APUNTES PARA LA HISTORIA DE HONDURAS

T ^m^r. APUNTES PARA LA HISTORIA DE HONDURAS APUNTES PARA LA Historia de Honduras POR RoBüSTiAXo Vera Abogado i Promotor Fiscal en lo Crimi...
1 downloads 0 Views 17MB Size
T

^m^r.

APUNTES PARA LA

HISTORIA DE HONDURAS

APUNTES PARA LA

Historia de

Honduras

POR

RoBüSTiAXo Vera Abogado i Promotor Fiscal en lo Criminal de Santiago de Chile; Académico correspondiente de la Real Academia de Jui-isprudencia i Lejislacion i de !a del Notariado de Aladrid; Miembro de la Union Internacional de Derecho Penal de Prusia Lejislacion tomparada de Paris de la de Medicina i de la Sociedad de Legal de New York; Socio correspondiente de la i

Asociación de Periodistas i Hombres de Letras de Oporto; la Cruz Roja de Espaila i de la Real Socieda'l Jeográfica de Lisboa; Socio correspondiente de la Sociedad Jeográfica Estadística de Méjico i de la Academia Mejicana i de Jurisprudencia i Lejislacion; Socio correspondiente de la Asociacioii de Abogados de Lisboa; Socio honorario del Gremio de Estudiantes de la Facultad Libre de Derecho de Rio Janeiro en el Brasil; Miembro honorario del Instituto de 19 de Setiembre de Lisboa; Cónsul Jeneral «ad honorem» de las Repúblicas de Honduras i Nicaragua i Miembro Honorario del Club social alemán de Osorno, etc.

Miembro de

l'h/LF.

IDE

SANTIAGO DE CHiLE OOR.R*BO" DE3IjIOIA.S

"E3rj

866

Al Señor Doctor

Presidente Constitucional de

Honduras,

Excelentísimo

la

República de

etc.

sE5fOR:

No tengáis a mal que os dedique este pobre trabajo^ que tiende a dar a conocer los sucesos que se han desarrollado en vuestra patria, desde su descubrimiento hasta el presente, i a la que habéis qobernado con acierto^ debiendo a vuestra iniciatica adelantos en todo sentido, que sea cual fuere la suerte que corra mas tarde, os han de recordar i glorificar vuestro nombre. El Dr. Soto inició la época de los progresos en Honduras, pero desgraciadamente todo se esterilizó por las revueltas que surjieron durante el gobierno de sus sucesores, hasta que por fin subisteis vos a la Presidencia de esa República, i entonces los habéis hecho renacer con ventajas i con^oliclados en lo posible, dados los pocos elementos con que habéis contado para tan noble objeto. De hoi en adelante nadie detendrá ese progreso, que ha de ser creciente, dado el buen sentido del pueblo hondureno i de sus nobles aspiraciones.

Cuando

Excmo. señor, estas pajinas, fio que lo hagáis para no ver en ellas sino simples estudios que mas tarde a los hijos de ese país, para hacer la

leáis,

con induljeucia,

puedan

servir

narración completa de la historia de esa Uepública, estudiando afondo los sucesos ocurridos durante la época de cada uno de los que han gobernado. Por desgracia, nosotros no hemos jjodido disponer de ese material, ni recibir informaciones concretas para presentar algo acabado a vuestra consideración; pero esto no era un motivo que nos desanimara en tal deseo, desde que no tenemos la pretensión de presentaros una historia completa de ese pais, sino simples

DEDICATORIA

VI

estudios que la den a conocer a grandes rasgos, dejando para otros la tarea de realizar el pensamiento que tuvimos al emprender esta publicación Mientras lleqa el dia de ver realizado este deseo, pensamos que este libro puede ser útil, i por eso lo ponen¿os bajo la protección de vuestro respetable nombre.

Aceptadlo, señor Presidente, porque en él solo encontrareis el deseo de ser útil al pais cuyos destinos habéis rejido con honra-

dez, talento

i

patriotismo y

Vuestro atento

i

seguro servidor

Robustiano Vera.

Santiago de Chile, Setiembre 21 de 1898.

PEOLOGO I.

la República de Honduras no se ha ya sea que esto se deba a un descuido la suponga de escaso interés, se hace,

La Historia de escrito todavía,

i

o bien a que se no obstante, necesario llenar cuanto antes ese vacío. Mientras mas pronto se emprenda este trabajo será mejor, antes que el tiempo haga olvidar sucesos que deben enseñarse a las jeneraciones que se levantan, como una gloriosa tradición del pasado. Las Repúblicas de Guatemala, Nicaragua, el Salvador i Costa Rica, han recojido con noble entusiasmo los hechos que se sucedieron desde el descubrimiento de

sus territorios hasta el presente, ofreciéndonos estudios completos en esta materia, a tal punto, que el que quiera conocer la tradición de estos pueblos, logra su objeto en obras de bastante mérito. Mas, si se quiere buscar lo mismo con relación a Honduras, cada se encontrará, por cierto, donde satisfacer ese deseo. No cabe duda que en los colejios i escuelas de Honduras no se enseña a su juventud la historia de este bello pais, lo que tal vez se encentrará mui raro desde

PRÓLOGO

VIH

que, a no dudarlo, se le hará aprender )a historia de otras naciones, sin que se comience ese aprendizaje por la del pais en que se nace.

II.

Centro América dependió en un principio del VirreiMas tarde las provincias de Chiapas, Guatemala, Honduras, el Salvador, Costa Rica i Nicarao-ua, formaron la Capitanía Jeneral de Guatemala; pero desde el momento en que cada una de estas provincias hechos distintos, justo es tenia su gobierno especial particular. ellas en historia de saber la Por otra parte, no fué un mismo conquistador el que descubrió estos territorios, ni los pacificadores de ellos fueron los mismos. Tampoco estaban poblados por una misma tribu, sino que las habia de diferentes clases en valor, en costumbres i en ilustración. De aquí es que cada uno de estos paises tiene historia propia, con hechos que les son característicos, que deben enseñarse a la juventud que se forma, para que ésta, a su vez, los trasmita a los que vengan después i conozcan el verdadero oríjen de estos pueblos. Es verdad que puede tal vez haber mucho de común en el descubrimiento conquista de Honduras con los del Salvador, por estar en un mismo plano de tierra, ser tal vez en su pacifiel uno desmembración del otro, cación haber figurado los mismos personajes; pero no habiendo sido después de la conquista los mismos gobernantes, ni tampoco después de su independencia de la Metrópoli, es claro que Honduras tiene historia propia, que se debe estudiar i escribir para que ella se enseñe a la juventud al comenzar en la escuela a aprender los primeros elementos del saber. La jeografía la historia de cada paits ¡son una necesidad primordial sin esta base no se puedo pasar a otros estudios, ni ha¡ derecho para exijir conocimientos histónato de Méjico.

i

i

i

i

i

i

ROBUSTIASO VERA.

IX

que primero se enseñe la jeografía del pais a que el hombre pertenece. ricos, sin

i

la historia

ni.

Nuestro trabajo tiende, indudablemente, a llenar esta necesidad. Declaramos desde luego que él no es completo, por cuanto no hemos podido disponer de todos los datos que se necesitan pai-a hacer algo regular; pero se nos habrá de disculpar, desde el momento que nos separa de Honduras una considerable distancia, i por esta causa no nos ha sido posible ni buscar documentos en los archivos públicos ni consultar a los hombres que estén preparados para satisfacer las exijencias del que escribe la historia de Honduras. Mas, esta imperfección no nos desalienta. Por el contrario, creemos los estudios

que

si

de la historia

logrnmos

crear- el gusto por

nacional de Honduras, nos

será grato saber que se levantan jóvenes a mejorar i completar lo que nosotros hemos hecho, para hacer desaparecer los errores en que hayamos podido incurrir, o bien, con estudios mas completos, escriban esta misma historia en mayores proporciones. La obra no es, pues, difícil, desde que ya va a existir una base, la cual, mas o menos regular, está llamada a servir para que otros trabajos de investigación la mejoren, hasta que se pueda presentar un libro completo i útil, al cual se le dé con propiedad el nombre de Historia de Honduras. Nuestras aspiraciones quedarán verdaderamente satisfechas el dia que en la bella Honduras aparezcan numerosos trabajos sobre esta materia, rivalizando entre sí por el mérito. Entonces podremos decir que nuestros deseos se han realizado por completo i tendremos la honra de haber sido los instigadores de estos estudios.

Nuestro cariño a ese hermoso pais, asi como nuestra admiración por los hombres que hoi lo gobiernan con

pi{()i.(

(;o

tanto patriotismo, nos lia decidido a presentar el croquis en que mas tarde se ha de formar esa historia, cuya falta dejamos bosquejada a la lijera en estas breves pajinas.

Robustiano Vera.

.^|^f£j^.^:^^^^^^f^^^f^^^2^^^^í^^^^

APUNTES PARA LA

HISTORIA DE HONDURAS PEIMEM PARTE

DESCUBRIMIENTO

I

CONQUISTA

CAPITULO PRIMERO Descubrimiento de I.

América

Antecedentes de Cristóbal Colon hasta que obtuvo protección de

Reyes Católicos.

II.

Primer viaje de Colon a descubrir

III. Sus primeros descubrimientos

gundo

viaje de Colon a

espedicion de Colon

VI. Cuarto

i

i

América

i

i

su regreso a España.

su regreso a Cádiz.

su regreso a España cargado

los

tierras.

IV. Se-

V. Tercera

de cadenas.

último viaje de Colon a América; su muerte; lo que ba

ocurrido con sus restos.

— VIL

Viajes

i

descubrimientos en América

HISTORIA DE TÍONDÜKAS

dci-pius de la al

muerte de Culón.— VIII. ¿Por qué se llamó Araórica

Continente que descubrió Colon? ¿Era descubrimiento nuevo o ya

eran conocidas esas tierras?

Cristóbal Colon nació

en Cogoletto, cerca de la

ciudad va en

i

puerto de Jéno-

Italia,

ea 1435.

Fueron sus padres

Domingo de Colon

o Oo-

loinbo, labricaate en te-

jidos de lana,

i

Susana

Fontanartia.

Tuvo, ademas, dos her-

manos llamados Bartolomé

i

Diego,

i

otra

hermana que casó con un tocinero,

Santiago

Vavarello.

Cristóbal Colou

El padre de Colon murió muchos años después de los descubrimientos de su hijo,

i

era poseedor de dos casas en Jéuova,

teniendo ademas la fortuna necesaria para proporcionar a sus

una educación superior a su

hijos las ventajas de

Después de haber recibido Cristóbal Colon cimientos en una escuela de Jénova, versidad de Pavia, permaneciendo

años de edad. Después se al

le

los

clase.

primeros cono-

pasó a. educarse a la unihasta que enteró catorce

allí

dedicó a

la

marina, colocándosele

lado de su pariente Colon el Mozo, célebre marinero que fué

sobrino de Francisco Colon, capitán de los ejércitos navales del

Rei Luis XI.

Por

uno de

los los

se empc'ñí'»

años de

1

buques de

401) a 1470, C\)loii el

ya mamlaba Cristóbal Colon

Mozo,

un reñido combate entre

i

en los mares de Portugal la

escuadra

(jue

mandaba

itOBUSTIAÑO VERA

este

Almirante

i

cuatro galeras

venecianas que regresaban de

Flandes.

A

causa del ataque, las dos escuadras se acercaron notable-

mente

matanza

la

i

tóbal Colon

ardiendo derse,

La

i

Era

no pudo despren-

por consiguiente, hubo también de quemarse. solo se salvó

i

un hombre,

después de luchar con las olas asido a un remo, logró dos leguas de distancia del lugar del siniestro.

la costa a

éste Cristóbal

Como

el

Colon, a quien la Providencia salvaba para

humanidad.

gloria de la

náufrago se encontraba cerca de Lisboa, se

esa ciudad, i

con otro buque veneciano que estaba

se enredó

sujeto por los garfios al de aquél,

tripulación pereció por entero

el cual,

ganar

i

buque que mandaba Cris-

fué espantgsa. El

mas equipaje que

sin

que

sin otra esperanza

hambre que

la

la caridad

ropa mojada que

dirijió

lo

a

cubría

pública para satisfacer

el

lo aquejaba.

Colon tenia entonces 34 años de edad

i

muchos conocimientos

como navegante. Casóse mas tarde

allí

con doña Felipa Muñiz Perestrello, hija

de don Bartolomé Muñiz, hábil

más de noble Los o

i

esperto marino^ que era ade-

linaje.

libros de' viajes, diarios de navegación, cartas jeográficas

mapas

i

otras obras

útiles

que dejó

constituian la herencia de su mujer los

estudió Colon con entusiasmo

al corriente

i

el i

suegro de Colon,

su aporte

detención,

al

i

que

matrimonio,

hasta que quedó

de los derroteros seguidos por los portugueses hasta

entonces. Esta lectura despertó, ademas, en Colon un gran 'deseo

de viajar, como en efecto lo hizo hasta la Islandia.

Fué de

esta

manera como

miento de que encontrarse en

la tierra el

el

célebre marino formó el conoci-

era redonda

i

que, por lo menos, debia

Oeste otra tierra que equilibrase la del Con-

tinente Oriental, teoría que por supuesto era contraria a lo que se pensaba en el siglo

XV,

era necesariamente plana tico

demasiado

lejos

pues se creía por todos que la tierra que, aventurarse en

el

de las costas europeas

i

i

Océano Atlánafricanas,

era

HISTORIA DE HONDURAS

Mas como Colon pensaba

esponerse a perecer con toda seguridad.

modo

de un

contrario a todos los de sn época, tenia para

siendo esférico lo

el

globo, podria llegar al Asia por

habian logrado los portugueses dirijiéndose se decia

posible, j)or el

Oeste,

el

Este.

al

que



como

No

era

existencia de un hemisferio ocupado solo

él, la

«gua de aquí deducía también i

posibilidad de encontrar

la

tierras en él.

Con

esta fé inquebrantable en la existencia de un otro hemis-

dedicó Colon a buscar quien

ferio, se

diera elementos para

le

realizar su proyecto.

Lo primero que hizo

fué trasladarse a su patria, para ofrecer

aquello que necesariamente debia darle un

descubrimiento de

gran valor; pero por desgracia su proposición fué rechazada con sarcasmo. Presentóse en seguida en

el

aprovechando

hizo Colon,

la

artificiosamente

i

narración que

le

Portugal

don Juan II

i

le

retuvo

allí

entre tanto envió esplonidores portugueses al

través del Atlántico, para que

que indicaba Colon,

si

realizaban

se debiera esto solo a la

el

descubrimiento

marina de su nación.

Las tempestades obligaron a estos esploi adores a regresar bien pronto a su patria, sin haber podido arrebatar la gloria a Colon.

El digno marino jenovés, costa a fines de 1484

al

conocer esta felonía, abandonó esa

a pesar de estar pobre

i

i

sin recursos

pasó

a España, que en esa época se encontraba gobernada por los reyes católicos don Fernando de tilla.

A

su hijo Diego,

Pérez

le i

la

i

se

acompañado de hospedó en

el

dieron jenerosa hospitalidad

los

padres

Frai Juan

Frai Antonio de Marnhena.

Por esta época

los

antes habian invadido

Los Padres de i

doña Isabel de Cas-

Rábida, cerca del puerto de Palos,

Reyes Católicos estaban empeñados en

i'dtima guerra con los árabes de

Colon

i

como de ocho años de edad,

Convento franciscano de

donde

Aragón

esta tierra noble ijenerosa llegó Colon

la

i

Granada, que desde

dominado ese

la

siete siglos

pais.

Rábida oyeron con entusiasmo

los

planes

d(i

convinieron en prestarle todo apoyo, dándole al efecto

cartas ])ara personas influyentes

en la Corte.

Una

de ellas era

ROBUSTIANO VERA

para

el

Medinaceli, que fué uno de sus mejores pro-

Dnqne de

tectores, a fin de

que

lo

presentaran a los Reyes

sn empresa. Dejó Colon a sn tierno hijo en Rál)¡da

i

se dirijió a Sevilla

de

i

allí

¡

el

apoyaran en

le

Convento de

la

a la ciudad de Córdoba.

Los Reyes

en

residian

Santa Fé, ciudad que está frente de Granada.

al

Allí es-

peró la terminación de la lucha, que duraba ya diez años, la

qae concluyó con

dición de

Granada

la ren-

consi-

i

guiente salida de Boal)dil Chico, lo cual

el

se verificó el

de Enero de 1492.

l.°

Los Reyes Católicos recibieron a Colon

sus

proyectos

creyeron

i

al fin

oyeron

aunque no

i

irrealizables

los

planes del pobre peregrino, Colon llamando a la puei'ía del convento de la Rábida.

mará

al

respecto,

la cual

fué

teólogos, presidida por Frai la reina, el cual era el

resolvieron

nombrar una co-

misión para que los infor-

compuesta en su mayor parte de

Hernando de Talavera, confesor de

un adversario poderoso de Colon. Ante

pobre marino hizo

la esposicion

ellos

de su proyecto, empeñándose

principalmente en demostrarles la posibilidad do la navegación hacia

el

a Colon

Occidente. El informe de la comisión fué desfavorable i

en

él

se establéela

que era imposible ser verdad

que aquel hombre decia. Agregaban que era un

mas que Edad Media,

pretendia saber

los

grafos de la

i

Padres de

la

iluso,

Iglesia

i

lo

puesto que los

Cosmó-

por último esponian que las preten-

siones de Colon eran contrarias a la Biblia.

Los Reyes, en vista del informe de

la

Comisión de sabios, no

HISTOniA DE HONDURAS

ó

tomaron por

momento

el

que aplazaron

resolución alguna, sino

la consideración del proyecto de Colon.

Frai Diego de Deza, que

mas

tarde fué Arzobispo de Sevilla,

se puso entonces de parte de Colon.

en Teolojía del Convento de San se celebraron a ñnes del

Le

llevó a Salamanca,

de esa Universidad

hizo que lo oyeran los Doctores

Esteban.

año de 1486

i

Estas

i

donde

maestros

conferencias

principios del siguiente,

resultando opiniones favorables a los proyectos de Colon, lo que

contribuyó notablemente a modificar la opinión de los sabios que

habia presidido Frai Hernando de Talavera. Pero,

Colon cansado de esperar protección de España,

al fin,

resuelve dirijir sus pasos a Francia

otra vez

i

dirije

se le

doña Isabel

a la Corte

detenga en su

El mal estado de

regresa a la Rábida para

Jnan Pérez, que habia

recojer a su hijo. Frai

de la reina, se

i

la

i

le

llame a Colon

viaje.

hacienda pública era

la Católica

sido antes confesor

obtiene que se

que arredraba a

lo

para lanzarse en esta empresa.

Luis de Santanjel, manifestó a su soberana la importancia de

empresa de Colon

la

i

la necesidad de realizarla,

na que ya no podía Colon de entusiasmo que

si

i

viendo la

llei-

sufrir tanta tardanza, manifestó llena

era necesario buscar dinero prestado sobre

sus joyas para preparar una armada, se procediera por Santanjel sin

tardanza a

tanjel,

de rodillas, besó la

la obra,

en

el

supuesto que ella indicaba. San-

mano de

su soberana

i

le

dio las gracias

por la aceptación de su opinión.

IL El 17 de

abril

de 1492, se estendieron las famosas capitula-

ciones en Santa Fé, por las que se concedian a Colon el título

así

como

de Almirante de todas las islas el

gobierno de ellas con

el

i

i

sucesores

tierras que descubriese,

cargo de Virrei

i

con dere-

cho a la décima parte de sus productos. Por carta especial de privilejio,

mas

de 30 de abril de ese mismo año, se

el título

de

,

le

concedió ade-

reservado espresaraente a las personas

ROBUSriANO VERA

de alto rango. Por otra orden real se determinó que los vecinos de Palos suministraran a Colon las dos caralielas con que habían sido condenados

Apesar de

las

por

el

Consejo a Servir doce meses a su costa.

medidas prontas

enérjicas de la reina, tuvo

i

Colon que vencer muchas dificultades en pero en todo esto

le

puerto de Palos:

el

ayudó notablemente su protector Frai Juan

Pérez.

En Wí^íM^-Z^

la

mañana

de

del 3

Agosto del mismo año, Colon se daba a la vela en di-

cho puerto en busca de un

mundo que para precisamente

tenia

él

que

'existir,

acompañado de 146 hombres tan valerosos

como

él,

conducidos en tres carabelas,

llamadas

ria.p,

la

dSanta Ma-

en la que Colon enar-

boló su pabellón

mayor de

ellas

i

i

que era la

la

única

que tenia cubierta entera; la otra era

i

que

aPintaD,

mandaba Martin Alonso,

la

Colon sobre sus carabelas.

la

]) tercera

al

mando

de

Vicente Yañez Pinsou, se denominaba la ^Niñaj>. Iban armadas con provisiones para un año.

El costo de esta espedicion no excedia de veinte mil pesos fuertes o sean cuatrocientos mil reales.

Una

multitud de espectadores vio alejarse

elevando sus ruegos

al cielo,

esa débil

flota,

pidiendo protección para una em-

presa que suponian necesitada de los favores de Dios, porque

de seguro que, en vez del

mundo que

encontrarían tempestades

i

amparo

i

siu defensa.

se iba a descubrir, solo se

acaso todos ellos muerte segura, sin

HISTORIA DE HONDURAS

La

cerca de

un mes

para hacerle ciertas reparación a la aNiña-» pa-

ra que pudiera continuar

el

viaje.

El 6 de Setiembre partió Colon de el

medio del Océano

luego las playas del

Después de

tres

la isla

dirijiÓ su rumbo Mundo Antiguo.

i

tomando

perdiendo

semanas de navegación solo divisaban esos

mar

descontento en

los

comenzó también

el

consiguientes sublevaciones abordo. i

Gomera,

al Occidente,

osados navegantes la inmensidad de un esto

donde permaneció

las islas Canarias,

espedicion tocó en

Con

desconocido. tripulantes,

las

i

Muchos querían regresar

otros intentaron asesinar a Colon, habiéndolo salvado la ener-

jia de su

hermano Bartolomé.

Colon tenia jian con

en su empresa



cuando a

i

los

dos meses

amenazas regresar a España, pidió prórroga

tres días, al cabo de los cuales

no encontraban tierras

si

le exi-

solo les

de

pro-

metió que accedería a sus deseos.

Por suerte a Colon,

el

las dos de la

marinero de

la ,

brumas del mar una

las

Al amanecer

rra.

madrugada

luz

del tercer día fijado por

Rodrigo de Triana, divisó en

movediza como proveniente de

del 12 de octubre de 1492, la

tie-

realidad vino a

hacer lanzar a todos un grito unánime de entusiasmo: /Tierra/ ¡Tierra!

Todos postrados ante

don por

duda

i

las

los pies

ofensas que

le

de inmortal Colon

habían hecho en

los

le

piden per-

momentos de

de desesperación.

;E1 i^uevo

Mundo que imajinaba

Colon, acaba de quedar des-

cubierto!

III.

Colon] su

mas

mandó echar

rico traje

i

anclas a una legua de tierra

llevando en una

jó a tierra en una chalupa,

nes

i

mano

el

acompañado de

seguido de una numerosa comitiva.

i

vestido con

estandarte real, los otros

La

ba-

dos capita-

ribera estaba cu-

UOBUSTIANO VERA

bierta de

hombres desnados que queriaa presenciar au espectácalo

enteramente nuevo para

ellos.

Al pisar en tierra doblaron todos la rodilla ante un Crucifijo que mostraba Colon; besaron en seguida

nombre de

el

suelo

i

después en

Corona de Castilla tomaron posesión del

la

con

pais,

formalidades que usaban los portugueses en casos análogos.

las

La

que se encontraban era uua

tierra en

bladores

llamaban ^Guanahanit,

isla a la

que Colon denominó aSan

i

Sahadorí>, que formaba parte del grupo de se cree

que esta

isla sea la

que sus po-

las

que hoi se conoce con

(íLucayas'i»^ el

i

nombre de

« Watlingy).

Sucesivamente descubrió Colon diversas Sur Oeste, a

naD

e

las

que puso por nombre

alsabelaD. Reconoció

el

«

islas en la dirección

Concepción^, Q.Fernandi-

Norte Oeste de Cuba, cuya gran

estensiou le hizo creer que era Catai o sea la China, la que lla-

mó el

dlsla Juanas. Haciendo después

estremo Norte

rumbo

al Oriente, descubrió

de Haití, que llamó (íEspañolai)

Desgraciadamente en

uno de sus buques,

la

reconocimiento de esta costa naufragó

el

aSanta María»

Colon tuvo que embar-

i

carse en la «iVma». Alonso Pinzón se había separado de allí con la iiPinta^

i

como creyó que

éste se adelantaba a llevar a

la noticia del descubrimiento, dejó

allí

Diego de Arana con orden de organizar se

dirijió

a

España

el

4 de Enero de

primera Colonia

la

1493,

productos de la tierra que habia reconocido

poco andar encontró Colon a la disculpas que

de

él,

En

le dio

Pinta))

su capitán, por

el

i

llevando

consigo

algunos indios.

fiujiendo aceptar

i

él

i

A las

abandono que habia he

;ho

continuó con ella su viaje a España, la

travesía estuvo a punto de perecer por causa de

tempestad que

se levantó el 12 de

la suerte le favorecía islas

íí

Europa

35 hombres a cargo de

Azores

i

una

Febrero de ese año; pero como

evidentemente, logró arribar a una de las

de aquí

a

Lisboa.

En

el

acto envió Colon a los

Reyes Católicos noticias de su llegada. El entusiasmo del pueblo español fué indescriptible vida espedícion

al

saber

el feliz

resultado de esa atre-

HISTORIA DE HONDURAS

10

Los Reyes recibieron

Marzo de 1493, con

Almirante en

al

honores

los

Barcelona

16 de

el

agasajos que convenian al que

i

les daba un mundo, qne hasta entonces era desconocido. El capitán de la «.Pinta-», Martin Alonso Pinzón llegó

En

puerto de Palos horas después que Colon. quería arrebatarle su gloria, las costas de

hizo

como

lo

al

su despecho, pues

dejó ver al abandonarlo en

Haití, no quiso bajar a tierra en ese dia, cosa

después ocultamente, yéndose a su

abatido

casa

mo. Falleció quince días mas tarde, atormentado por

que

enfer-

i

la envidia

i

los remordimientos, justos jueces que concluyeron con su exis-

tencia.

IV.

Apenas Colon habia descansado de las fatigas de su cuando procedió a preparar una segunda espedicion, que del puerto de Cádiz

el

viaje,

salió

25 de Setiembre de^ese mismo año, com-

puesta esta vez de tres navios

i

de catorce carabelas, tripuladas

por mil quinientos hombres.

Por concesión las

permitió a Colon usar en

se le

real

armas de Castilla

i

de León,

con otros

títulos alusivos a sus descubrimientos.

En

este segundo

viaje

llevó

el

escudo

emblemas de sus (

ademas Colon

caballos, vacas,

ovejas, aves, herramientas de labranza, semillas etc.

Le acompañaban sus hermanos Bartolomé el

primer viaje; un médico

i

un cronista de

era Diego de Chanco. Iban también

con

Diego, como en

i

la espedicion,

él

que

lo

Diego Velasquez,

que desempeñó un papel tan importante en

la

Cuba, Alonso de Ojeda, Juan Pouce de León

conquista de

otros persona-

i

jes de algún valer.

En

este viaje reconoció Colon

Galante,

Guadalupe,

Santa Cruz las Antillas

i

las

las islas

Santa Maria

Once mil

vírjenes,

la

de Dominica, Maria

antigua,

que pertenecen

Menores. Descubrió también

la isla

San Martin, al

grupo de

de Puerto Rico

ROBÜSTIANO VERA

i

a Jamaica,

por

i

Sur de Cuba

i

fia,

11

aumentó sus reconocimientos en

la

costa

dio vuelta por completo a Haití.

El Fuerte Navidad que habia levantado en su primer viaje con palos de

la



Se establece que

una descripción

el

hombre

se

del cataclismo

formó de barro. Después hace que ocasionó

la

destrucción de

humana que era imperfecta, quedando monos, de donde vino mas tarde la nueva jeneracion.

aquella primitiva raza solo los

Los quichés

se

hacían notar por sus deseos de tener familia.

Existía también la práctica de la confesión de los pecados a solas o con

las fieras

en los campos para librarse de

Nicaragua hacia de confesor tribu; pero debia ser soltero i

i

el el

anciano

mas

ellas.

En

respetable de la

confesor les imponía penitencia

consistia en llevar leña al templo o barrerlo.

37

robüstiaNo vera

Vil

materia de agricultura estaban también un poco adelan-

Eq

Sembraban alíTodon, así como

fréjol, el

el

tados.

maiz

cacao.

el

i

tabaco, sirviéndose de

el

Cultivaban

el

último para

este

fumar. Plantaban ademas cebollas, yucas, calabazas, garbanzos patatas.

i

No

ignoraban tampo.:o

el

éste

arte de escribir, consistiendo

signos trazados en una especie de papel que hacian

en ciertos

con la corteza del árbol llamado amatl.

Sabían pintar

por tierras metálicas

Suplían

i

plantas

de los colores producidos

la falta

Para arreglar

tintóreas.

la cochinilla, el añil

empleaban

tintas

ello se valian

para

i

caracolillo.

el

i

las

medio del cobre ligado con

del hierro por

estaño.

Tejian

el

algodón

i

fabricaban

igualmente se fabricaban alhajas de oro

Ademas

eran mui dados al comercio

punto a otro para vender en

de un

los

dedicados a

las ferias

su industria, haciendo sus viajes por tierra o

canoas a remo

Para según i

la

el

i

velas, por los rios, lagos

loza;

i

plata.

í

í

barro

de

utensilios

i

él

iban

productos de

los

navegando en sus

esteros.

división del tiempo tenian su calendario arreglado

sistema tolteca, contando al principio

por lunaciones

concluyendo por arreglarse al curso del sol.

Las diversas tribus claratoria previa

i

se hacian a

sin causa justa,

ensanchar sus dominios. Destruían

ban

campos del enemigo

los

menudo

la guerra,

sin

de-

movidos solo del deseo de las

ciudades tomadas, tala-

reducían a la esclavitud a los

i

prisioneros de guerra.

Para cuales

la

administración de justicia tenian sus tribunales, los

prodigaban en estremo

la

pena

capital,

incurriendo en

ella el homicida, el adúltero, el ladrón consuetudinario,

mo

que

los reos

de otros delitos.

lo

mis-

HISTORIA DE HONDURAS

S8

El modo

(le

ejecutar la pena capital consistía

muchas veces

en despeñar desde grandes alturas a los destinados a sufrirla.

Los antiguos indios de Centro América construían varios instrumentos, tales

En

lo

como

tum.

el

i

que es hoí República de Guatemala predominaban las

lenguas quiche, cakchiquel,

El Salvador

la pipil,

hablaban

se

chirimía

el pífano, la

tocaban

i

pokoman

náhuatl, chosti

la chiapaneca.

i

otras.

i

En

pokoman.

tlqque, mexicana,

el

En

que es hoí de la

de Chiapa "En Soco-

zosil.

nusco, la mejicana.

VIII.

Contrayéndonos ahora a Honduras, espondremos que conservaba

la tradición

el

se

de haber aparecido como doscientos años

antes de la conquista, una mujer misteriosa, blanca

en

allí

arte adivinatorio, a la que los indios

le

i

muí

dieron el

sabia

nombre

de Comizahual, que quiere decir tigre que vuela, la que había llevado por

una de

el aire

una piedra grande de

cuales estaba figurado

las

tres

puntas, en cada

un rostro deforme, ganando

con esa piedra las batallas contra sus enemigos.

adoraran

al

gran padre, a

feriores a quienes

abundantes

i

la

pedían

gran madre

hijos,

bienes

i

cosechas

remedios en todas sus necesidades. el

reino entre tres

hermanos suyos, desapareció en medio de una tempestad,

volando

al cielo bajo la figura

de un pájaro.

Los aboríjenes de Honduras practicaban también cios

que

a otros dioses in-

de fortuna,

Agregaban que después de haber dividido hijos o

Esta mujer

fué la que les enseñó la relijíon, haciéndoles

misteriosa

humanos; pero carecían de

la carne

la

los sacrifi-

bárbara costumbre de comer

de las víctimas.

Hablaban Hoí día

el

idioma ulba,

la raza india en

merosas tribus, como ser

departamento de Gracias

el

chontal

el

pílpil.

Honduras está representada por nulos chontises

i

i

que

se estienden

en el

que pertenecen a la misma familia de

ttOBUSTIANO VERA

los quichés

cakchiqaeles de Guatemala. Eii uaa gran parte de

i

meseta viven

la

anteriores

i

cuyos dialectos aun se hablan en las

Kepública se

la

que son menos civilizados que

los lencas,

Comayagua, Tegncigalpa de

89

Choluteca.

i

En

llama payas- o plncacos

les

i

la,

los

montañas de

parte noreste de la

ocupan un

territorio

mas de treinta mil kilómetros de superficie. Parecen ser de misma familia los indios tucas o pacos del valle del Patuca

en

el

En

departamento de Olancho. la costa del Norte,

desde Puerto Caballos hacia

el

Este

viven los descendientes de los caribes, espulsados por los ingleses

de

la isla

de San Vicente

ces desiertas de

i

trasladados en 1796 a las islas enton-

Rostan o Roatan. Atraídos por

españoles de Honduras pasaron

al continente,

tiplicado estraordinariamente. Conservan

muchas de población

sus costumbres

mui

los

gobernadores

donde

se

su lengua

han multambién

i

supersticiones; pero constituyen

i

intelijeute, laboriosa

i

una

entre ellos se recluta la

mayor parte de los trabajadores destinados a la corta de maderas. Manejan con gran destreza el hacha i el azadón i están llamados a prestar grandes servicios en la construcción de ferrocarriles,

caminos

i

puentes.

También se encuentra representado en Honduras el elemento Muchos esclavos fujitivos de Cuba i Jamaica se refu-

africano.

jiaron en este pais

La población

i

en la costa son mui numerosos los zambos. se calcula hoi dia

indíjena

veinte mil almas.

A

la

época de

la

en mas de ciento

conquista esa población no

excedía de nueve mil indios.

i

Los conquistadores fundaron dos conventos: uno mercedario otro dominico. Las ciudades que ellos levantaron eran Va-

el

que hoi se llama Comayagua, Gracias a Dios o simplemente Gracias, San Pedro de Sula, San Juan en el Puerto

lladolid,

Caballos,Trujillo

i

Juan Jorje de Olancho o simplemente Olancho.

Los españoles encontraron en Honduras muchas construcciones indíjenas, ciudades, templos

mayor parte presentaban zas

i

la

i

fortificaciones en

ruinas.

La

forma de pirámides truncadas, terra-

montecillos cónicos.

4

HISTORIA DE HONDÜRAÍÍ

40 .

--

.

-

• .

^

-I

En

la frontera, cerca de

Guatemala, se encuentran

sas ruinas de Copan. Notables son

también

las

las

famo-

de Pueblo Viejo

o Terampúa.

Los naturales de ílondnras eran por gallarda

i

descansadamente

rica

i

raui

lo jeneral jente dócil,

apegada a sus hábitos

tradicionales; devota hasta la superstición

embriaguez, de con exceso

i

lo cual se

nada

i

dada con exceso a

la

vanagloriaban. Eran asimismo glotones

les irritaba

tanto

como que no

los invitase a

sus banquetes la familia o la tribu a las cuales hablan regalado

en los ágapes domésticos o populares. JEn sus danzas hacian gala de una excelente salud, puesto que Jas

prolongaban por espacio de

gran peso de solo de

las galas

siete u

ocho

dias,

no obstante

el

con que se adornaban, cubriéndose no

vistosas plumas, sino también de monedas,

espejos

i

chalchiguites.

Ordenaban sus danzas bailando en torno

del

que tocaba

el

instrumento llamado tepunagiíastle, que es un rústico instru-

mento músico, a

la

manera de un

a trecho, que sirven a

la

cofre,

con unas angostas roturas

consonancia ambiente de las voces

i

se

tocaba al golpe de unas baquetillas de madera sólida, calzadas

en los estreraos de éste,

que

i

Danzan cantando alabanzas

se celebra; pero

prohibidos contaban las historias

los bailes

mayores

eran de una materia resinosa.

del Santo que

i

de sus falsas

i

i

en

hechos de sus

mentidas deidades.

Criaban a sus hijos fajándoles contra una tabla, desde

el

pecho

hasta los pies, por cuya causa todos los indios tienen la parte de atrás de la cabeza llana

i

aplastada. Pende del cabezal de

tabla un arquillo sobre el cual ponen un el

cuerpo de

del viento.

la criatura los

lienzo,

la

que cubriendo

defiende de las moscas,

del polvo

i

RoBUSriANO VERA

41

IX.

El Estado de Honduras tenia por frontera alas Repúblicas de Guatemala, El Salvador Pacífico

el

La

en

i

el

frontera con

Mar de

del Salvador es

una

i

la costa

en

las Antillas.

Guatemala está determinada por

de Grita, Espíritu Santo

La

Nicaragua, así como

a

i

Atlántico o

las

montañas

Merendon,

línea imajinaria que divide el golfo de

Fonseca en dos porciones desiguales

i

que partiendo del costado

oriental de la isla de Nianqnera, termina en la boca del rio Goas-

corán

i

signe este rio aguas arriba hasta su confluencia con

quebrada

del

Zapote

su nacimiento. los linderos de

Torola en

i

Mas

continua aguas arriba de esta última hasta

al

Norte

la

frontera está determinada por

Cacaopera, Asambala, Pesquin, San Fernando

departamento de Morazan, hasta

el

los rios

Magdalena

Lempa,

i

la

el

Pescado, por cuya corriente sigue hasta la confluencia con la

rio

i

la confluencia

i

de

Torola; este último hasta su entrada en el

desde aquí la márjen izquierda del citado

Lempa

hasta

desembocadura del riachuelo «Dulce nombre de Jesús».

De

aquí formando una curva se dirije sucesivamente al Norte, norte oeste

i

sur oeste hasta terminar en la

márjen izquierda del

mipul; sigue este rio aguas arriba hasta frente

i

Si-

este de la

al

aldea de El Rodeo. Luego se dirije en línea casi recta hacia el oeste,

pasa entre Ocotepeque

se hacia los picos de la

en

el Sillón

i

Cítala, corta el

cadena Alotepeque Matapan

El límite con ITicaragua está marcado en el

pequeño

rio

termina

la vertiente

Negro; después por

de Dipilto, divisoria entre los rios Choluteca

afluente del Segovia.

de la

i

de Alotepeque.

bahía Fonseca, por dillera

Lempa dirijiéndo-

Mas al

i

de la la cor-

Ocotal,

este la frontera, que según propuesta

comisión Internacional de 1870, debia ser una línea que

partiendo de la cuesta del Dilpito, siguiera la divisoria entre los rios

Patuca

i

Segovia hasta

el

cabo Falso, entre

la

laguna de

42

DE HOÍíDÜKAS

ÍÍISTORIA

Caratasca

En

Mar

litoral del

el

kilómetros de costa; en

laguna Caratasca,

la

de este nombre,

rio

el

proyecto de la comisión.

de las Antillas ella,

i

tiene

Honduras

Q^iO

de Este a Oeste se encuentra la

punta Patrusca, en

desembocadura del

la

lago Castina, el cabo Comerin, cerca de

el

desembocadura del

la

Con-

cabo Gracias a Dios; pero los

verdadero

el

i

gresos respectivos no ratificaron

Cape,

rio

el

Honduras

cabo

punta

la

i

Escondida.

Los principales puertos son: TrujillOj

Puerto Cortes o Puerto Caballos, como se

antiguamente islas

Omoa. Cerca de

En

islas

le

llamaba

costa se encuentran las

esta

Roatan, Guanaja, Utila, Barbareta, Cochinos

nombre de

el

i

i

otras, con

de la Bahía.

Pacífico tiene la República unos mil kilómetros de

el

en la magnífica bahía de Fonseca, donde' están las islas

costa

Zacate Grande, Tigre, Güegüensi, Exposición, Verde

En

la

playa Norte de la bahía del Tigre se encuentra

nífico puerto de

Amapala,

de Zacate Grande, está

el

i

al

Garva.

i

el

Norte del Golfo, frente a

magla isla

puerto de la Brea.

X. Estudiando pais los

la

orografía

de Honduras

tenemos que

es

un

montañoso. La cordillera de los Andes, continuación de

Andes guatemaltecos,

la

recorn) sinuosamente

Oeste a Sur Este, dirijiéudose hacia

el

diverjentes; pero existen estensos valles

por rios caudalosos,

mente

i

otros

i

de Norte

Norte varios

campos

menores que se

ramales

fértiles

dirijen

regados

principal-

al Atlántico.

Las costas están cubiertas de selvas vírjenes dosos, que ostentan toda la grandeza

i

i

bosques fron-

vigor de una naturaleza

primitiva.

Puede decirse de una manera jeneral que

Honduras

es

inagotables.

grandioso

i

bello

i

el

aspecto físico de

que sus riquezas naturales son

ROBÜSTIANO VERA

43

Honduras puede considerarse como una meseta de unos 10,000 metros de altura raai cordilleras

desigual

dominada por

i

altas

que corren en distintas direcciones.

Las principales de estas montañas son:

La en

llamada en su oríjen Mo7itañas del Merendon,

sierra

tañas del Espíritu Santo

En

montañas de dSalaqueyy^en i

Opalaca

Montecillos, que

hacia

rección

el

O moa.

de

i

Honduras

la línea divisoria entre

Las de Puca

es la parte de

Norte entre

Guatemala están

i

Este de las de

de Otoro

forman

nombre, que forman por

i

Lepaterique

por

i

el

cerro de Hule. Las

centro

el

el

Congrehoy

Sulaco. Por último, las

Toman

de la cadena. de Macuelizo

En

i

i

hacia

montañas en su curso

estas

San Marcos hasta

mar

Merendon

la sierra

de San Juan. Es se alejan

dominan

la llanura

de

que se proyectó que pasara

En

Motagua

al

efecto, el

ángulo recto

del

Madre o de Pacaya, que a

se ^'á

el

encorvando poco a poco i

vá a for-

reborde meridional de la me-

Norte

Saleque. Los Montecillos forman i

valle del rio

el

nombres

los

cerro Frijolillo.

Este paralelamente a la costa del Pacífico

seta, sobre el cual

seta

el

3000 metros.

casi

principal cordillera es la sierra

el

las

montañas de Chile que son continuación

sierra de

partir de la sierra del

Norte Este de

Poyas, son una dependencia de las de

i

Chamalecon, hai altitudes de

La

al

de Pijó, que se terminan por

las

primara sierra que separa

la

Este del

montañas de

Honduras

centro de

Las montañas de Micoco

de Yojoa.

al

ramal llamado montañas o

montañas de Snlaco,

de Comayagua, ocupan

los picos de

alto

las

di-

de Comaya-

el

el valle

Sur

el

Salaque.

que cambia de

la cordillera

el valle

Existen también las montañas de Comayagua este

las

departamento de Santa Bárbara.

el

e lutibucá al

gua, se dirije en varios ramales que

valle de

i

Montañas de Gallimero o Grita^ mon-

resto de su curso

el

el

las citadas

montañas de

reborde oriental de la me-

Comayagua

el ferrocarril

i

la

depresión por la

interoceánico.

gran valle o llanura de Comayagua corta casi en

la dirección jeneral

de las cordilleras

que

la limi-

HISTORIA DE HONDURAS

44

tan por rios

Este

el

Humuya

llanura

Norte a

i

Oeste

el

i

Goascorán nacen en

mui cerca uno de

i

la

dan paso de un mar a

i

i

Los la

primero hacia

el

segundo hacia

el

otro.

mas elevada de

otro, dirijiéndose el

Honduras,

bahía de

la parte

el

Sur a

la

bahía de Fonseca.

Llano de Comayagua

La

citada sierra de

nombre

De

Comayagua domina

la llanura

de este

frente a los Monteciilos.

los

montes de Chile parten varios ramales

Oeste entre los valles que bajan hacia

el litoral

al

Son montañas bastante elevadas, porque

Antillas.

de Cougrehoy, entre

Omoa

i

Trujillo,

ra de Chile })or las sierras de Sulaco

i

i

i Ñor Mar de las

Norte

del

la

cadena

enlazada con la cordille-

Micoco, presenta altitudes

de cerca de 2500 metros. Solo hai en Honduras dos montañas volcánicas, pero extintas

en Zacate Grande

Merece citarse

i

el

i

ambas en

las islas de la bahía Fonseca,

en Tigre. curioso

fenómeno de

Sur del pueblo de

la

llamada ^Fuente de

Sangren,

al

Gracias.

Es una caverna de donde emana un

gulable,

1

la

Virtud en

que entra en putrefacción como

tación lluviosa se mezcla a las aguas de

el

departamento de líquido rojo,

la sangre.

En

coala es-

un riachuelo que corre

ROBUSTIANO VERI

de la gruta, dándoles

al pié

mismo

el

45

aspecto de sangre. Squier

atribuye este fenómeno a la presencia de infusorios colorados el

Le Conté a

doctor

los

i

escrementos de innumerables murcié-

lagos que habitan la gruta. Pudiera ser que, alimentándose los

murciélagos del fruto de Cereus Pitahaya, qne abunda en los alrededores de la gruta, sus escrementos estuviesen impregnados

de la materia colorante de ese fruto, produciéndose así esa coloración (|ue tiene las apariencias de sangre.

XI. Estudiando corren hacia

rresponden a

la hidrografía

el

Atlántico

se

el Pacífico.

la vertiente del

también porque en

En

i

de Honduras, resulta que las agaas

ella son

la costa del golfo

encuentran

los

Los principales

mas abundantes

de Honduras

i

i

las lluvias.

Chamelecon, Humulla o

rios

rios co-

estenso

yendo de Oriente a Este,

cuenca comprende casi la cuarta parte de la

mas

primero, porque es

LTlúa,

los territorios

cuya

de toda

República.

Las

Agazan, Poyas, Cape, Patuca via, Coco,

Wanks

Cartago,

i

i

por último,

el

o

Sego-

o Yoro, en la frontera de Nicaragua. Todos

estos rios arrastran grandes aluviones, a los

mación de penínsulas arenosas,

arrecifes

i

la cual entre los deltas de los rios presenta

lada o bahías

Romano

León, Papaloteca, Caballo,

Colorado,

rios

interiores,

que

se

debe la for-

bancos en

la costa^

lagunas de agua sa-

de las que la mayor es la ya citada

Caratasca. Algunos de estos rios,

como

el

Ulna, Aguan

i

Se-

govia, son navegables por vapores lijeros o por pequeños botes,

llamados en

En

el

el país npitpantesi>.

Pacífico, o sea en el golfo

Choluteca

i

Fonseca, desaguan los rios

Goascorán,

Los lagos mas notables de Honduras, ademas de tasca

i

Cartina, son

el

Criba,

al

de Cara-

lago de Yojoa o Taulebé, situado entre los

departamentos de Comayagua Ifi

los

i

Santa Bárbara,

Oeste del lago Cartina.

i

la

laguna de

HISTORIA DE HONDURAS

46

CAPITULO Primeras poblaciones, que el

III.

fimdaroü en Honduras; su ingreso en

se

proyecto de Confederación con otros Estados

bella

idea.

III.

Su

vila

i

Rica

II.

división actual

Gil González i

i

su forma de Gobierno.

zález Dávila a las viajes.

tierras del cacique

regreso a

Pedrarias pretende que

zález lo burla

IV. Pedrarias DáCosta

i

VI. Descubrimientos

con-

i

VII. Llegada de Gil Gon-

Nicoya

i

riquezas que recojió

VIII. El cacique Diviaguen ataca a Gil González

es aquel derrotado;

1523.

esta

su estension.

i

V. Espedicion a Nicaragua

de Avila.

resistencia del cacique Urraca.

quistas de Gil González Avila o Dávila.

en sus

cómo terminó

i

Límites del Estado de Honduras

Panamá le

del conquistador

entregue

el

quinto

real

i

español en i

Gil

Gon-

huyendo a aJS'omhre de Dios».

I.

Hemos

dicho que

el territorio

de

Honduras

fué descubierto

por Cristóbal Colon en su tercer viaje a América en 1502. •En efecto, el Almirante penetrando en el Golfo de

desembarcó en noce con

el

el

puerto que llamó de Caxiuas

nombre de

Trujillo,

^Gracias a

el

la

costa que llamó

denominan Mosquitos, Nicaragua

Veragua, todo

lo cual

mismo

i

Costa Rica o

ocurría en los meses de octubre

i

noviem-

año.

Debe Honduras

su

nombre a

las

honduras o fondos^ que

primeros pilotos hallaron en sus costas las

él

sur recorrió las comar-

al

cas que hoi se

bre de ese

co-

cabo denominado también por

Después tomando

Diosi>.

Honduras

que hoi se

en 15 de Agosto de ese año.

El 15 de Setiembre concluyó de recorrer de la Oreja, llegando hasta

i

i

porque

al

los

abandonar-

esclamaron: ¡líbrenos Dios de estas honduras!

El Estado de Honduras foxmó parte de

la

República Mayor

de Centro América, que se organizó a virtud del pacto suscrito en Amapala con fecha de 20 de Junio de 1895, entre las Repú-

47

EOBUSTIANO VERA

blicas signatarias,

ragua, por ej-rrcicio

que

lo fueron

Honduras, El Salvador

i

Nica-

política para el caal se reunían en una sola entidad nombre antes indisu soberanía transeúnte, bajo el

el

de

subsistir hasta que las Repúblicas cado, denominación que debia Rica aceptasen voluntariamente ese con-

de Guatemala venio, caso

Por

el

i

Costa

en que se llamarla. República de

Pacto de Amapala

los

Gobiernos

Centro América. signatarios no re-

para la dirección de nunciaban a su autonomía independencia cada i leyes secundarias de sus asuntos interiores. La constitución opusieaquello que no se Estado continuaban en vigor en todo convenio. ran a las estipulaciones de dicho e

Puerto de Amapala,

una Dieta comsoberanía transeúnte se debia ejercer por suplente, electos por puesta de un miembro propietario i un Repúblicas signatarias, por cada una de las Lejislaturas de las resoluciones de esta Dieta un período d.í tres años, debiendo las

La

tomarse por mayoría de votos. principal objeto Las atribuciones de la Dieta tenían por quienes mejor armonía con todas las naciones con

mantener

la

cultivasen relaciones de amistad, las Repúblicas signatarias

HLSTOUIA DE HONDURAS

48

celebrando

al efecto

Tratados,

los

Convenciones o Pactos que

condujeran a estos fines

La Dieta ademas debería funcionar por un año completo en cada una de

zando por

las

la

capitales de las Repúblicas signatarias,

de San Salvador, siguiendo después en

por último en Tegucigalpa,

i

Por

el art.

XIV

que dentro de formar

el

Pacto de Amapala, se establecía también

del

años o antes

fuese posible, la Dieta debería

si

Proyecto de unión definitiva de las Repúblicas signa-

lugar donde a la sazón ftmcionara la Dieta.

Esta Dieta se estableció i

sucesivamente.

Para llevar esto a término debía reunirse una Asamblea

tarias.

en

el

tres

así

i

i

funcionó un año en San Salvador

Managua.

otro en

El Congreso que debía dar esta última ciudad, por

la

encontrarse

Constitución se instaló en allí

con delegados de las tres Repúblicas la

comen-

Managua

i

funcionando

la

Dieta,

emitió su Constitución,

que se firmó con fecha 27 de Agosto de 1898, debiendo

desde

el 1."

rejir

de Noviembre de ese año.

Conforme a

esta Constitución, la República

denominar ^Estados

Mayor

se debía

Unidos de Centro Atncricay). Los

com-

ponentes de esta Confederación eran las tres Repúblicas nombradas podían

se

i

agregaba otra vez mas, que Guatemala

incorporarse,

completar

si

a bien

la reconstrucción

que se formó en 1823

i

de

lo

la

tenían sus

antigua

i

Costa Rica

gobiernos, para

República Federal,

que se disolvió en 1839.

La misma República adoptó por forma de gobierno El puerto de "Amapala debería

ser,

el federal.

con calidad de por ahora,

la capital de la República; pero el Ejecutivo provisional podría

designar interinamente para ciones comprendidas en el

Poder

el

tal

objeto cualquiera de las pobla-

Distrito Federal, mientras se reuniera

Lejislativo.

El Poder Ejecutivo Federal seria ejercido por un Presidente

que

el

pueblo

elejíría

directamente por cuatro años, sin que

pudiera Juxber reelección inmediata.

En

las

faltas

temporales

49

ROBUSTIANO VERA

del Presidente entraría a ejercer el Poder tres

Ejecutivo uno de los

designados por la Asamblea Jeneral.

El Presidente del Ejecutivo Federal seria Jeneral del Ejército

i

Jefe de la

Armada

Comandante

el

Nacional.

El período presidencial comenzaría el 15 de Marzo de 1899; pero mientras tanto, desde el 1.° de Noviembre de 1898, ejercería el Poder Ejecutivo un Consejo de Gobierno formado por tres i^samblea Jeneral antes de disolverse i cuya elección recayó en los señores don Manuel G. Matus por Nicaragua, don Salvador Gallegos por El Salvador i don Anjel

Delegados que

elijió la

ligarte por Honduras.

La Dieta

Managua solo terminaba instalara en Amapala el aConsejo

seguiría funcionando en

en sus funciones cuando se

i

de Gobierno.-»

En

efecto,

conforme

al art.

151 de la Constitución de los Es-

tados Unidos de Centro América, este Consejo de

comenzó a

el 1."

de Noviembre de 1898,

Gobierno tomó posesión de su elevado cargo

ejercer

Luego procedió a

sus funciones.

se-

elejir

departamentos

i

todo

uno de los marchaba perfectamente bien i las tres Repúblicas se preparaban para la elección del Presidente de la nueva República cretarios de Estados para cada

i

Federal.

Nada

podia hacer presajiar un fracaso de tan noble idea.

Ya

estaba casi realizada en su totalidad, merced al patriotismo

i

elevación de miras de los Presidentes de las tres Repúblicas,

que tanto hablan trabajado por

la realización

de este proyecto.

Sin embargo, un hecho no previsto vino a dar por terminada

fatalmente la nueva confederación.

El segundo domingo de Enero de 1899 debia entregar el

IVesidente de El Salvador, Jeneral Gutiérrez

se le

el

mando

apesar de que

i

denunció que se operaba en su territorio un

movimiento

revolucionario en su contra, bajo la bandera separatista para que

concluyera con

la

Federación, no creyó en su efectividad sobre

todo, cuando se le daba el

que era su protejido ral

i

nombre

del Jefe de la revolución, por-

su hombre de confianza. Era este

el

don Tomás Regalado. Se apoderó del cuartel llamado

Jene. Pedrarias salió en su alcance, pero cuando llegó a aquel puerto ya se habia embarcado Gil

González hacia Santo Domingo, a donde llegó con toda

felicidad.

HISTORIA DE HONDURAS

62

CAPITULO I.

Gil González Dávila envía

da a

conquista de

la

dicion a ocupar

el

quinto real a España

Honduras.

las tierras

IV.



i

vá en segui-

se

manda una

11. Pedrarias

descubiertas por Gil González

ciudades que se fundan por sus espedicionarios.

III.

Dávila ataca a Hernández de Soto en Toreba

i

lo

Cortes, Pedro de Alvarado

i

i

Gil González

derrota hacién-

IV. Her-

dolo prisionero; se marcha en seguida a Puerto Caballo.

nán

espe-

Dávila

Cristóbal de Olid en Honduras.

V. Gil González i Las Casas son hechos prisioneros por Olid; asesinato de este último. Cortes

i

VI. Pedro de Alvarado

i

los

cakchiqueles.

— Vil.

Alvarado regresan sucesivamente a Méjico,

I.

Lo primero que hizo Gil González Cereceda a España, con solicitar en

a las costas

el

fué enviar a su tesorero

objeto de entregar

nombre permiso de del Forte de Honduras su

el

quinto real,

i

la

Corte para salir a buscar

el

desaguadero del lago de

Nicaragua. Al mismo tiempo mandó una relación circunstanciada de todo lo sucedido. El rei se dio por satisfecho la

i

concedió

nueva autorización que se solicitaba para González Dávila. Mientras regresaba Cereceda, se ocupó Gil González en pre-

parar la espedicion que iba a llevar a Honduras. Esto se realizó

en 1524, desembarcando en

el

lugar que se llamó Puerto Caballo

Debe su primer nombre a i que hoi se denomina Puerto Cortes. las circunstancias de que habiéndosele muerto allí unos caballos, los arrojó al

mar

sijilosamente para que los indios no advirtieran

que aquellos animales, que tanto terror

les

inspiraban,

eran

mortales.

Continuó su navegación enseguida hasta desembarcar cerca del cabo de Tres

Puntas o Manabique, donde fundó una pobla-

ción, a laque le dio el

fué la primera

nombre de San Gil de Buena

que fundaron

los españoles en

^es^raciad^imepte subsistió mui poco tiempo.

Vista, que

esa costa

i

la

que

^^

ROBUSTIAKO VERA

Los naturales de esa comarca, ea su deseo dé que cuanto antes, invitaron

se retirasen

internara en

el territorio

En San

del pais.

emprendió marcha i

allí se

de Honduras, ponderándoles la riqueza

dejó a algunos de sus

Jil

los espaúoles

a Gil González para que se

al interior,

llegando hasta

el

compañeros

i

él

valle de Olancho

detuvo.

lí.

Pedrarias DáviJa, que queria desquitarse de Gil González, })or haberse ido sin entregarla el quinto real, equipó en Panamá una escuadrilla

i

la

puso bajo

el

mando

de Francisco Hernández de

Córdova, con título de Teniente Jenerál.

En

marchaban

ella

como capitanes Hernando de Soto, Gabriel de Rojas i Francisco CampañoD, el de las guerras con el cacique Urraca. Debían ocupar todas las tierras que

Gil

González había conquistado,

porque Pedrarias alegaba prioridad en esos descubrimientos, a causa de las espediciones que envió en 1516 a las órdenes de

Bartolomé Hurtado

de

i

San Lucas

Hernán Ponce,

la

que llegó solo hasta

o sea de Nicoya, pero sin tocar en tierra,

el

golfo de

al

paso que Gil González realmente había descubierto

í

conquis-

tado esos lugares a costa de mil sacrificios.

Hernández de Córdova fundó en

el

pueblo indio de Orotína

nombre de Bruselas i que también Pasó a la provincia de Nedespués. tiempo fué destruida poco quecheri i tuvo que sostener con los habitantes de estas comarcas

una

villa a la

que

le dio el

sangrientas batallas.

Fundó

la

ciudad de

suntuoso, que fué

en

el

Granada a

orillas del lago

primero que se consagró

América Central. Una fortaleza que levantó

la

un templo

i

al culto cristiano allí,

servía

defensa de la población. seguida pasó Hernández de Córdova a la provincia de Iraalite, dejando atrás la grande i populosa de Masaya. Fundó

para

la

En

la

ciudad de León, donde levantó también un templo

taleza indios,

i

envió relijiosos para que catequizaran

i

i

una

for-

bautizaran a loa

HISTORIA DE HONDURAS

64

Recorrió

el

lago

i

vez que llegó a ese

dura en

el

mar

Juan en un bergantín que

parte del rio Sau

habia llevado en piezas rio;

i

que con ese objeto

lo hizo

armar una

pero no pudo llegar hasta sa desemboca-

Caribe, a causa de dos raudales! de unas grandes

piedras que impidieron

el

paso del buque.

Después de haber conquistado colonizado parte de Nicaragua i

i

de haber fundado ciudades que existen hasta hoi, avanzó Her-

nández de Córdova hacia

el

territorio

internó llegando hasta cerca de Olaucho, donde

Gil González Dávila,

debia conducir al

Mar

En

de Honduras.

empeñado en encontrar

el

se

él

se

encontraba

Estrecho que

del ¡Sur.

III.

La

idea de una comunicación interooeánica era el gran pro-

blema de todos esos aventnreros, pensamiento que acariciaban con

el

hasta

mismo entusiasmo que Colon, olvidándose de arrancar el

oro a los naturales.

Al saber Gil González Dávila que se aproximaban españoles a donde

él se

encontraba, temió que

de su conquista

i

le

fueran a quitar

el

campo

resolvió defenderla con las armas.

Hernández de Córdova hizo avanzar a Gabriel Rojas con algunos soldados

i

se presentó a

bió con cortesía. Díjole que a él

González Dávila, quien

lo reci-

personalmente estaba dispuesto

a darle la parte que quisiera en la empresa de aquella conquista;

pero que

como a capitán de Pedrarias no

intervención,

le consentirla la

menor

porque ni aquel jefe ni otro alguno tenían que

hacer nada en esa tierra, cuyos títulos se los habia conferido el

monarca de España. Rojas se retiró enseguida

i

dio parte a

Córdova del mal resul-

tado de su comisión.

Hizo entonces Hernández de Córdova

salir

a Hernán de Soto

con orden de capturar a González, dándole fuerzas bastantes

para

ello.

Entre tanto, Gil González que esperabíi este resultado, mandó

ROBUSTIANO VERA

65

correos a San Gil, llamando a la tropa que allí habia dejado

esperar su arribo salió a sorprender a su adversario. indio de Toreba cayó sobre él de improviso i

de mueran

el

pueblo

el

de San Gil

pero éste pudo sostener

los traidores, atacó a Soto,

combate con ventajas. Entonces Gil González pidió paz

paralizó la lucha ces

i

i

gunos de

se

con

cayó sobre

él

130,000

dejó prisionero a Soto.

esto supo Gil González que se

dirijió

i

derrotó completamente, quitándole

lo

pesos de oro que llevaba

En

i

entraron ambos en conversación. Llegó enton-

i

refuerzo que esperaba González Dávila

el

su adversario

Se

En

al grito

i

sin

i

aproximaba otra espedicion.

entonces a Puerto Caballo

i

dio libertad a Soto,

i

a al-

los suyos.

IV.

Nuevos personajes

se

iban

a presentar en Honduras. Estos eran

nada menos que

capitanes

vidos Cortes,

el

de

atre-

Hernán

célebre conquista-

dor de Méjico, que queria to-

mar

parte en

las

contienda

délos conquistadores de Cen-

América,

tro

el

cual,

no ha-

ciendo caso de las órdenes de la Corte,

obraba por su propia

cuenta como se

Hernán

Las noticias de

i

Una

como ya

por tierra

a Pedro de Alvarado Olid

i

tenia jefes valientes

espedicioues.

se

de Honduras habían llegado a

las riquezas

conocimiento de Car tes, quista

i

la

i

i

i

él

habia concluido su con-

desocupados, preparó entonces dos otra por mar.

Encargó

la

primera

segunda a Cristóbal de Olid.

embarcó en V^ra Crnz

cinco navios

le ocurría.

Cortes.

un bergantiu bien

el

1

1

artillados

de Enero de 1524 en i

mejor pertrechados,

HISTORIA DE HONDURAS

66

Llevaba 370 soldados los auxilios

i

se

Habana para

a la

dirijió

recibir allí

que debia entregarle un comisionado de Cortes, a

le entregó 7000 pesos de oro para la compra de ellos. Debia buscar también el tan apetecido Estrecbo que debia

quien

comunicar

mares; poblar una

los dos

que atrajera a

los naturales del

los dos clérigos

que iban en

en

de la

los principios

En

villa

en un buen

puerto

por medios pacíficos

pais

i

que

la espedicion instruyesen a los indios

fé católica.

Abril de 1523 la espedicion se hizo a la vela. Iba en ella

un individuo de apellido Briones, que habia sido capitán de buque i que estaba quejoso de Cortes. Procuró éste ganarse la voluntad de Olid, como en efecto larse contra

Cortes

i

lo

Le

consiguió.

sujirió la idea de rebe-

hacer la conquista de Honduras por su

propia cuenta.

En

la

Habana gobernaba Diego Velázquez, enemigo también i allí todos le aconsejaron lo mismo que Briones i al

de Cortes fin cedió

par

a esos pérfidos consejos

la tierra

convino con Velázquez en ocu-

i

de Honduras en nombre del

reí

i

que

los

provechos

que se obtuvieran se distribuyeran entre ambos, debiendo Velázquez proveerlo de

lo

que necesitara

i

ademas que por medio de

en la Corte se aprobara

los influjos de aquel

allí ese

acto

i

se le

diera a Olid dicha gobernación.

La escuadra salió, como ya llegó el 3 de Mayo a una rada,

hemos dicho

lo

|de la

Habana

i

situada a quince leguas adelante

de Puerto Caballo. Olid desembarcó i

i

tomó posesión

del pais

en nombre del Reí

de Cortes.

En

seguida fundó una

Erijió allí

villa

una municipalidad

gos de Alcaldes

i

i

que llamó Triunfo de la Cruz. proveyó entre

los

suyos los car-

Rejidores.

Dividió sus fuerzas en partidas

i

las

mandé

recorrer

i

pacifi-

car los pueblos.

Cortes tuvo aviso de

mente dispuso

la salida

lo

ocurrido en la

Habana

Francisco de Las Casas para que fuesp a castigar

Las Casas

e

inmediata-

de otra escuadra a cargo de su pariente

hizjo anclar_su8_riavíos frente

al rebelde.

a Triunfo de Id Cruz^

H7

ROBÜSTIANO VEÉA.

i

i

enarboló bandera blanca en señal de paz. Olid no creyó en esto mandó armar dos carabelas con la poca jente que le había que«

dado

se

i

propuso impedir

el

desembarque a

los de

escuadra

la

como Las Casas comprendió que por engaño no podía capturar a Olid, resolvió hacerlo por la fuerza. Se armó entonces combate

i

entre las embarcaciones

i

era desigual para

como

Olid, propuso

hacia solo

arreglos de paz que aceptó Las Casas; pero Olid lo

mientras llegaba su jente que habia mandado llamar con apuro. La escuadra de las Casas, buscando un desembarcadero mejor,

un poco de ese lugar. Los dos jefes usaban de perfidia. Las Casas queria bajar su jente en la noche i capturar a Olid i éste esperaba que su jente llegara a socorrerle i por eso ganaba

se apartó

tiempo.

La recio.

suerte protejió a Olid.

En

noche se levantó un norte

la

Las naves de Las Casas no pudieron ponerse a salvo

i

las

estrelló en ia costa. Olid cayó sobre los desdichados náufragos

capturando a todos sos al Triunfo de fieles

que

i

lo

ellos

i

al

mismo Las

Casas, los condujo pre-

Cruz. Hizo jurara los soldados que

la

ayudarían contra Cortes

Solo mantuvo prisionero



i

le

serian

intentara acometerlo.

pero lo trató con toda clase de

al jefe;

consideraciones.

V.

Otro prisionero debia hacer compañía a Las Casas. Era éste Gil González Dávila, quien al saber la llegada de

duras

i

cuya conquista había

enemistarse con

él

i

le

él

O ¡id

comenzado primero,

escribió en

este

sentido

i

a Hon-

trató de no le

propuso

alianza, a lo que Olid le contestó satisfactoriamente.

Gil González

marchaba a Puerto Caballo; pero Olid supo

que llegaba con muí poca jente

al

pueblo de Cholana, por cuanto

una parte andaba espedicionando, otra sublevada, al estremo que autores de se vio obligado a ahorcar a un clérigo i a un seglar, ese trastorno

i

entonces creyó llegado

de ese peligroso competidor.

el

momento de

deshacerse

HISTORIA DE HONDURAS

óá

Envió

al

Ruano

capitán Juan

i

dias se pre-

éste a los pocos

sentó con él ante Olid, quien orgulloso de sus triunfos dio cuenta

a Velásquez de cómo

le

favorecia la fortuna.

Se trasladó en seguida a Naco, un poco distante de

la

costa,

llevando consigo a sus prisioneros, a quienes hospedó en su propia casa

i

mesa, dándoles un excelente

los tenia a su

trato.

Olid habia mandado a Briones con tropas a pacificar indios

mandaba una escuadra

saber que Cortes

al

i

respetable contra

Olid, cometió otra traición rebelándose contra su Jefe

i

aclaman-

do a Cortes.

Las Casas

i

González Dávila

Olid, pero antes de

conjuraron entonces contra

proceder Las Casas

dejara partir a Méjico, que la

se

le exijió

noche después de

sus prisioneros,

barbas

le

i

se

la

merienda

levantó Las Casas

i

le

dejara

i

estando Olid solo con

tomó a Olid por

mismo tiempo

también cruelmente, haciendo otro tanto

lo hirió

partidarios de Cortes. Así pudo huir

matorrales. Se denunció

el

una especie de proceso

i

en

la

i

los

soldados

se fué a esconder a

¡varadero de Olid lo

condenaron

a ser degollado, pues aun estaba vivo, al siguiente dia

las

garganta un afilado cuchillo que tenia

enterró en la

oculto bajo su vestido. Gil González se arrojó al

él

le

gobernación de Honduras, pero aquel no aceptó.

En una

i

a Olid que

conseguirla de Cortes que

él

lo

los

i

unos

se fraguó contra

mismos conjurados

que en efecto se

verificó

plaza de Naco, donde se hablan verificado

estos sucesos.

Tenia Olid solo 36 años de edad. Olid traicionó a Cortes

lásquez tán.

En

i

éste al Virrey

como Cortes habia

traicionado a Ve-

Diego Colon. Era Olid un valiente capi-

Méjico su nombre habia conquistado celebridad por su

valor.

Las Casas abandonó después de ese suceso a Honduras, pero antes de su partida fundó a Trujillo en 18 de

como

se

habia proclamado Jefe de

Mayo de 1525

la tropa, se dirijió

i

a Méjico

llevando a Gil González Dávila en calidad de preso, permane-

ciendo allá algún tiempo en esa ciudad. Pero durante una ausen-

feOBÜSTIANO VERA

Hernán

cia de

mas

falleció

Fué

Cortes, logró escaparse

de Nicoya

las provincias

ragua, que le fueron arrebatadas por Pedrarias.

descubridor

i

le

Cortes

Pedro de Alvarado.

i

Nica-

i

Fué también

el

conquistador de la provincia de Honduras, que

también

desde

España, donde

dirijirse a

tarde.

primer descubridor de

el

i

60

fué disputada por Pedrarias

En una

i

arrebatada por Hernán

América

palabra, ajitó la

Darien hasta Méjico.

el

VI.

La

espedicion de Pedro de Alvarado salió

Méjico,

6 de Diciembre de 1523,

el

i

por tierra desde

tenia por objeto apoyar a

Olid en la conquista de Honduras. Se componia de 300 soldados

de infantería

120 de caballería, con 40 caballos de reserva,

i

cuatro cañones de pequeño calibre

puesta de 100 mejicanos ro de indios

i

i

una sección auxiliar com-

de 200 tlaxcaltecas

de carga que conducian

i

un gran núme-

tren de la espedicion.

el

Llevaba ademas dos sacerdotes, llamados Juan Gornier

i

Juan

Diaz.

¿Quién era Pedro de Alvarado?

español nacido en Badajoz

Pasó en 1510 a América en unión de sus hermanos,

en 1485.

llegando a Santo Domingo.

en 1518 formó parte de

mandaba un conserva

Un

i

en

navio,

Mas

tarde estuvo en

la espedicion

cuya desembocadura está

nando bien pronto en los primeros

la

el

espedicion de

la confianza

aunque su jenio arrebatado

e

no era nn hombre de quien

se

ir

al el

el

mas

lo

mismo

valor que mostró

i

i

Tlaxcala,

circunstancias

cuando Cortes

encuentro de Panfilo Narvaez, acto

que aun

puertu del

podia fiar en

de Méjico para

cometió

fin

imprudente manifestaba que

que capturó a Moctezuma

i

al ri.)

hubo en Tabasco

difíciles. Fu.é el

su lugar

por

Cortes a Méjico, ga-

de éste por

encuentros que

i

de Grijalva, en la cual

dando entonces su nombre

nombre. Tomó parte en

Cuba

cruel e

salió

lo dejó

en

inhumano de que da

HISTORIA DE HONDURAS



cuenta la historia. La

flor

de la nobleza mejicana se habia reu-

nido con su permiso a celebrar las fiestas del

cuando se encontraba entregada en a sus danzas

i

haya encontrado sultado

el

pasando a

ella

éste la funesta retirada

aztecas

de la Noche

i

Pues

bien,

Triste

i

de los demás susi

Mocte-

seguido reinando. este era el jefe

que Cortes enviaba en persegui-

miento de Olid. Se internó en Guatemala llegada a ese

re-

como consecuencia de

cesos de la conquista, que tal vez no habrían ocurrido

zuma hubiera

ahora se

móvil de tan negra acción, que dio por los

i

templo mayor

seiscientas personas, sin que hasta

levantamiento de

el

mes «Toxcalt»

del

cayó Alvarado sobre

regocijos,

mas de

cuchillo a

el atrio

territorio,

conservaban

se

i

época de su

a la

allí

monarquías

tres

indíjenas que eran la de Quiche, cuyo soberano residía en Utatlan o

Gumarcaak; — la de

los

Cackchiqueles, cuya capital era

Iximchí o Tupan Quanhtemalan; hiles,

i

por último la de los Tzuto-

que tenia su corte en Atítlán.

El segundo de estos tres reinos

Alvarado co,

i

solicitó el protectorado de

entonces los de Quiche se ligaron con los de Soconus-

La primera

concentrando sus fuerzas en esta provincia.

batalla se dio en las

resultado

fué

inmediaciones de Tonalá

favorable a los

españoles;

pero

i

por suerte

el

no por esto la

derrota desalentó a los príncipes del Quiche. Elijieron entonces

por jefe a Tecum del rio Tilapa,

i

tuvo otro encuentro con Alvarado a orillas

saliendo también esta vez triunfante

el jefe es-

pañol. Siguió avanzando hacia Zapotitlan, donde se encontraba el

grueso del ejército enemigo

quedando por tercera vez

i

allí

la victoria

se

trabó

otro

de parte de

combate, Alvarado.

Después de dos días de permanencia en ese lugar continuó su

marcha

i

trepó la cuesta de

Santa María

i

se batió por cuarta

vez con los Quichés en una estensa llanura, alcanzando una

nueva

victoria

después

de

un reñido combate.

de nuevos triunfos logró ocupar la capital de la monarquía.

la

En

fuerza

ciudad de Utatlan, que era

Condenó a muerte a

quichés, entregándolos a todos ellos a las llamas.

los

monarcas

ROBtJSTIAKO VERA



Precedido de estos triunfos siguió Alvarado a Iximachi, sien-

do recibido perfectamente por

los reyes

por los cakchiqueles, teniendo

allí

de esta comarca, es decir

su tropa provisiones de toda

clase.

Alvarado prestó a éstos sn auxilio contra

los Tzntochiles de

Atilan, con quienes estaban en guerra desde muclio tiempo atrás.

Para

ello

tuvo que salir Alvarado con su tropa acompañado de

sus mejicanos

i

de los mismos cakchiqueles

i

después de algunos

encuentros ocupó la capital de esa monarquía, la que a su entra-

da

se

encontraba casi totalmente abandonada. Al dejarla mandó

quemar

la población

i

dirijió a Itzaraitlán,

se

entrando a Paxa

después de algunos combates, principiando desde aquí su segun-

da conquista,

es decir,

de lo que es territorio Salvadoreño, ya que a Guatemala.

lo anterior era solo referente

Después volvió a

la capital

de los cakchiqueles

i

fundó en 25

de Julio de 1524, la antigua ciudad de Guatemala, con de

fines

de este año recibió Alvarado un refuerzo de 200

dados españoles que

mandó

le

Cortés

i

emprendió guerra de

estermiuio contra los belicosos cakchiqueles rrectas,

que se hablan levantado contra

habia establecido para conquistar

i

sol-

i

la

demás

tribus insu-

dominación que

él

pacificar esos territorios.

VII.

Por esta época Cortés

se encontraba en

también habia salido de Méjico

el

Honduras, puesto que

12 de Octubre de 1524, para

protejer en persona a estas dos espediciones.

Llamó entonces desde conferenciar

con

él,

territorio

antes

hondureno a Alvarado para

de que regresara a Méjico o sea a

Nueva España. Emprendió entonces Cortés que venían de Honduras

do de Luis Marín

i

por

él

viaje

con este objeto

i

al

con una parte de las tropas de

llegar a Chocotea se encontró i

que se dirijian a Trujillo

al

man-

supo que Cortés se marchaba por mar 6

HISTORIA DE HONDURAS

72

penalidades de su espedicion, así como las malas

a Méjico

i

noticias

que habia recibido de

las

los

encargados del gobierno de

Nueva España. Marín i Alvarado continuaron su marcha por el camino que conduce de San Salvadora Guatemala bástala costa de Pinula.

Un

nuevo combate de

indios de Pitapá,

tres dias

vencidos al

i

choy donde mas tarde

se

tuvieron que

sostener con los

fin se dirijieron al valle

fundó a Guatemala, que es la que hoi

Nuevos combates tuvieron todavía que

existe.

de 30,000 indios

resistir

temerosos de alguna celada, se

i

de Pau-

con mas

dirijieron a

Méjico.

Cortés habia llegado ya

de Nueva

España

i

i

se habia

los recibió

hecho cargo del gobierno

perfectamente bien. Después

de descansar de las fatigas de su penoso viaje por Centro rica se

embarcó en Vera Cruz para

1527. Allí obtuvo la

el título

Orden de Santiago

de Guatemala

i

el

i

de Don, la Cruz de

el título

Amé-

a España en Febrero de

ir

de Gobernador

i

Comendador de Capitán Jeneral

de Adelantado. i en 1530 a Guatemala i cuando en armar a su costa la espedicion que debia

Volvió a Méjico en 1528

1534

se disponía a

recorrer el

Mar

del

Sur en busca de

las islas

llegaron noticias del descubrimiento del Perú

de Pizarro

i

quiso

ir allí,

buques

i

pertrechos que formaban

preparado con ese objeto.

de la Especería, de las conquistas

pero no realizó su deseo, logrando solo

vender en cien mil pesos de oro a Pizarro bres,

i

i

Almagro,

el ejército

que

los

hom-

él

habia

78

ROBUSTIANO VERA

CAPITULO I.

Hernán Cortés resuelve

salir

V.

en dirección a

de Méjico

Honduras

de su viaje -Pedrapara castigar a Cristóbal de Olid— Penalidades rias

hace degollar a Francisco de

Hernández.— 11. Causas de

las

Méjico.-III. Pedrarias pretende vacilaciones de Cortés para volver a Honduras; insurrección de los indios de Olancho i apoderarse de

disturbios en Puerto Caballo.— IV.

Diego López Salcedo, gobernador

Nicaragua.— V. Pedro de los de Honduras; sus pretensiones sobre residenciar para Corte > Pedrarias.— YIRíos es nombrado por la López de Salcedo hace

salir

a Pedro de

los

Rios de Nicaragua.

L castigar Cuando Cortés envió a Francisco de Las Casas para

pensó después que aquel a Cristóbal de Olid por su traición, estaba seguro de su pedia correr algún peligro, apesar de que

naufragado de su fidelidad, sobre todo, después de haber prisionero en poder del sus buques en la playa i que habia caido

valor

i

rebelde.

Por otra

parte, para Cortés tenia

mucha importancia

el

te-

Olid se hubiera aliado con

i creyendo que que aquel se hubiera adueñado ya presumía Diego Velázquez, hacerle mucho daño. de Honderas i desde donde ambos podian

rritorio

de Honduras

Resolvió entonces

ir el

mismo eu persona con

fuerzas necesarias

propia autoridad, para castigar a su subordinado i restablecer su el gobierno de apesar desque para ello tenia que abandonar

Méjico

i

recorrer

mas de

quinientas leguas.

ausencia entonces por su lugar teniente durante su i el gobierno de Méjico a su tesorero Alonso de Estrada

Nombró para

el

capital, He 12 de Octubre de 1524 salió con sus fuerzas de la emperador vándose, para evitar motines i desórdenes, al último

azteca Guatimotsin, al reí de Tacuba

i

a

otros

magnates, que

H

ÍIISTOttiA

M HONDURAS

retenia en calidad de prisioneros, desde que cayó en su poder la capital del vasto imperio Mejicano.

Guatimozin habia sucedido a sus dos

tios

en

el

gobierno del

imperio, es decir a Moctezuma muerto en 1520, siendo prisionero de Cortés i al hermano de aquel, que sucedió a Moctezuma i que falleció cuatro

meses mas

tarde.

'M:í

.:^''

iajjaa^^IÍMW

Moctezuma, Emperador de Méjico

al arribo

de Hernán

Cortés a ese territorio.

Cortés habia entrado a la capital de Méjico

de 1519. Lo recibió

el

el

8 de Noviembre

emperador azteca Moctezuma con un

traje

ROBUSTIANO VERA

suntuoso rarse de

i

pintoresco

él,

como en

después de una semana resolvió apode-

i

efecto le hizo pocos dias después.

Acompañaban igualmente

a Cortés

de tres mil indios auxiliares, cedario

dos

i

teólogos

75

i

250 soldados

ademas un

clérigo,

un cuerpo fraile

mer-

eran excelentes

franciscanos flamencos, los cuales

ademas, notables predicadores.

i,

Condujo un tren completo de servidores dar a su persona Cortés

un

i

elijió el

el

mayor

su rica vajilla para

i

realce posible.

camino de

tierra

i

creyó ademas encontrar la

comunicación marítima entre los dos océanos,

si

realmente existia

por aquel lado. Aprovechó las carreteras hechas por los aztecas,

degun

las anotaciones

pero desde

el

mapa que

de un

llevaba de estos

nínsula de Yucatán, su marcha se hizo

que

el

camino era dificultoso por

los rios

i

difícil

esos rios

En

la dificultad

i

la

nosas hasta i

el vientre.

le

los caballos

en las tierras panta-

i

como no

les

habían dejado alimentos,

mazorcas verdes de maíz.

Mandó una

avanzada a Iztapan, ciudad rodeada de pantanos, situada a llas

de un gran

ejército.

al fin

rio

Perdido en

i

recibiendo noticias de

el

pre-

para atravesar

Las poblaciones indias estaban reducidas

abandonadas

mantuvieron cou

peligrosa por-

alimentación de su tropa era nota-

Tabasco se hundieron

a cenizas se

en

i

pantanos que se

sentaban. Tuvo que demorar en hacer puentes

ble.

indios;

istmo de Tehnantepec hasta donde empieza la pe-

ella

movió a

ori-

allí

su

camino, su jente moría de hambre; pero

después de una penosa marcha llegó a esa aldea, situada

a orillas del gran

rio

Usumacinta,

la

que estaba abandonada

i

reducida a cenizas, pero los indios habían dejado gran acopio de provisiones, que con ellas tuvo el ejército para ocho dias.

Era imposible pasar a Honduras en dirijió

Cortés hacia el norte

sacrificios

trabajar

mas grandes que

i

los

por

línea recta

fin llegó

i

que había soportado, teniendo que

un gran puente sobre una estensa laguna. El

lán les dio los víveres de que pudo disponer

un mapa pintado en paño

i

por eso se

a Acalán después de

al estilo

i

rei

de Aca-

obsequió a Cortés

de ellos para que siguiera su

HISTORIA DE HONDURAS

76

viaje

i

mismo tiempo

al

guias indíjenas conocedores de esas loca-

lidades.

El primer domingo de cuaresma ejército,

pero durante la marcha por

año de

del

1

525 movióse el Acalau

territorio de

el fértil

decretó Cortés la muerte del infortunado Guatimotzín

de Tacuba, a quienes

les

supuso que conspiraban contra

acto de Cortés fué estimado en jeneral por inui injusto

obró con

suma

lijereza,

i

pues en veinte

i

del rei

Este

él.

sobre todo

i

ya habia

cuatro horas

ejecutado a sus dos cautivos, upesar de sus lágrimas, súplicas

i

protestas de inocencia.

De Acalan

En

Taiza.

se dirijió Cortés al lago de

la capital de

Peten en

Comarca de

la

este estado encontró templos

de piedras. Siguió su marcha por entre bosques

i

estatuas

montañas que

i

dificultaban el viaje; pero al fin llegó a la cordillera que llamó atierra

Al

delPedernah^ pasando después por barrancas escabrosas.

fin, allá

como

el

20 de Abril llegó a

!a

colonia de Nito fundada

por Gil González en territorio hondureno, a orillas del rio Polochic,

que desembocaba en

el

Golfo Dulce, o lago Izatal, como hoi

se le llama.

Los colonos de Nito estaban

casi todos

enfermos de fiebre

i

sin la llegada de Cortés habrían muerto de hambre.

En

seguida

ciudad de

mandó

practicar reconocimientos

i

descubrió la

Chacnjal, con templos, edificios de piedra

plaza de mercado,

cayendo sobre ella de noche

i

una gran

i

por sor-

presa.

Los habitantes huyeron espantados, dejando a

ñoles

grandes cantidades de maiz seco,

pimienta,

sal, gallinas, faisanes,

cacao,

algodón en ramas

La pequeña columna descansó siguiendo después mas al Norte bajó al lindos.

allí

diez

los

espa-

habichuelas,

mui

i

tejidos

i

ocho dias

valle Polochic

i

i

en em-

barcaciones que hizo construir llevó todo lo que habia encontrado, siendo atacado por los indios con flechas

mismo

Cortés herido en la cabeza.

camino maizales

Fundó Cortes fiorc('y>',

cerca dql

i

i

piedras, saliendo el

Encontraron ademas en

el

con esto completó su carga.

la población

que llamó dNatimdad de Nuestra

Piierto de Caballos a donde se trasladó

la

ROBUSTIANO VEEA

77

marchó mas tarde a ^Triunfo de

población de Nito,

i

que era

fundada por Olid. Allí supo

i

la colonia

se

la

cuñado Francisco de Las Casas

la victoria de su

la Cvuzt),

muerte de éste i

la inutilidad

de su viaje, porque muert) Olid ya no tenia objeto. Entonces

formó

el

plaa de hacer de la costa de Honduras la base de nue-

vas operaci'.nes

i

háoia

las costas

conquistas.

Pasó a Trujillo

i

después esploró

Levante para incorporar a sus dominios

el

el

pais de Nicaragua.

Procedió en seguida Cortés a la conquista de Honduras e hizo reconocer por sus capitanes las provincias de Chiapaquía

i

Pa-

payeca.

Encargó

al

capitán Gonzalo de Sandoval la pacificación de la

Naco

provincia de

estando en ella se encontró con Francisco

i

Hernández enviado por Pedrarias a conquistar también esa misma tierra. Pasó entonces a Nicaragua i fundó a Granada i a León, después de haber pacificado todos estos territorios.

Para desgracia de Hernández se encontró con

Moreno

i

bachiller

el

que se quedara con las tierras con-

éste le aconsejó

quistada; pero que debia ocurrir al Rei para que le diera el título

de Gobernador de

traición

la distancia a

consejo,

Le agregó que con esto no hacia

ellas.

alguna a Pedrarias

i

halagado por

que se encontraba de su

jefe,

esta idea

apesar de que los capitanes Hernández de Soto

panea desaprobaron su plan

i,

i

por

aceptó tan pérfido i

Cam-

para no cargar con responsabili-

dades, regresaron a Panamá.

Hernández envió

al

al

Rei una relación de sus hazañas

petición de osa gobernación; pero

tantas fechorías,

como en

ese viaje hizo

le

i

la

Garro

hubo Hernández de ponerlo preso.

Al mismo tiempo que Hernández desarrollaba que

un

capitán Pedro de Garro en busca de

puerto por donde remitir

habia sujerido

el

bachiller

el

proyecto

Moreno, envió emisarios a

Cortés, los que con bastante sacrificio llegaron a donde este jefe.

El gada

[objeto i

era

al efecto le

pedirle

su protección, la

envió regalos de toda clase

herramientas de labranza para su colonia.

que i

le

fué otor-

principalmente

HISTOBIA DE HONDURAS

78

Pedrarias cuando supo que Hernández quería ceder esas provincias a Cortés, se fué sobre

él, lo

hizo prender

i

en seguida

misma plaza de León donde se encontraba. Cuando Cortés se preparaba para pasar a Nicaragua a

lo

degolló en la

de agregarlo a sus dominios, ya que contaba recibió

una carta de Méjico en

la

que se

le

daba cuenta de

disturbios ocurridos después de su salida, a causa de

suponía que habia muerto

Esa carta

i

que su

ejército

fin

con Hernández, los

que se

habia sido destruido.

impresionó tanto que derramó lágrimas de senti-

le

miento, puesto que estaba a punto de perder rico territorio

que

se

el

Gobierno de ese

denominaba Nueva España. Hizo entonces

llamar a Alvarado que estaba ocupado en la conquista de Guate-

mala para conferenciar con en

el

él

i

éste

en obediencia a su jefe pasó

acto a Honduras; pero al llegar a Chocotea se encontró con

una parte de las tropa de Cortés que iban al mando del capitán Luis Marin que habia salido de Trujillo supo por él que Cortés se habia embarcado para irse a Méjico, noticia que le libertó de i

de

ir

a Trujillo a donde lo citaba

tonces camino a

Cortés.

Ambos

siguieron en-

Nueva España para poner término

a las pena-

lidades de esas conquistas.

IL

En

Natividad se vinieron a establecer

zalo de Sandoval habia dejado en

gó de i

la pacificación

rejidores

i

los

españoles que Gon-

Naco cuando Cortés

de esa provincia.

Nombró

lo encar-

Cortés alcaldes

por teniente suyo para que gobernara la colonia

designó a Diego de Godoi. Trasladóse después a Trujillo. villa a su

Nombró de gobernador de

primo Hernando de Saavedra. Los indios

esta

prestaron

le

obediencia una vez que fueron requeridos por Cortés.

En Nicaragua se

encontraba Francisco Fernández de Córdova,

que habia comenzado

la

conquista de este territorio

i

fundado

las principales ciudades por orden de Pedrarias que gobernaba ^ji el

Darien. Denunciado de estar en relación con Cortés

i

de

79

ROBUSTIANO VERA

ese territorio se querer formar un gobierno independiente con hizo prender; le instruyó un el mismo a castigarlo. Le dirijió

proceso

le

i

mandó

cortar la cabeza

en la

misma plaza de León

en 1526. Luis Marin

al

cado en Trujillo

afirmar a Alvarado que Cortés se habia embarpara irse por mar a Vera Cruz no le habia enga-

haberse dado a la vela ñado; pero sucedió que Cortés después de habia podido avanregresó otra vez a Trujillo alegando que no desembarcar i de tomar prozar por falta de viento. Después de

que allí dejaba, volvió videncias para la estabilidad del gobierno navegado embarcarse por segunda vez; pero apenas habia

.a

causa de una averia unas dos leguas tuvo que volver a Trujillo a salió de nuevo i cuanque sufrió la embarcación. Reparada ésta levantó un recio viento do habia andado cincuenta leguas, se trabajo volvió que rompió el mástil del trinquete i con gran

norte

buque por tercera vez a Trujillo. quedarse para Sandoval viendo que Cortés habia resuelto vivamente para que se conquistar i poblar a Honduras le instó el

miedo volviera a Méjico. Parece que Cortés tenia que

el

i

fué necesario

mismo Sandoval con Martin de Orantes pasaron

a

Nueva

realizar su España para que le avisaran si era oportuno o no debiendo Cortés quedarse je i según como vieran allá las cosas, estendiendo su autoridad a otros pueblos de Honduvia-

en Trujillo, ras.

Al

fin,

recibió

buenas noticias de

Méjico

i

se

marchó por mar

en Naco i que adelantando a Luis Marin que esperaba órdenes dicho, marchó por tierra. Fué entonces, como ya lo hemos se

cuando

se encontró

con Alvarado en Choluteca

i

avanzaron jun-

tos definitivamente a Méjico.

IIL

de Honduras no fué un misterio para recorrían por entonces todos los ambiciosos conquistadores que

La fama de

la América.

las riquezas

HISTORIA DE HONDURAS

80

El ambicioso

i

cruel

Pedradas se habia adueñado de Nicara-

gua con la muerte ignominiosa que habia dado a su conquistador Hernández de Córdova. Pretendía que Honduras estaba dentro de

los límites

Oro

i

de su gobernación, que se denominaba Castilla del

tuvo cuestiones con Hernando

habia dejado

el

Celebraron

Saavedra a quien Cortés

gobierno de la colonia, cuya capital era Trujillo.

al fin

una tregua, pero ésta vino a romperse

a causa

de una escursion que partió de Nicaragua a cargo de los capitanes Benito Hurtado

i

Gabriel de Rojas, acompañados de unos

Penetraron en

cuantos soldados

i

de dos piezas de

Olancho

i

cayeron de improviso sobre la jente que

valle de

tenia Saavedra.

En seguida

artillería.

se fueron a ocupar a

el

allí

Puerto Caballo,

llevados del deseo de comunicarse directamente con España.

Saavedra envió fuerzas contra

los invasores

un convenio en virtud del cual unos

i

i

entonces se celebró

otros debían regresar al

punto de sus respectivas residencias; pero este avenimiento no tuvo efecto porque los de Nicaragua desconfiaban de

duras

i

éstos de aquellos.

Lo

los

Hon-

de

cierto fué que Hurtado se volvió a

Olancho, los otros salieron inmediatamente en su alcance

garon a

manos, siendo derrotado Hurtado, perdiendo

las

Honduras

solo dos

hombres en

i

lle-

los de

la refriega.

Los indios de Honduras estaban descontentos por que Cortés habia dejado orden de que herraran como esclavos a todos los

que intentaran revelarse, por que en las islas Guanaxas continuaban las insurrecciones de piratas procedentes de Cuba, con el objeto de apoderarse de los habitantes pacíficos e

a Santo

Domingo

i

al arbitrio de no trabajar, esperando

que

niendo como subsistir se irian del pais libres de ellos, Sin

que unos para con

ellos se

sublevarse

embargo,

i

los

españoles

ellos

i

los españoles

otros sufrían por la falta de

i

a venderlos

ir

a otras partes. Los indios entonces apelaron

no

lograrían

no se iban

i

subsistencia,

te-

verse

apesar de i

el trato

empeoraba cada día mas. Acordaron entonces

al efecto lo hicieron

ñoles fueron derrotados por

los

en Puerto Caballo. indios

parte de los que allí se encontraban.

i

mataron a

Los espala

mayor

ROBDSriANO VERA

Los que dra

se salvaron de este

lo ocurrido,

81

ataque mandaron avisar a Saave-

pidiéndole pronto auxilio, pero éste desoyó

el

pe-

dido que se le hacia, fundado en que estaba nombrado otro gober-

nador

eii

su reemplazo

i

no quiso moverse deTrujillo, aconseján-

doles que se retirasen al pueblo de

algún cacique amigo, donde

podrian estar seguros.

Conviene dejar establecido que

el

ataque a Puerto Caballo

no era un hecho aislado, puesto que ciento cincuenta caciques acuerdo para acabar con todos

estaban de

no atreviéndose a atacar desde luego a

los

los

españoles

i

de Trnjillo, resolvie-

ron caer sobre los que estaban en Olancho

al

maado

de Benito

Hurtado. Allí se encontraba también Juan de Grijalba que en

1518 habia mandado una espedicion a

las costas

Méjico por

de

orden de Diego Velázques.

El modo como atacaron a

los

de Olancho fué bastante inje-

nioso. Se habia exijido a los indios por los españoles

atados de cañas

sen a esa población casas

i

i

entre estos atados ocultaron los

macanas

i

espadas

i

que lleva-

de paja para techar las arcos, las flechas,

contra los españoles, que no los esperaban, un ataque,

modo mataron

a quince de ellos

víctimas fué

celebre

el

las

de repente todos toman sus armas dando

i

Grijalba,

la historia por su prudencia

i

a veinte caballos.

de este

i

Una

de las

que tan buen nombre dejó en

moderación.

IV.

Evidentemente Honduras no pertenecia bajo concepto alguno a la gobernación de Castilla del Oro. Descubierto este pais por Gil González Dávila, con títulos

España

i

continuada

la

especiales dados por el Rei de

conquista por Cortés

i

los suyos,

día usufructuar de los sacrificios de estos conquistadores i

no po-

el

cruel

ambicioso Pedrarias. Este territorio dependia de la Audiencia de Santo Domingo.

El Rei envió despachos en blanco para que los llenara esa

Au-

HISTORIA DE HONDURAS

82

dienciacomo

le

fuera de su agrado.

go López de Salcedo, a quién se a hacerse cargo de su destino

i

le

Fué

elejido

Goberuador Die-

ordenó que partiera sin demora

con orden de castigar a cualquiera

que tratara de impedírselo. Los habitantes de Trujillo estaban bien avenidos con bernador Saavedra que cia, i

les dejó Cortés, hicieron

el

go-

alguna resisten-

pero López de Salcedo hizo colocar en la cár3el a Saavedra

a sus amigos,

mal en

le

embargó sus bienes

i

i3ésimameate

los trató

la prisión.

Este gobernador habiendo contraído deudas para arreglar su espedicion,

comenzó por buscar riquezas a toda

escapaban ni para

si los

los

mismus españoles de su

mejores pueblos

de indios e

costa.

codicia.

No

se

Se adjudicó

hizo otro tanto en fa-

vor de sus amigos, quitando las que ya tenian los conquistadores

que se encontraban

No rica.

allí.

paró en esto cuando supo que Nicaragua era una provincia

Se

so para

le ir

puso que estaba dentro de su jurisdicción a tomar posesión de

Pero astuto como pocos

i

i

se dispu-

ella.

a fin de no dejar en

Honduras ene-

migos que hicieran algo en su ausencia, envió a Santo Domingo a Saavedra, a dos rejidores

i

a dos vecinos de Trujillo, pidiendo

que fueran castigados por revoltosos.

Como

los naturales

estaban mal avenidos por la dureza del

gobernador, resolvieron no trabajar sus campos, todos los artículos encarecieron notablemente

i

i

de este

modo

en este caso los

que se venian a vender a Trujillo costaban carísimos

i

los espa-

ñoles los pagaban con indios esclavos.

En

L527 Pedrarias se vino a

Honduras. Entonces mandó a

la ciudad

de León para pasar a

Trujillo,

creyendo que todavía

Saavedra se encontraba en esta ciudad, a dos rejidores de León con un Escribano para intimar a éste

i

a los habitantes de la

ciudad obediencia como a lejítimo gobernador de Honduras.

López de Salcedo

al ver

que se querían volver estos hués[)ede8

a León, los retuvo para irse con ellos a Nicaragua, halagándolos

pon las riquezas que aquíjpodrian encontrar,

ROBÜSTIANO VERA

Los Nicaragüenses no querían depender tampoco de Castilla del Oro.

No

gobernara

reconocían título alguno a Pedrarías para que los

ademas quedaban muí distantes de Panamá, para

i

sus asuntos judiciales, por estar

allí

situada la Real Audiencia.

V.

En

esta situación llegó Pedro de los Ríos a tomar residencia

a Pedrarias

i

en consecuencia tomó

mando de

el

Este comisionado comenzó por quitarle todos

como encomendero

i

su gobernación.

los indios

que tenia

Perlas, que sin escrúpulo al-

la isla de las

guno se la dejó para sí. Abandonó entonces Pedrarias a Nicaragua i dejó encargada gobernación a los capitanes Gabriel Hojas

de Alvarez

i

partió en seguida a

nuevo gobernador

i

le

Garavito

i

a Diego

Panamá. Se entendió con

Lo

realizaría a precio de oro.

hizo en efecto

puta iba pronto a nacer desde que

i

Diego López de Salcedo

alistó

allí los

couio se verá la dis-

gobernador de Honduras

el

títulos sobre el territorio de

derechos, su tropa que se i

el

persuadió de que debía pasar a Nicaragua

llevando varios artículos de comercio, asegurándole que

también se creía con

esta

Nicaragua.

entonces, para defender sus

compuso de 120 hombres de a caballo

partió de Trujillo a esa espedicion.

Dejó a cargo del gobierno de la colonia a Francisco Cisneros i

se llevó consigo a los

dos rejidores

i

al

escribano que habían

venido de León.

La Audiencia de Santo Domingo

aconsejó a Salcedo que se

regresara a la gobernación de Honduras pero no quiso obedecer siguió siempre a Nicaragua, a cuya provincia le dio el

de ((.Nuevo Reino de Leom), con nuevas vejaciones

i

i

i

nombre

señaló su paso por los pueblos

malos tratamientos a

los naturales.

Baste solo decir que este mandatario exijía de los caciques un

sinnúmero de jente para conducir su tren de campaña; ahorcó a muchos indios por creerles sospechosos en Caballo.

A

otros los hizo herrar

como

el

esclavos

asalto de Puerto i

los

mandó

ven-

HISTORIA DE HONDURAS

84

der fuera del país

con estos procedimientos exasperaba a los

i

indios.

Llegó gados

mas de 300 indios carLa miseria era tan

de Olancho llevando

al valle

sin reparar

en

la jerarquía

de

ellos.

espantosa qne la jente tuvo que mantenerse con yerbas de los

campos

hablan enflaquecido notablemente

los caballos se

i

los

i

perros que llevaba para la caza de indios morian de necesidad.

Al indio que huia, por estar ya estenuado

hacia ahorcar en

lo

los árboles.

En

el

mes que permaneció en Olancho

de víctimas. Después

se

dirijió

a León

i

hizo un gran allí

número

fué bien recibido,

por cnanto los indios los tenían en apuro; pero su codicia bien

pronto

enajenó

le

mala voluntad de sus mismos compatriotas.

la

Principió por quitar las encomiendas a quienes las tenían ellas

unas

mismo

se aplicó a sí

Los indios continuaban en en las minas i

i

en

los castellanos

dios a

el

i

el

cultivo del

de

i

otras dio a sus amigos.

sistema de negarse a trabajar

campo. La miseria era espantosa

para obtener víveres mandaban vender los

Panamá.

ina

VL En

esta situación

se

presentó Pedro de los Ríos que había

hecho viaje de Panamá. Vendió sus mercaderías con un proveel capital que había in-

cho fabuloso, de manera que centuplicó vertido en

Como

compra de

especies.

su preteucion era la de que se

se reunió la Municipalidad de

porque

si

en ellos se

le

le

entregara

el

gobierno,

León para examinar sus

títulos,

asignaba la provincia de Nicaragua en

el

acto se le reconocería. Leídos éstos se vio que solo se referian a la circunscripción

que llamaban Tierra-firme

i

se le desconoció

entonces la autoridad.

López de Salcedo ordenó entonces que Ríos saliera dentro de tercero día bajo pena de 10,000 pesos de oro de multa, si no

85

ROBUSTIANO VERA

obedecía.

Bruselas.

Salió apesar de estar

No

se

villa

i

se

fué a la villa de

conformó con esto Salcedo i envió

Garavito para hacerlo llegada de este

enfermo

salir del territorio.

oficial,

Mas Rios no

pero cuando se presentó

solo por haber estado en

ella

allí al

allí

capitán

esperó la

arrazó la

Rios.

Salcedo quedó en Nicaragua sin que nadie

le

hiciera

sombra

en su autoridad. Era arbitro de los territorios de Honduras Nicaragua. No podia exijir mas el ambicioso gobernador.

Veamos ahora

lo

que hizo después.

i

de

HISTORIA DÉ HONDÜftAS

^o

CAPITULO Desórdenes eu Trujilki,

1.

Méndez

se

desconoce

se proclama gobernador

i

i

de don Diego

autoridad

la

Vasco de Herrera.

nombrado gobernador de Nicai'agua

— II.

VI.

— Pedrarias ea

hace procesar a López Salcedo.

Salcedo celebra un convenio con Pedrarias

Honduras

i

muere

III. Disturbios en

dando

al fin

allí

de gobernador

mientras

el

se

regresa a

Pedrarias ea Nicaragua.

i

Honduras después de

la

muerte de Salcedo, que-

de gobernador Andrés de Cereceda.

dor Diego de Albiter fallece en Trujillo

i

i

IV. El goberna-

deja de interino a Cereceda

Rei de España resolviera otra cosa.

— Estado de

la colo-

nia en esta época.

Desde

la salida

de Salcedo de Honduras, se habiaa verificado

en Trujillo algunos hechos dignos de atención.

Los indios habian quemado sus ranchos

i

se habían

retirado

a las montañfis. Los españoles en la ciudad habian colocado en prisión al gobernador interino. Salcedo envió entonces al ca-

pitán don Diego colonia

des

i

i

Méndez con plenos poderes para

gobernarla.

Mas

rejidores hicieron

pacificar la

a poco de haber llegado allí los alcal-

un pronunciamiento, desconocieron a

Méndez i también lo pusieron preso. Proclamaron de gobernador a un tal Vasco de Herrera, hombre de malos antecedentes se i

entregaron a cometer toda clase de excesos.

Herrera se puso a

la

cabeza de cincuenta hombres para

tomar posesión de Puerto Caballo. Recorrió

los

pueblos

apoderó de 150 indios marcándolos con hierro real dos que

él

mandó

i

ir i

a

se

con otros

hacer de propia autoridad.

Los habitantes de Trujillo vivían licenciosamente. Hizo con su jente una entrada en

que

se cargaron

con

el valle

de Naco

ellos tres navios,

i

capturó tantos indios

en uno de los cuales se

kOBüSTIANO VERA

fago le

el

maestre o piloto que

hacia escrúpulo

La anarquía que sufrian

el

lo

era completa en

Honduras

los indios eran

i

al rei

para que

los

un gober-

les diera

pedian que se agregase a la provincia

le

de Olancho, que era

se

de ese estado fatal de cosas.

Los de Nicaragua instaban i

mandaba, so pretesto de que

privar a aquella jente de su libertad.

las consecuencias

nador propio

87

mas productiva en

la rejion

el valle

oro por la cali-

dad de sus minas. Pedrarias quizo entonces ser gobernador de Nicaragua ai rei

una relación relativa a

riqueza para

el fisco real.

El

rei

accedió a esta petición

i

envió

i

mucha

provincia, ofreciendo

esta

designó

a Pedrarias, sin perjuicio de que siguiera dando cuenta por apo-

derado de la residencia en que se encontraba. Se dio orden para

que

se

desembargaran sus bienes

los Ríos, ni

López de Salcedo

i

previno que ni Pedro de

se

mezclaran para nada en

se

el

go-

bierno de Nicaragua, quedando independiente de sus vecinas. Se

nombraron

los oficiales reales

que hablan de ejercerlos empleos,

León

alcaides para las fortalezas de

para organizar

Al saber

el

el

encerraron en

el castillo.

como no ron en la misma i

Se llamó

no

i

al

de Granada

nombramiento de Pedrarias,

los anteriores cargos, se arrojaron

Rojas

i

i

rejidores

ayuntamiento de León.

Le

ofrecieron el

quiso aceptarlo,

le

los

designados para

sobre López de Salcedo

mando

pusieron grillos

i

lo

a Gabriel de i

lo encerra-

fortaleza junto con Salcedo.

capitán Gravino para que desempeñase

no queriendo hacer compañía a Salcedo

i

el

gobier-

a Rojas admitió

el

empleo mientras llegaba Pedrarias, que ya se había puesto en viaje a Nicaragua.

Hecho cargo del gobierno, mandó procesar a López de Salcedo por haber ejercido

el

gobierno de la provincia sin autoridad

por perjuicios irrogados a los vecinos

i

por la orden dada para

que no se permitiera desembarcar a Pedrarias locó en prisión

Gabriel Hojas.

real,

verdaderamente formal

i

i

entonces

lo co-

puso en libertad a

HISTOBIA DK HONDURAS



II.

Pedrarias tuvo preso a Salcedo siete meses después de su llegada hasta que se celebró entre ellos un convenio, por el cual el

Gobernador de Honduras

se obligó bajo

pena de 20,000 pe^os

de oro a volver a Nicaragua a dar residencia, así,

ademas

prisión qne habia sufrido. Se fijaron rios de las dos provincias, los

petar

i

i

perjuicios por

la

los límites diviso-

que Salcedo se comprometió a res-

la bahia de

Fonseca hasta Puerto Ca-

quedando ademas a Nicaragua cien leguas de Costa por

ballo,

mar

que corrian desde

disponía

si el rei lo

a no reclamar en ningún caso daños

i

del Norte

el territorio

i

el

cien por el lado Sur, sin perjuicio de ensanchar

con nuevos descubrimientos.

Le entregó ademas Pedrerías

a Salcedo sus sirvientes

cua-

i

renta hombres para que lo acompañaran hasta Trujillo.

El

rei

por otra parte reprobó

la

conducta de Salcedo

i

lo

reconvino acremente por haberse introducido en jurisdicción ajena, así

como por

la codicia de

las violencias

que usó con los indios

i

por

qne habia dado pruebas.

Llegó a Trujillo enfermo, melancólico libertad a su teniente

Diego Méndez

i

i

Puso en

descontento.

contemporizó con

los

que

se habían alzado contra su autoridad.

Sin embargo, poco después comenzó a manifestar de nuevo su codicia. Pretendió enviar le asaltó la

muerte en

se decia, habia sido

los

mas

tarde nna espedicion a Naco, pero

primeros dias del año de 1530,

Pedrarias falleció también a mediados de ese los

90 de edad

horrendos ragua.

i

i

i

según

envenenado.

después de haber cometido

de haber sido

el

los

mismo

año, a

crímenes mas

azote de Castilla del Oro

i

de Nica-

ftOBUSTIANO VERA

89

III.

Salcedo áates de morir habia desigaado para que en

el

mando en

calidad de interino

el propietario al

i

mientras

le

el reí

sucediera

nombraba

contador Andrés de Cereceda. Dejó un hijo de

ocho años de edad, que fué su heredero

i

su tutor

el

mismo

Cereceda.

El nombramiento de Cereceda para gobernador, una vez que falleció Salcedo, se prestó a

grandes disturbios. Las pasiones se

desbordaron con toda odiosidad.

Se reunió

el

cabildo

Cereceda alegándose

que

faltó quien objetara

los

poderes de

que no estaban firmados. Se pretendia

gobernación correspondía a Vasco de Herrera, que babia

la

ejercido el cargo

La

el

no

i

como

teniente en ausencia de Salcedo.

población entonces se dividió en dos bandos.

Los mas prudentes propusieron que

ambos gobernasen

juntamente para evitar sucesos lastimosos en era difícil

la colonia,

con-

que no

preveer dada la condición de sus moradores. Cereceda

aceptó esta transacción, debiendo Herrera conservar la llave del tesoro real,

i

además que

se repartiesen los

indios

que hablan

pertenecido a Salcedo, sin darse cuenta al rei de aquel arreglo.

En

consecuencia, los dos gobernadores tomaron posesión del

mando

i

al salir

a maquinar

el

de la Iglesia, donde hablan jurado, principiaron

uno contra

el

otro para burlar el pacto

que habiau

celebrado.

Los partidarios de Herrera escribieron

al rei

pidiéndolo

por

gobernador, aprovechando la salida de un bergantín que en esos dÍH8 partía a España. Él mismo lo hizo también esponiendo que por no dar lugar a inquietudes habia dado a Cereceda participación en

el

gobierno.

Cereceda hizo otro tanto manifestando que

mado

si

se habia confor-

con gobernar en unión con Herrera, habia sido solo para

evitar discordias

i

escándalos.

HISTORIA DE HONDURAS

90

Los indios observaban

las discordias

de los españoles

i

de ellas

pensaban sacar provecho. Existia una población en el valle de Xutijalca con

sesenta

españoles a cargo del capitán Alonso de Ortiz donde se trabaja-

ban minas de oro mui

ricas.

Los indios en vista de

mas empeño

caballeresca de ese jefe, comieuzaQ a trabajar con i

aquello estaba tranquilo

i

varon en vista de

Los indios

las discordias

se fueron a las

Vasco de Herrera

no sncedia

parecía prosperar; pero

otro tanto en los pueblos cercanos a Trujillo,

que se suble-

los

que ocurrían entre

montañas. Entonces

saliera con algunos

conducta

la

los españoles.

dispuso que

se

soldados a reducirlos

i

nada obtuvo apesar de haberlos perseguido cinco meses. Regresó a Trujillo con su jente en pésimo estado

i

descontenta por los

sufrimientos.

Diego Méndez

estaba en Nicaragua

él

i

pretendiendo que sus poderes

no estaban revocados, se creia gobernador de ese de

partidarios

este el

Salcedo habia enviado de gobernador a Honduras

capitán que

cuando

Era

se presentó entonces a la escena.

él

territorio

i

los

comenzaron a procurar la caida de los gober-

nadores duales que existían entonces.

Herrera declaró traidor a Méndez con pena de muerte a los que

lo

i

apesar de que amenazó

ayudaran,

población se vio

la

envuelta en nuevas perturbaciones. Se asiló Méndez en una iglesia

i

estando

allí

oculto se presentaron los indios

mas amenazantes

que nunca. Fué necesario enviar tropas contra la espedicion

hermano cionarios

que

salió de Trujillo lo fué

del gobernador. i

ellos

Una vez que

se alejaron

que la ciudad estaba sin tropas, salió

cuarenta de sus amigos gritando por las calles

Asaltaron

la

casa

llevaron arrastrando

i

jefe de

Diego Diaz de Herrera,

del

gobernador Herrera

el

cadáver hasta la plaza.

i

lo

los espedi-

Méndez con ¡viva

el rei!

asesinaron

i

Los amotinados exijieron que Cereceda aceptase a Méndez como conjunto a lo que éste accedió por temor. Cereceda no se atrevía a oponerse a los caprichos de Méndez i

éste er^ el gobernador

absoluto.

A

los

35 dias se presentó

el

91

ROBUSTIANO VERA

capitán Juan dios

i

Ruano que andaba espedicionando contra

que tuvo noticias de

lo

que pasaba en

logro de su plan se fué sijilosamente

i

Trujillo.

se vio con

los in-

Para

«1

Cereceda para

entonces convenir en deshacerse de Méndez i de sus parciales, i mas honorables de Trujise armaron unos veinte vecinos de los llo

i

en una noche se fueron a casa de Méndez

i

prendieron.

lo

Murió uno de los afectos a Méndez i quedaron heridos cuatro ejecutó como de los de Ruano. Se le instruyó un'proceso i se le usurpador de

mandó

la autoridad.

ahorcar a los

Cereceda se afirmó en

mas comprometidos en

los

el

gobierno

i

hechos que ha-

bia ejecutado Méndez.

Con nador

esto la colonia se pacificó al frente

de

ella.

Lo

un tanto

i

hubo

era Cereceda que,

solo

como

un gober-

lo

sabemos,

hasta que era el único que tenia título perfecto para gobernar, el

Rei determinara otra cosa, segnn

el

testamento de López de

Salcedo.

IV,

Entretanto las tierras no se trabajaban i naturalmente esto no teoian como mantrajo la carencia de granos i los habitantes tenerse.

Diego Diaz de Herrera i varios de sus amigos, que estaban la colonia, se llenos de deudas, tomando a pretesto la pobreza de amotinaron

En

i

resolvieron marcharse burlando a sus acreedores.

esta época

llegaron dos buques de Castilla

i

en uno de

que venia un caballero que lo era don Diego de Albitez, colósetenta con Venia era nombrado gobernado de la colonia.

ellos

nos

i

considerables provisiones en los buques que lo traian.

Herrera lo

i

sus compañeros en vista de esto no huyeron

habian determinado.

Mas

como

antes de desembarcar el nuevo go-

vino un viento que dio al través con los restantes navios. Se ahogaron 24 hombres i cuatro mujeres i los pudieron salieron a tierra un poco distante de Trujillo, pero

bernador

i

su jente,

venirse a esta ciudad.

HISTOaiA DE HONDURAS

92

dirijió a la iglesia

El gobernador se

para hacer un novenario

cumplir así un voto que habia hecho; pero sucedió que al quinto dia se enfermó i murió, dejando poder a Cereceda para

i

que gobernara mientras

Cerecerla con esto se robusteció notablemen-

La autoridad de

Entonces resolvió

te.

capturó a cuatro

capitaneándolos

marchó

se

de

lo

i

i

cuando

llegó,

revoltosos

a abrir así comercio con Nicaragua.

camino se sublevaron algunos de

el

mas

gobcruíuL^r enviar a los

el

a que poblasen a Olancho

En

Rei designaba a su sucesor.

el

i

ellos;

pero

que iba

el

Este

uió aviso a Cereceda.

ya los presos

habian fugado, pues

se

contrario habrian sido ahorcado para escarmiento

i

ejem-

plo de esa jente de tan pésimos antecedentes.

En

Trujillo después de esto se desarrolló

una peste de virue-

las que hizo grandes estragos entre los indios. La escasez fué terrible i todo subió notablemente de precio.

En

la colonia

no habia médico, cirujano,

ni barbero, ni

medi-

cinas para los enfermos.

Resolvió entonces Cereceda trasladar

Naco

muchos

i

se fueron

allí

con

él,

Valle de

la colonia al

creyendo mejorar de con-

dición.

El clima de Honduras era por i

malsano, pero su suelo era

bres, cubierto en

vas

i

muchas

mui abundante en

lo jeneral

fértil

fértil

i

i

legum-

i i

oro de baja

lei.

Tenia jardines

arboledas, sobre las cuales descollaba aquel famoso

hombres asidos de i

i

espesísimas sel-

Habia minas de oro

árbol denominado ceiba, cuyo tronco

frutas

i

húmedo

Nicaragua era provincia sana

tierras de pasto.

se en con traba" allí frutas

i

en cereales, frutos

rejiones de dilatadas

plata, pero no las beneficiaban.

hermosos

en esa época

las

en especial

no podían abarcar quince

manos: producia en abundancia miel

unas calabazas mui sabrosas

i

i

estimadas

por los caminantes, a causa de la escasez de agua que se nota, por llover ras, fué

que

allí

mui

aCosta de

se les

poco.

La denominación primitiva de Hondu-

Hibi¿eras,y>

denominó hihiera^.

debida a las referidas calabazas

ROBUSTIASO VERA

98

CAPITULO VIL Cereceda se traslada

I.

'la

a

Naco

Honduras

gobernatirra de

dación de Gracias a Dios

i

— sus

crueldades.

Cereceda cede

II.

don Pedro de Alvarado.

a

San Pedro de Tula.

IV.

Fun-

III.

Don

Francisco

de Montojo gobernador de Honduras. El capitán Cáceres funda a

Comayagüe en 1537.

V. Traición que hizo Cáceres

VI. La gobernación de Honduras

pira.

se

al

cacique Lera-

anexa a Guatemala

i

gobierna ambas provincias don Pedro de Alvarado.

A

causa de la conquista del Perú

decía

de las riquezas que se

i

abandonó mucha jente a Nicaragua

existir en este país,

i

a Honduras,

i

a León. Los naturales se habían dispersado por

Se puede decir que Nicaragua estaba reducido solo a Granada abuso que

tomar para venderlos como escla-

se cometía con ellos de irlos a

vos, en lo cual

el

había de quince a veinte carabelas ocupadas eo

tan infame tráfico.

Cereceda

que

al irse

a Naco con los colonos que pudo reducir a

en dos partidas,

lo siguieran, los dividió

minos separados. Los indios para impedir les levantaron

una trinchera en

el

que se

ellos

í

Cereceda

A

la llegada de

mente desierta tenerse.

Al

montañas

i

fin

Cereceda

i

i

mandó por

paso a

manos

i

ordenó

duda para imponerles respeto

salvaje.

los

sayos encontró a Naco entera-

toda la jente carecía de



necesario para

man-

lograron que algunos indios bajaran de

e hicieron

ca-

españo-

los

la caballería dio alcance

les hizo cortar las

las r ">lgaran al cuello, sin

por medio de este acto cruel

los

camino que supieron que

habían tomr.Jo. Atacados huyeron, pero a algunos de

el

i

algunas siembras

i

las

fundó en seguida la villa

HISTORIA DE HONDURAS

94

de Buena Esperanza, a cuyas inmediaciones, decia Cereceda, corrían cuatro rios cuyas arenas eran de oro.

Los indios avisan a Cereceda que como a ocho leguas habían

Mandó

algunos castellanos.

en

Juan Ruano

acto al capitán

el

con quince hombres de caballería. Era Juan de Arévalo que con veinte hombres formaba la

descubierta de

fuerza de don

la

Cristóbal de la Cueva, que iba a descubrir, por orden de don Jorje de

Alvarado, camino para Puerto Caballo

así las

facilitar

i

comunicaciones con Europa.

Cuevas mandó decir a Cereceda que renunciara

ferenciaron

i

acordaron

salir

goberna-

la

Entonces ambos con-

ción pero éste no estaba dispuesto a ello.

juntos a espedicíonar al

interior,

pero siempre por las costas de Honduras para buscar un sitio establecer el puerto principal de la provincia.

Cuevas debía quedar a

La jente que llevaba

las órdenes de Cereceda; pero

los solda-

dos de Guatemala, no quisieron obedecer a Cereceda ver tamaña ofensa se quejó al Reí

conocidos de las provincias

oro que se

ra solo el décimo,

en reducir

el

i

le

el

quinto al décimo, como se

le pedía,

fue-

convino

aceptando

daban para ello. También solicitó Cereceda que las comunicaciones

razones que se

quinto del

como estaba mandado,

concluía pidiéndole auxilios. El reí

i

este al

i

pidió desígnaselos límites

que en vez de pagar

de las minas

estraía

i

i

las

le

por Puerto Caballo

i

no por Nombre de Dios,

que con

i

la comunicación tuviera lugar por la bahía de

se hicieran

Fonseca

el i

Perú

no por

Panamá. Los vecinos de Trujillo escribieron también

al reí para

que

no se desamparace esta ciudad, ya que su clima era inmejorable i

se habían aclimatado las frutas de Castilla.

Al

efecto, existían

allí

naranjas, limones, cidras, higueras, granados, uvas, melones,

etc.

Le manifestaban ademas

Cereceda

que

se

i

la

el

abandono en que

los

había dejado

pobreza en que se encontraban. Por

nombrase un gobernador

i

que

la

fin,

pedían

provincia se pusiera

bajo la jurisdicción de la Audiencia de Santo Domingo, por estar

muí distante

la

de Méjico a que pertenecían.

ROBUSTIANO VERA

95

II.

Como La

se deja ver el estado de atraso era en

miseria estaba por todas partes

respeto por la autoridad

El

i

se

i

Honduras notable.

mas que

eso no se tenía

cometian crímenes de toda clase.

de España comprendió que la Audiencia de Méjico no

rei

podía atender a estos pueblos por estar a tan

larga distancia

resolvió crear otra, pero esto se verificó años después.

La

i

cruel-

dad de Cereceda era ya insoportable en Honduras. Tenia a

Nada menos que querían

todos exasperados.

concluir con

El tesorero real que era Diego García de Celis

ra en favor de ellos. Celis se faé a Guatemala i

le

manifestó

establecidos en

la situación

Honduras

i

le

aflictiva

í

donde residía

de los españoles

pidió que los socorriera.

aceptó esta idea porque teniendo que rla encontrarse con eljuez de residencia i

él.

calmaba

llamar a don Pedro de Al varado para que intervinie-

les ofreció

Alvarado

los

ir

Alvarado

Honduras

a

que se

le

evita-

había enviado

que estaba por llegar.

Demoró su

Naco porque tuvo que alistar jente í entre de Honduras cansados de esperarle, pensaron en aban-

tanto los

donar ese

viaje a

villorío,

pero Cereceda se opuso así siendo que

se llevasen sus indios, salir

él

como que con

había obrado

lo

ellos

mismo

al

de Naco.

Los colonos aumentaron su enojo

medida de Cereceda

i

i

desesperación con esta

sin obedecerle se pusieron en

marcha.

No

habían andado dos leguas cuando por unos indios supieron que por

el

camino de Guatemala venían muchos castellanos

gresaron en

No

se

el

acto a

i

se re-

Naco porque creyeron que era Alvarado.

habían equivocado. Cereceda entonces renunció

la

go-

bernatura para no hacer fuerza ni ser reconvenido, en manos de

don Pedro de Alvarado, quien justicia gítr

por

i

dictó las

el

la aceptó

medidas para pacificar

año de 1536

i

i

nombró

el país.

oficíales

de

Esto tenia

lu-

con esto quedaban arregladas también

HISTORIA DE HONDURAS

96

Una nueva

Honduras.

las cosas en

época comenzaba para esos

infelices pobladores.

III.

Alvarado envió después llevado a

Honduras

buscar un

sitio

al

la

mayor parte de

mando

jente que habia

capitán Juan de Oliavez a

del

apropósito donde fundar uua buena población

después de atravesar montañas

i

recorrido

contró una planicie por la cual corría un

dGracias a Dios/y> Allí ese

la

se

fundó una

muchas

rio.

villa

i

leguas, se en-

Todos esclamaron: a la cual

le

dieron

nombre.

Alvarado repartió

ganados

i

las tierras entre los colonos

otras cosas para darle vida a la

Después fundó

nueva

i

mandó buscar colonia.

de San Pedro de Zula.

la villa

Cerca de Gracias se encontraron ricas minas de oro

i

merced

a esto esa ciudad prosperó notablemente.

Pensó entonces Alvarado en

ir

a España a arreglar sus asun-

que no estaban de buena cuenta. Se fué entonces a Puerto

tos,

Caballo para pasar a la Habana, pero antes de partir se despidió por escrito del

Ayuntamiento de Guatemala, agregando que

su viaje lo hacia con permiso del Virrei de Méjico.

A como

mediados de Julio de 1536 él lo

decia

i

se fué a

se

embarcó definitivamente,

España.

IV.

Cuando

el rei

supo

la

muerte de don Diego de Albitez nom-

bró de gobernador de Honduras al Obispo electo de ella, lo

iba a ser el primero,

sacerdote renunció

Nombró

ambos

Frai Alonso

el

que

pero este

cargos.

entonces la Corte en su reemplazo a don Francisco

de Montojo, Adelantado de Yucatán jado

de Guzman,

i

mando de

i

ese territorio. Se

que poco antes habia deencontraba en Méjico

i

97

ROBUSTIANO VERA

hubo de conformarse con oro que producian las minas qne se

solicitaba la gobernación de Cliiapas

i

la de Honduras, al saber el habian descubierto cerca de la ciudad de Gracias, de reciente en fundación. Mandó al capitán Alonso de Cáceres para que nombre tomara posesión del mando i ademas a algunos de

su

Juan de sns amigos. Llegaron a Gracias, donde ya no estaba Chavez por haberse Regresado a Guatemala. Allí continuaba funcionando la Municipalidad que antes habia formado Alvarado.

Esta

con

los

se

negó a dar posesión del mando a Cáceres. Redujo

suyos a prisión a los conséjales

quedó reconocido como

Montojo soldados

i

marineros

i

designó a otros

i

Inego

tal.

alijeró su viaje

Comenzó por

i

i

tomó

se presentó el

mando

con 170 españoles entre

de la }»rovincia.

quitar las tierras a las personas a quienes

Al-

varado les habia dado posesión de ellas para aplicárselas a sí mismo i a sus amigos. Este sistema de gobierno se habia ya

hecho jeneral i

i

por

mas que

fuera impropio la fuerza lo imponía

de aquí los resentimientos de los despojados.

Espulsó en seguida del

territorio a

cos que se habian ido a establecer

algunos indios guatemalte-

allí.

El capitán Cáceres recorrió por orden de Montojo toda la provincia i ¡tacificó algunos pueblos qne estaban iníreal que pasaba de 200,000

Desconode tres mil fusiles que existían en la sala de armas. depusiei lo cieron la autoridad del intendente de la provincia i

los cabecillas ron; pero no habiéndolos seguidos varios pueblos,

comenzaron a desalentarse. Al saberse esto en Guatemala comisionados a contener

se reclntaron tropas

la revolución.

El orden

i

vinieron

se restableció

i

Delgado fué llamado a Guatemala se concedió una amnistía político para todos. Peinado quedó entonces a cargo del mando i

i

militar de la provincia.

Manuel Esta paz no fué mas que una tregua. En 1814, don intento de José Arce i don Juan Manuel Rodríguez hicieron otro independencia. Se les redujo

a prisión

i

se les

mantuvo en

esta

situación hasta 1820.

En esto

supo Gaínza, que gobernaba en Guatemala,

lo

ocurrido

MISTOUIA DE honduras;

Í66

en Igaala. La provincia de Chiapas se pronunció en favor de la independencia.

Entonces

espíritu

el

de insurrección tomaba cuerpo

sucesos ocurridos en Méjico

Junta Jeneral

i

i

por los

Gainza en Guatemala reunió una

memora-

del debute habido allí resultó el acta

ble de lo de Setiembre de 1821, que ya conocemos.

En 8aa

Salvador se recibió esta noticia con muestras de júbilo.

El cura don Ignacio Zaldaña celebró una misa en acción de gracias.

Gobernaba aquí

el

doctor don Pedro

Barriere

tiembre de ese año de 1821, se acordó nombrar

mica

a fines de Se-

i

la

Junta econó-

La

consultiva compuesta de siete miembros.

i

debia verificarse

elección

30 de Setiembre, pero hubo desorden provo-

el

cado por personas de ambos partidos en que se dividían las opiniones

i

que se llamaban

el

exaltado

el

i

moderado.

El doctor Barriere en vista de esto protestó no estar facultado para constituir aquella junta, disolvió cir

a prisión a don

Domingo Lara

la

reunión

al presbítero

restableciera la provincia,

el

doctor don

libertad a los

redu-

la

Junta Consultiva

Matías Delgado para que

orden en San Salvador.

dio

mandó

a don Manuel José Arce, a

don Juan Manuel Rodrigues i a otros. Al saberse en Guatemala estos sucesos, comisionó

i

Este tomó

patriotas

que

presos e instaló la deseada Junta provisional

el

se

el

mando de

encontraban

28 de Noviembre

de 1821, bajo su presidencia, siendo miembros de ella Arce,

Rodríguez

i

otros.

El doctor Barriere tuvo que abandonar la ciudad en cuanto

Delgado asumió

el

mando de

la provincia.

l&t

fiOBUSTUNO VERA

CAPITULO El gobernador Gainza coadyuva

Guatemala

logra anexar a

rechaza esas pretenciones

XIV.

las

al

se separa

i

de se hace proclamar emperador

de Iturbide

pretericiones

imperio de

Guatemala.

de

i

El Salvador

Méjic*).

II. Iturbi-

de Méjico; su caida

i

regreso

a Europa. V^uelve a Centro América i es fusilado el 19 de Julio de 1824 en Tamaulipas. III. El Congreso de Guatemala declara la

independencia absoluta de Trabajos

i

Soconusco

provincias de Centro

las

reformas que llevó a efecto es

el

América.— IV.

Congreso de Guatemala.

anexado por fuerzas de Méjico.

I.

de

Iturbide en su calidad de Presidente

la

Junta provisional

de Méjico, dirijió una nota al Capitau Jeneral de Guatemala, se-

ñor Gainza, esponiéndole en ella que ese territorio no debia quedar independiente de Méjico, sino formar con aquel virreinato un gran imperio bajo trarse

plan de Iguala

el

i

tratado de Córdova, por encon-

aun Guatemala impotente para gobernarse por

Al recibir Gainza esta nota reunió en Consultiva e impuesta de

la

comunicación de Iturbide

yéndose sin autorización para resolver por

imprimir

i

sí este

circular esa comunicación para que

en cabildo abierto recabasen

el

si

misma.

a la Junta

acto

el

i

cre-

negocio, acordó

ayuntamientos

los

voto de los pueblos, sin que esto

fuese un obstáculo para las próximas elecciones de diputados a

un Congreso Constituyente. El dia 12 de Diciembre se recibió en San Salvador Iturbide

i

el oficio

habiendo sido tomado en consideración por

ción provincial, se acordó esponerle que lo que

nota era contrario

al

pacto

i

la diputa-

pedia en

se

la

juramento con que se convinieron

pueblos

al

dejar al antiguo gobierno

español

que seria a

la

par de Centro América

medio adoptado por

los

de

el

i

lo

peligroso la

HISTOUIA DE HONDURAS

168

Junta Consultiva para resolver en la exitativa de Méjico. Ademas se acordó nombrar una comisión para que pasara a Méjico a imponer i

publicar

al

jeneral Iturbide de las necesidades de la provincia

allí lo

que se resol via

Los demás ayuntamientos porque no recibieron a Méjico

el

i

5 de Enero de

respecto de la citada nota.

se dividieron

la nota.

parte de los imperialistas

al

i

otros no contestaron

El caso es que Gainza se puso de

se decretó la anexión de

1802.

Con

Guatemala

eso se declaró disuelta la

Junta provincial consultiva en 21 de Febrero de ese año. Gainza siguió ejerciendo del

Gobierno Mejicano

instaló el

en nombre

funciones de Capitán Jeneral

las

nombrar

e hizo

otra junta provincial

i

la

29 de Marzo.

El Salvador se declaró separado de Guatemala. El gobierno de este estado trató de sediciosos a todos co así

como de

herejes a los

opositores a Méji-

los

que habían protestado contra

la

anexión.

Gainza organizó en

Por

vador.

Santa Ana

el

acto una división

Arzú para que sometiera a

del coronel

el i

camino engrosó sus

filas

la

te

al

mando

con tropas de la villa de

retirarse después de

plaza

la

se vio obli-

i

nueve horas de combate, enteramen-

desorganizado.

En a

puso

de Sonsonate que se habían declarado en favor de

Guatemala. El 13 de Junio de 1822 atacó gado a

la

i

provincia de El Sal-

Méjico se puso en duda la lealtad de Gainza

la capital.

Se

le

dio entonces orden

Filisola para que al frente de

al jeneral

i

fué llamado

don Vicente

una división mejicana pasara a

mando

Guatemala a hacerse cargo del

i

pacificar a

pueblos rebeldes. Este jefe era imperialista

i

todos

pertenecía

al

los

par-

tido llamado servil o conservad(»r.

El

10 de Marzo

de 1822 se habían verificado las elecciones

populares para enviar diputados

Por Honduras

salió elejido

trasladó a Méjico en

al

Congreso de Méjico.

don José Cecilio del Valle

i

se

Agosto de ese año para desempeñar su

cargo. Filisola dejó en

Guatemala

al

Coronel don Felipe Codallos

i

ROBCSTIANO VERA

emprendió

él

campaña contra San

Salva

de Centro América era un

territorio

el

la

las

propiedades de los es-

quepor ninguq motivo podian confiscarse dichas proestranjeros dedipiedades; permitiéndose ademas a los mismos

tranjeros

i

carse a la industria, los funcionario

arte u oficio que

quisieran,

previniendo a

interior del gobierno les facilitaran su tránsito al

s

del pais.

Ordenó colocar en

el

salón de sesiones los retratos del liberta-

Casas dor Simón Bolívar, de frai Bartolomé de Las

i

del

señor

Pradt. existieSe hizo declaración solemne de que lus esclavos que libres desde ese ren en cualquier punto de Centro América eran

dia (23 de Abril de 1824)

i

que todo

el

que pisara

el territorio

que traficano podría estar en esclavitud, ni ser ciudadanos los ran con esclavos.

o

Congreso Decretó también que cada Estado federal tuviese su de la Consbases Asamblea para su gobierno interior bajo las

titución jeneral.

Como

se vé

con esto se comenzaba a formar

blico de Centro

América

i

desconocidas hasta entonces abolición de la esclavitud los estranjeros

i

el

Derecho Pú-

a darse ciertas garantías individuales i

con

se

completaba este derecho con

el

la

reconocimiento que se hacia a

de derechos civiles iguales a

los regnícolas.

El 32 de Noviembre de 1824 se decretó la Constitución de Nueva República Federal, la que se recibió con entusiasmo.

la

HISTORIA DE HONDURAS

174

El 25 de Enero de 1825

la

Asamblea Nacional

cerró sus se-

siones.

Según esa Constitución Rica,

la federación se coraponia

Nicaragua, Honduras, El Salvador

Cada uno de dor se la dio

el

i

estos Estados fírmó su Constitución.

12 de Junio de 1824; Costa Rica

de 1825; Guatemala de Abril de 1826

i

el

el

El Salva-

22 de Enero

1826; Nicaragua

11 de Octubre de

el

Honduras

de Costa

Guatemala.

11 de Diciembre del

el

8

mismo año

de 1826.

Cada Estado

elijió

su jefe respectivo.

De Guatemala lo fué don Juan Barrundia. De El Salvador don Manuel José Arce que

estaba en Estados

Unidos.

De Honduras don Dionisio Herrera. De Nicaragua don Manuel Antonio de De Costa Rica don Juan Rafael Mora. Chiapas no entró en

la federación

i

la

Cerda.

quedó

sobre su anexión cuando le agradara. El

libre

para resolver

14 de Setiembre de

1825 usando de ese derecho determinó hacerlo a Méjico, i aunque se habia procedido a ello por medio de intrigas, puesto que para librar esta resolución, no se esperó que a ese acuerdo convinieran los representantes de varios partidos

i

sin ellos

hubo

empate, se resolvió sin embargo para declarar la anexión, tomar por base la población de los departamentos representados así se

formó

la

mayoría que se buscaba para hacer

i

solo

la declaración

de anexión a Méjico, de que hemos hecho mención. Todo fué obra de la coacción, pues aquello se verificó bajo la intervención del ájente

i

comisionado que Méjico habia enviado con este objeto.

Por otra parte

el territorio

vió Méjico, se situaron a la

estaba desarmado

proximidad

i

i

las tropas

que en-

esto fué lo que impn,so

a los delegados de los partidos que babiau concurrido a ese acto.

Los habitantes de Soconusco permanecieron unidos a Centro América, no sin que por esta causa autoridades de

Méjico.

los

molestaran bastante las

Se tomó entonces la resolución de que

una gran Dieta americana resolviera

lo relativo

a esta provincia.

175

ROBUSTIANO VERA.

hasta qne a fines de Agosto de 1826,

el

gobieruo de Méjico pro-

autoridades militares de Centro América no trasterritorio de Soconusco i que las de Méjico

puso que las tropas

evacuaran

el

i

franca entrapasarian tampoco la línea divisoria; que se daria emigrado por da en aquel partido a las personas que hubieran

alguno. opiniones políticas, sin exijirles a sn regreso juramento sacar podria También se pactó que ninguno de los dos gobiernos de otra cualde Soconusco contribuciones de hombres, dinero ni autoridades que las quiera especie ni que gobernarían en él otras definitiva a la municipales, entre tanto no se diera una solución

cuestión sobre límites.

de que los El Congreso federal aceptó estas bases a condición gobernándose por habitantes del partido de Soconusco siguieran las leyes de

la

federación

i

que los empleados obedecieran

las

órdenes de Centro América. Disuelta en 1838

federación, los Estados que la

la

reconocieron su soberanía

en 1842

el

e

independencia

jeneral mejicano don Antonio

formaban

a ese territorio; pero

López de Santa Ana,

en vista de que Guatemala no podia delo posee fender a Soconusco, lo anexó a Méjico i con este título

abusando de

la fuerza

i

hasta la fecha.

Las protestas de Guatemala de nada sirvieron contra la fuer-realizar ese za armada con que operó López de Santa Ana para de proyecto ambicioso desconocer la independencia i soberanía i

intereses. ese territorio para que resolviera lo conveniente a sus

HISTORIA DE HONDURAS

176

CAPITULO XV. Denominación que tomaban

I.

después de

de

la

Panamá

es depuesto

i

que en

lo

la

el

II.

en Centro América antes

La Santa Alianza

éste se acordó.

de su cargo por

Se instala en Cedros i

los partidos

Independencia.

i

El gobernador

III.

Lindo

Municipalidad de Comayag-ua.

la

i

Congreso

el

IV.

primer Congreso de Honduras; sus trabajos

elección que hizo para jefe político en

don Dionisio Herrera.

V. La Asamblea constituyente se traslada de Cedros a Tegucigalpa i

de aquí a Comayagua.

I.

Desde antes de

la

mos que trabajaban el

gazista

i

el

Independencia de Centro América,

mis-

por ella estaban divididos en dos partidos:

Del primero era jefe

caco.

hondureno don José

los

del Valle

(^icilio

mados españoles europeos

i

i

i

lo

el

a él pertenecían los lla-

clase artesana, a

la

representaba

quien se hala-

gaba con medidas de proteccionismo. Su tendencia era hacer valer ideas de moderación. Jefe del partido caco lo eran los patriotas

de

don Pedro Molina

las familias nobles

de índole radical

i

i

de

i

don Francisco Barrundia. Se formaba

mucha

aspiraba a

la

parte de independientes.

Era

independencia absoluta de esos

pueblos.

Una

vez que se obtuvo esa independencia se abandonaron esos

nombres,

i

con

el

envió del oficio de Iturbide exijiendo que los

pueblos de Centro América se anexaran a Méjico, nacieron entonces otros dos bandos, que se denominaron

el

republicano

i

el

imperialista.

Organizada

la

Asamblea constituyente, aparecieron de

los liberales a

terizaron dos partidos:

el

minaba también con

nombre de

el

radicalismo de sus principios; se

le

apellidaba serril

i

i

el

i

quienes se

fiebres o

se caracles

deno-

anarquistas por

el

partido moderado, que también

aristócrata.

Este partido era formado

ROBÜSTIANO VERA

por

los

que habían opinado por

a Méjico, por la

dos civiles

i

pueblo. Era

i

la incorporación de las provincias

mayor parte de

militares, clérigos el

Cada uno de

que

se

177

los

españoles europeos, emplea-

por la clase

i

oponia a toda reforma

mas i

ignorante del

a todo progreso.

estos partidos trataba de hacer triunfar sus ideas

de hacer prevalecer sus propósitos en las disensiones que se

siguieron después de la declaración de independencia.

Ahora

bien, es

un hecho que

América autonomía, pero no

la

independencia trajo a Centro

se le dio

unidad

i

la

confianza que

necesitaba para su prosperidad.

Ed za las

El Salvador

ella fué la

i

i

en Guatemala comenzó a imperar

la noble-

causa de graves perjuicios para la estabilidad de

nuevas Repúblicas.

II.

La asamblea de Guatemala

de la cual

i

hemos dado cuenta

anterior capítulo, se habia dividido en dos bandos: el libe-

en

el

ral

que pro3lamaba

la federación

i

que fué

el

que triunfó

i

el

con-

servador o servil que quería un gobierno central. También se

habia dividido a causa de un decreto que mandaba organizar el Poder Ejecutivo provisional, i en cuya materia no todos estaban de acuerdo,

i

por eso fué que se nombraban autoridades

i

luego

después se reemplazaban por otras. Sin embargo, esa Asamblea dictó leyes liberales para hacer cesar el estado de opresión estas colonias. B\ste

que España habia establecido en

solo decir que

hacer su cumplido elojio

i

abolió la esclavitud para

que merece ser escrito ese acuerdo en

tablas de bronce, el cual honra al anciano presbítero don Matías

Delgado que fué autor

En

i

defensor de ese proyecto.

previsión de lo que hicieran los estados de

hostilizar a los pueblos del

Europa para

nuevo continente, se pensó en una

confederación continental, pensamiento dominante en todos en esa época i que inspiró con enerjia don Simón Bolívar, con el objeto de neutralizar las pretenciones de la

Santa Alianza^ que

HISTORIA DE HONDURAS

178

no era otra cosa, según

que se teniau, que un Con-

las noticias

greso que se estaba formando de todos los Soberanos de Europa

con

el fin

de reconquistar

los

España habia perdido. Para

el

intereses

independencia

i

la

la

se acordó

ambas américas para que

invitar a los cuerpos deliberantes de

representara unida a

derechos que

los

i

logro de este objeto,

familia americana

i

]ue

garantizara la

libertad de sus Estados.

Para llevar a efecto esta idea se celebran por parte de Colom-

Uno

bia diversos tratados.

con

Perú que lleva fecha 6 de

el

Julio de 182S, siendo este pais representado por el arjentino don

Bernardo Monteagudo, que era Ministro del protector don José de San Martin; otro con Chile, que lleva fecha 21 de Octubre

mismo año;

de ese 1823,

En

por fin con Centro América

i

de las partes contratnutes sucs

15 de

el

Marzo de 1825.

todos ellos se cátablecia la unión, liga,

buenos

oficios,

entraran en

que

los

i

confederación

de

procurar, mediante

demás Estados hispano- americanos

una Asamblea Jeneral de

compuesta de sus

cimentar de un modo

mas que debian

se obligaban a

i

para que una vez conseguido este grande

el })acto,

objeto, se reuniera ricanos,

de Octubre de

otro con Méjico de fecha 3

el

mas

sólido

existir entre todos

i

i

Estados

los

con

plenipotenciíu'ios,

el

Ame-

encargo de

estable las relaciones ínti-

cada uno de

ellos,

i

que

les

sirviera de consejo en los grandes conflictos, de punto de contacto en los peligros

comunes, de

fiel

intérprete

públicos, cuando ocurriesen dificultades liador en sus disputas

Con

esto nació en

i

i

en

sus tratados

de juez arbitro

i

conci-

diferencias.

América

la idea del

arbitraje internacional

para eolucionor sus conflictos futuros.

La

ratificación

de estos tratados produjo dificultades.

pues, el Perú lo aceptó suprimiendo las palabras juez

estableciendo que eran diplomáticas las funciones los ministros de la

mió

Asamblea Jeneral. Méjico

las palabras antes indicadas.

América

los

Así

árbit7'0,

i

atribuidas a

al ratificarlo supri-

El gobierno federal de

Centro

admitió solo para ciertos casos de reciprosidad. El

Senado de Chile no autorizó

la ratificación del tratado.

ROBU^TIANO VERA

Con

autecedenies se instaló

tales

A

22 de Junio de 1826.

el

1Í9

Congreso en Panamá

el

concurrieron los plenipotenciarios

él

de Colombia, que comprendía a Venezuela, Nueva Granada

Ecuador,

i

Centro América, Perdi Méjico. Chile no envió

los de

i

representante ni tampoco las otras potencias, apesar de haber

Cerró sus sesiones este Congreso

sido invitadas.

15 de Julio,

el

después de haber celebrado 24 sesiones.

que fueron de Union, Liga

Se firman cuatro tratados

i

Con-

federación entre las Repúblicas de Colombia, Centro América

Estados

Unidos de Méjico. El segundo teuia por objeto

Asamblea Americana a

traslación de la

Méjico. El

tercero

la villa

i

la

de Tacuyuba en

de una convención qne detallaban los

fué

continjentes que debia prestar cada una de las Repúblicas con-

federadas;

i

por

qne arreglaba

fin, el

el

cuarto, estableció un concierto reservado,

orden con que debian

enviarse

marchar

i

los

continjentes de la federación.

Según

estos pactos

hombres de cito

mantenerse en pié sesenta mil

debian

iofantería, caballería

i

artillería,

permanecer siempre armado, equipado

i

debiendo este ejérpronto para entrar

a campaña.

También deberia sostenerse una fuerza naval competente, que coustaria de

de a 60 a 80 cañones; de 10 fragatas

tres navios

de 44 hasta 64

cañones; de 8 corbetas de 24

una goleta de 10 cañones, para

lo

a.

34 cañones

cual deberia hacerse

i

de

un fondo

de siete millones setecientos veinte mil pesos, distribuidos pro-

porcionalmente conforme a

En resumen tenemos de

Panamá

que

las bases

lo

de

la población.

que se estableció en

fué contribuir al mantenimiento de

tad inalterable entre las

medios pacíficos

los

hi

Asamblea

una paz

Potencias Confederadas

i

i

amis-

dirimir por

grandes conflictos por medio de este tribunal

de conciliación o mediación que se

le

daba a esta Asamblea Je-

neral.

Por suerte

la

independencia de los Estados Americanos a esta

fechase habia consolidado última aparición en

va

los

el

i

la

Santa Alianza habia hecho su

Congreso de Verona

i

se habían

temores de una reconquista española con

el

alejado

auxilio de las

Historia db honduras

180

grandes potencias europeas. Por otra parte, riores

las rivalidades

i

partes de la América

i

las discordias inte-

esteriores hablan aparecido en diversas

esto

ratificaran los tratados de

fué causa

mediata para que no se

Panamá.

III.

Los Estados de Centro América ya habían acordado tener cada uno sus respectivos Congresos nes para la designación de las

Poder Ejecutivo, el Judicial El 11 de Febrero de 1824,

i

creyendo sostenerse i

i

desde

burlar allí se

eleccioel

el

Lejislativo.

la

Municipalidad de Comayagua

depuso del cargo de Jefe Político

de Araracina

que procedieran a

i

personas que debían formar

Jeneral Lindo; pero éste

al

ese acuerdo se trasladó al dirijió

su calidad todavía de Jefe superior.

a

las

pueblo

demás poblaciones en

En una

palabra,

Lindo no

se dio por depuesto, apesar de estarlo de hecho.

La causa

de

esta

para todos por las

medida fué porque

se habia

enormes contribuciones

i

hecho odioso

reclutamientos que

habia impuesto durante la proclamación del imperio.

A

Lindo sucedióle

gobernador. lítico

Don Juan

el

Alcalde don Severino Quiñones como

José Diaz fué designado por Jefe

po-

de la provincia.

IV.

Como

cada Estado debía tener su Congreso, según acuerdos

anteriores, tócale a e igual

Honduras

número de suplentes,

elejir i

ocho diputados propietarios

al efecto

se verificaron las elec-

ciones sin tropiezo alguno.

La Municipalidad deTegucigalpa acreditó una Comisión ante Municipalidad de Comayagua para estipular las bases de unión entre ambas provincias. la

18l

noBUSTIANO VERi.

El Congreso de

nueva República debia reunirse en Cedros,

la

con las solemnidades acostumbradas para estos actos. Los diputados debiau prestar el juramento en la Iglesia parroquial.

Constituido Honduras en estado independiente, su primer Jefe, como ya lo hemos dicho, lo era don José Dionisio Herrera.

Se instaló este Congreso

el

29 de Agosto de 1824, bajo la

presidencia de don Pedro Nolasco Arriaga

i

se

denominó

,

ytor

el

vice- Presidente de El Salvador, señor Guzman, pudiendo no

obstante llegar a

1845

i

Lempa

con 900 hombres

el

22 de Febrero de

mientras esto sucedía Malespin se ocupaba en secuestrar

Guzman

los bienes de

cuando éste

i

se acercaba a

San Miguel,

Malespin huyó cobardemente a Honduras.

El Obispo

Viteri escomulgó a Malespin por los

que habia ejecutado

Las Cámaras

lejislativas

que

le

declararon nula la elección de

Ma-

como ya estaba perdido se puso bajo la gobierno de Honduras con unos cuantos militares

lespin de Presidente

protección del

fusilamientos,

sin respetar siquiera a los sacerdotes.

i

quedaban. Por este motivo

Honduras era inminente aprestos bélicos para

ello,

i

la

al efecto de

Al

fin se

guerra de El Salvador con

una

i

otra parte se hacían

arribó a un pacto en ^

HOBUSTIANO VERA

por

237

cual Malespin renunciaba al gobierno de El Salvador,

el

se

sometería a un juicio de responsabilidad por su conducta pública se le respetarían sus bienes;

i

pero este pacto no produjo re-

sultado, porque El Salvador pidió a

ca

i

Honduras esplicacion fran-

modo de pensar respecto a Malespin i si en su territorio como no se dio contesta-

categórica sobre su

permitía perseguirlo

i

ción satisfactoria, la guerra se hizo inevitable entre estos dos países.

El Jeneral Cabanas fué nombrado Jefe del

ejército de

El Sal-

vador que debía obrar sobre Honduras. Compró ademas un vergantin goleta que llamó aVelóz Salvadoreña^) en 20 de Marzo de 1845,

que fué armada en guerra

la

i

Juan Dheming, Malespin por su parte goleta (LConstelacio7iy>, la ^Águstinay>

Antes de

i

puesta bajo tenía a

mando de

el

disposición la

i^u

la aCarolina'».

irse a las vías de hecho, se hizo otra tentativa

celebrar la paz

se firmó

í

en Chinameca, entre los señores Sebastian

Romero por

para

un convenio en 28 de Abril de 1845

parte de Honduras,

i

el

Salinas

Leonardo

i

Jeneral Nicolás Ángulo

i

Licenciado don Félix Quiróz por parte de El Salvador. El Gobierno de Honduras no aprobó este convenio i lo& aprestos

de guerra continuaron. El 28 de ese mismo mes

llamado Protector de la Constitución que estaba Jeneral Cabanas, tres días antes,

del

una partida de hondurenos se había introducial territorio

salvadoreño.

Cabanas invadió a Honduras en i

mando

San Antonio del Sauce; pero

se hallaba en

do por Santa Clara

1845

al

el ejército

los

últimos dias de

sin encontrar dificultad llegó hasta

Mayo de

Comayagna, que por

entonces era la capital de la República, pero fué atacado por las fuerzas que los i

mandaba

el

Jeneral don José Santos Guardiola

salvadoreños sufrieron una derrota. Cabanas fué

allí

í

un héroe

tuvo que volver a El Salvador.

El Jeneral Cordero invadía también a Honduras por

tamento de Chalatenango en donde dadas por

el el

7 de Junio

i

avanzó hasta

el

depar-

los llanas de Gracias,

rechazó las fuerzas hondurenas man-

Jeneral Eusebio Toro

i

Ciríaco Bran.

El 10 de esg

HISTORIA DE HONDURAS

288

mes

salvadoreños fueron rechazados en Sensenti

los

de Comayagiia

i

los heridos

que se les llevaba a El Salvador, fue-

Santa Kosa

i

ron quitados por los hondurenos

e

inhumanamente

fusilados.

Los hondurenos penetraron en virtud de estos triunfos a El Salvador,

en

i

el

acto se levantaron trincheras en el rio

Guardiola ocupó i

pedido que se

al

ño; pero

Ángulo no

Este sorprendió

al

puesto de

tomó

7 de Agosto se

el

der

i

el

le

la

Union

engañar

evacuó

las

avanzó contra Guardiola.

i

Jeneral Ángulo en la hacienda del Obrajuelo

tropas hondurenas

El 26 de Agosto de 1845 pero Guardiola sin respetar

Por

León Ramírez se firmó

fin,

dia

al

se firmó

tres

horas,

fueron

siguiente Guardiola

el

i

un armisticio en Sumpul,

pacto sorprendió al Jeneral Car-

vallo el 27 de Agosto en la Union.

mismo año

i

de El Salvador.

el territorio

el coronel

salvadore-

el territorio

después de un combate que duró cerca de

vencidas

Lempa.

18 de Julio de 1845

San Miguel. Intentó acce-

la plaza de

hacia de evacuar

se dejó

el

Murió

allí el

mismo

Carvallo,

39 soldados.

la paz

definitiva

el

27 de Noviembre del

de 1845 en Sensenti, que era una población hondu-

rena. Esta paz fué respetada.

El Jeneral Malespin fué muerto año.

de

Su cabeza

fierro.

se llevó a

el

San Salvador

25 de Noviembre de ese i

Ignacio Malespin, que solo era

anterior, fué becho prisionero.

en Diciembre de ese

mismo

se espuso en

coronel

i

una jaula

hermano

Juzgado militarmente

se le fusiló

año,.junto con otros revolucionarios.

Así iban concluyendo esos hombres fatales para Centro rica

i

que hablan sido

del

la ruina

Amé-

de esos países.

II.

En Honduras brero

de

contra

el

1849

seguía gobernado don Juan Lindo. El 4 de Feel

Jeneral don Santos Guardiola se pronunció

gobierno, fundado en que Lindo no habia querido apro-

ROBUSTIANO VERA

bar

el

tratado firmado en

239

Costa Rica por

Licenciado don

el

Felipe Jauregui.

SI Jeneral don Jerafdo Barrios, que era gobernador del de-

partamento de San Miguel, exitó que mandara 500 hombres a

mismo para

del

con

las

Presidente del Estado para

órdenes del Jeneral Cabanas o

protejer a Lindo contra las tropas de G-iiardiola

de tener un amigo en

el fin

le sirviera

al

el

gobierno de Honduras

i

que

para fines posteriores.

Barrios se internó en Honduras con sus tropas para restablecer la paz, la que

firmado don

se

obtuvo en

Victoriano Castellanos

convenio en Pespire, por las

armas

i

Marzo de

el

cual

el

i

por haber

ese año,

Jeneral

Guardiola un

Jeneral insurrecto deponia

el

reconocia la autoridad que ejercía Lindo. Barrios se

regresó a su gobernación con su columna espedicionaria.

III.

El 11 de Noviembre de ese mismo año de 1849, se levantó jeneral don José Dolores ^Nnpio en

«La

Breay> contra

el

el

gobier-

no de Gruatemala, apoyado por los gobiernos de El Salvador, Honduras

i

Nicaragua,

con

el

objeto de

lograr

el

reaparecimiento

del gobierno nacional.

Guatemala comenzó territorio

i

a levantar tropas para la defensa de su

El Salvador habiendo hecho alianza con

el

gobierno

de Honduras, se puso en actitud de guerra, situando fuerzas en la frontera occidental.

Al mismo tiempo invitó

para que mandara tropas a Coatepeque vicio a los jenerales Guardiola, Ferrera

i

i

al

de Honduras

para ello llamó

al ser-

Saget.

El Gobierno de Guatemala envió jente a sublevar a El Salvador

i

después de un encuentro murieron los oficiales de esa tropa.

El Presidente de Nicaragua quiso también ponerse de las tropas

i

dejó en su lugar al Licenciado

al frente

don Francisco

Dueñas.

El 9 de Enero de 1851

se instaló la

Represen tacioa Nacional

HISTORIA DE HONDURAS

240

en Chinandega

i

apesar de que quiso buscar la paz, no logró su

objeto.

El 24 de Enero llegó Cabanas a Metapan con 1,500 hombres.

El jeneral Vaquero conducía 500. Carrera al conocer los movimientos de las tropas

enemigas

avanzó sobre Chiqnimula. El dia 25 Cabanas se puso a

las ór-

denes de Vasconcelos en Metapan. El ejército aliado se componía

como de 4,000 hombres.

Vasconcelos envió

condiciones de paz, que

espulsion de Carreras de

grueso del

el

lugar llamado

ejército el

Guatemala

i

como no

consistían en la

se aceptaron salió

28 de ese mes sobre Guatemala

«LJocote^^ se

i

en el

presentaron a Vasconcelos 400 mon-

tañeses.

El 2 de Febrero

se

acometieron

los

dos ejércitos en la altura

llamada «La Asadaf). Carrera resistió con buen éxito a los ataques del enemigo ejército aliado se

i

el

pronunció en derrota. Así fracasó esta tentati-

va de reorganización Centro Americana.

Cabanas

trató de reorganizar algunas

se retiró el 4 de el

paso

al

compañias

i

con ellas

Febrero en Coatepeque, dispuesto a disputar

enemigo que marchaba a El Salvador.

El 9 de Febrero llegó Carrera a Chingo cipalidad de El Salvador su

Las tropas aliadas

marcha sobre

se repusieron

i

i

anunció a la Muni-

la capital.

se replegaron a las fuerzas en

Coatapeque. Entonces Carrera desistió de pasar a El Salvador í

retrocedió a Santa

ejército

Ana

i

al fin

Guatemala ordenó

licenciar el

de operaciones.

La Asamblea Nacional de El Salvador premió banas declarándolo ^Benemérito de

la Patriai>

tantes servicios prestados a la causa del orden.

al jeneral

Ca-

por los impor-

241

ROBUSTIANO VERA.

IV.

José Francisco Barrundia pedia la reorganización de la nacionalidad Centro Americana ante la Representación de El

Don

Salvador, pero ante todo era preciso restablecer la paz entre ésta

República, Honduras

i

Gnateinala

i

annqae

se enviaron comi-

sionados a este último Estado no quizo reconocerlos ni aceptar arreglo alguno.

En Nicaragua también

estalló la guerra civil

San Salvador a trasladar

los de

i

esto

obligó a

Representación Nacional a

la

Tegucigalpa.

Honduras envió tropas en defensa de Ni^-aragua

i

la autoridad lejítima de

entonces los revolucionarios capitularon en la ciu-

dad de León. 1852 fué nombrado presidente de El Salvador a don Fran-

En cisco

El

Dueñas. 1.''

de Marzo de 1852 subia a la presidencia de Honduras

Jeneral don Trinidad Cabanas en reemplazo del Presidente don Juan Lindo. Habia nacido en Comayagua en 1802. De esel

tudiante se improvisó soldado

i

desde 1822

le

vemos combatir

gloriosamente con las tropas salvadoreñas que, animadas por el mas noble patriotismo i por la justísima causa de la independencia de

los pueblos,

Imperio de

resistian la imposición que el

Iturbide quería ejercer sobre las

hermosas

tierras centro

ameri-

fué

ascen-

canas.

Comenzó Cabanas su

carrera de soldado raso

i

diendo hasta obtener las palas de jeneral. Sus brillantes hazade fias le llevaron a la Presidencia de su patria para dejarla el 6 Julio 1855, cuando apenas su progresista espíritu

organizador tendían a hacer

Cabanas

brilla entre

la felicidad

Morazan

i

como antorcha lumicampó de las luchas sin

Barrios

las crueldades ni de la ingratitud. lo

que hizo.

su carácter

de sus conciudadanos.

nosa entre dos mártires. Sirvió en el haberse visto envuelto en los oscuros plieges de

Veamos pues

i

la infamia,

de

HISTORIA DE HONDURAS

242

El Gobierno confederado estaba ya diaueU.o. La esperanza de Centro Americana se alejaba una

la reconstrnccion de la patria

vez mas.

En Guatemala

un tanto

se restablecia

con El Salvador en

firmado arreglos

guerra nacia ahora entre Honduras

Cabanas habia levantado un

i

por haberse

paz,

la

1853; pero la

Abril de

Gaatemula. en

ejército con el cual invadió

mes fué derromandaba las fuerzas

Julio de ese año a Chiquimala; pero el 6 de ese

tado por

el

Jeneral don Vicente Cerna que

de Guatemala. Retrocedió Cabanas a Honduras

do huyó por

el

i

Nujio su alia-

camino de Jocotán,

Se atribula a Cabanas ser

el

que fomentaba

de

la revolución

Nicaragua; pero esto era una falsedad que tenia por objeto hacerlo solo impopular.

El Salvador queria

la

paz entre ambos paises

sionados ante los gobiernos de Guatemala sin resultado

La guerra el

i

i

acreditó comi-

de Honduras,

pero

alguno a tan laudable propósito. civil estalló

también en Nicaragua. Gobernaba aquí

Jeneral don Fruto Chamorro

i

los revolucionarios

proclama-

ron Director Supremo provisional a don Francisco Castellón.

La guerra continuó

Honduras

entre

i

Nicaragua, apesar de

la

intervención amistosa de El Salvador.

Se principió a correr que

el

gobierno de Honduras queria ven-

der algunas de las islas del golfo Fi)nseca para estal)Iecer colonias.

El Gobierno de El Sanlvador temiendo

cio protestó de este hecho. al

de El Salvador, porque

la

ruina de su comer-

El gobierno de Honduras tranquilizó tal

venta no era efectiva.

La guerra continuó no obstante hasta que Francisco López en 1856, se pronunció contra

don

Gobierno del

el

Jeneral Cabanas a quien derrotó en Masaguara, salir del territorio,

Jeneral

el

i

lo

obligó a

quedando don Santiago Bueno encargado pro-

visionalmente del gobierno.

Al terminarse tó al de

el

año de 1860,

El Salvador

el

el

Gobierno de Honduras impu-

hecho de fomentar la revolución en

frontera de este Estado.

la

ROBUSTÍANO VERA

243

Costa Rica se sintió también agraviada con

el

gobierno de El

Salvador, porque creyó qae había ayudado a preparar la desgraciada

dun Juan Rafael Mora,

espedicion del jeueral

terminó con

fusilamiento de este jefe

el

Maria Cabanas, tiembre

i

del jeneral

i

que ocurrió en Puntarenas

lo

el

que

la

don José

30 de

Se-

dos de Octabre de ese año.

Entre tanto, en Honduras se habian desarrollado hechos de alta gravedad.

neral dun

A

Cabanas

le

sucedió en el

José Santos Guardiola; pero estando en

fué éste asesinado,

mando en 1856

el 1

1

el je-

de Enero de 1862

segundo período de su admi-

el

nistración.

El jeneral Barrios que gobernaba en El Salvador trabajó por contener

orden

el

i

porque se reconociera

Victoriano Castellanos, que era por la

lei

majistratura, mientras los pueblps elejian

la

autoridad de don

llamado a al

la

primera

sucesor. El gobier-

no de Honduras por este servicio condecoró a Barrios con una

medalla de honor.

A

Castellanos

cisco

Montes,

sucedió en

le

el

el

mando de Honduras don Fran-

cual fué derrocado del poder

jeneral don José Maria

i

le

sucedió

el

Medina en 1864.

V.

La paz

restableció en Honduras,

al fin se

Guatemala

ragua. Nuevos jefes aparecieron en estos Estados

i

i

Nica-

que con su

presencia parecia que apaciguarían la tempestad.

La venida de las islas de i

al

Perú 1864

Valparaíso, hicieron pensar

en

la

necesidad

la toma de bombardeos del Callao

españoles al Pacífico en 1863

los

Chinchas

a los

i

los

i

gobiernos de Centro América

de llevar a efecto la idea de Bolívar

i

por la

cual trabajó tanto Morazan, sobre la formación de un Congreso

Americano.

El Gobierno

del

Perú invitó a

los

Congreso. Este se reunió en Lima

El Salvador

asistió

a

él

el

Gobiernos de América a un 14 de Noviembre de 1864,

por medio de un representante,

i

des-

HISTORIA DE HONDUllAS

244

pnes hizo tratados con España, como

lo

fueron celebrando las

demás Repúblicas de Centro América. El

objetivo de la reunión

no

satisfizo lo

que se esperaba de ese Congreso.

El Salvador habia hecho

Agosto

al jeneral

fusilar en la

Jerardo Barrios,

madrugada

faltando a

29 de

del

prometido

lo

gobierno de Nicaragua. Así se premiaba a los que servian

i

ai

pe-

leaban por la libertad.

Las cosas volvían a enturbiarse nuevamente

esas luchas fra-

i

de antes. Era imposible

tricidas iban a continuar con el calor

tranquilizar a esos paises, porque las intrigas se sucedían unas tras otras.

En 1867

el

Jeneral don Vicente Cerna habia sucedido

Justo Rufino Barrios levantó era

Honduras

el

Je-

estandarte de

insurrección

la

i

lugar a donde se dirijian los revolucionarios de

El Salvador, apoyados por

Presidente de aquella República,

el

don José Maria Medina.

•que lo era el Jeneral

En Enero de

el

al

Guatemala. El Jeneral don

neral Carrera en el gobierno de

1871

el

gobierno de Honduras acreditó de comi-

sionados a don Celeo Arias

i

a don Teodoro Aguilar para arre-

glar cuestiones pendientes con El Salvador.

El Jeneral don Santiago González

i

otros militares, pasaron

a Honduras en busca de elementos para derrocar ción de El Salvador

i

los obtuvieron.

Por esta

i

la

administra-

otras causas los

comisionados de Honduras regresaron sin haber llenado satisfactoriamente su misión

Se realizaron conferencias para

oficial.

tratar de la paz con nuevos comisionados de uno

i

otro gobierno

en Amapala e intertanto Honduras preparó su ejército la guerra el 5 de

i

declaró

Marzo a El Salvador. El gobierno de El Salva-

dor movilizó también sus tropas. Las tropas de Honduras se internaron

el

16 de Marzo de 1871 hasta Pasaquint, donde con

300 salvadoreños

se encontraba el

truch. El fuego fué nutrido por los

invasores, superiores en

Conesto terminan

Jeneral don Florencio Xa-

ambas

partes

número,

las conferencias

se

i

tres horas

declararon en derrota

de Amapala

truch invadieron a su vez a Honduras.

después

i

Miranda

i

Xa-

ROBUSÍÍANO VERA

La •

otra división hondnreiias

i

a

la

246

cual se habiaa incorporado

los revolucionarios salvadoreños, invadió a

Seusantepeque. Es-

mando del Teniente Jeneral mando al Jeneral González, que

taba compuesta de 800 hombres al

don Juan López, quien cedió

el

fué proclamado Presidente provisional de la B,epúl)lica el jefe del ejército

daba

las tropas del

Ana

i

gobierno

i

esperó

González en vez de atacar

narios.

i

Jeneral

man-

de la revolución. El Jeneral Martínez

allí se fortificó.

El 7

i

el

ataque de los revolucio-

se fué a fines de

Marzo a Santa

10 de Abril se atacó Santa

derrotaron las tropas de Dueñas. González entró a

Ana

la capital

i

i

fué bien recibido.

VL El Jeneral González fué electo Presidente de El Salvador constitucionalraente para

el

periodo del

1.°

de Febrero de 1874

i

bajo su administración hizo prosperar notablemente al pais.

El gobierno de Honduras pidió a

mandasen plenipotenciarios del asunto

Repúblicas que

las otras

puesto de

La

Union^ afin de tratar

de nacionalidad. Esta invitación fué bien acojida. El

Congreso se instaló el

al

7 de Febrero de escaño,

el

gobierno de Honduras por los ataques que

i

ante

él se

hacia la prensa

le

independiente de El Salvador. Honduras por su parte de sus quejas, se estaba entendiendo con

para hacer

la

guerra a El Salvador

i

el

quejó

i

apesar

partido reaccionario

por eso

el

Congreso de

La

Union no dio resultado alguno a su objeto.

El Salvador aceptó

la

guerra a que

le

Honduras,

provocaba

con fecha 25 de Abril de ese año de 1872. El Jeneral Espinosa

invade con su ejército 5 de

Mayo

también a Honduras derrotaron

mes

el

el territorio

hondureno por Nacarae. El

siguiente, la división salvadoreña de Oriente invadió

al

i

al

dia siguiente las tropas de Espinosa

enemigo en Sábana Grande. El dia 8

puerto de

Amapala

del

mismo

cae en poder del Jeneral don Ricardo

Strever al servicio del gobierno de El Salvador:

el

9 las tropas

salvadoreñas ocupaban sin dificultad la plaza de Tegacigalpa.

HlSTOaiA DE HONDURAS

24é

El Jeneral González dejó

manos

de El Salvador en

la Presidencia

Manuel Méndez

del Licenciado don

i

puso a

se

la

cabeza

de la división del centro, que dsbia obrar sobre Gracias, donde se encontraba atrincherado

qae era

Jeneral don José Maria Medina,

el

Presidente de Honduras con

el

Los jenerales Rafael Osorio

i

el

grueso del ejército.

Santiago Delgado invadieron por

otros puntos que creyeron conveniente.

Guatemala hizo suya

causa de El Salvador

la,

vez la guerra a Honduras. Movilizó sus fuerzas

i

i

el

declaró a su

mismo Pre-

sidente de la República Jeneral don Miguel García Granado, se

puso

frente de ellas

al

i

entregó

el

poder

al

Jeneral don. José

Rufino Barrios. Todo, pues, se conjuraba contra Honduras.

En San

Salvador se habia organizado

Se levantó un acta

i

se

partido hondureno.

el

proclamó Presidente provisional de Hon-

duras al Licenciado don Celeo Arias. Este

i

demás compa-

sus

triotas, se incorporaron en el ejército del Centro, que obraba ba-

jo las inmediatas órdenes del Jeneral González.

González

salió de

San Salvador

hátjia frontera

de Honduras

llegó sin dificultad hasta los alrededores de Gracias, ciudad don-

de elJeneral Medina, se habia fortificado. El 22 de Mayo dia señalado para

ciudad

i

el

ataque, el Jeneral en jefe Medina abandonó la

se dirijió al

interior

del territorio.

Los salvadoreños

ocuparon ese mismo dia a Gracias.

Espinosa se hallaba en Comayagua,

i

su segundo,

el

Jeneral

Medina a quien se llamaba Medinita, para distinguirlo del Jeneral José Medina en Tegucigalpa,

i

al

saberse en

Comayagua la marcha

de Medina hacia la costa, Espinosa salió con algunas tropas con el fin

de batirlo. Este movimiento determinó a Medina a mar-

char sobre Comayagua, que quedaba mal defendida

un encuentro con lla

ciudad

el

las

i

fué rechazado.

embarcar a

se fué a

González abandonó a Gracias

do a

los Jenerales

evitando

tropas del Jeneral Espinosa, atacó a aque-

27 de Mayo

Entonces Medina

i

Espinosa

i

i

se

Trujillo.

marchó a El Salvador, dejan-

Osorio

como jefes

espedicioaarios,

ilOBÜSTIANO VEEA

para que de acuerdo con

el jefe

247

fuerzas de Guatemala,

de las

siguierau en la pacificación de Honduras.

González entró a El Salvador con sus tropas

La República

volvió entonces

Espinosa con

la

al

venia de Medinita, ya Presidente de hecho,

creyó también pacificada a Honduras a San

16 de Junio.

el

estado de paz.

se volvia con sus tropas

i

Salvador, cuando tuvo noticias que

nuevas fuerzas avanzaba

al interior

i

de

el fujitivo

yagua, Jeneral Medina, desembarcaba en Omoa,

i

Coma-

que reuniendo

dispersaba las tropas

del

Jeneral don Mariano Alvarez.

Medina Cruz

estableció después de esto su cuartel Jeneral en Santa

ordenó reclutamientos en Gracias

i

Esto obligó a Espinosa a contramarchar en campaña. El 12 de Juüo

el

i

en Santa Bárbara.

Jeneral don Juan Antonio Medi-

na que mandaba tropas salvadoreñas^ sorprendió te

de Honduras en su

después

i

el

le

al

ex-Presiden-

campamento de Santa Cruz, que

Jeneral don José Maria Medina,

de guerra

nuevamente

a entrar

i

i

se

lo era el

apoderó de sus elementos

obligó a retirarse a Santa Bárbara. Cuatro

castillo

Omoa estaba

de

en poder de

las tropas

dias

de El

Salvador.

Las tropas del ex-Presidente don José Maria Medina estaban,

como hemos

dicho, en Santa Bárbara

unidas

fuerzas

de

los

i

fueron atacadas por las

Jenerales Espinosa,

Gregorio Solares, con fecha 26 de Julio de combate, en salvadoreñas

i

el

i

Rafael

después de

que fué herido levemente Espinosa,

guatemaltecas se apoderaron de

Jeneral Medina casi solo, tomó desde Gualala

la

el

Osorio seis

i

horas

las tropas

ciudad

i

el

camino hacia

Omoa. Creseucio

Gómez que

como

habia quedado

jefe del

mientras don José Maria Medina entraba en campaña, firió al

poder,

lo trans-

Jeneral don Juan Antonio Medina

este jefe se dio a reconocer de sus tropas visional de

de Julio,

al

Honduras

i

como segundo

Jeneral don José

i desde este momento como Presidente pro-

jefe dio a reconocer el

Maria Medina

i

28

disponíase a ata17

US

HISTORIA DE HONDURAS

car las fuerzas del Jeneral Espinosa que se

cuando

aproximaban a Omoa,

Coronel don Lonquin Sánchez desconoció la autoridad

el

Honduras i fusiló al cabeMedina al Licenciado don

del llamado Presidente provisional de cilla

Chanona

i

caj'turó al Jeneral

i

Cresencio Gómez, poniéndolos a disposición del gobierno del Li-

cenciado don Celeo Arias.

El Jeneral don Juan Antonio Medina abandonó la población de el

ümoa

i

con esto terminó

doctor Arias firme en

lebró con grandes fiestas

el

la

catnpaña de Honduras, quedando

gubierno. Este acontecimiento se ce-

como

era natural, puesto que ya

Hon-

duras entraba a organizarse sólidamente.

Celeo'Arais.

Sin embargo se levantaban fncciones

contra

el

gobierno del

doctor Arias. Se habii hecho un desembarco en Ornoa, pero

de Julio fué tomado

Honduras.

i

el

2

recuperado por fuerzas del gobierno de

RoBUSriANO VERA

Para calmar esta situación vador,

escribió

24§

Presidente González de El Sal-

el

ana carta particular

doctor Arias en 8 de

al

Octubre, aconsejándole amistosamente que dimitiese

en obsequio de los intereses centro americanos o en

el

el

poder

jeneral

don Juan López o en don Teodoro Aguiluz o en don Remijio Padilla. Arias no aceptó esa indicación de González. Se reunie-

ron entonces para conferenciar en