Conceptos y experiencias sobre la educación sexual

Vol. XXIX No. 6 Revista Colombiana de Obst('trici;, y G inecologi;, Conceptos y experiencias sobre la educación sexual. ,Dr. Fcruandu Cardona Aranv...
1 downloads 0 Views 4MB Size
Vol. XXIX No. 6

Revista Colombiana de Obst('trici;, y G inecologi;,

Conceptos y experiencias sobre la educación sexual.

,Dr. Fcruandu Cardona Aranv.o

INTRODUCCIO N El est udio de la sexua lidad hum a na bajo un punto d e vista c ientífi co nació pt·á cti camc nt e con los trabajo s d e Freud (8 ), l~lli s (7) y Kin se y (1 2, ( 1 3 ) no hace mu chas déca d as, y no han tra nscurrido a ún 10 a iios desde la pub li cación d e los últim os aportes de Maste r y ,Jo hnson (16), _por consiguie nte la enseiía n za d e la sexo logía es tambi é n un a ex p eri e nc ia nueva y no es de ex tra11ar por lo tanto qu e a ún no se haya lo gra do su tota l aceptac ión en to do s los terrenos y en todos los ni ve les en dond e ella d e be ser im par tid a, e n especia l e n las á reas d e la sa lu c'..

la madr e r esolv ié ndol es sus dudas. Para lograr un a motivación e n los progenito res es necesario co nve ncerlos p.re viam ente de qu e gran parte de l futuro bie nesta r d e s us hijos d e p e nde de la correcta e n seii a nza que e ll os les d é n d e todo lo re lac io nad o con e l sexo , y qu e como ret ribu c ión lóg ica éstos les te ndrá n un profund o e inm e nso ag 1·ad ec imi e nto y admiración y serú pere nn e e l afecto y e l a m o r q u e les brinden a t ra vés de los a11os. Caracle rist icas del Cd ucador Sexua l :

Los Padres corno ed ucadores sexua les: Es co nsid erado por los auto res qu e 111 vest igan sobre la sex ualid a d hum a na ( 4 ), (1), (3) y ha siclo comprobado en las e nc uestas r ea li za das e n Co lombia ( 8), e l pa p e l prioritario q u e t ie nen lo s padres e n la edu cac ió n sexua l. S in embargo, no só lo e n nu estro pa ís sino en casi todo el mundo , una re sistencia cult ura l, e n su sen t id o a ntro po lógico , ele los padres p ara im pa r t i1· esta do ce n cia sexua l, en par te, por no p o seer los co noc imi entos necesarios en esta materia qu e na die les enseñó y e n dond e la sola expnienc ia el e su propia vida tiene u n gra n número de interroga ntes sin reso lver , te miendo qu e su s hijos se den cuenta d e e ll a, y traiga corno consecuenc ia una merma d e su imágen como p a dres, cayendo en e l conce pto de que todo lo concerniente a la sexua lidad debe ser muy reservado y perso na l y que su co m e nta ri o aú n e n la intimi dad d e l ho ga r, ate nta contra la figura idea l d e la rn ujer . S ie nd o la e ducac ión sexual prioritaria de los p adres por lo anotado; estamos muy lejos d e la r ealidad quedándonos solo e n e l te rreno teórico ; es necesario pues para llevar la a la prácti ca , seguir una metodología lógica, a fin de ilustrarlos con un mínimo de co nce ptos básicos tan to al padre como a

254

El m ag iste ri o de la sex u a li dad hu m a na req uiere una se rie de caracter íst icas e spec ia les que se co m e n ta n a co ntinu ac ió n ; a lg una s d e e llas c ita d as por Kink e ndall (11), d e l co n cejo de infül'mac ió n e ilust rac ió n sexua l de lo s Esta d os Unidos (SIECUS). a) T e ne 1· una am pl ia form ac ión sobre la m etodo logía de esta d oce ncia a la comu ni dad , para así pode 1· ejercer una la bor const ru ctiva qu e J'orla lezca al hogar y be,:e ficie a los qu e la imp art e n y a 1.o s que la recib e n. E l desconocim ie nto de lo a nt erior pu e de tr ae r un r esultad o negativo cuando se inic ia dicha educació n sex ua l a la juventud , sin habe r pre para do con anter io ridad a los padres sobre tal es te m as, p udi é ndo se produc ir un e nfr en tamie nto e n r,re dos generacio nes o una reacción ne;:ativa contra e l t ipo de ed uca c ión im partida en -, I co leg io . b) Co nocer e I inst ru ctor exacta ment e en qu é esca lafón se en cu e ntra fr e nte a l individu o en formación para d arl e justa mente la educación q u e para ese momento de su vida requi ere _ Ex isten e n este punto dos corri e ntes o conductas tomadas por los ed u cadores: una qu e se puede clasificar corno n egativa y es frecu e ntement e emp leada por los padres en e l sentido de dar una respu esta fa lsa, o co n un mínim o de verdad o eva-

Vol. XXIX No.6

Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología

siva posponiendo para un futuro el conocimiento inquirido que nunca llega, o que si se hace r~alidad es al cabo del tiempo en donde el interrogante de entonces ya no tiene interés. La otra corriente que se puede clasificar de sup":_rpositiva es la frecuentemente seguida por los instructores de colegios y universidades, y que consiste en enseñar la verdad al alumno pero no terminando allí su docencia, sinó pasando a explicar una serie de conocimientos que siendo ciertos, es muy posible que al alu_mno en ese momento no le interesen y que además no encontrándose preparado física y psicológicamente para recibirlos produzca en él como resultado final, una actitud nruy cercana a la angustia. c) Eliminar con explicaciones racionales y sencillas y cuando sea necesario, con ejemplos de complejidad creciente todos los temores y las angustias, en Jo relativo al desenvolvimiento y ajuste del sexo . Es muy frecuente, que en el período de la adolescencia los jóvenes no presenten a una misma edad el desarrollo de sus caractéres ·sesuales secundarios y el aceleramiento o retardo de ellos, produce ante sus compañeros complejos que el educador sexual debe explicar con anterioridad como bien lo expone el texto mexicano que se le entrega a todo niño gratuitamente en primaria con (dibujos y textos simples y agradables. Además en la pre-pubescencia debe explicarse por ejemplo, cómo la eyaculación y la menstruación son fenóm e nos naturales que revelan un índice de maduración normal y debe ello mostrarse alegremente como un potencial de la sexualidad que es preludio de una paternidad o maternidad futura en donde el ser tiende a perpetuarse. d) Delimitar en una forma positiva y con un amplio diálogo sobre el inmenso campo físico y psíquico que abarca el potencial de la sexualidad humana y como ésta actividad generativa tiene implícito unas obligaciones y unas responsabilidades que deben ser enseñadas, es necesario dar una visión no solo intrínseca de la sexualidad sino también extrínseca de ella, es decir una formación en la actuación no solo en cuanto a la persona como un "yo" , sino tam-

bien en relación con los otros individuos, de uno-y · o tro sexo, que Jo rodean , y cómo sus actitudes, tend e n cias y obras en la conducta sexual deben ser sie mpre respetando en grado máximo los derechos humanos de ellos. e) Poseer una amplia información sobre la piscología evolutiva para poder ilustrar con facilidad y sencillez, cómo las vivencias de la sexualidad humana de la adolescencia, influyen en la estructuración de la personalidad. Muchas actitudes y conceptos y determinados comportamientos en la esfera sexual de los adultos, está fuertemente influenciada por los conocimientos adquiridos en su juventud sobre los temas sexológicos, que si fueron correctos, los llevará a tomar decisiones en su gran mayoría acertadas, pero si careció de ésta ilustración y formación o si ella fue incompleta o _incorrectamente impartida es muy posible que se presente un desajuste en su vida sexual y que su felicidad y la de los que lo rodean se vea comprometida. El educador sexual debe tener la íntima convicción de que sin una sexualidad equilibrada, existe una vida psicopática. f) En Colombia en la actualidad es necesario que el educador sexual ejerza su actividad en todas las edades y a todos los niveles ; desde la primaria hasta la docencia en los cursos de post-grado y aún en el hogar, consiente de que ello dista mucho de lo ideal pero que es urgente y debe procederse así ante la ignorancia del tema por la gran mayoría de la comunidad. Debe sí explicar inicialmente el por qué de su proceder para lograr el fín propuesto y para encontrar una cooperación en el auditorio, pero haciendo énfasis de que ésta no es la metodología ideal y que tal modalidad será transitoria. Además, debe tenerse presente que un gran sector del pueblo tiene un acentuado anticlericalismo por factores histórico-políticos, o por factores actuales de reacciones de protesta contra todo lo institucional e n los jóvenes; por ello debe fundamentar ésta d ocencia de la sexualidad en los valores morales que enseña la razón humana y que tienen bases firmes que satisfacen plenamente

255

V,1/ \X1X No . 6

Revista Coiumb1ana de Obstetricia v G mecologí.,

la conciencia, sin neces id ad de involucrar e l lema religioso. La Función reproductiva y la erótica en la sex ualidad hum a n a: La educac ión sexua l Liene c.imo caracte r ís· ticas esenc.ia les, la ilustración y formación sobre la función reproduct iva y la func ió n erótica de la sexualidad hum a na , por ésto es necesa 1·io que e ll a sea siempre integra l y comprenda una enseña n za equili brada de una y otra función , para así no deform a r e l objetivo propuesto. Por lo ta n to, es fun· dam e ntal tener en cuenta nociones sobre e l d esarro llo en esta át·ea física del niñ o hasta su madure z y de la nit1a hasta su nu bilid ad, comprendiendo a demás un conoc imie n tto somero sobre anatomía y fisio logía del sis· tema reproductor, una visi ó n panorámica sobre la e volución del em bara,:o desd e la concepción hasta e l alumbramiento y Ju ego e l post-par t o y la lac ta ncia. En e l terreno d e la (unción eró tica, gradualmente su estudio se orienta hacia un a des· cripción de la psicología evolut iva característica de uno y otro sexo , para así poder comprender el comportamiento e n éste campo de los seres del sexo o puesto ; c uando e ll o se ig nore, las actitudes y las accio· nes que tienen un substrato sex ual , J'recuen· temente producen un erecto contrar io a l esperado, pués cada sexo responde con sus características propias y si ellas no son co· nocidas, éstos comportamie ntos producen ang u st ia o decepción qu e son la antítesis del erotismo, que es e l place r conciente de la sexua lid ad humana. El estudio de la fun· ció n erótica comprende tambié n e l conocí· miento y el comportam iento de su propio sexo e n éste campo e n sus diversos y pro· gresivos ni veles como también las diferentes manifestaciones y reacciones del otro sexo para así poder encon trar armonía y bienestar c uando se busca placer en todo tipo de relación sexua l, entendiend o por ello desde el simple y pasajero piropo o ga lanteo ocasional y superficial hasta la rea· lización co mpleta y perfecta del acto se· xual, expresión m áx ima de esta función. Los programas de e ducació n sexual e n Colomhia :

256

E l ministerio d e educació n nacional co lom· biano, t iene en sus program as de estudio para e nse11anza m edia, la sPcción de "com· portamiento y sal ud ", e l c urso se desarrolla en los años 5o. y 60. de bac hill e rato , con una intensidad de dos horas semana les en 5o. y 4 horas semanales Pn 60.; e n dicho c u rso se ilustra e informa some ramente sobre la e ducación sexua l, la c ual queda involucrada co n otros aspectos tamb ié n ese nciales para tener un comportamiento correcto y un c uer po y una mente sana. Los objetivos del curso son: 1. Conocerse a sí mismo en sus capacida· des y limitaciones.

a. Biológicos (morfología, fisiología e higien e). b) Psicológicos. y c) Socia les. 2. Identificar la inte rrelación e in(luencia sobre e l sujeto d e: a) E l medi o ambiente físico. b) La familia. c) E l m ed io ambie n te social. d) Las culturas foráneas.

3. Asimilar y ap li car e l conocimiento de los siguientes aspectos: a) Biológico: - Vida sexua l. Agresividad. - Uti li ,:ación de la e nergía vital, estimularla por el cambio puberal. - Deportes. - Recreac ión. b) Piscológico: - Comportamiento fr ente a la vida sex ual. - A ut oaceptación. - Actitud frente a su rea liz ación profesional. c) Social: - Relaciones personales. - Relaciones de pareja . - Relaciones de grupo (ba ndo). - Re laciones con la fami lia. - Re laciones con la comunidad. 4. Distinguir los va lores auténticos de los

apócr ifos en e l comportamiento humano. E l ministerio de educació n n ac ional colom· biano divide e l curso en dos eta pas, denominadas "ma duración y desarrollo" para ser a nalizada e n e l año 60. y final del bachillerato.

Vol. XXIX No . 6

Revista Colombiana de Obstetrici11 y Ginecologfo

El curso 5o. año de maduración y desarrollo comprende: A. Periodo prenatal y natal. a) Mecanismos hereditarios: - Cromosomas. - Evolución fetal. - Influencia del medio. - Actitud de la madre: fisiológi ca y emocional. b) Momento del nacimiento: - Nac imiento normal. - Nacimienlo traumático y sus consecuencias.

y la imágen de sí mismo: - Exhibicionismo. - Narcisismo . 5 . Búsqueda de identidad o idealismo. 6. Acción y conducta impulsiva: - Agresividad. 7. Conflictos psicosexuales: - En el varón ado lescente . - En la adolescente. - Mastur bación. - Relación heterosexual. - Ho mosexualismo. - Amor adulto. 8. Complejos y frustración : - Rigidez. Ansiedad. - Fantasía. - Alcohol. - Dro gas y lisógenos. 9. Continencia positiva.

B. Período de Lactancia . C. Presión Social. l. Desarrollo sensoriomotor. 2. Desarrollo

del lenguaje. 3 . Desarrollo de la personalidad: -Influencia del medio. -Afectividad de la madre. C. Período preescolar. l. Desarrollo emocional. 2. Desarrollo inte-

lectual. 3. Desarrollo social. D. Comportamiento en el Hogar y en la Escuela . l. Influencias del hogar en el comporta-

mienlo del niño. 2. Papel de la Escuela en el comportamiento social del niño. 3. Hábitos de respeto y buenos modales. El curso de 60. año de bachillerato denominado Adolescencia comprende: A. Aspecto de la Adolescencia . l. Cambios físicos. Endocrinos : a) Puber-

tad. b) Coordinación. c) Fuerza muscular. 2. Características sexuales. 3. Clima y alimentación. B. Psicología del Adolescente. l. Influencia de las experiencias infantiles .

2. Impacto de la puberlad: - Mecanismos de defensa (negación, depresión). 3. Búsqueda de la independenc ia: - Rechazo a la autoridad. 4. Nuevo cuerpo

l. La familia y el adolescente en Colom-

bia: - Paternidad Responsable. - Explosión demográfica. 2. Creencias, actitudes y prejuicios sociales. 3. Influencia de la Cultura. 4. Medios de Comunicación . 5. Banda y liderazgo: - Grupo social - Scouts. - Pandilla juvenil. 6 . Comunidad. 7. Trabajo. D. Ocupación de tiempo libre. l. Descanso. 2. Recreación. 3. Actividades

creativas. E. Relaciones humanas. A nivel : l. Personal. 2 . Familiar. 3 . Social. 4. Profesional, etc. Comentarios: Como puede apreciarse por los objetivos, y por el desarrollo del programa, la sección de "comportamiento y salud" del ministerio de educación nacional, no está orientado específicamente a un curso de Educación Sexual, pero si contiene varios de los elementos esenciales y debe considerarse como un avance positivo en su inclusión en el bachillerato. En la práctica desde el punto de vista de educación sexual se opina que el curso tiene las siguientes fallas: a) Se dá directamente al estudiante de bachillerato y se ignora, la educación previa a los padres. b) Se dá muy someramente la anatomía y la fisiología sexual masculina y femenina -función reproductiva- y en forma no concreta y sin delimi-

257

Vol. XXIX Nu . 6

Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecologi~

taciones precisas entre lo normal y lo patológico de la función erótica. c) Se dá a una edad muy tardía entre los 17 y 18 años, y en ése momento de su vida ya los alumnos no tienen interés sobre el tema que mucho les interesó entre los 9 y los 13 años y del cual por uno u otro medio ya ha adquirido una información verdadera, parcialmente verdadera, o deformada. En Suiza (2) esta educación se recibe entre los 13 y 14 años y entre el 64 %al 84 %de esta juventud Suiza confesaba estar ya al corriente del tema cuando se les dictaba el curso. En Dinamarca ( 1 O) se dicta a los 14 años y las encuestas efectuadas e n ese país revelaron que los jóvenes p e nsaban qu e se dictaba demasiado tarde, para ellos el ideal era dictarlo entre los 1 O y 12 y e n igual forma se expresa la juventud inglesa (19) donde reciben el curso a los 13 años. Muchos autores opinan que la edad más apropiada para adquirir estos conocimientos, es de los 9 a los 12 años; es decir se considera la mejor edad, el período inicial de la adolescencia, la prepubescencia, que precede a la etapa pub~ral; y ya se ha visto cómo en Colombia se dicta por disposición del ministerior de educación en los años de 5o. y 60. de bachillerato, cuando se tiene una edad prome-. dio de 17 y 18 años, es decir al finali zar la etapa post-puberal cua·ndo termina la adolesce ncia. Experiencia en este programa de comportamiento y salud: Es costumbre que en la cátedra de comportamiento y salud · se inviten médicos para tratar de problemas relacionados con la conducta sexual humana y para resolver las inquietudes y multiples interrogantes que en este campo frecuentemente angustian a la juventud. Se escoge como Lema d e fondo , por ejemplo, e l control voluntario de la natalidad, o la existencia o nó de una explosió n demográfica nacional , o los pro blem as del comportamiento durante el noviazgo; y del a nálisis de estos temas surgen las preguntas que los jóve nes desean que sean resuellas. Se ha tenido la experiencia en dos colegios fem e ninos y en dos masc ulinos dP asistir co mo profesor invitado con un total ne '180 a lumnos. Se ha iornado para

258

ello una metodología di ferente y ha sido primero establecer un contacto muy corlo en donde se explica el proced imiento a seguir, consistente en colocar un buzón du rante ocho días en el salón para e n é l formular libremente con letras separadas y en forma anónima, cualquier tipo d e pregu nta relacionada con el tema de la sexualidad humana, desde e l simple sign ificado de un vocablo folklórico , hasta los complejos problemas de las fun cio nes reproductivas y las eróticas. Se advierte que t odas las encuestas sin omitir una sola serán co ntestad as en dos semanas y que además é stas preg untas en su conjunto serán comentadas con los padres de todos los cursos reunidos e n grupo , por ejemplo 5o.A, 5o.B y 5o.C para que así las preguntas co nserven a ún más su carácter anónimo y ellos conozcan cuales son los problemas y los interroga ntes que sus hijos y los compañeros de sus hijos tienen e n ése período de la adolescencia. La experiencia ha demostra do, que tanto en los colegios masculinos como en los femeninos, las reuniones con los padres son mucho más interesantes y sorprendentes, en e llos se limita e l conferencista a respon der el diferente grupo de preg untas -existen muchas repetidas- y los padres no salen de un constante asombro de que sus hijos - o sus compal'ieros- puedan tener tantos conocimientos y experie ncias sexuales o deseen hacer tantas cosas o conocer el porqué de determinad os comportamientos -aún

Suggest Documents