El Bagual UNA RESERVA DE ALTO VUELO

A. Di Giacomo N. Bolzon R Güller Superior: El Bagual resulta un lugar ideal para estudiar al yetapá de collar, ave amenazada poco conocida. Inferio...
7 downloads 0 Views 2MB Size
A. Di Giacomo

N. Bolzon

R Güller

Superior: El Bagual resulta un lugar ideal para estudiar al yetapá de collar, ave amenazada poco conocida. Inferior izquierda: el ciervo de los pantanos está protegido en esta reserva. Inferior derecha: un macho de yetapá de collar fuera de la época reproductiva, sin garganta colorada.

El Bagual UNA RESERVA DE ALTO VUELO Por Alejandro Di Giacomo

8 Naturaleza & Conservación

Desde 1995 Aves Argentinas trabaja junto a Alparamis en la administración de la Reserva Ecológica El Bagual. A poco más de ocho años en el lugar, el encargado del área comenta algunos de los hitos de la reserva.

uando Aves Argentinas asumió el manejo de la Reserva El Bagual lo hizo con una clara consigna compartida con los propietarios: priorizar la conservación de la naturaleza y la investigación básica y aplicada para convertir al área en modelo de conservación en tierras privadas. Centralizamos el programa de trabajo en el manejo y la organización del área protegida, interactuando siempre con la Estancia El Bagual dentro de la cual se encuentra la reserva. De este modo primero redefinimos los límites del área protegida en función de los ambientes y las actividades productivas. La superficie original comprendía unas 2.600 hectáreas bajo clausura total e intangible y otras 1.000 conocidas como Pozo de la Suerte, que estaban aisladas del área intangible y bajo actividad agropecuaria moderada. A fines de 1998 quedó conformado un nuevo diseño, donde se desafectó Pozo de la Suerte pero se incorporó un potrero adyacente de unas 800 hectáreas conocido como “Seis Norte”, cuyos pastizales, bañados y esteros en buen estado de conservación tienen una continuidad con los de la reserva. A partir de allí la unidad de conservación alcanzó las 3.400 hectáreas de área intangible, un 17 % de la superficie total de la estancia. En aquel diseño original el alambrado perimetral de la reserva seguía la línea divisoria de leguas preexistente, que en los límites norte y oeste atravesaba pajonales y esteros muy densos. Durante los incendios varios tramos del alambrado eran afectados por el fuego. El trazado en el límite norte fue modificado; y el lindero oeste fue ubicado sobre el terraplén del camino de acceso a la reserva. Así varios kilómetros de alambrado quedaron resguardados. Por otra parte, fuera del área protegida se cerraron a la extracción forestal y al ganado más de 800 hectáreas de bosques en buen estado de conservación. En la práctica, las clausuras constituyen un área de amortiguación. El casco de la reserva ha sido mejorado y ampliado. Ocupa actualmente un sector parquizado de más tres hectáreas donde se disponen las viviendas y otras construcciones de apoyo. Las instalaciones también se adecuaron a las nuevas perspectivas: desde fines de 1997 comenzó a funcionar una Estación Biológica, y con un centro de visitantes con amplias comodidades para alojamiento. A partir de 1999 se incorporaron un quincho con cocina y otro baño. Una variada cartelería diseñada y elaborada en El Bagual señala los distintos ambientes, los nombres de las plantas más frecuentes e indica los límites del área protegida. El perímetro lindero de la reserva con las propiedades vecinas y el frente de la estancia sobre la ruta provincial N° 1, también presentan carteles que informan la existencia del área reservada y la prohibición de ingresar y de cazar. Hace poco montamos un cartel informativo de madera diseñado por el departamento

A. Di Giacomo

A. Bosso

C

Superior: Alejandro Di Giacomo estudia un nido de cigüeña americana. Inferior: En El Bagual se documentaron aspectos interesantes de especies parásitas, como este pichón del crespín criado por adultos del curutié rojizo. Naturaleza & Conservación 9

A. Di Giacomo

Alejandro Di Giacomo, el naturalista de Aves Argentinas en El Bagual, realizó importantes estudios de campo de especies como el guaicurú (pichón en la foto superior), pirinchos (imagen en el centro) y el anambé grande (una hembra en la parte inferior).

de Educación de Aves Argentinas y realizado, en solo tres días, por la naturalista y artesana Rosana Rodríguez. Alparamis provee los medios necesarios para cumplir con los objetivos. Así, contamos con un completo equipamiento acorde a las necesidades actuales de trabajo, incluyendo un vehículo doble tracción, numerosas maquinarias y herramientas, equipos de comunicaciones, computadoras, caballos, entre otros. También una lupa binocular, redes de niebla, balanzas de precisión, posicionador geográfico (GPS), y equipo de grabación. Una biblioteca básica incluye un centenar de libros, varias colecciones parciales de revistas y publicaciones y muchas separatas.

10 Naturaleza & Conservación

N. Bolzón

M. Ruda Vega

MIRANDO PÁJAROS Como ya comentamos (ver Nuestras Aves N° 34) los objetivos iniciales fueron también los de realizar un inventario ornitológico exhaustivo, teniendo en cuenta que la avifauna de Formosa había sido una de las menos prospectadas del país. Y además obtener datos básicos sobre su historia natural, sabiendo que existían escasos conocimientos de las aves chaqueñas. Hemos registrado casi 340 especies (un 30 % de las aves de la Argentina), más de una veintena de las cuales no eran conocidas para la provincia. Además contamos con numerosos registros de aves poco citadas para el país como el aguilucho negro y el burrito pecho gris, o de difícil observación como el mirasol grande, el milano chico o el burrito enano. La acumulación de datos a través de los años nos está brindando información sobre migrantes regulares y el esclarecimiento del estatus regional de especies como el matico o la viudita chaqueña, que llegan todos los inviernos, probablemente desde el Chaco Seco. También hemos detectado el paso de migrantes más ocasionales como el gaucho común y el sobrepuesto común, provenientes de regiones australes y que rara vez alcanzan latitudes tan altas. Un considerable volumen de información sobre la reproducción de aves chaqueñas ha surgido del monitoreo de más de 5.000 nidos, pertenecientes a 190 especies, el 56 % del total registradas. Surgen por un lado datos novedosos como nidos y huevos desconocidos para algunas aves como el carpintero dorado común o el tueré chico, o primeros registros de nidos en la Argentina como serían los casos del mirasol chico o del burrito grande. Por otra parte se estudió en detalle la biología reproductiva de especies para las cuales no había mucha información disponible, como el jote cabeza amarilla, el guaicurú, la charata, la chuña patas rojas, el trepador gigante, la monjita gris, los anambés, las urracas, el angú y los boyeros, por nombrar algunos. El parasitismo de cría de tordos y de crespín ha sido particularmente documentado. El caso del tordo renegrido fue

estudiado en hospedadores poco conocidos y diferentes a los que utiliza en otras áreas de su distribución. Además, hicimos un seguimiento del parasitismo del tordo pico corto en forma simultánea en el tordo músico, su hospedador tradicional, y en el chopí. Para el crespín se cuenta con información detallada recopilada en nidos del curutié rojizo. También encontramos datos novedosos en la compleja biología reproductiva del pirincho y de los anós, con casos exitosos de parasitismo interespecífico.

M. Ruda Vega

El angú, especie típica de los esteros chaqueños.

LAS ESTRELLAS DEL LUGAR En las aves de pastizal pusimos nuestro mayor esfuerzo. La importancia y la contribución de los pastizales de “El Bagual” a la conservación de muchas de ellas es notable. De las 25 especies de pastizal amenazadas de la Argentina, una docena han sido registradas en El Bagual. La historia natural básica fue documentada para varios de estos pájaros poco conocidos como el tachurí coludo o el capuchino canela, cuya reproducción fue estudiada en base al seguimiento de más de 300 nidos para cada uno de ellos; también hay abundantes datos para el doradito copetón, el cachilo canela y los coludos. Capítulo aparte merece el yetapá de collar, emblema de la conservación en “El Bagual”. Durante el trabajo de campo de estos años, se recopilaron valiosos datos sobre su biología, prácticamente desconocida. La reproducción fue estudiada en detalle monitoreando más de 150 nidos. Además de los aspectos descriptivos y parámetros básicos, obtuvimos información estadística sobre selección de sitios para nidificar en distintos tipos de pastizales y en diferentes sucesiones post-

AOP

El equipo de trabajo de la Reserva El Bagual comandado por Alejandro Di Giacomo (en el centro) se complementa con Carmelo y Julio.

Naturaleza & Conservación 11

En El Bagual también se estudiaron las arañas comunales (imagenes izquierda e inferior) y las hormigas (un investigador en la foto derecha).

fuego de la vegetación en dichos pastizales. El anillado de pichones y adultos nos ha brindado datos sobre dispersión post natal, agrupamiento invernal de juveniles, edad de la primera reproducción, poliginia en los machos, sucesión de plumajes y fidelidad al territorio del nido en las hembras. Otros aspectos ecológicos estudiados incluyen densidades y uso de los distintos pastizales, respuesta de la especie a los incendios y hasta el forrajeo asociado con “hormigas corrección” y armadillos. Complementando el trabajo en El Bagual, hemos revisado la distribución histórica y actual de la especie, visitando las localidades citadas en la bibliografía y verificando su ausencia o su presencia. Estas investigaciones, que están a mi cargo, no serían posible sin la colaboración de los dos asistentes baqueanos que Alparamis ha destinado a la Reserva Natural: Carmelo y Julio. Son correntinos y han nacido en el corazón del Iberá, por lo que tienen una vocación naturalística destacable. Tienen más de diez años en el lugar

y conocen palmo a palmo los ambientes de la reserva y se han familiarizado con la flora y la fauna que estamos estudiando, siendo asistentes valiosos para el trabajo científico y otras tareas de rutina. Paulatinamente estamos comunicando los resultados de estas observaciones, tanto en reuniones científicas como en publicaciones técnicas y de divulgación. AL SERVICIO DE LA CIENCIA Desde 1996 varios grupos de investigadores nacionales y extranjeros desarrollan proyectos científicos en el área, con asistencia y apoyo logístico de Alparamis y de Aves Argentinas. Los pioneros en este sentido fueron los doctores Bert Hölldobler, catedrático del Instituto Theodoro Boveri de la Universidad de Würzburg en Alemania; Josué Nuñez, una institución dentro la Universidad de Buenos Aires; y un discípulo de ambos, el doctor Flavio Roces. Casi por casualidad llegaron a El Ba-

F. Fernández Campón

A. Di Giacomo

F. Fernández Campón

12 Naturaleza & Conservación

gual cuando recorriendo el norte del país buscaban hormigas cortadoras. A partir de allí establecieron un vínculo permanente, desarrollando un programa de investigación sobre ecología y fisiología de las hormigas. Flavio, de amplia trayectoria docente y científica en Würzburg, viaja todos los años a El Bagual para realizar sus experimentos y observaciones, y ya ha dirigido tres tesis doctorales cuyos trabajos de campo fueron realizados por sus alumnos en la reserva. Florencia Campón, becaria del Conicet y actualmente en la Universidad de Tennessee, Estados Unidos, ha estudiado durante tres años la ecología de arañas comunales, preparando

también su tesis doctoral. Una tesis de licenciatura sobre biología reproductiva en varias plantas de la familia del lapacho (Bignoniáceas), fue realizada por Pablo Torreta, de las facultades de Agronomía y Ciencias Exactas y Naturales, Universidad de Buenos Aires. Con unas primeras determinaciones que hiciéramos con Joaquín Tillous, administrador de la Estancia El Bagual y profundo conocedor de la flora local, y con Rosendo Fraga, se inició un intenso relevamiento botánico. Luego de su preparación los especímenes son enviados al Instituto de Botánica del Nordeste, en Corrientes, donde el grupo de trabajo dirigido por los doctores Carmen Cristóbal y Antonio Krapovickas, realizan la identificación del material y lo ingresan a sus colecciones. De este trabajo conjunto ha surgido un listado de más de 500 especies de plantas vasculares correspondientes a un centenar de familias botánicas. Recientemente se incorporaron al proyecto el doctor Darién Prado y sus colaboradores de la Cátedra de Ciencias Agrarias, de la Universidad de Rosario. Desde el año 2000 estamos llevando a cabo un trabajo interdisciplinario integrado por destacados investigadores: Mercedes Azpelicueta (Museo de La Plata); Esteban Lavilla y Gustavo Scrocchi (Fundación Miguel Lillo); Alejandro Giraudo (Instituto Nacional de Limnología); Juan Carlos Chebez y Sofía Heinonen Fortabat (Administración de Parques Nacionales); Ulises Pardiñas (Centro Nacional Patagónico) y Darién Prado (Universidad Nacional de Rosario). El resultado será un importante volumen técnico que incluirá el conocimiento científico actualizado y detallado sobre la biodiversidad de vertebrados y flora de la Reserva, de pronta aparición. Por otro lado se han realizados otras actividades, no estrictamente científicas. Colaboramos en la filmación de un documental sobre la observación de aves, realizado por Artear SA, Canal 13, para el reconocido ciclo “La Aventura del Hombre” (ver Naturaleza y Conservación N° 3) y diseñamos un plan de manejo y reciclado de la basura que es aplicado en el ámbito de toda la estancia. Recientemente escribimos y participamos en la edición de un libro arte titulado “Estancia y Reserva El Bagual”, de cuidada impresión con unas 170 páginas ilustradas con más de 400 fotografías color.

A. Di Giacomo

Los trabajos ornitológicos implican analizar nidos en la copa de árboles (foto superior) y realizar observaciones de aves interesantes como el matico, el boyero ala amarilla y el coludo (imágenes de arriba hacia abajo).

SEGUIMOS VOLANDO Dentro de una ambiciosa propuesta de trabajo puesta en marcha este año, conjuntamente con la renovación del compromiso de cooperación con Alparamis, destacamos varios aspectos importantes en los que estamos avanzando. El principal hito de esta nueva etapa será la elaboración de un plan de manejo de la reserva, cuya implementación está prevista para el año próximo, incluyendo un taller de discusión sobre el tema y la edición de un documento al respecto. También se contempla la declaración de la reserva El Bagual como Área de Importancia para la Conservación de las Aves, su integración a la comunidad local y el desarrollo de un modelo de gestión tomando como base a El Bagual, para mostrarlo como una alternativa concreta en la conservación de tierras privadas en la región.

Glosario: aguilucho negro (Buteo albonotatus), anambés (Pachyramphus polychopterus, P. validus y P. viridis), angú (Donacobius atricapillus), anós (Crotophaga ani y C. major), arañas comunales (Eriophora bistriata), armadillos (Euphractus sexcinctus), boyeros (Cacicus chrysopterus y C. solitarius), burrito enano (Coturnicops notatus), burrito grande (Porzana albicollis), burrito pecho gris (Laterallus exilis), cachilo canela (Donascopiza albifrons), capuchino canela (Sporophila hypoxantha), carpintero dorado común (Piculus chrysochloros), coludos (Emberizoides herbicola y E. ypiranganus), curutié rojizo (Certhiaxis cinnamomea), crespín (Tapera naevia), charata (Ortalis canicollis), chopí (Gnorimopsar chopi), chuña patas rojas (Cariama cristata), doradito copetón (Pseudocolopteyx sclateri), guaicurú (Herpetotheres cachinnans), hormigas cortadoras (Atta vollenweideri), hormigas de corrección (Labidus praedator); jote cabeza amarilla (Cathartes burrovianus), matico (Icterus croconotus); milano chico (Gampsonix swainsonii); mirasol chico (Ixobrychus exilis), mirasol grande (Botaurus pinnatus); monjita gris (Xolmis cinerea), pirincho (Guira guira), tachurí coludo (Culicivora caudacuta), tordo músico (Agelaioides badius), tordo pico corto (Molothrus rufoaxillaris), tordo renegrido (Molothrus bonariensis), trepador gigante (Xiphocolaptes major), tueré chico (Tityra inquisitor), urracas (Cyanocorax cyanomelas y C. chrysops), yetapá de collar (Alectrurus risora).

M. Ruda Vega

N. Bolzón

N. Bolzón

Naturaleza & Conservación 13