El Contexto de la Biblia Juan Luna Luna Publisher 2014

El Contexto de la Biblia Juan Luna www.perseverandoenladoctrina.org [email protected] ©Luna Publisher 2014 2 Tabla de Conteni...
2 downloads 1 Views 154KB Size
El Contexto de la Biblia Juan Luna www.perseverandoenladoctrina.org [email protected] ©Luna Publisher 2014

2

Tabla de Contenido

1. Introducción

4

2. El Contexto Principal

4-5

3. Ampliar el Contexto

5

4. El Contexto Literal

5-6

5. El Contexto Final

6

6. Conclusión

6

3

El Contexto de la Biblia Juan Luna Introducción A. En nuestros postreros días ha surgido algo muy lamentable en cuanto a lo que las Sagradas Escrituras enseñan. Por ende, cada persona se ha hecho su propia Biblia y hacen su propia autoridad; por lo cual ha surgido una gran confusión en el hombre. B. En la actualidad el hombre obtiene un versículo de la Biblia y lo interpreta de la manera que él quiere, y en esta lección vamos a entrar en lo que significa el contexto de la Biblia y su correcta interpretación. C. Es tiempo de interpretar correctamente lo que Dios dice y sacar el significado de la Biblia (exegesis) y no interpretar la Biblia según nuestro punto de vista (eisegesis). D. Necesitamos predicar la Palabra (cf. 2 Timoteo 4:2), esto es encontrar el significado correcto del texto y enseñar solamente lo que dice. La palabra predicar del griego “kerusso” que denota: proclamar, dar a conocer, anunciar. El Contexto Principal A. Es importante entender que el significado de un texto consiste en lo que dice antes y después, con el propósito de una interpretación correcta. Las palabras en la Biblia como en cualquier otra literatura comunica su significado de acuerdo a las reglas de la gramática. Por consiguiente, una oración es la unidad básica de un discurso inteligente, y el párrafo es la estructura para expresar el pensamiento completo; el párrafo es la unidad básica del estudio de la Biblia. 1. Debemos encontrar el comienzo del párrafo para poder ver el verso como parte del pensamiento completo. Por ejemplo; algunas traducciones de la Biblia enseñan el párrafo bajo su propia imprenta, muestran los números de los versículos en negro obscuro y doble espacio, y otras usan símbolos que enseñan el párrafo original. 2. Debemos determinar el uso de las palabras; las palabras de la Biblia deben ser tomadas en su sentido normal. Solamente debemos tomar las palabras diferente si el escritor está usando un vocablo figurativo en su escrito. Por ejemplo: Apocalipsis está escrito en un lenguaje figurativo siendo una revelación de Jesucristo que Dios le dio (cf. Apocalipsis 1:1); por lo tanto, cuando habla de dragones, serpientes, arpas, y estrellas caídas del cielo a la tierra, esto representa ideas más allá de lo literal. 3. Debemos determinar la aplicación que el texto tiene para nosotros, siendo una aplicación general o especifica. Por consiguiente, si es específicamente para una sola persona en el tiempo que fue escrita, entonces su aplicación no es para nosotros hoy. Si ustedes recuerdan el Apóstol Pablo encomienda a Timoteo diciendo “Trae, cuando vengas, el capote que dejé en Troas en casa de Carpo, y los libros, mayormente los pergaminos” (2 Timoteo 4:13). Es obvio que no es un mandamiento general que requiera al cristiano ir a Roma con el propósito de llevar lo que Pablo encomendó. 4. Vamos a enfocarnos en tres categorías que son directamente para nosotros hoy, que incluyen lo siguiente. a. Mandamientos universales (cf. Mateo 5:19, 22, 28, 31; Mateo 19:4-9; Juan 3:16; Juan 4:14; Juan 8:34; Romanos 10:13; Gálatas 5:4; 1 Juan 2:2; 1 Juan 3:4, 15).

4

b. Instrucciones a la Iglesia (cf. Mateo 28:18-20; Marcos 16:15-16; Romanos 8:28; 1 Corintios 14:35; 1 Timoteo 3:15). c. Mandamientos directos como persona (cf. Efesios 5:22-33; Efesios 6:1-3; 1 Timoteo 2:8-12; Tito 2:1-10; Santiago 3:1; 1 Pedro 3:1-7; 1 Pedro 5:1-3). 5. Es muy crítico que examinemos con mucho cuidado los versículos para no sacarlos fuera de contexto. El sacar un texto fuera de contexto es quitando el pasaje sin usar todo el párrafo, y esto causa una distorsión Bíblica. Recuerden que un texto fuera de contexto es un pretexto para manipular la Palabra de Dios. Ampliar el Contexto A. Es evidente que el uso del contexto es muy importante y esto nos lleva al uso de una mejor interpretación; la Biblia tiene que ser leída por secciones y no solamente un verso seleccionado. Recuerde que la Biblia no fue escrita como nosotros la tenemos hoy y va haber ocasiones en los cuales hay dos capítulos que hablan de una sola predicación. Por ejemplo: el sermón de Jesús predicado en el Monte de los olivos (cf. Mateo 24-25); este pasaje debe ser leído juntos. 1. Hay algunas cosas que debemos poner atención. a. Debemos encontrar cual es el pensamiento del escritor; y busquemos: ¿Quién lo escribió, el tiempo de la escritura, bajo qué condiciones, y lo principal con que propósito? b. Debemos poner atención a los términos claves. c. Debemos poner atención al expositor y la audiencia, hay escritos que son para nuestra enseñanza pero no son para que las pongamos por obra. Por ejemplo: la promesa del Espíritu Santo exclusivamente para los Apóstoles (cf. Lucas 24:49; Hechos 1:8; Hechos 2:1-4). 2. Los libros de la Biblia se escribieron por hombres inspirados por Dios y fueron para eventos específicos en un tiempo específico. La interpretación que le demos debe llenar el propósito original del autor cuando lo escribió. Un texto nunca puede ser usado con el propósito de significar lo que no es. El Contexto Literal A. Los pasajes de la Biblia son mal aplicados porque no se toma en consideración el tipo de escritura. Las formas diferentes de escribir tienen diferentes reglas de interpretación. Y esto por no saber de lo que habla las diferentes secciones de las Sagradas Escrituras. 1. Quiero compartir con ustedes un repaso de la Biblia. a. Génesis-Deuteronomio: habla de historia y ley (interpretación literal, interpretación legal). b. Josué-Ester: habla de una narración histórica (interpretación literal, lecciones biográficas). c. Job, Salmos, Cantar de los Cantares (poesía). d. Proverbios, Eclesiastés (Dichos sabios) los cuales son guía de enseñanza y no garantías. e. Isaías-Malaquías (historia, profecía, y poesía). f. Mateo-Juan (biografía, historia, y parábolas). 5

g. Hechos (interpretación literal, la historia de la Iglesia y las conversiones). h. Las epístolas (interpretación literal, enseñanza y doctrina). i. Apocalipsis (interpretación figurativa, escatología y profecía). El Contexto Final A. La Biblia completa es el contexto final de cualquier texto. Este libro de libros es la revelación completa de Dios; que nos habla de Él y Su voluntad. Esto nos lleva al tema central de la Biblia ¿Quién es Dios? Y ¿Qué quiere que yo haga? B. Cuando estudie la Biblia debe hacerse la pregunta ¿Cuáles son los textos paralelos que pueden hacerme entender con más claridad el texto que estoy leyendo? Una buena concordancia seria de gran ayuda. C. La luz de la Biblia completa se debe reflejar en el texto para entenderlo con más claridad; recuerde que la Biblia no se contradice. La Palabra de Dios está completa y debe ser suficiente “La suma de tu palabra es verdad…” (Salmo 119:160; cf. 2 Timoteo 3:16-17; 2 Pedro 1:3). Por consiguiente, ninguna parte de la Escritura debe ser interpretada y contradecir otra parte de la Biblia. Dios no es Dios de confusión (cf. 1 Corintios 14:33). Conclusión A. Hay mucho más que estudiar esto es solo una porción que le animara a seguir escudriñando. Debemos recordar que el entender lo que dice la Biblia no es algo que lo vamos a lograr en unas cuantas horas en una oficina, en una conferencia, en una escuela por algunos meses, o en los servicios los Domingos. No esto es un trabajo que tenemos de por vida estudiar cada día las escrituras como lo hacían los de Berea (cf. Hechos 17:11). Las palabras del Apóstol Pablo a Timoteo son de gran enseñanza “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad” (2 Timoteo 2:15). Estudiemos y entendamos lo mas que podamos, creer lo que entendemos, enseñar lo que creemos, y aplicar en nuestra vida lo que enseñamos.

6

Bibliografía

Harper, Biblia de Estudio Harper Reina Valera, (Nashville, TN: Grupo Nelson. 2011). Higher A. Alan, The Spiritual Sword Volume 45 (Memphis, TN: Getwell Church of Christ. July 2014). Logos Bible Software E-Sword

7