Contexto histórico y social

Felipe Perucho – IES Rosa Chacel (Colmenar Viejo) – Curso 2014-15 ______________________________________________________________ La novela de 1936 a ...
0 downloads 2 Views 251KB Size
Felipe Perucho – IES Rosa Chacel (Colmenar Viejo) – Curso 2014-15 ______________________________________________________________

La novela de 1936 a 1974. Tendencias, autores y obras principales La máquina ha venido a calentar el estómago del hombre pero ha enfriado su corazón . Miguel Delibes

Índice de contenido Contexto histórico y social...............................................................................................................................1 Novela de posguerra.........................................................................................................................................2 En el exilio.......................................................................................................................................................2 Rosa Chacel (1898-1994)........................................................................................................................2 Max Aub (1903-1972)..............................................................................................................................2 Narrativa vanguardista......................................................................................................................2 Realismo trascendente......................................................................................................................2 Francisco Ayala (1906-2009)..................................................................................................................2 Ramón J. Sender (1901-1982)...............................................................................................................3 En España........................................................................................................................................................3 Camilo José Cela (1916-2002)...............................................................................................................3 Primera etapa. Tremendismo y libros de viajes............................................................................3 Segunda etapa. Perspectiva social..................................................................................................4 Tercera etapa. Experimentación.....................................................................................................4 Miguel Delibes (1920-2010)...................................................................................................................4 Muerte..................................................................................................................................................4 Infancia.................................................................................................................................................4 Naturaleza............................................................................................................................................4 Prójimo..................................................................................................................................................5 Carmen Laforet (1921-2004).................................................................................................................5 La década de 1950. El realismo social............................................................................................................5 Características...............................................................................................................................................5 Rafael Sánchez Ferlosio (1927 →)..............................................................................................................5 Juan Goytisolo (1931 →)..............................................................................................................................6 Ignacio Aldecoa (1925 – 1969)....................................................................................................................6 Carmen Martín Gaite (1925 – 2000)..........................................................................................................6 Jesús Fernández Santos (1926 – 1988).....................................................................................................6 José Manuel Caballero Bonald (1926 →)..................................................................................................6 La renovación: de 1960 a 1974........................................................................................................................6 Gonzalo Torrente Ballester (1910 – 1999)...............................................................................................6 Luis Martín Santos (1924 – 1964)...............................................................................................................7 Juan Goytisolo (1931 →)..............................................................................................................................7 Juan Marsé (1933 →)....................................................................................................................................7 Juan Benet (1927 – 1993)............................................................................................................................7 Luis Goytisolo (1935 →)................................................................................................................................7

Contexto histórico y social Tras la guerra civil (1936-39), que produjo un profundo quiebro en el desarrollo del país en todos los ámbitos, y también en el literario, se produjo una lenta reconstrucción del panorama cultural, especialmente deteriorado por la desaparición de gran parte de la intelectualidad, alineada con la República, y por la aparición de la censura, que coarta el desarrollo de las manifestaciones artísticas. La dictadura, tras una posguerra con una represión muy dura, va abriendo sus políticas

Felipe Perucho – IES Rosa Chacel (Colmenar Viejo) – Curso 2014-15 ______________________________________________________________

culturales, de manera que a partir de la década de 1950 es posible la aparición de una narrativa discretamente crítica.

Novela de posguerra En el exilio Tras la guerra civil española (1936-39) muchos autores españoles, en especial los ideológicamente vinculados a la República, hubieron a exiliarse. Estos autores se encontraron en una situación peculiar que les permitió tratar temas restringidos para los residentes en España, como al guerra civil, y que además los puso en contacto directo con corrientes literarias extranjeras. Rosa Chacel (1898-1994) Vivió en el exilio, en Brasil, durante buena parte de la dictadura franquista. En sus obras predomina la introspección y la reflexión. Como ella misma decía, “habría que novelar la vida íntima de las ideas. Sí, eso es lo que hace falta, crear un género, una serie de biografías de ideas”1. Entre sus obras destacan La sinrazón (1960) y Barrio de Maravillas (1976), esta última con una fuerte carga autobiográfica. Max Aub (1903-1972) Nacido en París de padres alemanes, se trasladó todavía niño a España, donde permaneció hasta la guerra civil, tras la que se exilió a México, donde se nacionalizó. Narrativa vanguardista

Incluye experimentos como los asociados al heterónimo Jusep Torres Campalans, pintor inventado por Max Aub que llega a hacer exposiciones y merecer críticas especializadas. Max Aub “colaboró” con este pintor en su Baraja de cartas (1964), que permite que el texto que incluyen en una de sus caras se lea en el orden que se desee. En la misma línea de juegos de realidad y ficción y con personas inventadas se sitúa Luis Álvarez Petreña (1934, modificada en 1965 y 1971). Realismo trascendente

En estas obras Max Aub se acerca al realismo en obras de personaje colectivo, que buscan más hacer un fresco de una sociedad que seguir la peripecia de unos personajes protagonistas2. En ellas se da prioridad al diálogo, sin renunciar a recursos ya sentados de la narrativa contemporánea como el estilo indirecto libre. Entre las obras de este género destacan las de la hexalogía sobre la guerra civil española El laberinto mágico3 y La calle de Valverde (1961). Francisco Ayala (1906-2009) Funcionario de la República durante la guerra, tras ella estuvo exiliado en Argentina hasta la muerte de Franco. Antes de la guerra escribió algunas obras narrativas inscritas en la vanguardia, como El boxeador y un ángel (1929), pero sus obras más características 1 2

3

Chacel, Rosa: La sinrazón, Barcelona, Editorial Andorra, 1979, pág. 234. Tal y como escribe el propio Max Aub, se trata de “un realismo que un crítico mexicano adjetivó trascendente [que se acerca] […] al ambiente no con el afán de describirlo, sino de comprenderlo y emitir juicio […]; el escritor toma partido”, en Discurso de la novela española contemporánea (México, El Colegio de México, 1945). Constituida por Campo cerrado (1943), Campo de sangre (1945), Campo abierto (1951), Campo del Moro (1963), Campo francés (1965) y Campo de los almendros (1968).

Felipe Perucho – IES Rosa Chacel (Colmenar Viejo) – Curso 2014-15 ______________________________________________________________

fueron escritas en el exilio. Estas últimas tienen un estilo retórico, incluso arcaizante, y abordan el tema de la legitimidad del poder y su abuso en diferentes contextos históricos. Entre ellas figuran Muertes de perro (1958) y El fondo del vaso (1962), que forman un díptico sobre la dictadura y la democracia. Escribió varios libros autobiográficos como El jardín de las delicias (1971). Ramón J. Sender (1901-1982) Periodista desde joven y cercano al comunismo, se exilió a Estados Unidos tras la guerra civil. Sus primeras novelas muestran un claro compromiso político, como Siete domingos rojos (1932), situada en una huelga general convocada como protesta por la muerte de tres obreros. Desde el exilio, a partir de 1939, Sender revisita su vida previa a la guerra, en España, en obras pseudoautobiográficas, como las que conforman Crónica del alba (1942-1966), ciclo de nueve libros que recoge la infancia, adolescencia y compromiso político de José Garcés, un trasunto del autor. Otras obras de este periodo, como Réquiem por un campesino español (1953), muestran las raíces del conflicto nacional a través de la historia de Paco, un campesino que se mete en política y acaba muerto.

En España Hay dos autores que arrancan su carrera literaria en la década de 1940 que tuvieron una extensa evolución estilística a lo largo del periodo estudiado y una importancia crucial: Camilo José Cela y Miguel Delibes. En este apartado se recoge toda su trayectoria, aunque ambos se mantuvieron en primera línea literaria hasta finales del siglo XX, más allá del periodo abarcado en estas páginas. Camilo José Cela (1916-2002) Ha merecido los reconocimientos nacionales e internacionales más prestigiosos, incluido el Premio Nobel, que ganó en 1989. Controvertido y antinómico, fue censor de la dictadura franquista y sufrió esta misma censura en sus obras, algunas de las cuales hubieron de publicarse en el extranjero4. Su extensa obra narrativa incluye experimentos que le sitúan en la vanguardia técnica, y presenta muy diversas estrategias narrativas. A pesar de ello sus narraciones resultan reconocibles por su exquisito manejo del lenguaje, en el que combina desde los términos más soeces hasta los más eruditos en una prosa fluida y contundente.

Camilo José Cela

Primera etapa. Tremendismo y libros de viajes

La familia de Pascual Duarte (1942) abre la puerta del tremendismo, movimiento literario caracterizado por las tramas violentas protagonizadas por personajes marginales narradas mediante un lenguaje crudo. Esta obra adopta una forma cercana al género picaresco, en tanto que un protagonista de baja posición social intenta justificar ante un narratario socialmente superior su caída en desgracia. Un peculiar libro de viajes, con implicaciones narrativas, es Viaje a la Alcarria (1948), que inaugura en la obra de Cela un género que cultivará en varias ocasiones más.

4

Así sucedió con la segunda edición de La familia de Pascual Duarte y con la primera de La colmena, dos de sus obras más reconocidas e influyentes.

Felipe Perucho – IES Rosa Chacel (Colmenar Viejo) – Curso 2014-15 ______________________________________________________________

Segunda etapa. Perspectiva social

La colmena (1951) marca esta etapa, que consolida el prestigio y la repercusión de su autor. Se trata de una novela de personaje colectivo, al modo de Manhattan Transfer (1925), del estadounidense John Dos Passos, en la que se retrata la vida de un barrio de Madrid en la posguerra. Como dijo el propio autor, se trata de una “crónica amarga de un tiempo amargo”. Tercera etapa. Experimentación

Aunque, como se ha señalado, Cela siempre mostró inclinación por la experimentación técnica, en su última etapa hay obras en la que la experimentación es extrema, como San Camilo, 1936 (1969) o Cristus versus Arizona (1994), constituidas por monólogos interiores sin párrafos ni puntos. Miguel Delibes (1920-2010) Voluntario en el ejército sublevado en la guerra civil, tuvo después fuertes discrepancias con la censura del régimen, que le llevaron a dimitir de su puesto de director del periódico El Norte de Castilla. Aunque no es ajeno a la experimentación narrativa, sus novelas siempre cuentan una historia reconocible5. Para estudiar su obra la dividiremos en las tendencias temáticas que el propio autor señala: “Hay una serie de motivos o de ambientes que se reiteran en mi producción: muerte, infancia, naturaleza y prójimo” 6.

Miguel Delibes

Muerte

Su primera obra, y la que le abrió el mundo literario al ganar el Premio Nadal, La sombra del ciprés es alargada (1947), está entre las que dedica a reflexionar sobre la muerte, como Cinco horas con Mario (1966), que resulta original porque la historia de Mario se dibuja a partir del monólogo interior de su viuda mientras vela su cadáver. Infancia

La visión de los niños sobre el mundo también ha interesado a Delibes, que la refleja, por ejemplo, en El camino (1950), novela en la que nos sumergimos en el mundo rural a través de los recuerdos y la perspectiva de Daniel el Mochuelo, que está a punto de abandonar su pueblo. Naturaleza

La naturaleza y lo rural están presentes en muchas de sus obras, y llegan a constituir el centro de obras como Diario de un cazador (1955), ejemplo de un conjunto más amplio de narraciones.

5

6

Así lo expresa el propio Delibes: “Yo entiendo que novelar o fabular es narrar una anécdota, contar una historia. Para ello se manejan una serie de elementos: personajes, tiempo, construcción, enfoque, estilo. A mi ver, con todos estos elementos se pueden hacer todas las experiencias que nos dé la gana..., todas menos destruirlos, porque entonces destruiríamos la novela. El margen de experimentación es inmenso, pero tiene un límite, que se cuente algo”, en Alonso de los Ríos, César: Conversaciones con Miguel Delibes, Barcelona, Destino, 1993, pág. 111. “Prólogo” a su Obra completa, Barcelona, Destino, 1966. vol. II, pág. 8.

Felipe Perucho – IES Rosa Chacel (Colmenar Viejo) – Curso 2014-15 ______________________________________________________________

Prójimo

La inquietud social7 se encuentra en la experimental Parábola del náufrago (1969), en la que se emplean innovaciones formales poco habituales en Delibes (por ejemplo, sustituye los signos de puntuación por su nombre). En Los santos inocentes (1981), novela más convencional, se refleja la injusticia que provocan los poderosos sobre los débiles. Carmen Laforet (1921-2004) Ganó la primera edición del Premio Nadal, de 1944, con Nada. Esa novela de carácter existencialista que refleja la grisura y la pobreza de la sociedad española de posguerra le valió una gran éxito de crítica y público y supuso en cierta medida el regreso de la literatura al panorama comercial del país.

La década de 1950. El realismo social En estas novelas el protagonista es un colectivo, la sociedad de posguerra, y en particular los colectivos marginados que se habían creado como resultado de la pobreza de posguerra y del éxodo del campo a la ciudad. El punto de partida de este movimiento es la publicación de tres novelas: Las últimas horas de José Suárez Carreño (1949), La colmena de Camilo José Cela (1951) y La noria de Luis Romero (1951). Todas ellas comparten las características esenciales del realismo social español.

Características Protagonista colectivo. Incluso si el protagonista es individual, suele adquirir carácter de representante de una clase social o un colectivo. • Estilo directo y sencillo. • Predominio del diálogo, que recoge con fidelidad el lenguaje coloquial. • Tiempo y espacios reducidos. • Linealidad temporal. Dentro de los autores y las obras inscritas en este apartado encontramos diferentes enfoques: desde el objetivismo que emplea un narrador observador (como Rafael Sánchez Ferlosio en El Jarama) hasta el realismo crítico, caracterizado por su intención de denuncia, en línea con lo postulado por el influyente filósofo y escritor francés JeanPaul Sartre8. •

Rafael Sánchez Ferlosio (1927 →) Tras una primera obra de fantasía, Industrias y andanzas de Alfanhuí (1951), publicó El Jarama (1955), una obra con narrador objetivo que recoge las vivencias de un grupo de amigos en una excursión al río Jarama. En ella predomina el diálogo de los personajes, de acusado realismo. 7

8

“El propio Delibes ha aclarado que con este término se refiere a lo que otros llaman preocupación o inquietud social”, en Amparo Medina-Bocos: “Claves para leer a Miguel Delibes”, http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/claves-para-leer-a-miguel-delibes/html/aa3378dc-a10211e1-b1fb-00163ebf5e63_3.html#I_3_ “Indudablemente, la obra escrita es un hecho social y el escritor, antes incluso de tomar la pluma, debe estar profundamente convencido. Hace falta, en efecto, que esté muy al tanto de su responsabilidad. Es responsable de todo: de las guerras perdidas o ganadas, de las revueltas y represiones; es cómplice de los opresores, si no es el aliado natural de los oprimidos”, en Sarte, Jean-Paul: ¿Qué es la literatura?, Buenos Aires, Losada, 2003, pág. 23.

Felipe Perucho – IES Rosa Chacel (Colmenar Viejo) – Curso 2014-15 ______________________________________________________________

Juan Goytisolo (1931 →) Tiene un largo recorrido estilístico que incluye en sus primeras etapas algunas obras inscritas dentro del realismo social. Su primera novela, Juegos de manos (1954), adopta para retratar el conflicto social el punto de vista de unos jóvenes burgueses socialmente concienciados. De especial interés por su planteamiento simbólico es Duelo en el paraíso (1955), en la que unos niños que han quedado solos se comportan como los adultos en la guerra. Su ensayo Problemas de la novela (1959) aborda desde el punto de vista teórico el realismo social, constituyéndose en una suerte de poética del realismo social.

Ignacio Aldecoa (1925 – 1969) Escribió novelas como El fulgor y la sangre (1954), que se desarrolla en una tarde en la que dos mujeres esperan noticias de sus maridos, guardias civiles, uno de los cuales saben que ha muerto en acto de servicio, y Gran Sol (1958), de personaje colectivo, que retrata la vida de los pescadores de altura. Es conocido por sus relatos.

Carmen Martín Gaite (1925 – 2000) Inscrita dentro del realismo social, representa una perspectiva más intimisma del movimiento. En novelas como Entre visillos (1957) o Retahílas (1974) retrata la vida de la mujer en la época, socialmente relegada. Destaca la introspección de los personajes que se dibuja a través de conversaciones íntimas aparentemente intrascendentes, que van dibujando un panorama social gris, en particular centrado en la vida de la mujer en la España de los años cincuenta.

Jesús Fernández Santos (1926 – 1988) Con Los bravos (1954) traslada la novela social al ámbito rural, a un pueblo de León del que hace un completo retrato colectivo lleno de tintes oscuros.

José Manuel Caballero Bonald (1926 →) Caballero Bonald, poeta y ensayista, retrata en la novela Dos días de septiembre (1960) la Andalucía rural (vendimiadores, ricos, burguesía) empleando técnicas narrativas que resultaron novedosas.

La renovación: de 1960 a 1974 Gonzalo Torrente Ballester (1910 – 1999) La trilogía Los gozos y las sombras (1957-1962) narra la decadencia del clan de los Churruchaos en el imaginario pueblo gallego Pueblanueva del Conde dentro del marco de los años previos a la guerra civil. El autor conserva la esencia del realismo decimonónico al que incorpora las innovaciones de la narrativa europea del siglo XX 9. La saga/fuga de J.B. (1972), su obra más conocida, profundiza en la línea emprendida en Los gozos y las sombras, y es a la vez un compendio y una parodia de las técnicas narrativas más modernas.

9

Torrente Ballester se plantea “escribir hoy [1956] una novela que conserve del realismo histórico y elimine sus defectos, todo lo que la crítica y la práctica de este siglo (Proust, Joyce y Kakfa principalmente) han destruido ya”, “Prólogo” a Obras completas, pág. 70.

Felipe Perucho – IES Rosa Chacel (Colmenar Viejo) – Curso 2014-15 ______________________________________________________________

Luis Martín Santos (1924 – 1964) Emplea en su única novela publicada, Tiempo de silencio (1962), técnicas narrativas como el monólogo interior, el perspectivismo, la segunda persona y el estilo indirecto libre que introducen en la literatura española técnicas narrativas de vanguardia deudoras del Ulises (1922) del irlandés James Joyce.

Juan Goytisolo (1931 →) A partir de Señas de identidad (1966) Juan Goytisolo, cuyas primeras obras se inscribieron dentro del realismo social, adopta un enfoque experimental 10, aunque sus creaciones sigan tocando asuntos sociales y políticos. En esta novela, que inicia una trilogía formada además por Reivindicación del conde don Julián (1970) y Juan sin tierra (1975), emplea un narrador en segunda persona y rompe con la linealidad temporal.

Juan Marsé (1933 →) En Últimas tardes con Teresa (1966) Marsé dibuja a través de la relación entre el Pijoaparte, un barriobajero ladrón de motos, y Teresa, una joven universitaria burguesa, un ácido panorama de la sociedad catalana.

Juan Benet (1927 – 1993) Su novela Volverás a Región (1967) supone una ruptura con la tradición narrativa y la consolidación de la experimentación en la novela española. En esta obra, situada en la imaginaria Región, Benet rompe la coherencia de los elementos tradicionales la la narración (personajes, tiempo y espacio) en favor de un discurso simbólico y universal.

Luis Goytisolo (1935 →) Sus primeras novelas, como Las afueras (1958), se sitúan dentro del realismo social, pero su aportación más importante es la tetralogía Antagonía11 (1973-81), compleja obra que emplea técnicas innovadoras para reflexionar sobre el hecho creativo.

10 En el ensayo “Escribir en España” del propio Juan Goytisolo se lee: "No resulta aventurado profetizar que el compromiso del futuro será menos de orden político que de índole artesanal, en el plano de la escritura y de la técnica", en El furgón de cola, Barcelona, Seix Barral, 1976. 11 Recuento (1973), Los verdes de mayo hasta el mar (1976), La cólera de Aquiles (1979) y Teoría del conocimiento (1981)

Suggest Documents