Diciembre 2012

OBISPADO DE SAN MIGUEL EN LA ARGENTINA BOLETÍN ECLESIÁSTICO Año XII - N° 24 Enero / Diciembre 2012 DICIEMBRE Ju 12 Almuerzo fraterno del Presbiter...
45 downloads 1 Views 853KB Size
OBISPADO DE SAN MIGUEL EN LA ARGENTINA

BOLETÍN ECLESIÁSTICO Año XII - N° 24 Enero / Diciembre 2012

DICIEMBRE Ju 12

Almuerzo fraterno del Presbiterio con ocasión de la Navidad

Sumario

A las 11.30 hs. en el Seminario Diocesano

Do 15

Misa de envío para los Grupos Misioneros

Carta Pastoral “Responder con el amor”

4

A las 19 hs. en la Iglesia Catedral

El presente calendario, destinado a los sacerdotes, consagrados y agentes pastorales de la Diócesis, contiene sólo las principales iniciativas pastorales que deberán tener en cuenta en la elaboración de los programas pastorales parroquiales.

Para alcanzar un proyecto de vida NIVEL INICIAL NIVEL PRIMARIA NIVEL SECUNDARIO Humanidades y Cs. Sociales Comunicación, Arte y Diseño

Visitas Pastorales Año 2012

16

Decretos Celebración del Año Vocacional Diocesano Indulgencias en el “Año de la Fe”

23 26

Saludos Pascua 2012 Navidad 2012

29 31

Homilías Misa Crismal 2012 Te Deum 9 de Julio de 2012

33 41

Comunicados Propuestas para la Pastoral de las Vocaciones Sacerdotales Reuniones de Presbiterio previstas para el 2013

45 52

Premios Arcángel San Miguel 2012

53

Movimientos de Curia

Escuela Nuestra Señora del Valle DIPREGEP 5080-856-7078-5702 Junín 451 – Muñiz Tel/Fax: 4451-3898

66

Nombramientos

55

Licencias y Concesiones

59

Ministerios

59

Autorizaciones

59

Modificación de límites parroquiales

59

Despedida al Padre Florencio Viladoms Vila

60

Calendario Pastoral 2013

61

Calendario de Colectas Imperadas 2013

67

3

Ju 08

Encuentro Pastoral del Presbiterio A las 9 hs. en el Seminario Diocesano

Sá 10

Fiesta de San Lorenzo Santa Misa con los Diáconos permanentes A las 11.30 hs. en el Seminario Diocesano

Sá 10 y Do 11

Colecta “FIDES” para sacerdotes mayores

Do 18 al Sá 31

Visita Pastoral a la Pquia. “San Francisco Solano” (Bella Vista)

Sá 24

II° Encuentro Diocesano de Catequistas

SETIEMBRE Do 01

Confirmaciones de adultos presididas por el Obispo. A las 17 hs. en la Iglesia Catedral.

Ju 05

Reunión del Consejo Presbiteral

Sá 07

Institución de los Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión Retiro desde las 9.30 hs. en el Colegio “San José” de Muñiz, hasta la Santa Misa en la Iglesia Catedral a las 17 hs. Renovación de las promesas bautismales.

Do 08

Jornada de la Vida Consagrada Renovación de las promesas bautismales de los Consagrados.

Sá 07 y Do 08 Ma 10

Colecta Nacional “Más por menos” Santa Misa para los Docentes A las19 hs. en la Iglesia Catedral. Renovación de las promesas bautismales. Entrega del Reconocimiento Educativo “San Miguel Arcángel”.

Ju 19

Encuentro Pastoral del Presbiterio A las 9 hs. en el Seminario Diocesano

Sá 21

Asamblea Diocesana De 14 a 20 hs. en el Colegio Máximo de “San José”

Sa 21 al Do 20

Visita Pastoral a la Iglesia Catedral Pquia. “San Miguel Arcángel” (San Miguel)

64

Es todo el clima de la comunidad cristiana el que hay que renovar para que las vocaciones puedan germinar y consolidarse. Una comunidad que no vive generosamente según el Evangelio no puede ser sino una comunidad pobre en vocaciones. En este año en que celebramos el cincuenta aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II, es oportuno recordar una de sus luminosas advertencias: “El deber de dar incremento a las vocaciones... corresponde a toda la comunidad cristiana”3. Nuestra diócesis padece ya los efectos de la crisis vocacional en la que nos encontramos desde hace años. Por eso debemos volver a despertar en ella, la corresponsabilidad en la oración y en el trabajo por la promoción de las vocaciones. Y como el “esfuerzo en la promoción y cuidado de las vocaciones adquiere plenitud de sentido y de eficacia pastoral cuando se realiza en la unidad de la Iglesia y va dirigido al servicio de la comunión”4, he pensado que la celebración de un Año vocacional diocesano puede ayudarnos mucho a fin de acrecentar:  una más profunda reflexión de nuestras comunidades sobre la múltiple realidad de las vocaciones en la Iglesia: sacerdotes, diáconos, religiosos, misioneros, contemplativos, etc.;  una particular predisposición de todos los diversos niveles de nuestra diócesis (familiar, parroquial y asociativo), para convertirse en lugares de discernimiento atento y de profunda verificación vocacional, ofreciendo a los jóvenes un sabio y vigoroso acompañamiento espiritual;  una mayor sensibilización en los pastores y fieles de la diócesis acerca de la actual desproporción entre el número de los sacerdotes y consagrados y la tarea pastoral a la que estamos llamados;  un renovado compromiso personal y comunitario _____________________________________

3

Optatam totius 2. Benedicto XVI, Mensaje para la XLVIII Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones (15 de noviembre de 2010). 4

5

Colecta a favor de los hermanos cristianos de “Tierra Santa” En el día y momento más oportuno, durante la Semana Santa ó durante el mes de abril

ABRIL Sá 06

Comienza Acompañamiento Vocacional para candidatos al Seminario Diocesano

Lu 08 al Vi 12

Retiro Espiritual para el Presbiterio En Villa San Ignacio. Predicador: R.P. Pedro Alurralde O.S.B.

Sá 13

Comienza el período para la celebración de las Confirmaciones

Sá 20

Celebración de acción de gracias por el Año Vocacional Diocesano

Sá 20 al Sá 04

Visita Pastoral a la Pquia. “N. S. del Valle” (Muñiz)

Ju 25

Encuentro Pastoral del Presbiterio A las 9 hs. en el Seminario Diocesano

MAYO Mi 08

Solemnidad de Nuestra Señora de Luján, Patrona de la Diócesis

Ju 09

Reunión del Consejo Presbiteral

Sá 11

Peregrinación Diocesana a Luján A las 11 hs. Santa Misa en la Basílica. Renovación de promesas bautismales de los peregrinos. Almuerzo a la canasta en la Villa Marista.

y acompañadas por crisis de fe más radicales; por eso, “en vano buscaremos explicaciones puramente humanas de la actual crisis de las vocaciones. Ella no es más que un aspecto de la crisis de fe que sufre el mundo de hoy”6. Cuando oramos por las vocaciones hacemos, antes que nada, “una humilde profesión de fe”7, pues reconocemos que toda vocación es un don de Dios y, como tal, hay que pedirlo con súplica incesante y confiada. Providencialmente, en el Mensaje que este año el Santo Padre Benedicto XVI, nos dirige con motivo de la XLIX Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, se nos ofrece un excelente camino pedagógico para proponer a jóvenes y adultos, el don de la vocación. Ya lo había expuesto magistralmente en su Encíclica “Deus caritas est” (n. 17): “Él nos ha amado primero y sigue amándonos primero; por eso, nosotros podemos corresponder también con el amor… Él nos ama y nos hace ver y experimentar su amor, y de este “antes” de Dios puede nacer también en nosotros el amor como respuesta”. Este es el horizonte en que deseamos movernos durante el año vocacional que ahora comienza: ¡es posible responder al amor con amor! La verdad profunda de nuestra existencia está encerrada en este sorprendente misterio: toda criatura, en particular toda persona humana, es fruto de un pensamiento y de un acto de amor de Dios, amor inmenso, fiel, eterno8. El descubrimiento de esta realidad es lo que cambia verdaderamente nuestra vida en lo más hondo. Se trata de un amor sin reservas que nos precede, nos sostiene y nos llama durante el camino de la vida y tiene su raíz en la absoluta gratuidad de Dios. Toda vocación nace de la iniciativa de Dios; es don de la caridad de Dios. Él es quien da el “primer paso” y no como

Sá 11 y Do 12

Colecta para el “Seminario Diocesano”

Sá 11 al Sá 18

Visita Pastoral a la Parroquia “San Pío X” (Bella Vista)

Ju 16

Encuentro Pastoral del Presbiterio

__________________________________________

A las 9 hs. en el Seminario Diocesano

6

Memoria de San Luis Orione Calendario propio de la Diócesis

62

Pablo VI, Mensaje para la VII Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones (15 de marzo de 1970). 7 Juan Pablo II, Pastores dabo vobis 38. 8 Cfr. Jeremías 31,3.

7

+ Pbro. Florencio Viladoms Vila q.e.p.d. Después de una penosa y prolongada enfermedad, el Padre Florencio entregó su alma al Señor el día 5 de noviembre del corriente año siendo párroco de “San Cayetano” de Del Viso. Sus restos descansan en el cementerio del Seminario Diocesano “Arcángel San Miguel” de Grand Bourg. Nació el 6 de diciembre de 1939, en Castellbell y Vilar, Cataluña, y después de cursar sus estudios filosóficos y teológicos en el Seminario de su diócesis fue ordenado sacerdote el 22 de septiembre de 1963 en la diócesis de Vic; completó sus estudios en Roma y Buenos Aires, obteniendo la licenciatura en teología y filosofía, además de los títulos de maestro normal y profesor en diversas disciplinas eclesiásticas. En el año 1967 llegó a la Argentina, como misionero de la Obra de Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana (OCSHA), y ejerció su ministerio sacerdotal en la Parroquia “Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro” de Trujui hasta el 24 de marzo de 1976, como Vicario parroquial, fecha en que pasó a desempeñar el mismo cargo en la Parroquia “San Cayetano” de Del Viso. A la muerte del párroco de ésta, Pbro. Luis Calm, el Padre Florencio fue nombrado párroco de esta parroquia, cargo que ejerció hasta el día de su muerte. Durante su permanencia en Argentina tuvo especial empeño en el trato con los niños y jóvenes a través de encuentros, retiros y campamentos. Fue fundador de escuelas parroquiales, capillas e impulsor de la creación del Seminario Menor Diocesano, y durante varios años ocupó el cargo de Rector del Seminario Diocesano Arcángel San Miguel. Toda esta actividad no le quitó tiempo para su vida espiritual y la atención de sus hermanos sacerdotes. Ante la enfermedad que lo llevó a la muerte siempre mostró una gran resignación y entrega a la voluntad del Señor, fue siempre humilde y generoso, dando testimonio de fidelidad a Jesús, Sumo y Eterno Sacerdote y a la Iglesia.

¡Padre Florencio descansa en paz hasta el día glorioso de tu Resurrección! 60

educación y familia. Es conveniente, en este sentido, que el Delegado diocesano de pastoral vocacional mantenga contactos periódicos con las comunidades parroquiales y educativas, y con los movimientos y asociaciones. Un hermoso fruto de este año vocacional podría ser la constitución en nuestras comunidades de un grupo estable de la “Pontificia Obra para las Vocaciones Sacerdotales”, que procure no falte la oración por las vocaciones y la colaboración concreta y eficaz con el Seminario Diocesano “Arcángel San Miguel” que, como especial comunidad educativa que revive la experiencia del grupo de los Doce unidos a Jesús, debe ser apreciado y sostenido por todos, especialmente por los sacerdotes que allí se formaron. La pastoral vocacional siempre propone y nunca impone, respetando plenamente la libertad de la decisión personal. Hoy más que nunca, ha de valerse de la imaginación y la creatividad. Es cierto que, en último término, la vocación es una llamada de Dios. Pero nos corresponde a nosotros facilitar a los posibles llamados, que escuchen y respondan positivamente a esa llamada que cambiará su vida para siempre. Una auténtica “cultura vocacional”, no consiste sólo en informar o hablar sobre la vocación, sino en fomentar actitudes como la entrega de la propia vida, la confianza y la apertura a Dios y a los demás, el dejarse amar, la capacidad de asombrarse, de apreciar la belleza y de vislumbrar la sed de infinito que late en el corazón humano. La vocación es una gracia que llega no sólo a quien escucha el llamado, sino también a aquellos que lo rodean. Por eso debemos preguntarnos: ¿Qué hacemos para favorecerla? ¿Estamos plenamente dispuestos a que uno de los nuestros se ponga al servicio de la Iglesia? ¿Damos en nuestras conversaciones la impresión de una alta estima de la vocación? ¿Somos capaces de desarrollar la intimidad y la confianza de los adolescentes y de los jóvenes hacia el Señor, y el deseo de un servicio cada vez mayor? Nuestras familias, son el “primer seminario”12 y la insustituible reserva de nuevas vocaciones para la Iglesia; quiero ___________________________________________

12

Optatam totius, 2.

9

COMISIÓN PREPARATORIA PARA LA PARTICIPACIÓN DE LOS JÓVENES DE LA DIÓCESIS EN LA JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD 2013 EN RÍO DE JANEIRO (BRASIL) Miembros: Sr. Pbro. Rodrigo Aguilar Bugeau, Sr. Pbro. Jorge Luis Requelme, Sr. Tomás Riccardi, Sr. Francisco Benítez, Srta. Carolina Villa, Srta. Laura Verdi, Sr. Edgardo Abel Jara, Sra. Ángela Claudia Pacheco, Srta. Camila Muñoz, Srta. Fernanda Bustos, Srta. Nancy Córdoba. MOVIMIENTO DE AVENTURAS Por el término de tres años; Asesor Diocesano: Sr. Pbro. Ignacio Ramos Mejía, Vice-asesor: Sr. Diácono Rodrigo Aguilar Bugeau. (26.III.12) VOCALES DE LA JUNTA REGIONAL DE CATÓLICA (JUREC)

EDUCACIÓN

Por el término de tres años; Sra. María Cecilia Viola, Sr. Diego Valentín Romero, Sr. Pablo Alejandro Otero. (13.VI.12) REPRESENTANTE LEGAL Al Sr. Pbro. Ignacio Ramos Mejía, del Jardín de Infantes “Niño Dios”. (12.IV.12) Al Sr. Pbro. Rubén Alberto Cabrera, del Colegio Parroquial “Santa Teresa de Jesús”. (12.IV.12) Al Sr. Pbro. Rubén Alberto Cabrera, del Colegio Parroquial “San Pío X”. (12.IV.12) Al Sr. Pbro. Fernando Gabriel de la Peña, del Instituto “Ntra. Sra. de Fátima”, del Jardín de Infantes “Santa Bernardita”, del Instituto “Ntra. Sra. del Carmen”, del Instituto “San Cayetano”, del Instituto “Santa Bernardita” y del Jardín de Infantes “Blancanieves”. (13.VIII.12)

¿se enamoraría de nuestra vida?”15 Sí, queridos hermanos sacerdotes y consagrados, ésta es una pregunta vital e ineludible: quien nos ve, o está cerca de nosotros, trabaja y reza con nosotros, ¿puede enamorarse de nuestra vida? Cuando los jóvenes ven a sacerdotes aislados, tristes y cansados, piensan: si este es mi futuro, no podré resistir. Es deber de todos crear en nuestra Iglesia diocesana y en nuestro presbiterio una fraterna comunión de vida, que convenza a los jóvenes: “sí, este puede ser un futuro también para mí, así se puede vivir”16. Mostremos sencillamente que ser sacerdotes es para nosotros un inmenso don de Dios; que tener la oportunidad de entregar la vida entera al servicio del Evangelio, es la causa más profunda y verdadera de nuestra alegría. ¡Que ninguna vocación se frustre por nuestra falta de testimonio, acompañamiento y colaboración! A los jóvenes, especialmente a quienes en este tiempo sienten que el Señor Jesús les “está hablando al corazón”17, les propongo tres actitudes vocacionales. La primera de ellas es el “preguntarse”. La vocación se compone de una “sinfonía de preguntas” sobre el sentido de la propia vida y sobre qué dirección dar a la propia existencia: “es posible que en muchos de ustedes se haya despertado tímida o poderosamente una pregunta muy sencilla: ¿Qué quiere Dios de mí? ¿Cuál es su designio sobre mi vida? ¿Me llama Cristo a seguirlo más de cerca? ¿No podría yo gastar mi vida entera en la misión de anunciar al mundo la grandeza de su amor a través del sacerdocio, la vida consagrada o el matrimonio? Si ha surgido esa inquietud, déjense llevar por el Señor y ofrézcanse como voluntarios al servicio de Aquel que «no ha venido a ser servido sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos» (Mc 10,45). La vida de ustedes alcanzará una plenitud insospechada… al amor de Cristo solo se puede responder con _______________________________________

15

Al Sr. Luis Fernando Martínez, del Instituto Superior de Sagradas “San Miguel Arcángel”. (24.X.12)

58

Cs.

Carta de Adviento del Superior Provincial de los Capuchinos de Las Marcas- Italia- citada por el P. Raniero Cantalamessa OFM en su Tercera Meditación de Adviento ante la Curia Romana (16 de diciembre de 2011). 16 Benedicto XVI, Discurso a los sacerdotes de Aosta (25 de julio de 2005). 17 Oseas 2,16.

11

De la Parroquia “San Cayetano” (Del Viso) al Sr. Pbro. Fernando Gabriel de la Peña con motivo de la enfermedad de su actual párroco. (13.VIII.12) VICARIOS PARROQUIALES De la Parroquia “San Miguel Arcángel” (S. Miguel) al Sr. Pbro. Rodrigo Aguilar Bugeau. (12.V.12) De la Parroquia “San Cayetano” (Del Viso) al Sr. Pbro. Hernán Emiliani. (12.V.12) De la Parroquia “Ntra. Sra. del Santo Rosario” (G. Bourg) al Sr. Pbro. Cristian Nazareno Guida. (12.V.12) De la Parroquia “Inmaculado Corazón de María” (Los Polvorines), ad nutum Episcopi, al Sr. Pbro. Roberto Vera. (12.V.12) De la Parroquia “San Cayetano” (Del Viso) al Sr. Pbro. Bruno D´ Amario. (20.XII.12) VICARIO PARROQUIAL A CARGO De la Parroquia “Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María” (B. Vista) al Sr. Pbro. Néstor Ángel Fernández, durante la ausencia de su Párroco. (11.VII.12) CAPELLANES Del Colegio “San José” (Muñiz) al Sr. Pbro. Ignacio Ramos Mejía. (14.III.12) Del Colegio Divina Pastora (S. Miguel) al Sr. Pbro. Luis Alberto Luna. (21.III.12) Externo del Colegio Sagrada Familia (B. Vista), por el término de tres años, al R. P. Fray Guillermo Juárez O.P. (26.III.12) Del Hospital Municipal de San Miguel “Dr. Raúl Larcade” al Sr. Pbro. Hernán Emiliani. (29.X.12) EQUIPO SACERDOTAL ENCARGADO DEL DIACONADO PERMANENTE Por el término de tres años: para la Formación Inicial y Vocacional al Sr. Pbro. Guillermo Francisco Caviglia; Formación Pastoral y Permanente al Sr. Pbro. José Luis Guglielmo; Formación Litúrgica y Canónica al Sr. Pbro. Rodrigo Omar Rivanegra. (10.VIII.12)

a Jesús. Búsquenlo de todo corazón, por medio de la oración fervorosa, en el ofrecimiento de la vida, en un apostolado a la medida de sus fuerzas. ¡Aprendan a amar cada vez más al Señor, aprendan a amar a la Iglesia! Las formidables dimensiones de la evangelización, nos hacen pensar en la exclamación de Cristo: “La cosecha es abundante”21. Son muchos los que esperan quién les anuncie a Jesucristo: “pero ¿cómo podrán oír hablar de Él, dice San Pablo, si no hay quién lo predique?”22. ¡Hay tanto trabajo por hacer todavía en nuestra diócesis! En el campo de la pastoral ordinaria; en distintos ámbitos y espacios de la sociedad y de nuestra cultura que reclaman urgentemente la luz del Evangelio; en aquellos que no han recibo aún el primer anuncio del Evangelio. ¡Cuántas posibilidades nuevas de evangelización se abrirían en nuestro horizonte pastoral si contáramos con más “trabajadores”! No siempre se puede sembrar y cosechar al mismo tiempo. Hoy nos toca esforzarnos en sembrar con esperanza. Otros gozarán, sin duda, al recibir los frutos de la cosecha, según aquello del Evangelio: “uno siembra y otro cosecha”23. Lo único que hace el labrador es depositar en tierra la semilla. Una vez hecho esto, su tarea ha concluido. El crecimiento de la planta ya no depende de él: puede acostarse tranquilo al final de cada día, sabiendo que su semilla se está desarrollando; puede levantarse cada mañana y comprobar que el crecimiento no se detiene. Algo está sucediendo en sus tierras sin que él se lo pueda explicar. No quedará defraudado. A su tiempo llegará la cosecha. Lo realmente importante no lo hace el sembrador. La semilla germina y crece impulsada por una fuerza misteriosa que a él se le escapa. La cosecha va más allá del esfuerzo que puedan hacer los campesinos. Es un regalo de Dios inmensamente superior a todos nuestros afanes y trabajos. _______________________________________

21

Mateo 9,37 Romanos 10,15 23 Juan 4,37 22

56

13

Los docentes galardonados con esta mención en este año 2012 fueron:  Alba Posse, María Susana

Colegio Sagrada Familia

 Avila, Ana

Escuela Ntra. Sra. del Valle

 Battaglia, Liliana

Escuela Ntra. Sra. del Valle

 Costantino, Silvana

Jardín Monseñor Terrero

 Cremona, María Eugenia

Colegio Santa Ethnea

 Cucchetti, María del Carmen

Colegio Jesús María (B.V.)

 Fossati, Ana María

Colegio Monseñor Terrero

 La Porta, Graciela

Escuela Ntra. Sra. del Valle

 Ortelli, Jorgelina

Colegio Sagrada Familia

 Repetto, Ana

Colegio Santa Ethnea

 Rodriguez, Irma

Colegio Sta. Teresa de Jesús

 Segovia, Beatríz

Jardín Blancanieves

 Spagnuolo, Patricia

JUREC San Miguel

 Trevisán, Carina

Jardín Monseñor Terrero

Hagamos lo que el mismo Jesús nos ordenó: roguemos al dueño de los sembrados27. El Buen Pastor nos invita a rezar al Padre celestial. Oremos todos; oremos juntos, como un solo corazón alrededor del altar de la Eucaristía. ¡Solamente la oración puede hacer que la voz de Dios sea escuchada de verdad! Invocamos con confianza e insistencia la ayuda de la Virgen María, para que, con el ejemplo de su acogida al plan divino de la salvación y con su eficaz intercesión, se pueda difundir en el interior de cada comunidad la disponibilidad a decir «sí» al Señor, que llama siempre a nuevos trabajadores para su mies. Los bendigo de corazón.

+ Sergio Alfredo Fenoy Obispo de San Miguel en la Argentina San Miguel, 3 de marzo de 2012

Todos ellos representan un ejemplo y un modelo a seguir para todo docente católico, dentro de su Comunidad Educativa y en la Diócesis.

Instituto Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción Nivel: Jardín – Primaria – Secundaria Rodrigo de Triana 1778 – San Miguel (Bs. As.) Tel: 4455–4077/e-mail: [email protected]

______________________________________

27

54

Cfr. Mateo 9,38

15

COMUNICACIÓN SOBRE LAS REUNIONES DE PRESBITERIO PREVISTAS PARA EL AÑO 2013 San Miguel, 19 de diciembre de 2012 Queridos hermanos:

Sábado 12 (Peregrinación Diocesana al Santuario de Nuestra Señora de Luján)  Celebración de la Santa Misa en la Sede Parroquial. Saludo a los jóvenes de la Parroquia. Domingo 13  Celebración de la Santa Misa en la Sede Parroquial.  Celebración de la Santa Misa en la Capilla de “San Alonso” (B°. Don Alfonso) con Unción de los enfermos.

Después de ponderar la experiencia de estos últimos años, de haber consultado al Consejo Presbiteral y de haber escuchado el parecer de algunos sacerdotes, creo conveniente y oportuno cambiar la frecuencia de nuestras reuniones generales de Presbiterio, que se llevarán a cabo a partir del próximo año 2013, una vez al mes, de marzo a junio y de agosto a noviembre. Además, conservaremos, como hasta ahora, la fraterna costumbre de encontrarnos para un almuerzo el Jueves Santo y cerca de la Navidad del Señor.

Lunes 14  Reunión con el Consejo Pastoral Parroquial. Encuentro con las Hermanas Clarisas.  Encuentro con Directivos y Docentes del Centro Educativo de Nivel Secundario Nº 451 “P. Miguel Uztárroz” y el Centro de Formación Profesional Nº 401 “Ntra. Sra. de Luján”.

Estas reuniones serán una oportunidad para compartir preocupaciones pastorales comunes, evaluar juntos las distintas pastorales diocesanas, recibir información actualizada de actividades ofrecidas a toda la diócesis y momento privilegiado de formación permanente.

Miércoles 16  Visita a la “Casa del Niño” de la Fundación “San José Providente”.  Visita a la Sede del Proyecto ENVIÓN.  Celebración de la Santa Misa con las religiosas residentes en la jurisdicción parroquial, en la Casa “Virgen Niña” de las Hermanas de la Caridad de las Santas Bartolomea Capitanio y Vicenta Gerosa.

Las reuniones ya están fijadas en fechas precisas. Pueden encontrarlas en el Calendario pastoral 2013. Se realizarán en el Seminario diocesano, con la posibilidad de compartir, para aquellos que así lo deseen, el almuerzo junto a los seminaristas. La hora de comienzo será a las 9hs. En la reunión de marzo procuraré adelantarles los distintos temas propuestos para todo el año. Este cambio comporta la supresión de las reuniones mensuales o bimestrales de los distintos decanatos, pues en cada reunión general del Presbiterio se contará con un espacio suficiente de tiempo para que puedan hacerla allí mismo. 52

Martes 15  Reunión con los Catequistas de los distintos centros de la Parroquia en la Capilla “San Francisco Javier”.

Jueves 17  Reunión con la Comunidad de la Capilla “Santos Mártires” y celebración de la Santa Misa. Viernes 8 de junio  Reunión con la Comunidad de la Capilla “San Alonso” y celebración de la Santa Misa concluyendo la Visita Pastoral. Celebración Eucarística en la Sede Parroquial.

17

13. Las vocaciones que florecen en el ámbito del testimonio cristiano de la caridad resultan sólidas y auténticas, seriamente motivadas al servicio. El testimonio de la caridad conoce en la Iglesia una expresión multiforme y sorprendente. Es fundamental que un tal empeño de iniciativas se refuerce por medio de caminos formativos precisos, que alienten a la gratuidad y al servicio del Reino de Dios y que tiendan a la configuración personal y comunitaria con Cristo. Crece la sensibilidad de los jóvenes hacia la condición de los más débiles y de los pobres; muchos se muestran dispuestos a servir y a identificarse con el prójimo en las alegrías y en las fatigas de la vida (n. 16). 14. La pastoral vocacional al ministerio sacerdotal dedica una atención especial a los monaguillos. El servicio al altar a menudo es premisa para otras formas de servicio en la comunidad cristiana. Esta experiencia, sabiamente integrada con la educación a la oración litúrgica, a la escucha de la Palabra y a la vida sacramental, se puede configurar como un verdadero y propio itinerario abierto a la vocación sacerdotal (n. 18). 15. Los retiros y los ejercicios espirituales vocacionales, organizados para los jóvenes, tienen una notable importancia para permitirles que vivan la experiencia del silencio, de la oración prolongada y confrontar sus vidas con la Palabra de Dios. Ellos pueden constituir un momento particular de reflexión sobre el proyecto de vida, como descubrimiento personal de la propia llamada vocacional (n. 18). Quiera el Señor concedernos que de este verdadero “compendio para la promoción de la vocación al sacerdocio ministerial”, surjan iniciativas prácticas en el seno de nuestras parroquias, capillas, colegios, comunidades religiosas y movimientos eclesiales, que prolonguen en el tiempo las gracias que en este Año Vocacional estamos recibiendo, y que expresen con claridad que todos los miembros de la Iglesia tienen la responsabilidad del cuidado de las vocaciones sacerdotales. Consciente de que la primera responsabilidad de la pastoral orientada a las vocaciones sacerdotales es mía (Christus Dominus, n. 15), y que como padre y amigo en mi presbiterio, me

50

Miércoles 1°  Encuentro con la “Liga de Madres”.  Celebración de la Santa Misa. Jueves 2  Encuentro con los responsables de los “Círculos de la Virgen”.  Reunión con el Equipo Parroquial de Pastoral Familiar. Viernes 3  Encuentro con la “Red de Apoyo Escolar”.  Celebración de la Santa Misa. Sábado 4  Encuentro con los Dirigentes Scouts del Grupo “Santísima Trinidad”.  Celebración de la Santa Misa en la Capilla “Stella Maris”.  Reunión con el Grupo Misionero “Santa Rosa de Lima”. Domingo 5  Celebración de la Santa Misa de conclusión de la Visita, en la Capilla “Ntra. Sra. de Fátima”.

PARROQUIA “NUESTRA SEÑORA DE LA MEDALLA MILAGROSA” Adolfo Sourdeaux - 20 al 27 de octubre de 2012 “La Virgen María nos reúne, en nombre del Señor” Sábado 20  Celebración de la Santa Misa y procesión con el Cristo de los Milagros de Lima y N.S. de la Nube. Domingo 21  Celebración de la Santa Misa en la Sede Parroquial.  Celebración de la Santa Misa en la Capilla “N.S. del Camino”. Compartir fraterno con la Comunidad.  Celebración de la Santa Misa en la Capilla “N. S. del Puente”.

19

niños, a los adolescentes y a los jóvenes, mediante una sabia y convincente acción educativa, capaz de hacer surgir la cuestión vocacional (n. 14). 7. Los catequistas y los animadores de la pastoral en las parroquias pueden individuar y ofrecer valiosos nexos entre los temas de la catequesis y la presentación de las vocaciones específicas, sobre todo de la sacerdotal (n. 14). También la catequesis es una vía ordinaria de la promoción de las vocaciones, cuando ayuda a los niños y los jóvenes a valorar la vida como respuesta a la llamada de Dios y los acompaña para acoger en la fe el don de la vocación personal. La catequesis de preparación al Sacramento de la Confirmación es una ocasión para dar a conocer a los confirmandos los dones del Espíritu, los carismas, los ministerios y las diversas llamadas relacionadas con ellos. En cada forma de catequesis no se ha de descuidar la presentación de la vocación sacerdotal (n. 16) 8. A los seminaristas hay que recordarles una consolidada verdad pastoral: «Nadie es más adecuado que los jóvenes para evangelizar a los jóvenes. Los jóvenes estudiantes que se preparan al presbiterado, los jóvenes y las jóvenes en vía de formación religiosa y misionera, a título personal y como comunidad son los primeros e inmediatos apóstoles de la vocación en medio de otros jóvenes»6 (n. 15). 9. Se debe tener en consideración a los grupos eclesiales organizados, a los movimientos y a las asociaciones, en cuanto valiosos lugares pedagógicos de la propuesta de la vocación sacerdotal. _____________________________________________

6

Congregaciones para las Iglesias Orientales, para los Religiosos y los Institutos Seculares, para la Evangelización de los Pueblos, para la Educación Católica (a cura de), Desarrollos del cuidado pastoral de las vocaciones en las Iglesias particulares: experiencias del pasado y programas para el futuro. Documento conclusivo del II Congreso internacional de los obispos y otros responsables de las vocaciones eclesiásticas - Roma, 10-16 de mayo de 1981 (2 de mayo de 1982), n. 41. Original en italiano, la traducción del texto al español pertenece a la redacción.

48

Jueves 29  Celebración de la Santa Misa.  Visita al Colegio “La Providencia”.  Reunión con la Secretaria Parroquial.  Encuentro con los integrantes de “Emaús”. Viernes 30  Celebración de la Santa Misa.  Celebración de Confirmaciones del Colegio “La Providencia”.  Adoración Eucarística con el Grupo de Adoradores. Sábado 1°  Celebración de la Santa Misa  Encuentro con el Equipo Parroquial de Liturgia.  Celebración de las Confirmaciones de niños de la Parroquia.  Celebración de Bautismos.  Celebración de la Santa Misa.  Encuentro con padres del Colegio “La Providencia”. Domingo 2  Participación en la celebración de la Santa Misa (forma extraordinaria del rito romano).  Saludo a los Monaguillos.  Celebración de la Santa Misa.  Encuentro con los Jóvenes de la Parroquia.  Celebración de la Santa Misa. Lunes 3  Celebración de la Santa Misa.  Celebración de la Santa Misa en el Colegio “La Providencia”. Jueves 6  Celebración de la Santa Misa.  Reunión con los Voluntarios de Caritas Parroquial.  Reunión con el Consejo de Asuntos Económicos. Viernes 7  Celebración de la Santa Misa.  Celebración de la Santa Misa en las primeras vísperas de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción. 21

acompaña, interpela y llama a la alianza incluso en los momentos aparentemente menos fecundos y fructuosos. Ella mira «con inmensa simpatía al mundo porque, aunque el mundo se sintiera ajeno al cristianismo, la Iglesia no puede sentirse ajena al mundo, cualquiera que sea la actitud del mundo hacia la Iglesia»2. La Iglesia continúa anunciando todavía hoy la Palabra de Dios y comunica la buena noticia de la salvación con la valentía de la verdad. En particular, mira de proponer a los adolescentes y a los jóvenes la fe que interpela la vida y responde a la sed de felicidad presente en el corazón del hombre. De la respuesta de fe nace el descubrimiento de la vocación, sobre todo cuando se vive en el interior de comunidades cristianas, que viven la belleza del Evangelio. Es bueno proponer abiertamente la vida sacerdotal a los adolescentes y a los jóvenes (n. 12). 3. La gracia de la llamada encuentra un terreno fecundo en una Iglesia que, a través de sus comunidades y de todos los fieles, crea las condiciones para dar respuestas vocacionales libres y generosas (n. 14). En las comunidades eclesiales es necesario alentar un verdadero y propio movimiento de oración para pedirle al Señor vocaciones. Es necesario apoyar e incrementar iniciativas que revelan una comunidad concorde en la oración por las vocaciones (n. 17). Las diversas iniciativas de oración, entre las que sobresale la Adoración Eucarística, preparadas y realizadas de manera significativa y con profundo sentido litúrgico, pueden poner en resalto la importancia extraordinaria de la vocación sacerdotal (n. 16). El jueves vocacional constituye un momento tradicional de oración comunitaria mensual por los sacerdotes y por las vocaciones sacerdotales, centrado en la Adoración Eucarística. ____________________________________________

2

Pablo VI, En Belén: invitación a la fraternidad, unión y paz (6 de enero de 1964): AAS 56 (1964) 177; L’Osservatore Romano, Año CIV – n. 5 (7-8 de enero de 1964), 2. Original en francés, la traducción del texto al español pertenece a la redacción.

46

DECRETO AÑO VOCACIONAL DIOCESANO Prot. 20/12 VISTO Que la disminución general de las vocaciones es un problema de toda la comunidad cristiana que, viva y operante en las parroquias, capillas y en las diversas instituciones y movimientos, está obligada a cumplir con el deber de promoverlas, principalmente con una vida totalmente fiel al Evangelio; Que es deber de todo el pueblo cristiano colaborar de diversas maneras, con la plegaria insistente y también con los otros medios disponibles, para que la Iglesia disponga siempre de los sacerdotes de que tiene necesidad para cumplir su propia misión divina; Que nadie puede permanecer indiferente o insensible hacia este deber esencial de todos y cada uno de los miembros del pueblo de Dios. CONSIDERANDO Que es pastoralmente oportuno que, como comunidad diocesana, contemos con un tiempo prolongado para reflexionar no sólo sobre la grandeza de la vocación, sino sobre el deber que todos tenemos de favorecer su aumento en todas las formas posibles; Que, por consiguiente, es todo el pueblo cristiano el que debe preparar, en sus familias, el buen terreno donde la semilla pueda germinar y fructificar; el que debe manifestar su deseo y su estima del sacerdote, del religioso y la religiosa, creando de este modo el clima favorable para que los jóvenes se abran a las cosas de Dios; el que debe pedir a Dios humildemente lo que sólo Dios puede dar, suplicando, que mande trabajadores a su mies (cfr. Mt 9,38). 23

Nada mejor que debilitar desde dentro oponiendo a los adversarios, ablandando los espíritus con la mutua desconfianza, desfigurando las instituciones con la ironía y la descalificación. Mientras nos “mordemos” y “devoramos” entre nosotros somos presa fácil de aves rapaces que buscan repartirse lo que nos pertenece. El diálogo entre todos los sectores de la Patria siempre será un desafío apasionante para no disociarnos en nuestros egoísmos y crear profundos vínculos comunes. Hoy nos toca a nosotros superar divisiones y desencuentros. Nuestro pueblo merece que no se antepongan los intereses personales o sectoriales y se piense en el bien del país. Es el momento de aunar fuerzas. Dondequiera que estemos podemos hacer algo para generar mayor comunión. Hay que cambiar el método de la política con la “sabiduría del diálogo”. Esto no es posible sin grandeza de alma. Un camino seguro para conseguirla será el dejarnos conducir por el Espíritu de Dios que es capaz de transformar la división en comunión. Así cada uno podrá llevar “su propia carga” ofreciendo a los demás frutos de “amor, alegría, paz y tolerancia”.

+ Sergio Alfredo Fenoy Obispo de San Miguel en la Argentina Parroquia “Inmaculado Corazón de María” Los Polvorines - 9 de julio de 2012

44

al instituir para toda la Iglesia la “Jornada mundial de oración por las vocaciones”, y que acompaña este documento. Comuníquese a quien corresponda, publíquese en el Boletín Diocesano, regístrese y archívese. DADAS, en la Sede de la Curia Diocesana de San Miguel en la Argentina, a los tres días del mes de marzo del año del Señor, de dos mil doce. +SERGIO ALFREDO FENOY Obispo de San Miguel en la Argentina Por mandato de Excelencia Rvdma. CRISTÓBAL C. COLACILLI, Pbro. Canciller

Oración de Pablo VI por las vocaciones ¡Oh Jesús!, divino pastor de las almas, que llamaste a los apóstoles para hacerlos pescadores de hombres: atrae hacia ti las almas ardientes y generosas de los jóvenes para hacerlos tus seguidores y ministros. Hazlos partícipes de tu sed de redención universal, por la cual renuevas tu sacrificio sobre tus altares. Descúbreles el horizonte del mundo entero donde la silenciosa súplica de tantos hermanos pide la luz de la verdad y el calor del amor, para que respondiendo a tu llamado prolonguen aquí en la tierra tu misión, edifiquen tu Cuerpo Místico, la Iglesia, y sean sal de la tierra y luz del mundo. Extiende, Señor, tu llamado a muchas almas generosas e infúndeles el ansia de la perfección evangélica y de la entrega al servicio de la Iglesia y de los hermanos necesitados de asistencia y caridad. Amén.

25

La descendencia de Caín muestra la ambivalencia de la vida humana: por un lado la capacidad de asociarse, inventar, producir, transformar; por otro la tendencia a excluir, someter, a crear continuamente el enemigo. La ruptura con Dios y el volver la espalda al otro envilece al hombre y convierte a la libertad en un “pretexto” para satisfacer arbitrariamente las propias ambiciones en provecho del bien particular. Todos estamos llamados a vivir la fraternidad porque fuimos creados libres para entrar en comunión. Empeñarse en el compromiso político es un acto de fraternidad, con el cual se quiere dar respuesta a una necesidad social, a un problema de la ciudad, a los sufrimientos del pueblo, a las exigencias del tiempo. Quien es creyente advierte que es Dios mismo quien lo llama a través de las circunstancias; el no creyente, en cambio, responde a una exigencia humana que encuentra resonancias en su conciencia: pero ambos deberían hacerlo con espíritu de fraternidad. La política si es fraterna desde su raíz, comprende que también el otro, aquél que a veces es llamado adversario político, pudo haber hecho su propia elección con la misma intención fraterna. Y esto exige que el político que vive en esta dimensión fraterna desee fervientemente que también su adversario pueda realizar el designio bueno del cual es portador porque es parte integrante del bien común que solamente juntos pueden construir. También los que han hecho una opción política diferente son parte –a su manera– del mismo proyecto, incluso presentándose como adversarios. La fraternidad permite reconocer su función, respetándola, ayudándoles –a través de una crítica constructiva– a ser fieles a ella. Esta es la característica de la vida ciudadana: la constante relación con el otro, el reconocer que es distinto de mí, pero, al mismo tiempo, la convicción de pertenecer, juntos, a la ciudad, a la provincia, a la Nación.

42

por la misericordia de Dios, aplicable en sufragio de las almas de los fieles difuntos, aquellos fieles verdaderamente arrepentidos, que se hayan confesado debidamente, que hayan comulgado sacramentalmente y que oren según las intenciones del Sumo Pontífice: a) cada vez que visiten la Iglesia Catedral y allí participen en alguna celebración sagrada o, al menos, se detengan en un tiempo de recogimiento agradeciendo este tiempo de gracia espiritual que el Señor nos ofrece para rememorar el don precioso de la fe, concluyendo con el rezo del Padre Nuestro, la Profesión de Fe en cualquier forma legítima, las invocaciones a la Santísima Virgen María y la oración a San Miguel Arcángel; b)

cada vez que participen en la Celebración Eucarística o en la Liturgia de las Horas, añadiendo la Profesión de Fe en cualquier forma legítima, en todas las parroquias y capillas de la Diócesis, en los siguientes días: en las solemnidades y fiestas del Señor, en las solemnidades, fiestas y memorias de la Santísima Virgen María, en las fiestas de los Santos Apóstoles, en la Cátedra de San Pedro y durante la novena o el triduo de la fiesta patronal de cada parroquia o capilla de su jurisdicción y en la celebración principal de la fiesta patronal de cada parroquia o capilla, y en la Solemnidad del Arcángel San Miguel.

Creo conveniente recordar cuanto dice el Decreto de la Penitenciaría Apostólica sobre los fieles que, verdaderamente arrepentidos, no puedan participar en las solemnes celebraciones por graves motivos como, por ejemplo los ancianos y los enfermos. Estos podrán lucrar la Indulgencia Plenaria, con las mismas condiciones, si se unen espiritualmente a alguna de las celebraciones indulgenciadas y recitan en su propia casa, o allí donde el impedimento les retiene, el Padrenuestro, la Profesión de Fe en cualquier forma legítima, y otras oraciones conforme a las finalidades del Año de la Fe, ofreciendo sus sufrimientos o los malestares de la propia vida.

27

nuestra vida sea santa y testimonial, como Cristo pidió al Padre en su última Pascua.

MENSAJE DE PASCUA 2012 He resucitado y ahora estoy siempre contigo…

Les agradezco su presencia y pido a Dios que los bendiga siempre. Queridos amigos,

+ Sergio Alfredo Fenoy Obispo de San Miguel en la Argentina Jueves Santo, 5 de abril de 2012

la Buena Noticia que cada año nos vuelve a traer la Pascua es muy sencilla y hermosa: la muerte no ha podido con Jesús; el Crucificado está vivo; ¡Dios lo ha resucitado! Él ha intervenido para arrancar a Jesús del poder de la muerte. Dios ha bajado hasta el país de la muerte, donde todo es oscuridad, silencio y soledad. Ha despertado a Jesús, lo ha puesto “de pie” y lo “ha levantado” a la vida. La mano del Padre lo ha sostenido incluso en la noche de la muerte. El encuentro con Jesús resucitado es un regalo. Es Él quien toma la iniciativa. Los relatos del Evangelio nos dicen que sus discípulos se ven sorprendidos cuando Jesús se deja ver de ellos y se les impone lleno de vida, obligándolos a salir de su desconcierto e incredulidad. Él se hace presente en sus vidas, desbordando todas sus expectativas. El encuentro con Jesús resucitado es una experiencia de perdón. Es pacificadora. De los labios de Jesús brota un saludo significativo: “La paz con ustedes”. El Resucitado regala la paz y la bendición de Dios. La misma paz que infundía a los enfermos y pecadores cuando caminaba por Galilea. El encuentro con Jesús resucitado transforma de raíz a sus discípulos. Les ofrece de nuevo su confianza. Con Él todo es posible. Es tan grande su alegría que no se lo pueden creer. Jesús les infunde su aliento y los libera de la tristeza, la cobardía y los miedos. Empiezan una vida nueva. El encuentro con Jesús resucitado es algo que está pidiendo ser comunicado y contagiado a otros. Encontrarse con él es sentirse llamado a anunciar la Buena Noticia a todos. Jesús, lleno de vida sigue acompañando a los suyos. ¡Jesús vive y está con nosotros! Desde nuestro Bautismo vivimos con Él. Nuestra vida le pertenece. Nuestra vida está en sus manos. Ya nunca nos abandonará. Nunca nos dejará caer de sus

40

29

bien nos hace, por ejemplo, un elogio sereno cuando sentimos el peso aplastante de nuestra propia miseria, o el aparente vacío de nuestra vida o la dolorosa impresión de nuestro fracaso sacerdotal! La amistad sacerdotal no es una simple camaradería o un genérico compañerismo. Tiene una dimensión más honda y más extensa. Comprende lo humano pero hunde sus raíces en la caridad teologal. No es esencialmente para enriquecernos sino para enriquecer a los demás. Supone sensibilidad despierta a los problemas de los demás, desinterés y entrega; olvido de sí mismo y generosa donación al otro para desearle y procurarle el bien específico suyo. En el sacerdote es el bien de su propio sacerdocio: su santidad personal y la fecundidad de su ministerio. Amar a un sacerdote es desearle y procurarle la santidad. No es amistad la que se desentiende del bien sobrenatural del amigo. Una palabra, un consejo, una visita, pueden salvar a un sacerdote y abrirle un horizonte de generosidad. Decía el Cardenal Pironio: “Hay veces en que nos hace falta esperar con la esperanza de los amigos. Cuando el cansancio o el desaliento nos hacen desfallecer –como Elías en el desierto- siempre hay alguien que nos grita en el nombre del Señor: Levántate y come que aún te queda un largo camino (1 Re 19, 7). La contemplación es esa capacidad para descubrir enseguida la presencia del Señor en los amigos como instrumentos de Dios. Como los cansados discípulos de Emaús lo reconocieron en la fracción del pan (Lc 24, 35)”4. Debemos aprender a sacrificar muchas cosas que consideramos importantes ante una exigencia de la amistad sacerdotal. A veces, es necesario dejarlo todo –aún lo más aparentemente urgente de nuestro ministerio– para atender una grave necesidad del hermano. La amistad sacerdotal sabe elogiar sin adular; corregir sin hundir y educar sin violentar, porque ayuda a que cada uno sea cada uno y realice plenamente su personalidad sacerdotal, que será la personalidad de Cristo encarnada en su temperamento y formas humanas de convivir5. ______________________________________________

4

E. Pironio, Meditación para tiempos difíciles (1976) 5 Los párrafos que anteceden fueron tomados de “Soledad y amistad sacerdotal” del Cardenal Eduardo Pironio en “Notas de Pastoral Jocista” (1956)

38

MENSAJE DE NAVIDAD 2012 “Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros” (Jn. 1, 14) Queridos hermanos, La celebración de la Navidad de este año será muy especial. Viene cargada de gracias y bendiciones porque nos encontramos en el Año de la fe. Un año para redescubrir la alegría de creer. Y para volver a encontrar la fuerza y el entusiasmo para comunicar a otros el tesoro de nuestra fe. Los que viven con sencillez y tienen el corazón humilde descubren más fácilmente el misterio de la Navidad. Los que esperan y confían en los otros, los que no se apoyan en sus propias fuerzas ni en sus méritos, escuchan con mayor claridad el mensaje que es la síntesis de todo lo que al hombre le importa saber: “Les ha nacido un Salvador” (Lc 2, 11). Esta es la gran noticia que el cielo regala a la tierra: este Salvador es el Mesías, el Señor. Salvador de todos. También el mío. El Niño que encontramos en el pesebre es verdaderamente el Hijo de Dios. En Jesucristo, Dios mismo, Dios de Dios, se hace hombre. Sólo Dios que es tan grande puede hacerse tan pequeño. Sólo Él es tan poderoso que puede hacerse inerme y venir a mi encuentro como un niño indefenso para que yo pueda amarlo. Sólo Dios es tan bueno que puede renunciar a su esplendor divino y descender a un establo para que yo pueda encontrarlo. Esto es la Navidad. Dios se ha hecho uno de nosotros. La Palabra eterna se ha hecho pequeña, tan pequeña como para estar en un pesebre. Dios se ha hecho niño para que la Palabra esté a nuestro alcance. Dios ya no está lejos. No es desconocido. No es inaccesible a nuestro corazón. En Belén el cielo y la tierra se tocan. El cielo vino a la tierra. Por eso, de allí se difunde la gran luz que el mundo espera; por eso, de allí brota la alegría y nace el canto. La luz de Belén nunca se ha apagado a lo largo de la historia. Donde ha brotado la fe en el Niño Jesús, ha florecido

31

testimonio que dicha fraternidad puede brindar a la comunidad cristiana, aunque uno de los mejores servicios del presbítero a su comunidad consiste precisamente en reforzar y restañar los vínculos de mutua aceptación y colaboración entre las personas y los grupos que forman su comunidad. Hacerse presbítero significa «colegiarse» en el «orden presbiteral». El lazo de fraternidad entre todos los presbíteros es algo más sólido que el que nace del derecho o de la tarea común. Nuestra fraternidad es fruto inmediato del sacramento del Orden que hemos recibido. La gracia de este sacramento nos capacita para ser hermanos y postula de nosotros un comportamiento fraternal. La fraternidad del bautismo se hace así más densa y es más fuerte que los vínculos de parentesco, de amistad o de afiliación voluntaria. Así como en cada Eucaristía no se repite el acontecimiento de la Muerte y Resurrección de Cristo sino que aquel acontecimiento único e irrepetible se actualiza y se hace presente en cada lugar y en cada momento, de modo semejante el único sacramento del Orden se actualiza, en grado diverso, en todos y cada uno de nosotros. Único sacramento para una única misión: la que Cristo encomendó a los Apóstoles. Nuestro lenguaje refleja a veces, con tristeza, el que Obispos y Presbíteros nos veamos primeramente como “un problema” los unos para los otros. Hay dificultades que son casi naturales. Siempre habrá tensiones entre el Obispo y los Presbíteros o entre éstos, como las hay en una familia entre el padre y los hijos o entre los hermanos. Provienen de las propias limitaciones, temperamento, pecados, prejuicios. De unos y de otros. A veces Obispos y Presbíteros miramos los tres Órdenes sagrados no como círculos concéntricos de un mismo don divino, sino como poderes antagónicos. Así, puede ocurrir que un Presbítero, subraye tanto su configuración con Cristo sacerdote que llegue a creer que él solo se basta; o que busca plasmar su propio paradigma sacerdotal al margen del resto de los Presbíteros y del Obispo; o sólo desea realizarlo con los de su generación o con los que se siente a gusto. Por otra parte, el Obispo puede subrayar tanto la plenitud del sacerdocio que posee, que mire a los Presbíteros como agentes pastorales especializados, necesarios sólo en un sentido utilitario para ocupar vacantes, pero no para tenerlos como hermanos y 36

HOMILÍA DE LA MISA CRISMAL 2012 “Ustedes no están solos en los contratiempos, como tampoco lo están en los logros evangelizadores. Todos estamos unidos en los padecimientos y en la consolación”1 Queridos hermanos: Jesús ha buscado frecuentemente el encuentro a solas con sus discípulos, para hablarles al corazón (cf. Os 2, 14), para favorecer la comunión entre ellos y evaluar la misión encomendada. En este especial encuentro de los sacerdotes con el Obispo que es la Misa Crismal, quisiera poder hacer lo mismo con ustedes. Hablarles con confianza de lo que hemos vivido en estos últimos tiempos, tocar el corazón, encender la fraternidad, animarlos a una entrega más generosa. Y, con ustedes, volver a asombrarme ante el misterio que da sentido a nuestra existencia: ¡Jesucristo quiere ejercer su sacerdocio por medio de nosotros! El núcleo de nuestro sacerdocio es ser sus amigos. Y la amistad con Jesús siempre es amistad con los suyos. Sólo podemos ser amigos de Jesús en la comunión con el Cristo entero, con la cabeza y el cuerpo, con la Iglesia. Si, como discípulos de Jesús, somos reconocidos por el modo en que nos amamos los unos a los otros, como Él nos amó (Jn 13, 34), los hombres y mujeres de nuestro tiempo se sentirán convocados a recorrer la hermosa aventura de la fe. Sólo creerán si nuestro amor mutuo y efectivo, los provoca a salir del individualismo y del aislamiento en el que viven, y les ofrece algo mejor: una familia, la oportunidad de la comunión en el amor, la pertenencia a la Iglesia como la quiere Jesús y por la cual entregó su sangre y su vida. La comunión es la puerta que lleva a la fe: si nos amamos, el mundo creerá (cf. Jn 17, 21). Por eso, la Iglesia “atrae” cuando vive en comunión. Nuestro sacerdocio nace de la profundidad del inefable misterio del amor del Padre, de la gracia de Jesucristo y del don de la unidad del Espíritu Santo. Nuestra identidad es esencialmente _____________________________________________

1

Benedicto XVI, Celebración de las Vísperas con los obispos de México en la Catedral de la Madre Santísima de la Luz (25 de marzo de 2012).

33

relacional. No podemos definir adecuadamente la vocación y misión del sacerdote, si no es bajo un multiforme y rico conjunto de relaciones, que se entrelazan y esclarecen mutuamente y que brotan de la Santísima Trinidad y se prolongan en la comunión de la Iglesia: la relación, originaria y fundante, con Cristo; la relación con la Iglesia particular, con su Obispo y su presbiterio, con la comunidad concreta que le ha sido confiada, con el laicado y la vida religiosa y la relación con la sociedad en la que vive. Cada una de estas relaciones supone el desarrollo de actitudes y actividades específicas; reclama la necesidad de crecer en una serie de virtudes “relacionales”, que parecen ser el corazón de la ascesis propia del presbítero: la oración confiada y diaria; la obediencia, cargada de una profunda dimensión comunitaria, pues no se trata de alguien que se relaciona individualmente con la autoridad, sino con quien está inserto en la unidad del presbiterio2, y requiere visión de conjunto, solidaridad, sentido de cuerpo y, sobre todo, serena conciencia de no tener que afrontar en la soledad del superhéroe y en la angustia perfeccionista, las necesidades de nuestro pueblo y sus exigencias pastorales; el cultivo de la fraternidad y amistad, fruto del paso de la competencia a la colaboración, del aislamiento a la integración; la capacidad de convivir y de trabajar juntos; la habilidad para manejar conflictos, en el respeto por la posición de cada uno pero buscando la comunión; el liderazgo que no se centre en la propia persona sino en el seguimiento de Cristo; la capacidad de promoción, animación y coordinación; la cordialidad y la empatía. Jesús, al elegir a sus futuros apóstoles, no se propuso sólo contar con doce personas que colaborasen con él a título individual. No pensó simplemente en doce individualidades que estuviesen relacionadas directamente con Él, pero sin mayor relación entre ellos. Su propósito fue más ambicioso. Quiso formar una hermandad compuesta por Doce hermanos, a la manera de los Doce patriarcas del antiguo Israel, a los cuales encomendaría después el cuidado del Nuevo Israel de Dios, que es la Iglesia.

No obstante esto, el fuerte deseo de la comunión apostólica propuesto por Jesús no es una quimera, una ficción irrealizable, sino un ideal, que existe en su Corazón y hacia el que se puede caminar paso tras paso, aunque en esta tierra nunca sea plenamente alcanzable, porque conseguirlo sería ya entrar en el Cielo. El ideal de Presbiterio, tal como brota del modelo de los Doce y de las enseñanzas del Concilio Vaticano II, vivido en comunión fraterna con los hermanos y con el Obispo, aún aguarda ser asumido más profundamente por todos nosotros. La comunión presbiteral, enmarcada en el sano realismo del Evangelio, es un tesoro todavía a descubrir por nosotros. Y no solamente hoy, sino todos los días de nuestra vida: con estos hermanos Presbíteros, y con otros; con este Obispo, y con el que le suceda. La íntima fraternidad que nos une, se distancia, como la realidad de su máscara, de la mera tolerancia mutua. No es educada negociación para coexistir, o un pacto de no agresión, o una suerte de distribución de tareas para que todos hagan lo que les parezca sin molestarse. La comunión entre los presbíteros no es el de una “casta”, donde unos se juntan para defenderse de otros o para dominarlos, y sólo piensan en el interés sectorial. El motivo fundamental de nuestra fraternidad no es la mayor eficiencia apostólica. Ni la justifica plenamente el ________________________

_____________________________________________

2

Pero la respuesta de los Apóstoles a este ideal de comunión no fue fácil. Cada uno tenía su subjetividad, su propia comprensión de Jesús, sus limitaciones, sus propias búsquedas. La intimidad de trato con Jesús no los capacitó automáticamente para entender su proyecto evangelizador, que pasaba por la Cruz. Tampoco los eximió de celos para con otros que servían a Jesús, pero que no pertenecían al propio círculo. Entre ellos mismos existieron pujas y rivalidades por la primacía. Uno de ellos entregará a Jesús. Y la noche de la última comida será también la de la postrera discusión por saber quién es el más grande3.

Cf. PDV 28 d

3

34

Cf. Lucas 22, 24-27

35

también el amor, la bondad hacia los demás, la atención solícita a los débiles y los que sufren, la gracia del perdón y de la reconciliación. Queridos amigos, en esta Navidad de la fe, acerquémonos al pesebre, en la Noche Santa, con la humildad de los pastores. Dejemos que el resplandor interior que nace del Niño, llegue también a nosotros. Que se encienda en nuestro corazón la llamita de la bondad de Dios. No permitamos que esta llama luminosa, encendida en la fe, se apague por las corrientes frías y los vientos helados de la indiferencia, de la superficialidad, de la incredulidad. Custodiémosla fielmente y ofrezcámosla a los demás. Abramos nuestro corazón a la esperanza, para que pueda entrar en él la luz de Dios y, con ella, su paz. Abramos nuestro tiempo a Dios. Así nacerá la alegría y surgirá la fiesta. Y se hará más luminoso el mundo. ¡Feliz Navidad para todos!

+ Sergio Alfredo Fenoy Obispo de San Miguel en la Argentina Navidad de 2012

COLEGIO PARROQUIAL DE LOS POLVORINES “El Colegio Parroquial de Los Polvorines es un lugar de Evangelización de auténtico apostolado, dirigido a formar la personalidad cristiana , basándose en un Proyecto Educativo en el que se funde, Fe, Cultura y Vida, dirigido a la promoción total de la persona.”

NIVEL INICIAL “Corazón de María”

NIVEL PRIMARIA SECUNDARIA “ Ntra. Sra. del Rosario”

Administración

Suiza 2710 Los Polvorines. Malvinas Argentinas Teléfono: 4663 – 1740 E-mail: [email protected]

32

amigos, para vivir y actuar junto con ellos. Puede suceder también que ciertas desigualdades sean leídas como preferencias y algunos se sientan “presbíteros de segunda” frente a los “de primera”. La fraternidad sacerdotal no se consigue sin una ardua conversión, que nos permite salir de nuestros condicionamientos y tomar conciencia de nuestros límites, de forma que la vida de la gracia, creciendo extensivamente, desarrolle todo su potencial de fraternidad y comunión sincera, profundamente asumida y querida, cimentada en la verdad y en el reconocimiento de la realidad de las diferencias. Así es mucho más sencillo encarnar distintas maneras de fraternidad sacramental, como son: el practicar la hospitalidad, recibiendo al hermano sacerdote en nuestra casa, tratándolo familiarmente, y visitándolo en la suya; el favorecer los encuentros periódicos, formales o espontáneos, para orar juntos, actualizar la formación teológica y apostólica, propiciar el esparcimiento y el ocio compartidos; y la cooperación en la acción pastoral, primer e indispensable elemento de la evangelización, comunicándonos, incluso, los bienes materiales, ya que una fraternidad que no pasa de algún modo por el bolsillo se descalifica en buena parte a sí misma. Guardo la esperanza, también, de ver algún día concretada, entre nosotros, cierta forma de vida común, como signo y prolongación del estilo de vida de los Apóstoles. Los animo a considerar esta posibilidad y les aseguro todo mi apoyo para llevarla adelante. La soledad que produce el vivir solos, en la que a veces nos encontramos como sacerdotes, puede convertirse en oportunidad de un enriquecimiento interior fecundo pero también en un doloroso encuentro con la amargura personal o con la superficialidad del ambiente. Las faltas más graves contra la caridad sacerdotal no son precisamente las de crítica o la calumnia, sino las de omisión. Los pecados de ausencia o de indiferencia, expresados en sutiles formas de egoísmo sacerdotal: no alabar nunca al hermano que triunfa, alegrarnos del hermano que fracasa, despreocuparnos del hermano que cae. A todos nos hace falta una palabra que nos levante. ¡Qué 37

manos. Ellas nos sostendrán a lo largo de la vida. Son manos buenas que animan, acarician, apoyan. Sus manos son el mejor lugar donde vivir. El mejor lugar para morir. En la oscuridad impenetrable de la muerte, Jesús entró como luz. Desde ese bendito momento, donde nadie ya puede acompañarnos, y donde no podemos llevar nada, allí nos espera Él, para transformar nuestra última noche en el más luminoso de los días. Las puertas de la muerte están cerradas y nadie puede atravesarlas. Pero Jesús tiene sus llaves: su Amor tiene la fuerza para abrir esas puertas. ¡Su Amor es más fuerte que la muerte! ¡Es más fuerte que el mal! ¡Jesús quédate con nosotros en nuestras noches más oscuras! Tómanos de la mano y haznos salir. ¡Ayúdanos a bajar contigo a la oscuridad de tantos que esperan una mano amiga que los lleve a la luz! ¡Feliz Pascua para todos!

+ Sergio Alfredo Fenoy Obispo de San Miguel en la Argentina Pascua del Señor 2012

Queridos sacerdotes: en la comunión apostólica que estamos celebrando en torno a la mesa del Señor, pongamos nuestra mirada en los hermanos más pequeños: en los que comienzan el ministerio; en los que están enfermos; en los que se sienten afligidos; en los que están sobrecargados de trabajo; en los que sufren particularmente la soledad; en los ancianos; en los que encuentran dificultades en el ministerio; en los que incluso han fallado y se encuentran hundidos. La comunión en nuestro presbiterio es, antes que nada, un don de Dios, un nuevo modo de ser que viene de lo alto. Y, como don, debemos agradecerlo si está o pedirlo humildemente si falta. Es la participación que Dios nos ofrece de su misma comunión trinitaria; es la gracia que une en Jesús a los llamados a “estar con él” (Mc 3, 14). No es algo cerrado en sí mismo, sino que se encuentra, como todo lo que se refiere a nuestro ministerio, al servicio de la Iglesia y de la entera humanidad. En medio de un mundo disgregado y lacerado por tantos desencuentros, se transforma en valiente profecía de una sociedad distinta. Al renovar ahora los compromisos sacerdotales de fidelidad a la gracia y a la misión que Cristo nos encomendó, tengamos presente su mandamiento que esta noche se hace testamento: “Ustedes deben amarse de la misma manera que yo los amo” (Jn 13, 34) y única contraseña válida: “Si se aman de verdad, entonces todos sabrán que son mis seguidores” (Jn 13, 35). Queridos fieles que nos acompañan, como bautizados, ustedes son portadores de dones que deben desarrollar en unidad y complementariedad con los de los otros, a fin de formar el único Cuerpo de Cristo, entregado para la vida del mundo. Les deseo que en cada comunidad a la que pertenecen puedan descubrir e integrar los talentos escondidos y silenciosos que el Espíritu les regala. Rueguen junto a nosotros en esta Eucaristía para que el dueño de los sembrados, despierte en nuestra Diócesis vocaciones suficientes para la evangelización de esta querida Iglesia particular de San Miguel, y que done con largueza su Espíritu a todos los que estamos en esta tarea, a fin de que

30

39

Confío en que, en este tiempo de gracia espiritual que el Señor nos ofrece, y gracias a las disposiciones que la Indulgencia plenaria suscitará en el corazón de nuestros fieles, crecerá en ellos el deseo de una sincera conversión y de una auténtica santidad, actitudes indispensables para transmitir con eficacia a las futuras generaciones el don precioso de la fe. Comuníquese a quien corresponda, publíquese en el Boletín Diocesano, regístrese y archívese. DADAS, en la Sede de la Curia Diocesana de San Miguel en la Argentina, 1º de noviembre del año del Señor, de dos mil doce, Solemnidad de todos los Santos. +SERGIO ALFREDO FENOY Obispo de San Miguel en la Argentina Por mandato de Excelencia Rvdma. JORGE LUIS REQUELME, Pbro. Vice-Canciller

HOMILIA EN LA CELEBRACIÓN DE ACCIÓN DE GRACIAS POR UN NUEVO ANIVERSARIO DE LA DECLARACIÓN DE LA INDEPENDENCIA DE NUESTRA PATRIA El ideal de emancipación que alentó el comienzo de nuestra historia encuentra su fuente en el espíritu cristiano, casi como un eco de la Palabra de Dios que acabamos de escuchar: (ustedes) “han sido llamados para vivir en libertad”. Dios no hace Alianza con esclavos. Por eso, entrar en comunión con Él implica abandonar el temor del siervo para disfrutar la libertad propia del hijo. Así como la esclavitud genera relaciones de dependencia entre los semejantes, la libertad nos permite entablar vínculos de fraternidad, haciéndonos “servidores los unos de los otros”. Para el hombre libre existir es convivir porque puede comunicar su riqueza personal en la donación de sí y de sus bienes y puede colmar su indigencia recibiendo de los otros y de sus dones. No se puede vivir con dignidad sin libertad. Por eso lo que ofende a una hiere a la otra. Es indigno quien permite ser sometido tanto como el que somete, quien se desentiende de los demás como el que ve en el otro al potencial enemigo.

Colegio Parroquial Santa María del Trujui (Escuela Reconocida)

Nivel Inicial – Primaria – Secundaria Pinzón e Isabel La Católica Trujui (1663) San Miguel - Buenos Aires – Argentina Tel/Fax: (54 11) 4455-5852 www.colegiotrujui.esc.edu.ar

28

En cierta medida, la fraternidad es más difícil que la amistad. Uno elige a sus amigos por afinidades; los hermanos están vinculados por el origen y la pertenencia común, aún siendo muy distintos entre ellos. Desde siempre, ser hermanos no es fácil. La Biblia nos habla del primer caso de fraternidad: Caín y Abel. En estos dos primeros hermanos, como muchas otras veces a lo largo de la historia, los intereses entran en conflicto hasta excluirse mutuamente. Es lo que hace Caín al asesinar a su hermano. Negando ser su custodio, Caín subraya, traicionándola, la esencia de la fraternidad, que consiste en ser responsables el uno del otro.

41

INDULGENCIAS ESTABLECIDAS PARA LA DIÓCESIS DE SAN MIGUEL EN EL “AÑO DE LA FE” Prot. 163/12

VISTO, Que en el día del 50º Aniversario de la solemne apertura del Concilio Ecuménico Vaticano II, el Sumo Pontífice Benedicto XVI ha establecido el inicio de un Año particularmente dedicado al redescubrimiento y profesión de la verdadera Fe; Que este Año de la Fe concluirá el 24 de noviembre de 2013; CONSIDERANDO, Que se ha querido enriquecer el Año de la Fe con el don de indulgencias especiales, de acuerdo con lo que se especifica en el Decreto de la Penitenciaría Apostólica, del día 14 de septiembre del presente año; Que uno de los objetivos de este sagrado tiempo, es la pía meditación de los Actos del Concilio y de los Artículos del Catecismo de la Iglesia Católica, publicado por el beato Juan Pablo II, a los treinta años del inicio del Concilio, con la intención precisa de lograr de los fieles una mayor adhesión a ello y difundir su conocimiento y aplicaciones; Que, además de lo ya indicado en el citado Decreto de la Penitenciaría Apostólica, el Ordinario del Lugar debe establecer lugares y días en que pueda obtenerse con fruto el don de la Indulgencia plenaria, POR LAS PRESENTES LETRAS

ESTABLEZCO que, durante el Año de la fe, podrán lucrar la Indulgencia Plenaria de la pena temporal por los propios pecados impartida

26

Así la fraternidad convierte a la política en la capacidad de saber escuchar a todos, aceptando las diferencias y el carácter específico del otro, sin renunciar a lo que sabe que es verdadero y justo, no buscando generar tensiones inútiles sino respetando la convivencia. El genuino compromiso político no ambiciona la “vanagloria”: no se debería entrar en política para competir y ganar, para acumular poder a cualquier costo, sino para actuar en vista de algo público, que interesa a los demás. La política no debería ser la mercancía fácil que asegura un buen pasar o el botín apetecible que llena de privilegios y ventajas sino ocasión de “arrimar el hombro a las cargas de los otros” mediante la escucha atenta de los ciudadanos para conocer sus necesidades y recursos; de sabia valoración del patrimonio cultural e histórico del pueblo al que se sirve y de prudente gobierno que traza con seguridad el camino hacia el bienestar integral de los demás sin dejar a nadie afuera. La política se vuelve así capaz de reunir en la unidad de un proyecto común la riqueza de las personas y de los grupos, haciendo encontrar las necesidades con los recursos, las demandas con las ofertas e infundiendo en todos la confianza de los unos en los otros. En nuestra historia la lucha por no caer nuevamente en la dependencia y el sometimiento coincide con el afán de superar antinomias, banderías políticas y el espíritu de parte para que prevalezca el bien de la Nación. La libertad alcanzada con tanto esfuerzo por nuestros compatriotas y conservada con el precio de la sangre de muchos de ellos, constituye la herencia que nos enorgullece y la tarea que nos compromete frente al futuro. Los intereses extraños a ella, para camuflar su presencia y su influjo, suelen presentarse con los sutiles disfraces de un bien aparente y con los ambiguos mensajes de progreso y bienestar; pero sobre todo pueden pretender encontrar dentro mismo de nuestra sociedad, gracias al “divide y reinarás” un aliado fuertísimo.

43

POR LAS PRESENTES LETRAS

COMUNICACIÓN SOBRE DISTINTAS PROPUESTAS PARA LA PASTORAL DE LAS VOCACIONES SACERDOTALES

ESTABLEZCO Que en nuestra Diócesis de San Miguel en la Argentina se celebre desde el 28 de abril del corriente año hasta el 21 de abril de 2013 un “AÑO VOCACIONAL DIOCESANO” Dirijo a todos una confiada invitación para que, en este año con mucho más fervor, quieran implorar de la bondad del Señor los sacerdotes, numerosos y santos, que las necesidades de nuestra diócesis hoy exigen. Muy especialmente les pido a los sacerdotes, mis primeros e insustituibles colaboradores que, “con el ministerio de la palabra y con el propio testimonio de una vida en la que se refleje claramente el espíritu de servicio y el verdadero gozo pastoral”, hagan comprender a sus fieles la excelencia y la necesidad del sacerdocio, ayudando y aconsejando, sin detenerse ante fatigas o dificultades, a cuantos consideren “verdaderamente idóneos para un tan elevado ministerio, sean jóvenes o adultos” (Presbyterorum Ordinis 11). Por último, creo conveniente recordar que el misterio de las vocaciones pertenece sólo a Dios, y que en ningún momento se puede dudar que Dios no quiera proveer al bien de la Iglesia, a la que ha prometido su presencia y su asistencia hasta el fin del mundo. Por eso los animo a desterrar de nuestro corazón, al considerar el problema vocacional, cualquier sentimiento de amargura o pesimismo, poniendo una vez más nuestra confianza en Dios, porque en la obra de la salvación de los hombres, nosotros no somos más que cooperadores suyos (cfr. 1 Cor 3,9). Dispongo, además, que el presente decreto sea leído en todas las Misas que se celebren en el fin de semana inmediatamente anterior al comienzo de este año vocacional; y que, durante todo este año, se rece al finalizar la Celebración Eucarística diaria o los actos de piedad comunitarios, la “Oración por las Vocaciones” que compusiera el Siervo de Dios Pablo VI,

24

Queridos hermanos: Con ocasión del LXX aniversario de su constitución, la Pontificia Obra para las Vocaciones Sacerdotales, para alentar a todas las comunidades cristianas y, en ellas, a cuantos trabajan especialmente en la pastoral vocacional, ha dispuesto ofrecer a las Iglesias particulares unas “Orientaciones pastorales para la promoción de las vocaciones al ministerio sacerdotal”, aprobadas por el Santo Padre el 25 de marzo del corriente año. Providencialmente llegan a nosotros en plena celebración de nuestro Año Vocacional Diocesano. Por eso creo oportuno hacerles llegar un resumen de dichas Orientaciones (en paréntesis al final de cada párrafo, encontrarán los números marginales del documento), proponiéndolas a la reflexión de todos ustedes y de sus comunidades: 1. Las vocaciones sacerdotales son fruto de la acción del Espíritu Santo en la Iglesia que, consciente de la necesidad de las vocaciones al sacerdocio, reconoce que son un don de Dios y reza al Señor con una súplica incesante y confiada, para que sea generoso en darlas. La oración mueve el corazón de Dios. Para los creyentes se convierte en gran escuela de vida, enseña a mirar con sabiduría evangélica al mundo y a las necesidades de cada ser humano; sobre todo, une los corazones en la misma caridad y a la compasión de Cristo hacia la humanidad1. La experiencia de muchas Iglesias locales confirma que los jóvenes, en número considerable, advierten la llamada al sacerdocio ministerial, particularmente en comunidades donde la oración constituye una dimensión constante y profunda (n. 11). 2. La Iglesia, llamada a vivir en el tiempo, contempla con mirada sabia en el interior de la historia, la presencia de Dios que _______________________________________

1

Cf. Juan Pablo II, Mensaje para la XXXVIII Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones (6 de mayo de 2001): AAS93 (2001) 98-102.

45

Sábado 8  Participación en la celebración de la Santa Misa (forma extraordinaria del rito romano).  Celebración de la Santa Misa.  Celebración de la Santa Misa de la Fiesta Patronal y clausura de la Visita Pastoral.

COLEGIO PARROQUIAL NUESTRA SEÑORA DE LUJÁN Nivel: Jardín – Primaria - Secundaria Av. Sarmiento y San José – San Miguel Tel: 4455–4910

La “Jornada mundial de oración por las vocaciones” y el “Día del Seminario” representan dos momentos de notable relieve para la oración, la catequesis y el anuncio vocacional en las comunidades cristianas (n. 17). 4. La promoción de la vocación sacerdotal se da ya en las familias cristianas. Si están animadas por un espíritu de fe, de caridad y de piedad, constituyen como el “primer seminario” (cf. Optatam totius, n. 2) y continúan “ofreciendo las condiciones favorables para el nacimiento de las vocaciones”3. Es necesario hacer que los padres sean más conscientes de su ministerio de educadores de la fe, enraizado en el Sacramento del Matrimonio, para que en el corazón de la familia se desarrollen las condiciones humanas y sobrenaturales que hagan posible el descubrimiento de la vocación sacerdotal (n. 14). 5. La parroquia es el lugar por excelencia donde se proclama el Evangelio de la vocación cristiana y, en particular, se presenta el ideal del sacerdocio ministerial. Ella es el terreno fértil donde germinan y maduran las vocaciones, con la condición de que sea «familia de Dios, como una fraternidad animada con un espíritu de unidad por medio de Cristo en el Espíritu»4 y, por consiguiente, caracterizada por el estilo de vida de las primeras comunidades cristianas (cf. Hch 2, 42; 4, 32). La comunidad parroquial es un regazo fecundo, capaz de ofrecer a los que están en camino hacia el ministerio sacerdotal una valiosa contribución para la formación humana y espiritual (n. 14). En las diócesis y en las parroquias hay que incentivar y apoyar los grupos vocacionales, que proponen itinerarios de educación cristiana y de preliminar discernimiento vocacional5 (n. 13). 6. Los presbíteros y los consagrados, sobre todo los que trabajan en las comunidades parroquiales, son decisivos para una propuesta explícita de la vocación sacerdotal a los _____________________________________________

3

Pastores dabo vobis, n. 41: AAS 84 (1992) 728. Lumen Gentium, n. 28: AAS 57 (1965) 34. 5 Cf. Pastores dabo vobis, n. 41: AAS 84 (1992) 728. 4

22

47

Lunes 22  Celebración de la Santa Misa en la Ermita de N.S. de Luján.  Visita a tres Centros Populares de devoción mariana. Martes 23  Visita a los enfermos junto al Grupo Misionero “San Francisco Javier”.  Celebración de la Santa Misa en la Capilla “N.S. del Puente”. Compartir fraterno con la Comunidad. Miércoles 24  Visita a los enfermos junto al Grupo misionero “San Francisco Javier” y con Ministros Extraordinarios de la Comunión.  Celebración de la Santa Misa en la Sede Parroquial.  Encuentro con el Grupo de oración. Jueves 25  Celebración de la Santa Misa en la Ermita de N.S. de Itatí. Viernes 26  Reunión con Caritas Parroquial.  Celebración de la Santa Misa en la Sede Parroquial.  Encuentro con integrantes de la Pastoral Familiar Parroquial. Sábado 27  Saludo a los niños de Catequesis turnos mañana y tarde.  Visita a los enfermos junto con el Párroco.  Almuerzo con integrantes de la Comisión Pro-Templo.  Celebración de la Santa Misa con niños en la Sede Parroquial  Celebración de la Santa Misa de clausura de la Visita.

PARROQUIA “INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA” Bella Vista - 28 de noviembre al 8 de diciembre

En su seno, el encuentro con Cristo se ve favorecido por una atención concreta a las personas y por una propuesta espiritual clara y centrada en la oración. No pocas vocaciones han nacido a partir de estas experiencias7 (n. 15). 10. En la escuela, los profesores comprometidos en un servicio que por su naturaleza es vocación y misión, pueden ampliar la obra educativa de la familia en el horizonte de la cultura, sin descuidar nunca la dimensión vocacional de la vida. Su servicio puede abrir a una opción de vida de total donación a Dios y a los hermanos, infundiendo «en el alma de los muchachos y de los jóvenes el deseo de cumplir la voluntad de Dios en el estado de vida más idóneo a cada uno, sin excluir nunca la vocación al ministerio sacerdotal»8 (n. 15). 11. La dirección espiritual es una forma privilegiada de discernimiento y de acompañamiento vocacional. Por parte de los sacerdotes se requiere la convencida disponibilidad a la escucha y al diálogo, la capacidad de suscitar y dar respuesta a los interrogantes fundamentales de la existencia, una notable sabiduría en el tratar las cuestiones inherentes a las opciones de vida y a la vocación al ministerio presbiteral. La dirección espiritual y el counselling vocacional exigen una preparación específica en la formación inicial y permanente de los presbíteros (n. 15). 12. La Eucaristía, centro de la vida del cristiano y de la comunidad, favorece la propuesta de un itinerario litúrgico sacramental, que pueda alimentar ordinariamente el camino de toda vocación. También la frecuencia constante y periódica al Sacramento de la Reconciliación resulta decisiva para el discernimiento de la vocación sacerdotal. El Año Litúrgico constituye la escuela permanente de fe de la comunidad cristiana, marca los tiempos y los momentos de su vida ordinaria y acompaña la maduración vocacional de los fieles (n. 16). ________________________________________

7

Miércoles 28  Confesiones de niños de la Catequesis de Iniciación.  Encuentro con los Catequistas. 20

Cf. Pastores dabo vobis, n. 41: AAS 84 (1992) 726-729. Pastores dabo vobis, n. 41: AAS 84 (1992) 728. Cf. Congregación para la Educación Católica, Educar juntos en la escuela católica (8 de setiembre de 2007), n. 19. 8

49

PARROQUIA “SANTA ANA” Bella Vista - 23 de julio al 5 de agosto “Señor, ayúdanos a sentir con tu corazón” Lunes 23  Celebración de la Santa Misa de inicio de la Visita.  Encuentro con el Consejo Pastoral Parroquial. Martes 24  Encuentro con los Ministros Extraordinarios de la Comunión.  Celebración de la Santa Misa.  Encuentro con los Agentes Pastorales de la Capilla “Nuestra Señora de Fátima”. Miércoles 25  Encuentro con el “Grupo de oración”.  Celebración de la Santa Misa.  Reunión con el Consejo de Asuntos Económicos.

corresponde, ante todo, la solicitud de dar continuidad al carisma y al ministerio presbiteral, incorporando a él nuevos miembros con la imposición de las manos (n. 13), recen por mí para que promoviendo y coordinando las diversas iniciativas vocacionales, se logre en nuestra diócesis que la dimensión vocacional esté siempre presente en todo el ámbito de la pastoral ordinaria. Más aún, que esté plenamente integrada y como identificada con ella.

Los saludo con todo mi afecto en el Señor.

+ Sergio Alfredo Fenoy Obispo de San Miguel en la Argentina 24 de julio de 2012, memoria de San Francisco Solano

Jueves 26  Celebración de la Santa Misa.  Encuentro con los Agentes Pastorales de la Capilla “Stella Maris”. Viernes 27  Celebración de la Santa Misa.  Reunión con los Voluntarios de Caritas. Domingo 29  Celebración de la Santa Misa en las Fiestas Patronales y apertura de la Asamblea Parroquial. Lunes 30  Celebración de la Santa Misa.  Encuentro con los miembros de la Acción Católica Argentina y con el Equipo Parroquial de Liturgia. Martes 31  Reunión con los Catequistas del Colegio “Abardare”.  Celebración de la Santa Misa.  Reunión con los Catequistas. 18

Colegio Parroquial Nuestra Señora de Itatí

(Nivel: Inicial, Primaria, Secundaria) Marchena y Rivadavia – San Miguel (1663) Tel/Fax (011) 4455-6470 - E-mail: [email protected]

51

VISITAS PASTORALES 2012 PARROQUIA “PATRIARCA SAN JOSÉ” Ciudad de Santa María - 5 al 18 de mayo

No obstante, sería muy bueno, que los Decanos organicen periódicas reuniones fraternas, en las distintas parroquias, como se venía haciendo hasta el presente, para una comida fraterna o alguna actividad especial dentro de las respectivas novenas patronales.

Sábado 5  Encuentro con los dirigentes del Movimiento Eucarístico Juvenil.  Saludo a los padres que se encuentran haciendo Catequesis Familiar.

Deseando que esta nueva modalidad de encuentro entre nosotros, nos ayude a todos a crecer en la fidelidad a nuestro ministerio y en la generosidad pastoral en bien de nuestro pueblo, los saludo con todo mi afecto.

Domingo 6  Encuentro con los padres que se encuentran haciendo Catequesis Familiar en la Capilla “Santos Mártires” (B°. Colibrí y Constantini). Celebración de la Santa Misa.

+ Sergio Alfredo Fenoy Obispo de San Miguel en la Argentina

Lunes 7  Encuentro con la comunidad de la Capilla “San Francisco Javier” (B°. La Manuelita). Celebración de la Santa Misa con Confirmaciones de adultos.

PREMIO ARCÁNGEL SAN MIGUEL 2012 Miércoles 9  Visita a los Directivos de la Escuela Nº 29.  Visita al Centro de Infancia “Rayito de luz”.  Encuentro con los Directivos del Colegio Parroquial y con los alumnos empeñados pastoralmente en la Parroquia. Jueves 10  Reunión con los sacerdotes que trabajan pastoralmente en la Parroquia.  Celebración de la Santa Misa en la Enfermería del Colegio Máximo de “San José”. Viernes 11  Reunión con Caritas Parroquial en la Capilla “San Pedro Claver”. Celebración de la Santa Misa. Reunión con la Comunidad.

16

Este reconocimiento al docente fue instituido hace siete años en nuestra Diócesis, con el fin de distinguir a aquellos docentes de nuestros colegios que se destacaron, ya sea: - por su desempeño ejemplar en forma ininterrumpida durante 25 años en alguna Institución Educativa de la Diócesis, manifestando compromiso e identidad con el Proyecto de la Educación Católica. - a docentes que se distinguieron por alguna tarea de servicio solidario y compromiso apostólico en la Iglesia Diocesana. - o bien, a docentes que difundieron los valores evangélicos en trabajos de investigación ó publicaciones en beneficio de la comunidad.

53

No hay que impacientarse por la falta de resultados inmediatos; no hay que actuar bajo la presión del tiempo. Dios responderá aunque debamos esperar más allá de los tiempos que hemos previsto. Las vocaciones se encuentran allí donde el Señor quiera suscitarlas, no donde a nosotros nos gustaría que surgieran. El Señor no se fija normalmente en el que se considera mejor que los demás, sino en los pequeños y humildes. Elige a los que Él quiere. Jesús está sembrando. La cosecha llegará con toda seguridad. Su misión continúa. Él permanece siempre con nosotros24. Los cielos y la tierra pasarán, pero sus palabras no pasarán25. ¡Tengamos confianza! Dios no nos engaña. Su promesa no puede ser vana; hasta el fin del mundo Él irá en busca de los hombres de buena voluntad. La carencia de sacerdotes es un problema difícil de superar, si contamos únicamente con recursos humanos. No debemos dejarnos llevar por la angustia o la tristeza. Decía la Madre Teresa de Calcuta: “La angustia por las vocaciones genera mucha zozobra y ansiedad, pero no trae ninguna vocación”. Miremos los caminos que el Señor sabe abrir en medio de nuestros desiertos. Pidámosle paciencia, audacia y alegría. Allí donde se vive con intensidad la fe, se apuesta por la nueva evangelización y se celebra gozosamente el misterio pascual de Jesús, la crisis se va superando progresivamente. Cada joven que, en medio del ambiente que lo rodea, responde a la llamada del Señor y entra al Seminario, a un Noviciado o a una Casa de Formación religiosa, es un “pequeño milagro” y un regalo de Dios. Acerquémonos con confianza a Cristo, a su vida, a sus palabras, para descubrir la voluntad de Dios sobre nosotros y poner al servicio de los demás, de la Iglesia, los dones que cada uno ha recibido26. Toda vocación dentro de la Iglesia es un don de Dios y sólo Él posee el tesoro y el secreto de sus dones. Llamemos a la puerta de su corazón con la oración insistente, permanente y confiada. _________________________________________

MOVIMIENTOS DE CURIA NOMBRAMIENTOS VICE CANCILLER Al Sr. Pbro. Rubén Alberto Cabrera. (7.III.12) Al Sr. Pbro. Jorge Luis Requelme. (11.VI.12) COLEGIO DE CONSULTORES Por el término de cinco años a los Sres.: Pbro. Carlos Osvaldo Paravizzini, Pbro. José Luis Guglielmo, Pbro. Héctor María Armelín, Pbro. Raúl Alejandro Scala, Pbro. Fernando Miguens Dedyn, Pbro. Cristóbal Carmelo Collacilli, R.P. Juan Carlos Scanonne S.J., R.P. José Castañón MSF. (24.X.12) REPRESENTANTE DE LOS VICARIOS PARROQUIALES ANTE EL CONSEJO PRESBITERAL Por el término de tres años al Sr. Pbro. Juan Domingo Sosa. (29.VIII.12) PÁRROCO De la Parroquia “San Cayetano” (Del Viso) al Sr. Pbro. Fernando Gabriel de la Peña, por el término de seis años. (7.XII.12) ADMINISTRADORES PARROQUIALES De la Parroquia “Ntra. Sra. de Itatí” (P. Nogués), al Sr. Pbro. Luis Alberto Luna con motivo de la renuncia de su actual párroco. (22.II.12) De la Cuasi Parroquia “Ntra. Sra. de la Medalla Milagrosa” (J. C. Paz) al Sr. Pbro. Gustavo Leandro Manrique con motivo de la renuncia de su actual párroco. (29.II.12) De la Parroquia “San Pío X” (B. Vista) al Sr. Pbro. Rubén Alberto Cabrera con motivo del traslado de su actual párroco. (26.III.12) De la Parroquia “María Auxiliadora” (Los Polvorines) al Sr. Pbro. Ignacio Ramos Mejía con motivo del traslado de su actual párroco. (29.III.12) De la Parroquia “Santa Rosa de Lima” (J. C. Paz) al Sr. Pbro. Hernán Emiliani con motivo del traslado de su actual párroco. (10.VIII.12)

24

Cfr. Mateo 28,20 25 Cfr. Mateo 24,35 26 Cfr. I Pedro 4,10 ss.

14

55

amor… respondan con amor a quien por amor se ha entregado por ustedes”18. No es fácil interpretar las señales misteriosas del Espíritu. Pero podrán hacerlo si acuden humildemente al consejo y a la oración personal. Y, sobre todo, si confían en la gracia. La vocación es una gracia inestimable. Por su naturaleza supone y exige que una voz se haga oír, la voz precisamente del Padre, por Cristo, en el Espíritu: ¡Ven! Es una gracia que tiene en sí el poder de atracción, de convicción, de certeza. En el fondo, no se trata sino de comprobarla y después aceptarla generosamente. El secreto de la vocación está en la capacidad y en la alegría de distinguir, escuchar y seguir la voz del Señor, que está cerca y me ama La segunda actitud es “abrir la vida a Cristo”: “Quien deja entrar a Cristo no pierde nada, nada –absolutamente nada– de lo que hace la vida libre, bella y grande. ¡No! Sólo con esta amistad se abren las puertas de la vida. Sólo con esta amistad se abren realmente las grandes potencialidades de la condición humana... ¡No tengan miedo de Cristo! Él no quita nada, y lo da todo. Quien se da a él, recibe el ciento por uno. Sí, abran, abran de par en par las puertas a Cristo, y encontrarán la verdadera vida”19. La tercera actitud es “no desanimarse nunca ante la propia debilidad y fragilidad”. Para responder a la llamada de Dios y ponernos en camino, no es necesario ser ya perfectos. La fragilidad y las limitaciones humanas no son obstáculo, con tal de que ayuden a hacernos cada vez más conscientes de que tenemos necesidad de la gracia redentora de Cristo20. A los niños y adolescentes, especialmente quienes desempeñan en sus parroquias y capillas el hermoso oficio de “monaguillos” que les permite una especial cercanía al misterio eucarístico y al sacerdote, quiero decirles: ¡Cristo los ama con predilección! Ustedes están ya en condiciones de dar una preferencia a Dios que les permita adiestrarse en el seguimiento ____________________________________________

18

Benedicto XVI, Discurso a los Voluntarios de la XXVI JMJ, Madrid, 21 de agosto de 2011. 19 Benedicto XVI, Homilía en el solemne inicio del ministerio petrino, 24 de abril de 2005. 20 Cfr. Benedicto XVI, Mensaje para la XLIII Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones (7 de mayo de 2006).

12

DELEGADO DIOCESANO PARA LOS MINISTROS EXTRAORDINARIOS DE LA COMUNIÓN Al Sr. Pbro. Jorge Luis Requelme, por el término de tres años. (27.VII.12) EQUIPO DIOCESANO DE PASTORAL FAMILIAR Por el término de tres años; Asesor Diocesano: Pbro. Bruno Ángel D´Amario; Delegados Episcopales: Silvia María Piazza Ubaldi y Miguel Ángel Mutti; Miembros: María Graciela Lastra de Biagiola y Miguel Ángel Biagiola, Susana Chairo y Juan Carlos Medina, Lucrecia Andrea Cristiano y Claudio Marcelo Gerber, Delia Mercedes Montes y Oscar Alberto Llano, Lucila Bunge y Guillermo Japas, María Cecilia Arancedo y Martín José Adrogué. (11.VI.12) DELEGADOS EPISCOPALES PARA LA CATEQUESIS A la Sra. Beatriz Calderón y al Sr. Osvaldo del Caño, por el término de tres años. (29.II.12) DELEGADA DIOCESANA DE ECUMENISMO A la Srta. Adriana Gandini, por el término de tres años. (27.VII.12) JUNTA DIOCESANA DE CATEQUESIS Por el término de tres años; Delegados: Elsa Beatriz Calderón del Caño y Osvaldo del Caño, Miembros: Alejandra Werbah, Teresa Ilieff, Eduardo Parodi, Marta Villani, María Rosa Barreto, María del Carmen Armelin de la Riva, Adriana Perrone, Silvana Beatriz Benítez, Gustavo Gómez y Norma Roda de Gómez. (8.V.12) COMISIÓN DIRECTIVA HOGAR NTRA. SRA. DEL REFUGIO Por el término de dos años; Asesor Espiritual: Sr. Pbro. Francisco José Ochiuzzi; Presidenta: Sra. Victoria Eugenia Buse de Sylvester; Vice-presidenta: Sra. María del Carmen Benítez de Ochiuzzi; Secretaria: Sra. Silvia Josefina Quinteros de Mamousse; Tesorera: Sra. Graciela Irene Barrios de Caride; Miembros: Sra. Graciela Vergagni de Aquino, Sra. Blanca Carlen de Reveand, Sra. Elisa Urriza de Schwenke, Sra. Marta Falzone de Apud, Sra. Isabel Petraglia de Nigro, Sra. Mabel Estela Appidaze de Saldaña. (21.III.12) 57

animarlas a fin de que en ellas se conserven los valores primarios de la fe, de la piedad, de la fidelidad gozosa a la ley divina, que las transforme en ambientes favorables, para que los jóvenes escuchen la voz del Señor, respondan a ella y perseveren. A los sacerdotes y consagrados los invito a presentar el don de la vocación en su verdadera realidad y con todas sus exigencias, como donación total de sí al amor de Cristo y como consagración irrevocable al servicio exclusivo del Evangelio. Sin una decidida “pastoral de la santidad” hoy es imposible pensar en una pastoral vocacional. No dejemos de ofrecer a nuestros adolescentes y jóvenes un encuentro vivo y comprometido con el Señor, renunciando a medianías y mediocridades. Que puedan encontrar en nosotros testigos y maestros que, caminando junto a ellos, les propongan con sinceridad y valentía el seguimiento radical de Cristo. Les recomiendo que seamos capaces de dar testimonio de comunión entre nosotros para garantizar el humus vital a los nuevos brotes de vocaciones sacerdotales13. Estemos atentos al espíritu evangélico que debe respirarse en nuestras comunidades, “porque quien vive en una comunidad eclesial concorde, corresponsable, atenta, aprende ciertamente con más facilidad a discernir la llamada del Señor”14. Dejémonos provocar por esta pregunta formulada por un Superior a sus hermanos religiosos, siempre válida también para nosotros: “…piensa que tienes el poder de llamar y enviar a un joven por un camino, que lo ayudas a caminar hacia la perfección de la caridad... ¿Tendrías el valor de enviarlo a tu fraternidad, con certeza y garantía de que tu fraternidad pueda ser el lugar que le ayude seriamente a lograr la perfección de la caridad en la concreción de la vida cotidiana? En pocas palabras: si un joven viniera a vivir por unos días o meses a tu fraternidad, compartiendo la oración, la vida fraterna, el apostolado…

LICENCIAS Y CONCESIONES Se retiran las licencias ministeriales al Sr. Pbro. Agustín Ramón Alonso Peluffo. (26.II.12) Se retiran las licencias ministeriales al Sr. Pbro. Ricardo Gabriel Jurado. (29.II.12) Se concede al Sr. Pbro. Marcos Alejandro Ayerza licencia para trasladarse legítimamente a la Arquidiócesis de La Plata por el término de un año. (22.III.12) Se prorroga la licencia para no ejercer el ministerio al Sr. Pbro. Ignacio Romero Victorica, hasta el día doce de febrero del año 2013. (5.III.12)

MINISTERIOS ORDENACIONES SACERDOTALES (28.IV.12) Diác. Rodrigo Aguilar Bugeau, Hernán Emiliani y Cristian Nazareno Guida. ACOLITADO (15.XII.12) Sem. Silvio Gabriel Fazzari.

LECTORADO Sem. Silvio Gabriel Fazzari. (8.V.12) Sres. Alejandro Lobo y Sebastián Ayala. (19.XII.12) ADMISIÓN A LAS SAGRADAS ÓRDENES (8.V.12) Sem. Juan José Esteves, Hernán Gabriel Palacios y Hugo Robledo.

AUTORIZACIONES Para ampliar la frecuencia de las Procesiones Eucarísticas en la Jurisdicción Parroquial de San Antonio de Padua (José C. Paz). (13.VI.12)

MODIFICACIÓN DE LÍMITES

___________________________________________

13

Cfr. Benedicto XVI, Mensaje para la XLVIII Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones (15 de noviembre de 2010). 14 Benedicto XVI, Mensaje para la XLIV Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones (10 de febrero de 2007).

De las Parroquias “San José Obrero” y “Santa Rosa de Lima” (J. C. Paz) al incorporarse a la Parroquia “Santa Rosa de Lima” la Capilla San Vicente de Paúl. (28.XI.12)

10

59

consecuencia de una bondad particular que encuentra en nosotros, sino en virtud de la presencia de su mismo amor “derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo”9. Sólo si alguien se siente llamado por su nombre, reconoce al que lo ha pronunciado. No amamos si antes no hemos sido amados. Elegimos, porque antes hemos sido elegidos. Nuestra elección es, en realidad, una respuesta. Es preciso por tanto volver a anunciar, especialmente a las nuevas generaciones, la belleza cautivadora de ese amor divino, que precede y acompaña: es el resorte secreto, es la motivación que nunca falla, ni siquiera en las circunstancias más difíciles. En este terreno oblativo, en la apertura al amor de Dios y como fruto de este amor, nacen y crecen todas las vocaciones10. Sólo presentando el verdadero rostro de Dios —el Padre que en Jesucristo nos llama a cada uno de nosotros— así como el sentido genuino de la libertad humana como principio y fuerza del don responsable de sí mismo, se podrán sentar las bases indispensables para que toda vocación, incluida la sacerdotal, pueda ser percibida en su verdad, amada en su belleza y vivida con entrega total y con gozo profundo11.

CALENDARIO PASTORAL 2013 FEBRERO Vi 01 al Do 10

Misión Diocesana Parroquia “N. S. del Perpetuo Socorro” (Santa María)

Ju 07 y Vi 08

Encuentro Diocesano de Educadores En el Colegio San José (Muñiz)

Lu 11

Homenaje de los Movimientos Marianos Diocesanos a la Ssma. Virgen María Misa 19 hs. en Pquia. “N. S. de Lourdes” (Grand Bourg)

Vi 22 y Do 24

Retiro para Catequistas

MARZO Sá 02

Santa Misa con los misioneros de los “Círculos del Sagrado Corazón” y los “Círculos de la Virgen” A las 11 hs. en la Iglesia Catedral. Renovación de las promesas bautismales.

Quisiera que en este año vocacional, la diócesis se deje interpelar por el don espléndido de la vocación, y crezca en todos un mayor compromiso en el servicio eclesial en el que cada uno está empeñado y una vida cristiana más plena en la fe y en las obras, ¡que a tanta generosidad de Dios en ofrecer, corresponda nuestra generosidad en colaborar!

Sá 09 y Do 10

Colecta para los “Servicios Diocesanos de Evangelización”

Ju 14

Reunión del Consejo Presbiteral

Lu 18

Retiro para Voluntarios de Caritas

La pastoral vocacional no es un elemento secundario o accesorio, ni un aspecto aislado o sectorial de la pastoral de una Iglesia particular. Por el contrario, es una actividad íntimamente inserta en la pastoral ordinaria. Por eso, durante este año, las Delegaciones diocesanas tendrán muy presente en su programación pastoral la dimensión vocacional. En especial los organismos diocesanos que por su finalidad son más sensibles a esta pastoral, como son los ámbitos de juventud, catequesis,

Ju 21

________________________________________________

Sá 30

9

Romanos 5,5. 10 Cfr. Benedicto XVI, Mensaje para la XLIX Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones (18 de octubre de 2010). 11 Cfr. Juan Pablo II, Pastores dabo vobis 37.

8

De 9 a 14 hs. en Capilla “Jesús Sacramentado”

Encuentro Pastoral del Presbiterio A las 9 hs. en el Seminario Diocesano

Sá 23

Santa Misa con la Legión de María (ACIES) A las 15.30 hs. en la Iglesia Catedral

Ju 28

Jueves Santo A las 9 hs. Misa Crismal en la Iglesia Catedral. Almuerzo fraterno del Presbiterio en el Seminario.

Solemne Vigilia Pascual A las 22 hs, en la Iglesia Catedral. Renovación de las promesas bautismales de los Movimientos Eclesiales presentes en la Diócesis.

61





de oración, obedeciendo al claro mandato de Cristo5 pidiendo, con humilde y confiada insistencia, que aumenten las vocaciones sacerdotales y que sean según los anhelos de su Corazón; un deseo convencido de alentar y sostener a los que muestran claros indicios de la llamada a la vida sacerdotal y a la consagración religiosa, para que sientan el calor de toda la comunidad al decir «sí» a Dios y a la Iglesia; un saludable despertar de la fe y del testimonio de nuestros laicos, que los lleve a asumir responsabilidades que favorezcan la vitalidad cristiana de sus hermanos y encarnen el mensaje evangélico en lo más profundo de las realidades cotidianas.

La celebración de este año vocacional coincidirá, dentro de algunos meses, con el “Año de la Fe” convocado para toda la Iglesia por el Santo Padre Benedicto XVI. Estoy seguro que, reflexionando sobre ambas realidades y celebrándolas en los distintos momentos de la vida de la comunidad eclesial catequesis, encuentros de formación, oración litúrgica-, se enriquecerán mutuamente. La vocación es un misterio grande de fe. Si descuidamos la dimensión vocacional de la vida cristiana, el conjunto de la fe sufre un recorte y se deteriora. Por el contrario, si la potenciamos surgen espontáneamente los temas centrales de la fe. Sin creyentes convencidos, dispuestos incondicionalmente a responder a Dios y a colaborar con Él, no tendremos los sacerdotes que nuestro pueblo necesita y espera. Las vocaciones se dan no como un hecho extraordinario, sino como término final de un camino de fe. Toda verdadera vocación nace de la fe vivida diariamente, con sencillez y generosidad de espíritu, en confianza y amistad con el Señor. Nadie sigue a un extraño. Nadie ofrece su vida por un desconocido. No pocas veces la crisis de vocaciones, están originadas

Celebración Ecuménica en la Semana de oración por la unidad de los cristianos A las 18 hs. en Pquia. “San José Obrero” (J.C. Paz)

Ju 23 al Sá 01

Visita Pastoral a la Pquia. “Preciosísima Sangre de Cristo” (Muñiz)

Sá 25

Celebración de Acción de Gracias (Te Deum) A las10 hs. Pquia.”San José Obrero” (J.C. Paz)

Vi 31

Misa por el inicio del Mes de la Caridad A las 19 hs. en la Iglesia Catedral. Renovación de las promesas bautismales de los voluntarios de Caritas.

JUNIO Do 02

Celebración del Corpus Christi Presidida por el Obispo a las 11 hs. en la Plaza de San Miguel

Vi 07 al Do 09

Retiro Vocacional para mujeres

Sá 08 y Do 09

Colecta de “Caritas Argentina”

Ju 13

Encuentro Pastoral del Presbiterio A las 9 hs. en el Seminario Diocesano

Ju 20 al Do 23

Ejercicios Espirituales para varones

Mi 26

Memoria de San Josemaría Escrivá de Balaguer. Calendario propio de la Diócesis

Sá 29

I° Encuentro Diocesano de Catequistas

JULIO Ju 04

Reunión del Consejo Presbiteral

Do 07

Misa en sufragio por los Obispos Diocesanos A las 19 hs. en la Iglesia Catedral

Sá 13 y Do 14

Colecta por la caridad del Papa (Óbolo de San Pedro)

AGOSTO Ju 01

____________________________________________

5

Mi 22

Peregrinación del Presbiterio a Luján A las 11 hs. Santa Misa en la Basílica y almuerzo fraterno.

“rueguen…” Mateo 9,38.

6

63

RESPONDER CON EL AMOR

Do 29

Carta Pastoral sobre la celebración del Año Vocacional en la Diócesis “Todo el que invoque el nombre del Señor se salvará. Pero, ¿cómo lo invocarán si no han creído en él? ¿Cómo creerán si no han oído hablar de él? ¿Cómo oirán si nadie les anuncia? ¿Cómo anunciarán si no los envían? Romanos 10, 13-15

A las 18 hs. en la Iglesia Catedral. Renovación de las promesas bautismales de los Catequistas de la Diócesis.

OCTUBRE Sá 05

Peregrinación de Jóvenes a Luján

Sá 12

Jornada de Monaguillos en el Seminario Diocesano A las 16 hs. Santa Misa con renovación de las promesas bautismales.

Queridos hermanos y hermanas: La cuestión de las vocaciones sacerdotales es esencial, permanente y por tanto, determinante en la vida de la Iglesia. Sin sacerdotes, el plan divino de salvación deja de cumplirse por parte de la humanidad. La Iglesia, cual Cristo la ha querido, no vive sin ministros. La misión del sacerdote en ella es insustituible. La vida sacerdotal y la vida consagrada están enraizadas en el plan de Dios para su Iglesia. No son fenómenos sociales o culturales de una época determinada, sino un don del Espíritu para todos los tiempos. Por eso, la Iglesia está llamada a custodiar el don de la vocación, a estimarlo y amarlo. En nuestros días los ministros del Evangelio son insuficientes porque disminuye su número y porque crecen los campos abiertos a su trabajo. El problema de las vocaciones es un problema de toda la Iglesia1, como “señal de su visibilidad, confirmación de su credibilidad, garantía de su vitalidad y seguridad de su futuro”2. La capacidad de cultivar las vocaciones es el índice, preciso e inexorable, de la vitalidad de fe y amor de cada comunidad parroquial y diocesana. Si la vocación cristiana, fundada en el Bautismo, en la Confirmación y en la Eucaristía, no se ha educado y madurado con anterioridad, la vocación sacerdotal y consagrada es inconcebible. ________________________________________

Procesión y Santa Misa en la Solemnidad de San Miguel Arcángel, Titular de la Diócesis y de la Iglesia Catedral

Sá 12 y Do 13 Ju 17

Colecta para las Misiones . Encuentro Pastoral del Presbiterio A las 9 hs. en el Seminario Diocesano

Sá 19

Encuentro Anual de los Voluntarios de Caritas. De 8.30 a 14.30 hs.

Ju 31

Reunión del Consejo Presbiteral

NOVIEMBRE Sá 09 y Do 10 Do 10

Colecta para las “Obras Diocesanas” Jornada Nacional del Enfermo A las 11.30 hs. en la Iglesia Catedral, Santa Misa presidida por el Obispo con la Unción de los enfermos y renovación de las promesas bautismales de los enfermos.

Ju 21

Encuentro Pastoral del Presbiterio A las 9 hs. en el Seminario Diocesano

Sá 23 al Lu 25

Ejercicios Espirituales para mujeres

Do 24

Finaliza el período para la celebración de las Confirmaciones Solemne Clausura del Año de la Fe Santa Misa a las 19 hs. en la Iglesia Catedral

1

Cfr. Gaudium et Spes 25 y Optatam totius 2 2 Pablo VI, Mensaje para la IX Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones (18 de marzo de 1972)

4

65

CALENDARIO DE COLECTAS IMPERADAS 2013 Fecha

Concepto (*)Servicios Diocesanos de Evangelización

9 y 10 de Marzo Durante la Semana Santa, en un día a elección o durante el mes de abril

Tierra Santa (*)Seminario Diocesano

11 y 12 de Mayo

(*)Caritas Argentina

8 y 9 de Junio

Por la caridad del Papa (Óbolo de San Pedro)

13 y 14 de Julio

FIDES para sacerdotes mayores

10 y 11 de Agosto 7 y 8 de Septiembre

(*)Más por menos

12 y 13 de Octubre

Misiones (*)Obras Diocesanas

9 y 10 de Noviembre

1. Las Colectas imperadas se deben realizar en las Misas vespertinas de los días sábado, y en todas las del domingo, en todas las parroquias, cuasi parroquias y capillas u oratorios donde se celebre la Eucaristía con asistencia de fieles. 2. Se recuerda que el monto de cada Colecta Imperada debe ser depositado en su totalidad en la Cuenta Corriente Nº 157–3834/2 del Banco SANTANDER RIO a nombre OBISPADO DE SAN MIGUEL, y el comprobante debe ser consignado en la Tesorería del Obispado para hacer el recibo correspondiente.

Boletín Eclesiástico Obispado de San Miguel en la Argentina Oficina de Prensa Año XII N° 24 – Enero / Diciembre 2012 Dirección: Justo J. de Urquiza 1769 – (1663) San Miguel Tel/Fax (011) 4664-9207 - e-mail: [email protected] http/www.obsanmiguel.org

3. Las Colectas hechas en Capillas u Oratorios de Instituciones o Comunidades religiosas que, por tanto, no pertenecen a una Parroquia o Cuasi Parroquia, deben depositarse directamente en la Cuenta Bancaria del Obispado, y el comprobante debe entregarse en la Tesorería del Obispado para hacer el recibo correspondiente. (*) Para realizar estas colectas se entregarán sobres que deberán pasar a buscar 2 semanas antes por el Obispado, para que los fieles los puedan recibir una semana antes de las colectas.

67