1. FUENTES ANTIGUAS Y RED VIARIA: EL ITINERARIO DE ANTONINO

El Secreto de Tierra de Campos José Luis Vicente González El secreto de Tierra de Campos: avance de resultados de un estudio de detalle de la red vi...
8 downloads 0 Views 4MB Size
El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

El secreto de Tierra de Campos: avance de resultados de un estudio de detalle de la red viaria del occidente de la meseta septentrional durante la Edad Antigua. José Luis Vicente González Ingeniero Técnico Forestal. Consultor SIG. [email protected]

1. FUENTES ANTIGUAS Y RED VIARIA: EL ITINERARIO DE ANTONINO. El estudio de la red de comunicaciones implantada por Roma en Hispania se ofrece como un tema de investigación fascinante para numerosos aficionados al estudio de la historia, entre los que me cuento, por muchos y muy variados motivos. Entre otros interesantes aspectos a destacar, cabría señalar que la proyección que dicha infraestructura llegaría a tener sobre el futuro de los territorios donde se desplegó hace ya dos milenios excedió, casi con total seguridad, las más fantásticas expectativas de sus creadores pues, a la vista de los últimos datos que manejamos, no nos parece exagerado en absoluto afirmar que ha resultado decisiva para condicionar el devenir de nuestra historia hasta la misma época en que vivimos. La piedra angular que constituye el punto de partida para abordar el estudio de la red viaria romana en cualquiera de los actuales países que formaron parte en su día del mundo latino, ha sido desde siempre un documento titulado ITINERARIUM PROVINCIARUM ANTONINI AUGUSTI, más comúnmente conocido bajo la denominación de Itinerario de Antonino 1. La información que se recopila en el documento arriba citado ha llegado hasta nuestros días conservada de forma fragmentada en una veintena de manuscritos que se reparten por diversos países, cuyo exponente más antiguo data del siglo VII, y se custodia en la Real Biblioteca del Monasterio del Escorial, fundada por Felipe II 2. FIG 1: EDICIÓN DEL ITINERARIO DE ANTONINO DE 1656. 1 "El Itinerario de Antonino es el documento más importante sobre la red viaria hispana en época romana. Se supone que este Antonino es el emperador Caracalla, ya que el trazado de las vías de Britania no puede ser anterior a los años 53-54 de este emperador. Esta atribución es arbitraria, pues algunos de los datos del Itinerario son posteriores al menos cien años. Se ha pensado que el original de este documento puede remontar al siglo II d.C., al reinado de Antonino Pío o Marco Aurelio y que habría sufrido una fusión, retoques y adiciones constantes en el siglo IV. La opinión más autorizada data la obra en los primeros años del emperador Diocleciano, en la década de 280 d.C. Entre los investigadores existe la idea generalizada que el Itinerario es una especie de guía o archivo oficial de calzadas del Imperio Romano; según otros es una relación de mansiones en relación con la recaudación de la annona. Esta hipótesis se fundamenta en el hecho que algunas provincias como Hispania, Galia o Britania, las metas del Itinerario conducen a los campamentos legionarios, en el caso hispano al de la Legio VII Gemina (León). Más que un documento oficial, parece una relación privada relacionada con el ejército, el correo o las obras públicas. Hay quien sostiene que el Itinerario es una obra «de biblioteca», recopilación de varios documentos. Es, en todo caso, un documento excepcional sobre la geografía de época romana, con descripción precisa de caminos y rutas. El esquema de redacción de la obra es sencillo: se enumera el epígrafe general de una calzada determinada, con el punto de partida y el de llegada y el número total de millas; a lo que sigue la enumeración de las mansiones intermedias con la distancia entre una y otra. De Hispania describe 34 vías, aunque omite vías importantes conocidas por los miliarios. Presenta una red viaria hispana a modo de espina dorsal en cruz, con unas calzadas que cruzan todo el territorio de la Península Ibérica, uniendo los centros principales. Tres caminos que cruzan los Pirineos terminan en Legio VII Gemina; otros dos conducen a Asturica Augusta y a Castulo, importantes centros mineros". (BLÁZQUEZ MARTÍNEZ J. M.: "Vías e itinerarios: de la antigüedad a la Hispania romana", en ABÁSOLO J.A. (ed.), Viaje por la historia de nuestros caminos, Madrid 1997, 5-67). 2

"Los manuscritos que estos últimos editores (Otto Cuntz y otros) han coleccionado se clasifican en cuatro familias: 1, los manuscritos de Viena (siglo VIII), Vaticano (siglo XIV) y Reims (siglo XV). 2, el manuscrito del Escorial (siglo VII). 3, el manuscrito latino de París núm. 7.230 (siglo X). 4, cinco manuscritos de menor autoridad conservados en Dresde, Florencia, Madrid y Munich. A estos diez principales se añaden otros diez que no parecen entrar en ninguna de estas familias" (ROLDÁN HERVÁS. J. M.: Itineraria Hispana. Fuentes Antiguas para el estudio de las Vías Romanas en la Península Ibérica. Anejo de Hispania Antiqva. Madrid, 1975).

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

1|P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

Antes de proseguir con los siguientes apartados de esta comunicación, nos parece procedente dejar bien sentadas ciertas cuestiones relacionadas con el Itinerario. Para ello, nos apoyaremos reiteradamente en la clásica publicación de D. José Manuel Roldán Hervás "Itineraria Hispana", referencia obligada para todas las cuestiones relacionadas con las fuentes clásicas y con los estudios modernos anteriores a 1975 que se ocupan del Itinerario. En primer lugar, queremos aclarar que, a pesar de lo que numerosos trabajos al respecto parecen dar a entender, el Itinerario no es una relación de carreteras romanas, sino un catálogo de rutas o, si se prefiere, de recorridos 3. Es más, muchas de las rutas descritas comparten largos tramos con otras (la práctica totalidad de las mismas, en el caso de Castilla y León), como sucede con las numeradas por Saavedra como 24 y 26, que se solapan totalmente entre OCELO DVRI (Villalazán-Madridanos) y CAESARAUGUSTA (Zaragoza). Por tanto, defendemos que expresiones del tipo de "la vía XXIV del Itinerario" o "la Vía de la Plata" están, según lo argumentado, bastante fuera de lugar, infunden a confusión, y deben procurar evitarse. Un aspecto fundamental a la hora de interpretar el contenido del Itinerario estriba en determinar con acierto las unidades métricas utilizadas para referir las distancias que se citan entre las distintas mansiones. Por lo que a este problema se refiere, consideramos plenamente vigentes los postulados al respecto defendidos por Roldán Hervás hace ya más de un cuarto de siglo, que consideran la existencia de una única unidad de medida para todas las rutas terrestres descritas para Hispania 4. En lo tocante al valor de la milla romana, hay que decir que sobre este punto ha existido una sobresaliente y prolongada controversia 5, aún no resuelta a completa satisfacción de todos los investigadores. Por nuestra parte, tanto las lecturas que hemos realizado sobre este asunto, como los resultados de nuestras propias investigaciones preliminares sobre el particular con apoyo de tecnología SIG y cartografía de gran precisión, nos llevan a coincidir una vez más con las conclusiones de D. José Manuel Roldán, y creemos poder afirmar con bastante rotundidad que el valor de la unidad métrica con la que se cuentan las distancias del Itinerario no difiere significativamente de los 1.480 metros 6 para todo el ámbito geográfico objeto de nuestro estudio. 3

"Hay que distinguir en la utilización de los términos «ruta» y «calzada». Mientras ruta designa en forma práctica el camino que hay que recorrer entre un punto de partida y otro de llegada, independientemente de la homogeneidad del camino, de su señalización, pavimentación y de las provincias por donde discurría, llamamos calzada a un determinado camino romano que en su realización ha sido concebido como una unidad y que, por lo tanto, cuenta con un pavimento uniforme y señalización correlativa. Así el camino de Roma a Constantinopla es una ruta en la que se empalman diferentes calzadas de distinta factura; el de Mérida a Salamanca, por el contrario, una calzada, señalizada a partir de Mérida con el miliario 1 y de trazado homogéneo" (ROLDÁN HERVÁS. J. M., 1975, op.cit.).

4

"De lo dicho queda claro que las rutas se miden en millas romanas; sólo los viajes por mar se hacen en estadios, computados por los romanos como 1/8 de milla, cuando no también en algún caso en millas romanas. Excepción son las regiones de la Gallia, donde se cuenta por leguas (leguae), que conocemos también en miliarios desde Septimio Severo... ...Por lo que hace a la medida de distancias, hemos dicho ya que en el Itinerario ésta se realiza en millas romanas, si dejamos aparte los casos de leguas y estadios de los que ya hemos hecho mención más arriba. Puesto que el valor métrico decimal de la milla es suficientemente conocido y comprobado22, los únicos problemas que en este sentido atañen al Itinerario son los derivados tanto de la bondad de las fuentes de consulta o experimentación del autor del documento, como de la fidelidad en la transmisión del texto a través de los manuscritos... ..Las investigaciones de geografía histórica cuentan con una larga tradición, tradición en la que pesa mucho tanto la autoridad de grandes personalidades, llamémosles «clásicas», como el «prurito local»: con tal de mantener un nombre antiguo que dé lustre a tal o cual localidad -la propia del investigador- se inventan rodeos o pintorescas interpretaciones de las fuentes, cuando no se llega a desacreditar un documento si éste está en franca contradicción con la tal identificación. Es curioso en este sentido, en estudios llevados a cabo en España sobre calzadas romanas, que para salvar la tradición de identificación de un nombre antiguo con cierta localidad moderna se acortaba o alargaba el valor métrico de la milla según las necesidades, llegando a propugnarse para las calzadas españolas hasta cinco tipos de milla diferentes24, o más aun, en una determinada se contaban hasta cuatro valores distintos para poder adecuar las distancias al lugar o lugares de identificación tradicionales" (ROLDÁN HERVÁS. J. M., 1975, op.cit.). 5

Para los interesados en el tema, incluimos una referencia relativa a una disputa al respecto mantenida por los académicos Sres. E. Saavedra, A. Blázquez y G. Puig a finales del siglo XIX, accesible en Internet a través de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes: BLÁZQUEZ Y DELGADO-AGUILERA, A.: "La milla romana". Boletín de la Real Academia de la Historia, nº 34. pp. 25-52 1899.

6

"En el estudio «Sobre el valor métrico de la milla romana», Crónica del XI Congreso Nacional de Arqueología, Zaragoza, 1972, 533 ss., hemos vuelto a insistir sobre el tema, ya que estudios realizados en España sobre rutas del Itinerario de Antonino llegaban a la conclusión de que en la Península Ibérica habían de considerarse distintos tipos de milla. Nuestro análisis ha venido a demostrar que el Itinerario de Antonino en las

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

2|P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

Otro punto de la mayor relevancia a dilucidar en relación con la utilidad del Itinerario para el estudio de la red viaria romana, estriba en evaluar acertadamente la precisión de la información que recoge. Que el Itinerario contiene algunos errores inequívocamente demostrables es cosa bien conocida 7. Sin embargo nos parece poco o nada científico el enfoque de la mayor parte de los estudios que hemos leído sobre el particular que, amparándose en la existencia de tales puntuales errores, justifican la bondad de sus resultados, siempre contradictorios en mayor o menor grado con las distancias entre las distintas mansiones que indica el documento, en base a la pretendida poca fiabilidad general con que aquellas se reseñan en el mismo. Es decir, se da la curiosa circunstancia de que, aunque la gran mayoría de los investigadores sientan en buena medida, al menos en una primera instancia, las bases de sus trabajos sobre la red viaria romana en la información extraída del Itinerario, se cuestiona sin ningún tipo de pudor ni de base científica su contenido cuando este no se amolda a las propuestas que se postulan, aunque, como suele suceder, tales propuestas no aporten apenas argumentos solventes de tipo arqueológico o de cualquier otro género que permitan validarlas de forma incontrovertible. En este aspecto, nuestro punto de vista fue, desde siempre, como se explicará más adelante, radicalmente diferente de las metodologías de trabajo al uso. Un último aspecto a tener muy en cuenta a la hora de afrontar un estudio del tipo del que se comenta, pasa por considerar que caminos y poblamiento son dos elementos muy estrechamente relacionados, por lo que los avances realizados en cada una de dichas vertientes, abre nuevas posibilidades con respecto de la otra. Por tanto, los trazados viarios en escrutinio pueden contrastarse mediante los yacimientos arqueológicos mejor conocidos, mientras que el recorrido de ciertas vías, bien identificadas por sus restos, toponimia, etc., complementado con el conocimiento de las distancias entre mansiones que facilita el Itinerario, permite localizar o, lo que no es menos importante, identificar con una determinada población antigua, yacimientos arqueológicos no relacionados hasta la fecha con una mínima certeza con enclaves concretos existentes en la Antigüedad mencionados en las fuentes clásicas. Por lo que respecta al resto de las escasas fuentes escritas de época antigua que aluden a la red viaria romana, sólo resta decir que ninguna más es de utilidad para nuestro caso, ya que no aportan apenas información adicional de interés, por no estar contemplado su ámbito geográfico en las mismas (Tabula Peutingeriana y Vasos de Vicarello), ser reiterativas y poco precisas (Anónimo de Rávena), o estar seriamente cuestionada su autenticidad (Tábulas de Astorga). Queremos poner colofón a esta breve introducción destacando el hecho de que el conocimiento de la red viaria romana en todo el ámbito del viejo reino de León ha sido muy deficiente hasta la fecha. Como concluyen G. Gillani y J. Santiago en su estudio “Documentación arqueológica de la Vía de la Plata en las provincias de Salamanca, Zamora y León”, que resumen en un artículo publicado en el nº 13 de la revista Brigecio, ni siquiera ha sido descrito hasta el presente con una mínima solvencia buena parte del trazado de la ruta más emblemática que lo recorre 8. vías hispanas se ajusta como es lógico a un tipo de milla uniforme, la milla romana de 5.000 pies y 1.481 mts. de longitud. Vid. en nuestro trabajo bibliografía sobre el valor de la milla". (ROLDÁN HERVÁS. J. M., 1975, op.cit.). 7

"Es un hecho que el Itinerario contiene errores de distancias: basta para ello con comparar diferentes manuscritos donde el número de millas correspondiente a dos mansiones consecutivas varía. Las distancias totales que aparecen en cabeza de ruta muy a menudo tampoco coinciden con la suma de las parciales de mansio a mansio dentro de la misma. Pero, en cambio, allí donde la tradición se manifiesta unánime, hemos tenido ocasión de comprobar que los datos del Itinerario generalmente se cumplen con una precisión asombrosa." (ROLDÁN HERVÁS. J. M., 1975, op.cit.). 8 “Tras 130 años de investigación -o, para ser exactos, de oscilaciones entre el estudio riguroso y la pura especulación- el curso de la calzada en el solar zamorano, como en menor medida en el salmantino y el leonés, dista mucho de estar fijado” (GILLANI MARTÍN, G. & SANTIAGO PARDO, J.: “Notas para pensar y andar la Vía de la Plata en la región de Benavente”, Brigecio, 13, 2003, pp. 11-41).

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

3|P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

2. MATERIAL Y MÉTODOS. 2.1. Los Sistemas de Información Geográfica y su aplicación al caso en estudio. La principal herramienta utilizada para realizar nuestro estudio es un Sistema de Información Geográfica mediante el que se almacenan, estructuran y analizan todos los datos de interés que se han ido recopilando por el autor de este artículo relativos a la red viaria antigua del ámbito geográfico que se trata. Los Sistemas de Información Geográfica (en adelante SIG) son herramientas de análisis que ofrecen la posibilidad de identificar las relaciones espaciales de los fenómenos objeto de estudio. Un SIG funcionalmente operativo integra equipos informáticos (hardware), la aplicación SIG propiamente dicha encargada de procesar la información (software), datos geográficos y personal capacitado, organizados para capturar, almacenar, consultar, analizar y presentar todo tipo de información que pueda tener una referencia geográfica. El SIG almacena, en suma, información cartográfica digital, a la cual se anexa una información atributiva organizada mediante tablas, así como otra información adicional en formato digital (documentos pdf, imágenes, direcciones de Internet, etc.). Los datos descriptivos recogidos en las tablas permiten realizar las consultas, análisis, gráficos e informes relativos a los datos espaciales. La diferencia fundamental que existe entre una aplicación SIG y otros paquetes de software gráficos (navegadores, sistemas CAD, etc.) reside en que el SIG es esencialmente una potente base de datos espacial, lo que le otorga una cualidad incomparable en el desarrollo de análisis enfocados a resolver problemas reales que afectan el espacio geográfico 9. El software SIG utilizado en nuestro caso es un desarrollo diseñado por la empresa californiana Enviromental Systems Research Institute (ESRI), que permite manejar datos en las dos grandes familias de formatos SIG existentes, raster y vectorial. El paquete utilizado para realizar este estudio (ArcGIS), incluye la versión 9.3.1 de la aplicación, en su modalidad de licencia ArcEditor, y las extensiones Spatial Analyst y 3D Analyst, especialmente diseñadas para el manejo de modelos digitales de elevación y sus productos derivados (mapas de pendientes, hipsométricos, modelos de visualización 3D, etc.), así como otra información en formato raster. La base cartográfica del SIG que se describe, en lo tocante al estado actual del territorio, está conformada por una geodatabase que integra las hojas del Mapa Topográfico Nacional a escala 1/25.000 (MTN25) correspondientes a la Comunidad de Castilla y León, en sus modalidades raster y vectorial (BCN25). El MTN25 es un producto elaborado por el Instituto Geográfico Nacional (IGN), que se distribuye a través del Centro Nacional de Información Geográfica (CNIG). Para afrontar un trabajo del tipo del que se trata, resulta básico recopilar la información cartográfica de detalle más antigua disponible. A tal efecto, se cargaron en el sistema, una vez debidamente georreferenciadas, las 239 hojas en formato digital raster correspondientes a las primeras ediciones del Mapa Topográfico Nacional de España a escala 1/50.000 del territorio castellano-leonés, publicadas por el IGN entre los años 1877 y 1963, así como las minutas originales empleadas para su ejecución. Las minutas mencionadas, levantadas por métodos de topografía clásica, resultaron de insustituible utilidad para nuestros análisis, ya que su escala es más detallada que la del mapa para cuya formación fueron confeccionadas (escala 1:25.000 con equidistancia de curvas de diez metros), y disponen de una riqueza en datos y toponimia bastante mayor que la correspondiente a las hojas 1/50.000 finalmente publicadas.

9 BEHM CHANG, V. & VICENTE GONZÁLEZ, J. L.: Consulta, edición y análisis espacial con ArcGIS 9.2. Tomo I: Teoría. 2008. (manual disponible gratuitamente en Internet en la siguiente dirección web: http://www.gabrielortiz.com/index.asp?Info=097)

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

4|P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

La gran mayoría de las minutas con las que hemos trabajado hasta ahora fueron elaboradas entre los años 1901 y 1910, en unos tiempos en que apenas fragmentaban el paisaje natural del área de estudio otras infraestructuras viarias o de otro tipo que las tradicionalmente heredadas desde tiempos inmemoriales 10. El sistema integra también, además de otra información de menor interés, cerca de 30.000 ortoimagenes del territorio de alta definición correspondientes a vuelos realizados entre los años 1957 y 2009. Los vuelos más antiguos que se pudieron conseguir fueron elaborados por el US Army Map Server y el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación. A partir del año 2004, las ortofotografías de nuestro país a escala nacional se generan en el marco del Plan Nacional de Ortofotografía Aérea (PNOA), impulsado de forma conjunta por el Gobierno de España, a través del Ministerio de Fomento, y por las Comunidades Autónomas; la Junta de Castilla y León dispone, adicionalmente, de varios vuelos regionales de ámbito más o menos local, elaborados durante el periodo comprendido entre 1998 y 2002.

José Luis Vicente González

FIG 2: MINUTA Nº 490158 (FUENTESPREADAS), QUE RECOGE UN INTERESANTE TOPÓNIMO EN EL CORREDOR DE LA RUTA 24 (CAMINO DE SANTIAGO O DE SALAMANCA), OMITIDO EN LA HOJA A ESCALA 1/50.000 CORRESPONDIENTE Y EN LA CARTOGRAFÍA POSTERIOR. LA PLANILLA APARECE FIRMADA POR EL TOPÓGRAFO QUE REALIZÓ EL LEVANTAMIENTO DE CAMPO CON FECHA 29-121908, Y FUE REVISADA POR EL INGENIERO-JEFE DE LA SEXTA BRIGADA CON FECHA 30-4-1909.

FIG 3: ORTOIMAGEN DEL TESO DE LA MORA (VUELO PNOA 2007, PIXEL 25x25 cm). SE HAN REMARCADO, DE IZQUIERDA A DERECHA, LA ZONA DE CANTERA EXPLOTADA POR LOS ROMANOS, EL DECANTADOR DEL ACUEDUCTO QUE SURTIÓ DE AGUA POTABLE A LOS TRABAJADORES, A SUS GUARDIANES Y A LOS ANIMALES DE TIRO QUE TRASLADARON LA PIEDRA EXTRAIDA HASTA SUS DESTINOS FINALES (LAS CALZADAS), Y LA ENIGMATICA ESTRUCTURA ORTOGONAL QUE MUY BIEN PUDO SER LA ZONA DE HABITACIÓN Y TAMBIÉN DE ESTABULACIÓN DEL GANADO. ESTE PARAJE MANTIENE TODAVÍA UN TOPÓNIMO MUY SUGERENTE: DEHESA DE CARRICUEVA.

10 "…hasta la segunda mitad del s. XIX no hay nuevos trazados de vías de comunicación para Zamora30 y aún en 1914 se quejaba nuestro paisano Ismael Calvo Madroño31 de la siguiente manera: «quedan todavía muchos pueblos sin carretera ni camino vecinal teniendo que hacer el transporte de mercancías a lomos de caballerías, como en los tiempos primitivos»." (BRAGADO TORANZO, J. M.: "Aproximación al estudio de la red viaria romana en la provincia de Zamora”, I Congreso de Historia de Zamora, Actas 2, 1990, pp. 379-408).

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

5|P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

El SIG integra, asimismo, un potente Modelo Digital de Elevaciones de 5x5 m de malla, generado por el Instituto de Tecnología Agraria de la Junta de Castilla y León (ITACyL) a partir de la información en bruto obtenida a través del PNOA. Una capa de información derivada directamente del Modelo de Elevaciones aludido que merece la pena destacar, por su insoslayable utilidad para estudiar el trazado de la red viaria antigua, es el detalladísimo Modelo de Reflectancia que venimos manejando desde 2009. Este modelo, desarrollado, asimismo, por el ITACyL, pone de relieve, con una nitidez difícil de superar, los más mínimos accidentes del terreno que condicionan el trazado de la red viaria, permitiendo diferenciar sin asomo de duda los caminos aptos para trafico carretero de aquellos cuyas pendientes en determinados puntos de su recorrido no permiten este uso, y discriminar, de esta manera, los trazados con clara vocación de ser una vía romana de los que no disponen de tal cualidad. La información temática cargada en el sistema específicamente relacionada con la red viaria romana, incluye los propios trazados de las vías que se fueron identificando, y la localización de los yacimientos más significativos para nuestras investigaciones: edad del Hierro, épocas romanas Republicana, Altoimperial y Tardorromana, periodo de dominación Sueva y Visigoda, y Alto Medievo.

FIG 4: MODELO DE REFLECTANCIA MOSTRANDO UN SECTOR DE LA CUENCA DEL DUERO COMPRENDIDO ENTRE ZAMORA Y TORDESILLAS. NÓTESE COMO LOS TRES TRAMOS DE VÍA REPRESENTADOS, PERTENECIENTES A LAS RUTAS 24 Y 26 DEL ITINERARIO, SE ADAPTAN EN TODO MOMENTO A LOS ACCIDENTES DEL TERRENO, EVITANDO ADENTRARSE EN ZONAS DE PENDIENTE PRONUNCIADA.

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

6|P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

2.2. Bibliografía consultada. Para la digitalización de las vías utilizadas para verificar la validez de las distancias del Itinerario en la primera fase del estudio, se utilizaron las publicaciones que se relacionan a continuación, todas las cuales incluyen cartografía detallada al respecto. • CONSEJERÍA DE CULTURA Y PATRIMONIO DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE EXTREMADURA: Orden de 19 de noviembre de 1997, de la Consejería de Cultura y Patrimonio, por la que se determina incoar expediente para la declaración de la Vía de la Plata, a su paso por la Comunidad Autónoma de Extremadura, como bien de interés cultural con categoría de sitio histórico y se concreta su delimitación. BOE Núm. 23, de 27 de enero de 1998. • GILLANI MARTÍN, G. & SANTIAGO PARDO, J.: Documentación arqueológica de la Vía de la Plata en las provincias de Salamanca, Zamora y León. Estudio inédito, 2002. • MORENO GALLO, I.: Descripción de la vía romana de Italia a Hispania en las provincias de Burgos y Palencia. Salamanca, 2001 • PALOMINO LÁZARO, A., ARBIZU SAGREDO, M. Y NEGREDO, M. J.: “Documentación y diagnóstico del trazado de la vía romana de Italia a Hispania a su paso por las provincias de Burgos, Palencia y León”, Nuevos Elementos de Ingeniería Romana, III Congreso de las Obras Públicas Romanas, Astorga, 2006, pp. 87-112. • RODRÍGUEZ COLMENERO, A., FERRER SIERRA, S Y ÁLVAREZ ASOREY, R. D.: Miliarios e outras inscricións viarias romanas do Noroeste hispánico (conventos bracarense, lucense e asturicense). Santiago de Compostela: Consello da Cultura Galega, Sección de Patrimonio Histórico, 2004.

En lo tocante a la información bibliográfica general manejada, merecen destacarse, por la trascendencia que tuvieron para encauzar nuestras investigaciones en la línea correcta, las siguientes publicaciones: • BRAGADO TORANZO, J.M.: "Aproximación al estudio de la red viaria romana en la provincia de Zamora”, I Congreso de Historia de Zamora, Actas 2, 1990, pp. 379-408. • MARTINO GARCÍA, D.: Las ciudades romanas de la Meseta Norte de la Península Ibérica: identificación, estatuto jurídico y oligarquías (SS. I-III d.C.). Tesis, UCM, Madrid, 2004. • MORENO GALLO, I.: Vías Romanas. Ingeniería y técnica constructiva. Madrid, 2004. • PONTE Y ARREBOLA, V.: Régimen jurídico de las vías públicas en Derecho Romano, Madrid, 2007.

• ROLDÁN HERVÁS. J. M.: Itineraria Hispana. Fuentes Antiguas para el estudio de las Vías Romanas en la Península Ibérica. Anejo de Hispania Antiqva. Madrid, 1975.

Los cuatro títulos siguientes son acreedores de una mención específica, ya que aportaron algunas claves que resultaron fundamentales para desvelar la génesis, dinámica de desarrollo y configuración general de la red viaria romana en la provincia de Zamora y sus provincias colindantes según nuestras teorías: • BALADO PACHÓN, A. Y MARTÍNEZ GARCÍA, A.B.: “Sobre el temprano asentamiento militar romano de "El Teso de la Mora" en Molacillos (Zamora) y la ubicación de la mansio de Vico Aqvario”. BSAA Arqueología, LXXIV, 2008, pp. 149-195. • FERNÁNDEZ DE PRADA. M.: El Real Monasterio de San Martín de Castañeda. Madrid, 1998.

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

7|P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

• SEVILLANO CARBAJAL, V.J.: Testimonio arqueológico de la provincia de Zamora, Zamora, 1978. • RUBIERA MATA, M. J.: "El vocablo árabe «sikka» en su acepción de via y sus posibles arabismos en la toponimia hispánica: Aceca, Seca y Villa Seca". Shark Al-Andalus, nº3. Anales de la Universidad de Alicante. Alicante, 1986.

FIG. 5: INTERFAZ DE LA APLICACIÓN SIG ARCGIS 9.3.1 CON EL PROYECTO CARGADO.

Finalizamos este apartado con la inclusión de una tabla, en donde se relacionan todas las rutas del Itinerario de Antonino que atraviesan la Comunidad Autónoma de Castilla y León. En el apartado de resultados de esta comunicación se aportan dos listados que recogen todas las mansiones que las jalonan, con indicación de su localización, según los datos que actualmente manejamos, y de las distancias que las separan entre sí.

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

8|P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

TABLA 1. RUTAS DEL ITINERARIO DE ANTONINO QUE ATRAVIESAN LA ACTUAL COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CASTILLA Y LEÓN RUTA DEL ITINERARIO *

RECORRIDO TOTAL

DE ITALIA IN HISPANIAS. INDE AD GALLECIAM AD LEG. VII GEMINAM. (Itinerario nº 1, de Italia a España. Tramo desde Vapinco a León, en Gallaecia).

647 MP 957,56 Km

ITEM A BRACARA ASTVRICAM. (Itinerario nº 17, de Braga a Astorga.)

247 MP 365,56 Km

ITEM ALIO ITINERE A BRACARA ASTVRICAM. (Itinerario nº 18, otro camino de Braga a Astorga.)

215 MP 318,20 Km

ITEM A BRACARA ASTVRICAM. (Itinerario nº 19, de Braga a Astorga.)

299 MP 442,52 Km

ITEM PER LOCA MARITIMA A BRACARA ASTVRICAM. (Itinerario nº 20, de Braga a Astorga por la costa.)

207 MP 306,36 Km

ITEM AB EMERITAM CAESARAVGVSTAM. (Itinerario nº 24, de Mérida a Zaragoza.)

632 MP 935,36 Km

ITEM AB ASTVRICA CAESARAVGVSTAM. (Itinerario nº 26, de Astorga a Zaragoza.)

497 MP 735,56 Km

ITEM AB ASTVRICA PER CANTABRIAM CAESARAVGVSTAM. (Itinerario nº 27, de Astorga, por Cantabria, a Zaragoza.)

301 MP 445,48 Km

ITEM AB ASTVRICA TARRACONE. (Itinerario nº 32, De Astorga a Tarragona.)

482 MP 713,36 Km

DE HISPANIA IN AQVITANIA. AB ASTVRICA BVRDIGALAM. (Itinerario nº 34, de España a Aquitania; de Astorga a Burdeos.)

421 MP 632,08 Km

* Numeración de Saavedra; longitudes en "millia passum" (MP) y en kilómetros (Km). 1 MP = 1,48 Km. La ruta nº 1 desde su inicio hasta su final tiene un recorrido total de 1.012 MP (1.497,76 Km). El tramo que discurre por fuera de HISPANIA se denomina "A MEDIOLANO VAPINCO TRANS ALPES COTTIAS MANSIONIBVS SVPRA SCRIPTIS" (desde Milán a Vapinco a través de los Alpes Cotianos, por las mansiones indicadas), y tiene una longitud de 365 MP (540,20 Km).

2.3. El problema de las distancias del Itinerario. Como ya apuntamos anteriormente, desde un principio optamos por dar bastante crédito a las distancias entre mansiones que el Itinerario indica. En un principio, asumimos esta postura, aparte de por obrar con una mínima coherencia en lo tocante al principal punto de apoyo documental de nuestras investigaciones, por las dos razones siguientes: • No conocemos ninguna argumentación en contra de la exactitud, en términos generales, de las distancias que recoge el Itinerario cuya verificación supere un análisis mínimamente riguroso. • Ninguno de los trazados alternativos propuestos hasta la fecha para cualquiera de las rutas que atraviesan nuestro área de estudio, que prescinda de ajustarse a las distancias señaladas en el Itinerario, ha podido avalarse mínimamente mediante la arqueología (por lo general, no sólo no se aportan nunca pruebas materiales claras que acrediten la existencia actual o pretérita de las calzadas que se describen, sino que ni siquiera se hacen coincidir, muchas veces, las mansiones que deberían jalonarlas con yacimientos mínimamente adecuados).

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

9|P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

A pesar de lo hasta ahora comentado, al inicio de nuestro estudio decidimos verificar mediante el SIG la solidez de nuestra hipótesis al respecto, cotejando con toda exactitud las distancias facilitadas por el Itinerario para determinados recorridos cuyo desarrollo sobre el terreno nadie cuestiona, con las mediciones de alta precisión que el SIG permite efectuar. Para ello, introdujimos en el SIG varios tramos, bien identificados en el campo y en la bibliografía, de las calzadas que conforman parcialmente las tres rutas siguientes del Itinerario: • Recorrido nº 1, de Italia a España. (Tramo entre SEGISAMVNCLO y LACOBRIGA). • Recorrido nº 17, de Braga a Astorga. (Tramo entre ASTVRICA AVGVSTA y VENIATIA). • Recorrido nº 24, de Mérida a Zaragoza. (Tramo entre EMERITA AVGVSTA Y SALMANTICE). En todos los casos citados pudimos constatar que las distancias medidas con el SIG se ajustaron con notoria fidelidad a las que estipula el Itinerario. Además, al comienzo y al final de cada etapa se verificó la existencia de yacimientos que se correspondían con la tipología de las mansiones reseñadas en los códices. Por tal motivo, decidimos dar crédito con carácter general a la información metrológica del Itinerario, y tomarla, junto con otros condicionantes topográficos e históricos prefijados, como una de las principales premisas en las que apoyar la localización de las vías de comunicación romanas. Es importante destacar que los condicionantes históricos aludidos incluyen la obligatoriedad de considerar únicamente trazados que discurran por caminos existentes antes de las concentraciones parcelarias, verificables en la cartografía, como alternativas de estudio, descartando inventar nuevos trayectos "a la carta" para cuadrar las distancias a nuestro libre antojo. El enfoque finalmente adoptado parece haber resultado ser bastante acertado a la vista de los resultados obtenidos, aunque hay que advertir que, en numerosas ocasiones, la traza correcta para un tramo de calzada apareció después de horas y horas de buscar sin ningún resultado una alternativa que se ajustara a la distancia que el Itinerario indicaba. De hecho todavía tenemos problemas con ciertos tramos, como el BRIGECO- BEDVNIA, para los que no hemos sido capaces aún de encontrar una respuesta plenamente satisfactoria desde los puntos de vista histórico y topográfico que se ajuste a las 20 millas romanas que el Itinerario asigna a esta etapa. Por lo que hemos podido constatar, y para nuestra desventura a la hora de reconstruir su recorrido, los libratores (topógrafos) romanos manifestaron una habilidad extraordinaria para trazar siempre sus vías por la alternativa más corta posible que la orografía permitía en cada caso. Para terminar este punto, queremos hacer constar que nos parece absolutamente estéril el empeño de algunos investigadores por cuadrar al metro las rutas con sus propuestas. Tal pretensión resulta especialmente fuera de lugar cuando se repara en que muchos de los estudiosos que cayeron en dicha tentación trabajaron con cartografías cuya propia escala no permitiría ni de lejos tales ajustes, y nunca, que sepamos, tuvieron en cuenta el relieve del terreno para delinear sus recorridos. Por otra parte, estamos muy lejos de poder averiguar con la suficiente precisión con que grado concreto de exactitud colocaban sus miliarios los romanos, o cómo señalizaban las calzadas cuando las mansiones se encontraban en pequeños altozanos u otras ubicaciones particulares que no se situaban a pie de vía, o cual era el modo de proceder para señalar los

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

10 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

puntos de partida iniciales en el caso de yacimientos de gran extensión en los que concurrían calzadas procedentes de diferentes puntos cardinales. Por los motivos indicados, nosotros damos por buenos, en un primer momento, los trazados que evaluamos cuando la distancia real entre dos mansiones excede en menos de una milla romana (1.480 m.) de la medida que el Itinerario le asigna. En tal caso, un hipotético caminante que siguiera la ruta y contara los miliarios que fuera sobrepasando, entre el principio y final de una etapa, obtendría un conteo que arrojaría un número de hitos similar al número de millas que recoge el Itinerario. 3. LA RUTA XXVII DEL ITINERARIO DE ANTONINO: PROBLEMÁTICA Y CONSECUENCIAS SOBRE LAS INTERPRETACIONES DEL DOCUMENTO. Uno de los recorridos del Itinerario que suscita más perplejidad entre los estudiosos del mismo es el identificado por Saavedra con el número 27 que, de acuerdo con su encabezado, enlazaba las antiguas civitates de ASTVRICA AVGVSTA (Astorga) y CAESARAVGVSTA (Zaragoza) a través de CANTABRIA. El título de esta ruta ya es, en sí mismo, bastante polémico, pues no parece en absoluto apropiado para denominar un trayecto que no aparenta guardar relación alguna con el territorio ocupado por la actual Cantabria. En un artículo que publicamos recientemente, ya apuntamos una posible explicación a esta aparente incongruencia 11. Roldán Hervás, en su minucioso repaso a las fuentes antiguas que tratan sobre las vías romanas de la Península Ibérica, recogido en la publicación a la que ya hemos aludido repetidamente en el primer apartado de esta comunicación, resume bastante explícitamente la problemática que afecta a este recorrido 12. La incertidumbre que suscita esta ruta se suma, en el marco geográfico donde se centra nuestro estudio, al desconcierto que provoca otro hecho bastante insólito, como es la desaparición de casi todos los topónimos correspondientes a las civitates y vicos donde el Itinerario ubica la mayoría de las mansiones existentes en la zona. Decimos que se trata de un hecho insólito, porque en otras partes de Hispania muchas de las civitates romanas que se citan en el Itinerario se transformaron con el correr de los años en poblaciones que han mantenido hasta nuestros días denominaciones muy similares a los que el Itinerario utiliza para citarlas (CAVCA = Coca; SEGOVIA = Segovia; LEGIO VII = León; PISORACA = HERRERA DE PISUERGA; SALMANTICE = Salamanca, etc.). Al alternarse estos enclaves perfectamente localizados con otros cuya toponimia no persistió con el paso de los años, se facilita grandemente el seguimiento de las rutas, así como la ubicación de las mansiones que se corresponden con los últimos lugares mencionados. Sin embargo, los topónimos correspondientes a las mansiones asentadas en la Tierra de Campos y su entorno más cercano (ALBOCELA, AMALLOBRIGA, BEDVNIA, BRIGECO, INTERCATIA, PETAVONIVM, SIBARIAM, TELA, VENIATIA y VICO AQVARIO) se

11

VICENTE GONZÁLEZ, J.L.: “Bellvm Astvricvm. Una hipótesis ajustada a la historiografía romana y al marco arqueológico y geográfico de la comarca de Los Valles de Benavente y su entorno”, Brigecio, 18-19, 2009, pp. 13-77.

12 “A pesar de los muchos estudios consagrados a la ruta -parciales, ya que no hay ninguno de conjunto- existen todavía problemas no satisfactoriamente resueltos. El más difícil es el que atañe a las mansiones Rauda y Clunia, puesto que los manuscritos del Itinerario mencionan Raudacluniam y dan sólo una distancia como si se tratara de una sola mansio. Sin entrar en nuevas hipótesis, remitimos a la bibliografía citada más abajo sobre las posibles soluciones... ...Frente a la distancia total del Itinerario para esta vía la distancia real es algo mayor, alrededor de 346 millas. Probablemente se encuentra parte del error en la falta de distancias del Itinerario para Rauda que, indudablemente, hay que considerar mansio independiente con respecto a Clunia y a la que habría de asignársele una distancia de unas 40 millas hasta Pintia, dejando el numeral XXVI para la distancia entre Rauda y Clunia” (ROLDÁN HERVÁS. J. M., 1975, op.cit.).

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

11 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

perdieron sin dejar rastro hace muchos siglos, por lo menos en lo que a las fuentes escritas o a la cartografía se refiere. Para acabar de complicar la cuestión, sin que exista ninguna base mínimamente confiable para ello, desde siempre se tiende a aceptar como una verdad universal por casi todos los historiadores la correspondencia entre OCELO DVRI y la ciudad de Zamora, correspondencia que, por nuestra parte, siempre hemos estimado equivocada. Todas las circunstancias anteriormente citadas han llevado a la mayor parte de los investigadores a mantener la errónea percepción (como demostraremos a lo largo de este artículo) de que las distancias del Itinerario tienen escasa validez, o a dar cierto crédito a teorías tan peregrinas como la que pretende afirmar que el valor de la milla romana es variable de unos a otros lugares de Hispania. Por nuestra parte, pensamos que la problemática de la ruta 27 del Itinerario es un caso muy particular, en el que todos los códices conservados, por corrupción de la fuente originaria, nos trasladan una información tergiversada e incompleta del tramo comprendido entre las mansiones de TELA y CLVNIA. Creemos, sin embargo, haber dado con una explicación muy plausible para reconstruir el recorrido original de esta ruta. En primer lugar, es posible acotar de forma inapelable, en una primera aproximación, el tramo donde reside el error, como demostraremos seguidamente. Que nosotros sepamos, hoy en día, nadie cuestiona la validez de las ecuaciones ASTVRICA AVGUSTA = Astorga y CLVNIA = Alto del Castro (Peñalba de Castro). Pues bien, si sumamos las distancias reflejadas en el Itinerario entre ASTVRICA AVGVSTA y CLVNIA (132 MP - 195.360 Km), y comparamos la cifra resultante con la medición de alta precisión obtenida trazando una línea recta entre ambos puntos mediante el SIG (158,3 MP- 234.300 Km), obtenemos una diferencia de 26,3 MP (38,9 Km) a favor de la medición realizada con el SIG. No hay que insistir demasiado en que tal eventualidad no es posible, ya que la recta es la distancia geométrica más corta entre dos puntos y, por otra parte, tal hipotético trazado sería inviable orográficamente, por lo que un recorrido más realista que el puramente rectilíneo debería incrementar más todavía la diferencia obtenida. Queda perfectamente claro, pues, que la información del Itinerario relativa a las distancias comprendidas entre las mansiones de ASTVRICA AVGVSTA y CLVNIA no es confiable. Llamaremos la atención, a continuación, sobre una incógnita más a tener en cuenta en relación con este recorrido, como es el hecho de que, a pesar de su marcada progresión oeste-este a través del corazón de la Tierra de Campos, parece dejar aparentemente de lado a PALANTIA (Palencia), una de las civitates de la zona que tuvieron más peso durante toda la Edad Antigua 13. Sin embargo la mansión que el Itinerario menciona a continuación de TELA es PINTIA, nombre que presenta una marcada similitud gráfica con PALANTIA (basta suprimir el "rabito" de la L para pasar de PALANTIA a PAIANTIA). Una "casualidad" más que sumar a la inquietante coincidencia que acabamos de poner de relieve es que la distancia que el Itinerario 13 "Que Palantia fue una de las ciudades más importantes de área de los vacceos se deduce por las referencias en las fuentes literarias, no sólo por su abundancia sino también por el contenido de las mismas. Así, es una de las pocas civitates de los vacceos elegidas por Plinio para figurar en su descripción del conventus Cluniensis; Pomponio Mela por su parte la nombra junto a Numantia como las ciudades más renombradas del interior de la provincia Tarraconense y asimismo fue registrada también por Ptolomeo en la relación de polis de los vacceos. En los agrimensores se ha conservado también una referencia a la civitas Pallantina, pero por el contrario, ninguna vez es mencionada en los itinerarios ya que está situada al margen de las rutas descritas en el Itinerario de Antonino. Por último, son muy abundantes las noticias en época tardía... ....Es seguro que la Palantia romana ocupaba parte del mismo solar que la actual Palencia, ciudad que ha heredado el topónimo antiguo y donde se conocen restos arqueológicos y epigráficos de la entidad propia de una ciudad romana... ...El conjunto epigráfico de Palantia es de los más significativos entre los corpora de las ciudades de la Meseta Norte tanto por su número, en torno a 50 epígrafes, como por la información que proporciona. Así, se documentan varios forasteros -un Caesaraugustanus y un Interamicus-, bastantes esclavos y libertos, predominan las estructuras onomásticas plenamente latinas –tria nomina y dua nomina aunque en ellas sean frecuentes los cognomina indígenas- y también se documentan estructuras onomásticas peregrinas y algunas menciones a organizaciones suprafamiliares" (MARTINO GARCÍA, D., 2004, op.cit.).

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

12 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

señala para el tramo entre TELA y PINTIA, 24 millas, se cumple escrupulosamente entre el gran conjunto de yacimientos romanos localizado bajo el casco urbano de Montealegre de Campos y su entorno y la ciudad de Palencia, siguiendo un trazado en el que hemos detectado vestigios característicos de la cimentación habitualmente empleada por los romanos en las calzadas de Tierra de Campos. Este mismo recorrido posteriormente se transformaría en el Camino Real entre Zamora y Palencia. El trazado aludido evita en todo momento adentrarse en la difícil orografía de los Montes Torozos, que por otra parte, presentan un llamativo vacio de yacimientos de época romana.

FIG 6: MEDICIÓN, MEDIANTE EL SIG, DE LA DISTANCIA ENTRE ASTVRICA AVGVSTA Y CLVNIA, Y TRAZADO PROPUESTO POR EL AUTOR PARA ESTA RUTA DEL ITINERARIO.

Procede indicar, llegados a este punto, que Montealegre dista, por caminos en los que hemos observado vestigios de cimentación de origen romano, poco más de 22 millas del gran yacimiento de “Antanillas” (Bolaños de Campos), donde nosotros ubicamos la civitas de INTERCATIA; la distancia citada cuadra también, pues, con la indicada por el Itinerario para la otra etapa de la ruta 27 en la que TELA es uno de los puntos extremos. Por todo lo dicho, tenemos el convencimiento de que la PINTIA del Itinerario y PALANTIA son una misma entidad, y pensamos que el recorrido de la ruta 27 desde BRIGECO ("Dehesa de Morales de las Cuevas", en Fuentes de Ropel), conduce a PALANTIA (Palencia) a través de Bolaños de Campos (INTERCATIA) y Montealegre de Campos (TELA), para, desde dicha ciudad, proseguir hasta atravesar el Pisuerga por las inmediaciones de Tariego, donde se X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

13 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

localiza un importante enclave romano, y embocar el valle del río Esgueva en dirección a CLVNIA (Peñalba de Castro). El trazado propuesto se ajusta muy satisfactoriamente a la orografía del corredor, así como a la distribución de los yacimientos de época antigua existentes en el área. Un aval más para nuestra propuesta se puede constatar mediante el estudio de la red hidrográfica de la zona. En efecto, es un hecho comprobado que las mansiones siempre ocupan ubicaciones dotadas de agua en abundancia, generalmente situadas a la vera de los grandes cursos fluviales que atraviesan las rutas. En este caso, se darían las siguientes correspondencias: •

ASTVRICA AVGVSTA: Río Jerga.



BEDVNIA: Río Órbigo.



BRIGECO: Confluencia de los ríos Cea y el Esla.



INTERCATIA: Río Valderaduey.



TELA: Arroyo Anguijón.



PALANTIA: Río Carrión.

4. LA RED VIARIA DE ZAMORA Y ÁREAS LIMÍTROFES EN LA EDAD ANTIGUA: AVANCE DE RESULTADOS. En el punto en que nos encontramos actualmente, creemos tener localizados con bastante precisión en nuestro SIG casi todos los tramos de las principales vías que enlazaban las más importantes poblaciones existentes en el occidente de la Meseta Septentrional durante la dominación romana, así como la mayoría de las mansiones que las jalonaban, según el Itinerario. En estos momentos nuestro trabajo se centra en comprobar en el campo las hipótesis aún no verificadas sobre el terreno, y en discriminar en gabinete el desarrollo de la red viaria de carácter local, es decir, las vías que en los textos clásicos se suelen denominar VIAE VICINALES 14 que, por lo que vamos descubriendo, conforman una malla que fue tanto o más relevante que la red recogida en el Itinerario. Estas vías locales suelen seguir, en muchas ocasiones, las principales arterias fluviales, que es donde se concentra claramente el poblamiento en época romana según indica el análisis estadístico de la distribución de los yacimientos romanos y, generalmente, terminaron transformándose en importantes vías pecuarias. En el mapa incluido a continuación (Figura nº 8) se representan todas las vías que se corresponden con las rutas citadas en el Itinerario de Antonino para el sector central de la Meseta Septentrional, con sus respectivas mansiones. Tras dicho mapa se adjunta una tabla en la que se relacionan todas las mansiones del Itinerario ubicadas en Castilla y León, con indicación de los yacimientos arqueológicos con los que se corresponden, superficie de dichos yacimientos, tipología (según nuestros datos), y término municipal actual donde están enclavadas (Tabla nº 2). En la tabla siguiente (Tabla nº 3),

14 Para más información sobre la clasificación que los romanos establecieron para organizar su red viaria, recomendamos la consulta del magnífico trabajo publicado sobre el régimen jurídico de las vías públicas romanas por la Dra. Ponte y Arrebola, en el cual la Dra. Ponte dedica algo más de 60 páginas a arrojar luz sobre este asunto, apoyándose en numerosas citas de autores latinos que aluden al tema (PONTE, V., 2007, op.cit.).

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

14 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

se detallan las distancias entre las distintas etapas que recoge el Itinerario, en millas romanas y en metros. Se ofrecen tres distancias distintas: • • •

La que indica el Itinerario de Antonino. La reducida, según nuestra propuesta. La real, según nuestra propuesta.

La distancia reducida es la obtenida directamente sobre el plano; interpolando dicha distancia mediante el SIG con el Modelo de Elevaciones de 5x5 m se obtuvo la distancia real, que toma en consideración la pendiente del terreno. Como se puede verificar, la diferencia entre las distancias real y reducida muy rara vez supera los 200 metros. Esto es así debido a que las calzadas, por la propia finalidad principal de su construcción (permitir el tráfico rodado de tracción animal 15), no suelen superar pendientes del 5% de desnivel, y nunca sobrepasan, en cualquier caso, valores que rondan el 12%.

FIG 7: RECREACIÓN DE ÉPOCA MODERNA DEL DESAPARECIDO TRAMO HISPANO ORIGINAL DE LA TABVLA PEVTINGERIANA.

15

"Vía procede de la raíz indoeuropea wegh, que significa transportar en "vehículo", palabra que por cierto también viene de dicha raíz... ... En la Alta Edad Media la palabra vía, que originariamente designaba los caminos de vehículos, adquiere un significado genérico y es substituida en su sentido específico por topónimos derivados de carro, que inicialmente se aplican a las antiguas calzadas romanas". (MENÉNDEZ DE LUARCA y NAVIA OSORIO, J. R.: La construcción del territorio. Mapa histórico del Noroeste de la Península Ibérica. Fundación Rei Afonso Henriques. Lunwerg editores. Barcelona, 2000). .

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

15 | P á g i n a

FIG. 8: RECORRIDO DE LAS CALZADAS CORRESPONDIENTES A LAS RUTAS RELACIONADAS EN EL ITINERARIO DE ANTONINO EN EL ÁREA DE ESTUDIO.

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

TABLA 2. RELACIÓN DE LAS MANSIONES QUE JALONAN LAS RUTAS DEL ITINERARIO DE ANTONINO QUE ATRAVIESAN LA ACTUAL COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CASTILLA Y LEÓN, Y SUS RESPECTIVAS REDUCCIONES. RUTA (Nº de Saavedra) 1

MANSIÓN

YACIMIENTO

SUPERFICIE (HAS.)

TIPOLOGÍA / ESTATUTO JURÍDICO

MUNICIPIO CEREZO DEL RÍO TIRÓN

SEGESAMUNCLO

VALDEMOROS - LOS PALACIOS

19 + 20

CIVITAS - SIN DATOS

1, 32 y 34

VIROVESCA

BRIVIESCA II - CERRO DE SAN JUAN

4,40 + 32

CIVITAS - SIN DATOS

BRIVIESCA

1, 32 y 34

TRITIVM

LA LAGUNA - ALTO DE RODILLA

4,5 + 55

CIVITAS - SIN DATOS

MONASTERIO DE RODILLA

1, 32 y 34

DEOBRIGVLA

LAS QUINTANAS

25,78

CIVITAS - SIN DATOS

TARDAJOS

1, 32 y 34

SEGESAMONE

CASCO URBANO DE SASAMÓN

68,50

CIVITAS - MUNICIPIO ¿FLAVIO?

SASAMÓN

1, 32 y 34

DESSOBRIGA

LAS CUESTAS - LOS CENIZALES

194

CIVITAS - SIN DATOS

OSORNO

1, 32 y 34

LACOBRIGA

CARRIÓN DE LOS CONDES

-

CIVITAS - SIN DATOS

CARRIÓN DE LOS CONDES

1, 32 y 34

VIMINACIO

CASTRO MUZA (CALZADILLA DE LA CUEZA)

18

CIVITAS - SIN DATOS

CERVATOS DE LA CUEZA

1

CAMALA

EL LAGUNAL

20

CIVITAS - SIN DATOS

SAHAGÚN

1

LANCE

EL CASTRO

44

CIVITAS - MUNICIPIO FLAVIO

VILLASABARIEGO

1

LEGIO VII

CASCO URBANO DE LEÓN

20

CASTRA LEGIO VII

LEÓN

17

VENIATIA

LA VENTA O POSADA DE LOS ROMANOS (BOYA)

-

VICO

MAHIDE

17

PETAVONIVM

LA CIUDADEJA O SANSUEÑA (ROSINOS DE VIDRIALES)

90

CIVITAS - SIN DATOS

SANTIBÁÑEZ DE VIDRIALES

17

ARGENTIOLVM

SAN MIGUEL

10

CIVITAS - SIN DATOS

VILLAMONTÁN DE VALDUERNA

18

GEMESTARIO

A DEVESA DE CARBALLAL (PORTELA DE AGUIAR)

18, 19 y 20 18, 19 y 20 18, 19, 20, 26 y 27

BERGIDO INTERAMNIO FLAVIO ASTVRICA AVGVSTA

LA MALETERIA - LA EDRADA (CACABELOS) SANTA EULALIA (SAN ROMÁN DE BEMBIBRE) ERGÁSTULA ROMANA Y ALEDAÑOS

0,5 6 + 31 0,8 26

¿VICO? CIVITAS - MUNICIPIO FLAVIO CIVITAS - MUNICIPIO ¿FLAVIO? CIVITAS - MUNICIPIO FLAVIO

SOBRADO CACABELOS BEMBIBRE ASTORGA

20

VTTARIS

SIN LOCALIZAR (RUITELÁN)

-

¿VICO?

24

CAELIONICCO

LOS RECUEROS

15,54

¿VICO?

PEÑACABALLERA

24

AD LIPPOS

LA MORERÍA

1

¿VICO?

VALVERDE DE VALDELACASA

24

SENTICE

LA DUEÑA DE ABAJO

20

CIVITAS - SIN DATOS

PEDROSILLO DE LOS AIRES

24

SALMANTICE

CASCO URBANO (CATEDRAL, C/ DEL SILENCIO, ETC.)

-

CIVITAS - MUNICIPIO FLAVIO

SALAMANCA

24

SIBARIAM

SAN CRISTÓBAL DEL MONTE

-

CIVITAS - SIN DATOS

OCELO DVRI

EL ALBA - LOS PALOMARES - LAS AUGUERAS (EL CANAL)

30 + 26,30 + 35,40

CIVITAS - MUNICIPIO FLAVIO CIVITAS - MUNICIPIO FLAVIO

24 y 26

VEGA DE VALCARCE

TOPAS VILLALAZÁN / MADRIDANOS

24 y 26

ALBOCELA

POBLADURA DE SOTIEDRA

14

24 y 26

AMALLOBRIGA

CASCO URBANO DE TORDESILLAS

-

CIVITAS - SIN DATOS

24 y 26

SEPTIMANCA

CASCO URBANO DE SIMANCAS

49

CIVITAS - SIN DATOS

SIMANCAS

24 y 26

NIVARIA

SIETEIGLESIAS

17

CIVITAS - SIN DATOS

MATAPOZUELOS

24 y 26

CAVCA

CASCO URBANO DE COCA - TIERRA DE LAS PIZARRAS

38 + 135

24 y 26

SEGOVIA

CASCO URBANO DE SEGOVIA

-

26 y 27

BEDVNIA

LOS VILLARES

37,40

CIVITAS - SIN DATOS

QUINTANA DEL MARCO

26 y 27

BRIGECO

DEHESA MORALES DE LAS CUEVAS - LAS CAÑAMONAS

22 + 1

CIVITAS - MUNICIPIO FLAVIO

FUENTES DE ROPEL - SAN CRISTÓBAL DE ENTREVIÑAS

26

VICO AQVARIO

LA MANUELA

9,4

VICO

ASPARIEGOS

27

INTERCATIA

ANTANILLAS

56

CIVITAS - MUNICIPIO FLAVIO

BOLAÑOS DE CAMPOS

27

TELA

CERRO DEL PUEBLO - LA ESTRELLA- LAS QUINTANAS

85 + 10 + 30

CIVITAS - SIN DATOS

MONTEALEGRE DE CAMPOS

27

PALANTIA (¿PINTIA en códices Itinerario?)

CASCO URBANO DE PALENCIA

-

CIVITAS - MUNICIPIO FLAVIO

PALENCIA

27

CLVNIA

ALTO DEL CASTRO (PEÑALBA DE CASTRO)

58

27

VXAMA ARGAELA

ALTO DEL CASTRO

100

27

VOLVCE

CERRO DE LOS CASTEJONES

-

27

NUMANTIA

CERRO DE LA MUELA

24

27

AVGVSTOBRIGA

32 y 34

VALLATA

32 y 34

INTERAMNIO

32 y 34

PALLANTIA

34

VINDELEIA

34

DEOBRIGA

LA CERCA Y CASCO URBANO DE MURO DE AGREDA SIN LOCALIZAR (ENTORNO DE LA MILLA DEL PÁRAMO) ENTORNO DEL CASCO URBANO DE ARDÓN EL QUINTANAL-LOS QUINTANALES - SAN MARCOS (GRAJALEJO DE LAS MATAS-SANTAS MARTAS) SANTA ENGRACIA (CASTILLETE DE PANCORBO) INFIERNO (ARCE)

49

CIVITAS - MUNICIPIO ¿FLAVIO? CIVITAS - MUNICIPIO ¿FLAVIO?

CIVITAS- MUNICIPIO JULIO CLAVDIO/ COLONIA (GALBA) CIVITAS - MUNICIPIO PREFLAVIO CIVITAS - SIN DATOS CIVITAS - MUNICIPIO FLAVIO CIVITAS - MUNICIPIO ¿FLAVIO?

-

CIVITAS - SIN DATOS

TIEDRA TORDESILLAS

COCA SEGOVIA

HUERTA DEL REY EL BURGO DE OSMA CALATAÑAZOR GARRAY ÓLVEGA BUSTILLO DEL PÁRAMO

-

CIVITAS - SIN DATOS

ARDÓN

5,20 + 9,75

CIVITAS - SIN DATOS

VILLAMORATIEL DE LAS MATAS - SANTAS MARTAS

16

CIVITAS - SIN DATOS

PANCORBO

100

CIVITAS - SIN DATOS

MIRANDA DE EBRO

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

17 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

TABLA 3. DISTANCIAS ENTRE MANSIONES SEGÚN LOS CÓDICES Y MEDICIONES OBTENIDAS A PARTIR DE LOS RESULTADOS PROVISIONALES DEL ESTUDIO. RUTA (Nº de Saavedra)

DISTANCIA CÓDICES TRAMO

MILLIA PASSUM

METROS

DISTANCIA REDUCIDA MILLIA PASSUM

DISTANCIA REAL MILLIA PASSUM

METROS

METROS

1

SEGESAMUNCLO - VIROVESCA

11

16.280

11,9

17.649

11,9

1, 32 y 34

VIROVESCA - TRITIVM

11

16.280

11,8

17.459

11,8

17.688 17.483

1, 32 y 34

TRITIVM - DEOBRIGVLA

21

31.080

21,9

32.536

22,0

32.565

1, 32 y 34

DEOBRIGVLA - SEGESAMONE

15

22.200

15,6

23.144

15,7

23.175

1, 32 y 34

SEGESAMONE - DESSOBRIGA

15

22.200

16,1

23.943

16,2

23.958

1, 32 y 34

DESSOBRIGA - LACOBRIGA

15

22.200

15,4

22.855

15,5

22.872

1, 32 y 34

LACOBRIGA - VIMINACIO

15

22.200

15,3

22.706

15,4

22.718

1, 32 y 34

VIMINACIO - CAMALA

10

14.800

10,6

15.675

10,6

15.698

1

CAMALA - LANCE

29

42.920

29,0

42.952

29,0

42.973

1

LANCE - LEGIO VII

9

13.320

9,3

13.691

9,3

13.703

17

COMPLEVTICA - VENIATIA

25

37.000

25,1

37.224

25,2

37.224

17

VENIATIA - PETAVONIVM

28

41.440

28,2

41.751

28,2

41.799

17

ARGENTIOLVM - PETAVONIVM

15

22.200

15,2

22.523

15,2

22.539

17

ARGENTIOLVM - ASTVRICA AVGVSTA

14

20.720

14,1

20.836

14,2

20.979

18

FORO - GEMESTARIO

18

26.640

-

-

-

-

18

GEMESTARIO - BERGIDO

13

19.240

13,7

20.331

13,9

20.529

18, 19 y 20

BERGIDO - INTERAMNIO FLAVIO

20

29.600

20,3

30.062

20,3

30.110

18, 19 y 20

INTERAMNIO FLAVIO - ASTVRICA AVGVSTA

30

44.400

30,7

45.504

30,9

45.721

20

PONTE NEVIAE - VTTARIS

20

29.600

-

-

-

-

20

VTTARIS - BERGIDO

16

23.680

-

-

-

-

24

CAPARA - CAELIONICCO

22

32.560

-

-

-

-

24

CALIONICCO - AD LIPPOS

12

17.760

12,0

17.768

12,0

17.803

24

AD LIPPOS - SENTICE

15

22.200

15,0

22.200

15,0

22.223

24

SENTICE - SALMANTICE

24

35.520

24,1

35.616

24,1

35.648

24

SALMANTICE - SIBARIAM

21

31.080

21,4

31.610

21,4

31.629

24

SIBARIAM - OCELO DVRI

21

31.080

21,9

32.423

21,9

32.462

24 y 26

OCELO DVRI - ALBOCELA

22

32.560

22,1

32.751

22,1

32.773

24 y 26

ALBOCELA - AMALLOBRIGA

22

32.560

22,3

32.953

22,3

32.97

24 y 26

AMALLOBRIGA - SEPTIMANCA

14

20.720

14,1

20.801

14,1

20.820

24 y 26

SEPTIMANCA - NIVARIA

12

17.760

12,2

18.108

12,2

18.123

24 y 26

NIVARIA - CAVCA

22

32.560

22,6

33.389

22,6

33.405

24 y 26

CAVCA - SEGOVIA

29

42.920

-

-

-

-

24 y 26

SEGOVIA - MIACUM

24

35.520

-

-

-

-

26 y 27

ASTVRICA AVGUSTA - BEDVNIA

20

29.600

-

-

-

-

26 y 27

BEDVNIA - BRIGECO

20

29.600

-

-

-

-

26

BRIGECO - VICO AQVARIO

32

47.360

32,0

47.378

32,0

47.413

26

VICO AQVARIO - OCELO DVRI

16

23.680

16,4

24.311

16,4

24.321

27

BRIGECO - INTERCATIA

20

29.600

20,8

30.782

20,8

30.794

27

INTERCATIA - TELA

22

32.560

22,9

33.876

22,9

33.898

27

TELA - PALANTIA (¿PINTIA en Códices?)

24

35.520

24,7

36.595

24,7

36.610

27

PALANTIA - RAVDA - CLVNIA

26

38.480

-

-

-

-

27

VXAMA ARGAELA

24

35.520

-

-

-

-

27

VXAMA ARGAELA - VOLVCE

25

37.000

-

-

-

-

27

VOLVCE - NUMANTIA

25

37.000

-

-

-

-

27

NUMANTIA - AVGVSTOBRIGA

23

34.040

-

-

-

-

27

AVGVSTOBRIGA - TVRIASONE

17

25.160

-

-

-

-

32 y 34

ASTVRICA AVGVSTA - VALLATA

16

23.680

16,3

24.222

-

-

32 y 34

VALLATA - INTERAMNIO

13

19.240

13,5

20.001

-

-

32 y 34

INTERAMNIO - PALLANTIA

14

20.720

14,8

22.051

-

-

32 y 34

PALLANTIA - VIMINACIO

31

45.880

33,3

49.333

-

-

32

VIROVESCA - ATILIANA

30

44.400

-

-

-

-

34

VIROVESCA - VINDELEIA

12

16.280

-

-

-

-

34

VINDELEIA - DEOBRIGA

14

20.720

-

-

-

-

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

18 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

4.1 Mansiones. Somos bien conscientes de que algunas de las localizaciones que proponemos para ubicar las mansiones del Itinerario van a ser objeto de gran polémica, por contradecir opiniones muy autorizadas mayoritariamente aceptadas hasta la fecha, y proceder de un simple aficionado al estudio de la historia. Por ello, trataremos de argumentar seguidamente de la forma más convincente posible los motivos que tenemos para fundamentar nuestras propuestas al respecto, sin salirnos de las limitaciones de espacio a que tenemos que someternos. • OCELO DVRI: Su localización en el entorno de Madridanos-Villalazán (Zamora) no ofrece apenas ninguna duda para nosotros, ya que hemos podido encontrar abundante información que certifica la presencia de una gran vía romana al norte y al sur del conjunto arqueológico señalado: vestigios sobre el terreno, que incluyen miliarios (ver apartado correspondiente) y otros conspicuos restos constructivos, menciones en la documentación medieval 16 y concluyentes rastros toponímicos (ver Tabla nº 4). Por si lo dicho anteriormente no fuera suficiente, como ya dejo escrito D. Virgilio Sevillano 17, la cantidad y calidad de los hallazgos romanos suministrados por los tres grandes yacimientos que circundan la localidad de Madridanos en un radio de poco más de 1 Km a la redonda ("El Alba" -30 Has-; "Los Palomares" -26,30 Has-; "Las Augueras/El Canal" - 35,40 Has.) no tiene parangón en toda la provincia de Zamora; pretender establecer algún tipo de comparación entre los vestigios citados y los hallazgos romanos hasta ahora registrados en la capital de la provincia, rival en la candidatura para albergar esta civitas, es, simple y llanamente, sonrojante. Es muy curioso, sin embargo, que tan sobresalientes yacimientos tengan una adscripción histórica que termina bruscamente, en el mejor de los casos, en época visigoda, época, por otra parte, excepcionalmente documentada en el área, dentro de la habitual escasez de hallazgos que caracteriza dicho periodo; ¿se perdió totalmente a comienzos del Medievo el rastro de los mismos?... como razonaremos al final de esta breve argumentación a favor de nuestra tesis sobre OCELO DVRI, pensamos que no fue así lo que sucedió en realidad. Existen, además, argumentos geoestratégicos de peso para justificar el asentamiento romano al sur del Duero y el cristiano medieval al norte de dicho río; ambos se levantaron, en su momento, en la orilla opuesta de la zona ocupada por el enemigo, como manda el sentido común, utilizando el río Duero como parapeto. Por lo que al siempre resbaladizo terreno etimológico se refiere, nos resistimos a dejar pasar la oportunidad de destacar lo bien que se acopla el nombre de OCELO DVRI al conspicuo promontorio denominado "Teso del Viso", que domina los yacimientos romanos del entorno de Madridanos 18. Este yacimiento, que presenta signos de haber sido violentamente arrasado

16

Cesáreo Fernández Duro deja constancia de la alusión a una gran calzada romana en las proximidades de Madridanos en un documento medieval del año 1271: “...ecclesiam sancti simonis samorensis consistunt ab abbate et conventu monasterii sancti angeli de Vrsaria en vineam de madridanos justa publicam stratam” (FERNÁNDEZ DURO, C.: Memorias Históricas de la Ciudad de Zamora, su Provincia y Obispado, Tomo I. Madrid, 1882.). Según hemos podido constatar, parece que en la documentación medieval se tienden a emplear casi con exclusividad los apelativos "via"," publicam stratam" y" calçata" para denominar a las grandes vias militaris (este apelativo es propio del latín de época republicana y principios del imperio), que serían las que se corresponderían con las rutas del Itinerario, mientras que términos como "karraria"," carraria" o "carral" se utilizaban para denominar las calzadas de menor anchura y entidad. 17

SEVILLANO CARBAJAL, V. J.,1978, op.cit.

18

"Este topónimo hace referencia a una población *Okela relacionada con la raíz bien conocida *Okelo/a (promontorio, cumbre) bien atestiguada en la Hispania céltica (Albertos 1985). Podría relacionarse con la Ocella de Estrabón (III.4.3), situada en Cantabria (Tovar 1989, p. 359; Fatás et al.(eds.), 1993, p. 163; Peralta 2000, p.131); con Ocelo Duri del Itinerario de Antonino (434,6 y 439,10) o Ocelodurum del

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

19 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

antes de ser definitivamente abandonado 19, albergó el principal poblado indígena de la zona durante la Edad del Hierro y, por tanto, su sometimiento debió ser prioritario para los cuerpos expedicionarios romanos que conquistaron este sector del sur del Duero, que dejaron vestigios de una estructura campamental legionaria en las inmediaciones 20. A pesar de todo lo argumentado, pensamos que la Zamora actual tiene mucho de OCELO DVRI, pues no creemos equivocarnos al afirmar que esta última civitas, que tuvo que ser mucho más grande y magnífica que lo que parece dar a entender el desconocimiento que siempre ha rodeado su memoria, habría sido la principal cantera de la que se surtió la Zamora altomedieval para levantar sus murallas, puentes, iglesias y edificios nobiliarios, y uno de los principales condicionantes, junto a una orografía favorable, para optar por localizar el principal baluarte de la primitiva Extremadura leonesa (Extremadura = extremos del Duero) en el solar de la actual capital provincial. • ALBOCELA: Esta mansio, se corresponde, según los datos que manejamos, con la localidad de Tiedra (Valladolid). Si aceptamos la localización anterior, esta nueva ubicación cae por su propio peso: distancia correcta a OCELO DVRI con toponimia alusiva en el trayecto (Matilla La Seca), yacimiento romano de entidad de civitas 21, y etimología en consonancia con la orografía donde se asienta el enclave, un altozano de tonalidad blanquecina cuando el terreno está desnudo 22. Además, en el Medievo se erigió en la villa una fortaleza, parte de la cual todavía se conserva, cuya función principal debió de ser el control de la importante ruta en la que se ubica esta antigua población, citada en los recorridos 24 y 26 del Itinerario. • AMALLOBRIGA: Situamos AMALLOBRIGA en Tordesillas. La localización mencionada guarda las distancias correctas, según el Itinerario, con sus dos mansiones correlativas, ALBOCELA (Tiedra) y SEPTIMANCA (Simancas), y desde tiempos inmemoriales fue uno de los principales puntos de cruce del Duero. En la traza de la calzada romana que unía Tordesillas con Tiedra (según nuestras investigaciones, justamente a pie de vía), se sitúa la fortaleza medieval de Villalonso, que controlaría, junto con el castillo de Tiedra, los accesos hacia Zamora a través de la vieja calzada romana durante la Alta Edad Media.

Ravenate (319,3) y Ocelo Duri del Itinerario de Astorga (3,5) (cf. Tovar 1989, p. 246 s.; Fatás et al. (eds.), 1993, p. 1963, que se suele situar en Zamora" (ALMAGRO GORBEA, M.: Epigrafía prerromana. Madrid, 2003). 19 20

SEVILLANO CARBAJAL, V. J.,1978, op.cit. DEL OLMO MARTÍN, J.: “Arqueología aérea en tres núcleos campamentales romanos de Zamora y León”, Brigecio 4-5, 1995, pp. 109-118.

21

"La ciudad se asentaba en lo alto de un amplio espigón de páramo, donde actualmente se levanta la ermita de Ntra. Sra. de Tiedra. Los conocimientos arqueológicos del yacimiento se basan en los materiales recogidos en superficie y en los resultados de las fotografías aéreas, pues no ha sido excavado. La reunión de los datos de las prospecciones y de la fotografía aérea ofrece el siguiente resultado: hay un pequeño poblado del Hierro I en la parte más alta (nº 1 del plano) con muralla en el flanco accesible que se fue ampliando durante el Hierro II por toda la meseta superior (nº 2 y 3) para finalmente llegar en época romana hasta las zonas más bajas (nº 5 y 6), lo que supone para esas fechas una extensión de 20-25 has. El abundante y variado material recogido en superficie remite mayoritariamente a época altoimperial: material constructivo, terra sigillata sudgálica e hispánica, cerámica común y de paredes finas, monedas, vidrio, etc. En la parte central del conjunto urbano (nº 2-3 del plano) se ha logrado identificar una calle longitudinal principal cortada por al menos 7-8 calles transversales que forman manzanas de 25 mts. de ancho. En cuanto a los edificios singulares que se han documentado por fotografía aérea destacan los números I, II y III que por su tamaño y aspecto se corresponden sin duda con las viviendas de las familias poderosas de la ciudad. En las afueras de la ciudad se ha detectado parcialmente un gran edificio (nº IV) de planta cuadrangular y de hasta 100 mts. de largo cuya funcionalidad es de momento desconocida450." (MARTINO GARCÍA, D., 2004, op.cit.). 22 “La montaña «blanca o sagrada» es una designación común del santuario, sea cual sea la divinidad que allí se invoque. Además, no es infrecuente en la Gallaecia que determinados dioses fuesen invocados a través de su relación con la montaña sagrada, como es el caso de Albucelanco Efficaci «al poderoso *Alboceleco», con lo que se entiende al dios residente en Albocelo «otero o promontorio blanco» (ampliamente registrado como topónimo en todo el sector occidental; Rodríguez Ramos 2001-2002, pp.431-432)” (GONZÁLEZ GARCÍA F. J. (Coord.): Los pueblos de la Galicia céltica. AKAL. 2007).

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

20 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

La traza que sugerimos bordea dos grandes yacimientos romanos en su recorrido, "El Fanego de las Sepulturas" (95 Has.), en Casasola de Arión, y "Santa Eugenia" (28 Has.), en Villalar de los Comuneros. El Inventario Arqueológico no recoge ningún yacimiento romano de entidad en Tordesillas, aunque existen no menos de tres enclaves arqueológicos de la época, de reducida dimensión, en el entorno inmediato a la villa; es muy posible que los restos de mayor entidad de la civitas romana se reutilizaran en la construcción de los abundantes edificios de época medieval que alberga la ciudad actual, o permanezcan ocultos todavía en su subsuelo. Pese a la falta de indicios arqueológicos concluyentes, no nos queda ninguna duda de que la localidad tuvo un importante protagonismo en época romana, como atestigua la calzada que la enlaza directamente por el sudoeste con la lejana civitas de SALMANTICE (Salamanca), muy bien documentada en la cartografía, ya que exhibe numerosos topónimos a lo largo de todo su recorrido que acreditan sin género de dudas su condición de calzada: (Calzada de Salamanca, Calzada de Salamanca a Villescusa, Calzada de Villaescusa, Calzada Vieja...). • BEDVNIA: En contra de la opinión mayoritariamente aceptada hoy día, que identifica esta mansión con el enclave castreño de San Martín de Torres, y por razones relacionadas con las distancias marcadas por el Itinerario, el abastecimiento de agua de la civitas, el punto de cruce del Órbigo y el análisis de los vestigios romanos aflorados en uno y otro yacimiento, demasiado prolijas de explicar en un texto tan reducido, ubicamos BEDVNIA en el yacimiento de “Los Villares” (Quintana del Marco), situado 5,5 Km al sur de San Martín. • BRIGECO: Hoy en día existe un consenso generalizado en situar esta civitas en la "Dehesa de Morales de las Cuevas" (Fuentes de Ropel), donde se han descubierto evidencias que atestiguan una ocupación intensa e ininterrumpida del yacimiento desde el calcolítico hasta la tardorromanidad 23. La civitas romana se divide claramente en dos sectores, el barrio antiguo, que hereda el emplazamiento de la ciudad indígena, edificada sobre los escarpes que miran al Esla 24, y el ensanche altoimperial, donde debieron habitar familias de gran significación política a nivel provincial 25. La fotografía aérea ha identificado la trama urbana del barrio antiguo: una calle longitudinal en sentido sureste-noroeste atravesada por un mínimo de 12 calles transversales de menor tamaño. El acceso principal se localiza en el ángulo sureste. La zona de ensanche de época altoimperial se desborda por las laderas este, sur y norte, hasta llegar a ocupar alrededor de 22 Has. de extensión. En esta zona se han logrado identificar algunas calles que conectaban con el barrio antiguo y varios importantes edificios de estructura típicamente romana.

23

DEL OLMO MARTÍN, J. (1993): “Arqueología aérea de la Dehesa de Morales”, Brigecio 6, 1996, pp. 57-74.

24

Etimológicamente, el sustantivo Brigecio se ajusta bastante bien a este emplazamiento, al poderse hacer derivar del prefijo céltico Briga (ciudad fortificada) y del hidrónimo Ceia, primitivo nombre del actual río Cea, que protege el flanco sudeste del castro. El vocablo Ceia de difícil interpretación, se documenta ya en la Crónica Albeldense, y aparece sin apenas variaciones en multitud de otros documentos medievales (CANAL SÁNCHEZ-PAGÍN, J.M.: “Toponimia euskera y prerromana en la provincia de León”, Tierras de León, XXXIX, 111-112, 2001, pp. 77-98).

25

En el museo arqueológico de Tarragona se encuentra una inscripción en honor de un sacerdote llamado Lucio Fabio Silón, hijo de Lucio, de la tribu Quirina, originario de Brigecio, en el Convento de los Astures, que fue Duumviro, sacerdote de Roma y de Augusto, Decurión, Juez, y Flamen de la Provincia Hispania Citerior. Solamente podían acceder al sacerdocio o flaminado las personas con ciudadanía romana, bien fueran itálicos o indígenas latinizados, lo que avala la condición de civitas de Brigecio. Otro dato en este sentido se deduce de una inscripción que nos habla de otro brigecino, un tal Quinto Cumelio Celer, soldado de la legión II «Adiutrix». Para alistarse en una legión, en los tiempos en que vivió el legionario al que se dedica la lápida, había que ser ciudadano romano; en caso contrario, sólo podía ingresarse en los cuerpos auxiliares de las legiones (PÉREZ MENCÍA, E., 1993, op.cit.).

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

21 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

La envergadura de la ciudad (se destaca, junto con PETAVONIVM y Madridanos-Villalazán, como uno de los tres yacimientos romanos de mayor entidad de Zamora), la existencia de un barrio residencial integrado por construcciones que denotan el elevado nivel adquisitivo de sus propietarios, la abundancia de sillares de arenisca reutilizados en las edificaciones de las poblaciones que rodean el enclave (Fuentes de Ropel, Castrogonzalo, San Cristóbal de Entreviñas, etc.) y los vestigios conservados de las infraestructuras viarias que la enlazaban con otras poblaciones del entorno, no dejan apenas ninguna duda de esta identificación. • VICO AQVARIO: De entre todos los yacimientos romanos incluidos en el Inventario Arqueológico, uno destaca claramente sobre el resto por su entidad y localización respecto a BRIGECO y OCELO DVRI para optar a ser identificado con esta mansio. Se trata de "La Manuela" (también denominado "La Salgada"), situado en el término municipal de Aspariegos, en la ribera occidental del Valderaduey, entre la vía y el río. Este yacimiento que, según datos del Inventario, se extiende sobre una apreciable extensión de terreno (9,40 Has.), depara abundantes materiales constructivos de todo tipo, además de cerámicas, molinos y otros vestigios. La ficha del Inventario también da pistas sobre la existencia de agua abundante (y previsiblemente, de bastante mejor calidad que la muy salitrosa del cercano río Valderaduey) en el entorno del yacimiento, tal y como correspondería a una mansio de nombre tan acuático: "De nuevo destacar la presencia de tejas, abundante pizarra, molinos circulares, ímbrices e incluso piezas como un capitel o basa de arenisca muy deteriorado o pesas de telar (ver Anexo II: VIII, 1-2). En este sector la cerámica es mucho más abundante que en el septentrional, especialmente en las proximidades de dos pozos". •

SIBARIAM: Sin duda, se trata de la mansio de localización menos consistente, ya que es sumamente precaria la documentación arqueológica hasta ahora registrada en el entorno donde creemos localizarla. Sin embargo, la toponimia odográfica, la orografía local, y la existencia de vestigios romanos y visigodos (estelas), de escasa entidad, pero vestigios de época antigua, al fin y al cabo, se conjugan para hacer de "San Cristóbal del Monte" (Topas) el mejor candidato posible para el enclave. El punto guarda correctamente las distancias con sus dos mansiones correlativas (SALMANTICE y OCELO DVRI), y se encuentra a poco menos de 6 Km en línea recta del castillo del Buen Amor, que, casi con toda seguridad, se edificó para controlar los desplazamientos a través de esta vía. Por el que fuera durante muchos años alcalde de Fuentespreadas, D. José María González Aguado, gran aficionado a la arqueología, tuvimos noticia de que, durante la Guerra Civil, al remover el terreno el dueño de la dehesa, afloraron al descubierto numerosas inhumaciones, que fueron arrasadas sin contemplaciones sin que nada se sepa hoy día del destino de los restos exhumados.

• INTERCATIA: La localización de INTERCATIA ha suscitado una gran polémica, existiendo opiniones para todos los gustos: Paredes de Nava, Montealegre de Campos, Aguilar de Campos, Castroverde de Campos, Cotanes, Villalpando, etc. En realidad, una vez fijada la ecuación BRIGECO = "Dehesa de Morales de las Cuevas" (Fuentes de Ropel), es obligado situar esta importante y renombrada ciudad vaccea, hoy desaparecida prácticamente por completo, al igual que sus vecinas OCELO DVRI o BRIGECO, en el gran yacimiento romano de "Antanillas" (56 Has.), en Bolaños de Campos, cuyas primeras noticias nos llegaron a través de la web Celtiberia.net, de la que nos reconocemos deudores en muchos aspectos. La fisonomía y la orografía de la ubicación propuesta se ajustan muy bien a los difusos datos que autores clásicos, como Apiano, apuntan al narrar algunos de los hechos bélicos en los que el oppidum vacceo de INTERCATIA se vio envuelto durante la X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

22 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

conquista romana 26. En la pequeña plaza de Bolaños de Campos, contigua a la iglesia, se levanta un cipo tenido hasta ahora por "rollo de justicia" que, mucho nos tememos, no debió ser erigido en un primer momento para cumplir tal finalidad. Hemos detectado al menos tres calzadas en el entorno de INTERCATIA: dos paralelas al Valderaduey por cada una de sus orillas, que la enlazan con CAMALA (Sahagún) por el norte y con la ruta 26 por el sur, y la vía que se corresponde con el recorrido 27 del Itinerario, que la pone en comunicación con TELA (Montealegre de Campos) por el este (y desde esta con PALANTIA), y con BRIGECO ("Dehesa de Morales" - Fuentes de Ropel) por el oeste. Las distancias medidas entre Bolaños y Montealegre, y entre Bolaños y "Morales de las Cuevas", por las alternativas que proponemos, coinciden escrupulosamente con los datos que aporta el Itinerario. • TELA: Montealegre de Campos reúne a su alrededor uno de los más impresionantes conjuntos de yacimientos romanos de los que tenemos noticia, con tres enclaves que superan, en conjunto, las 100 Has de extensión: "Cerro del Pueblo", "Las Quintanas-Picón de la Horca" y "La Estrella". En TELA confluyen dos importantes calzadas, la correspondiente a la ruta 27 del Itinerario y la vía que remonta el río Sequillo, jalonada por un rosario de notorios yacimientos romanos: "Los Tejones" (Villavellid), "Los Silos" (Villardefrades), "Los Villares I" (Villagarcía de Campos), "La Zamorana - El Arco" y "Las Tudas" (Tordehumos), "Las Quintanas" (Medina de Rioseco), "Camino de la Vega" (Valdenebro de los Valles). Como no podía ser de otra manera, en Montealegre se ubicó un impresionante castillo, bastante bien conservado todavía, que controlaba el estratégico nudo de comunicaciones aledaño, y toda la extensa llanada que se domina desde el pequeño cerro donde está emplazado el baluarte. Como ya se reseñó, hemos reconstruido trazados entre Montealegre y Bolaños, y entre Montealegre y Palencia, cuya longitud cuadra perfectamente con las distancias que señala el Itinerario para las etapas de las que TELA es punto intermedio. Los vestigios de cimentación de las antiguas calzadas que vertebraban el territorio de esta civitas son abundantes por toda zona. •

VENIATIA: Las distancia marcada por el Itinerario entre PETAVONIVM y VENIATIA, mansiones de la ruta 17, se cumple justo a la altura de un yacimiento romano denominado "La Venta" en el Inventario Arqueológico. Desde nuestra estancia en la Sierra de la Culebra, donde estuvimos trabajando en la gestión de la Reserva de Caza del mismo nombre, teníamos noticia de la existencia de este yacimiento, situado a pie de vía. En el Inventario Arqueológico se incluye la siguiente cita, en la ficha correspondiente al mismo: "No se constata ningún otro tipo de evidencia arqueológica, aunque un informante cualificado nos señaló la aparición de «tégulas y escorias» en este lugar, al que también llamaban"«posada de los romanos»". Si cotejamos el contenido de la cita anterior con la oportuna observación realizada por el ingeniero D. Enrique Gadea 27, gran conocedor y divulgador de la calzada

26 DE SANTIAGO PARDO, J.: "De la prehistoria tardía a la alta Edad Media a través de la arqueología", en MARTÍNEZ SOPENA, P. (coord.): Aguilar de Campos: tres mil años de historia, pp. 39-97, 2002. 27 "El reconocimiento y medición de los restos me obligan á disentir también de esta última opinión, y a suponer que Veniatia estuvo en el despoblado de la Peña del Castillo, cerca de Boya y en la cresta misma de la sierra de la Culebra; Allí, en efecto se encuentran también barros romanos, así como restos de fortificación que parecen pertenecer a épocas diversas... ...El punto en que debió unirse el pueblo con la calzada no pudo ser otro que el de cruzamiento con la pequeña hondonada que forma el regato de la Venta, única subida practicable con alguna comodidad, y por marcha el sendero que siguen los vecinos de Boya, cuando todos los años suben en rogativa a la que llaman la Peña del Castillo" (GADEA VILARDEBÓ, E.: "Descripción de un trozo de la vía romana de Braga a Astorga por Chaves". Revista de Obras Públicas, Tomo XXX, nº 16. Madrid, 1882).

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

23 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

que tratamos, en un artículo publicado en la Revista de Obras Públicas con fecha 30 de agosto de 1882, sobra añadir cualquier otro comentario. •

ARGENTIOLVM: En sintonía con D. Enrique Gadea 28, asimilamos esta mansión con el yacimiento romano de “Campo del Medio” (Villamontán de la Valduerna); a poco más de 1 Km al nordeste del mismo, al otro lado de la vía, se situaría la civitas homónima, que se correspondería con el yacimiento de “San Miguel” (Miñambres de la Valduerna).

4.2 Mutationes. En las inmediaciones de los trazados propuestos para las vías del Itinerario existentes dentro del área de estudio se localizan numerosos yacimientos romanos (ver Figura 17). Algunos de ellos, por su tipología y ubicación espacial (proximidad a las calzadas, distancia entre sí y respecto de las mansiones que los flanquean, etc.), se destacan como serios candidatos a haber sido establecimientos viarios de parada y descanso de segundo orden, es decir, lo que en términos latinos se conocía por el nombre de MVTATIONES 29. A continuación, procedemos a relacionarlos, indicando los tramos de vía donde se encuentran localizados: •

ASTVRICA AVGVSTA - BRIGECO: “La Vega” (Palacios de Valduerna), “El Palacio” (Audanzas del Valle). • BRIGECO - PALANTIA: Quintanilla del Molar, “Vega del Ahogaburros” (Aguilar de Campos), “Trascortes I” (Berrueces), “El Villar” (Torremormojón). • BRIGECO - OCELO DVRI: “Villanueva La Seca” (San Esteban del Molar), “Los Ladrillos” (Villárdiga), “Río Viejo” (Cañizo), “Las Tocineras” (Molacillos). • OCELO DVRI - SEPTIMANCAS: “Los Pedrones” (Matilla La Seca), “Los Hornos” (Pinilla de Toro), “Las Navas I” (Casasola de Arión), “Santa Eugenia” (Villalar de los Comuneros), “El Horno” (Villamarciel). • OCELO DVRI - CALIONICCO: “Santa Cruz” (Jambrina), “Santa Colomba” (Fuentespreadas), “Los Arenales” (Calzada de Valdunciel), “Los Mesones” (San Pedro de Rozados), “Casafranca” (Casafranca), “Castillo de la Calzada” (La Calzada de Béjar).

4.3 Miliarios. Dejaremos constancia, a continuación, de lo que podrían ser varios miliarios inéditos que jalonarían algunas de las calzadas que mencionamos en la Tabla nº 3, así como alguna otra vía

28

GADEA VILARDEBÓ, E.,1882, op.cit.

29

“Con este término se designaba en principio a un tipo de instalaciones oficiales secundarias, asociadas exclusivamente a las principales vías del imperio, cuya función primordial fue proporcionar el cambio de caballos (Amm. Marc. XI, 9, 4) o bueyes a los correos del cursus publicus, servicio público encargado del transporte de personas, correo y mercancías pertenecientes al estado romano (O. Seek, 1894, coll. 1846 y ss.)… ..No obstante, y desde los datos actuales, autores como R. Chevallier (1988, pp. 62 y ss.; 1997, pp. 283 y ss.) o C. Corsi (2000 A, pp. 245 y ss.) han propuesto el reconocimiento de una serie de rasgos caracterizadores que permitirían reconocerlas, tanto desde el punto de vista topográfico como del arqueológico”… …Así, para Chevallier (1997, p. 283) las mutationes se distanciarían normalmente entre 7 y 12 millas romanas, 10,360 -17,760 km... NÚÑEZ MARCÉN, J. y SÁENZ DE URTURI, P.: "Una mutatio de la vía AB ASTURICA BURDIGALAM en Mariturri (Vitoria/Álava)”, en Archivo Español de Arqueología, nº 78, pp. 189-207, 2005.

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

24 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

romana de ámbito local. También se hará referencia a algunos otros miliarios bien conocidos, cuya ubicación en la red viaria hasta el momento permanece poco clara 30. • Villalazán: Un miliario dedicado a Constantino II fue exhumado en El Alba (Villalazán) en la década de los 70 del pasado siglo. Este miliario ha sido asociado por algún investigador, creemos que erróneamente, a una presunta vía existente entre Toro y Villalazán; para nosotros habría que encuadrarlo en la ruta nº 24 del Itinerario o, de no ser así, en la nº 26. • Benegiles: Junto a la cuneta oriental de la carretera CL-612, asentado a pie de vía, nos encontramos con lo que quedaría de este presunto miliario de la vía 26, un cipo cilíndrico de granito de unos 50 cm de altura.

FIG 9: POSIBLE MILIARIO EN BENEGILES.

• Aspariegos: Plantado en mitad de una calle del pueblo cercana a la iglesia, cortando el paso de los vehículos, nos encontramos un pequeño cilindro de arenisca de tipología sospechosamente parecida al miliario encontrado en Villalazán. No pudimos apreciar rastros de ninguna inscripción en su superficie. Este miliario pertenecería, al igual que el anterior, a la vía correspondiente a la ruta nº 26 del Itinerario. • Villalube: En el casco urbano de Villalube hemos podido observar lo que parecen ser varios miliarios anepígrafes, de factura muy similar al recuperado en Villalazán y al citado en Aspariegos; se encuentran embutidos a la entrada de la casa del cura y en el pórtico de la iglesia del pueblo. Estos presuntos miliarios podrían haber estado colocados a lo largo de la vía que remonta el río Sequillo.

FIG 10: POSIBLE MILIARIO EN ASPARIEGOS.

• Matilla de Arzón: Aunque no podemos asegurarlo con rotundidad, a falta de pruebas irrefutables, tenemos serias sospechas de que el denominado "Rollo de Justicia" de Matilla de Arzón, es, en realidad, un miliario posteriormente reutilizado, del tramo de vía correspondiente a las rutas 26 y 27 comprendido entre BEDVNIA y BRIGECO. • Audanzas del Valle: El recién remozado pórtico que da FIG 11: POSIBLES MILIARIOS EN acceso a la iglesia del pueblo se sustenta sobre dos VILLALUBE. columnas de arenisca que muy bien pudieran estar conformadas por un total de hasta cuatro miliarios procedentes del tramo de vía común que el Itinerario indica al citar las rutas 26 y 27. Otros posibles miliarios de similar tipología, que corresponderían al tramo de vía compartido por las rutas 24 y 26 entre OCELO DVRI y CAESARAVGVSTA, sustentan los soportales de los atrios de entrada de las iglesias de San Esteban (Pinilla de Toro) y Vezdemarbán.

30 GARCÍA ROZAS, R.: “Arqueología romana en la provincia de Zamora”, en Historia de Zamora, Tomo 1, (De las orígenes al final del Medievo), Zamora, 1995, pp. 269-337).

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

25 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

• San Esteban del Molar: En la plazuela del "Rollo" de San Esteban, se exhibe un gran cilindro de arenisca de tipología muy parecida al miliario aparecido en "El Priorato" (Milles de la Polvorosa). Esta pieza, que vinculamos a la ruta 26 del Itinerario, cuenta con ficha en el Inventario Arqueológico, aunque no se la asigna ninguna adscripción cultural concreta. En la ficha se alude a otra piedra similar, en paradero desconocido, que estuvo localizada por un tiempo en el vertedero municipal. • Quintanilla de Molar: La verja que guarda la entrada a la iglesia de la localidad queda enmarcada, por ambos lados, por dos columnas de piedra cilíndricas segmentadas en varias piezas, que podrían muy bien ser miliarios reutilizados procedentes de la vía correspondiente a la ruta nº 27, que atraviesa el pueblo, según nuestras investigaciones. • Bolaños de Campos: Una de las piezas más espectaculares, sin duda, de esta colección, sería el gran miliario de INTERCATIA. Se trata de una lustrosa columna de cuidada factura, situada dentro del casco urbano de Bolaños de Campos, en una encrucijada donde se cruzaba la vía correspondiente a la ruta 27 del Itinerario con otra calzada que enlazaba la ruta 26, a la altura de la localidad de Tapioles, con Sahagún (CAMALA, en tiempos romanos), siguiendo el curso del Valderaduey por su margen oriental. Este presunto miliario, que tendría un gemelo con un parecido bastante patente en Mayorga (localidad ribereña del Cea, también con un importante yacimiento romano en sus inmediaciones, y atravesada por una antigua cañada conocida como Camino Zamorano, que fue muy posiblemente vía romana anteriormente), es tomado hasta la fecha por "rollo de justicia", empleo para el que no fue originariamente erigido, según nuestras hipótesis. En Aguilar de Campos, municipio colindante a Bolaños situado en la traza de la ruta 27 que proponemos, existe otro “rollo” que también catalogamos como posible miliario.

FIG 12: POSIBLE MILIARIO EN SAN ESTEBAN DEL MOLAR.

FIG 13: POSIBLES MILIARIOS EN QUINTANILLA DEL MOLAR.

FIG 14: POSIBLE MILIARIO EN INTERCATIA (BOLAÑOS DE CAMPOS).

• Aliste: A lo largo de la traza de la calzada que enlazaba la comarca leonesa de "La Cabrera" con las comarcas zamoranas de "Aliste" y "Sayago" a través de Puebla de Sanabria, Rabanales (muy probable ubicación de la CAESARA que menciona el miliario de San Vitero) y el

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

26 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

"Castro de Santiago" (Villalcampo), punto de cruce del río Duero, el Inventario Arqueológico recoge la existencia de dos miliarios seguros y varias columnas cilíndricas de granito, carentes de inscripción, en las siguientes localidades: Gallegos del Campo, San Vitero, Ufones, Rabanales, Brandilanes y Villalcampo. Según nuestra opinión, todos los cipos anepígrafes mencionados serían miliarios de la calzada citada, y no monumentos fálicos de origen romano o prerromano como, según recoge el Inventario, algunos investigadores han sugerido. 4.4. Canteras. Hemos localizado en el "Teso de la Mora" (Molacillos) una cantera de piedra arenisca que fue explotada por los romanos para extraer la piedra con que se cimentó una parte importante de las calzadas que atraviesan la Tierra de Campos zamorana. La composición de las areniscas es muy variable, por lo que no parece difícil poder refrendar en un futuro próximo la afirmación que ahora hacemos analizando las rocas del teso y comparando los resultados con los de las muestras extraídas de las calzadas más próximas al mismo, con una metodología más precisa que la derivada de la mera observación visual por nosotros empleada. La ocupación romana de la cantera está bien documentada, habiéndose fechado el periodo de explotación, en base a los sellos de la sigillata recuperada, entre los años 20 a.C. y 20 d.C., es decir, durante cerca del medio siglo transcurrido tras la finalización de las Guerras Cántabras 31. La existencia de la cantera ya fue advertida por D. Virgilio Sevillano cuando visitó las “cisternas” romanas situadas en lo más alto del "Teso de la Mora" en 1971 32. Estas mal llamadas “cisternas” son, en realidad, el decantador de un acueducto que tenía sus fuentes en Villalube. Un pequeño embalse, cuyos arcaicos vestigios son todavía bien visibles, fue construido para regular el caudal del arroyo de las Fuenticas, que surtía el acueducto, en las inmediaciones del pago en el que siglos más tarde se edificaría la ermita del "Lenguar", hoy ya desaparecida, que reaprovecharía material de origen romano para cubrir sus necesidades constructivas. El acueducto habría sido proyectado para asegurar el suministro de agua potable de buena calidad de los trabajadores de la cantera y de las bestias de carga que tiraron de las carros con los que se transportaría la piedra, así como para cubrir las necesidades del destacamento militar que debió responsabilizarse del funcionamiento de la explotación. Por las inmediaciones de Villalube aparecen desperdigados aquí y allá lo que identificamos como restos constructivos del acueducto que describimos. Otras canteras de piedra arenisca explotadas en época romana, según los datos que manejamos, se localizarían en las proximidades de la localidad zamorana de Tardobispo ("El Puerto"), así como en el entorno de la ruta 27 a su paso por las localidades de Aguilar de Campos. Mención especial, por su sobrecogedora dimensión, merecen las canteras de OCELO DVRI ("Mata el Hombre"-"Las Contiendas"), situadas a unos 3 Km al este de dicha civitas, así como las canteras de piedra caliza de Villalonso (Zamora), que domina el tramo común de las rutas 24 y 26 existente entre Zamora y Valladolid, y de Montealegre de Campos (Valladolid), en el trazado de la ruta 27 del Itinerario.

31 32

BALADO PACHÓN, A. Y MARTÍNEZ GARCÍA, A.B., 2008, op.cit SEVILLANO CARBAJAL, V. J.,1978, op.cit.

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

27 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

FIG 15: CANTERAS DE OCELO DVRI, EN EL PAGO DENOMINADO CONTIENDAS-MATA EL HOMBRE, SITUADO A CABALLO ENTRE LOS TÉRMINOS MUNICIPALES DE VILLALAZÁN, TORO Y MADRIDANOS. UNA DE LAS PRINCIPALES ACEPCIONES DEL VERBO LATINO CONTENDO ES "TIRAR" - "LANZAR" - "ARROJAR". EL TOPÓNIMO DEL PARAJE RECOGIDO EN LA IMAGEN, EN NUESTRA OPINIÓN, HA PRESERVADO UN SIGNIFICADO OLVIDADO POR LA MEMORIA COLECTIVA DE LA POBLACIÓN LOCAL ACTUAL, CLARAMENTE RELACIONADO POR LAS ACTIVIDADES EXTRACTIVAS INICIADAS EN LA ZONA POR LOS ROMANOS HACE DOS MILENIOS, YA QUE ESTE TIPO DE CANTERAS SE TRABAJABA DESGAJANDO GRANDES BLOQUES DE ARENISCA POR MEDIO DE LA EXCAVACIÓN DE GALERÍAS QUE SERVÍAN PARA PERFILAR LOS MÓDULOS A SECCIONAR (VER RECUADRO). ESTOS BLOQUES O MÓDULOS SE LIBERABAN MEDIANTE LA INTRODUCCIÓN DE CUÑAS, Y ERAN POSTERIORMENTE TRANSPORTADOS A LOS TALLERES DONDE SE LABRABA LA PIEDRA O, DIRECTAMENTE, TROCEADOS A PIE DE CANTERA.

4.5. Toponimia. Las minutas del Mapa Topográfico a escala 1/50.000, las propias hojas de este mapa, y el Inventario Arqueológico, proporcionaron una información toponímica muy valiosa, con la que se abordó la elaboración de una capa temática específicamente centrada en las denominaciones referidas a las calzadas, todavía abierta a nuevas incorporaciones, cuyo núcleo inicial se obtuvo filtrando mediante el SIG los 391 topónimos alusivos que la BCN25 de las nueve provincias de Castilla y León contiene, dispersos entre un total de 317.333 registros de nombres de parajes y localidades. El rendimiento que puede obtenerse de la toponimia, una vez convenientemente procesada, para identificar los caminos que alguna vez fueron vías romanas, queda bien patente en el caso del tramo de calzada existente entre SALMANTICE y OCELO DVRI (Tabla nº 4).

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

28 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

TABLA 4. DENOMINACIÓN DE LOS CAMINOS RELACIONADOS EN LAS MINUTAS 1/25.000 DEL MTN 50 (1º EDICIÓN) QUE SOLAPAN CON LA VÍA ROMANA QUE DA SOPORTE A LA RUTA Nº 24 ENTRE LAS MANSIONES DE SALMANTICE (SALAMANCA) Y OCELO DVRI (MADRIDANOS - VILLALAZÁN), SEGÚN EL AUTOR.



MINUTA 1/25.000 NOMBRE

FECHA

DENOMINACIÓN DEL CAMINO

370349

SALAMANCA

23-2-1901

Calzada Vieja a Zamora.

370456

VILLARES DE LA REINA

3-6-1961

Calzada Vieja a Zamora. Cañada Vieja a Salamanca. Calzada Vieja.

370117

CASTELLANOS DE VILLIQUERA

17-4-1901

Calzada Vieja. Calzada Vieja de Villacastín a Vigo.

370086

CALZADA DE VALDUNCIEL

16-1-1902

Cº a Salamanca. Cº de Huelmas.

370429

VALDUNCIEL

6-3-1902

Calzada Vieja.

370411

TOPAS

15-4-1903

Cº Cañedino a Villanueva de Cañedo.

370412

TOPAS

15-4-1903

Cº de Tierra del Vino a Topas. Cº San Cristóbal del Monte a Villamor de los Escuderos.

490502

VILLAMOR DE LOS ESCUDEROS

14-9-1908

Cº del Monte de San Cristóbal.

490195

EL MADERAL

31-3-1909

Cº de San Cristóbal del Monte a Villamor. Cº Calzada de Topas a Salamanca. Cº del Maderal a Las Mansas. Cº de Salamanca a El Maderal. Cº de Fuentespreadas a Salamanca o de Santiago (Portilla Santiago, MTN25).

490158

FUENTESPREADAS

30-4-1909

Cº de Santiago o de Salamanca (La Calzada, MTN25). Cañada Camino de Correcaballos. Calzada de los Gallegos.

490186

JAMBRINA

8-4-1910

Calzada de Peñaranda o Camino de los Gallegos. Cº de Gema.

490175

GEMA

27-5-1910

Cº de Gema a Jambrina. Cº de Gema a Bamba.

490239

MORALEJA DEL VINO

28-2-1910

Cº de Gema a Bamba.

490197

MADRIDANOS

30-4-1910

Cº de Bamba a Gema. Cº de la Fuente. Cº de Madridanos a Sanzoles. Cº Alto de Madridanos o de los Molinos.

490489

VILLALAZÁN

17-8-1908

Cº Alto de Madridanos. Cº de las Moreras.

Aunque también se manejó otra toponimia de origen medieval 33, e incluso romano 34, a continuación vamos a centrarnos en la toponimia de origen mozárabe relacionada con las 33

La toponimia contenida en la documentación medieval presenta la desventaja de su difícil localización; sin embargo, puede aportar pistas muy interesantes, como es el caso de la cita extraída de la publicación “El Real Monasterio de San Martín de Castañeda” que incluimos a continuación, que da fe de la existencia de una gran calzada procedente de Zamora (o sus cercanías) que discurría muy próxima al Valderaduey: "...una parte de la heredad que llaman VILLA OFILO, como la divide el río Aradoi y queda dicha heredad en la parte de Villa Ferrocent y llega hasta la vía Zemorense - el subrayado es nuestro - y sigue por los términos de Carragosa hasta llegar a la villa Ferrozent (sic)". (FERNÁNDEZ DE PRADA. M., 1998, op.cit.). 34

En la Dehesa de Morales de las Cuevas se encontró una placa de bronce de origen romano que parece ser el acta de una sentencia de términos que, debido a la reconstrucción de la palabra «(la)cunas» parece referirse a un territorio no lejano a las Lagunas de Villafáfila. En dicha sentencia, que se refiere a un área bastante reducida, se citan tres vías diferentes, lo que nos permitió confirmar que la elevada densidad de calzadas que veníamos constatando en Tierra de Campos, una vez averiguamos cual era su morfología, se correspondía con la realidad (MAYER, M., GARCÍA ROZAS, R. y ABÁSOLO ÁLVAREZ, J. A.: "El Bronce de Fuentes de Ropel". Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología: BSAA, Tomo 64, 1998, pp. 161-174).

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

29 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

calzadas, cuyo estudio nos deparó los más sorprendentes resultados. Al hablar de toponimia mozárabe, nos referimos a los vocablos derivados de la voz árabe "sikka", cuya acepción para denominar caminos carreteros fue puesta de relieve por la distinguida arabista M. J. Rubiera Mata hace ya muchos años. En un revelador artículo escrito por la Dra. Rubiera en 1986 35, que nos fue amablemente remitido por correo por D. Luis Fernando Bernabé Pons, del Área de Estudios Árabes e Islámicos del Departamento de Filologías Integradas de la Universidad de Alicante, la autora citada expone la siguiente argumentación: "El vocablo árabe sikka tiene una interesante evolución semántica. Su sentido originario parece ser el de «instrumento de hierro», por lo que sirvió para designar diversos utensilios de este metal con interesantes derivados por metonimia: - Reja del arado y, por metonimia, la extensión de terreno que puede labrar un solo arado (1), lo mismo que el español yugada. - Punzón para grabar las monedas y, de nuevo por metonimia, moneda. Como es bien conocido, de Dar as-Sikka «casa de la moneda» procede el arabismo español ceca y cequí «cierta moneda» (2). - Garfio, Ancla. Ambas acepciones parecen ser del árabe andalusí, porque están registradas por Pedro de Alcalá (3). - Vía, camino. - subrayado del autor - Aparentemente este significado no parece tener relación con un instrumento de hierro, pero creemos que puede haber nacido a partir de las huellas dejadas por las llantas metálicas de los carruajes -el hierro se usó para este fin desde la antigüedad- y esta evolución es semejante al castellano vía, una de cuyas acepciones es «espacio que hay entre los carriles que señalan las ruedas de los carruajes», según el Diccionario de la Real Academia. En este sentido el árabe sikka y el castellano vía han pasado a designar las vías del tren: sikka hadïdiyya… ...A partir de vía, sikka toma también la acepción de estación o lugar donde se para en un viaje, sentido que Dozy registra en al-Bakrï (6) y que también se encuentra en al-Udrï (7) (Itinerario de Sevilla a Córdoba), es decir que era un sentido usado en al-Andalus. Esta acepción de «estación o parada en el camino» nos interesa especialmente porque es la que ha producido seguramente los topónimos andalusíes as-sikka como nombre propio y probablemente con el sentido de lugar de jornada en el camino o estación: Balis (Vélez Rubio), conocida por as-Sikka en Ibn al-Abbär (8), lugar aún hoy en día importante como etapa entre Murcia y Granada; as-Sikka en los documentos mozárabes de Toledo (9) que corresponde al actual Aceca, situada en un vado del río Tajo, y as-Sikka o Sikkat ‘Umar, a una jornada de Alcalá, lugar de etapa de Alfonso I el Batallador en su campaña «mozárabe» y que J. Vallvé identifica con la actual Acequia Alta (10). En castellano la evolución normal de Sikka/as-Sikka es Ceca/Aceca como demuestran los arabismos ya mencionados. Sin embargo es posible encontrar topónimos Seca que corresponden a este étimo y que se encuentran en zona lingüística del catalán, del euskera o del dialecto andaluz, es decir en zonas de seseo del castellano. C. Barceló (11) da la etimología de Sikka a dos topónimos Seca situados en Sagunto y Burriana. J. Vallvé considera que asSikka que aparece en al-Quartayannï, puede corresponder al Rincón de Seca en Murcia (12), lo que es coherente con el seseo murciano de algunos topónimos bajo la influencia de los conquistadores catalanes. Si algunos Seca de la toponimia hispánica pueden corresponder al étimo Sikka árabe y no al sicca latino, apuntamos la posibilidad que algunas Villa Seca o Vila Seca de nuestra geografía puedan atender a esta etimología, dado en primer lugar que no es extraño encontrar topónimos híbridos formados por el Villa Vila románico y un nombre árabe (131), y en segundo, que estos lugares se encuentren en importantes caminos históricos".

35

RUBIERA MATA, M. J., 1986, op.cit. La Dra. Rubiera falleció en el año 2009, por lo que no tuvimos el placer de poder hablar personalmente con ella cuando intentamos contactarla a mediados de 2010. Aprovechamos la ocasión para agradecer la amabilidad con la que fuimos atendidos por todo el personal de la Universidad de Alicante con el que mantuvimos contacto para cursar nuestra petición de información.

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

30 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

La veracidad del postulado apuntado por la Dra. Rubiera en el párrafo final de la cita anterior puede comprobarse en localidades como Molina de Segura (Murcia) 36 o, por poner un ejemplo más directamente relacionado con nuestra área de estudio, en la leonesa localidad de Molinaseca 37, además de en otras diversas localidades zamoranas en las que nos detendremos brevemente a continuación. En el caso de Zamora, en gran parte de cuyo territorio las referencias toponímicas al vocablo "calzada" son casi inexistentes, la entrada en juego de las variaciones toponímicas derivadas del vocablo "sikka", implantadas en la zona por la población mozárabe andalusí inmigrante desplazada masivamente entre los siglos IX y XI, o a través de la propia población local arabizada, cambia bastante el panorama 38. Así, como hemos podido comprobar posteriormente, denominaciones de localidades actuales como Matilla La Seca, Casaseca de las Chanas o Casaseca de Campeán, se constituyen en claros indicios del paso de vías romanas. De hecho, el Inventario Arqueológico recoge una referencia expresa a la Vía de la Plata en el término municipal de la localidad de Casaseca de Campeán, asignando a dicha vía un vestigio de calzada que en realidad pertenece a una vía que enlazaba SIBARIAM (San Cristóbal del Monte-Topas) con las calzadas que comunicaban OCELO DVRI (Madridanos-Villalazán) con los asentamientos de época romana existentes en la comarca de Sayago y con los castros alistanos de Santiago (Villalcampo) y de San Esteban (Muelas del Pan) 39. Por otra parte, la localidad de Matilla La Seca está ubicada, según los datos que manejamos, en plena traza del tramo de vía compartido por las rutas nos 24 y 26 del Itinerario entre OCELO DVRI (Madridanos-Villalazán) y ALBOCELA (Tiedra). Tan interesantes o más que los topónimos todavía vigentes derivados de "sikka" resultaron ser algunos topónimos ya desaparecidos procedentes de dicho étimo. Nos referimos, en concreto, a las referencias a lo que pudieran ser dos antiguos enclaves medievales situados en el entorno inmediato de la traza por la que discurriría el tramo de vía de la ruta 26 comprendido entre VICO AQVARIO y BRIGECO.

36 “Más adelante serán los geógrafos al-Udri, 1080 y al-Idrisi, 1154, recogidos por Consuelo Hernández y Carmona, por distintos caminos, llegan a la conclusión que la cita debe completarse distinguiendo a la población como Mulina as Sikka, traducido por Molina de la Calzada” (DE LOS REYES, A.: Región de Murcia Digital, 2010; http://www.regmurcia.com). 37

"El origen de Molinaseca está estrechamente relacionado con el Camino jacobeo. La población ya existía a finales del siglo XI, pues en 1097 Vita Pelayz y sus hijos donan a San Pedro de Montes varias viñas en Campo, pueblo aledaño, una de las cuales se encuentra en el camino de Campo a Molinaseca; y además «duas terras in Molina Secca» que tienen en un pago que se llama Viniola.. ...El 2 de julio del mencionado año, un tal Melendo Johannis, con su mujer (María Grayel) y sus hijos (Pedro, Azenda y María) donan (la mitad) y venden (la otra mitad) una heredad a San Pedro de Montes, que está "in villa que vocitant Molina secca", y que se compone de "unum molinum et unum solum". Dicha heredad se delimita por una parte «strata que discurrit ad sanctum Jacobum», y por la otra «del Spaniol»." (http://historiadeleon.blogspot.com).

38

MARTÍN VISO, I.: "Nuevas perspectivas para un viejo problema: el espacio zamorano antes de la repoblación (siglos VIII-IX)". II Congreso de Historia de Zamora, Tomo II, Zamora, 2006, pp. 223-251.

39

Todas las calzadas procedentes de Sayago convergen en un pago situado en el actual municipio de Entrala (Intrata en la Alta Edad Media) denominado "El Puerto", al que se accede a través del "Puente de las Urrietas" (romano, según el MTN25), que salva el arroyo Zape. D. Virgilio Sevillano intuyó, hace ya muchos años, que por dicho punto pasaba el límite entre las provincias LVSITANA y TARRACONENSE, y argumentó con detalle el porqué de su hipótesis al respecto (SEVILLANO CARBAJAL, V. J.,1978, op.cit.). Según nuestros datos actuales, tal hipótesis, a la que nadie parece haber hecho apenas caso hasta la fecha, es del todo correcta, ya que hemos podido identificar una calzada que enlaza el pago citado con la ciudad de Ávila a través de Peñaranda de Bracamonte, que sería continuación del límite configurado por los cauces del Duero y del Zape . Desde Ávila, el límite proseguiría por otra calzada que, salvando el puerto de "La Palomera", conduce hasta el río Alberche, que serviría de frontera aguas abajo hasta arribar al punto donde se ubican los "Toros de Guisando"; desde este punto el límite se identificaría con otra antigua calzada, posteriormente trasformada en vía pecuaria, que toma rumbo suroeste en dirección hacia Talavera de la Reina, la antigua CAESAROBRIGA vétona.

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

31 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

Las referencias que aluden al lugar mejor documentado, "Villanueva La Seca" 40, apuntan a un despoblado situado en las inmediaciones del casco urbano de San Esteban del Molar, en un paraje perfectamente localizado en la ficha del Inventario Arqueológico (yacimiento "El Torrejón"), situado a la vera de la que fuera una de las principales vías pecuarias zamoranas, la "Cañada de Madrid". En la ficha del Inventario se puede leer lo siguiente en relación con este yacimiento: "Sobre este sitio, existe en el pueblo una fuerte tradición oral, según la cual todos los restos que actualmente afloran durante el trabajo de las tierras -tejas, cacharros, silos y tumbas-, provienen de un antiguo pueblo abandonado llamado Villanueva la Seca. Con este mismo nombre aparece citado como despoblado por Madoz (1845-1850), aunque este autor lo sitúa dentro del término de Castropepe, y por otros autores que, indagando en la documentación medieval, llaman la atención sobre este despoblado (Pascual, 1991: 199) e incluso ofrecen el nombre actual del pago donde se ubicaba (Muñoz, 1983: 171, 172)".

Está confirmado documentalmente que "Villaneva La Seca" disponía todavía de población a mediados del siglo XIV 41. La cita que aportamos a este respecto, incluye otros datos bastante relevantes para nosotros, pues menciona una calzada cuyos restos pétreos son bien conspicuos por todo el entorno del casco urbano de Villalobos, y deja patente, por otra parte, la escasez de piedra de origen natural en la zona. Del segundo enclave, "Villaseca", no hemos encontrado referencias posteriores a 1038. Parece ser, no obstante, que este último villorrio debió ubicarse muy próximo a la actual localidad de Castrogonzalo 42, que es atravesada por la vía correspondiente a la

FIG 16: LOCALIZACIÓN DEL DESPOBLADO DE VILLANUEVA LA SECA EN LA CARTOGRAFÍA 1/25.000. ADVIERTASE QUE SU SITUACIÓN ES COLINDANTE CON LA GRAN "CAÑADA DE MADRID", (DOBLE LÍNEA DE PUNTOS), QUE COINCIDIRÍA, SEGÚN EL AUTOR, CON EL TRAZADO DE LA VÍA CORRESPONDIENTE A LA RUTA 26 DEL ITINERARIO ENTRE VICO AQVARIO Y BRIGECO.

40

"P. Martínez Sopena sugiere que hacia 1200, por citar sólo los de la zona de estudio, varios Alfonso tenían bienes en Fuentes de Ropel, Villanueva-La-Seca, Quintanilla del Olmo, Vega de Villalobos y Villalobos y Valdejunco" MARTINEZ SOPENA, P.: La Tierra de Campos Occidental; tomado de: MONSALVO ANTÓN, J. M.: "Espacios y territorios de la nobleza medieval en tierras zamoranas: de la desagregación a la zonificación, de la «vieja» a la «nueva» nobleza". II Congreso de Historia de Zamora, Tomo II, Zamora, 2006, pp. 133-171. 41

"Recibida la autorización papal, Fernán Rodríguez e Inés de la Cerda deciden, el 20 de septiembre de 1348, construir el monasterio en el mismo lugar de Villalobos, fuera de la villa, pero próximo a la puerta llamada del Burgo y cerca de la carrera por do van de la dicha puerta del Burgo para Sancta María de Villiella, do laman la Corredera... Deciden asimismo que la factura de sus muros, al ser ésa una zona carente de piedra, sea de tapial y su cubierta techada con madera de pino e de tabla de pino e de teya. …a quienes determinan proveer, para su mantenimiento, de diez viñas, cuyas superficies sumaban una extensión total de cien cuartas, repartidas por distintos pagos del término de Villalobos, y de cuarenta y cinco cargas de trigo anuales que ellos percibían en renta de otros tantos préstamos que poseían en las aldeas de San Esteban del Molar y de Villanueva la Seca." (VACA LORENZO, A.: "La peste negra en Castilla. Nuevos testimonios". Studia historica, Historia Medieval, nº 8, 1990, pp. 159-173). 42

"El conde Pedro Fernández7 fue uno de los magnates más importantes del reinado de Alfonso V de León. Aparte de otras pocas posesiones en zonas del sur del actual León y Campos, concretamente en tierras hoy zamoranas recibía en 1014 el lugar de Abaeif8 en el Tera, territorio enclavado en el obispado de Astorga, y en 1017 -el mismo año en que entregaba a su esposa doña Sancha el lugar de «Azefe», en el Tera9- era beneficiario de la concesión por el monarca de Castrogonzalo, Villaseca -un lugar de identificación dudosa próximo a él- y un barrio de Fuentes de Ropel10" (MONSALVO ANTÓN, J. M., op.cit). En 1038, las villas citadas pasaron al monasterio de San Antolín al fallecer Elvira, hija del conde (GONZÁLEZ RODRÍGUEZ, R.: "La Mota de Castrogonzalo. Una fortificación terrera en el alfoz medieval de Benavente". Brigecio, nº 15, 2005, pp. 79-103). Villaseca aparece citada en la documentación medieval aludida como «Uilla Secca».

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

32 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

ruta 26 del Itinerario, aunque otra posibilidad a considerar es que las referencias medievales a “Villaseca” y a “Villanueva La Seca” correspondan a un mismo núcleo de población, que cambió ligeramente de nombre con el paso de los años. Lo importante, en cualquier caso, es que existió, cuando menos, una localidad cuyo nombre refrenda el paso de una calzada por el corredor por el que discurría la "Cañada de Madrid", que nosotros asimilamos con el trazado de la vía nº 26 del Itinerario. Finalizamos este apartado con la reflexión de que podrían existir topónimos relacionados con las calzadas en los que nadie haya reparado todavía. A título de ejemplo, el calificativo “del Molar”, que apostilla los nombres de las localidades terracampinas de San Esteban del Molar (Zamora) y Quintanilla del Molar muy bien pudiera obedecer a una alusión a los “molares” o canteras de piedra arenisca en que devinieron las dos grandes calzadas, correspondientes a las rutas 26 y 27 del Itinerario, aledañas respectivamente a cada una de los dos pueblos citados, una vez se desmoronó su cimentación por el uso continuado y el nulo mantenimiento de su superficie de rodadura. Considérese, al respecto, que la piedra es un elemento tan extraño en el interminable "mar de barro" que conforma Tierra de Campos, que singulariza con su sola presencia un determinado paraje. 5. CONCLUSIONES. Según hemos podido comprobar, las distancias entre mansiones contenidas en el Itinerario de Antonino son correctas mayoritariamente, al menos en lo tocante a la extensa área donde se centra nuestro estudio, y la unidad en que se tasan se corresponde siempre con la magnitud más comúnmente aceptada para la milla romana o millia passum (1.480 m), múltiplo de otras unidades métricas romanas como son el paso o passus y el pie o pes 43. Excepción a esta regla son determinados casos puntuales, como sucede con el tramo entre TELA y CLVNIA de la ruta identificada con el nº 27 por Saavedra, donde las discrepancias entre los distintos códices apuntan ya claramente a una incorrecta transcripción al Itinerario de las fuentes romanas originales. Para dominar y poner en explotación para la producción cerealista a gran escala los feraces terrenos que conforman la amplia comarca de Tierra de Campos, los romanos se vieron inexcusablemente obligados a construir kilómetros y kilómetros de calzadas dotadas de una espectacular cimentación, integrada por grandes mendrugos de piedra arenisca arrancados a golpe de pico de los afloramientos que salpican la cuenca sedimentaria que conforma buena parte de la meseta castellano-leonesa. La presencia de "bolos" sueltos de arenisca en el terreno, al no producirse de modo natural, delata el trazado de estas vías, y es precisamente a este hecho al que nos referimos con la expresión "El secreto de Tierra de Campos" con la que hemos querido titular esta comunicación. Un alarde de ingeniería tan poco común como el que hemos apuntado, fue imprescindible para poder garantizar la exportación del cereal cultivado en los fundos establecidos en la fértil 43 …El «passus» es exactamente el doble del paso sencillo o natural del hombre al echar a andar, esto es, del primer paso al ponerse en movimiento a partir de la «estación bípeda» (que siempre es por lo menos más parecida a la posición militar de «firmes» que a la de un pie delante y el otro atrás en los pasos intermedios, durante la marcha, entre el primero y el último); y, exactamente igual, el doble del último paso antes de detenerse; mientras que todos los pasos intermedios son dobles (y, por tanto, son «passus»). Esto nadie parece haberlo dicho claramente hasta ahora, ni siquiera, como veremos, el mejor metrólogo, Hultsch. Ahora bien, ese paso sencillo (tanto el inicial como el final de la marcha) que es la mitad del «passus» se llama «gradus» en latín (más raramente «gressus»),... Y se evalúa ese «gressus» en 2,5 pies romanos; el «passus» en 5 pies;... el «pes» romano se evalúa habitualmente, en 0,296 m. (lo que da 0'296x25=0,74 m. para el gradus, y 0,296x5 [=0,74x2]=1,48 m. para el «passus») (RUÍZ DE ELVIRA, A.: "Passús-ùs". Cuadernos de Filología Clásica. Estudios latinos, nº 12. Servicio de Publicaciones UCM. Madrid, 1997).

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

33 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

campiña vaccea hacia Roma u otros puntos donde interesase su traslado a la administración imperial tras la recolección (las guarniciones acantonadas en el Limes, por ejemplo), cuando las lluvias otoñales convierten la comarca terracampina en un barrizal impenetrable, impracticable, aún hoy, para todo tráfico rodado "campo a través" hasta que las lluvias remiten al acercarse el estío. De igual modo, parte de estas calzadas serían utilizadas para el traslado de la sal extraída en las salinas de Villafáfila hacia sus puntos de distribución. Otro destino posible de parte de los excedentes de cereal producidos en la zona pudo estar en las áreas mineras del noroeste peninsular, o incluso de la BETICA, donde sabemos por autores romanos como Plinio o Diodoro que la minería empleaba muchísima mano de obra. En la cercana comarca del "Bierzo" (¿BERGIDO?) escasea el terreno cultivable, y la mayoría de la población, dedicada a tiempo completo a la extracción del oro y otros minerales, no podría autoabastecerse de alimentos 44. La peculiar técnica de cimentación empleada en la construcción de las vías romanas que vertebraron la Tierra de Campos, en complicidad con la escasez de piedra característica de la comarca, habría sido el factor que provocó la desaparición de muchas calzadas sin dejar apenas rastro, pues el material con el que estaban construidas se reutilizaría reiteradamente durante los siglos posteriores a la caída del Imperio Romano para cimentar casas, levantar muros de predios o edificar iglesias, puentes y otras construcciones singulares en las localidades situadas en las inmediaciones de las vías. En otros casos, la cimentación de las calzadas aún estaría cumpliendo su primitiva función, permaneciendo oculta a la vista, ya que continuaría aportando capacidad portante a carreteras y caminos en uso actualmente, la mayor parte de los cuales exhiben una superficie de rodadura modernamente remozada. Este último extremo creemos haberlo podido constatar, con bastante seguridad, por ejemplo, en determinadas carreteras y caminos de concentración del entorno de las localidades de Villafáfila y de Castroverde de Campos, o en la carretera C-612, que enlaza con Palencia el río Duero a su paso por Zamora (antes lo haría desde la vecina OCELO DVRI), siguiendo el curso del río Valderaduey y que, en su tramo comprendido entre Benegiles y San Martín de Valderaduey, se asentaría casi íntegramente sobre la calzada correspondiente a la ruta nº 26 del Itinerario. Pensamos que no es descabellado afirmar que el ordenamiento territorial que los romanos establecieron en Tierra de Campos sigue prácticamente vigente en la actualidad, tal y como ellos lo concibieron. Según esta hipótesis, la mayoría de los pueblos que salpican la comarca, muchos de los cuales mantienen una denominación que comienza con la muy romana raíz "villa" (Villafáfila, Villarrín de Campos, Villamayor de Campos, Villardefallaves, Villalobos, Villalpando, etc.) serían los herederos de los primigenios villas-fundos romanos, y sus actuales iglesias se habrían construido en numerosas ocasiones con los materiales procedentes de las partes nobles de los antiguos establecimientos de época imperial, en caso de no mantenerse intacta todavía la estructura original de las primitivas edificaciones. Un dato que apunta en la 44 "Las explotaciones mineras contribuían poderosamente al desarrollo y creación del capitalismo romano. Esta fabulosa riqueza estaba basada en la explotación del hombre, de grandes masas de esclavos, que, debido al intenso trabajo, perdían su vida pronto. Las condiciones de trabajo eran durísimas, ya que no había horas de trabajo fijas, y la vida del minero era insalubre. España no sólo proporcionaba estas masas de esclavos, sino que tenía las minas". J. M: Blázquez realiza la anterior afirmación aludiendo a las minas de la BETICA durante la fase de dominación romana de época republicana, aunque seguidamente la hace extensiva en otros párrafos de su artículo al noroeste de Hispania a comienzos del Imperio: "Lo que sí es cierto es que inmediatamente después de la pacificación del NO. se explotaron a gran ritmo las minas de oro con los prisioneros de guerra. El historiador Floro, contemporáneo de los sucesos que narra, lo afirma tajantemente (2, 33, 59)... Estas explotaciones, requerían una masa fabulosa de esclavos, como la que hubo después de las Guerras Cantábricas,... A partir del s. II avanzado, la mayoría de los mineros eran libres, no esclavos... " (BLÁZQUEZ MARTÍNEZ J. M.: "Explotaciones mineras en Hispania durante la República y el Alto Imperio romano: problemas económicos, sociales y técnicos", Anuario de Historia Económica y Social de España 2, 1969, pp. 9-68).

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

34 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

última dirección indicada es que sea bastante inusual poder observar fábricas de mampostería de arenisca en las torres de los campanarios de las iglesias, o en las sacristías y otros añadidos relativamente modernos, que suelen, por contra, haber sido levantados con materiales de peor calidad, aunque también más accesibles en cualquier época, como es el caso del ladrillo. La deleznable naturaleza de la piedra arenisca, único material pétreo empleado por los romanos en la mayor parte del oriente zamorano para elaborar la infraestructura auxiliar de las calzadas (puentes, miliarios, etc.), habría jugado en contra de la persistencia de tales realizaciones, muy superior en áreas donde la materia prima era más durable (granito, caliza, etc.). Así, los posibles miliarios que se conservan en Zamora al norte del Duero, bastantes todavía por lo que vamos averiguando, suelen carecer de inscripción, y al haber sido reutilizados profusamente en los monumentos románicos y de épocas posteriores, habrían sido tomados habitualmente hasta ahora por elementos constructivos de adscripción medieval. Las cuarcitas que afloran en el sector oriental del viejo macizo herciniano que ocupa el occidente de Zamora contiguo a la Tierra de Campos, así como en el Páramo Leonés, no aptas para ser labradas, debido a su extrema dureza y a su propensión a fracturarse de forma inopinada, no fueron apenas empleadas por los romanos para edificar sus monumentos, por lo que habría sido habitual recurrir a importar desde estas zonas arenisca procedente de la cuenca sedimentaria del Duero cuando se precisó disponer de piedra trabajable para elaborar puentes u otras construcciones. Tenemos un ejemplo de lo dicho, sin ir más lejos, en el mismo pueblo donde vivimos, Milles de la Polvorosa, en cuyas inmediaciones parece ser que existió un puente romano, hace mucho tiempo desaparecido, parte de cuyos sillares podrían ser los mismos que hoy se observan en los contrafuertes y otros elementos constructivos de la iglesia del pueblo, en cuya fabrica predomina el sillarejo de cuarcita habitual en la comarca en este tipo de edificios. Finalmente, queremos dejar constancia de que, a nuestro juicio, el Itinerario de Antonino recopila las grandes rutas de interés para el Imperio, e ignora los recorridos de carácter local o incluso provincial (nos referimos, en este caso, a la antigua provincia romana de Hispania), que podían, no obstante, tener una importancia socioeconómica muy notoria a las escalas señaladas, y disponer, por otra parte, de una destacable infraestructura viaria sufragada por FIG 17: IGLESIA DE MILLES DE LA POLVOROSA: municipios y particulares 45. SILLARES DE ARENISCA EN LA ESQUINA DE UN PAÑO APAREJADO CON SILLAREJO DE CUARCITA. Las rutas del Itinerario serían, según esta hipótesis, las grandes arterias que permitían explotar y exportar hacia Roma los recursos cuya obtención fue, en última instancia, la verdadera razón que movió a la clase dirigente romana a emprender sus campañas de conquista.

45 "Con todo lo expuesto nos encontramos legitimados para señalar que las vecinales construidas sobre suelo privado, a expensas comunes de los propietarios (de los que memoria «extat») son privadas por su naturaleza. Pero si no queda memoria o no se recuerda quiénes fueron sus dueños se consideran públicas; algunas tienen salida a otras vías militares mientras que otras terminan sin salida.. Además, se consideran asimismo vecinales los caminos que se hallan en los poblados (vici) o conducen a ellos304, adquiriendo la condición de públicos si no habían sido hechos por contribución de los particulares... ...Una parte de las grandes vías del Imperio contó con un origen militar, siendo la mayoría estratégicas. El adjetivo militaris terminó extendiéndose a todas las grandes calzadas de interés público debido a determinadas características que tenían: rectitud, auténticos trabajos de arte, pavimentación..." (PONTE, V., 2007, op.cit.).

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

35 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

Esta opinión, puesta de relieve anteriormente por otros investigadores 46, es avalada por el hecho, bien constatado por nosotros, de que ninguna de las arterias fluviales que vertebraban la mayor parte de los enclaves de población existentes en tiempos romanos de la Meseta Septentrional, casi todas orientadas en dirección norte-sur, es mencionada por el Itinerario, mientras que muchas de las rutas que sí aparecen siguen una orientación general este-oeste, haciendo bueno el antiguo dicho popular de que "Todos los caminos conducen a Roma". Las grandes vías fluviales que canalizaban la mayor parte del tráfico local, se reconvertirían con el paso del tiempo en importantes vías pecuarias, como muy bien constató nuestro admirado y estimado D. Virgilio Sevillano, que dejó escrito en 1978 en una de las páginas finales de su libro "Testimonio arqueológico de la provincia de Zamora" la frase con la que concluimos esta comunicación: "Las cañadas de hoy fueron los caminos romanos, porque al circular por ellas hallaban pastos para sus bestias tanto de monta como de carga, y agua para todos. El mapa vial de dichas cañadas del Ministerio de Agricultura creemos que es de gran utilidad para los investigadores arqueológicos, debido a que hemos hallado muchos yacimientos romanos al lado de ellas y sin duda habrá muchos más".

46 "La opinión más generalizada, y aun sostenida por los tres primeros editores modernos, Wesseling, Parthey y Pinder, es la de que el Itinerario tuvo el carácter de publicación oficial que recogía de forma sistemática la red de calzadas del Imperio, y cuya fuente de información sería una «oficina» en la que estarían archivados los datos de las calzadas de las distintas provincias del Imperio: recorrido, distancias y estado de las mismas7. Aunque esta tesis no puede ya ser sostenida, como veremos más abajo, todavía no hace mucho tiempo se ha tratado de salvar en alguna forma un cierto carácter oficial del Itinerario o parte del mismo, según una ingeniosa tesis de la que es autor Van Berchem8, de acuerdo con ella y puesto que el autor del Itinerario parece preocupado sobre todo, más de enumerar el mayor número posible de localidades, que de satisfacer las necesidades reales de los viajeros que pudieran consultar el documento en sus desplazamientos, el Itinerario seria una relación de mansiones en relación con la percepción de la annona.... ... habrían desembocado en la redacción definitiva en época de Diocleciano, cuando este emperador lleva a cabo la reorganización de la annona. Un cierto apoyo a esta tesis, ya observado por Miller9, vendría dado por el hecho de que en algunas provincias -así, en Gallia, Hispania y Britannia- las metas principales del Itinerario conducen al punto de estacionamiento de las legiones: VII Gemina en la Tarraconense y diferentes legiones en el Rin y Britannia. Del mismo modo, las calzadas de Raetia, Noricum y Pannonia, así como las del Bajo Danubio, conducen a los castella fronterizos. En Asia todas las vías llevan a las legiones de Satala Melitene y Samosata, para continuar a Bostra y a los castella fronterizos hasta Aila en el mar Negro. En Egipto los castella son enumerados uno por uno, como en la notitia dignitatum y, así mismo, el limes de Tripolitania aparece descrito con todos sus castella. En resumen, el Itinerario termina siempre las vías en las fronteras del Imperio Romano, precisamente las mismas fronteras que conocemos por la notitia dignitatum. Sin embargo, la disposición arbitraria, el desorden, los fraccionamientos, repeticiones e inconsecuencias que aparecen en todas partes del Itinerario hacen difícil pensar en un documento de carácter oficial... ...Los tres caminos que sobrepasan los Pirineos es curioso que van a desembocar en la Península en tres centros, contra todo lo que pudiera pensarse, no capitales de provincia o núcleos importantes de la administración, sino relevantes por otras razones que se prestan a la hipótesis. Estos centros son Legio VII Gemina (núm. 1), lugar de asentamiento de la única tropa legionaria en la Península, Asturica (núm. 34) y Castulo (núm. 2). Asturica, levantada sobre un antiguo campamento de Augusto en la época de las guerras contra cántabros y astures, conservó siempre un cierto carácter militar. Asturica era el centro urbano más cercano a las ricas minas de oro del Teleno, donde han aparecido abundantes testimonios de vexillationes de la legio VII y de tropas auxiliares. Por su parte Castulo, situada en los confines de la Tarraconense y puerta de entrada de la romanizada Baetica, lo mismo que Asturica fue centro de una larga y productiva actividad minera. Hay indicios también para asegurar que Castulo contaba con una concentración de tropas superiores a otro centro de la Península, si exceptuamos los dos señalados. En Castulo tenemos noticia de una enigmática cohors Servia Iuvenalis (CIL 11 3272) y seguramente de una vaxillatio de la legio VII Gemina30. Esta observación del carácter militar de los puntos extremos de las vías extrapeninsuares puede que tenga sólo el mero valor de la casualidad. Pero una vez apuntadas las posibles hipótesis de gestación del Itinerario a partir de la distribución de la annona, este nuevo dato puede quizás en su día contribuir a desvelar en una dirección determinada el misterio de las fuentes y criterios de redacción del Itinerario". (ROLDÁN HERVÁS. J. M., 1975, op.cit.).

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

36 | P á g i n a

El Secreto de Tierra de Campos

José Luis Vicente González

FIG 18: VIAE MILITARES (TRAZO NEGRO GRUESO) Y VIAE VICINALES (TRAZO BLANCO FINO) EN EL ENTORNO DE ZAMORA. ESTADO ACTUAL DE LAS INVESTIGACIONES.

X Congreso Internacional de Caminería Hispánica. Asociación Internacional de Caminería. Madrid, 22 de junio 2010.

37 | P á g i n a

FIG. 19: "TESO DE LA MORA" (MOLACILLOS). CANTERA ROMANA DE ARENISCA. EL IMPACTO DE LAS ACTIVIDADES EXTRACTIVAS ES BIEN VISIBLE EN LAS LADERAS DEL CERRO, Y LA MEMORIA DE LAS MISMAS PERVIVIÓ EN EL NOMBRE DEL PUEBLO ALEDAÑO (MOLA CELLA, EN LATÍN, VIENE A SIGNIFICAR ALGO PARECIDO A "ALMACEN DE PIEDRAS").

FIG. 20: DECANTADOR DEL ACUEDUCTO VILLALUBE - "TESO DE LA MORA". DETALLE DEL MURO DIVISOR DE LOS DOS VASOS DE DECANTACIÓN (ENTRADA/ SALIDA DEL AGUA), Y SU CONEXIÓN INFERIOR POR MEDIO DE VANOS REMATADOS EN ARCO. LOS ORIFICIOS DE CONEXIÓN DEL ACUEDUCTO Y DE SALIDA DEL AGUA, UNA VEZ DECANTADA, ESTABAN JUNTO AL BORDE SUPERIOR DE LA PARED DEL FONDO (EL DEL VASO DERECHO SE LLEGA A APRECIAR EN LA IMAGEN, SI SE OBSERVA CON ATENCIÓN).

FIG. 21: COMO PUEDE APRECIARSE EN LA FOTOGRAFÍA, PARA GARANTIZAR EL TRÁFICO CARRETERO EN LOS BARRIZALES DE TIERRA DE CAMPOS LOS ROMANOS CALZARON SUS VÍAS CON CASI UN METRO DE FIRME DE GRANDES BLOQUES DE ARENISCA.

FIG. 22: CERECINOS DE CAMPOS: PIEDRAS DE CIMENTACIÓN DE LA CALZADA QUE COMUNICA INTERCATIA CON PETAVONIVM EMPLEADAS COMO LIZARES O CIMIENTOS DEL CASERIO DEL PUEBLO. LA REUTILIZACIÓN DE LOS MATERIALES CONSTRUCTIVOS DE LAS VÍAS EN EL ENTORNO DESPROVISTO DE PIEDRA DE TIERRA DE CAMPOS, AÚN VIGENTE HOY EN DÍA, CAUSÓ LA DESAPARICIÓN DE LAS MISMAS.

FIG. 23: VIDAYANES: ESPECTACULAR VESTIGIO DE LA CALZADA QUE ENLAZABA LA GRAN VÍA ROMANA ENTRE OCELO DVRI Y BRIGECO CON EL PUENTE SOBRE EL ASTVRA (ACTUAL ESLA), REEDIFICADO EN LA EDAD MEDIA POR PEDRO DE DEUSTAMBEN. ESTE PUENTE COMUNICABA PETAVONIVM CON LA ORILLA ORIENTAL DEL ESLA A TRAVÉS DEL VALLE DE VIDRIALES, Y EN SU ACCESO OESTE FUE DONDE APARECIO EN 1985 EL "MILIARIO DEL PRIORATO" (MILLES DE LA POLVOROSA), DEDICADO AL EMPERADOR NERÓN EL AÑO 58 d.C.

FIG. 24: PIEDRAS DE CIMENTACIÓN EN DOS PUNTOS DE LA CALZADA ANTERIOR SITUADOS ENTRE CERECINOS DE CAMPOS Y VIDAYANES, Y ESTE ÚLTIMO PUEBLO Y BARCIAL DEL BARCO (RECUADRO). CERECINOS SE DENOMINÓ CERESINOS EN LA EDAD MEDIA, TOPONIMO QUE EVOCA EL NOMBRE DE LA DIOSA ROMANA DE LA AGRICULTURA, LAS COSECHAS Y LA FERTILIDAD; SIN DUDA, UNA DIOSA MUY EN ARMONIA CON LA COMARCA DE TIERRA DE CAMPOS.

FIG. 25: VILLAMAYOR DE CAMPOS: CALZADA POR LA MARGEN OCCIDENTAL DEL VALDERADUEY (ANTIGUO ARATOI), QUE CONECTABA INTERCATIA CON LA RUTA 26 DEL ITINERARIO. OBSERVESE COMO DESTACA LA PIEDRA ARENISCA SITUADA EN LA MARGEN IZQUIERDA DEL CAMINO-CALZADA, PROCEDENTE DE LA CIMENTACIÓN DE LA VÍA, EN EL UNIFORME BARRIZAL CIRCUNDANTE.

FIG. 26: VILLAMAYOR DE CAMPOS: LA MISMA CALZADA DE LA IMAGEN ANTERIOR, EN PERFECTO USO TRAS MÁS DE 2000 AÑOS DE SERVICIO. EL ENCACHADO DE GRAVA BLANCA DE LA SUPERFICIE NO ES DE ORIGEN ROMANO, SINO DE ÉPOCA MODERNA. LO QUE, CREEMOS, SI ES DE FACTURA ROMANA, ES LA CIMENTACIÓN INTERIOR DE BLOQUES DE ARENISCA, ALGUNO DE LOS CUALES AFLORA, DE CUANDO EN CUANDO, EN LOS MARGENES DEL CAMINO.

FIG. 27: RESTOS DE CIMENTACIÓN DE LA GRAN CALZADA ENTRE BRIGECO Y VICO AQVARIO A LAS AFUERAS DE SAN ESTEBAN DEL MOLAR, EN LA MARGEN MERIDIONAL DE LA CAÑADA DE MADRID.

FIG. 28: RUTA 27: CALZADA TELA (MONTEALEGRE DE CAMPOS) - PALANTIA (PALENCIA), EN VILLERÍAS. DETALLE DE PIEDRAS DE ARENISCA DE CIMENTACIÓN EN LA CUNETA DEL CAMINO (RECUADRO) EN MEDIO DEL BARRIZAL CIRCUNDANTE (VER RECUADRO), TOTALMENTE EXENTO DE PIEDRAS DE CUALQUIER TIPO. LA TRAZA DE ESTA CALZADA SE CORRESPONDE CON EL ANTIGUO "CAMINO REAL ENTRE ZAMORA Y PALENCIA.

FIG. 29: SAN CRISTÓBAL DE ENTREVIÑAS: RESTOS DEL FORMIDABLE TERRAPLEN DE CANTOS RODADOS QUE SALVABA LA ZONA INUNDABLE DEL ASTVRA (ACTUAL ESLA) EN LA EMBOCADURA OCCIDENTAL DEL PUENTE QUE COMUNICABA BRIGECO (DEHESA DE MORALES DE LAS CUEVAS) Y EL YACIMIENTO DE "LAS CAÑAMONAS", MUY POSIBLE UBICACIÓN DE UNA MANSIO DE LA CIVITAS MENCIONADA.

FIG. 30: LOCALIZACIÓN DEL PUENTE SOBRE EL RÍO ASTVRA (ACTUAL ESLA) QUE COMUNICABA BRIGECO CON ASTVRICA AVGUSTA A TRAVÉS DE BEDVNIA. EN EL CÍRCULO, TRAZA CORRESPONDIENTE AL TERRAPLEN DE CANTOS RODADOS DE CUARCITA MOSTRADO EN LA FOTOGRAFÍA ANTERIOR.

FIG. 31: VISTA DE LOS RESTOS DE TERRAPLÉN EN LA ORTOFOTO PNOA DEL AÑO 2006. EN LA PARTE INFERIOR DE LA IMAGEN SE APRECIA CLARAMENTE COMO LA INFRAESTRUCTURA CAMBIA BRUSCAMENTE DE DIRECCIÓN HACIA EL ESTE PARA INTERNARSE HACIA AL RÍO. ESTA CIRCUNSTANCIA DESCARTA TOTALMENTE, EN NUESTRA OPINIÓN, QUE SE TRATE, EN ORIGEN, DE UN DIQUE DE CONTENCIÓN CONTRA LAS CRECIDAS DEL RÍO, COSA QUE PUEDE DAR A ENTENDER EL MALLAZO QUE REVISTE LOS RESTOS HOY DIA CON TAL FIN.

FIG. 32: EL PUENTE (O UNA DESTACABLE PARTE DEL MISMO) EN LA ACTUALIDAD. UNA MACIZA Y ESPACIOSA IGLESIA (SAN CRISTÓBAL DE ENTREVIÑAS), CASI ENTERAMENTE CONSTRUIDA CON SILLARES DE ARENISCA, EN UNA PEQUEÑA LOCALIDAD ENCLAVADA EN UN SUSTRATO GEOLÓGICO DE CUARCITAS. LAS IGLESIAS DE LA COMARCA NO SITUADAS EN LAS PROXIMIDADES DE YACIMIENTOS ROMANOS DE ENTIDAD NO GOZAN DE UNA FABRICA SIMILAR, POR FALTA DE MATERIA PRIMA EN EL ENTORNO.

FIG. 33: OTRO IMPRESIONANTE TERRAPLEN DE CUARCITAS, EN LAS INMEDIACIONES DEL RIO JAMUZ, EN LA CALZADA QUE DESDE EL DESAPARECIDO PUENTE DE NAVIANOS DE LA VEGA, SE ADENTRABA HACIA LAS ZONAS MINERAS DEL ERIA. EL TERRAPLEN FORMA PARTE DE UN CAMINO QUE ACCEDE A LA LOCALIDAD DE GENESTACIO POR LA CALLE "LA CALZADA" (VER RECUADRO).

FIG. 34: NAVIANOS DE LA VEGA: DE NUEVO UNA PEQUEÑA LOCALIDAD (140 HAB.), ESTA VEZ LEONESA, CON UNA IGLESIA QUE LUCE ELEMENTOS DE MAMPOSTERÍA DE ARENISCA, EN UN ENTORNO GEOLÓGICO DONDE SOLO AFLORAN CUARCITAS. LA EXPLICACIÓN A ESTE CONTRASENTIDO HAY QUE BUSCARLA EN EL DESAPARECIDO PUENTE ROMANO ALEDAÑO AL PUEBLO, QUE COMUNICÓ, EN TIEMPOS, LA ORILLA ORIENTAL DEL ÓRBIGO CON LAS IMPORTANTES ÁREAS DE MINERÍA AURÍFERA DE LA SUBCUENCA DEL ERIA.