían hecho durante varios años. No obstante, Marcia terminó la enseñanza secundaria y decidió huir de su hogar, lo hizo sólo con la ropa que traía puesta y partió a tentar suerte a Ilave.

Según las posibilidades de ventas que iban manejando migraban de una ciudad a otra buscando más compradores, por supuesto, se trata de lugares donde el turismo es una de las principales actividades económicas, por lo tanto, vendían artesanías como recuerdos que se llevan las personas de Perú y decoración para las recepciones de los hospedajes que se construían constantemente.

Durante esos años se había esmerado en aprender a tejer, intentó asistir a talleres que se daban en el club de madres y comprarse palillos –porque la lana la obtenía de las alpacas de 4

Historias de Vida

Sin embargo, sintieron muy fuerte la soledad al ir de un lugar a otro como pareja, sin familiares que los acompañaran o que ellos pudieran visitar y contactar, por lo cual viviendo en Cusco decidieron comenzar a ahorrar todo el dinero que pudiesen para regresar a Juliaca y comenzar un negocio propio. Escogieron ese lugar porque consideraron que tiene bastante actividad comercial al encontrase cerca de grandes ciudades como Cusco y Arequipa, y además cuenta con un aeropuerto en el que transitan gran número de turistas extranjeros. Una vez instalados nuevamente en Juliaca pero sin formalizar aún su trabajo, comenzaron a aumentar sus contactos de personas vinculadas al negocio de las artesanías, y se informaron acerca del Proyecto Corredor Puno Cusco que operaría en ese lugar entre los años 2001 y 2006, y cuyo objetivo plantea incrementar los ingresos de la población rural pobre para contribuir a erradicar la extrema pobreza, y contempla entre sus componentes incentivos para el fortalecimiento de mercados rurales, servicios financieros rurales, administración del proyecto, seguimiento y evaluación. Decidieron participar de este proyecto y tuvieron la oportunidad de capacitarse en tejido a mano y diseño de prendas de vestir. Luego en un grupo de doce personas ingresaron a trabajar como practicantes a una empresa de textiles de Puno que exportaba sus productos a Francia, allí aprendieron a realizar un conjunto de diseños propios de la empresa, que una vez terminada la práctica no podrían seguir produciendo porque no tenían los derechos. Fue difícil inventar diseños propios, pero Rubén que ya contaba con más experiencia en las artesanías decidió abocarse exclusivamente a diseñar prendas y administrar el trabajo de los socios que fueron agrupando, mientras Marcia decidió desempeñar el cargo de gerente.

a desenvolverse de manera adecuada en el negocio, con algunas equivocaciones entendieron que debían planificar qué material llevar, cómo promocionar sus productos, calcular la incidencia del cambio monetario internacional, las condiciones climáticas y las consecuentes modas de vestuario presentes en el lugar, etc.

Ferias nacionales bueno, pero ferias internacionales es otro nivel ¿no? Que un poco más de conocimiento, hay que hacer este, por ejemplo, este estudio de mercado ¿no? Qué es ese país, si es calor, si es frío, el tipo de cambio, qué productos pueden salir en ahí y todo eso. Una de sus experiencias previas a lo anterior había sido una feria artesanal que se organiza en Juliaca, a la cual asisten compradores de países como Ecuador, Bolivia y Chile, y se comercializa gran volumen de productos de escasa calidad, razón por la que existe gran competencia y los precios los fija prácticamente el comprador, en una negociación donde el vendedor no tiene grandes posibilidades, y ellos ni siquiera contaban con el conocimiento necesario para calcular el costo de producción de sus prendas, así que no conseguían vender a buen precio.

Por otra parte, formar parte de este proyecto les permitió comenzar a participar en ferias locales, nacionales e internaciones en la medida en que habían logrado mejorar la calidad de sus productos al reemplazar la fibra sintética por la natural. En estas instancias de comercialización, promoción y difusión aprendieron 5

Al completar un año de trabajo en el marco del Proyecto Corredor Puno Cusco decidieron formar una microempresa el año 2001, y en su primera salida del país hacia Bolivia para participar de una feria artesanal, les impidieron el ingreso con sus productos en aduana señalándoles que sólo las empresas –y no microempresas- tenían permitido exportar a Bolivia, así que luego de este incidente pasaron a constituir una empresa llamada Tumi Mano Arte. Con este emprendimiento han logrado obtener ingresos económicos suficientes para su familia, actualmente tienen tres hijos de los cuales la mayor es periodista y también trabaja como policía, el siguiente se encuentra viviendo en Tacna y estudiando contabilidad, y la menor de siete años vive con ellos en Ilave. Por lo tanto, hasta el momento ninguno de sus hijos se encuentra trabajando para la empresa que ellos formaron, pero la aspiración de Marcia es que los ayude su hijo una vez que sea contador y la menor aprenda otros idiomas como el inglés que tanto les hace falta hablar para hacer más negocios con empresas extranjeras. Ahora bien, las experiencias más significativas para Marcia durante su trabajo en el rubro de la artesanía han sido sus dos viajes a Estados Unidos a la ciudad de Nueva York los años 2004 y 2005, a partir de una invitación de Naciones Unidas para participar en una reunión de pueblos indígenas y una feria de exposición de sus productos. Si bien esos años aún pertenecían al proyecto, no contaron con el apoyo financiero que solicitaron a éste, según Marcia porque no confiaron en que se tratara de una posibilidad real, así que sólo pudieron conseguir un préstamo de Promujer Perú, una organización para el desarrollo de la mujer en América Latina que ofrece los medios para construir formas de vida para sí mismas y para sus familias a través de servicios financieros, capacitación empresarial, empoderamiento y cuidado a la salud, con el fin de que generen los ingresos necesarios, desbloqueen su potencial personal, envíen a sus hijos a la escuela, cuiden de su salud, y hagan los cambios que alteren su situación para mejorar sus condiciones de vida.

Una vez obtenido el dinero suficiente para la compra de los pasajes –porque fue en compañía de Daria, una de las socias de la empresa- solicitó la visa para ingresar al país en la Embajada de Estados Unidos ubicada en Lima, y tuvo éxito en este trámite explicando de qué se trataba su viaje y mostrando todos los documentos requeridos, a diferencia de la mayoría de quienes la solicitan de esa forma en Perú, ya que a personas que pretenden emplearse u obtener dinero en Estados Unidos a través de negocios sin autorización siempre les niegan la visa. Este fue uno de varios obstáculos que tuvo que sortear Marcia durante su primer viaje de estas características, ya que ninguna de las dos mujeres había tomado un vuelo antes y tampoco sabían cómo desenvolverse para ello en un aeropuerto, ni hablar inglés, ni las normas de ingreso de productos que revisa aduana, de hecho tuvo problemas para viajar con gran cantidad de prendas y para evitar que se las retuvieran pagó un impuesto de internación de mercancía. La visa de turismo que les otorgaron no las facultaba para comercializar sus productos en Estados Unidos, situación que las complicaba mucho porque el propósito era vender todo, obtener contactos con clientes de empresas que les hicieran pedidos, en definitiva a ellas les importaba la posibilidad de hacer negocios internacionales que pudieran mantener a su regreso al Perú. Así que tuvieron que buscar la forma de vender para obtener el dinero que pagaría los gastos de su estadía, ya que partieron con USD 200 que nos serían suficientes. Esto fue posible al encontrarse con un peruano residente en Estados Unidos, quien era un inmigrante que formó familia en ese país y llego vendiendo cuadros pintados por él, como es lógico, entendió la situación de Marcia y Daria porque había pasado por lo mismo hace diez años, así que las ayudó a vender de manera oculta en su hotel entregando tarjetas a los interesados que asistieron a la feria en donde señalaban el lugar y la hora donde podrían acercarse a comprar sus productos.

6

Historias de Vida

Y ustedes van a participar en esa reunión y ya van a exponer en tal sitio y pueden hacer un contacto nada más, no pueden vender. Y era una preocupación para nosotros porque nosotros hemos ido más a vender, no a poco era la importancia de una reunión ¿no? Lo que más nos interesaba es vender, hacer negocio, contacto, y a la vez saber la tendencia de moda, a ver cómo es nuestros productos, eso era.

Así es una feria bien este me trae muchos recuerdos, es una primera feria también que he sufrido bastante, este ha habido muchos golpes y es gracias a estos golpes también he aprendido bastante ¿no? De viajar solita, el idioma ¿no? Cómo allá vender no es fácil, qué hay que hacer, qué tipo de visa hay que solicitar, todo esto me ha dejado ¿no? Recuerdos y conocimientos que he aprendido de esto. Por otra parte, Prom Perú les ayuda a promocionar sus productos y les entrega información de las ferias artesanales que se organizan en distintos lugares del país, como el caso de Perú Moda1 en Lima, una feria reconocida que cuenta con participación numerosa de extranjeros, en donde realizó los últimos dos acuerdos para los que se encuentra trabajando actualmente, productos que serán exportados a Holanda y Suiza por medio de empresas como DHL y Exporta Fácil que son las que utilizan.

Finalmente, cumplieron sus objetivos de viaje al exponer en la reunión de pueblos indígenas su situación y los problemas que afrontaban en su trabajo en Perú, escuchar otras experiencias de pobladores de distintas partes de mundo, exponer todo lo que llevaron en la feria de arte indígena, y luego venderlo todo clandestinamente. Pero lo más significativo fue la experiencia de vivir y conocer la realidad norteamericana para unas artesanas como ellas. De allí lograron establecer contactos que aún conservan, ya que actualmente envían sus productos a Holanda Suiza y Estados Unidos de manera anual, y en términos nacionales, entregan pedidos mensuales a empresas de Cusco, Arequipa y Lima.

Cabe mencionar que al comienzo no contaban con suficiente capital ni recursos, y tampoco tenían acceso a financiamiento vía entidades bancarias y de diversa índole que otorgan créditos para iniciar contratos con clientes que demandaban gran volumen de productos, pero luego de una década de trabajo a pulso según palabras de Marcia, hoy cuentan y emplean a menudo créditos para solventar los gastos de sus actividades. Otro servicio al que han accedido últimamente es a internet, que se ha convertido en la principal fuente de información para su negocio, en tanto les permite contar con una página web a través de la cual reciben pedidos de clientes que no conocer personalmente.

El internet, hay muchas veces, muchas oportunidades, por ejemplo, de este a través de página web este hay clientes que se contactan y nos hacen el pedido. Pero no nos conocemos con el cliente pero nos hacen el pedido, hacen el depósito primero, nosotros luego le enviamos y no nos conocemos. No son oportunidades que nos da el internet. Evento que promueve el contacto entre empresas de la industria de la moda con las principales compañías importadoras de los cinco continentes.

1

7

Tumi Mano Arte Respecto a la empresa Tumi Mano Arte propiamente tal, comenzaron formándola con 14 socios dispuestos a aportar dinero y trabajar en el proceso productivo completo de la confección de tejidos en fibra de alpaca, actualmente son 150 personas las que conforman la empresa que según Marcia y Rubén ha ido creciendo conforme al mercado y la demanda de productos que han tenido. Esta situación ha significado el aumento de la capacidad de producción, pero ello implica aumentar también los esfuerzos para cumplir el desafío de una producción uniforme a pesar de que se trate de un trabajo esencialmente manual, lo que han logrado mediante la capacitación de todo el personal.

Junto a la capacitación, la promoción y el registro de la marca es lo más importante en una empresa según Marcia, independiente del rubro a que se dedique, siempre se deben hacer esfuerzos constantes por concretar estos aspectos. No obstante, en el caso específico de su empresa el proceso productivo comprende las etapas de selección de la fibra, selección del hilo, tejido, control de calidad, embolsado y etiquetado. Previo a ello están quienes se dedican a la crianza de sus alpacas en una zona alto andina llamada Ipichupalca.

Ahora bien, desde que funcionan como empresa en términos formales, requieren de una estructuración planteada en su organigrama, donde ella tiene el cargo de gerente y desempeña labores relacionadas con las ventas y contratos. También se encuentran los socios y el administrador que es Rubén, junto a las áreas de logística, comercialización y producción, finalmente, cuatro talleres a cargo de jefes. Para todo los cuales se estipulan las funciones correspondientes que cada uno debe cumplir. Por otro lado, entre las necesidades más relevantes que identifican en su empresa actualmente se encuentra la falta de

capital de trabajo en tanto mano de obra para aumentar la producción y los recursos necesarios al inicio de la producción de un pedido, además de un local de ventas amplio que les permita comercializar sus productos a los clientes interesados, tanto al por mayor como al detalle. En cuanto a infraestructura poseen un taller dividido en tres espacios que utilizan como oficina, bodega y taller de máquinas e implementos, pero aún no tienen una sala de ventas, intentaron armar una hace unos años pero no contaba con el espacio suficiente como para recibir cómodamente a los clientes y presentar de manera adecuada y llamativa sus productos. No obstante, ahora se encuentran invirtiendo algo de dinero en ese propósito.

8

Historias de Vida

Además, señala que la forma de trabajo que tienen de acuerdo a sus posibilidades presenta la desventaja en comparación a otros talleres de Lima por ejemplo, de no tener maquinaria de alta tecnología que les permita disminuir los costos de producción de las prendas, por lo tanto, tampoco han podido disminuir los precios de venta tanto como esos talleres.

Tejido de saberes

Por lo tanto, actúa como garante de la calidad de los productos que avalan frente a clientes extranjeros, situación que a Marcia la ha beneficiado bastante en tanto constituye un respaldo de la capacidad de producción y cumplimiento de los contratos. No obstante, afirma que fue el Proyecto Corredor Puno Cusco lo que posibilitó el surgimiento de la empresa, y luego pudieron continuar avanzando de manera independiente.

Ahora bien, ella considera que sus padres no le dieron educación Mientras Marcia vivía con sus padres en la comunidad de suficiente porque sólo le permitieron terminar la enseñanza Alpacolio, la única posibilidad de aprender oficios distintos básica y secundaria, en cambio, cree que si hubiese continuado a los que realizaban sus padres eran los clubes de madres formándose hasta completar estudios superiores, éstos le que generalmente se organizan en las comunidades aymara habrían facilitado bastante la conducción de su empresa. como la de ella. En estos clubes las mujeres que sabían tejer le Eso de malo tenían mis padres, que nunca no me han dado enseñaban a las demás, porque no existían aún las asociaciones esa oportunidad pero si me hubieran dado, yo tal vez hubiera ni las empresas especializadas en este rubro, sin embargo, sus sido mejor. […] Si mis padres me hubieran educado bien, padres no le permitieron asistir a estas instancias, por lo cual a tener un estudio superior, me ayudaría bien porque yo he todo lo aprendió con posterioridad junto a Rubén y participando culminado sólo secundaria y me siento un poquitito bajo en la de cursos impartidos por distintas entidades. educación. Que no tanto me favorece pero sí gracias a dios he tenido ese conocimiento de tener, de viajar a muchos países Tanto el Proyecto Corredor Puno Cusco como el Proyecto Sierra y aprender de esto. Sur fueron oportunidades para Marcia de asistir a capacitaciones y mejorar la calidad de sus productos. Este último proyecto Y respecto a las dificultades presentes en las capacitaciones a las mencionado busca potenciar los recursos humanos, naturales, que ha asistido, señala que cuando abordan contenidos como el materiales, financieros, culturales y sociales de los hombres y uso de una determinada maquinaria, es posible aprender sobre mujeres que se dedican a pequeñas actividades agrícolas y no sus características y modo de empleo pero una vez terminada la agrícolas en la sierra sur peruana, como forma de mejorar sus capacitación, quienes asistieron no logran continuar trabajando medios de subsistencia y promover oportunidades para generar en ello por dificultades económicas que le impiden el acceso a la maquinaria en cuestión. Por lo tanto, estima que la planificación nuevos ingresos. de este tipo de instancias debiese contemplar tanto la parte de Por otro lado, las vinculaciones que mantiene actualmente son con transmisión de conocimiento como la facilitación posterior de los la municipalidad, el gobierno regional y Prom Perú, siendo este implementos necesarios para dedicarse a ello. último la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y Que las instituciones ahora debe ser capacitación un poquito el Turismo, la cual se encuentra adscrita al Ministerio de Comercio de implementación, ahí recién funciona porque muchas de las Exterior y Turismo, y cuyo propósito es posicionar al Perú en el organizaciones, asociaciones que se han quedado, a pesar mundo a través de la promoción de su imagen, sus destinos que se han capacitado pero tenían ese problema con capital turísticos y sus productos de exportación con valor agregado, de trabajo entonces se han quedado, ya no han sobresalido, contribuyen al desarrollo sostenible y descentralizado del país. se han quedado ahí no más. 9

Por su parte, ella capacita sobre gestión y formación de empresas principalmente aunque reconoce que le falta aprender sobre otros temas como computación y navegación en internet, e inglés para comunicarse adecuadamente con sus clientes del extranjero. En este sentido, cabe destacar que otras mujeres de la empresa también han comenzado a capacitar a comunidades y grupos de otros lugares, sobre tejidos en fibra de alpaca y temas transversales como liderazgo, registro de marcas, etiquetado y logotipo, etc. A ellas las contratan la municipalidad, el Proyecto Sierra Sur y Corredor Puno Cusco, fundamentalmente para que enseñen a personas que se encuentran comenzando un emprendimiento o actividad productiva, que posteriormente incluso se han transformado en proveedores de su empresa cuando se trata de labores afines.

Entonces esas organizaciones hemos capacitado y estas organizaciones han aprendido y hoy en día son nuestras proveedoras también. Asimismo, la empresa Tumi Mano Arte ejecuta una suerte de apadrinamiento de asociaciones menores que presentan dificultades como el acceso a mercados, que en términos concretos consiste en la compra de productos a estas asociaciones, motivación para que participen en ferias y en definitiva darles la posibilidad de compartir un espacio en el mercado local de artesanías para que logren surgir como empresa.

Yo, por ejemplo, comparto el mercado con las asociaciones que no tienen mercado. Más o menos con las asociaciones que producen bien, que son responsables, que manejan calidad ¿no? Y que tienen capacidad de producción. Con estas organizaciones que cumplen esos tres importantes puntos nosotros ayudamos con el mercado. Para mejorar sus servicios de capacitación a otras asociaciones han elaborado material escrito en formato de trípticos y catálogos que entregan a los participantes, que han sido de Cusco, Lima, Ecuador, Bolivia, entre otros. En cuanto a difusión no realizan promoción de sus servicios de transmisión de conocimientos sino que esperan a ser contactados por quienes visitan su sitio web y/o los conocen debido a experiencias anteriores. Un aspecto destacable es que cuentan con una sistematización escrita de su experiencia como empresa, la cual consiste en un documento de cuatrocientas páginas aproximadamente en donde narran y detallan el proceso completo de desarrollo de Tumi Mano Arte junto a fotografías y esquemas explicativos. Fue Rubén quien lo escribió con el propósito de participar en un concurso lanzado por el Proyecto Corredor Puno Cusco, y ahora sólo deben actualizarlo porque les sirve como memoria de su trabajo.

10

Historias de Vida

Los cambios que ha tenido su forma de trabajo, desde que comenzaron vendiendo artesanía de manera informal hasta la actualidad en donde cuentan con una empresa con más de una década de funcionamiento, le han permitido viajar y conocer otras realidades además de aprender bastante sobre el rubro de la artesanía y labores de carácter gerencial que desempeña en su cargo, pero también considera que tiene la desventaja de tener que ausentarse periodos largos que le significan descuidar a su familia. Tanto ella como otras mujeres que trabajan en la empresa han vendido servicios de asistencia técnica y capacitación a otras organizaciones, ocasiones en las que se trasladan a vivir en comunidades apartadas hasta por periodos de seis meses, realizando clases tres o cuatro veces por semana sobre liderazgo, comercialización, tejido (básico, intermedio y avanzado), ya que no sólo son artesanos quienes participan sino que también

productores de lácteos, ganaderos, agricultores, panaderos, etc. Según recuerda, Marcia comenzó a brindar servicios de capacitación después de haber demostrado logros productivos y comerciales al Proyecto Corredor Puno Cusco, junto al apoyo de su esposo que a diferencia de ella tiene estudios superiores en docencia y administración de empresas, por tanto la fue guiando en esta nueva labor que realiza.

Nosotros ya hemos hecho, ya hemos vivido ya la práctica ¿no? Entonces sabemos qué es lo que pasa en el negocio y entonces por eso es que lo hacemos con conocimiento, a través de teoría y la práctica más que todo. Entre los impactos que ha generado su trabajo como oferente de conocimientos, destaca el ingreso al mundo laboral de varias mujeres de comunidades en las que eran marginadas y discriminadas por no constituir una fuente de ingreso económico

11

para sus familias, en tanto sólo se dedicaban a las labores del hogar, y por lo tanto, no les era reconocido el derecho de opinar en instancias privadas y comunitarias. Pero una vez que comenzaron a obtener dinero por su trabajo y dedicación a tiempo completo a una actividad laboral, han sido valoradas tanto por sus parejas como por los demás integrantes de sus comunidades indígenas.

Ahora aquí en el pueblo igual, el esposo le marginaba porque no ganaba nada, no tenía ingresos la mujer, esas son las razones de que nosotros tengamos el trabajo. […] Contentos algunos varones ¿no? De que su esposa ha cambiado, ese es el cambio que hay, entonces por esa razón algunas mujeres están muy agradecidas porque ha mejorado su nivel de vida.

Y en Ilave que es el lugar donde vive, el principal impacto que identifica a partir de su trabajo capacitando a otras mujeres es el hecho de que ahora les ofrezcan y les propongan candidaturas a cargos políticos a nivel municipal como son las regidurías. Es por ello que piensa continuar enseñando lo que sabe sobre su quehacer, en la medida en que otros se lo soliciten, porque estima que le ha cambiado la vida a otras mujeres planteándole que trabajen en una actividad que sea de su agrado y que además les reporte ingresos económicos para subsistir.

12

HISTORIAS DE VIDA

Suggest Documents